La freelance economy, en La Noche en 24 horas

Freelance economyEn la barra tecnológica de La Noche en 24 horas hablamos sobre el auge de la llamada freelance economy, tema sobre el que escribí recientemente. Un número cada vez más elevado de personas desarrollan su actividad como freelancers: en los Estados Unidos, el porcentaje ha pasado de ser menos de un 10% en 1995, a más de un tercio en 2015. Cincuenta y tres millones de personas de las cuales unos quince millones son los llamados moonlighters, que desempeñan una actividad como freelance además de su trabajo habitual, como forma de complementar sus ingresos.

El principal responsable de este incremento es el desarrollo de plataformas tecnológicas que permiten inyectar flexibilidad en la economía: Uber, Airbnb, Instacart, Amazon Mechanical Turk, etc. son simplemente el reflejo de una tendencia en alza: la capacidad de utilizar tiempos y recursos que antes no podían ser introducidos en la economía debido a la existencia de una mayor fricción. Para muchos, una precarización y una pérdida de los derechos por los que los sindicatos llevan trabajando desde finales del siglo XIX. Para otros, la posibilidad de ingresos adicionales obtenidos en un régimen cuya característica fundamental es la flexibilidad, un “no me protejas tanto”. Y para todos, la evidencia de que hablamos de una tendencia completamente imparable, o que aquellos países que la intenten detener se enfrentan, en realidad, a las consecuencias del desarrollo tecnológico. Mientras unos países dinamizan su economía mediante la freelance economy y van viendo cómo se pasa de trabajos de escasa cualificación a actividades cada vez más sofisticadas y de mayor valor añadido, otros penalizan el trabajo freelance, le imponen cargas y gravámenes desproporcionados para desincentivarlo, y se enfrentan a tasas de desempleo cada vez mayores.

A continuación, mi participación en el segmento de La Noche en 24 horas:

 

 

21 comentarios

  • #001
    jump - 8 mayo 2015 - 08:44

    esa tendencia es alimentada x tener en España un “impuesto sobre el trabajo” del 33% para la empresa como minimo.

    Solucionas un problema nacional y te hacen pagar como mínimo 1/3 del salario a la empresa, :=) insostenible.

  • #002
    Eduardo - 8 mayo 2015 - 10:21

    Comentar que la freelance economy no es solo para trabajos sencillos y de bajo costo, sino que están surgiendo también plataformas como GLG y otras para contratar expertos y directivos por horas, a precios MUY altos.

    Se ofrecen oportunidades a todos los niveles.

  • #003
    Neimad - 8 mayo 2015 - 11:15

    Quiero dejar claro que la equivalencia de freelance en España es ser autónomo. Es decir, que los impuestos, licencias, etc siguen ahí. Según el trabajo, no lo considero precarizacion, ni voy a recordar lo que significa “cobrar en negro”.
    Como dato curioso, recuerdo haber visto una plataforma de “recompensas” para el desarrollo de software libre. Cualquier usuario podía poner una recompensa por un trabajo (ejemplo: quiero que LibreOffice haga X) y los que estuviesen de acuerdo incrementar la cifra. Quién aceptase e hiciese el trabajo, obviamente cobraba la cifra final.
    Lamento no poder recordar el nombre ahora.

  • #004
    Mauricio - 8 mayo 2015 - 13:26

    El problema, justamente, es a qué equivalen estos trabajos pues quienes están en ellos pueden ser, según su nivel de ingresos, apego a las normas, horas de empleo o ubicación geográfica, considerados como autónomos, subempleados, irregulares, etc. Para algunos podría ser casi un voluntariado, para muchos una esclavitud moderna, para unos una afición, para otros una necesidad imperiosa y para otros sencillamente un complemento a sus actuales ingresos. Es claro que sobre este tema hay muchos aspectos sobre los cuales habría que investigar y profundizar.

  • #005
    Gorki - 8 mayo 2015 - 14:03

    Desde el momento que te pueden echar de tu trabajo, con solo pagarte una indemnización, todo trabajador es en el fondo un freelance, (aunque no lo sepa), porque quizá mañana le digan que sus servicios no son necesarios.

    De hecho, hay empresas que llevan a una cuenta de previsión de despidos, un importe proporcional a la la nómina, para hacer un fondo de de reserva para despidos el dia que haga falta, considerándolo un coste más del trabajo, como pueda ser el pago de la seguridad social. Cada vez que esta indemnización se reduce por ley, somo aún más “freelance”.

    La seguridad en el empleo parece en principio, dar más “felicidad” al empleado, pero luego uno mira a los funcionarios, que son los mas “estables”, y ve lo rebrincados que suelen estar con su trabajo, que no está seguro que en eso resida uno de ls resortes de la “felicidad”.

    Al menos yo, que he cambiado con frecuencia de empresa en mi vida laboral, siempre he considerado una liberación. el poder abandonar un trabajo que ya me aburría en un sitio, para hacer otro en otro lado, algo que al funcionario le esta vedado, bajo pena de perder las ventajas de su “oposición”.

    Y estoy de acuerdo, la tendencia actual en la empresa privada, es utilizar cada vez más trabajadores feelance o subcontratados. En el fondo lo que buscan tener menos “ataduras”, tanto legales, como morales, con sus trabajadores, pues. aun pudiéndolo hacer legalmente, el despedir a un empleado fijo es siempre un trauma tanto para el empleado como para el empleador y para el resto de los empleados que se quedan, mientras que el dejar de utilizar los servicios de un freelance es mucho menos traumático para todas las partes..

  • #006
    Pit - 8 mayo 2015 - 14:53

    Ya se ha dicho antes, la gran mayoría de asalariados son freelance sin saberlo, porque la economía es tan cambiante, hay tanta incertidumbre en la actividad y propia existencia de las organizaciones económicas, que en plazos breves de tiempo, puede desaparecer el negocio al que se dedican, y con ello tu puesto de trabajo.

    De hecho, en muchos sectores es hay más seguridad laboral siendo autónomo que asalariado, porque este último está mucho más atado a las decisiones de otros para adaptarse el entorno cambiante.

  • #007
    Antonio Castro - 8 mayo 2015 - 16:34

    La tecnología es muy importante a la hora de lograr una independencia porque alivia la enorme carga que se deriva de tener que convertirte en una especie de hombre orquesta que ha de hacer muchas tareas diferentes. No basta ofrecer un buen producto o servicio, el freelancer ha de saber llegar a sus clientes.

    Aquellas personas que ya son conocidas, por la razón que sea, suelen dedicarse a vender cualquier tipo de cosas y suelen tener éxito porque ya han salvado el mayor obstáculo, el anonimato.

    Sin ser una cara conocida, la tarea de auto promoción y construcción de una marca personal resulta imprescindible y no se puede concebir sin Internet.

    Por bueno que sea lo que tu ofreces, vender a un extraño es realmente muy complicado, por ello considero que darse a conocer es el primer gran paso en la carrera de un freelancer y por desgracia, sobre esto enseñan muy poco o nada en las facultades. Es una pena, porque una buena parte del futuro de la economía parece que no va a depende del tradicional trabajo por cuenta ajena que te evita tener que aprender estas cosas, sino de la freelance economy.

  • #008
    Violeta González Bermúdez - 8 mayo 2015 - 16:55

    Soy freelance desde hace un año, ofreciendo mis servicios como consultora de comunicación, periodista y social media manager, y me he encontrado que quienes contratan estos servicios no entienden realmente qué significa ser freelance. Muchos quieren pagarte como tal, pero que estés en el lugar de trabajo las mismas 8 horas que está un asalariado.

    • Observador - 9 mayo 2015 - 02:29

      Es lo que hay, los carpinteros no siguen cobrando por poner pomos en las puertas, Violeta. Tampoco puedes esperar escribir un manual que te cueste dos años escribir y cobrar más de una mensualidad. Y chitón que Whatsapp cobra un euro al año.

      Espero que hayas entendido la ironía, aunque determinados gilipollas la tienen por muy real. Mi consejo: maletas y a ver mundo. Notarás el cambio.

  • #010
    Daniel - 8 mayo 2015 - 17:07

    Ser freelance o Autónomo, me ha permito flexibilizar mi vida, avanzar, sin un horario acomodado a otro Freelance como tú (el jefe) y a día de hoy por ejemplo trabajamos de una forma muy competitiva, mi pareja y yo, tenemos nuestra hija con nosotros en vez de una guardería, los perros, el gato, mi madre mayor, todos. La casa es casa, oficina, almacén, todo. Y conseguimos reducir gastos que se ven reflejados en los presupuestos de nuestros clientes. Cuando necesito hacer montajes llamo a otros freelance y comparto, y así vamos… Yo estoy encantado y aunque pago muchos impuestos, pues hago lo que quiero. Soy libre hasta de pasar hambre. En fin, yo no lo veo nada mal siempre que no sea por ser vago. Al presentador no le gusta porque como buen fachita, gusta de tener a la gente amarrada con un contrato esclavizado y acojonados toda la vida. Saludos.

  • #011
    Javier Figueroa - 8 mayo 2015 - 20:30

    …off topic… minuto 10:00 ¿eso en la muñeca del conductor es un apple watch?

  • #012
    Julio2 - 8 mayo 2015 - 20:50

    Lo que dice Enrique de la “freelance economy” con Uber, etc., en el fondo es el empleado de toda la vida, sólo que ahora está desprovisto de derechos, corre él con toda la inversión y trabaja en régimen de semiesclavitud para un empleador por un cuenco de arroz. Es lo que se conoce como “falso autónomo”; está muy extendido en el Tercer Mundo y en realidad venía siendo un delito, aunque aquí en España las leyes no se cumplen.

    • Gorki - 8 mayo 2015 - 21:24

      Como todo, depende las condiciones de trabajo y de lo que se pague por tu trabajo. Trabajar en un trabajo fijo 8 horas por un salario mínimo, se aproxima más a tu expresión de “trabaja en régimen de semiesclavitud para un empleador por un cuenco de arroz”, que trabajar con AurBnb, alquilando habitaciones para turistas, aunque en este caso el autónomo, “corre él con toda la inversión”.

  • #014
    Garepubaro - 8 mayo 2015 - 21:09

    “… en EEUU 53 millones de freelancer…”, bueno que mania de anglicanismo para una cosa que puede ser lo de siempre “limpiador-a ofrece sus servicios”. Fue en el XIX cuando empezo a establecerse que el trabajo tenia que ser un producto distinto a los demas en el mercado, porque detras del trabajo hay una persona comiendo vistiendo, y por fin se tuvo en cuenta esto y se abolio la esclavitud etc , ahora todo eso vuelve a derrumbarse… ahora se vuelve al XVIII en este sentido, el trabajo es un producto mas en el mercado simplemente, y la parte de poblacion de EEUU y de otros paises que es la que tiene el dinero, siempre minorias, van a volver a vivir muy bien, como dioses, se veran con decenas y cientos trabajando para ellos indirectamente, en sus empresas ahora tipo virtual, muy baratito, esto no quedara asi, habra movimientos como en el XIX, de hecho ya leo en periodicos de EEUU que se estan viendo atracos tipo “motorista de pizza apuñalado, para arrebatarle la comida”, estan siendo cada vez mas comunes

    • Gorki - 8 mayo 2015 - 21:28

      Casi seguro que te has inventado lo de ““motorista de pizza apuñalado, para arrebatarle la comida”

      • Garepubaro - 8 mayo 2015 - 22:02

        es lo que se ve cada vez mas, en este caso la victima un freelancer de esos con toda probabilidad, los miserables robandole a los pobres … lo que viene

        …http://www.huffingtonpost.com/2015/05/05/pizza-delivery-guy-stabbed-josh-lewis_n_7213548.html

        • Gorki - 8 mayo 2015 - 23:19

          Solo que lo que cuentas es falso, no le robo la pizza, sino el coche un un Jeep Cherokee negro con franjas de carreras de oro. Tan pobre no debía ser el pizzero.

          • Mauricio - 9 mayo 2015 - 23:24

            Gorki, es claro que para mucha gente hay cosas muy difíciles de creer porque, afortunadamente, nunca o casi nunca suceden en su país, pero basta con que en Google News escribas las palabras “asesinado” y “celular” para que encuentres noticias referentes a algún delincuente que mató a alguien con el único propósito de llevarse su teléfono móvil (celular).

            Por otro lado, dale un vistazo en YouTube al ya antiguo documental peruano “Metal y melancolía”, para que descubras un mundo donde cualquier persona podía convertir su auto en un taxi, es decir el mundo ideal que algunos ven detrás de iniciativas como Uber. En 2002 la competencia era tan alta que las tarifas se negociaban y era posible ir en uno de esos taxis desde el aeropuerto hasta el centro de la ciudad de Lima (unos 11 kilómetros) por apenas 3 dólares. Actualmente hay en Lima por lo menos 60000 taxis más de los que se necesitan y son una de las principales causas de la congestión en la ciudad. Ojalá en España no se cometan estos mismos errores.

  • #019
    LIMRA - 9 mayo 2015 - 08:03

    esa tendencia es alimentada x tener en España un “impuesto sobre el trabajo” del 33% para la empresa como minimo.

  • #020
    Gonzalo - 10 mayo 2015 - 00:38

    Este fenómeno del crowdsourcing tiene profundas implicancias en la economía de la producción ya que incrementa la eficiencia en la utilización de recursos aprovechando capacidad ociosa, elimina fricciones logísticas, propone una oferta más transparente a los consumidores, etc. … Pero, del otro lado también genera competencia desleal en sectores de negocios que tienen que cumplir con requisitos e infraestructura que cuestan mucho dinero… La desregulación abarata siempre el producto y es ahí donde empieza a adquirir su principal ventaja! Es un tema que da para mucha discusión… Y desde el punto de vista del freelancer creo que una persona puede elegir entre libertad y seguridad, porque no se puede tener lo máximo de ambas

  • #021
    Eric - 17 mayo 2015 - 04:49

    Buen articulo y video. Creo que faltan dos plataformas muy importantes como son freelancer.com y udemy.com verdaderos bastiones del trabajo libre :)

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados