Los límites de la transparencia

Transparent piggy bankUn pequeño grupo de personas en Google decide crear una hoja de cálculo para compartir sus salarios. En medio de la conversación, se les ocurre subir ese documento a un repositorio compartido donde el resto de los empleados de la compañía pueden acceder a él, y el movimiento desencadena, en menos de un día, una intensa reacción viral que culmina con una gran cantidad de empleados haciendo público en ese documento no solo su sueldo, sino también detalles de todo tipo sobre sus bonus y otra información relativa a sus esquemas de compensación.

Hasta aquí, la primera parte de la reflexión: intenta imaginarte qué podría pasar en tu compañía si ocurriese algo así – o si tienes los santos arrestos para ello, intenta ponerlo en marcha. Ojo, no hablamos solo de salarios brutos, de quién cobra más y quién cobra menos, sino de una completa hoja de cálculo que permite, por ejemplo, comprobar con qué criterio se reparten los complementos salariales, qué jefes otorgan más bonus que otros, o consolidar datos para, por ejemplo, obtener diferencias ya no entre diferentes categorías, sino en función de criterios como raza, sexo, etc.

Según la legislación laboral estadounidense, es ilegal intentar impedir que los empleados compartan detalles sobre sus retribuciones, a pesar de que en muchas compañías se utiliza como una parte de la negociación salarial. La asimetría informativa suele verse como una de las armas fundamentales de gestión de un colectivo: solo desde determinados niveles se tiene la visibilidad completa de todos los demás. Y la segunda parte del razonamiento tiene que ver precisamente con eso: ¿realmente es positivo ese nivel de transparencia? ¿Sería bueno – desestimando un cierto tiempo necesario para procesos de ajuste cultural – que las empresas se gestionasen así? La presión sobre la transparencia es progresiva: cada vez son más las compañías que están sujetas a obligaciones tales como hacer público el sueldo de determinados cuadros directivos, o que aceptan hacerlo como forma de adquirir un compromiso con sus accionistas. Sin embargo, el salario de todos los empleados a todos los niveles suele entenderse como algo sometido a la legislación de privacidad, y es muy raro que se comunique más allá de parámetros estadísticos agregados (masa salarial, media, etc.)

Obviamente, la retribución de una persona puede recoger muchas, muchísimas circunstancias. Pensar que todo trabajador de un nivel o con una ocupación determinada debe cobrar lo mismo parece una simplificación burda y poco lógica, que solo se aplica adecuadamente a determinados puestos en los que todo el output es perfectamente mesurable: más allá de la pura productividad, parece claro que existen muchísimas cuestiones que pueden llevara a que una persona cobre más que otra haciendo teóricamente lo mismo. Simplemente el hecho de atraer a esa persona cuando trabajaba previamente en otra compañía, algo que todas las empresas pueden decidir hacer en un momento u otro, puede conllevar tener que ofrecerle a esa persona una cantidad mayor, pero existen infinidad de circunstancias adicionales posibles.

Por otro lado, existe un evidente punto de fricción cuando consideramos las prioridades de una empresa: el equilibrio entre buscar la satisfacción de clientes, de accionistas y de trabajadores está sujeto a multitud de cuestiones, que a menudo además pueden ir cambiando según las circunstancias. Que una empresa como Alibaba.com afirme en una carta a sus empleados justo antes de salir a bolsa que su prioridad siempre será “el cliente primero, el empleado segundo, el accionista tercero” es algo que queda indudablemente muy romántico, pero sería interesante ver en qué se traduce a nivel salarial, porque esos tres fines obviamente mantienen posibles conflictos entre sí.

¿Estamos ante una tendencia o simplemente un hecho aislado? ¿Qué ocurriría en tu compañía si un grupo significativamente alto de empleados hiciesen públicos sus salarios? ¿O si cambiase la política corporativa y se hiciesen públicos internamente? ¿Sería bueno o malo desde el punto de vista de la gestión que todo el mundo supiese lo que cobran todos sus compañeros?

 

This article is also available in English in my Medium page, “Would you want your colleagues at work knowing how much you were paid

23 comentarios

  • #001
    Gorki - 24 Julio 2015 - 15:31

    En las compañías en las que he trabajado la retribución salarial era el secreto mejor guardado y con motivo, una hoja excel del tipo que indicas, hubiera dado lugar a discusiones inacabables y continuos cabreos de todo el personal, que terminarían paralizando el trabajo en la oficina.

    En este país, que tiene en la envidia el pecado nacional, a la gente le suele preocupar mas cuanto gana, su compañero de trabajo que lo que gana uno mismo. Espera que su sueldo sea igual a los de sus semejantes.. Claro está, que valorar quienes son tus semejantes, es algo puramente subjetivo, a quien a ti te lo parece, puede no parecérselo a tus jefes.

    Repito en mi opinión una hoja Excel semejante sería absolutamente destructiva para una compañía española (Y supongo que igual en casi todo el mundo).

    • Goomer - 24 Julio 2015 - 20:33

      ¿Y a medio plazo? ¿Acabarían los salarios de puestos equivalentes siendo iguales o promovería la competencia entre empleados para conseguir esos bonus? ¿Acabaríamos asumiendo esas diferencias como ahora asumimos quiénes son los favoritos del jefe de turno? Yo en general suelo estar a favor de la transparencia, a veces tenemos prejuicios contra lo que ocultamos, pero en este caso no lo tengo tan claro. ¿Algo que no tenemos por qué ocultar, o un derecho básico a nuestra intimidad?

      • Gorki - 24 Julio 2015 - 22:10

        No tengo capacidad para saber que ocurriría a medio plazo, pero si intuyo, (tampoco lo se con seguridad), que la introducción de tal transparencia, en una empresa crearía tales problemas, que el medio plazo me parece inalcanzable.
        La empresa no aguantaría ni el corto plazo. Yo desde luego haría lo que estuviera en mi mano, para disuadir a un director que tomara una medida semejante, (lo que no quiere decir que tenga razón, es solo es lo que ya aconsejaría hacer)

        • Gorki - 24 Julio 2015 - 22:20

          Otra cosa es que por ley se obligara a hacer transparente en todas las empresas los sueldos y otras gabelas, (bonus, comisiones, tarjetas black, que también existen en las empresas privadas, gastos de difícil justificación, coches de empresas y viajes pagados). Si eso se llevara así en todas las empresas y se empezara a la vez, puede que se consiguiera, pues la desventaja al darse en todas las empresas se compensaría, lo malo es hacerlo tu y que no lo haga la empresa que compite contigo. (Yo creo que se seguirían haciendo trampas, pues en parte, el motivo es hacer partes del sueldo opacas, es no declarar a Hacienda)

  • #005
    Eduardo - 24 Julio 2015 - 17:14

    Y mientras tanto, en Noruega y en Finlandia se publican todos los salarios de todos los ciudadanos: Disclosing tax data

  • #006
    Fer - 24 Julio 2015 - 17:19

    “el cliente primero, el empleado segundo, el accionista tercero” es algo que queda indudablemente muy romántico, pero sería interesante ver en qué se traduce a nivel salarial, porque esos tres fines obviamente mantienen posibles conflictos entre sí.

    Bueno, esto es cierto si un directivo no es capaz de convencer a los accionistas de que el bienestar de sus empleados aumenta la productividad y por tanto la rentabilidad.

    Por otro lado, mirar por el empleado no es solamente pagarle mucho.

  • #007
    Jose Salgado - 24 Julio 2015 - 19:12

    El unico problema que veo a tener sueldos visibles -dentro de la empresa- es que has de poder justificar las diferencias, en todo caso, al final se sabe mas o menos lo que cobra cada uno y el malestar es incluso peor.

  • #008
    Paco - 24 Julio 2015 - 20:11

    La acción de la transparencia per se es neutra, ni negativa ni positiva, porque solo consiste en entregar datos para que un tercero lo analice, aunque quizás sin pretenderlo consigue atraer la confianza sobre quién la ejercita. Precisamente es la falta de transparencia la que genera dudas, como parece que ha ocurrido en este caso de los sueldos o en tantos y tantos otros casos asociados a la política que todos conocemos.
    Entiendo, que si una persona con responsabilidad actúa con justicia y equidad en su trabajo, no tiene nada que esconder, ni miedo alguno sobre su gestión, por lo tanto en el caso que nos ocupa sinceramente nunca he entendido el ocultismo en los sueldos, porque si 2 personas cobran distinto es porque habrá razones para ello. ¿Será que a veces no hay razones para ello y precisamente por eso aparecen iniciativas de este tipo?. Por cierto, aquí (http://equocordoba.org/transparencia/) otro humilde intento de ejercer la transparencia, en otros ámbitos y desde hace varios años.

    • Gorki - 24 Julio 2015 - 22:34

      Yo he trabajado en empresas de Consultoría Informática, donde de repente consigues un contrato y necesitas mas personal especializado en algo concreto, por ejemplo un lenguaje de programación. Para cubrir esa plaza de forma perentoria, a lo mejor tienes que pagar más que a tus propios técnicos que tienes en la plantilla, porque se lo tienes que robar a tu competidor,

      ¿Que pasaría en este caso? Pues que tus empleados, conocedores de esa “injusticia”, desearían cobrar lo mismo pues indudablemente, hacen trabajo iguales, . Consecuencia tendría que igualar por arriba el sueldo de cinco empleados, o tendrías un empleado recién tomado contento y cuatro veteranos empleados diciendo “pues que él lo haga todo ya que cobra más”.
      .

  • #010
    Antonio Castro - 24 Julio 2015 - 20:34

    La idea de la transparencia en temas salariales y en el sector privado me parece un experimento sin mucho futuro. La transparencia tiene sentido cuando se pretende evidenciar un trato justo para todo el mundo. Los objetivos empresariales se limitan a esquivar problemas de fuertes agravios comparativos que puedan provocar problemas a la empresa, pero la justicia con los trabajadores no viene siendo un objetivo para las empresas. El principal objetivo de toda empresa con afán de lucro siempre fue maximizar beneficios.

    Veremos en que queda ese experimento de transparencia. Yo sospecho que en el caso de algunos empleados la publicación de lo que ganan puede poner en aprietos a la compañía que tendría que intentar explicar las especiales circunstancias de algunos sueldos y no siempre resultará fácil hacerlo.

    No me parece romántico decir “el cliente primero, el empleado segundo, el accionista tercero”. Simplemente me parece muy poco verosímil. Me parece una frase para la estrategia de marketing de la empresa. Alibaba puede decir lo que quiera, pero no es una ONG.

    Alibaba seguramente piensa que “Lo primero el accionista, lo segundo el accionista, y lo tercero el accionista” aunque para ello sea bueno aparentar “el cliente primero, el empleado segundo, el accionista tercero”.

    • Daramas - 25 Julio 2015 - 16:03

      Estoy de acuerdo en que la transparencia no es positiva para la empresa, en que tiene sentido cuando se pretende evidenciar un trato justo con los trabajadores.
      Sin embargo, no entiendo por qué consideras que no tiene futuro. En el artículo se plantea, en un principio, como una iniciativa de los trabajadores, no de las empresas.
      Desde mi punto de vista, es comparable a cualquier otro aspecto sindical. Lo ideal para la empresa es que no existan ni comités de empresa, ni trabajadores con horas sindicales, ni negociaciones colectivas, ni salarios públicos, etc. Si la empresa se ve obligada a aceptar cualquiera de estos puntos -por legislación, por presión de los trabajadores, por presión social…- intentará llevarlo de la manera menos perjudicial para sus beneficios económicos. Lo que viene a ser intentar neutralizar al máximo el poder efectivo de estas herramientas y aprovechar, ya que no le queda otra que tragar con ellas, para dar una imagen de concordia y respeto a los trabajadores.
      Sin embargo, si la transparencia salarial se plantea como un instrumento de poder para el trabajador, que parte de los trabajadores y que escapa a las posibles manipulaciones por parte de la empresa, puede ser útil para beneficiar las condiciones laborales de la plantilla.

  • #012
    Vival Galanternik - 24 Julio 2015 - 22:46

    Me sorprende que eso les parezca lejanos a ustedes. En Republica Dominicana, país 3er mundo, aqui en la pagina web de todos los ministerios tienes el sueldo de todos, y no solo eso, que aparece con su cedula (ID) direccion, edad, y hasta foto (casi siempre desactualizada del ID) desde Generales depl ejercito, hasta ministros, medicos, profesores, conserjes, enfermeras, etc.

    Solo que no esta en una hoja de excel, simplemente introduces el nombre, apellido y te da los datos (nisiquiera es completo el nombre) si dos se llaman igual de presenta a esos dos. y con todo y foto.

    • JL - 25 Julio 2015 - 15:35

      Entiendo que te estas refiriendo que es público el sueldo de los funcionarios. ¿no?. Eso me parece lógico y razonable.ya que todos estamos pagando sus sueldos (en ese caso los Dominicanos).

  • #014
    astur - 25 Julio 2015 - 01:15

    Creo que estaría bien, todos conocemos enchufados en nuestras emrpesas, cobrando dinerales sin realizar ningun trabajo productivo, y viceverse, gente que rinde mucho y cobra poco, cada cual se podrna en su sitio sabiendo l oque hay.

    Yo estoy a favor de que sea publico, transparencia ante todo. a lo mejor estas trabajando y resulta que eres el tonto de la oficina mientras el resto se rascan la barriga y gana mas que tu.

  • #015
    Daramas - 25 Julio 2015 - 02:40

    Perdón por ser tan simplista, pero me parece que la cuestión que se plantea es paradigmática:
    ¿Es bueno para las empresas?
    No
    ¿Es bueno para los empleados?

    La negociación colectiva no sólo es aplicable en fábricas y campos donde el humano realiza una tarea mecánica. Ni tampoco implica igualdad de salarios. La negociación colectiva es otra cosa: Es saber quienes son tus compañeros y quienes los que se están aprovechando del trabajo ajeno.
    Siempre se puede matizar: ¿Es bueno para los empleados? Sí. Sobre todo para los más débiles, para los más desfavorecidos, para los más explotados. ¿Es bueno para las empresas? No. Sobre todo para las que buscan maximizar beneficios; es decir, para la inmensa mayoría.

    • Paco - 25 Julio 2015 - 18:53

      Decir que algo bueno para los empleados es malo para la empresa, es una contradicción en si misma. Claro esta, siempre y cuando la concepción de la empresa no sea maximizar beneficios al coste que sea, por ejemplo engañando a los empleados con su sueldo.

  • #017
    David - 25 Julio 2015 - 10:21

    Más o menos ya sabemos lo q cobramos cada uno en las empresas.
    La cuestión, más q poder saber lo q cobra el compañero, es si sería razonable q el equipo escogiera democráticamente lo q deben ganar sus miembros.

  • #018
    Pablo - 25 Julio 2015 - 10:29

    Buffer ya abrió la veda con su transparencia salarial (https://open.bufferapp.com/transparent-salaries-and-formula/). Para bien o para mal, vendrán más.

    • Miguel - 25 Julio 2015 - 12:13

      Me encanta Buffer y su filosofía de empresa. Lo de los sueldo ya me parece un pasada… Pero si te das cuenta lo tienen más fácil q otras empresas xq la diferencia entre el sueldo más bajo y más alto es un x2. En una emprea tradicional no creo que baje de un x10 o x20.

  • #020
    Jose Pulido - 26 Julio 2015 - 17:34

    Pensar que los sueldos son un secreto de empresa es tan poco cierto como decir que las chicas de contabilidad no se van de copas con el resto de la plantilla…esa información no se puede guardar para siempre, y cuando se haga de conocimiento público, la empresa ha de estar preparada para asumir su responsabilidad en los desajustes entre empleados.

    Suponiendo que eso sucederá tarde o temprano, ha de ser responsable y justo sobre las diferencias entre sus empleados. No todo es dinero, aunque justo por eso mismo es posible que pierda empleados valiosos que se sientan infravalorados cuando sepan el sueldo de sus compañeros.

    Coherencia: esa es la clave.

  • #021
    Fernando - 27 Julio 2015 - 09:22

    A colación del artículo, cuento lo que nos ocurrió hace unos meses.

    Dentro de una gran organización, eramos un pequeño grupo de cuatro desarrolladores, que utilizamos técnicas ágiles, el reparto de la carga de trabajo la hacíamos de forma equitativa y mediante la negociación de igual a igual.

    Durante una comida salió el tema de cuanto cobrabamos.

    En un principio, nadie quiso dar el primer paso y para desatascar el asunto y al mismo tiempo evitar picarescas, decidimos llevar cada uno nuestra nómina en la siguiente comida, para corroborar de forma efectiva los importes.

    Había diferencias de sueldo de un 20% entre el que más cobraba y el que menos. A día de hoy dos de los que menos cobraban ya no están en la compañía y ahora trabajan en otra empresa cobrando dicho 20% adicional y en algún caso un poco por encima de dicho porcentaje.

    Experimentos como éste a pequeña escala, mejoraron las condiciones de algunos empleados, abriéndoles los ojos a unas condiciones más justas de salario.

    Evidentemente las empresas también salen ganando, puesto que aquellas que ofrecen los mejores salarios siempre retendrán al mejor talento. Talento que quizá esté atascado en otra empresa, pero trabajando a desgana dada su precariedad y que no sabe que quizá podría trabajar más a gusto y por más dinero en otra.

    La mejora de la competitividad a través de la transparencia solo trae beneficios.

  • #022
    Geral - 27 Julio 2015 - 11:20

    La transparencia de los salarios es difícilmente compatible con la estructura corporativa del viejo capitalismo, jerárquica, autoritaria y poco equitativa.
    Otra cosa es, si las corporaciones, tal y como han entendido hasta ahora, son viables en la nueva sociedad hacia la que nos encaminamos. Cuando la transparencia es una exigencia global, en todos los ámbitos sociales y económicos, las empresas también tendrán que adaptarse a esa situación.
    El salario es un tabú cuando se asigna bajo criterios no meritocráticos, y por tanto ajenos a valores democráticos, que implicarían entre otras evaluaciones 360º y otros criterios de valoración colaborativa.

    Si alguien está interesado, puede consultar:
    http://www.bubok.es/libros/222865/La-corporacion-hacker
    http://goo.gl/Tf8msi

  • #023
    Ruth - 28 Julio 2015 - 11:44

    En las empresas en las que he trabajado (siempre pymes) el principal obstáculo para esa transparencia no serían ni envidias entre trabajadores ni desfases entre sueldos normales. Sería la negativa de los propios directivos a reconocer que sus sueldos están desproporcionadamente por encima de lo decente, especialmente en cuanto a privilegios complementarios (a veces superiores al sueldo en si).

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados