Contaminación y medidas excepcionales

Madrid contaminaciónAyer fue el primer día en el que el Ayuntamiento de Madrid activó medidas excepcionales contra la contaminación, y prohibió el aparcamiento en zonas reguladas con el fin de desincentivar el uso del vehículo privado, medida que fue levantada hoy por la mejora de los índices y la menor circulación en fin de semana. Una situación que corresponde con una situación específica – calefacción encendida en la mayoría de hogares y ausencia de precipitaciones o viento que limpie la contaminación generada – pero que creo que vamos a encontrarnos cada vez con mayor frecuencia. E incluso, muy posiblemente, con medidas adicionales.

La decisión del ayuntamiento ha sido criticada por su premura, por la falta de coordinación con otras instituciones, y por una supuesta falta de mesura: según algunos, no eran necesarias medidas tan drásticas. Sin embargo, la gran verdad es que medidas como estas debían haber sido tomadas mucho antes, en numerosas ocasiones, y que lo que estamos viviendo es la primera ocasión en que un ayuntamiento tiene la valentía de hacer caso a los protocolos, interpretar correctamente las lecturas de los instrumentos, y tomar decisiones que, aunque obviamente incómodas e indudablemente impopulares, son más que necesarias. No, los instrumentos de medida no están para publicar sus resultados, sacudir la cabeza y lamentarnos. Están para tomar decisiones. Y hasta el momento, a pesar de que hemos vivido períodos con lecturas de calidad del aire que superaban todos los límites del sentido común, nadie había querido tomar ni una sola medida al respecto. La inacción como política. No, así no se va a ningún lado.

Lo más difícil a la hora de juzgar a un enemigo es hacerlo cuando este parece invisible. Y en el caso de la contaminación, es completamente así. No es invisible como tal, pero sí lo son, aparentemente, sus efectos. La fotografía que ilustra esta entrada es lo que veo muchas mañanas cuando entro en Madrid. No está tomada ayer, no pretende ser periodística, pero sí es una imagen tristemente habitual. ¿Qué quiere decir que “la situación no exige esas medidas”? ¿Que no hay gente cayendo al suelo asfixiada mientras caminan por la calle? Por supuesto, ¡es que no estamos hablando de un ataque con armas químicas! No, los efectos de niveles de contaminación tan elevados no son así: las personas no caen al suelo ni fallecen entre estertores mientras vomitan sangre. Hablamos de consecuencias a medio plazo para la salud de los ciudadanos, de desarrollo de patologías respiratorias, del incremento de alergias, de trastornos de diversos tipos que afectan gravemente a la salud de los ciudadanos. No hablamos de “molestias”, sino de alteraciones graves de la salud relacionadas con estar sometidos a ese ambiente. No, no las vamos a ver delante de nuestros ojos hoy mismo: ocurren lentamente, y cuando las sufrimos, no necesariamente las relacionamos con la contaminación, sino con otras muchas cosas. Cuando pensamos en la contaminación, tendemos a verla como algo inevitable, como un factor más del ambiente, como un mal necesario, casi como un precio a pagar, un coste de una civilización que creemos que, en balance, nos da más de lo que nos quita. Pero no es así. Renunciar a la lucha contra la contaminación tiene un coste mucho, muchísimo más alto de lo que parece. Y no está justificado. En ningún caso.

No poder aparcar en Madrid es muy molesto. Circular por la M30 a setenta kilómetros por hora nos hace sentir casi ridículos. Tener que cambiar tus hábitos de desplazamiento debido a las restricciones es incómodo, sin duda, y más si la coordinación de las medidas con el resto de los actores implicados no está optimizada porque no se cuenta con precedentes en medidas similares. Posiblemente las medidas podían haberse coordinado mejor, podían haberse anunciado de manera más eficiente o podrían haberse gestionado tratando de minimizar en la medida de lo posible las molestias para los ciudadanos. Pero es preciso entender que un determinado nivel de molestias va a estar ahí siempre en cualquier caso, y que el momento de criticar la descoordinación no es el primer día que se toman medidas de este tipo, cuando aún no se cuenta con experiencia en situaciones similares. Pero las medidas, nos pongamos como nos pongamos, están más que justificadas y son necesarias, aunque alguno pretenda frivolizar porque no ve a nadie cayendo muerto al suelo cuando inhala una bocanada del contaminado aire madrileño. Un poco de contexto, por favor: las molestias son eso, molestias. Incomodidades, pequeños trastornos. Los perjuicios a la salud, aunque ocurran más adelante y de manera aparentemente inconexa, son mucho más graves. Y lo cierto es que la situación en Madrid, como en muchas otras grandes ciudades, exige cambios y medidas drásticas. Que sea el ayuntamiento el primero que las tome me parece, simplemente, valentía y buen criterio a la hora de evaluar las escalas de valores. No, por supuesto que Madrid no es la ciudad más contaminada del mundo. Ni falta que nos hace.

Tenemos que empezar a pensar que la situación actual es sencillamente insostenible, y nos va a demandar cambios importantes en nuestros hábitos. Un gran porcentaje de la contaminación que inhalamos proviene del tubo de escape de nuestros vehículos, de los que hacemos además un uso completamente ineficiente. Una variable sobre la que hay que actuar ya, que va a conllevar un cambio en la civilización que conocemos, pero sobre la que, actuando, se pueden conseguir efectos tangibles y relativamente rápidos. Tenemos hábitos que consideramos derechos inalienables, pero que dejan de serlo en cuanto tienen que ser supeditados a la preservación de un bien mayor: la salud pública. Es fundamental desincentivar el uso ineficiente del vehículo privado y dejar de considerar la contaminación como algo que no puede ser evitado o contra lo que no es necesario tomar medidas. El problema está aquí, delante de nuestras narices – nunca mejor dicho – y requiere medidas urgentes. Esconder la cabeza tras un patético “no pasa nada” no ayuda, y responde simplemente a la táctica del avestruz o a la actitud del político dispuesto a seguir provocando daños a la salud de sus ciudadanos con tal de no tomar unas medidas que, por impopulares, serían susceptibles de restarle votos.

La calidad del aire en Madrid es espantosa. Las medidas que se pueden tomar para luchar contra ello son incómodas, provocan trastornos y molestias, nos limitan en nuestra libertad de desplazamiento o en nuestras opciones. Pero seguir sin hacer nada y sin tomar medidas es completamente irresponsable. O empezamos a concienciar a la ciudadanía de que es IMPRESCINDIBLE hacer algo, o empezamos a crear un estado de opinión que nos haga conscientes de la necesidad de cambios drásticos en nuestros hábitos, o no vamos absolutamente a ningún sitio. Lo dije claramente en Twitter, y lo repito aquí con más desarrollo, reafirmándome en la idea de que alabar las medidas de un ejecutivo no tiene por qué implicar ningún tipo de alineamiento con su programa o con sus tesis políticas, sino simplemente eso: mi enhorabuena y aplauso al ejecutivo municipal de Manuela Carmena por tener la valentía necesaria para tomar unas medidas que, aunque incómodas e impopulares, hacía mucho que había que haber tomado. Es así como se comienzan a solucionar los problemas. Y este problema, por mucho que algunos irresponsables se empeñen en negarlo y pretendan anteponer frívolamente su comodidad a todo lo demás, es de los de verdad.

Vayámonos acostumbrando a medidas como esta, porque van a ser tristemente necesarias. Y esperemos que las autoridades sigan teniendo la estatura política necesaria como para tomarlas sin vacilar. Porque fundamentalmente hablamos de eso: de medidas necesarias, y de estatura política para tomarlas.

 

This article is also available in English in my Medium page, “Pollution and exceptional measures

 

39 comentarios

  • #001
    Raul SB - 14 Noviembre 2015 - 12:38

    Estando de acuerdo, no es lo primero que deberían haber pensado.

    Sabe el público en general la cantidad de calefacciones de carbón y gasoil que aún quedan en Madrid? La eficiencia energética de los edificios e instalaciones municipales? El parque de vehículos municipales?

    Tenemos una verdadera estrategia de eficiencia energética y fomento de las energías renovables y tecnologías altamente eficientes?

    Hasta entonces, estando bien, es matar moscas a cañonazos.

    • Enrique Dans - 14 Noviembre 2015 - 12:45

      No, lo importante es tomar medidas ya, y empezar por aquellas que contribuyen a crear conciencia, que molestan, que obligan a los ciudadanos a introducir cambios en su vida cotidiana. Estoy de acuerdo con que hay mucho a ganar en acciones menos molestas, pero al ciudadano, el hecho de que el Ayuntamiento racionalice su parque de vehículos o los edificios que gestiona no le produce nada más que la satisfacción fugaz de un titular que se olvida en pocos segundos. Lo importante, dada la gravedad de la situación actual, es atacar la raíz del problema: mientras los ciudadanos no se den cuenta de que los hábitos que llevan desarrollando toda su vida no son sostenibles y que es preciso cambiarlos, no se solucionará nada. Las medidas tomadas generan un descenso de la contaminación, pero sobre todo, ayudan a disipar la contaminación mental en quienes creen que esto es solo algo pasajero y que es mejor no hacer nada.

      • Raul SB - 14 Noviembre 2015 - 12:58

        Discrepo en parte. Estoy de acuerdo en que lo importante es actuar, pero las medidas de las que habló harían, sin ninguna duda, mejorar la calidad del aire de las zonas más afectadas, que son las que tienen instalaciones más antiguas y más contaminantes.

        El problema es que las estrategias de eficiencia energética o son las últimas en implementarse o no se implementan nunca, debido a que conllevan menores consumos energéticos y eso a los lobbies de este país no les gusta…

      • Luigi - 14 Noviembre 2015 - 12:58

        No estoy de acuerdo. No es la labor de los ciudadanos concienciarnos. Ya estamos hace mucho concienciados. Es la administración la que debe poner los medios para que nuestros propósitos no signifiquen una locura. Deben organizar las ciudades para que las personas las habiten cómodamente, y no que disminuya la contaminación a expensas de muchos sacrificios. No es la solución impedir el aparcamiento. Tal vez por eso no se ha aplicado antes: es una forma perfecta de autocalificar su imprevisión.

        • Enrique Dans - 14 Noviembre 2015 - 13:03

          No estoy de acuerdo. No se cambia sin dolor. Como dicen los anglosajones, “no pain, no gain”. O se generan molestias a los ciudadanos para que tomen conciencia real del problema, o se quedarán tranquilamente sentaditos en sus coches ineficientes, a razón de ciudadano por coche, esperando a que venga la administración a solucionarles el problema y protestando cuando se les generan incomodidades. No. Hay que tocar las narices a la gente, obligarles a cambiar de hábitos, a caer en la cuenta de lo importantísimo que es esto. No vale eso de “que me lo organicen, que yo ya pago impuestos”. No funciona. Esto solo se cambia implicando a todos, empezando por el primer ciudadano y terminando por el último político populista, cortoplacista e irresponsable que no quiere tomar medidas por si le votan menos.

        • Luigi - 14 Noviembre 2015 - 15:23

          Se decidió sabiamente que había que disminuir el consumo de bolsas de plástico. Sería como si entonces se hubiera puesto una fecha de inicio a partir de la cual todo el mundo tendría que traer sus bolsas. Habría sido caótico. Se hizo de forma ordenada. Primero con advertencias y finalmente implantando la medida. Pero con alternativas de compra de bolsas de un sólo uso o bien reutilizables. Eso sí es una medida eficaz, no otra que sólo sirve para concienciar enervando al ciudadano.

      • Javier - 17 Noviembre 2015 - 00:39

        Estimado Enrique,

        Las medidas que se han tomado son, en primer lugar, MUY POCO EFICACES. Si queremos solucionar un problema, debemos ir a la raíz. La raíz del problema de contaminación que nos afecta en Madrid se encuentra, en muy buena medida, en el uso desproporcionado que hacemos en este país de los coches diesel. En el parque actual de vehículos, la mayor parte de la contaminación -la que provoca problemas respiratorios y muertes prematuras- es la de NO2 y la emiten los coches diesel. Estos vehículos llegan a contaminar hasta 40 veces más -dependiendo del año y la normativa que cumplan- que uno de gasolina. ¿Impedimos a todos acceder al centro? ¿Tratamiento igual al ciudadano aunque uno se haya comprado un coche híbrido de muy baja contaminación respecto a un diesel que tenga 20 años? Eso no es justo, Enrique. El problema no es sólo Madrid, sino el propio Estado, que promueve las compras de los vehículos pensando únicamente en el CO2, y la poca información que tienen los ciudadanos respecto al consumo y coste de los vehículos. Un coche diesel, dependiendo del uso que se haga de él, puede ser menos rentable que un gasolina. Sin embargo, 3 de cada 4 coches que se venden en España son diesel, y no creo que 3 de cada 4 conductores hagan los kilómetros necesarios. Se debe, desde el Estado y los ayuntamientos fomentar adecuadamente el vehículo a usar. En Estados Unidos es completamente diferente, y se prima el gasolina sobre el diesel y la EPA trata de forma muy dura a estos últimos (que como son tan contaminantes, llegan al fraude que ahora conocemos). Ni trato igual para todos -sin ser igual el esfuerzo que ha hecho el ciudadano que compra un coche u otro- ni promovamos lo que realmente se vuelve en nuestra contra. El coche ha sido una revolución en la humanidad, y no hay porque demonizarlo como se hace a menudo. Pero tiene que ser responsable el Estado y el ciudadano con él.

    • Rober2D2 - 15 Noviembre 2015 - 23:27

      No es que tengan que pensar o dejar de pensar. Ahora mismo hay un protocolo de actuación, diseñado por el equipo de Ana Botella, y ese es el que debe aplicarse, por que es el que está en la ley. Si ese protocolo no dice nada de calefacciones, pues no pueden inventárselo, por que se estarían saltando la ley. Se está preparando un nuevo protocolo, pero no se puede aplicar hasta que no esté aprobado

  • #009
    Mar - 14 Noviembre 2015 - 14:03

    Siento disentir en algunos aspectos. Para aquellos que viven fuera de Madrid, estas medidas pueden parecer justas, pero yo vivo en el centro de Madrid, donde también hay residentes que pagamos impuestos, personas de todas las edades. ¿Si cortan el tráfico, qué ocurrirá si un anciano necesita un taxi y no puede desplazarse hasta el metro más cercano? ¿Y si impiden también los autobuses? ¿Y las personas que trabajan aquí? ¿Cómo explican que no pueden acudir a su trabajo porque no pueden entrar en coche (y lo necesitan porque viven lejos, tienen hijos y no pueden ampliar horarios para elegir metro o tren)? No son pequeños inconvenientes, son grandes inconvenientes. La contaminación no proviene sólo del centro ni de los coches. ¡Revisen las salidas de humos de esos bares que aparecen de la noche a la mañana sin cumplir normativas, alquilando locales que eran tiendas, los aires acondicionados y calefacciones de todo Madrid!

    Para mí es un gran inconveniente. No es una molestia, es un ataque contra mis derechos, ya que cumplo con mis obligaciones.

    • Enrique Dans - 14 Noviembre 2015 - 14:20

      Mar, a tu comentario le falta información. Es normal, ante medidas de este tipo, surge desinformación, pero no supone más problema que informarse mejor. A ver: si un anciano necesita un taxi, puede utilizarlo con toda normalidad, porque no se ha tomado ninguna medida en ese sentido, los taxis funcionan con total normalidad. Los autobuses no se van a impedir en ningún caso, no está en los protocolos. No se ha cortado nada, simplemente se ha prohibido el aparcamiento, y solo en las zonas marcadas: si tienes garaje o aparcas en un parking subterráneo, puedes hacerlo Las medidas no son tan drásticas como crees, de ahí que tu comentario sea factualmente incorrecto. De lo que se trata es de documentarse y entender que esas medidas, aunque molestas (solo marginalmente molestas, no impiden prácticamente nada, solo desincentivan), son NECESARIAS dada la magnitud del problema.

  • #011
    Krigan - 14 Noviembre 2015 - 14:46

    Estas medidas excepcionales se han tomado porque eran necesarias. Muy bien. Ahora toca ponerse a pensar un poco en qué debemos hacer para evitar que la excepción se convierta en norma:

    – Abolir inmediatamente el “impuesto al Sol”.

    – Favorecer la implantación del coche eléctrico. Por ejemplo, estableciendo estaciones de carga rápida en las ciudades.

    – Abolir inmediatamente la prohibición de Uber y similares.

    Afortunadamente, lo de favorecer la llegada de servicios como Car2Go (con coche eléctrico) ya se está haciendo.

    • Alqvimista - 16 Noviembre 2015 - 08:25

      De acuerdo con los puntos 1 y 2, pero no entiendo cómo Uber y similares pueden ayudar a reducir la contaminación. Salvo que los vehículos de Uber sean eléctricos o usen gas como combustible, que no es así.

      En cuanto a la solución global, está claro que hay que sustituir el transporte privado por transporte público, la cuestión es ¿quién será el valiente que rompa el círculo vicioso de ‘voy en mi coche porque no hay suficiente transporte público’ y ‘no invertimos en más transporte público porque no tiene suficientes usuarios’?
      En mi opinión eso es algo que hay que hacer gradualmente, cada vez un poco más restrictivos con el privado mientras se aumenta el público. Pero si no se empieza en algún momento nunca se hará.

      • Enrique Dans - 16 Noviembre 2015 - 09:13

        Me temo que si no lo ves, es que no has probado Uber demasiado – o mejor, a moverte en una ciudad en la que Uber funciona sin problemas. Para que las personas opten por no mover su vehículo, y eventualmente, incluso por no adquirir uno, necesitas ciudades de movilidad “líquida”, en las que realmente moverse sea algo tan sencillo y tan barato como sacar el móvil del bolsillo, hacer tres clics, que te recoja un vehículo, que te lleve a donde quieres ir, y que te bajes sin tener ni que pararte a pagar. Eso es lo que de verdad hace la diferencia: activos con un uso mucho más optimizado. Y ya si pruebas Uber Pool, ni te cuento. De eso se trata: de que moverse por una ciudad sea tan sencillo y tan barato, que ni te plantees tener coche.

        • Alqvimista - 16 Noviembre 2015 - 10:19

          Que no es esa la cuestión. Sé perfectamente qué es Uber y cómo funciona, y sería perfecto que los taxis pudieran funcionar así (que moverse sea algo tan sencillo y tan barato como sacar el móvil del bolsillo, hacer tres clics, que te recoja un TAXI, que te lleve a donde quieres ir, y que te bajes sin tener ni que pararte a pagar), pero estamos hablando de contaminación, CONTAMINACIÓN, y no consigo ver cómo reduce la contaminación el utilizar un coche -no necesariamente nuevo, ecológico y eficiente- en vez de un taxi -muchos de ellos híbridos o de gas-. Un coche que se mueve vs un coche que se mueve.
          Repito, no estamos hablando aquí de eficiencia material, económica, comodidad, etc, sino de contaminación y un vehículo Uber contamina como mínimo lo mismo que un taxi. Otra cosa sería que Uber impusiera el uso exclusivo de vehículos de gas, híbridos o eléctricos, que no estaría mal y ayudaría a hacerse publicidad, pero hoy por hoy no es así.
          Aunque ya puestos no estaría tampoco mal obligar a los taxis a usar vehículos de gas, híbridos o eléctricos. No ahora, de golpe, pero sí en la próxima renovación de vehículo o en las licencias nuevas.

          • Krigan - 17 Noviembre 2015 - 00:37

            Ya he señalado que yo iba por otro sitio diferente (supongo que debí aclararlo en mi primer mensaje), pero lo cierto es que si parte de la gente deja de comprar coche propio porque servicios como Uber cubren sus necesidades, entonces también se reduce la contaminación, dado que se fabricarían menos coches.

            El coche propio es un puro desperdicio en todos los sentidos. Ha tenido un papel importante en el último siglo. Muy bien, gracias por los servicios prestados, pero es hora de buscar otra cosa.

      • Krigan - 17 Noviembre 2015 - 00:21

        Esta misma cuestión me la planteó Perico Palotes, y le he contestado más abajo. Básicamente la cosa consiste en que los taxistas dan vueltas para conseguir clientes, y los conductores de Uber no lo hacen.

  • #017
    carmen - 14 Noviembre 2015 - 15:31

    Toda medida es poca para la situación actual de contaminación en las grandes ciudades. Los ayuntamientos deberían hacer colaboraciones con empresas de energías renovables y ejecutar los proyectos con un método a seguir y un fin concreto. No me cansaré de pensar que los tejados vegetales son la solución a muchos de estos problemas de contaminación. Absorben el CO2 que desprende el tráfico, genera oxígeno renovando aire, y sobretodo, refresca el aire caliente que rezuman los asfaltos y edificaciones por lo que desaparecen las islas de calor de las ciudades como Madrid y Barcelona. Ayuda a recoger el agua de lluvia por lo que no se sobrecarga la red de alcantarillado cuando llueve. Solo le veo ventajas..
    No podemos echar la culpa a los gobiernos y políticos que no tienen ni idea ni de construir ni de medio ambiente. Los arquitectos y constructores deberían plantear este tipo de tejados en todos los proyectos tanto de nueva construcción como de rehabilitación. En muchos países ya se están implantando por ley, como manera preventiva y de actuación contra la contaminación.

  • #018
    Fernando González - 14 Noviembre 2015 - 16:12

    Al fin una alcaldesa que actúa por el bien de Madrid en lugar de sólo pensar en los votos.
    Supeditar el aparcamiento en el centro al nivel de contaminación, me parece una medida estupenda,
    que debería repetirse siempre que sea necesario.
    Ayer se notó una gran disminución de contaminación aún siendo viernes, día de mucho tráfico, gracias a la limitación de aparcamiento.
    En cambio lo de las matrículas pares e impares me parece absurdo. Sólo es una medida para ricos que se comprarán otro coche y lo seguirán usando para seguir envenenándonos. Además dejaría atrapados en la ciudad a los propios vecinos que habitualmente no usan el coche pero salen de viaje fuera de la capital.
    Mi apoyo a la alcaldesa por tomar medidas impopulares pero necesarias.

  • #019
    Pak - 14 Noviembre 2015 - 16:14

    Aplicar medidas es ok.

    Hacerlo a las 23 de la noche con efecto en unas horas, sembrando el desconcierto al día siguiente no lo es. Es una temeridad y muestra poco conocimiento sobre como mover a una ciudad. Además es una medida poco útil aplicada así

    Avisa con tiempo, que podías, explica razones y actúa con firmeza. Gobierna, no improvises !

  • #020
    Carlos - 14 Noviembre 2015 - 17:06

    El ecosistema está muy muy contaminado

  • #021
    Daramas - 14 Noviembre 2015 - 17:15

    Valiente el Ayuntamiento y valiente el artículo. Decir esto es muy fácil en ciertos círculos, en los que se mueve el señor Dans, no. Bravo.

  • #022
    Luis - 14 Noviembre 2015 - 17:54

    Prohibir, imponer, reducir. Es es lo fácil
    Prevenir, corregir, planificar una estrategia de eficiencia energética y reducción de la contaminación es lo imprescindible en entornos como la ciudad de Madrid.
    Acciones aisladas de administraciones locales sin coordinar con otras es inútil.
    No se conciencia prohibiendo o limitando derechos, se conciencia convenciendo e informado del perjuicio que conlleva el ejercicio desmedido de algunos.

    Lo siento Enrique, Carmena también se equivoca si piensa que el “Imperium” es la solución a este problema y lo peor es que sus decisiones las pagamos todos, los que contaminan más, los que contaminan menos y los que no contaminan.

  • #023
    Toni - 14 Noviembre 2015 - 19:51

    Debería, además, desincentivar la vida en las grandes ciudades e incentivar más (hay mil maneras ) la vida en las pequeñas y en el mundo rural. Evitar concentración de grandes empresas o favorecer su implantación en lugares desindustrializados , incluso las administraciones públicas distribuir y reequilibrar el territorio, y no tendríamos media España abandonada y despoblada y la otra media llena de gente y de malos humos. Así se evitaría también esa “superioridad” de algunas comunidades sobre otras, que luego traen esos conflictos identitarios basados principalmente en ser muchos y ricos, mientras los pequeños y pobres vemos como cada vez somos menos y más pobres. Y, repito, si se quiere, hay mil formas de incentivar y de desincentivar, pero claro, hay que quererlo de verdad y estos políticos sólo miran a cuatro años vista, como mucho..

  • #024
    Perico Palotes - 15 Noviembre 2015 - 03:02

    Krigan, de acuerdo contigo en que hay que abolir el impuesto al sol y favorecer la implantación del coche eléctrico, pero no me ‘cueles’ a UBER de refilón como medida ‘descontaminante’.

    En lugar de levantar ‘inmediatamente’ la prohibición a UBER (que en su caso ya se levantará, cuando le toque, si es que ‘toca’ eso, y en las condiciones que toque) sería mucho mejor facilitar y mejorar los servicios de transporte público: más, mejores y más frecuentes autobuses (o mejor ‘trolebuses’ electricos), tranvias y metros, y, por supuesto, crear y privilegiar, pero de verdad, los carriles bici. Y haciendo que se cumpla estrictamente la normativa que incumplió VW (y supongo que también otras marcas….) e incluso endureciendola más.

    No te parece? al fin y al cabo, los coches de UBER también contaminan…. y el hecho de que una persona viaje en un coche de UBER en lugar de hacerlo en su propio vehículo, no mejoraría mucho las cosas… y menos todavía si esa persona, en lugar de utilizar un ‘taxi’ de UBER, utilizara el transporte público, que es lo que realmente hay que potenciar. Y la bici, claro, al tiempo que se desincetiva el uso de coches privados en el centro de las grandes ciudades (por ejemplo, cerrando o limitando la circulación de vehículos en determinadas zonas), y reconvirtiendo el espacio que ocupan los coches aparcados en las calles en carriles para bicis y/o para circulación de vehículos de transporte público, para que lo hagan con más fluidez, o en zonas peatonales, con arbolado o jardines, zonas de descanso, etc en las que los ciudadanos puedan caminar a gusto ).

    No te parece todo eso mejor que llenar la ciudad de coches, aunque sean de UBER?

    • JL - 15 Noviembre 2015 - 07:48

      Perico:

      No te canses, que aquí UBER tiene que aparecer ya se hable de contaminación, de la neutralidad de la red o de la reforma laboral…

      Pero luego, cuando aparece una noticia relevante en la que el mismo UBER viene a reconocer que hasta ahora no operaba legalmente y a partir de ahora lo harán, hay un silencio “administrativo”

      http://www.expansion.com/economia-digital/companias/2015/11/13/5645007ae2704ecd2e8b45f3.html

      Y sobre el tema del post, totalmente de acuerdo en que hay que tomar medidas, que algunas veces serán duras (si es que dejar el coche en casa algún día de forma habitual es una medida “dura”). Entiendo que si se hace de un día para otro será un problema, pero una vez que se planifica con tiempo y bien, no tiene porque serlo.

      A lo mejor, estructuralmente es necesario plantear que un dia a la semana ciertas matrículas no podrán entrar en el centro de Madrid (se eliminaría como máximo un 20% de los coches), y sólo en casos extremos llegar al 50%

      Pero desde luego lo mejor es incentivar el transporte público y sobre todo incentivar modos de vida que eviten tener que usar el coche a diario (horarios de trabajo racionales que permitan planificar el uso del transporte público, teletrabajo…)

    • Krigan - 17 Noviembre 2015 - 00:06

      Hombre, si la disyuntiva es entre Uber y el autobús, pues claro que el autobús contamina menos (por pasajero, se entiende). Y todavía mejor si el autobús es eléctrico.

      Pero Uber no compite contra el autobús, sino contra el taxi, la disyuntiva es entre Uber y el taxi. Una de las cosas que hacen los taxistas, y que los conductores de Uber NO hacen es ponerse a dar vueltas para conseguir clientes. Así que sí, es más ecológico Uber que los taxis.

      • JL - 17 Noviembre 2015 - 13:04

        Los taxis en una parada tampoco contaminan nada. Y si conocieses un poco mas Madrid verias que ahora estan todas llenas.

        Que hay taxis circulando libres ? Si. Y son necesarios porque hay gente que no.usa ni Hailo ni ninguna aplicaccion de taxis LEGAL

        Lo que me recuerda que todavia los fanboys de UBER (o accionistas, vete tu a saber) no habeis dicho nada del anuncio de UBER de que ahora va a operar de forma legal.

        • Krigan - 18 Noviembre 2015 - 21:03

          ¿En qué quedamos? ¿En que hay muchos taxis circulando a la búsqueda de clientes, o en que no? No puedes decir en un párrafo que hay muchos en las paradas, y en el siguiente decir que están circulando.

          A la espera de que me ilustres sobre lo que pasa en Madrid, te puedo indicar lo que pasa en Valencia. No creo que Madrid sea diferente. Aquí un montón de taxis circulan a la búsqueda de clientes.

          En efecto, con los taxis la mayor parte de la clientela no usa app. Yo mismo no la uso, ¿para qué? Si enseguida te pasa uno que está buscando cliente (aunque claro, igual “Madrid is different”). Con Uber, todos los clientes usan app. ¿Vas comprendiendo la diferencia?

          En cuanto al artículo que enlazaste, es el enésimo ejemplo de esa fea costumbre de la prensa de decir una cosa en el titular y la contraria en el cuerpo del artículo. La información es que Uber ha cerrado Uber Eats y no va a abrir UberX salvo que cambien la ley española.

          ¿UberPop? Eso ni soñarlo. Como mucho UberX, que es más caro, y eso suponiendo que cambien la ley para permitir más licencias de los (por ley) caros VTC.

          Así que felicidades, habéis conseguido vuestro objetivo. Los españoles vamos a tener que seguir tragándonos los precios elevados y la contaminación extra de los taxis.

          • JL - 21 Noviembre 2015 - 09:17

            Lo que digo es completamente compatible, asi que no tergiverses lo que escribo.

            Las paradas de taxis están llenas , porque no hay demasiadas, y siguen circulando taxis libre, pero no todos los que están libres están “dando vueltas”. ¿Mas claro así?

            El tema de los taxis circulando tiene una solución muy fácil, como se hace en otros países de Europa. No se puede parar un taxi circulando vacio en la calle. Vas a una parada o llamas por teléfono o usas una aplicación (de las que existen, incluso antes que UBER) de servicios legales de taxi.

            Estais con la matraca continua de que la innovacion de UBER es hacer una aplicación para solicitar taxi y la “innovación” es usar conductores y coches sin licencia para hacerlo, y a partir de ahí poner los precios fuera de unas tarifas.

            A todo el mundo le encanta decir que si no hubiera tarifas sería todo mas barato, pero el día que sin tarifas oficiales los precios fueran mas caros (mal tiempo, pcos taxis, eventos…)entonces pediríamos que alguien lo controlase.

  • #030
    Luis Hernández - 15 Noviembre 2015 - 06:57

    Creo que viene bastante a colación la metáfora del cuarto de baño de Isaac Asimov para entender a lo que realmente nos enfrentamos:

    “Si dos personas viven en un apartamento y hay dos cuartos de baño, entonces los dos tienen libertad para usar el cuarto de baño cuantas veces quieran y pueden estar en el cuarto de baño todo el tiempo que deseen y para lo que deseen usarlo. Y todo el mundo cree en el derecho a cuarto de baño y en la libertad a usarlo cuando le apetezca, nadie está en contra de eso, todos creemos que debería estar hasta en la Constitución.

    Pero si hay veintidós personas en el apartamento y solamente dos cuartos de baño, no importa cuánto crea la gente en la libertad y el derecho a cuarto de baño, porque tales cosas no existen. Entonces hay que establecer turno para cada persona para usar el baño, se tienen que establecer normas como que no puedes usarlo para cortarte las uñas, solo para necesidades y ducharte, lo que tendrás que hacer en poco tiempo… tienes que golpear la puerta para entrar… “¿Aún no estás listo?”… y así. De la misma manera la democracia no sobrevive cuando hay superpoblación. La dignidad humana no puede sobrevivir a ello. La comodidad y la decencia no pueden sobrevivir a ello. A medida que crece la población planetaria el valor de una vida no solamente declina, sino que al final desaparece. Ya no importa si alguien muere. Cuanta más gente hay, menos importa cada individuo.”

  • #031
    Francisco Salguero - 15 Noviembre 2015 - 22:48

    Es necesario tomar medidas aunque sean impopulares, deberían intervenir instituciones públicas que informen y alarmen de la situación a la ciudadanía. Las prohibiciones nos las solemos pasar por el Arco del Triunfo, trabajo duro pero hay gente preparada en este país para ello. ¿Por qué no se fomentan e incentivan empresas o sectores no contaminantes? ¿Acaso no interesa? ¿Dónde está el I+D? ¿En el rescate Bancario? ¿En los sueldos y sobresueldos de corruptos? No sólo es un problema de si dejo o no dejo circular, va mucho más allá e intervienen muchos intereses. Hacen falta ideas, propuestas, que sean escuchadas y debatidas. Efectivamente es más fácil seguir como estamos y atajar el problema cuando surja. Somos así, pero por una vez, debemos demostrar inteligencia y preveer los efectos que sobre nuestra SALUD puede tener la contaminación. SALUD con mayúsculas, si señor.

  • #032
    Jaime - 15 Noviembre 2015 - 22:55

    Consecuencias no esperadas: limitar la velocidad de 90 Km/h a 70 Km/h puede no significar ningún ahorro (más tiempo en el coche).
    Prohibir aparcar sin aviso es más tiempo con el motor en marcha dando vueltas.
    Los pronósticos meteorológicos permiten anticipar los niveles de contaminación con varios días de antelación, hacerlo a las 23:00 para las 6:00 es improvisación.

  • #033
    Benjamin - 15 Noviembre 2015 - 23:12

    No me parece una buena medida y no la mantendrán porque no pueden.
    1) Los coches aparcados son los que menos contaminan, no se mueven.
    2) Los beneficiarios son los parkings privados que se atestaron ese día y mañana lunes.
    3) El ayuntamiento necesita el dinero de esos parkings desesperadamente. Volverán a habilitarlos. O los del SER harán huelga hasta que les devuelvan su curro…
    4) La infraestructura de metro/bus/cercanías no puede absorber todo madrid en transporte público. De hecho, no llegan a día de hoy en las horas pico…
    5) Los que vienen de fuera dejarán el coche en paradas de metro de las afueras y entrarán en metro, con lo que contaminan casi lo mismo pero además tienen que pagar un abono que no les hacía falta antes. Pero como el abono vale 65€/mes y una plaza de parking en el centro 60€…. creo que puedo ver por donde van a tirar los conductores que se lo puedan permitir
    6) Siempre la gente confunde tocino con velocidad. Si voy en tercera a 70km/h contamino más que a 90km/h en quinta. Son las revoluciones las que determinan cuanto gasto ergo contamino.
    7) No todo el mundo cobra como para permitirse cambiar de coche cuando les apetezca contaminar menos. Yo quiero, pero no me puedo permitir un diesel, y visto el dieselgate… pues parece que mi gasofa no es tan malo.
    8) Doy gracias a Dios por trabajar cerca de Barajas donde todo esto no me afecta.
    9) Hay formas y formas, y hubo muchos fallos en cómo se transmitió esta. Ni me habría enterado de no ser por un compañero chapado a la antigua que aun ve la tele y me avisó. Si no, multa segura.

    • Peter Sword - 16 Noviembre 2015 - 09:55

      Buenas, Benjamin

      Siento disentir contigo, pero muchas de las apreciaciones que haces son incorrectas.

      1. El no aparcar busca que no circules. Si no puedo aparcar en el centro, evidentemente no llevo mi coche al centro.

      2 y 3. Hablas de parkings privados, y son de estos precisamente de los que el Ayuntamiento no se lleva un duro. Los que se benefician al final son los de la Hacienda Pública.

      4. Es cierto, es un tema a mejorar. Pero una cosa no quita la otra.

      5. Contaminarán menos y en sitios menos críticos, ya que los altos índices de contaminación en Madrid los sufre el centro, no en Barajas.

      6. Este comentario es vulgarmente ventajista. También puedes decir que si vas con un Ferrari contaminas más que un Prius.

      7. Nadie dice que nos cambiemos de coche, simplemente que lo usemos con cabeza.

      9. Cierto, la noticia no se transmitió de la manera más correcta. Toda la razón.

    • Fernando González - 16 Noviembre 2015 - 11:39

      1. Los coches aparcados fuera del centro de Madrid, no contaminan el centro de Madrid. Por tanto mejor fuera que dentro.
      2. En Madrid, los parkings pagan IBI, y vado por cada plaza que dispongan. Si las medidas se mantienen a lo largo del tiempo pueden aparecer nuevos negocios. Las plazas libres en las calles se pueden aprovechar para ampliar aceras o crear carriles bici.
      3. Los trabajadores del SER pueden seguir trabajando poniendo multas a quien se salte la prohibición. Puede que incluso se saque más dinero con ellas.
      4. El mayor uso de las infraestructuras de transporte público. Con la venta de abonos y billetes puede utilizarse para mejorar el transporte público. Un uso minoritario no incentiva la mejora.
      5. Dejar el coche a las afueras de la ciudad con aparcamientos disuasorios con conexión directa con el transporte público sería lo deseable, para conciliar el uso del coche privado con evitar la innecesaria contaminación de la ciudad.
      6. No es solo la velocidad, sino la forma de conducir la que aumenta o reduce el consumo de carburante.
      7. Dejar de subvencionar la compra de coches nuevos con motor de explosión, sobre todo diesel por su alta contaminación y sobre todo viendo que coches nuevos como los de Volkswagen, Audi, hacen trampas y contaminan tanto como los viejos. Solo subvencionar híbridos o eléctricos, lo demás es pagar con nuestros impuestos, nuestro propio envenamiento.
      8. Puede que algún día si sigue así la calidad de nuestro aire, Barajas u otras ciudades cercanas a la capital, tengan que tomar similares medidas.
      9. Informar a los ciudadanos, con el envío de alertas al móvil, sería lo lógico en pleno siglo XXI

  • #036
    ale - 16 Noviembre 2015 - 15:34

    Pero estas medidas se regularon con Ana Botella. Fue su gobierno quien hizo la ley. No por quitar merito a la valentía de Carmena de ejecutarla.

    Es solo por informar.

  • #037
    Soundtrack - 16 Noviembre 2015 - 16:13

    Yo lo que yo nunca entenderé es por qué Enrique en unos casos defiende con vehemencia posicionamientos radicales en un cierto sentido,

    como AQUÍ EN ESTA ENTRADA, mostrándose totalmente a favor de intervencionismos públicos masivos y de todo tipo, cual elefante en cacharrería, para así no morirnos y ser por fin saludables y estar libres de toda alergia y afección respiratoria gracias a Carmena (“gracias Carmena por librarnos de la muerte” -mira que duran y duran los ancianos en Madrid, por cierto, sin necesidad de Carmena…, realmente la calidad de vida en Madrid es muy alta, digan lo que digan sobre su aire-),

    sin importar que por el camino se nos restrinja nuestra libertad y movimientos, se nos prive de derechos arbitrariamente, se incrementen nuestros costes (en forma de gasolina dando vueltas o párkings a pagar, de tiempo perdido siendo que el tiempo es dinero)…, y de hecho, según Enrique, cuantas más molestias se nos creen mejor, pues sin molestias no se consigue nada (casi que pareciese que la Policía deberían abatir a tiros a nuestro coche disparando a nuestros neumáticos…),

    y todo ello porque hay un problema gravísimo y urgente de salud, alergias y tos y demás historias, estando al borde del abismo en un proceso que nos lleva a acabar asfixiados y blablablá, de modo que ya no se puede demorar más la actuación imperativa del Estado contra nosotros los contaminadores, nuestros coches no eléctricos e ineficientes no fabricados por Apple o Tesla o vaya usted a saber la marca favorita de Enrique para estos menesteres,

    para a renglón seguido, EN OTRA ENTRADA APENAS UNAS HORAS DESPUÉS, defender justo lo contrario: un par de días después se muestra totalmente opuesto a que “con la excusa del terrorismo” (obsérvese que la contaminación en Madrid es asunto gravísimo y una urgencia terrible y etc., etc., por las alergias y afecciones respiratorias, las bajas laborales, las incomodidades, etc.,
    pero en cambio, los atentados terroristas del Estado islámico, que se suceden por cierto, eso es sólo una “excusa”) , opuesto a que con la excusa del terrorismo, los estados, sus legisladores y sus burócratas nos vigilen más, nos controlen más, nos monitoricen más, nos priven más de nuestros derechos y libertades…

    En un caso a favor de enormes intervencionismos porque hay gravísimos problemas (sobre todo si les preguntamos a los ecologistas y a toda esa panda de vividores del cambio climático y demás historias) que resolver,

    y al día siguiente opuesto a la más mínima intromisión del estado en nuestras vidas a raíz de “excusas” como el terrorismo, que se quiera o no, atenta y mata a personas.

    En un caso el Estado debe liderar el protegernos del aire contaminado y de las afecciones respiratorias, aunque sea a coñonazos, porque se comprende que vamos a morir si no,

    pero en otro en cambio no debe protegernos de morir víctimas de ataques terroristas o de la barbarie de los islámicos radicales y su visión del mundo.

    Yo no puedo entender estas polaridades tan acusadas.

    Al final, la coherencia de Enrique se encuentra en, a como dé lugar, proteger y fomentar aquello a lo que él se debe:

    ··· Coche convencional y contaminante e ineficiente, malo.

    ··· Coche eléctrico hecho por una empresa de la tecnología, de la era 3.0 o lo que sea, una Tesla de esas que a él le emocionan, bueno (pese a que los coches eléctricos lo que hacen, sobre todo, y en mucha mayor medida que los convencionales, es exportar la contaminación: en lugar de contaminar donde se utilizan, contaminan donde la electricidad que requieren es producida). Recordemos que en anteriores entradas, ya vimos que para Enrirque , VW era malo-malísimo-muy malo y merecedor de ser aniquilado cuanto antes en la hoguera pública, mientras que en otras glosa las virtudes de la fantástica Tesla.

    ··· Control del mundo digital, malo.

    ··· Restricciones al internet libre, malo.

    ··· Impuestos a lo digital, malo.

    ··· etc.

    Si para ello a veces debe proclamar la bondad de intervencionismos público, lo defenderá a capa y espada (véase esta entrada). Si luego, para lo mismo, debe abominar de eso mismo, lo hará (Véase la entrada sobre el control de nuestras comunicaciones con la excusa del terrorismo a propósito del atentado en París).

    Al final Enrique actúa como un lobby en no muchas ocasiones: para mí y para mis intereses la boca ancha, para los de los demás la boca estrecha: “no me toques lo mío, en lo mío dame más libertad, subvencióname incluso, desregúlame, etc., pero en lo de los demás, y sobre todo si tangencialmente toca a lo mío, que caiga todo el peso de la ley, que se hagan más leyes, que se prohíba a la de ya…”.

    Interesante!!.

    No puede estar de acuerdo con ello.

    ——–

    Por lo demás, una reflexión a propósito de la contaminación y Madrid:

    — Enrique entra a trabajar a Madrid LIBRE Y VOLUNTARIAMENTE todos los días PESE a esa nube que ve al llegar.

    — Igualmente, quienes deciden vivir en Madrid y comprar casa en Madrid, y no en la sierra con riachuelos cristalinos fluyendo a ambos lados del jardín, lo hacen A SABIENDAS de todos sus atascos, contaminación, nube, CO2, etc., etc.

    — Exactamente igual, quienes deciden utilizar sus coches a diario por Madrid, pese a la densidad de tráfico y los atascos, lo hacen a pesar de eso.

    En todos los casos, lo hacen PORQUE ASÍ TODO les compensa, salen ganando en términos netos: Enrique sale ganando trabajando en Madrid y no en Villa Frambuesa con su aire limpio y puro,

    el que decide comprar casa en Madrid pese a su terrible contaminación según Carmena, es porque de nuevo le compensa,

    y el que coge el coche pese a los atascos y no el muy limpio y eficiente transporte colectivo, ni digamos ya el muy saludable ir a pie, pues por lo mismo.

    Se quiera o no, Madrid es una capital europea. Es una gran ciudad, una gran urbe, lo cual algunos olvidan. Como tal, tiene sus ventajas y sus inconvenientes, que constantemente son sopesadas por sus ciudadanos, los que en ella trabajan, conviven, desarrollan sus proyectos vitales, los cuales toman decisiones en base a ese sopesar continuo. Madrid compite con otras muchas ciudades y urbes, para atraer ciudadanos, inversiones, negocios… Si tan maligno es su aire en comparación, descuidad que eso será tenido en cuenta por los que toman decisiones, por todos nosotros.

    Ni podemos pretender que Madrid tenga el aire limpio y puro del Amazonas, ni que el Amazonas tenga la ingente oferta de servicios, bienes y comodidades que Madrid ofrece a sus ciudadanos.

    Descuidad que el día que el aire de Madrid sea tan horroroso como se trata de hacer ver, si verdaderamente es así de horrible su aire y genera tantísimas dificultades, alergias, enfermedades, muertes y demás, descuidad que la gente no es tonta y se cuidará mucho de montar empresas en Madrid (todas saldrán huyendo de Madrid como huyen últimamente de Barcelona por los motivos conocidos), se gente se cuidará muy mucho de comprar casas en Madrid (estarán todas a la venta de saldo), o de vivir en Madrid (se quedará vacía la ciudad, como Chernóbil y Fukushima)…

    Los problemas de contaminación de Madrid seguramente sean actualmente menores que hace 30 ó 40 años, si bien por entonces la última inquietud era esa, y ni por asomo habían tales medidores de calidad del aire…

    Los problemas de contaminación de Madrid no los arregla ninguna Carmena a golpe de intervencionismo restrictor y quebrantador de derechos y libertades, sino el progreso tecnológico: coches que cada vez contaminarán menos, más eficientes, aparatos de calefacción igual, etc.

    Y por supuesto, en la medida en que el nivel de vida de una ciudad y sus ciudadanos crece, crece su PIB pc, etc., caso de Madrid en los últimos años y décadas, siendo actualmente una de las ciudades europeas con mayor calidad de vida,

    estos demandan mejoras en todos los sentidos, y crece la calidad de vida, también la calidad del aire, como de todo por otra parte: zonas deportivas, zonas de paseo, instalaciones, parques, red de transporte, servicios de ocio, gastronómicos, sanitarios…

    Descuidad que ningún rico se va a vivir a Chernóbil con su aire venenoso…,

    y sí, Madrid concentra la mayor cantidad de riqueza de España, y el mayor PIB pc.

  • #038
    Aitor - 16 Noviembre 2015 - 19:35

    Ja… Ja… Ja…
    De aquellos ricachones… Estos lodos y esta contaminación.
    Me recuerda mucho a las historias antiguas en que los ricos se construían sus casas en lo alto de los pueblos. Al norte.
    Casas con su correspondientes tuberías de agua fría, caliente y baños de lujo a las que no les faltaba sus correspondientes “Pozos Negros”
    – ¿Qué pasó que pasaba.?
    – Pues que los “Pozos negros” contaminaban las fuentes en las que “el pueblo” bebía, recogia y llevaba el agua a sus casas. RIP

    A día de hoy:
    – Los “nuevos ricos” se fueron a vivir a la sierra, el norte.
    – Tuvieron muchos hijos y crecieron.
    – Sí antes tenían coche el marido y la mujer, ahora también lo tienen los hijos que viven con ellos o viven cerca.
    – De 2 coches, han pasado a 4 o a 5 coches por familia.
    – Les hicieron muchas carreteras y M30, M40, M60, … y otras para que pudieran ir y venir rápido de su trabajo en Madrid capital o alrededores a su casa de la sierra.
    – …
    – Ahora, asqueados, miran con desprecio a la contaminación…
    ¡Cómo si ellos no fueran tan culpables como inocentes.!
    Y hasta me atrevo a decir que muchas zonas del sur de Madrid, Villaverde por ejemplo, tienen un aire más limpio que muchas urbanizaciones de la zona norte de Madrid. Lo cachondo es que algunas de estas urbanizaciones están construidas en la zona baja de los pueblos, donde antes estaban “las huertas o huertos”.
    Esta ha sido la moda del ladrillo de los últimos años. ¿Ingenuidad, listos, inocencia, riqueza, …?

    Y colorin, colorado, este cuento puedes tú continuarlo…

  • #039
    Alejandro - 19 Noviembre 2015 - 09:10

    Completamente de acuerdo contigo Enrique.
    La gente quizás prefiera las medidas que tomó la anterior alcaldesa, si los medidores dan datos negativos de contaminación; pues mueve los medidores a otro sitio.
    Tiene que haber de todo, ahí están los comentarios para demostrarlo. Qué lástima.
    Un saludo.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados