El Apple Car y las expectativas del mercado en torno al vehículo autónomo

IMAGE: Lowly Worm Apple car by Richard ScarryEl descubrimiento de correspondencia electrónica entre un ingeniero de Apple, Frank Fearon, y un responsable de GoMentum Station, unas antiguas instalaciones militares cerca de San Francisco ahora utilizadas como campo de pruebas para vehículos, lleva a The Guardian a confirmar que Apple está trabajando en un vehículo autónomo, y que este podría estar ya en fase de pruebas en carretera.

Tras el artículo de The Guardian, las especulaciones se disparan a todos los niveles, apuntando a que el proyecto de la compañía podría estar más avanzado de lo que se pensaba o las implicaciones de que esté ya en fase de pruebas en circuito, revelando las importantísimas expectativas que el mercado tiene puestas en la compañía a este nivel. Inmediatamente se atan cabos con una reciente entrevista con el diseñador Mark Newson, colaborador habitual de Apple, en The Wall Street Journal, en la que menciona el triste estado del diseño en la industria del automóvil, que parece encontrarse, según él, “en el fondo de un pozo”, y se interpreta como evidencia de que la compañía está a punto de lanzar algo para cambiar esto.

Por el momento, lo más parecido a un Apple Car que podemos ver es el juguete de la ilustración, basado en un dibujo del autor infantil Richard Scarry. Podemos reunir todos los rumores en torno al proyecto, y sin duda concluiremos que la compañía está trabajando en algo relacionado con el automóvil: contrata figuras relevantes con experiencia en la industria, se reúne con compañías relevantes, llega incluso a plantearse la adquisición de Tesla, se refiere al coche como the ultimate mobile device, y en general, se dedica a generar todo un clima de rumores en el que la compañía se encuentra infinitamente cómoda y completamente acostumbrada. Ha reunido un equipo con abundante expertise en tecnologías relacionadas con las baterías, que si bien podrían tener relación con los vehículos eléctricos, podrían igualmente tener aplicación en casi cualquier proyecto.

Sin duda, nos encontramos en un momento interesantísimo en torno a la idea del vehículo autónomo. Infinidad de desarrollos procedentes tanto de empresas consolidadas en esta industria como de nuevos entrantes procedentes del mundo de la tecnología, en un panorama que podría hacer las delicias de cualquier estudiante de dirección estratégica, y miles de incógnitas en torno al estado real de la tecnología, su eventual adopción en base a diversos parámetros, o las consecuencias de un mundo en el que gradualmente abandonamos la conducción. Es natural que una sola noticia, procedente además de una de las compañías más poderosas del mundo, con una imagen más consolidada y con recursos para plantearse absolutamente cualquier cosa se convierta en un generador enorme de rumores. Pero creo que tan positivo es que se hable del tema, como negativo puede ser que las expectativas se disparen por encima de lo razonable.

Es muy posible que Apple esté trabajando en proyectos relacionados con el ámbito de la automoción. De hecho, tiene ya desarrollos como Carplay, que son poco más que una consola en el panel de un vehículo que replica la pantalla de un iPhone. Muy posiblemente, esté tratando de centrarse en aspectos del vehículo como la seguridad, el entretenimiento, las baterías o la conducción autónoma, en parte por el interés propio y en parte por la fortísima imagen de innovación positiva que pueden proyectar. Es posible, incluso, que tengan algunos prototipos, aunque dudaría muchísimo que fuesen más que software o limitados aditamentos sobre diseños de vehículos construidos por terceros. E incluso que tengan interés por conseguir un sitio físico en el que poner a prueba con discreción ese tipo de desarrollos, tal vez en conexión con otras marcas. No es extraño que la compañía avance en el diseño de sus productos mediante alianzas: antes del iPhone tuvimos varias versiones del Motorola Rokr que podríamos entender como pruebas conjuntas, por ejemplo.

A la hora de entrar en un mercado completamente nuevo como la automoción, me parece extraño pensar en la compañía presentando de repente un vehículo. La tecnología que rodea al desarrollo de un vehículo exige muchísimo tiempo de diseño y desarrollo: Tesla tardó más de tres años entre la constitución de la compañía y el lanzamiento de su primer vehículo, y puede considerarse un ciclo muy ágil. Sí, Apple tiene recursos casi ilimitados, pero no parece sencillo imaginarla presentando un vehículo próximamente. La automoción es un mundo muy, muy distinto al de la electrónica de consumo. Sin duda, podremos esperar desarrollos de Apple en el ámbito de las cuatro ruedas, pero dudo que sean un vehículo como tal: las “evidencias” presentadas pueden serlo de muchas otras cosas no necesariamente tan ambiciosas. La estrategia de Apple seguramente pase por colaborar con compañías consolidadas en la industria, por poner a prueba la aplicación de determinadas tecnologías, o incluso por desarrollar una plataforma tecnológica que otras empresas puedan optar por aplicar o licenciar, paralelizando tal vez lo que muchos apuntamos que podría ser la estrategia de Google y anticipando la tendencia de que el automóvil pase a ser un entorno en el que podamos hacer mucho más que simplemente dedicar nuestra atención a conducir. Pero Apple Car entendido como tal… creo que por el momento, nos tendremos que conformar con el de la fotografía.

 

This article is also available in English in my Medium page, “The Apple Car: probably not in a showroom near you anytime soon

8 comentarios

  • #001
    menestro - 15 Agosto 2015 - 17:44

    Probablemente está bastante relacionado con que Nokia haya vendido “Here”, antigua Nokia Maps, al consorcio de fabricantes de automoción alemán Daimler, BMW y Volkswagen recientemente.

    Es algo bastante claro que hay toda una línea de negocio en la “domotización” del automóvil, incluyendo sistemas de In-car entertainment, Navegación y Automóvil conectado.

    Desarrollar un vehículo es una forma de crear una muestra de concepto, donde exponer estas tecnologías. El negocio, en este caso está en el software On Board y los servicios de conectividad que conlleva. Impulsará las acciones, sin duda, si consiguen un modelo de plataforma digital integrado.

    La integración sistemas móviles de conectividad es una vía de acceso a todo tipo de productos en el automóvil inteligente. Seguramente todos lo tienen en el tablero de diseño, incluido Google. :)

  • #002
    Daniel Terán - 15 Agosto 2015 - 21:11

    Máxime si ocurre lo que algunos auguran: se va a dejar de poseer vehículos.

    • Gorki - 15 Agosto 2015 - 21:51

      Lo que es posible es que se acuda mas a alquilar coches que en la actualidad. Pongo un caso Un hijo mio, urbanita al 100%. se ha trasladado de la periferia de Madrid, (al lado de la M40), a vivir de alquiler a una calle al lado de la calle Atocha. Ahí una plaza de garaje cuesta más que el alquiler del piso, por lo que ha renunciado a tener coche y simplemente alquila un coche el día que quiere salir de viaje. El calcula que con la devaluación del coche mas mantenimiento e impuestos y el garaje, le sale mucho mas barato alquilar el coche el día que lo necesita. Por otra parte, muchas veces comparte gastos de viaje con amigos y parte de sus desplazamientos los hace en BlablaCar.

      Pero el otro día me he enterado, que por ahora solo en Barcelona, pero con la idea de extenderse, hay una empresa que organiza el alquiler/prestamo de coches entre particulares, tipo AirBnb o Uber que se llama Drivy https://www.drivy.es/ donde alquilar un cohce cuesta mas o menos 40 euros al día, que seguro que cuando llegue a Madrid, se encuentra a mi hijo como cliente.

      Desconozco si lo de mi hijo marca tendencia o no, pero lo cierto es que cada vez es más caro tener un coche en el centro de las grandes ciudades y que hay muchos, que el coche solo utilizan los fines de semana. ¿Realmente tiene sentido comprarse un coche en esas condiciones, o es más lógico alquilarlo?.

  • #004
    Gorki - 15 Agosto 2015 - 23:15

    No soy profeta y no me atrevo a poner una fecha para el coche autónomo. A mi me parece que aun faltan muchas décadas, para que podamos prescindir del volante y el freno, pero en cambio creo muy posible un sistema míxto que en ciertos momentos, la conducción sea autónoma y en otros manual. Por ejemplo, igual que ya es automático el aparcamiento y está previsto que los camiones en autopista se pongan uno detrás de otro formando largos convoyes donde solo el camión de cabeza lo conduce un humano. es posible, que en un periodo de tiempo razonablemente corto. sea posible meterte en una autopista, fijar el foco en el coche que te antecede unos metros y dejar que el piloto automático siga a ese coche de forma automática.

    Lo cierto es, que si fuera fabricante de automóviles, estaría muy preocupado por adquirir conocimientos sobre la tecnología de la conducción automática, pues si de repente entra en el mercado el coche medianamente o totalmente automático y mi fabricacion es de coches manuales, me puede pasar lo que le pasó al fabricante de carrozas, que no estuvo atento a adaptar sus vehículos a la tracción mecánica.

  • #005
    Perico Palotes - 16 Agosto 2015 - 02:24

    ¿Fabricará Apple coches algún día? Si damos por buenos los razonamientos y argumentos de Evgeny Morozov, profesor visitante en la Universidad de Stanford y profesor en la New America Foundation, la respuesta es: NUNCA!!!.

    En su opinión, con la que estoy casi totalmente de acuerdo, la mayoría de las plataformas (el profesor cita el caso de UBER y de Facebook) no son más que parásitos de las relaciones sociales y económicas existentes. No producen nada propio: se limitan a reordenar lo que aquí y allá otros han desarrollado. Teniendo en cuenta los enormes beneficios que obtienen esas grandes empresas, en su mayoría no gravados fiscalmente, el mundo del “capitalismo de plataforma”, a pesar de su embriagadora retórica, no es tan diferente del anterior: lo único que ha cambiado es quien se va a embolsar el dinero.

    A quien le interese, puede leer el artículo completo en EL PAIS: http://elpais.com/elpais/2015/06/25/opinion/1435251058_955249.html

    .

    • Gorki - 16 Agosto 2015 - 10:48

      …. la mayoría de las plataformas (el profesor cita el caso de UBER y de Facebook) no son más que parásitos de las relaciones sociales y económicas existentes. No producen nada propio: se limitan a reordenar lo que aquí y allá otros han desarrollado. …

      Esto mismo se podría aplicar a Google. No valorar el aporte de de riqueza que supone reordenar lo que otros hacen , es de una falta de lucidez asombrosa, ¿que otra cosa hace el Diccionario de la RAE? .¿Em qué consistió el trabajo de Linneo o el de Mendeléyev? – Pensar que rae Linneo y Mendeléyev “No producen nada propio: se limitan a reordenar lo que aquí y allá otros han desarrollado” es de una memez increible

      Que tal artículo aparezca en El Pais, no me extraña. Ya demostró su falta de absoluto conocimiento del mundo digital, en su apoyo a la Ley Sinde y el Canon Google, dos ejemplos claros de su absoluta incomprensión de las características de este medio.

    • Krigan - 16 Agosto 2015 - 12:10

      Pues a mí me parece que hace un revuelto de fobias y lo llama artículo. Mencionar a Hayek, muerto en 1992, en relación a la economía colaborativa es desbarrar de mala manera. Amazon, por supuesto, se dedica principalmente a la venta de libros usados (supongo que porque no convenía mencionar que conecta a escritores que autopublican con sus lectores). Y así una tras otra, incluyendo, como no, el tema fiscal, como si las empresas “tradicionales” (las que no son punto-com) pagasen más impuestos que estas.

  • #008
    lee mubai - 16 Agosto 2015 - 11:00

    Parece que hoy cualquiera puede ser profesor en Stanford. 1) no es Uber quien podría discriminar a los minusválidos, sino sus conductores 2) Ya tienes una nueva OPORTUNIDAD de negocio para darles servicio 3) la solución socialista del profesor es que haya mini-plataformas 4) como dice Gorki, en estos temas, abandona la lectura de El Pais. Quizás el dominical de viajes…

    Disfrutad todos

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados