Los algoritmos no tienen sentido del humor (todavía)

Tesla Model WUna buena forma de tranquilizar a todos aquellos que entran en modo pánico cuando les hablan de tecnologías de desarrollo autónomo de inteligencia artificial puede ser explicarles lo que ocurrió en el NASDAQ con el valor de Tesla Motors el pasado día 1 de abril, la fecha conocida como April Fool’s en el mundo anglosajón.

La compañía publicó una broma en su blog corporativo y en su Twitter en la que daba cuenta del lanzamiento de su nuevo modelo, el Model W, en el que la “W” significaba “Watch”, junto con una fotografía de un reloj con un descomunal Big Ben sobre su esfera, un pie de foto en el que alertaba de que era necesaria la fuerza de un orangután para ser capaz de levantar el brazo con el reloj puesto, y un texto en el que claramente bromeaba sobre el inminente lanzamiento del Apple Watch con frases como “los estudios han demostrado que el uso del Model W mejorará dramáticamente tu salud – si haces ejercicio – ¡y está disponible en platino!”

Obviamente, una simple broma sin más trascendencia, una forma de honrar la tradición del April Fool’s de manera completamente inofensiva, como también hicieron con la otra broma lanzada desde su cuenta de YouTube y su Twitter anunciando un “ticket-avoidance mode”, una función que evita las multas de aparcamiento activando los limpiaparabrisas y desplazando automáticamente el coche para evitar al agente.

 

Hasta aquí, todo genial: bromas diseñadas para arrancar una sonrisa y posiblemente incluso un poco de viralidad, una imagen de compañía fresca y desenfadada… todo muy divertido. Divertido, hasta el momento en que llegamos al NASDAQ y empezamos a hablar de dinero de verdad: en la actualidad, una gran cantidad de órdenes de compra y venta de acciones en los mercados bursátiles tienen lugar a través del llamado algorithmic trading, mecanismos automatizados capaces de detectar movimientos en el mercado y actuar en consecuencia. Mecanismos que detectaron el movimiento de noticias en torno a la compañía, aislaron la causa de dicho movimiento mediante análisis semántico como el “lanzamiento del nuevo Tesla Model W”, y lanzaron en consecuencia un gran volumen de órdenes de compra que elevaron momentánea y fugazmente la cotización de la acción de la compañía en torno a un 1%… en una compañía con una capitalización de mercado de más de 24.000 millones de dólares!

Literalmente, algoritmos automatizados cayendo en una broma que fueron incapaces de detectar porque había sido diseñada por seres humanos, para seres humanos. Si el sentido del humor es una prueba de inteligencia y esto es lo que podemos esperar del estado del arte de las complejas máquinas y programas diseñados para manejar la meca del comercio mundial, es posible que nos queden aún unos cuantos años de tranquilidad antes de que un Terminator llegue desde el futuro para asesinar a Sarah Connor… :-)

(No, esto no es en modo alguno una prueba que la inteligencia artificial esté aún muy lejos. Pero me pareció muy divertido)

 

This article is also available in English in my Medium page, “Algorithms don’t have a sense of humor… yet

16 comentarios

  • #001
    Gorki - 3 abril 2015 - 12:49

    Mi opinión sobre este tema, es que la IA se desarrolla mucho más lentamente que la programación y la capacidad de cálculo, sobre todo cuando el objetivo no está perfectamente y matemáticamente modelado. Es decir podemos crear un eficiente sistema de control del tráfico de una ciudad, pero un reconocimiento facial, siempre tendrá un nivel amplio pero limitado de eficacia.

    De momento las estadísticas Bayesias es lo mas perfecto que hemos sido capaces de cooncebir.

  • #002
    Antonio Castro - 3 abril 2015 - 15:01

    En efecto, cuando se habla de coches capaces de circular solos, tambien se olvidan los diminutos detalles que queden hacer que sesudos y geniales algoritmos cometan la peor de las cagadas.

    Los seres humanos usamos el inconsciente para dar respuestas automáticas a cosas que son pura rutina, pero existe un vigilante que detecta cuando la conciencia tiene que entrar en juego.

    En el aprendizaje de la conducción automatizamos una gran parte del trabajo, lo grando que la conducción se convierta en algo mucho más relajado que cuando no tienes la práctica necesaria, pero esa pequeña parte del trabajo que no es automatizable es el que marca la diferencia con cualquier tipo de máquina.

    La reacción ante lo inesperado jamás será un punto fuerte de ninguna máquina.

  • #003
    menestro - 3 abril 2015 - 15:34

    En realidad Enrique, lo que pudimos observar es como han funcionado correctamente los “modos de contención” de los nuevos algoritmos, desviándose apenas un 1% de la pauta, ante lo que de ser cierto, el lanzamiento de un nuevo modelo, hubiese supuesto una compra masiva de acciones. Nada que ver con lo que sucedió con el “Flash Crash” de hace unos años.

    http://en.wikipedia.org/wiki/2010_Flash_Crash

  • #004
    Carolus - 3 abril 2015 - 15:41

    A mi, mas que la inteligencia artificial que no para de crecer, me preocupa mas la inteligencia de toda la vida, que cada vez hace mas estupideces (me incluyo, y eso que casi no veo la televisión).

    Un saludo

  • #005
    Gorki - 3 abril 2015 - 18:56

    En una carretera de Asturias, al salir de una curva, hay una cruz verde intermitente de una farmacia, que de noche hace a sensación de ser un semáforo verde que está a punto de cambiar. Me encantaría saber que el coche de Google identifica que no es un semáforo y no pega un frenazo preventivo.

  • #006
    Antonio Castro - 3 abril 2015 - 20:45

    #005 En cierta ocasión un motorista de la policía de tráfico me estaba haciendo señales y no tuve claro si quería que me parara yo, si quería que parara otro coche que circulaba a mi lado, o si simplemente estaba bailando la jota porque los gestos no eran fácilmente identificables con aquellos que todos conocemos y que figuran en el código de circulación. Disminuí la velocidad y le miré mientras pasaba a su lado y su mirada de extrañeza infinita me hizo ver que lo mejor era pararme un poco más adelante, cosa que tampoco le gustó porque no era el sitio donde él quería que yo parara. Ni me puso ninguna multa ni logró localizar una sola falta en mi documentación obligatoria, pero pude enterarme de que él y algunos de sus compañeros eran novatos en prácticas acompañados por un agente más veterano.

    Nada de lo que ocurrió podrá ser gestionado por un coche inteligente de Google.

  • #007
    Gorki - 3 abril 2015 - 20:54

    #006 Antonio Castro

    Estoy de acuerdo. en mi opinión, pasarán años antes que un automóvil sin conductor circule por una carretera no espacialmente preparada para ello y desde luego yo no seré un “early adopter”

  • #008
    Xaquín - 4 abril 2015 - 12:14

    Por mi parte se me ocurre aconsejarles. a los “fabricantes de IA” que se piensen un poco este principio matebioógico:”no es lo mismo tener un algoritmo por cerebro que a la inversa”… que se lo piensen (con sus diversos macs y puesto el culo en diseños varios) y ya de paso resuelvan un problema grave de discriminación sexual (aunque no creo le guste mucho el asunto a mamá naturaleza… y bien pensado, tampoco a nosotros…please, no queremos un algoritmo neutro!!!!!).

  • #009
    Xaquín - 4 abril 2015 - 12:21

    Espero que los inquisidores de la Red no me califiquen de apoyadiscriminadores… solo queriamos resaltar que entre Dec y Rachel, nosotros somos fans de la Rachel (estamos hablando de BR y defendiendo la hermosa variedad…).

  • #010
    Xaquín - 4 abril 2015 - 12:30

    Y puestoa a ocupar espacio…a nadie le sorprende que 33 visionadores del video sobre poli and coche digan que no les gustó ese estpendo video?… o son polis (con muy bajo nivel de energía positiva) o ya tienen el algoritmo neutro que tanto buscan algunos…

  • #011
    Anónimo - 5 abril 2015 - 00:25

    Como anécdota es curiosa la observación, es indudable.
    Demuestra que la IA carece de emociones y es lo que nos diferencia de los humanos.
    Sin embargo, creo que en este caso el error es la entrada de datos en el algoritmo, dando por cierto el bulo del foolish aprils sobre el nuevo modelo de Tesla.
    Si el algoritmo hubiese analizado el bulo, a buen seguro que no se lo hubiese tragado como hicimos la mayoría de los humanos.

  • #012
    jose luis portela - 5 abril 2015 - 23:20

    Tesla hace bien hasta los anuncios. Como se nota que esta dirigida por gente que esta preparada y entiende el mundo que les rodea

  • #013
    coaching gratis - 7 abril 2015 - 10:02

    Seguro que a partir de ahora más de un programador agrega el 1 de abril a su algoritmo para no tener más problemas de este tipo.

  • #014
    Haver - 7 abril 2015 - 14:09

    Es de esperar que una maquina no sepa interpretar el humor o las bromas de un día de los inocentes, pero solo hay un par de días así durante el año, así que supongo que podrían haber programado los algoritmos para estar preparados para esto. De toda manera, no dejan de ser bromas que alguien ha colado en Internet y gente se lo ha creído, como siempre.

  • #015
    Miguel - 14 abril 2015 - 00:16

    Deberíamos tener también el ojo más educado, artística o estéticamente hablando, y gritar que el foto-montaje es nefasto. Los puntos de fuga del Big Ben y el reloj de pulsera, no cuadran ni a tiros. Pero esto, hoy en día no molesta a nadie, por lo visto. Triste época.

  • #016
    Petersam - 28 abril 2015 - 12:51

    Ya se ha filtrado la mayor parte del producto que sera lanzado dentro de dos dias.

    Y como siempre en los ultimos meses Elon nos ha decepcionado*.
    El producto no es mas que las famosas baterias que Panasonic 18650 lleva comercializando desde hace 4 años, baterias economicamente irracionales, pero que la perseverancia de los ingenieros japoneses les mantiene en el camino.
    A fin de que el chiringuito financiero de las baterias en los Teslas no estalle, Elon Musk, un aritista de las finanazas decidio escalar la produccion de las baterias y para ello nos muestra ahora como pretende hacerlo, llevar esas baterias al hogar, donde siguen siendo igual de economicamente inviables. El esquema de leasing es el mismo que con las baterias de los coches, aunque entiendo que las ayudas publicas diferiran en algun grado.

    *Los que hemos considerado a Elon, como lo que es, un digno sucedor de Ponzi el gran matematico italiano, vemos como hace tiempo ha perdido frescura e iniciativa en ese sutil arte del engaño.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados