Social media zombies

IMAGE: Graphit - 123RFA medida que pasa el tiempo, me genera más estupor la interpretación que muchísimas empresas, sobre todo de productos de consumo, han hecho de la web social. Insulsas listas interminables de tweets o de actualizaciones en Facebook sin alma de ningún tipo, de tonterías que antes ni llegaban a convertirse en cutre nota de prensa a la que nadie hacía el más mínimo caso y que simplemente desperdiciaba recursos y atención, que ahora son enviados a agencias de publicidad para que los programen, los emitan, recopilen las escasas reacciones, y lo escriban en un informe.

En eso es en lo que ha quedado para algunos la supuesta revolución de la bidireccionalidad: en un pobre diablo al que le toca estrujarse el cerebro para recopilar tonterías que no interesan a nadie, y que las envía a una agencia para que las procesen. En algunos casos es aún peor, y la marca ni siquiera piensa: subcontrata directamente todo, incluyendo el contenido de las actualizaciones. Es perfecto: como me han dicho que hay que “estar en las redes sociales porque se han vuelto muy importantes”, me dedico a pegar mensajitos insulsos y tonterías que no importan a absolutamente nadie sobre cuestiones completamente irrelevantes. Si alguien en su sano juicio decide seguir a la marca, no será por lo que publica, sino por otras muchas razones, pero eso da lo mismo: lo importante es estar ahí, no vayamos a parecer antiguos.

¿Es que nadie se preocupa por intentar – ya solo digo intentar – que su presencia en la web social tenga algún tipo de sentido? ¿De verdad nadie empieza el ejercicio por donde hay que empezarlo, por decidir qué pintamos ahí, cuál es la finalidad, qué se busca con ello, a qué responde el interés? No, lo fácil es simplemente llamar a una agencia y decirle “quiero estar ahí”, pagar, y ya está. Porque claro, “estamos tan ocupados que no hay tiempo para esas cosas”. ¿Nadie se plantea que la web social debería servir para algo más que simplemente poner tonterías porque hay que poner algo, llenar espacio con la misma (nula) convicción con la que antes enviábamos notas de prensa, pero ahora en formato más cortito? De verdad… revisa las actualizaciones de tu marca en Facebook y Twitter: ¿no te llama nada la atención? Trata de ponerte en los zapatos de un cliente, o de cualquiera que no seas tú: ¿tiene algún tipo de interés para algún ser humano racional el contenido de tus actualizaciones? ¿O se trata simplemente de una prolongación absurda de un tipo de marketing que ya estaba muerto antes de que la web social entrase en la escena?

Empresas que van por el mundo con la cabeza muy alta porque “están en las redes sociales”, cuando en realidad lo único que hacen es subcontratar un trabajo sin alma, sin sentido, sin valor de ningún tipo. Mensajes programados para ser emitidos a determinadas horas (“es que nos han contado que son las horas a las que hay que hacerlo”), repetidos en mil ocasiones (“es que nos han dicho que así lo ve más gente”) y con todos los vicios típicos de lo que era la comunicación unidireccional. Donde antes veían “una campaña” o “un anuncio”, ahora ponen tweets o actualizaciones en Facebook, pero ese es todo el cambio.

No, la web social no era eso. Si haces las cosas así, procedimentándolas hasta el límite y con una cadena de delegaciones que alcance el infinito, lo que transmitirás en la web social es tu total ausencia de alma, de personalidad y de vida. Demostrarás que eres una empresa aburrida e insulsa, que prefiere que la comunicación directa la lleven otros porque ellos “están muy ocupados”. ¿Quién va a expresar interés en seguirte cuando lo único que pones son noticias vacías, cuando lo único que cuentas son los premios que te compras o que te dan, cuando no paras de mirarte el ombligo? ¿No sería mejor que personas de la organización aprovechasen la web social para demostrar lo que saben, por qué trabajan ahí, qué opiniones tienen sobre algunas cosas, qué ideas hay detrás de qué acciones, o cómo de verdad solucionar un problema, sin evasivas ni escapatorias? No, eso no se subcontrata: hay que ser genuino, real, hay que tener sangre en las venas. Hay que entender que la web social no es más de lo mismo, no es un medio más que dar a gestionar a la agencia de turno. Es diferente. Y no basta con simplemente “estar”. Hay que estar en condiciones.

De verdad, haz el ejercicio. Toma la cuenta de Twitter corporativa de tu compañía, analiza los últimos días o semanas, y revisa una por una cada actualización. Plantéate a quién diablos podía interesarle. ¿Por qué se escribió? ¿Simplemente “había que poner algo”? ¿Qué se pretendía con ello? ¿Qué estrategia había detrás, si es que había alguna? (no, el “estar” no es una estrategia). Tal vez muchos se den cuenta de que su compañía está perdiendo miserablemente el tiempo, gastando recursos que no sirven para nada más que para decir “tengo X followers… que deben ser todos bots o estar cerebralmente muertos”.

¿Sería por tanto la alternativa abandonar esas iniciativas absurdas, romper la baraja y renunciar a estar en la web social? En un mundo en el que una buena parte de tu indexación y visibilidad dependen precisamente de lo que hagas en la web social, ese comportamiento sería prácticamente un SEOcidio, una barbaridad. Pero claro, “estar por estar”, publicando chorradas que no importan a nadie y simplemente “cumpliendo el expediente” por delegación tampoco parece que vaya a ayudarnos demasiado…

Hace algunos años, la pregunta de rigor era si tu empresa estaba en la web social. Unos años después, la pregunta ya no es exactamente esa… pero tampoco sé si hemos avanzado mucho. Ahora la pregunta es: ¿es tu empresa un zombie en la web social?

 

This article is also available in English in my Medium page, “Is your company a social media zombie?”

35 comentarios

  • #001
    Miguel Alvim - 29 septiembre 2015 - 15:42

    Sin añadir ni quitar una coma. Lo has clavado Enrique.

  • #002
    1234 - 29 septiembre 2015 - 17:08

    Sé que esto que voy a escribir va contra corriente, pero yo creo que no todo el mundo DEBE que estar en las redes sociales. Si eres la zapatería de la esquina y estás “tan ocupado que no tienes tiempo para esas cosas” simplemente no deberías de tener una cuenta en las redes sociales, y más si no tienes nada interesante que decir. ¿Que ya ha empezado la nueva temporada de moda en zapatos en tu tienda? Sinceramente NO ME INTETESA.
    Creo que tener presencia en las redes está sobrevalorado. Citó un famoso dicho: “si no tienes nada que decir, mejor no digas nada”

    • Enrique Dans - 29 septiembre 2015 - 17:13

      Totalmente de acuerdo. No es una obligación, es una cuestión de prioridades. La zapatería de la esquina no TIENE que estar, y frente a invertir tiempo en simplemente vender y proporcionar buen servicio, le otorgará una prioridad bajísima o nula. Pero si ve que la otra zapatería de la otra esquina obtiene un incremento elevado de popularidad, fidelidad o ventas gracias a su presencia en redes sociales… ya verás como cambia sus prioridades :-)

      • 1234 - 29 septiembre 2015 - 19:18

        Pero entonces ya entramos en lo de siempre. “Me hago una cuenta en las redes sociales porque mi competencia lo hace y le va bien, pero no tengo ni el tiempo, ni el contenido, ni las ganas de ponerme a ello, así que subcontrato y ya está”

        Siempre me he preguntado ¿Quiénes necesitan tener presencia en las RS? y es más ¿cuándo se necesita, a partir de qué momento?

        • Alberto - 30 septiembre 2015 - 15:40

          Los clientes reales y potenciales de esa zapatería están en redes sociales. Por eso hay que estar en Facebook y en alguna que otra red social, porque es estar donde ya está tu público objetivo, y además, donde mejor puedes fidelizarlo y enamorarlo, al tiempo que te permite ofrecer información corporativa de manera directa, rápida y personalizada. Estar en redes sociales es perfecto para interactuar con tu target y, de paso, humanizar tu marca. Y no estar será (si no lo es ya) como no tener teléfono.

          • Irene - 24 octubre 2015 - 03:31

            Sr. Alberto me gustó mucho su respuesta, sobre todo la afirmación sobre el hecho de que si no estás en las redes sociales es como no tener teléfono. Y es que se hace ya una realidad este tema.

      • Julia - 13 octubre 2015 - 08:24

        Todo depende. Por ejemplo, os pongo un caso: las peluquerías. Antes, te recomendaban una, ibas, te dejabas hacer, pagabas y encima salías cabreada. Ahora, no visito una sola peluquería que no tenga página en Facebook o Instagram donde pueda ver lo que hacen, los famosos “antes y después” de usuarias que han peinado de verdad, no fotos retocadas de una revista de peluquería. A mí eso me sirve de guía para seleccionar a un determinado peluquero y fiarme de su talento con las tijeras. A otros les parecerá una chorrada quizás, todo depende del interés que uno tenga. Pero los pequeños negocios sí se benefician y mucho de salir en redes sociales, aunque no tengan nada que decir. Cada vez más consultamos sus páginas sociales para apuntar el teléfono o hacer una reserva, o simplemente enterarse de la dirección.

  • #008
    Gorkig - 29 septiembre 2015 - 17:21

    Absolutamente de acuerdo el 98% de las empresas no saben para que les vale estar en las redes sociales, pero un 2% si lo han descubierto, Te pongo los escasos casos con los que yo me he topado.

    Uso inteligente de email – “Lidel” – Tiene unas curiosísimas ofertas, siempre escasas en numero de objetos puestos a la venta , a unos precios absurdamente bajos, que tienen a un monton de personas pendientes de sus Emails para llegara sus almacenes nada más abrir a adquirir los codiciados y absurdos objetos. Si hay una campaña que arranca a las personas de la cma para llevarlas a sus tiendas son dos Apple y Lidel solo que Lidel lo consigue todas las semanas.

    Uso inteligente de Facebook, la Sant Andreu Jazz Band , nacida en una escuela municipal de música, utiliza profusamente Facebook para dar cuenta de sus actividades, Rato es el día que no sube un vídeo de una actuación de la orquesta en su conjunto o de alguno de sus mienbros como solista. Por este medio se han dado a conocer, no solo en Barcelona que sería su territoro matural sino por toda la geografía española y con incidencia en algunos paises extranjeros,

    Pese a subir toda su producción a Internet tiene CD’s recopilatorios de su obra que editan y venden directamente sin intervención de las discográficas y desconozco las cifras de venta pero por poca que sean superan sin dudarlo las de cualquier conservatorio o academia de música pudiera hacer de la obra de sus alumnos.

    Los conciertos de la Sant Andreu Jazz Band ( https://www.facebook.com/Sant-Andreu-Jazz-Band-182663511778460/timeline/) en Cataluña son casi semanales y agrupaciones menores de esa banda en especial el quinteto Motis Chamorro quintet ( https://www.facebook.com/Andrea-Motis-Joan-Chamorro-jazztojazz-162293797114811/timeline/ )

    La publicidad conseguida por este medio les hace ser hoy artistas invitadas en múltiples eventos de Jazz de España. Recientemente han intervenido en un festival Zaragoza San Sebatian Madrid y han hecho tournes por Francia y Japón mientras preparan una por Estados Unidos.

    Poco a poco de la banda se van segregando personas que desean formar sus propios grupos y que siguen teniendo Facebook como su principal motor para darse a conocer Todos salen con un Cd de presentación y una publicida que les permite dar los primeros pasos como artistas con mas seguridad.

    De ahí han salido
    Eva Fernandez, ( https://www.facebook.com/evafernandezjazz?fref=ts )
    Magali Datzira ( https://www.facebook.com/Magal%C3%AD-Datzira-1659862207562503/timeline/ )
    Rita Payés ( https://www.facebook.com/rita.payesroma?fref=ts )
    y últimamente Marc Martin ( https://www.facebook.com/marc.martintorrent?fref=ts )

    Todos utilizan profusamente las redes sociales en especial Facebook

    En Twitter , la verdad, no conozco ninguna empresa que lo haga bien lo cual no quiere decir que no lo hagan. Lo que si conozco es muchos autónomos.

  • #009
    Antonio Castro - 29 septiembre 2015 - 18:56

    Yo creo que en este caso es mucho más fácil señalar a los que lo hacen mal que indicar qué es exactamente lo que deberían hacer con todo lujo de detalles, porque yo no creo que sea un asunto trivial. ¿Realmente existe una receta mágica para hacer que las redes sociales atraigan una gran cantidad de clientes potenciales?

    Estoy de acuerdo en que lo hacen mal, pero para mí si alguien lo hace mal, porque no sabe hacerlo mejor y pese a ello lo intenta y su empresa no se hunde, yo me quito el sombrero. Puede que incluso logre tener más beneficios cuando aprendan a usar las redes sociales y sacarles el máximo partido porque si la empresa está tirando para delante es porque hay algo que hace no solo bien, sino bastante mejor que la competencia.

    De hecho, lo he dicho muchas veces. Yo me quito el sombrero ante la calidad de tu Blog y ello no implica que lo estés haciendo todo bien.

    Yo creo que lo de social media zombies, suena demasiado despectivo y no lo veo justificado. ¿Tú lo harías mejor? Sin duda en ese tema en concreto creo que lo haría mucho mejor, pero si tú supieras todo lo que se necesita para tener el éxito empresarial que algunas de esas grandes empresas media zombies tienen, seguramente tendrías tu propia empresa.

    Este artículo tuyo dice verdades como puños y pese a ello vuelves a fallar en lo importante porque no pones el dedo en la llaga. Siendo profesor en lugar de ridiculizar al ignorante, deberías haber enfocado el artículo desde un punto de vista más didáctico y constructivo. Creo que eso es mucho más complicado de hacer en este caso, porque para cada tipo de negocio el enfoque social media ha de ser diferente.

    Existe un componente creativo importante en el arte de acertar con el enfoque social media correcto desde un punto de vista de mercadoténico. Lo que quiero decir, es que en algunos temas, evitando los diez errores más comunes, se consiguen buenos resultados, pero en este tema no existen recetas mágicas sencillitas. Lo que funciona para un negocio puede ser un despropósito para otro. Por lo tanto, no es un tema trivial y la gente se dedica a hacer lo que mejor se le da.

    Creo que hablar de social media zombies, ademas de despectivo es simplificar el problema porque no estamos hablando solo de social media. Estamos hablando de mercadotecnia en medios sociales, y no me parece tan trivial.

  • #010
    Gorki - 29 septiembre 2015 - 20:16

    De todas formas, hablar de Internet como una red bidireccional, es hablar de un mito. Es una potencialidad que tiene Internet, pero que no se explota. La realidad es, que Internet es como un periódico, algo bidireccional, por tener sección de Cartas al Director, pero direccional en la práctica y donde la ida es libre, pero la respuesta esta controlada. (Censurada) .

    Bidirecional de verdad, es el correo y el teléfono, donde los dos nodos están equilibrados y es indistinguible quien comenzó la comunicación. En Internet, sólo Skipe, WhatsApp y en el mejor de los casos Facebook entre amigos, son bidireccional, (admito que haya algún servicio mas bireccional).

    En el 90% de los usos de Internet, incluidas las RRSS, y por supuesto los blogs, es una colección de púlpitos de ditintos tipos aislados, mas o menos elevados y visibles, desde unos señores hablan, (hablamos), con altavoces más o menos potentes, como los muyahidines en sus mezquitas, pero donde la inmensa mayoría escucha, pero no dialoga. ¿Qué dialogo establece Youtube, Priterest, o Twitter?

    Cierto que hay una ventaja, cada uno puede construirse un púlpito con poco esfuerzo, otra cosa es hacerlo tan alto que se le vea a cierta distancia, eso ya no es tan fácil.

    Eso se lo que les pasa a las empresas, saben hacer el púlpito y con mucho esfuerzo hacerlo visible, (RedBull, CocaCola), pero no saben utilizar Skipe. ¿Alguien tiene una empresa, (que no sea la suya), en un grupo de WahtsApp)?.

  • #011
    Carlos Jumbo - 30 septiembre 2015 - 06:40

    No todo, ni todos, deben estar, pero si vas a estar debe de, ser tu gente, porque? Para aprovechar ese “bidireccional comunicación” ya que se convierte en un servicio adicional, escuchar de primera mano a tus clientes a un clic de distancia es fantástico, pero también puede ser tu tumba, si no está el personal entrenado en las herramientas ya que en el trato se supone que ya son expertos. Por ende si estás, debes estarlo con al 100% y sin subcontratar.

  • #012
    Pol - 30 septiembre 2015 - 08:43

    Me hace gracia como “gurús” de las RRSS y de la comunicación online reflexionan y se hacen sus pajillas mentales filosofeando sobre lo que hacen el resto de los mortales recostados en sus cómodas sillas, mientras ya no una agencia,sino una legión de becarios dota de contenidos sus otras webs de sus otros negocios no tan visibles para el público, su público. Es cierto que las redes sociales están saturadas de cosas triviales. Es cierto que ya no se aporta el valor que se espera. Pero esque todo con el tiempo se deprecia. Ya no nos sorprendemos como antes. Las redes ya no son algo novedoso. Pero una vez que estás dentro tienes que mantenerlas y no siempre se cuenta con el tiempo y los recursos para emocionar, sorprender o aportar “valor”. Tal vez todas esas chorradas de las que hablas le interesen a alguien. Si no no existiría Tele 5. Yo personalmente estoy saturado de estos sermones. Tampoco me aportan nada. Esto ya lo sabemos todos. No es nada nuevo. Lo que realmente sería interesante es hablar sobre qué se puede hacer para volver a recuperar ese entusiasmo y para que la gente se enganche a tu marca. Menos teoría y más práctica.
    Aunque esto parezca una crítica brutal, es simplemente una crítica de una crítica. Considero que hay otras personalidades en la red que lo que hacen es sumar y no mirar al de al lado por encima del hombre. Reflexionemos sobre eso.

    • Enrique Dans - 30 septiembre 2015 - 09:27

      A mí me hace gracia como “críticos” pasan por aquí, leen un puñetero artículo sin tener en cuenta la trayectoria de una persona, y vierten su ácido sobre la pagina sin pararse a pensar que a lo mejor lo que reclaman es lo que el autor lleva toda su puñetera vida haciendo. A ver, simpático… ¿quieres artículos o conferencias sobre lo que sí hay que poner en la red? Tengo literalmente cientos, revisa un poco. Si quieres, esta conferencia sobre marca personal, que parece que gustó mucho. O esto. O esto otro. O muchas más, esos son los primeros que he podido encontrar. Pero no, es más fácil llegar con la pistolita de descalificar, ignorar completamente que un tío lleva muchos años formando a medio país en el uso de las redes sociales en todo tipo de foros que van desde prensa hasta televisión pasando por clases y conferencias, y simplemente no mirar antes de disparar, tacharlo de “negativo” sin más, ¿verdad? No solo tengo que ser bueno, además tengo que conseguir que nadie que se pase por aquí vaya a pensar que, como hoy estoy en modo reproche – que es otra forma de utilizar el modo constructivo – se dedique a echar pestes sobre mí y a tildarme de inútil… duro trabajo este.

      • Antonio Castro - 30 septiembre 2015 - 12:07

        No me doy por aludido, porque sé que respondes a otra persona, pero sin ánimo de atacar a nadie ni de defender a nadie, te diré varias cosas, porque te estás equivocando mucho.

        Ignoro el concepto que tengan de ti los de más y no es algo que yo tenga en cuenta para nada. Me gusta juzgar las cosas por mi mismo.

        Por lo que a mí se refiere al menos, si que valoro muy positivamente tu experiencia, tu capacidad de trabajo y tu condición de experto en montones de asuntos relativos a la tecnología.

        Por desgracia, yo creo que tienes un problema de falta de humildad sin la cual vas a continuar actuando como sí supieras todo sobre cualquier cosa y eso no es cierto. El necio no aprende ni siquiera del sabio pero el sabio aprende incluso del necio.

        Lo que quiero, decir es que ninguno de tus muchos méritos te va a salvar de cometer errores puntuales, incluso errores considerables que pueden ser percibidos por personas con muchísima menos base de conocimientos que los tuyos, simplemente por que todos somos perfectamente falibles.

        Uno de tus puntos flacos, es tu capacidad para la ingenuidad. Jamás olvidaré que fuiste uno de los que se reunió con Sinde para intentar dialogar. Yo llevaba ya mucho tiempo teniendo muy claro que eso era imposible y que había que tratarla como una enemiga, primero porque sus intereses no coincidían para nada con el de los ciudadanitos y segundo porque era muy dada a mentir y a abusar de su poder. Mintió y os traicionó como era normal.

        Últimamente hablando sobre Volkswagen te permitiste decir cosas como “Llama la atención ver cómo ahora algunos pretenden rasgarse las vestiduras y decir cosas como “eso lo hacen todas”, “es una guerra comercial”
        […]
        Por ahora, la única prueba solida que hay dice que en Volkswagen son una panda de sinvergüenzas que estarían mucho mejor en la cárcel, no hay ninguna prueba sólida que diga que otras marcas también lo hacían.

        Puede que los que decimos que se trata de un problema de trampa generalizada no seamos cuatro gatos desinformados. Yo creo que tú te informas mucho, pero usas tu filtro de la ingenuidad para evitar creer cosas tan evidentes que caen por su propio peso.

        Te niegas a verlas y tu experiencia no te ayuda a evitarlo. No estoy solo en la hipótesis de la trampa generalizada. He visto un artículo que resume muy bien mi punto de vista.
        Volkswagen confesó y el resto de los fabricantes ¿porqué callan?
        Fuente: http://www.ecoticias.com/motor/107381/volkswagen-confeso-y-el-resto-de-los-fabricantes-iquest-porque-callan

        El tiempo dará y quitará razones pero yo a riesgo de equivocarme, veo claro un origen del problema que no estás considerando en su justa medida. Ahora los políticos que han realizado una inexcusable dejadez de sus responsabilidades van a castigar a sus socios de la industria, simplemente por no haber sido capaces de disimular las trampas. Lo hacen siempre. Es como lo de la caja B de PP. Pasamos del “sé fuerte Luis” a algo parecido a decir que Luis es un corrupto un ladrón y un traidor.

        Alguien tiene que pagar la cagada de Voskwagen y en España ya amenazan a SEAT.

        Insisto, ignoras algo evidente la trampa es generalizada, ni yo ni los mercados necesitamos pruebas. Las cotizaciones en bolsa de toda la industria del Diesel caen en picado porque el mercado se anticipa a lo inevitable.

        Los coches eléctricos aspiran al trono de los diesel tras el escándalo de Volkswagen
        http://www.adslzone.net/2015/09/28/los-coches-electricos-aspiran-al-trono-de-los-diesel-tras-el-escandalo-de-volkswagen/

        Me doy cuenta de que voy lejos en mis conclusiones, pero eso es solo para ilustrarte lo que podrías estar ignorando por no ver ciertos problemas en su verdadera dimensión.

        Casualmente también dije que existía un problema muy grave de opacidad y que era inadmisible que el software de un coche fuera opaco. Ni te molestaste en analizar ese problema ni en contestar a los que como yo lo señalaron. Creeme que no me importa porque si tú no lo haces otros lo harán, pero tú te lo pierdes.

        http://www.microsiervos.com/archivo/coches/por-que-software-coches-deberia-ser-open-source.html
        Por qué (tal vez) el software de los coches debería ser código abierto

        “Los automóviles de lujo están entre las máquinas más sofisticadas que existen, con 100 millones o más de líneas de código de programación. Compara esa cifra con los 60 millones de líneas de código de todo Facebook o con los 50 millones de líneas de código que tiene el software que controla el Gran Colisionador de Hadrones.”

        Podría ser más diplomático pero a riesgo de resultar más molesto, no te estaría haciendo con ello ningún favor. La verdad y la diplomacia no siempre pueden ir de la mano. De hecho, tu tampoco has sido diplomático, así que me parece que somos igual de sinceros.

        Deberías volver a releer tu frase: “A mí me hace gracia como críticos pasan por aquí, leen un puñetero artículo sin tener en cuenta la trayectoria de una persona, y vierten su ácido sobre la pagina sin pararse a pensar que a lo mejor lo que reclaman es lo que el autor lleva toda su puñetera vida haciendo.”

        • Enrique Dans - 30 septiembre 2015 - 12:17

          Y. Una. Mierda. Con perdón, pero estoy hasta las narices de críticas sin sentido, y cuando alguna es claramente injustificada, lo digo. Lo del código abierto lo mencioné, clarísimamente, y es de hecho una de las frases más destacadas de mi artículo sobre Volkswagen en Twitter, que es anterior al de Microsiervos (con quienes obviamente no pretendo “competir” en nada, son unos cracks y nos llevamos de vicio). Pero claro, para ti voy a seguir siendo toda la vida, haga lo que haga y diga lo que diga, un tipo que por alguna razón afirmas que “cree saberlo todo” (cuando mi trabajo es precisamente hacer ver que no lo sé todo y promover que otros participen aportando lo que saben), y por supuesto, alguien que “no mencionó aquello que para ti era importantísimo”, aunque de hecho lo haya mencionado. Mira, ni se puede gustar a todo el mundo, ni mucho menos lo pretendo. Si alguno de aquellos a los que no les gustas se dedica a poner comentarios descalificadores, pues mientras no sean insultantes, los incluiré, y cuando me canse, los borraré y se irá seguramente a hacerlos a otro sitio. Internet sigue siendo internet…

          • Antonio Castro - 30 septiembre 2015 - 14:04

            Lo de ya se cansará y ya se irá es innecesario. A mí bastaba que me hubieras dicho que prefieres la adulación a la sinceridad porque prefiero marcharme.

            Este es el último comentario mío que tendrás que aguantar … en este Blog.

        • Krigan - 1 octubre 2015 - 12:56

          A día de hoy, es así. Está demostrado que Volkswagen hacía algo, lo cual daba como resultado mucha contaminación (40 veces el límite legal), y no hay pruebas de que las demás hiciesen ese algo, ni de que sus coches contaminasen tanto.

          De hecho, la cosa empezó a destaparse cuando unos investigadores californianos hicieron pruebas de contaminación en conducción real (no en laboratorio). Consiguieron 3 coches para las pruebas, un BMW y 2 de Volkswagen. El BMW dio resultados normales, los 2 modelos de VW soltaban un montón de contaminación.

          Las afirmaciones del “todos lo hacen” se basan todas (incluida la que enlazaste) en un error. No se han leído la acusación. Todos los fabricantes optimizan sus motores para pasar las pruebas, que actualmente son de laboratorio y no de conducción real (por eso precisamente se ha propuesto que cambien las pruebas, desde antes de que saltara este escándalo).

          Pero VW fue mucho más lejos. Lo suyo consistió en detectar cuándo había pruebas, y activar entonces el sistema anti-contaminación, manteniéndolo desactivado el resto del tiempo.

          Hay millones de coches que NO son de VW circulando por ahí. No te preocupes que si alguna otra ha hecho lo mismo se sabrá. Pero, a día de hoy, todavía no se ha visto a ninguna otra contaminando 40 veces el límite legal. Esta es la realidad.

          • AndreasColor - 4 octubre 2015 - 02:39

            Jaaaaaaa, el comentario del usuario Pol es totalmente ofensivo y nada constructivo y encima va de listo. Lo que me extraña es que Enrique siga teniendo paciencia (hace un tiempo escribía por aquí un tal Observador que decía tantas gilipolleces seudo intelectuales igualmente ofensivas y tampoco me entraba en la cabeza que EDans no le hubiera baneado).

            Enrique, disculpa que me entrometa así de golpe con tanta confianza:
            Como estoy seguro de que no eres masoca, me da la sensación de que por la vocación de enseñanza que intuyo que tienes, te estás olvidando de que hay “listos” muy tontos y frustrados que no pueden socializar ni discutir ni aprender “con salud”. Siempre están compitiendo.

            En fin, por la pena entra la peste (en este caso por afán educador)… Yo no perdería ni un segundo con peña insana…

            PD: Si algún desconocido entra a mi casa y empieza a increparme; “Me hace gracia como “gurús” de las RRSS y de la comunicación online reflexionan y se hacen sus pajillas mentales filosofeando sobre lo que hacen el resto de los mortales recostados en sus cómodas sillas….” le cierro la puerta en las narices….

            P.D 2: ANTONIO CASTRO, creo que el inocente o niño eres tú, buscando la aprobación de Enrique y poniéndote mohíno cuando no comulga ni se doblega a tu “buen rollito”….

            P.D 3: No suelo comentar por aquí pero hay veces que me dan ganas de poner un poco de cordura… o más lokura, quién sabe ;-)

            P.D 4 (no sé por qué me ha dao por las postdatas pero ya que estamos): En relación al artículo, supongo que no pretende ser un ensayo profundo sobre la utilización de las redes sociales por las empresas, según yo lo veo, únicamente se pretende señalar un error muy común que no viene mal que recordemos y tengamos presente incluso los que ya sabemos algo de estos temas…

            Salut!

          • AndreasColor - 4 octubre 2015 - 03:07

            De todos modos no sé para qué me meto en estos temas…

            Es un poco surrealista hacer una crítica de las criticas de una crítica ;-)

  • #020
    Luis Hernández - 30 septiembre 2015 - 09:20

    Hace no mucho escribí un artículo sobre la importancia de las redes sociales para las empresas con cierta repercusión. En realidad se trata de aplicar el sentido común y bastante trabajo:
    En resumen:

    Cosas para las si sirven las redes sociales:

    -Proyectar una imagen positiva y cercana de nuestra marca, productos y servicios.
    -Ofrecer soporte, información y atención al cliente.
    -Establecer y fortalecer relaciones y sinergias con proveedores, clientes y, porqué no, con la competencia.
    -Recibir feedback. Información de primera mano, de los usuarios de nuestros productos y servicios.
    -Gestionar críticas y problemas que puedan surgir.
    -Difundir información relevante del sector en que trabajamos.
    -Definirnos como referentes en nuestro campo de actividad.
    -Mejorar el posicionamiento de nuestra web o tienda online en Google y otros buscadores.

    Cosas que no debemos hacer en las redes sociales:

    -Hacer publicidad, entendida del modo más tradicional.
    -Hablar sólo de mi mismo, de mi empresa, de mis productos, servicios, ofertas y promociones.
    -Realizar ventas directas, a puerta fría.
    -Bombardear y saturar a nuestra audiencia de información.
    -Ignorar, despreciar o en general no gestionar adecuadamente las críticas.
    -Tratar de conseguir resultados económicos rápidamente.

    Aquí el artículo completo:
    Importancia de las redes sociales para las empresas

    • Antonio Castro - 30 septiembre 2015 - 12:12

      Realmente básico e importante saber gestionar bien las críticas. Algo muy difícil cuando tienes un día en que te arden las orejas

  • #022
    jesus - 30 septiembre 2015 - 11:56

    Estar en las RRSS no creo que sea cuestión de prioridad. O al menos la prioridad me parece la numero 100.
    La utilización de RRSS para muchísimos productos de gran consumo, por poner un ejemplo, no tienen sentido. Incluso la publicidad tradicional ya no tiene efectividad, especialmente en aquellas categorías a la cuales las marcas de la distribución aniquilaron. Como consecuencia de ello, al consumidor no le importa en absoluto la marca.

    Como dijo alguien::
    “Yo no quiero ser amigo de mi mantequilla”

    Pero además un productor de mantequilla, contestó:
    “Y si hubiera alguien con semejante interés, yo no querría ser amigo suyo…por si acaso”

  • #023
    Javi - 30 septiembre 2015 - 14:30

    Yo me quejé en Twitter a la Opel de un mal servicio dado por uno de sus talleres oficiales (Arpa Motors en Castelldefels) y automáticamente me redirigieron a un servicio de atención al cliente telefónico donde me abrieron incidencia y nada más se supo. Me volví a quejar por Twitter y volvieron a llamarme diciendo si quería añadir algo más a la incidencia. Una incidencia que gestionaron al estilo antiguo. Ni una respuesta por Twitter más allá de, “un agente se ha puesto en contacto contigo”. Estuve un tiempo siguiendo la marca Opel y efectivamente es tal como comentas. Spam y promoción a la antigua usanza. Lamentablemente arreglé el problema en un taller no oficial y de mi queja e interacción en las redes sociales, nada más se supo. Eso si.. 4 o 5 actualizaciones diarias en mi timeline de la marca Opel.

  • #024
    Alvaro Vázquez Duarte - 30 septiembre 2015 - 18:07

    Según Woody Allen, dijo una vez (no se con certeza que fuera él, pero lo he visto varias veces) que “el 80% del éxito de una cita es estar allí”. El problema es cuando pasas más allá de la primera cita o entrevista y con el “estar allí” no es suficiente.

    Me imagino será una cuestión de maduración y selección natural digital. Aquellos marcas o empresas que no tengan una presencia destacada en redes sociales serán descartadas con el tiempo si no se adaptan.

    Esto claro, como toda evolución, lleva su tiempo. Ya lo veremos con el paso de los años.

    ¡Saludos desde Monterrey, México!

  • #025
    Patricia - 30 septiembre 2015 - 18:51

    Hola Enrique,

    Estoy de acuerdo en que muchas empresas están en internet y en las redes sociales “por estar”. Lo he visto en algunos casos en que detecté errores en sus páginas y quise ayudar avisándoles. La mayoría de las veces, sin respuesta.

    Un ejemplo: Restaurante Kena de Luis Arévalo. Detecté un error hace varias semanas. Les avisé a través de su e-mail de contacto. Ninguna respuesta. Dejé comentarios en su Facebook. Ninguna respuesta. Y el texto sigue mal escrito.

    https://atencionalaatencion.wordpress.com/2015/08/30/restaurante-kena-error-en-el-texto-el-menu-omakase/

    Seguiré intentando… :-)

    Saludos.

    • Patricia - 26 octubre 2015 - 19:05

      Añado aquí una buena experiencia con la tienda de zapatos #Merkal sobre el buen uso de #Facebook. Algunos hacen bien las cosas. ¡Qué bien! :-)

      https://atencionalaatencion.wordpress.com/2015/10/24/merkal-baja-fallida-pero-buen-uso-de-facebook/

  • #027
    David el Bueno - 2 octubre 2015 - 14:21

    Enrique aprovecho que estás hoy de mala leche para meter dedito en el ojo (y te lo digo sin ambages). Estás en tu derecho (es tu blog) de decir lo que te dé la gana, pero Antonio Castro tiene razón en una cosa: te crees que lo sabes todo de todo y no admites puntos de vista diferentes a los tuyos. Nos incluyes a los críticos poco menos que porque hoy día mola “ir” de abierto a las críticas, pero tú vas a lo tuyo y pasas de tratar de comprender a los demás.
    Te pasó cuando te dió por arremeter contra la prensa de papel. En vez de tratar de comprender y ayudar, me da la impresión que has tratado y sigues tratando de hundirla en la más negra de las miserias. ¿Que te caen mal las marcas de coches? Pues a por ellas en cuanto que se produce la mínima posibilidad sin contemplar otros aspectos relevantes de la conversación, como por ejemplo el tratar de situar la contaminación de esa industria en relación con la de otras industrias que te son afines, por ejemplo las IT.
    Refieriéndome a esta entrada en particular tienes toda la razón. ¡Qué torpes son los del mundo “real”! ¡Mejor que “no estén”! Vamos un “la culpa es de los otros”.
    Pues en cuanto a la prensa por ejemplo, después de no sé cuántos años de internet aún nadie ha sabido dar una respuesta positiva para que sus contenidos se moneticen de una manera digna, para que los periodistas puedan vivir dignamente, algo que debería de avergonzar a todos los que formáis parte de alguna manera del sector de las IT.
    ¡¡Ni una sola respuesta que haya funcionado en todo el mundo!! Y me atrevo a decir esto porque si hubiera habido alguna ya todos los medios lo estarían copiando.
    Así que, a veces, hay que mirarse el ombliguito propio antes de criticar el ombliguito del de al lado.. Y lo digo repitiendo la frase de Antonio Castro, que espero que recapacite (o tú te disculpes y le hagas recapacitar) porque era una de las personas que merece la pena de leerse aquí:
    “Por lo que a mí se refiere al menos, si que valoro muy positivamente tu experiencia, tu capacidad de trabajo y tu condición de experto en montones de asuntos relativos a la tecnología.
    Por desgracia, yo creo que tienes un problema de falta de humildad sin la cual vas a continuar actuando como sí supieras todo sobre cualquier cosa y eso no es cierto”.
    Saludos.

    • Enrique Dans - 2 octubre 2015 - 18:34

      Pues nada, falta de humildad. No paro de repetir lo poco que sé y lo importante que es saber lo mucho que no se sabe, pero personas que no me conocen de nada ni me han tratado en lo personal jamás insisten en que peco de falta de humildad. Ante eso, no puedo decir nada, qué le vamos a hacer… por mucho que intente disimular y hacerme el tonto, no puedo evitar que se veáis que en realidad lo sé todo, que cuando todos en la red van, yo ya vengo, y que estoy mucho más allá del bien y del mal. Ya me dijo dios que esto me pasaría cuando le expliqué cómo debía crear el mundo…

      • David el Bueno - 3 octubre 2015 - 00:46

        ¡¡ja,ja!! Te la pasaremos… ¡por esta vez! (Si es q en el fondo nos caes bien … )

  • #030
    Raúl Rivera - 2 octubre 2015 - 18:21

    Antes de publicar me tome el tiempo para leer todos los comentarios previos al mío. Por lo que seré breve.

    En primer lugar, me gusta el enfoque y la redacción ya que toca desde la contra algo que cotidianamente se vive como algo “positivo”, el participar de forma activa en RRSS.

    En segundo, desde hace 4 años los mercadólogos trabajamos bajo estrategias denominadas “content marketing” que precisamente atacan esta banalidad de las redes. Creo que las Agencias que mencionas hacen eso por comodidad o por abaratar sus costos. Te invito a que leas sobre este tópico de Content Marketing. Saludos!

    • Enrique Dans - 2 octubre 2015 - 18:29

      Totalmente, Raúl. Lo que pasa es que aunque el content marketing lleva estando como estrategia encima de la mesa algunos años, son pocos los casos en los que se hace seriamente y bien. Obviamente, cuando escribo un artículo así no pretendo implicar que todas las empresas lo hacen mal en las redes sociales, solo que he visto – y en este caso por observación, por eso el artículo no tiene enlaces – que existe una tendencia a hacer las cosas de esa manera tan absurda. Hay empresas que gestionan su comunicación en redes sociales muy bien, no hace falta que lo diga, y en general, se basa precisamente en eso que mencionas: en escoger los temas con una estrategia detrás, teniendo en cuenta el posicionamiento deseado, mapas de influencia, intensidad competitiva, balance generación vs. curación, promoción de expertise interno, etc. Pero lamentablemente, y me da la impresión de que estarás de acuerdo, no son tantas las compañías que se lo plantean así, y la mayoría acaba haciendo lo que pretendía retratar en el artículo…

      • Raúl Rivera - 2 octubre 2015 - 21:48

        Coincido. Aunque honestamente se obtiene lo que se paga. Siempre he dicho que la publicidad en RRSS es mentira que sea gratuita, desde el tiempo y talento, hasta una que otra campaña hay que invertir. Por otro lado, solo desea participar a modo de sugerir una solución a la problemática y no dejarla en una especie de diatriba.

        Saludos!

  • #033
    Emilio - 4 octubre 2015 - 19:37

    Señor Dans, existe vida ahí afuera, no todo es marca y reputación online.

    • Enrique Dans - 4 octubre 2015 - 19:41

      Nunca lo he negado…

  • #035
    marco - 14 octubre 2015 - 12:54

    Completamente de acuerdo. Menos a veces es más. Hay que cuidar el mensaje y aportar contenidos de valor que no se encuentren en otros medios.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados