Ni azul y negro, ni blanco y dorado: es color verde. El verde del dinero…

TheDress original Tumblr post

Una chica hace una fotografía de un vestido en una boda, y genera – sin quererlo ni saberlo – un efecto óptico que hace que, en función de diversas variables, la combinación de colores del vestido se vea o se crea ver de una u otra manera. Se da cuenta del efecto tras enseñar su fotografía a algunos amigos, y la publica en su Tumblr. Una periodista de BuzzFeed, Cates Holderness, llega a esa entrada en Tumblr, se sorprende con el efecto, y decide dedicarle una página en su publicación, titulada simplemente What colors are this dress?. A partir de aquí, el resto es historia.

Historia que tiene como punto culminante un pico de tráfico de más de 670.000 usuarios simultáneos viendo el artículo en la página de BuzzFeed, varios trending topics mundiales en Twitter asociados con el tema, y discusiones en todas partes, desde bares, hasta aulas de escuelas de negocios e incluso informativos de televisión, sobre los colores del vestido. Pero lo importante en ese momento ya no son los colores del vestido. Lo importante ya es otra cosa: la capacidad de convertir un contenido aparentemente anodino – una simple fotografía de un vestido subida a una página personal – en un fenómeno mundial. Antes del desarrollo y popularización de la web, esta fotografía, si alguien se hubiese dado cuenta de sus curiosas propiedades, se habría limitado a ser comentada en el círculo próximo de quien la tomó. Pero ahora, hablamos de otra cosa completamente distinta. En disputa, las grandes preguntas: ¿de quién es el mérito? ¿Es algo repetible? ¿Tiene BuzzFeed, que se congratula hasta el infinito por su hazaña, una varita mágica que convierte en oro todo lo que toca, una especie de “llave de la cultura web”?

Lo que BuzzFeed afirma es que ha encontrado el santo grial que convierte un contenido en viral. Que el mérito del fenómeno fue el artículo de Cates Holderness, que sacó a la luz algo que no habría circulado mucho más allá de los escasos seguidores del Tumblr original de la autora de la foto. Que su publicación, por tanto, es clave en la construcción de eso que se ha dado en llamar viralidad, y que prácticamente basta con entregarle tu contenido – a cambio de la comisión correspondiente – para que alcance esa condición dorada, ese Olimpo de la viralidad.

Precisamente eso es lo que empresas como Facebook pretenden ofrecer a los creadores de contenido: entréganos tu contenido, y lo haremos viral. Multiplicaremos sus opciones de visualización, lo expondremos a las personas adecuadas, y conseguiremos que circule como tú nunca podrías haberlo hecho circular. Si quieres viralidad, somos la red que te la consigue, o que tiene las llaves para vendértela. Ahora, con el ya famoso vestido, BuzzFeed pretende demostrar que ellos también juegan: que pueden hacer olas, incluso con un contenido que no han creado, que simplemente tuvieron la suerte de encontrarse por ahí.

¿Tiene dueño la viralidad? ¿Son los fenómenos de la cultura web algo que puede ser comercializado y prefabricado, ofrecido al mejor postor? ¿Podría haberse obtenido un resultado similar si la fotografía del vestido hubiese sido simplemente reproducida por cualquier otra publicación diferente de BuzzFeed? ¿Está el mérito en el contenido, en quién lo saca a la luz, o parcialmente en ambos? Si BuzzFeed consigue difundir la idea de que el éxito de difusión y los más de cuarenta millones de visualizaciones se deben a su artículo, estarán en una posición perfecta para pretender que el fenómeno es replicable, y que además, puede ser vendido a quienes quieran pagar por él. Si, por el contrario, se debe simplemente a alguna característica del contenido obtenida por pura casualidad y que cualquiera podría haber hecho circular variando únicamente la velocidad de su difusión, entonces BuzzFeed – o Facebook – no tienen realmente nada más que la capacidad de hacer circular contenido, segmentarlo adecuadamente, y esperar a que, el algunas ocasiones, suene la flauta – una flauta que puede sonar en cualquier sitio.

Mientras se dilucida la capacidad de unos y otros para provocar, generar y vender la viralidad, el vestido solo tiene un color. Es verde. Verde dólar.

 

This article is also available in English in my Medium page, “It is not blue and black, it is not white and gold. It is green. Dollar green.

17 comentarios

  • #001
    Miguel - 1 marzo 2015 - 12:12

    Perfecto, impecable…lo viralizo jajaja

  • #002
    Gorki - 1 marzo 2015 - 12:22

    ¿Tu también, hijo mío? ….. ¡Que paciencia… !

  • #003
    Krigan - 1 marzo 2015 - 13:02

    Deberías haber puesto la foto original, porque en la que has puesto el efecto es menos acusado. Es tan solo una ilusión óptica, causada por la manera en que se hizo la foto. Lo que es flipante es que, a diferencia de otras ilusiones ópticas, esta funciona en unas personas (incluyéndome a mí), y en otras no.

  • #004
    Enrique Dans - 1 marzo 2015 - 13:11

    #003: precisamente es la foto original, la del Tumblr de swiked… :-)

  • #005
    Agustin - 1 marzo 2015 - 13:28

    Esto ha sido como si ahora me encuentro 100 euros caminando por la calle y digo “soy experto en encontrar dinero por la calle”. Buzzfeed no tiene la llave a la viralidad, esta foto se viralizo por que puso de manifiesto muchas cosas muy humanas como el que dos personas vean algo de dos formas distintas y ambos de forma objetiva, esas cosas nos vuelan la cabeza. Seguramente mucha gente le crea a Buszzfeed y los contraten para viralizar y probablemente consigan resultados por que tienen mucho trafico. Pero de los dos casos que planteas Enrique, estoy seguro que es el segundo: fue por pura casualidad.

  • #006
    belen - 1 marzo 2015 - 13:34

    ¿Y si el mérito de Buzzfeed estuviera en su visibilidad y en su capacidad para generar influencia? Este TED me hace pensar que, en ese sentido, la Red, como la calle, tiene sus propias reglas. Y también sus excepciones: https://www.ted.com/talks/kevin_allocca_why_videos_go_viral

  • #007
    Alfonso - 1 marzo 2015 - 14:12

    Soy el único al que le deprime que cosas tan infantiles sean las que más interés despiertan? En una era que permite comunicar como nunca ha sido posible es triste que los virales, los trending topic y hasta el telediario se llenen de contenidos tan pobres, tan infantiles, tan cutres…
    En fin, será que no tengo un buen día

  • #008
    jose luis portela lopez - 1 marzo 2015 - 14:33

    Precisamente yo leo tu blog, porque tu siempre nos enseñas a ver el otro color de las cosas

  • #009
    Observador - 1 marzo 2015 - 14:38

    Parece ser que el que mejor lo ha entendido es Jrmora. Es como si hubiera leído mi comentario del otro día sobre el nuevo periodismo y la absoluta bazofia que supone mucho de su contenido, cada vez más destinado a este tipo de mierdas y gilipolleces con los que atraer el click publicitario de forma viral (sucede lo mismo con noticias de mierda, sobre autenticas imbecilidades, para generar tráfico). Si no recuerdo mal, esto no sucedía con el papel.

    Pero usted a lo suyo, sr. Dans. Todavía estoy buscando “periodismo” (la palabra, no el oficio) en su entrada…

    Jrmora, la próxima dedíquesela a Dans, hombre.

    http://www.jrmora.com/blog/wp-content/uploads/2015/02/viral.jpg

  • #010
    Tony-tux - 1 marzo 2015 - 16:20

    En lugar de ser TT la idiotez del traje, algo que solo un idiota, en el sentido griego de la palabra, gastaría mas de medio segundo en descartar, tendría que haber sido TT esta otra noticia, o similares a ella.
    http://noticias.lainformacion.com/mundo/los-yihadistas-vuelven-a-golpear-a-la-cultura-destrozando-las-estatuas-de-mosul_5uAQmKaVZgzKKXf9tD2Xh2/

  • #011
    almaraz - 1 marzo 2015 - 18:58

    Si pues hoy en día asen famosa cualquier babosada como un inutil y ridículo vestido no me sorprende lo que me sorprende es la ingenuidad de miles de personas

  • #012
    Xaquín - 2 marzo 2015 - 00:20

    Parece que la gente no pilla la noticia…no lo es un vestido…lo es que más de medio millón de personas cojan el virus simultaneamente…acaso a la pandemia de gripe le tememos más (le damos importancia) por ser de alta o baja cultura el tipo de virus que la propaga?

  • #013
    Krigan - 2 marzo 2015 - 00:28

    #4 Enrique:

    No es la misma foto, la tuya es un pantallazo del Tumblr de swiked en el que aparece la foto. Puede parecer una tontería, pero yo noto que el efecto es menos acusado cuando veo tu pantallazo que cuando veo directamente el Tumblr de swiked:

    http://swiked.tumblr.com/post/112073818575/guys-please-help-me-is-this-dress-white-and

    Tu pantallazo es un jpeg, lo cual significa que usa compresión con pérdida, y tal vez esa pérdida afecte a la efectividad de la ilusión óptica. O tal vez yo ya me esté volviendo majara con esta foto : -D

    Para mí lo verdaderamente alucinante no es que sea una ilusión óptica que te hace ver lo que no existe (hay muchas de esas), sino el hecho de que con muchas personas funciona, y con otras muchas no. Hay quien piensa que este es un tema banal, pero afecta a la más elemental de las preguntas: ¿qué es la realidad?

    Si la ilusión afectase a todo el mundo, podríamos pensar que la foto no es un fiel reflejo de la realidad, que induce a engaño. Pero como afecta solo a una parte, ¿el problema está en la foto o en aquellos a los que nos afecta?

  • #014
    Gorki - 2 marzo 2015 - 11:36

    #012 Xaquín
    ¡Por fin!, algo sensato. Enhorabuena

  • #015
    Felix Abalde - 2 marzo 2015 - 21:41

    Interesante punto de vista el otorgar la capacidad de viralizar a determinadas redes sociales. Me saco el sombrero.

    Por otro lado estoy de acuerdo en que este tipo de cosas es lo que ahora publican los “informativos”. Puede gustar o no pero es la realidad del momento. Todos se indignan y quieren seriedad y documentales de la dos…

  • #016
    Dijoloblas - 3 marzo 2015 - 17:54

    Este tema demuestra hasta qué punto hemos alcanzado la cumbre de la idiocia y el desasosiego…

    Obviamente, el fuck vestido jamás se vio como realmente es, nunca, por razones más que obvias.

    Una foto de un pedazo de mier***, si fuese una foto, hubiese podido provocar iguales discusiones.

    Pero la cosa no estaba ahí, eso era lo de menos, lo sustancioso es ver cómo para millones de gentes se convirtió (y de paso se monetizó) en la noticia del día.

    Sin duda, se acerca el día en que por fin se ejecutará el Gran Castigo que nos merecemos… (Todo esto mientras ocurren las cosas que ocurren en el mundo, y al ladito mismo de nuestras casas… Pero claro, antes y mejor creer que una foto en una pantalla refleja más o menos bien la realidad, -lo que por cierto, sí que refleja y para más INRI, es la ignorancia del personal en materia fotográfica, de reproducción de color, etc…-, que molestarse en hacer algo mejor que gastar horas en esa gilipollez… Un motivo más para el Gran Castigo por venir.)

  • #017
    ShowMeTheViral.com - 5 marzo 2015 - 23:01

    Excelente historia Enrique, la capacidad de Buzzfeed para viralizar historias es impresionante y el ritmo de publicación de todas estas páginas vertiginoso. Tarde o temprano sacarán otro trending topic. Saludos

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados