Google Now y la inteligencia artificial

Gmail smartizationLlamadme antiguo, pero hay cosas que cuando las veo, aún me sorprenden poderosamente.

En la ilustración, una captura de pantalla de mi smartphone procedente de Google Now, similar a otras que seguro que muchos otros usuarios habrán visto también: una notificación generada automáticamente a partir de un correo electrónico que recibo de un alumno, en el que me solicitaba una reunión para hablar de un proyecto de empresa.

Hasta aquí, todo muy normal: soy profesor y es habitual que mis alumnos me escriban para pedirme reuniones. A partir de ahí, veamos la secuencia analítica:

  1. Gmail examina el mensaje que acabo de recibir. Nada sorprendente, dado que Gmail, desde sus inicios, se ha planteado como un servicio gratuito cuyos términos autorizan a Google a leer mis correos con el fin de servirme publicidad relacionada con su temática.
  2. Google procesa el contenido del correo electrónico, y detecta que se trata de una solicitud de reunión. Esto no es tan obvio: podría deberse al asunto del mensaje (Do you have some time this week?”), al uso de determinadas palabras clave en el texto (“meet”) o a la mención de determinadas horas (“this week”, “early in the morning”, o “around noon time”), o a varios de esos elementos simultáneamente. 
  3. Google decide que, en efecto, es una solicitud de reunión, entiende que la preferencia es a mediodía, y me propone el día de hoy, posiblemente incluso analizando mi Google Calendar y tras chequear que esa hora está libre.
  4. Me ofrece el seguimiento del evento, lo que probablemente desencadenaría una invitación de reunión cursada a mi alumno y a mí mismo que figuraría en mi Calendar.

De nuevo: a algunos les parecerá probablemente algo normal, pero a mí me resulta sorprendente. Por capacidad de proceso, por operativa, y por lo que supone que una máquina sea capaz de analizar mi información y mi vida hasta ese punto. No es perfecto, obviamente: Google sabe perfectamente que estoy al otro lado del mundo porque estoy usando mi smartphone aquí, aunque sea con otra tarjeta SIM diferente a la habitual, y mi historial de localizaciones funciona perfectamente, de lo que se deduce que proponerme una reunión en Madrid no tiene mucho sentido. Pero hablamos de una cuestión que se reduce a introducir algunas reglas e información adicional en el sistema, información que Google ya tiene. Como “asistente digital en prácticas”, no está mal. Todavía no es como mi asistente humano (insértense aquí todo tipo de chistes malos :-) pero no puedo decir que vaya por mal camino.

¿Me gusta? ¿Me resulta agradable? ¿Me genera inquietud? Que Google tenía toda esa información, de nuevo, era algo que ya sabía. Que la procesaba a ese nivel, me lo podía imaginar, pero no lo había visto directamente. A estas alturas, todo indica que Google quiere convertirse en mi asistente, en una ayuda digital, en un soporte a la hora de gestionar la complejidad de mi vida. Pero, ¿y el otro lado? Google también sabe quién es mi alumno, que utiliza profusamente una cuenta de Google que la propia institución que compartimos, IE Business School, le ha facilitado. Sabe quién es, dónde vive, en dónde está en cada momento, y hasta el contenido de sus correos electrónicos.

No, no pensemos simplemente en Google como “mi asistente digital”, porque la cosa va mucho más allá: es el teórico asistente digital de una parte enormemente significativa de la población de una enorme cantidad de países, con todo lo que ello conlleva en términos de consolidación de información. Un nivel de abstracción por encima de todos nosotros que lo coloca auténticamente al nivel del ojo de Horus, ese que todo lo ve.  ¿A dónde llegaremos a medida que proyectemos esto hacia el futuro? En qué momento, siguiendo la letra de una de las canciones de uno de los grupos que ponen banda sonora a mi vida, me encontraré con que “you‘ll find your servant is your master”?

 

This article is also available in English in my Medium page, “Google Now: wrapped around its finger?

23 comentarios

  • #001
    Miguel Angel - 20 Mayo 2015 - 20:50

    Esto es solo el comienzo, a la hora de aplicarlo en algunos años en adelante sera mas utilizable xD …algo que me parece tambien de antiguo no viejo ni mucho menos es que no tengas foto de Google xD ¿por que esa cabecita de avatar sobre fondo azul imagino que será de tu perfil… no? XD

    siempre aprendo de tu blog, todo bastante cercano jeje

    • Enrique Dans - 20 Mayo 2015 - 20:53

      No, es el perfil de mi alumno. ¿Debería bajarle la nota por ello? :-)

  • #003
    Gorki - 20 Mayo 2015 - 23:27

    Pues no estoy seguro si me agrada o no ese sirviente. En principio, suelen jorobarme bastante todos los intentos que ha tenido la “inteligencia artificial”, de “facilitarme la vida”, Odiaba cordialmente el clip que “te ayudaba” en el word, odio que me corrijan automáticamente mis escritos y en general este tipo de cosas, lo menos que me resultan es que son impertinentes. Pero puede que yo sea especialmente susceptible.

    • acerswap - 21 Mayo 2015 - 02:03

      Opino lo mismo. Aborrezco toda clase de intento de intromisión en mi toma de decisiones. Me molesta sobremanera el que me sugieran un determinado tipo de musica porque recientemente he escuchado una canción determinada. O que me encasillen en un patrón, o que decidan que quizás yo querría mantener una reunión con alguien a quien prefiero evitar. O que me sugieran que interactúe con personajes a los que odio porque a mis amigos (o conocidos, que es peor) les agradan.

      • Gorki - 21 Mayo 2015 - 11:47

        Coincido 100% con tus gustos. Creo que la “IA” parte de un principio falso, creer que somos unidimensionales, y que porque un día te interese la cultura maya, ha de interesarte únicamente la cultura maya, cuando al menos en mi caso, mi interés es disperso y un día me intereso por una cosa y otro día por otra que nada tiene que ver

        • Saul Nuñez - 28 Mayo 2015 - 15:48

          De hecho hay muchas inteligencias artificiales que están programadas para esa multidimensionalidad, Google por ejemplo, si entras a la configuración de tu cuenta tienes acceso a todas las cosas que ha visto que te interesa. Sin embargo el problema de una inteligencia así es que como seres humanos somos raros. Es más fácil sugerir algo a base de una cosa hasta que nos cansemos, a cambiar a algo que no nos guste y perder nuestra confianza

  • #007
    Observador - 21 Mayo 2015 - 03:51

    No eres antiguo, Dans; simplemente un neoludita en el armario.

  • #008
    Mord - 21 Mayo 2015 - 07:55

    Bueno, existe el Hangouts, así que no es imposible del todo hacer una reunión entre personas separadas por el Atlántico.
    Con respecto al tema que comentas, reconozco que es bastante impresionante. Intimida, claro, pero impresiona.
    Por supuesto, la alternativa es que todo esto lo haga tu dispositivo con su propia aplicación de análisis de correos (¿Un Thunderbird hipervitaminado?) lo cual, evidentemente, es del todo imposible; No existen ordenadores personales tan potentes en la actualidad. Así que supongo que todo se reduce a una elección entre funcionalidad y privacidad.

    Claro, que es Google: No le interesa nuestra vida como una persona por la vida sentimental de su mascota. Para Google, nosotros somos símple estadística; y en ese sentido, podemos sentir, en cierta medida, que nuestra privacidad está a salvo.

  • #009
    Ignacio - 21 Mayo 2015 - 10:04

    El otro dia tenia un vuelo y me llego un aviso de Google Now de que mi vuelo se retrasaria dos horas.

    Llegue al aeropuerto en la hora normal y no venia nada del retraso en las pantallas informativas, el vuelo estaba en hora. Embarqué en el avion a la hora normal y ninguna azafata dijo nada del retraso… Tras quince minutos sentados en la cabina, el piloto nos comunico que habia niebla en Barcelona y saldriamos con una hora de retraso, tras esa hora, volvio a comunicarnos que saldriamos con otra hora mas de retraso. EXACTAMENTE DOS HORAS DE RETRASO.

    • SantiMB - 21 Mayo 2015 - 15:41

      ¡Vaya! Puse mi entrada más abajo sin haber leído la tuya. Sin duda el Gran Hermano Google nos vigila… y vela por nosotros.

  • #011
    Pedro Amador - 21 Mayo 2015 - 10:40

    Claro que podría hacer cosas más productivas… ¡como buscar trabajo a la gente! :D

  • #012
    Jordi - 21 Mayo 2015 - 11:07

    ¿Bueno, y qué pasa si en vez de enviarte el aviso a ti, se lo envía a la Guardia Civil, porque le parece que lo que pone en tu mensaje es sospechoso?

    • construye tu físico - 21 Mayo 2015 - 20:34

      Esta mal enfocado el comentario. Google no te puede ayudar a encontrar trabajo, por que no se encuentra lo que no hay.

  • #014
    SantiMB - 21 Mayo 2015 - 14:11

    A mí ni me agrada ni me desagrada. Soy consciente de que comparto mucha información (la que yo quiero) por las redes, y otra sale de mi navegación por las webs.

    El verano pasado reservé unos vuelos por intenet para ir de vacaciones. La noche antes de salir recibí una “tarjeta” de Google Now que me decía que al día siguiente tenía que ir al aeropuerto y a qué hora tendría que salir de casa para llegar con tiempo. Al día siguiente, ya en las colas de facturación en el aeropuerto, Google Now me informaba de que el vuelo saldría con 35 minutos de retraso, sin embargo en los paneles seguía en su hora. Embarqué a la hora prevista… y el avión estuvo acoplado al finger 35 minutos más de lo previsto.

    Éste fue un caso anecdótico, mi primera experiencia con Google Now aparte del consejo diario de qué carretera coger para ir al trabajo y qué otra carretera coger para regresar a casa, siempre una hora antes de salir. ¡Y el otro día hasta me sorprendió enviándome una “targeta” con el punto donde había aparcado el coche!

    Saludos.

  • #015
    xaquin - 21 Mayo 2015 - 15:38

    Tanto 008 como 011 nos situan meridianamente el problema…el resto entra en las obsesiones varias del personal… y el infantilismo de tanto adolescente que se dedica a subirse en calzones a la nube y luego se queja de que lo ven por la ventanilla del avión que hace su ruta… un poco de seriedad… si queremos motores de explosión no pidamos que sean demasiado silenciosos!

    • SantiMB - 21 Mayo 2015 - 15:43

      He contestado al #008 y mi #011 ha pasado a #012. ;)

  • #017
    Sesión discontinua - 21 Mayo 2015 - 17:35

    Llamarlo inteligencia artificial es un tanto exagerado; yo hablaría de reglas de procesado cada vez más complejas. También he comentado este tema en mi blog esta semana: http://sesiondiscontinua.blogspot.com.es/2015/05/ilustre-semipredecesora-ghost-in-shell.html
    Nos leemos! !!!

  • #018
    isabel - 22 Mayo 2015 - 15:12

    Enrique,

    Creo que tus lectores desconocen que formas parte de bigml, creada por gente que proviene de empresas especializadas en inteligencia artificial…
    Isabel Prada.

    • Enrique Dans - 22 Mayo 2015 - 18:38

      Pues todas y cada una de las veces que he mencionado BigML lo he dicho, además por supuesto de aparecer en su página y en la mía… mucho más ya on puedo hacer para ser transparente!

  • #020
    isabel - 22 Mayo 2015 - 20:26

    Enrique,
    Tan solo informaba a tus lectores. Admiro a la gente de bigml y creo que ellos son y han sido entusiastas de la Inteligencia artificial: de la que utilice google u otros. Los comentarios de tus lectores me parecieron muy pobres al respecto…

    • Enrique Dans - 22 Mayo 2015 - 20:53

      Es un gustazo de compañía. Gente muy brillante, con unas ganas impresionantes de hacer cosas, y con la actitud adecuada para crear algo grande. Lo bueno de colaborar con ellos es precisamente que me mantienen al día…

  • #022
    Gonzalo - 22 Mayo 2015 - 21:01

    Solo basta chatear unos 15 segundos con el mejor chatbot (hasta ahora desarrollado) para saber que la AI aún no es tan “inteligente”… Lo asombroso es ver la cantidad de datos que obtienen de nosotros, y en mi opinión pocas cosas útiles (aún) pueden hacer con ellos.

  • #023
    Marco Antonio FLORES ROSA - 23 Mayo 2015 - 01:09

    No creo que pase mucho tiempo para que Google Now no solo ordene nuestro almuerzo (basado en nuestros consumos, costumbres y ubicación), sino que ni siquiera nos lo pregunte si debe hacerlo (porque sabrá si tenemos hambre y la cantidad de calorías que necesitemos), tal como ocurre con el Word que guarda el archivo que estamos editando sin preguntárnoslo (y pensar que hace muchos años los programas ni siquiera preguntaban si se deseaba grabar el archivo al momento de salir del programa).

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados