El precio de las licencias de taxi se desploma en los Estados Unidos

Taxi medallionEl precio de las licencias de taxi, que llegó en su momento a alcanzar hasta un millón de dólares en ciudades como Nueva York, se desploma en los Estados Unidos debido fundamentalmente al crecimiento de servicios como Uber o Lyft, con todo lo que ello conlleva para quienes en su momento decidieron acometer la inversión para hacerse con una.

¿Supone eso algún tipo de problema para los usuarios, más riesgos o un nivel de servicio peor? La respuesta es muy sencilla: no. Posiblemente, lo contrario. Tras varios días moviéndome en una ciudad norteamericana, es impresionante comprobar el nivel de liquidez en los servicios de transporte que se alcanza cuando este tipo de servicios funcionan a pleno rendimiento.

Es raro que, tras solicitar el servicio en la aplicación, este se demore más de dos o tres minutos en llegar. Si hay algún problema o duda en la identificación del lugar de recogida, el contacto vía telefónica con el conductor es sencillo e inmediato. Por el momento me han ofrecido detalles que van desde una botella de agua hasta donuts, pasando por chicles y caramelos (un conductor comentó que sentía que su coche parecía un quiosco con la cantidad de opciones que llevaba para ofrecer a los viajeros :-) La atención, de todo tipo: en algunos casos con un cierto “exceso de celo comunicativo”, probablemente más debido a un intento de agradar que a otra cosa, pero en general, bien. El nivel de servicio parece claramente superior cuando los conductores están sujetos a un sistema de evaluación que penaliza clarísimamente el mal servicio. El que una evaluación baja conlleve una llamada de control y una petición de explicaciones, y una media por debajo de cuatro estrellas haga que te quedes fuera, supone una presión muy importante, y redunda en un nivel de servicio habitualmente bueno.

El uso de servicios como Uber o Lyft parece completamente aceptado e integrado en la mecánica de la ciudad. Todo el mundo, desde tus amigos hasta los conserjes de los hoteles, lo tiene perfectamente en la cabeza, y generalmente piensa en ello y lo propone ya como una primera opción. Bien es cierto que la situación de partida en este mercado era diferente a la de otros: la mayoría de los taxistas eran contratados de compañías que adquirían las licencias y las subarrendaban, no autónomos que asumían el coste de la licencia y trataban de amortizarla a lo largo de años de actividad.

¿El precio? En una ocasión, cuando en el viaje de ida pagué en torno a doce dólares, decidí tomar de vuelta un taxi amarillo convencional que pasaba por allí al ver el anuncio de un surge pricing de 1.2x en Uber… para encontrarme con que terminaba pagando veintiocho dólares por el mismo trayecto a la inversa. No sé si Uber o Lyft siempre resultan ser la opción más barata, pero tampoco es lo que busco en ese servicio, porque factores como la comodidad a la hora de solicitar el servicio, el ver venir el vehículo en el mapa o el no tener que manejar dinero y pagarlo todo directamente con las tarjetas de crédito incluidas en la aplicación es suficiente como para decidirme. Si no fuera por cuestiones como las propinas en los hoteles, podría pasarme una semana viviendo aquí sin necesidad de llevar billetes en el bolsillo, simplemente con el smartphone y las tarjetas. Impagable – nunca mejor dicho.

No todo es perfecto, por supuesto. En una ocasión, un conductor especialmente torpe tardó casi diez minutos en localizar el punto de recogida, a pesar de ser particularmente claro y específico en las instrucciones. En otra, un conductor anuló la recogida “sospechosamente” tres minutos antes del anuncio de un surge pricing. Y en otra, el asiento de atrás del vehículo tenía inequívocas muestras de ser el lugar habitual donde viajaban niños pequeños. Pero en general, el resultado neto es, básicamente, el de ciudades más cómodas a la hora de desplazarse por ellas. Pasar de un servicio regulado y ejercido a través de un sistema de licencias a otro llevado a cabo por conductores que deciden por su cuenta cuando salir con sus automóviles particulares a ofrecer el servicio parece haber generado un resultado neto claramente positivo para el usuario, además de un mercado de trabajo más flexible para que un número más elevado de personas puedan tener opciones para obtener ingresos o complementarlos.

Esta transición es, a todas luces, inevitable. Se podrá intentar retrasar, pero va a tener lugar sin duda. La visión que supuestamente Travis Kalanick tuvo aquella noche de diciembre de 2008 en París tras tratar de conseguir infructuosamente un taxi durante una nevada se ha realizado: desplazarse hoy en una ciudad es mucho más sencillo y agradable que antes. Y por supuesto, la visión va mucho, mucho más allá que simplemente competir con los taxis…

 

This article is also available in English in my Medium page, “The falling cost of a taxi license in the United States

51 comentarios

  • #001
    Eduardo - 19 Mayo 2015 - 17:02

    Totalmente de acuerdo. Tarde o temprano sucederá, como en tantos otros sectores reinventados en producto o distribución. Mientras tanto, veremos cómo profesionales -que muchos, lo son- poco inteligentes, siguen empleando tiempo y energía en contra de la demanda natural de sus clientes. Es evidente que así no puede acabar bien.

  • #002
    GUILLERMO PRADA RADA. SANTIAGO DE CALI .COLOMBIA - 19 Mayo 2015 - 17:56

    EL MUNDO ESTA CAMBIANDO PERO EL TAXI TRADICIONAL HA SIDO UN TRANSPORTE LEGAL SOCIAL, A TRAVÉS DE LA HISTORIA DE LA HUMANIDAD SON POCOS LOS OFICIOS UNIVERSALES QUE SE UTILIZAN EN CUALQUIER LUGAR DEL GLOBO TERRÁQUEO CON PERSONALIDAD ,EL TRANSPORTE,(TAXI) ALOJAMIENTO (HOTEL) QUE SON UTILIZADOS POR MILLONES DE PERSONAS CADA DÍA ,
    EL INTERNET SEGURAMENTE ESTA CAMBIANDO LAS OPERACIONES PERO SIN DUDA NUNCA HARÁ ,QUE DESAPAREZCAN DEL MERCADO. .

    • Neimad - 19 Mayo 2015 - 19:50

      Ponerse a gritar a favor del taxi tradicional le hace un flaco favor.
      Te lo explico: escribir en mayúsculas, por convenio, se toma como un grito.
      Gritar en la realidad o escribir en mayúsculas en un texto, ambos casos para destacar sobre el resto, es muy mala práctica.

  • #004
    antonio - 19 Mayo 2015 - 20:16

    De momento, en Europa, no entrais, Grecia mantiene su capacidad de veto, y próximamente otros estados se apuntarán tic, tac,tic…
    Bye,Bye

  • #005
    Javier Cuchí - 19 Mayo 2015 - 22:03

    Hace pocos días, hablando… no exactamente… de estas cosas, pero rondándolas (sistemas distribuidos y tal) un taxista por poco me echa del vehículo cuando le dije que la venta cuanto antes mejor de su licencia no es un mal consejo. Es probable -de hecho, fácil- que ya ahora no obtenga el precio que pagó por ella (si la compró, pongamos, hace más de cinco o siete años) pero es que, a medida que pase el no mucho tiempo, su precio se desplomará.

    Señor Rada (#002), por más que usted grite no va a cambiar esto porque es una tendencia universal. Universal no en un sentido geográfico (que también) sino en aquel sentido que significaría seguida por todos. A Uber le han dado un palo en parte de Europa, pero la cosa no ha acabado ni va a acabar ahí: todavía no hay resoluciones definitivas a nivel de estados (de hecho, Uber está llevando sus supuestos derechos a los tribunales de justicia) y la burocracia de la Unión Europea ha dado más de una clara señal de una cierta inclinación hacia el modelo Uber. Le digo más: podría ser que Uber, como empresa, fuera derrotada legal y materialmente. Como empresa. Como modelo, con más o menos variables, es una veleta que nos está indicando de dónde viene el viento. Uber puede caer, claro que sí (aunque, a fecha de hoy, lo veo difícil): sobre su cadáver pasarán vaya usted a saber cuántas empresas con el mismo modelo más perfeccionado, más eficiente, más blindado contra normas e intereses obsoletos.

    Van a cambiar muchas cosas. Algunas, no fácilmente, está claro. Pero me da la impresión de que, a medio plazo, no va a ser la alternativa al sistema tradicional de licencias de taxi la que va a estar entre los sectores y modelos que sufran mayores dificultades para que se lleve a cabo ese cambio.

    Le diré todavía aún más: el juego de intereses creados que se ha montado en torno a las licencias del taxi, es como una bola indigesta que ninguna administración municipal es capaz de digerir. Es un modelo ineficiente y gravoso pero políticamente muy duro de combatir. Llegará un momento en que hasta los políticos se darán cuenta de que el modelo Uber no es solamente una alternativa eficiente sino la solución (¡¡gratuita!!) del problema político que tienen con el taxi.

    Cuanto más se resistan a aceptar esta quasi evidencia, señor Rada, señor taxista que el otro día casi me echa, más dinero perderán. Dinero de su familia, dinero de su futuro.

    Ustedes verán…

    • paco - 19 Mayo 2015 - 22:56

      Para competir con el servicio del taxi tendrían que exigir lo mismo que a los taxistas un seguro del coche especial que cuesta sobre mil euros ,estar dados de alta en régimen de autónomos sobre quinientos euros y lo que conlleva el pago trimestral del iva y retenciones otros quinientos euros. Quizás lo que deberían de hacer los taxistas es dejar de pagar los impuestos y unirse a uber.

      • neoludita - 20 Mayo 2015 - 09:20

        Eso último que sugieres es precisamente lo que está ocurriendo en EEUU

      • MiguKendo - 20 Mayo 2015 - 09:20

        La comparación me parece pertinente. Es como si pongo una tienda de ropa pero sin pagar alquiler, ni licencia de apertura, ni de funcionamiento, ni seguro, ni IVA, con los empleados trabajando en negro, etc. Mis precios podrán obviamente ser mejores, pero eso no es competencia, es hacer saltar por los aires las reglas.

        No digo que el sistema no deba evolucionar, pero esta situación intermedia en la que hay diferentes reglas coexistiendo no es en absoluto justa, y entiendo que los taxistas echen las muelas.

        • Jorge - 20 Mayo 2015 - 15:27

          No estás pagando en negro, lo que haces es aportar tu tiempo y trabajo. El cobro por tarjeta implica control…

  • #010
    Mauricio - 19 Mayo 2015 - 23:10

    El mundo ideal de Uber, donde cualquiera puede ser taxista ya existe y se llama Lima. La capital peruana y el Perú en general han vivido en dicho “paraíso” desde que en 1991 el entonces presidente Alberto Fujimori estableció la denominada desreglamentación total del transporte público. Cualquier persona podía convertirse en cuestión de segundos en taxista con solo colocar un letrero autoadhesivo en el parabrisas de su vehículo con la palabra Taxi.

    En el último tiempo se está tratando activamente de avanzar más bien en sentido contrario, pero recuerdo que cuando visité Lima hace algunos años era posible ir en uno de esos taxis informales desde el aeropuerto hasta el centro de la ciudad (unos 11 kilómetros) por apenas 3 dólares y la cantidad de ellos era tan alta que cuando se quería tomar uno en la calle simplemente se le hacía una señal al que pasara e inmediatamente se detenían no uno sino tres vehículos y el usuario podía negociar con ellos la tarifa. Era claro, además, que lo que cobraban los taxistas informales difícilmente les permitía tener una vida digna. Actualmente hay en Lima alrededor de 100.000 taxis más de los que se necesitan y son una de las principales causas de la congestión en la ciudad.

    Uber sería como la inexistente central telefónica de todos los taxis informales limeños, con la diferencia de que no sería propiedad de los taxistas sino de una empresa ajena que se aprovecha de su precario trabajo a cambio de darles clientes por medio de una aplicación informática. Es claro que el conductor asociado a Uber que va en un Renault, Volkswagen o Toyota de gama media puede sentir que en nada se parece al taxista informal limeño que va en su antiguo automóvil. Pero en este tipo de ideas al final todos pierden debido al exceso de oferta, menos, en este caso, la gran empresa norteamericana que luego probablemente será una poderosa multinacional de los taxis.

    Les recomiendo el antiguo documental titulado Metal y melancolía para que conozcan las vivencias de los ciudadanos peruanos que transformaban su vehículo en taxi. En los últimos años se ha tratado poco a poco de formalizar estos taxis, aunque todavía quedan varios miles en circulación. En América Latina ya hemos vivido algunas de estas, ahora ultramodernas, disrupciones. Lástima que, según parece, pocos quieran aprender de nuestras experiencias.

    • Juan Pablo - 20 Mayo 2015 - 03:31

      Yo vivo en Lima desde siempre y si, es el mundo ideal de empresas como Uber, pero sin sarcasmo.

      Desde hace un par de años que prefiero tomar un taxi a pedido como TaxiBeat, EasyTaxi o, también Uber, justamente por que los no regulados son unos pocos soles más baratos pero suelen ser más sucios, se necesita efectivo (y en sencillo) y con un conductor que pone música a todo volumen y que hay más probabilidad de que te asalte. Además de que no los encuentras en calles pequeñas.

      Uber y otros similares son una maravilla aqui.

      De hecho si supiera que siempre voy a encontrar oferta, vendería mi carro. Por que entre mantenimiento y seguros me sale más caro que viajar siempre en esos taxis (incluso Uber) y sin tener que prestar atención al tráfico.

      • Mauricio - 22 Mayo 2015 - 01:56

        Juan Pablo, más abajo, como respuesta a Enrique, hago un resumen de algunos de los puntos que me preocupan con respecto a los servicios más polémicos de Uber tomando como referencia la “desreglamentación” dada en el Perú. Por otro lado, lo que cuentas sobre la presencia de Uber en Lima no es más que un ejemplo del “mundo al revés” en el que en mayor o menor medida están inmersos nuestros países: Frente a la liberalización del transporte del expresidente Fujimori los de Uber no son más que unos simples aprendices.

        En el caso específico del Perú, Uber viene a poner, en parte, un poco de orden en medio del caos. Pero es que ahí el punto de partida es totalmente opuesto al que existe en Europa, Estados Unidos e incluso otros países de América Latina. Por ello en mi argumentación no me refiero a lo que está haciendo actualmente Uber en Lima, que sería un análisis con algunos matices diferentes, sino que trato de mostrar lo que ha sucedido en la capital peruana a quienes viven en países con servicios de taxi bastante regulados, ya que lo ocurrido allí es, en mi criterio, un claro y lastimosamente poco conocido ejemplo de los efectos de la liberalización del transporte público, que en el caso de Uber ha sido propiciada, por ejemplo, a través de servicios como UberPop, que ya ha sido prohibido en Alemania.

    • Enrique Dans - 20 Mayo 2015 - 03:34

      Con todo el respeto, Mauricio, me temo que no te has enterado muy bien de cómo funciona Uber. Nada que ver con lo que describes. Nada.

      • Mauricio - 20 Mayo 2015 - 14:57

        Gracias Enrique por responderme. Uber tiene algunas modalidades de servicio que a su vez han tenido algunas modificaciones a lo largo del tiempo y variado, también, según la ciudad de la que hablemos, pero, como puedes ver, el centro de mi comparación son los taxistas informales limeños frente a los “taxistas informales” de Uber, pues en Lima no había ninguna empresa detrás de los informales como para poder compararla directamente con la empresa Uber.

        En resumen, los puntos que me preocupan son:

        1) La “desreglamentación” del transporte en Perú permitía que cualquier persona pudiera ofrecer un servicio de taxi sin necesidad de una licencia específica, igual que con Uber.

        2) Cualquier servicio formal preexistente (taxis del aeropuerto limeño, por ejemplo) tenía bastante dificultad para competir en precio con los taxis informales, igual que con Uber.

        3) El conductor del taxi informal limeño no realizaba ningún aporte a la seguridad social o pertenecía a algún gremio que defendiera sus derechos, igual que con Uber.

        4) Los argumentos centrales de quienes defendían a estos taxistas (libertad para trabajar como freelance) como de quienes se oponían a ellos (falta de control estatal sobre su actividad) son similares a aquellos que tienen quienes hablan a favor o en contra de los taxistas informales de Uber.

        5) La ideología política de fondo en ambos casos es similar: Neoliberalismo.

        Obviamente hay diferencias y la principal es la que ya he manifestado: En Lima había (y hay todavía) taxistas informales con unas condiciones laborales comparables a los de Uber pero no existía Uber ni nada que se le pareciera, es decir no había una central telefónica que permitiera solicitar estos taxis por teléfono y que coordinara los pagos ya que, por un lado, estaba muy arraigada la idea de que el taxi había que tomarlo en la calle y pagarlo al llegar al destino y por otro tampoco las comunicaciones estaban en el punto que se encuentran actualmente (estoy hablando de la Lima que conocí en 1998 y 2002).

        Evidentemente quienes vean “Metal y melancolía” seguro que pensarán que estoy loco al pretender comparar a los pobres taxistas informales limeños con los modernos e hiperconectados conductores inscritos en Uber. Pero la realidad es que yo no termino de ver la diferencia, excepto que los primeros eran de clase media baja empobrecida y los segundos son de clase media alta a punto de ser empobrecida.

        • Krigan - 21 Mayo 2015 - 07:44

          No veo neoliberalismo por ningún lado en esto de Uber. Lo normal en casi cualquier negocio (fruterías por ejemplo) es que los precios NO estén regulados, y que el número de licencias NO esté limitado. No veo razón alguna para que los taxis deban ser una excepción a la regla general.

          Por lo demás, a los conductores de Uber se les aplican toda una serie de regulaciones, como a cualquier hijo de vecino:

          – Han de pagar impuestos, incluidas cotizaciones a la SS (es una obviedad, pero algunos hablan como si los conductores de Uber disfrutasen de alguna exención fiscal)

          – Están sujetos a la normativa laboral. Son autónomos porque les corresponde serlo, no es un caso de falsos autónomos. Por cierto, la mayoría de los taxistas también son autónomos, al menos aquí en España.

          – Obviamente necesitan permiso de conducir para llevar un coche. Se puede discutir si sería bueno exigirles un carné profesional (yo no lo veo necesario) pero media un abismo entre esto y decir que la conducción de un coche no está regulada.

          • Carlos - 21 Mayo 2015 - 08:37

            En tu empresa o donde trabajes espabilado que metan el triple de empleados y que te paguen 3 veces menos y mas horas de trabajo a ver que piensas ,el taxi o cualquier transporte tiene que estar proporcionado a la población no puede haber más taxis que personas por que entonces todos se mueren de hambre y no lo haría nadie el trabajo

          • Mauricio - 22 Mayo 2015 - 00:14

            Krigan, en realidad no soy el único que asocia a varias iniciativas colaborativas con el neoliberalismo. Evgeny Morozov en su artículo en el Financial Times titulado The ‘sharing economy’ undermines workers’ rights decía lo siguiente: “La economía colaborativa amplifica los peores excesos del modelo económico dominante: es neoliberalismo con esteroides”.

            En una línea similar puedes leer el artículo titulado Are Uber, Airbnb, TaskRabbit Adulterating The Sharing Economy? que en su URL todavía se titula “Sharing Economy Or Just Vulture Neoliberalism? The Debate Is On”.

            Es claro que Uber ha modificado en los últimos tiempos algunas de sus ideas más polémicas debido, entre otras cosas, a la presión de los tribunales. Pero el debate está lejos de haber terminado. Por otro lado, el ejemplo que pongo de Lima no es porque allí hubiera existido una versión local de Uber sino porque se trata de uno de los lugares donde ya ha sido posible ver los efectos de la total liberalización del transporte público.

          • Krigan - 22 Mayo 2015 - 02:07

            Carlos el espabilado:

            En mi empresa, como en cualquier otra, pueden meter todos los empleados que quieran cuando quieran, y poner los precios que quieran.

            Sigo sin ver por qué los taxistas tienen que ser una excepción a la regla general.

          • Krigan - 22 Mayo 2015 - 02:23

            Mauricio:

            Apuesto a que si me pongo a buscar encontraré artículos que asocien la economía colaborativa con el comunismo.

            Si nos centramos en los hechos, lo cierto es que Uber no tiene nada que ver con la cuestión de si la economía ha de estar más o menos regulada, sino con el hecho de que esa regulación tan atípica de los taxis está pensada para beneficiar a los taxistas en perjuicio de los clientes.

            Vamos, que media un abismo entre querer que el sector del taxi sea como los demás, y ponerse a defender el anarco-capitalismo.

          • Mauricio - 22 Mayo 2015 - 13:22

            Krigan, en la Lima de los taxis informales los clientes disfrutaban de unos precios bajísimos (4 dólares por el recorrido de 16 kilómetros desde el aeropuerto hasta Miraflores). Los que perdían, en realidad, eran los taxistas. Pero al final hay un punto en el cual si el que presta el servicio pierde, al final también el usuario sale perjudicado (taxis viejos y sucios, poco profesionalismo, etc.).

            En realidad, a mí no me gusta el modelo donde los taxistas son dueños de una licencia, cupo o puesto exclusivo que pueden vender a precios exorbitantes. Pero tampoco me gustan los experimentos como UberPop que supuestamente se parecen a la práctica de acompañar a alguien en un trayecto y compartir los gastos (Mitfahrgelegenheit, en alemán) pero que en realidad no son más que escenarios de liberalización del transporte en beneficio de una empresa.

            Y sí, la verdadera economía colaborativa se parece más al socialismo que al capitalismo.

          • Krigan - 22 Mayo 2015 - 15:28

            Mauricio:

            Bueno, pues ya estamos de acuerdo en algo. Ambos somos contrarios a las licencias cerradas. Ahora solo te falta decir que tampoco te gustan las tarifas reguladas, y ya estaremos de acuerdo en todo lo fundamental.

            No creo que UberPop sea ningún experimento. Es simplemente un servicio, y siempre he dicho que los taxistas pueden competir con éxito si se eliminan las licencias cerradas y las tarifas reguladas. No hay que confundir el abolir una pésima regulación con no tener ninguna regulación.

            En cuanto a que simples particulares puedan usar sus coches (o su lo que sea) para dar servicio, buena parte del futuro está ahí. La tecnología actual permite aprovechar recursos que de otra forma permanecerían ociosos. Eso no es más que eficiencia, y lo que se está haciendo es precisamente prohibir la innovación que trae eficiencia.

            ¿Prohibimos que se cobre alquiler por prestar un taladro?

          • Oscar - 22 Mayo 2015 - 18:20

            Bueno, vamos por partes.

            Primero, las regulaciones que seguían en España UBER antes de que fuese prohibida eran CERO. Ni estaban dados de alta, ni pagaban impuestos ni nada de nada. Es decir empleo negro negrisimo. Y nada de estar sujetos a normativa laboral.

            Segundo: El porque de las licencias, documentos que encierran todo el mal posible en el mundo y responsables del hambre en Africa.
            Esta situación YA ha pasado antes. Las desregulaciones y regulaciones son consustanciales al taxi. Ha habido épocas en las que se ha abierto la mano y cuando la cosa se ha desmandado han tenido que poner coto.
            Porque ha pasado esto? Cuando no hay ninguna normativa (estado ideal para muchos) cualquiera puede coger su coche y llevar personas de un lado a otro y cobrar. Puedes tener un mejor o peor servicio. Pero cuando la situación es ésta al final pasa lo de siempre, es el cliente el que sale perjudicado. Se puede argumentar que con las plataformas como uber el sistema de puntuación obvia a los malos profesionales y solo los buenos son los que salen adelante. Pero como comenta el Señor Edans ha tenido en este viaje a Estados Unidos tres experiencias regulares. Supongo que estos conductores habrán recibido su correspondiente mala puntuación. Y suponemos que cuando llegan a una puntuación muy baja son eliminados del sistema, no?
            Craso error, ya que solo hay que ir a un cursillo de reciclaje que imparte la própia Uber, creo que está en torno a los 90 dolares el cursillo y vuelves a salir a la calle.
            Por eso las barreras de entrada/licencias. Porque se supone que si has invertido dinero (has comprado tu licencia, vas a vigilar de tener tu coche en condiciones) y si hay alguna denuncia hay un organismo público que vigila que la gente esté dada de alta, que cumpla con la normativa y si hay que sancionar al taxista se le puede sancionar incluso con la retirada de la licencia.
            Porque quiere Uber quitar las licencias? Porque lo que quiere es inundar las calles de coche para que a menos de 3 minutos tengas un coche. Para que eso pase tienes que tener mucha gente en la calle (hay muchos que trabajan a tiempo parcial y otros a tiempo completo) lo que significa una competencia brutal por conseguir cientes, mucha gente dando vueltas (el supuesto ahorro medioambiental, me río del tema) y para los conductores una menor cantidad de ingresos cada vez. Esto hace que el “suminstro” de conductores tenga que ser constante, sobre todo de conductores temporales ya que estos no aguantan mucho tiempo cuando empiezan a hacer números y ven que no salen las cuentas.
            http://uberpeople.net/threads/edited-uber-study-uberx-drivers-grossed-16-50-hr-b4-expenses-during-oct-in-20-biggest-markets.12156/
            Si encima tienen que pagar una licencia, apaga y vámonos. Por eso cuando los conductores tienen que ir asumiendo mas “obligaciones de seguridad” los precios con el taxi tradicional se van igualando.
            Como cada vez paga menos a sus conductores Uber tiene que ir bajando los standars de “calidad” del servicio y ya admite a coches del año 2000 para poder trabajar cuando en Barcelona, el límite de un coche como servicio del taxi está en diez años y Mytaxi solo acepta coches con menos de 5 años de antiguedad.
            O siendo creativos genera una burbuja subprime dando créditos a personas con un perfil crediticio malo mediante la rama de consumo del Santander en Estados Unidos al 22% de interés y que está siendo investigada por la administración Federal.

            http://www.bostonglobe.com/business/2014/12/25/investigates-santander-for-auto-lending-practices/RK51H7I83Bd2UxrrCFeSLM/story.html

            Por esto quieren (por ahora) quitar las barreras, eliminar la competencia (lyft incluida) para luego con campo libre imponer su coche autónomo.
            Que por cierto, que si, que el coche autonomo va a ser la panacea que nos va a salvar de la extinción, ¿pero que va a pasar en hora punta, vamos a tirar todos de coches autonomos para ir a nuestro trabajo y luego que, donde los aparcamos en las horas valle?

            Por cierto, pregunte a su jefe de recursos humanos o mejor al director financiero si alguna empresa puede competir contra una multinacional que tiene una fuerza de trabajo sin ningún derecho laboral y que puede ser desconectada (despedida cuando les de la gana) sin ninguna responsabilidad mercantil, civil o penal?
            O quizás su jefe de recursos humanos esté pensando que eso de la “economía colaborativa” es el invento del siglo para no tener que pagarle a usted sus seguros sociales, que eso es de antiguos.

          • Enrique Dans - 22 Mayo 2015 - 18:35

            No creo que las experiencias que he tenido sean calificables en ningún caso como “malas”. Que un conductor tarde un rato más en llegar a donde yo estoy es molesto, incómodo, pero una tontería leve que no me justifica en absoluto darle una mala puntuación. Que en el asiento de atrás haya un cierto desgaste… te aseguro que estaba mucho más limpio que muchos de los taxis en los que me he subido, de lejos. ¿Que un vehículo me cancele la recogida y tenga que buscar otro? Pues vale, molesto, pero de nuevo, molestia leve. Y también entiendo que la puntuación que un conductor recibe puede estar influenciada porque yo mismo u otro cliente “tengamos un mal día”, me parece razonable que se pueda “recuperar” tras un cursito en el que tratan de explicarle cómo tener mejor llegada y relacionarse mejor con los clientes. En cuanto a seguros sociales e impuestos… pregunta actualmente a los conductores de Uber Eats en Barcelona: tienen que presentar prueba de que tienen licencia fiscal y de su última trimestral de IVA, lo que me parece más que suficiente.

            No, las cosas no son “como parecen” o “como algunos quieren que parezcan”. Las cosas son como son.

          • Krigan - 23 Mayo 2015 - 03:14

            Oscar:

            Con la misma ligereza podría yo afirmar que los taxistas no pagan impuestos, ni cotizaciones, ni están sujetos a normativa laboral (¿acaso no son tan autónomos como los de Uber?). Tonterías las justas, por favor.

            En cuanto a las licencias cerradas, debes tener 100 años por lo menos, porque yo ya tengo medio siglo y durante toda mi vida las licencias de los taxis han sido exactamente lo mismo que ahora. ¿A qué le llamas abrir la mano? ¿A que el ayuntamiento expidió unas pocas licencias más?

            Y si Uber es tan gran desastre en el servicio al cliente, ¿por qué le tenéis tanto miedo? Dejaros de historias, decid que queréis mantener las licencias cerradas y las tarifas reguladas. No os veo pedir regulaciones sobre edad máxima de los coches ni ninguna otra cosa. Simplemente, licencias cerradas, que no pueda entrar ningún competidor, ni Uber ni Lyft ni ningún otro. Eso es lo único que queréis.

        • Observador - 22 Mayo 2015 - 14:01

          Bienvenido, Mario, una pena que tengas que ponerte otro pseudónimo para evitar que Dans acabe llamándote desinformado. Sí, es obvio que tú no tienes ni idea y Dans comprende de Economía. Es un economista español, y como tal puede ir dando lecciones. Son muy sabios los economistas españoles por si no lo sabías, Mario. Puedes ver que el país, como diría Dans, va fenomenal y es un ejemplo a seguir (palabras literales).

          No esperes, eso sí, que estos cafres sepan distinguir un Carr, o un Morozov, o muchos otros, de un “neoludita”.

        • Oscar - 22 Mayo 2015 - 18:50

          Uber Eats claro que están dado de alta, pero Uber Eats no lleva pasajeros, lleva comida, estamos hablando de cosas muy diferentes. Y porque han visto que la justicia simplemente les ha dicho que uberpop no podía trabajar como ellos trabajaban, es decir, sin licencias adminstrativas ni autónomos ni nada por el estilo.
          Y bueno, este es el nivel de la plataforma, la calidad se mide en lo que pueda pagar el conductor para volver a trabajar. Ni multa administrativa ni nada, para que?
          Al final lo que quiere Uber es hacer la estrategia Walmart. Arrasar a la competencia haciendo dumping (nada que objetar, o si, estamos en un modelo capitalista) y luego poner su propio monopolio.
          Que no quieren dar servicio a los discapacitados? No importa, somos una empresa privada.

          http://www.thedailybeast.com/articles/2015/05/21/uber-disability-laws-don-t-apply-to-us.html
          Que queremos aplastar a Lyft?, amenazamos a los posibles inversores, aunque algunos ya se están cansando del tema

          http://pando.com/2015/05/15/lyft-and-the-coalition-of-the-billionaires-who-didnt-invest-in-uber/

          Que las ciudades les quieren imponer unas mínimas condiciones de seguridad? Pues nos vamos.

          https://bobsullivan.net/gotchas/kansas-refuses-to-be-bullied-by-uber-why-does-ride-share-giant-oppose-background-checks-insurance-rules/

          Porque al final, esto es un servicio público, no es solo la transacción entre dos personas bien informadas, se trata de la sociedad en la que esta empresa funciona, la responsabilidad de la misma hacia todos, y lo que los “contratistas” puedan hacer para ganarse el pan.

  • #027
    Julio2 - 20 Mayo 2015 - 00:44

    Lo que no se desploma es el porcentaje que se lleva Uber por cada carrera, que en algunos Estados ya alcanza el 30%.

  • #028
    Krigan - 20 Mayo 2015 - 05:59

    Entretanto, Uber sigue sin poder operar en España por una medida cautelar de un juez que la tomó sin oír a Uber y sin saber ni en qué continente está la sede de Uber España.

    Luego vienen las quejas de que España es un país atrasado en comparación con otros europeos. Lo cierto es que estamos atrasados precisamente porque aquí los intereses creados siempre obtienen el apoyo del estado para impedir o retrasar al máximo la entrada de cualquier innovación.

    • neoludita - 20 Mayo 2015 - 09:24

      Como muestra, el uso estratégico que se está dando a los taxis esta campaña electoral en Madrid, por parte de unos y otros. Tenemos taxis para rato, señores…

  • #030
    Maestre Patarrán - 20 Mayo 2015 - 09:06

    Interesantisima vision e interesantisimos comentarios.
    Yo sin embargo sigo tirando siempre de taxi “clasico”
    Supongo que su uso esporadico y la necesidad en esas ocasiones de “ir sobre seguro” priman en mi subconsciente a la hora de decidir.
    Pero vamos, visto lo visto… al tiempo.
    Feliz miercoles.

  • #031
    Diego. - 20 Mayo 2015 - 10:13

    No se para que se habla tanto de este tema, yo como taxista lo tengo clarisimo, en España hay cerca de 70.000 taxistas, una de las mayores empresas, generador de riqueza para el pais ,soportando una presiòn fiscal enorme(autonomos, irpf, seguros, talleres, compra de vehiculos etc….) y contribuyendo a que las arcas del estado esten llenas para servicios publicos(sanidad, Educaciòn), ¿Que se quiere un servicio que se llebe todo nuesto dinero a san francisco?, ¿Que se quiere no poder controlar las tarifas impuestas por una compañia privada?, ¿Que se quiere ir en un vehiculo que no tiene libro de reclamaciones, no se sabe si el conductor tiene los carnets adecuados, seguros?, o que a la primera de cambio te deje en la cuneta como ya ocurrido con varias violaciones, adelante, si eso es el transporte que quieren algunos clientes, yo como taxista me amoldare a los nuevos tiempos, bajare o subire mi tarifa obstendiblemente, ahora no puedo modificarla ya que esta super regulada, y lo mas importante dejare de soportar esta presion fiscal tan fuerte, para que algunos vivan del cuento sin dar un palo al agua y metiendose con los trabajadores que seguramente contribuyan a su bienestar, por su puesto que mi servicio y coche iran acorde con el precio como todo.
    Los proximos que se tendran que adaptar al servicio de calidad me
    Imagino que seran todos los demas sectores, paqueteria, hoteles, etc…
    Por cierto abstenerse de intentar hacer comentarios dañinos ya que no lograran el efecto deseado porque en mi caso tengo la vida resuelta y aunque no la tendria tengo estudios superiores para buscarme la vida de mil maneras, así que señores compañeros taxistas no sufran ni vayan contra corriente si es esto lo que algunos supuestos clientes quieren hay que darselo cuanto antes.
    Animo y viva la globalizaciòn!.

    • neoludita - 20 Mayo 2015 - 12:27

      Lo que quieren los clientes es transporte rápido, conveniente y barato. Si Uber puede ofrecer un transporte mejor que el de los taxistas en estos respectos (en EEUU, por ejemplo, puede; aquí no de momento), los consumidores lo tomarán. Si más adelante los coches autónomos lo ofrecen, los consumidores lo tomarán.

      A los taxistas primeros en adaptarse, les irá bien. A los últimos, imagino que no, como en todo.

      Esto no tiene nada que ver con la globalización.

      • unixes - 30 Mayo 2015 - 10:16

        Pues explicame como un coche de Uber ira mas rapido que un taxi!? Por el mega invento de la app del movil? Eso existe para el taxi desde hace unos años. Y luego, a llevarse el cliente, por donde ira el famoso Uber? El taxi tiene su carril, Uber que tiene? Nada, se come todo el trafico

  • #034
    Antonio Castro - 20 Mayo 2015 - 10:25

    En el fondo todos los casos de disrupción tecnológica que tan a menudo se comentan aquí tienen el mismo problema. La inseguridad jurídica. La velocidad de cambio de las nuevas tecnologías no da tiempo a que se desarrollen las leyes adecuadas y mucho menos a que se asiente la jurisprudencia necesaria para que todo funcione bien.

    Acabo de enterarme de que PayPal tendrá que pagar $25 millones de multa por engañar a sus usuarios y personalmente no lo he visto como un caso de mala praxis de PayPal sino como una mala praxis, más o menos generalizada, de muchos servicios pactados de forma no presencial, no solo OnLine sino otros pactados por teléfono también se acompañan con frecuencia de abusos. Creo que la capacidad de respuesta legal ante la continua disrupción tecnológica es el feo contrapunto a la oferta de tanta maravilla tecnológica.

    La descripción que Enrique hace empezando a decir que no todo es perfecto, y comenta anomalías meramente anecdóticas, pero no hay que ser ingenuo, puede ser peor, siempre hay gente perversa dispuesta a cazar en las turbias aguas de la inseguridad jurídica.

    No hablo de problemas irresolubles sino de la tendencia de la disrupción tecnológica a desbordar los sistemas de garantías tradicionales razonablemente consolidados.

    Los apretones de manos, y las firmas en la nube se las lleva el viento.

    • Javier Cuchí - 20 Mayo 2015 - 10:34

      Evidentemente, en cuanto el fenómeno se extienda alguna regulación habrá de haber y yo creo que la habrá. Por ejemplo, los seguros RC y de pasajero que alguien apuntaba por ahí arriba. Por más ejemplo, alguna forma de establecer la seguridad del compromiso de precio, efectivamente. Y los conductores habrán de cotizar, bien como autónomos, bien como asalariados, y pagar IRPF, también eso está claro. Pero son requisitos fáciles de cumplir (a su coste, claro) y que no afectan a una competencia perfectamente abierta, que es, en definitiva, de lo que verdaderamente se trata.

      • Gorki - 20 Mayo 2015 - 11:10

        Sospecho que cuando se hagan todas las regulaciones lógicas, (pago de impuestos, seguridad social, seguros, paso de revisiones del vehículo, carnet de conducir especial, etc. ) tendremos los mismos taxistas de siempre, pero aprovechando las ventajas tecnológicas de ahora. No creo que la cosa varíe mucho con el radiotaxi actual, salvo utilizar un servicio de comunicación tecnológicamente más avanzado.

        ¿Que les cuesta a los taxistas crear una App que permita pedir un taxi y que te cobre los trayectos como hace UBER?

        Lo que es interesante de UBER es que por saltarse las regulaciones, (pago de impuestos, seguridad social, seguros, paso de revisiones del vehículo, carnet de conducir especial, etc. ), pueden dar un servicio mucho más barato. Lo que no sé si a todos los efectos es bueno o es malo.

        Fomentar el trabajo en negro, ¿es malo por ser competencia ilegal, o es bueno porque da trabajo a quien si no, tendría que acudir al robo para poder comer? – Pues yo no lo tengo claro del todo.

        • Javier Cuchí - 20 Mayo 2015 - 11:24

          En realidad bastará con que NO se regulen dos cosas (tarifas y número de taxis en circulación, es decir, sistema de licencias en número cerrado) para que el sector gane, de cara al usuario, como de la noche al día. Y de cara al trabajador, será muy fácil: o le rinde (y adelante con la actividad) o no le rinde (y se dedicará a otra cosa). En eso sí que creo en el libre mercado: si la competencia es abierta (leal, pero abierta), los precios se ajustan solos.

        • Oscar - 20 Mayo 2015 - 14:57

          Actualmente, y antes de que Uber se extendiera por Europa YA existian aplicaciones como Hailo o mytaxy que tienes las mismas funcionalidades para pedir taxis.
          Por cierto, lo que el señor Edans nunca dice es que cuando a los conductores de Uber se les impone las mismas obligaciones que a los taxis el precio es identico, por ejemplo en el competitivo mercado de Nueva York

          http://www.technologyreview.com/view/535886/data-mining-reveals-when-a-yellow-taxi-is-cheaper-than-uber/

  • #039
    Hidalgo Rionda - 20 Mayo 2015 - 12:25

    Que Tal Enrique,
    Déjame te cuento un poco de mi experiencia del servicio en Monterrey MX.

    1.- inicialmente el servicio inicio con Uber Black, que suponía una tarifa el doble de cara, por lo que cuando pude probar un Uber y vi lo caro que salia, lo reserve únicamente para situaciones donde realmente fuera necesario.
    2.- Actualmente UberX esta en la ciudad, ahora cuesta aproximadamente un 15% o 10% mas caro un viaje en UberX que en un taxi convencional con licencia estatal. Sin embargo se han convertido en mi primer opción y desde que UberX entró al mercado, no he vuelto a poner pie en las unidades normales (aca en lugar de amarillos son verdes)
    3.-¿por qué?, honestamente aquí en la ciudad estamos acostumbrados al pésimo servicio que ofrece el transporte público, sea colectivo o taxi, en una ciudad donde el calor es común la mitad de los taxistas no tienen aire acondicionado y la mitad de la mitad que si lo tienen prefieren no encenderlo para ahorrar gasolina, así que, si, UberX se ha convertido en mi opción principal

    Pros:
    -Puedo ver por donde viene mi servicio
    -Puedo calificar al conductor
    -Puedo solicitarlo en la comodidad de mi silla de trabajo y seguir trabajando en lugar de salir a la calle y dar vueltas buscando un taxi convencional
    -Se paga automáticamente
    -Los conductores son mucho mas amable
    -Las unidades estan en un estado impecable sobre todo si se compara con el taxi standard
    -Si califico a un conductor con una estrella, acciones son tomadas, a diferencia de un taxi convencional donde he tenido toda clase de experiencia
    –En un Uber un conductor me bajo donde yo no quería y me terminó el viaje, a los 5 días ya no estaba trabajando con Uber
    –Un taxi convencional me robó varias cajas que cargue en el, me baje y se piró
    –Un taxi convencional en varias ocasiones me ha hecho lo de bajarme antes de tiempo y en un lugar donde no lo deseaba, ya que “tiene que recoger a su hijo” o “tiene otra vuelta”, y claro que me cobraba el peaje completo, de esta manera me dejaron en sitios donde era imposible conseguir un taxi
    –En taxi convencional he sentido mi vida en riesgo en mas de una ocasión, debido al mal estado de la unidad

    Contras:
    -Es un poco mas caro
    -Aqui el UberX tiene una calidad menor al Black por lo que el tiempo promedio de espera por unidad es de 15 a 25 minutos, no lo veo grave.
    -Algunos conductores de UberX en esta zona son ignorantes de las rutas y caminos locales, mi peor solicitud hasta ahora fue con uno que se tardó 85 minutos en llegar, dió vueltas en lugares sin sentido, básicamente se perdió, con todo y gps.
    -La atención o soporte técnico deja mucho que desear

    En cuestión a la regulación, comprendo la necesidad de tener regulaciones por parte del gobierno, sin embargo algunos mercados son mas complejos, Uber gana ofreciendo esta alta calidad, al gobierno no hay forma de obligarlo a ofrecer esta calidad en el servicio de taxi publico, así que en lo que a mi respecta, viva el libre mercado en taxi.

    Estos son mis comentarios, espero sirvan para algo.

    Recibe un cordial saludo!

    • Oscar - 20 Mayo 2015 - 14:59

      Nunca he estado en Mejico, pero aquí en España el taxi es uno de los mejores de toda Europa, con varias aplicaciones para pedir taxi, valorar al taxista, calcular la ruta, etc.

  • #041
    xaquin - 20 Mayo 2015 - 13:50

    Graciñas por aportar datos , evitando tanta argumentación de molinero o los típicos datos genéricos e incontrastables…

  • #042
    unixes - 20 Mayo 2015 - 18:15

    Soy taxista y no estoy contra UBER. Pero tengo una pregunta: si yo me voy ahora en Paris y me monto mil panaderias con bocadillos a 1€….no habra ningun problema, verdad? Es que me di cuenta en una noche de nevada en Paris, que tenia hambre y no llevaba mucho dinero encima… Espero que no afecte a los restaurantes, bares, fast-food, etc, pero es una cosa muy inovativa y no podemos parar el progreso.

    • Velardem - 21 Mayo 2015 - 08:33

      Pues no habría ningún problema. Si cree que es un buen negocio, ya está tardando en hacerlo.

  • #044
    Félix Maocho - 20 Mayo 2015 - 18:32

    Un servicio mas ya en seis ciudades americanas , poder solicitar un taxista que hable tu idioma. Poco a poco van añadiendo más pluses al servicio. Terminarán barriendo al taxista tradicional.

    • Oscar - 20 Mayo 2015 - 19:48

      Son muy habituales este tipo de anuncios por parte de Uber. Luego hay que ver si se cumple lo que publicita. Pero antes que eso se tendrían que preocupar de la atencion al cliente. Si, el cliente, ese sacrosanto bellocino al que se sacrifica todo aquello que no guste y que se interponga en su camino. Porque las miles de cuentas hackeadas en todo el mundo y de las que uber niega ninguna información muestra que el negocio es escalable para lo que quieren, para la atencion al cliente ya es otro cantar, eso de de antiguos.

      https://twitter.com/efolch/status/600703219862532096

      https://twitter.com/efolch/status/600702853867511809

      https://twitter.com/efolch/status/600627493817741312

      • Observador - 22 Mayo 2015 - 14:07

        Oscar, por si no te habías percatado, uno de los elementos característicos de los nuevos modelos digitales es:

        Nosotros vamos haciendo, sea legal o ilegal, lícito o ilícito, que con el dinero que vayamos consiguiendo, cuando se regule bien el tema, nosotros ya habremos conseguido amortizar la “disrupción”. Lo hicieron las casas de apuestas, lo hizo Megaupload, lo han hecho multitud de sites y multitud de “innovadores” del mundo digital mientras los cafres siguen con el rollo de la “disrupción”.

        Imagino que pagarán indemnización de algún tipo a los usuarios a quienes otros les han hackeado y robado dinero, ¿no?

        • Oscar - 22 Mayo 2015 - 17:34

          Si, claro. Ese es el modelo, política de hechos consumados.

          Ya pueden pagar ya, con la cantidad de dinero que tienen pueden comprar las licencias de toda España.

  • #048
    JL - 20 Mayo 2015 - 18:47

    Para poner en perspectiva si la calidad del servicio es tan buena, sería interesante saber cuantas veces has usado UBER en este viaje, porque das datos de 3 “incidencias”. No podemos saber si representan el 10%, el 1% o el 50% de los usos que has hecho de UBER. Por compararlo con el taxi tradicional, aunque tampoco soy un usuario asiduo, no creo que haya llegado al 5% las veces que he recibido un servicio “mejorable”, pero claro, no tengo la expectativa de estar viendo en mi móvil por donde está llegando el coche, ni de que me ofrezcan donuts durante el trayecto.

    No soy un fan de las regulaciones, pero en el caso de un servicio como el taxi, creo que tienen cierto sentido. Lo de dejar libertad de tarifas (¿que os hace pensar que serían siempre mas baratas?) o un número ilimitado de taxis (¿alguna obligación de estar de servicio por las noches o festivos?) no tiene porque significar ventajas para el consumidor.

    Al final queremos ahorrarnos 5 euros al mes en taxi, y por eso somos capaces de pasar por encima de la legalidad.

    Si, es la legalidad, os guste o no os guste, y hay que cumplirla. La forma de cambiar las leyes (sobre todo las municipales, que son de las que dependen los taxis), es tan sencilla como votar el domingo que viene a quien esté dispuesto a cambiar el sistema.
    Si es que hay alguien que realmente lo quiera hacer, claro.

    Lo que no sirve es hablar de la “disrupción tecnológica” como excusa para que los listos se aprovechen , por muchos abogados caros que tengan.

    Y por último, hay que ver lo que os encanta a algunos poner siempre el ejemplo de que España es el país que va a la cola en todo…. que si sólo aquí se prohibe UBER… Pues creo que en Europa no somos el único pais en el que no es legal ¿no?. Pero claro, queda mucho mejor la pose de “estoy harto de los políticos que tenemos”, que informarse.

  • #049
    Pataleta - 20 Mayo 2015 - 20:29

    Muy bien Enrique. Sigue viendo las cosas sólo desde el punto de vista del consumidor. Se nota que te importan un huevo los 70.000 puestos de trabajo de taxistas en España además de los impuestos que se pagan y que benefician a todos. Que venga una empresa americana con 50 trabajadores y se lo lleve todo, sin pagar impuestos a todos, desregulando un sector y tirando a la calle a miles de trabajadores españoles es súper cool. Lo mismo ha pasado con la música (miles de trabajadores a la calle), lo mismo con el cine (Popcorn), lo mismo con los comercios de proximidad (Amazon), etc, etc. en un suma y sigue que no para. Menos mal que aquí en Europa se está imponiendo el sentido común para regular a todos estos piratas espabilados de turno que sólo quieren forrarse con sus “grandes” ideas para la humanidad.
    En nombre de la modernidad destruimos miles de trabajos, desregulamos sectores, empobrecemos las arcas del Estado que nos provee a todos y se lo llevan unos pocos que al final se hacen millonarios mediante oligopolios online (Google, Amazon, Facebook, etc.). Y así sigue aumentando la desigualdad.
    Eso sí, siempre habrá cenutrios que estarán felices con sus Iphone, sus dos mil aplicaciones estúpidas y creyéndose una estrella del Twitter, ese nido de egos que mienten por encima de sus posibilidades.
    Qué pena Enrique que no veas más allá de las narices de la comodidad de tu tablet y los peligros que conlleva muchas de las cosas que hoy ocurren. Es lo que tiene ser un fanboy superficial de la tecnología por la tecnología.

  • #050
    Javier Álvarez - 20 Mayo 2015 - 22:53

    Señor Dams, a mi me parece que esto simplemente es una liberizacion encubierta bajo el nombre de economía colaborativa, que creen que pasará cuando ya no quede ningún taxi tradicional, que los precios subirán como ya ocurre en San Francisco donde nació Uber. Por otro lado a probado de llamar a un taxi en Madrid o Barcelona por alguna de las app que existen pero que trabajan con taxis legales, nada que envidiar a la de uber, se puede pagar a través del móvil, pedir taxi anticipado , tener conductor favorito etc. Normalmente los comentarios negativos hacía los taxistas son de gente que no han cogido un taxi en su vida, los clientes habituales nos conocen y saben que simplemente somos trabajadores que intentamos sacar nuestras familias adelante como buenamente podemos ( y hoy en día no es fácil), evidentemente siempre habrá alguna oveja negra.
    Y a todos estos que parecen gozar con el que puede ser el fin del taxi que les hace pensar que los de Uber y empresas similares seran mejores…..
    Lo único que tengo claro es que si hay que morir será con las botas puestas.
    Taxista de Barcelona que le gusta su trabajo y solo quiere sacar su familia adelante.

    • Javier Cuchí - 21 Mayo 2015 - 09:13

      Debo reconocer, las cosas como son, que el servicio de Hailo (única APP que conozco y uso, aunque tengo otra pendiente de probar) se aproxima bastante a lo ideal. En el último año vengo utilizando taxi con mucha frecuencia, por razón de una lesión grave que me ha obligado a ir arriba y abajo a consultas médicas, radiografías, fisioterapias y demás, y la verdad es que con esa empresa sólo he tenido un problema con un conductor extranjero que ni me entendía ni se hacía entender ni tenía pajolera idea de lo que se llevaba entre manos; pero los demás, estupendos, muy atentos y los coches nuevos y muy presentables. Salvo el caso de la oveja negra citada, los he puntuado a todos con cuatro estrellas e incluso a dos de ellos con cinco. Últimamente, además, han implementado la posibilidad de reservar con anticipación, lo cual es también utilísimo. Mañana lo probaré, por cierto: he reservado un taxi para que me recoja en casa y me lleve al aeropuerto; a ver cómo resulta. Y, desde luego, impagable llegar a casa o a la oficina y encontrarte la factura en el buzón de correo electrónico.

      El problema es la estructura propia del taxi: los precios regulados y, sobre todo, el numerus clausus de las licencias. La escasez de taxis es, a veces, desesperante, sobre todo cuando hay acontecimientos importantes (hablo de Barcelona) como el Mobile Word Congress o cuando llueve (que aparte de aumentar la demanta exponencialmente, bastantes taxistas se retiran de la circulación por miedo a los golpes) y de todo eso no te salva ni Hailo. Quizá con Uber el problema no existiría o, cuando menos, no sería tan crítico. Quizá

      Desde luego, lo de salir a la calle a pillar un taxi, al viejo estilo, lo tengo completamente descartado: demasiado riesgo de dar con un incompetente (que, siento decirlo, los hay a puñados) o de tener que parar a tres o cuatro antes de encontrar a uno que acepte tarjetas (no, casi nunca llevo efectivo), lo que de vez en cuando conlleva alguna bronca. Aceptar tarjetas debería ser obligatorio, y no lo es. Por poner sólo dos de los muchos problemas que te puedes encontrar frecuentemente en la calle y que una empresa intermedia soluciona eficazmente

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados