Coches que conducen solos: criterios informados

IMAGE: John Takai - 123RFLa discusión sobre la llegada de los automóviles de conducción autónoma afecta a muchas cosas, supone un cambio enorme para la economía y la sociedad que conocemos, y requiere de un cierto nivel de información para formarse un criterio adecuado. No, simplemente torcer el gesto y decir “imposible” no es suficiente. La intuición, la imaginación y el intento de aplicar el sentido común a un escenario en el que carecemos completamente de experiencias homologables no sirven para tratar de hacerse una idea.

Lo mejor, en ese tipo de situaciones, es leer artículos con puntos de vista diferentes. En ese sentido, me llamó la atención leer, en días diferentes, las visiones de los fundadores de dos empresas fuertemente competidoras, Lyft y Uber, en este asunto: por supuesto, ambas compañías de transporte de viajeros van a verse afectadas por la llegada de los vehículos de conducción autónoma, pero sus planteamientos son radicalmente diferentes. Travis Kalanick, fundador de Uber y considerado por algunos una auténtica mente privilegiada, dedica importantes recursos a financiar investigación en la universidad de Carnegie Mellon que contribuya a un desarrollo rápido de esta tecnología, e intenta dar explicaciones sin ningún tipo de paliativo ni paños calientes a los conductores que llevan a cabo servicios para su compañía, diciéndoles directamente que “el futuro son coches autónomos, no conductores” y que mejor vayan pensando en dedicarse a otra cosa antes de que llegue el año 2036, el CEO de Lyft, Logan Green, tiene un punto de vista opuesto: ve el futuro del transporte como servicio y predice que poseeremos cada vez menos vehículos propios, pero está convencido de que seguirán siendo conducidos por personas, y de que los vehículos de conducción autónoma no son el futuro.

Mientras, otro personaje con reputación de absoluto visionario, Elon Musk, afirma que los vehículos autónomos fabricados por su compañía, Tesla, estarán disponibles en el mercado norteamericano este verano. Hablamos de dentro de muy pocos meses: frente al año 2036 que cita Travis Kalanick, el hombre que ha sido capaz de convertir el vehículo eléctrico no solo en una realidad tangible, sino además de convertirlo en competitivo (mejor aceleración que muchos míticos vehículos deportivos, autonomía de más de quinientos kilómetros y estilo o estatus comparable al de marcas punteras y consolidadas desde hace muchas décadas) responde que sus vehículos conducirán solos, que la prestación se incorporará mediante una actualización de software, que los vehículos podrán ir a buscar a sus dueños a donde estén, y que estarán disponibles para quien los quiera comprar en cuestión de tres o cuatro meses. De acuerdo, hablamos de conducción parcialmente autónoma y de vehículos con un precio que los sitúa claramente en el segmento alto de consumo, pero literalmente ya están aquí. Así suelen empezar las cosas: primero “para ricos”, después en aplicaciones industriales adoptadas por emprendedores audaces (en este caso, transporte de personas y de mercancías por carretera), y finalmente, para el mercado masivo. Pero esa transición, a medida que pasan los años, se hace cada vez más rápida.

Que una tecnología como esta se vea como ciencia-ficción, se sitúe a veinte años vista o aparezca en el mercado dentro de pocos meses es algo que, sin duda, va a afectar muchas decisiones de muchas personas: qué automóvil comprarse, si hacerlo ahora o esperar unos años, o incluso dónde vivir con respecto al lugar de trabajo o al centro de la ciudad. Cuando fabricantes como Tesla se plantean ya poner en el mercado tecnologías como esta en cuestión de escasos meses, y otros como Mercedes-BenzAudi  o Toyota ya tienen prototipos en carretera, a lo mejor es el momento de abandonar prejuicios basados en “lo que creemos que es” un vehículo autónomo y verlo como algo de ciencia-ficción, y sencillamente, empezar a pensar que van a estar entre nosotros mucho antes de lo que pensamos.

 

This article is also available in English in my Medium page, “Self-driving cars: time to get up to speed

21 comentarios

  • #001
    jose luis portela lopez - 22 marzo 2015 - 13:51

    El segmento del automóvil es mi pasión, leo mucho y siempre estoy atento a los cambios

    1. Los coches en muy poco tiempo serán todos eléctricos.
    a) Menor Coste económico para moverse
    b) Mayor espacio. Dos maleteros
    c) Par motor constante desde cero. Resultado mucho mayor aceleración que un motor de explosión. (Cuando la gente se dio cuenta que los diésel debido a que tenían mayor par motor que los gasolina comenzaron a comprarlos)
    d) Menos ruido. Si ya se para los puristas nos gusta el ruido, pero no deja de ser un patrón equivocado. Que para que algo funcione tenga que hacer ruido es absurdo
    e) Mucho menor coste mantenimiento que un motor de explosión.

    2. Los coches si conducirán solos aunque tendrán la posibilidad de hacerse manual también.
    Es de lógica. Yo tengo un coche con velocidad adaptativa, lo que se traduce en que el mismo acelera o frena solo en función del trafico real que tenga delante del mismo. Cuando pedí esta opción ni me imaginaba lo cómodo que resulta para conducir sobre todo cuando hay trafico y no digamos en caravanas que solo me tengo que preocupar del volante.

    Y de TESLA prefiero ni hablar, yo solo les digo a la gente que pruebe uno y que luego opine….

  • #002
    Orlando - 22 marzo 2015 - 14:11

    A la espera de la nueva tecnología… ¿qué nuevos trucos de obsolescencia programada nos esperan? Los modelos de los últimos 10 años ha cuadruplicado los gastos en repuestos, a lo mejor exagero, pero lo que he notado es que cada vez las piezas duran menos y se rompen o averían con mayor facilidad. No importa que la pieza sea pequeña o sea barata, algunas veces una pequeña pieza hace necesario cambiar todo el sistema… Tengo curiosidad de saber como se desenvolverá el cambio… (que evidentemente será gradual), sin duda será una metamorfosis que gustaría vivir.

  • #003
    Juan P - 22 marzo 2015 - 14:14

    Esperemos (ja!) que en España el gobierno de turno siga el ejemplo de Reino Unido en cuanto a legislación de coches autónomos se refiere. http://www.wired.com/2015/02/uk-just-made-fantastic-place-test-self-driving-cars/

  • #004
    Alberto Torron - 22 marzo 2015 - 14:15

    Cualquiera que tenga la experiencia de evitar un accidente con el ESP del coche, o con el ABS, o conozca las bondades de un buen cambio automático o de u control adaptativo de crucero debería ser un convencido de que en cuanto esté disponible la tecnología a un precio razonable, se comprará masivamente.

    Es extraño cómo mucha gente se resiste a cosas que la tecnología hace mucho mejor -como el cambio automático- y compra teléfonos móviles de 700 euros para estar al día, pero lo cierto es que en cuanto se pueda superar la barrera de coste y comencemos a comprender las ventajas, la adopción será rápida. Otra cosa interesante es que será necesario que las eléctricas y las compañías de telecomunicaciones estén preparadas para atender tanto una demanda diferente, como una capacidad de adquirir datos de uso que hasta hoy sólo son ficción. Cruzar los datos de uso de los coches con los servicios de telecomunicaciones y dotar la red de capacidad de recarga de las baterías permitirá que aparezcan modelos de negocio cruzados realmente interesantes.

  • #005
    Antonio Vázquez - 22 marzo 2015 - 18:22

    Bien: los expertos en derecho tendrán mucho que legislar: qué pasa sí mi coche atropella a alguien? Puede hacerse un coche bomba autónomo y lanzarlo contra un edificio? O, peor aún, 20 coches bomba? Serán anti vandálicos? Los niños podrán viajar solos? Se abren nuevas oportunidades, sin duda.

  • #006
    javier - 22 marzo 2015 - 19:39

    No tengo dudas que llegarán al consumidor de a pié los coches autónomos cuando se ajusten precios y de que será un auténtico éxito. Sin embargo, muchos conductores perderán trabajo y eso debe hacernos pensar, la tecnología aumenta el bienestar pero también aumenta el paro ¿? Una contradicción muy actual.

  • #007
    JL - 22 marzo 2015 - 23:11

    Pues la verdad, si alguien está pensando en comprarse un coche en los próximos 2 años, y piensa aplazar la decisión a ver si “puede comprar un coche autónomo”, me parece que puede esperar sentado.

    Es verdad que cada vez los coches tienen mayor capacidad para tomar decisiones por nosotros, evitar colisiones por alcance, adaptar la velocidad a los cohes que le preceden, y hasta aparcar sólos, pero lo de un coche completamente autónomo, me parece algo bastante lejano.

    Estoy más de acuerdo con el CEO de Lyff en dejar de “poseer” un coche y empezar a “usar” el coche que necesitemos en cada momento, algo que ya mucha gente hace. Sin embargo pasaran muchos años hasta que el coche deje de ser algo que la gente quiera tener en propiedad. También es una decisión más racional alquilar casa, y sin embargo en según que países no es la primera elección.

  • #008
    go123 - 22 marzo 2015 - 23:51

    #5 Los fabricantes y gobiernos pondrán sus chivatos para que no se acerquen a donde no deben, o para que no vayan sobrecargados de explosivos.

    Si atropellan a alguien, tú no serás el culpable si tienes todos los papeles en regla, será el que ha invadido su trayectoria, ya que el coche cumplira escrupulosamente los limites y se detendrá donde tiene que hacerlo, por poner un símil, como los maquinistas del tren, que nunca tienen culpa de los atropellos. Si falla el programa o los sensores será cosa del fabricante.

    Además, seguramente es probable que desaparezca la propiedad del coche a nivel usuario, ya que los vehículos estarán trabajando H24 para ser amortizados.

  • #009
    Julio2 - 23 marzo 2015 - 02:15

    #001 jose luis portela lopez: te engañas si crees que los coches autónomos van a permitir el control manual por parte del usuario. El coche de Google se diseña desde un principio sin posibilidad de control manual. El propio Elon Musk aboga por prohibir los coches conducidos por humanos. Lo imprevisible de nuestra conducta hace que sea necesario prohibir la conducción humana para que los coches autónomos puedan circular sin problemas. Cuando se implanten definitivamente estos coches ya no conducirás: Tesla y Google te conducirán adonde quieran. Con esta información decide que lo que consideres oportuno, pero no digas dentro de veinte años que nadie te avisó.

  • #010
    Juan Manuel - 23 marzo 2015 - 02:58

    Enrique, olvidas mencionar que Apple “inventará” esta tecnología en unos 2 o 3 años y se convertirá en el mayor fabricante mundial

  • #011
    Jose - 23 marzo 2015 - 09:38

    Audi está a anyos luz de Mercedes y BMW en lo que se refiere a temas de ADAS. Tecnológicamente muchisimos fabricantes ya tienen la tecnología para conducción automática. La legislación es la que tiene que avanzar.

  • #012
    JL - 23 marzo 2015 - 12:30

    #008 Los coches no podrán estar 24 horas funcionado, sencillamente porque no hay demanda para usarlos 24 horas. A no ser que pienses transportar a la gente a la hora que el coche esté libre aunque no lo necesite.

    El problema de estos modelos de uso, en mi opinión, es que la demanda no se comporta de la forma que le gustaria a la oferta. Si los coches, se pasan 16 horas al día parados, (como mínimo), es porque sus usuarios están durmiendo o porque están en supuesto de trabajo. Y lógicamente, cuando uno compra un coche sabe que va a estar infrautilizado, pero es el precio de disponer de un medio de transporte como y cuando quiera.

    Por supuesto que hay situaciones en las que es absurdo comprarse un coche. Por ejemplo, alguien que vive en el centro de la ciudad y va a trabajar andando o en transporte público todos los días. En ese caso, si que tiene sentido pagar por uso, pero seguirá existiendo mucha gente que prefiera tener un coche en propiedad por múltiples razones. La movilidad que da tener un coche propio en muchas ocasiones es un motor para el desarrollo de las personas

  • #013
    Matias - 23 marzo 2015 - 12:43

    La aproximación al coche autónomo debe seguir un camino distinto al que nos tienen acostumbrados las empresas de software. Esto es, no es aceptable que se publique una versión con bugs (o beta) como producto final y que ya se irá depurando con actualizaciones. Todos vivimos esto en nuestros ordenadores y dispositivos móviles. En el coche algo así simplemente no puede ser.

    Las versiones finales deben ser eso, finales, libres de fallos. La industria del automóvil no puede seguir unos estándares tan mediocres como la del software.

  • #014
    Antonio Castro - 23 marzo 2015 - 13:04

    Ahora resulta que faltan muy pocos meses ;-)

    Yo estoy seguro que dentro de pocos meses sacaran algo, pero no estoy demasiado seguro de que un taxista o un transportista cibernético pueda dar un servicio completo de origen a destino sin la menor intervención humana usando vías por donde igualmente circularán una criaturas terriblemente peligrosas e impredecibles. Me refiero por supuesto a los humanos. Tal hazaña pasaría por lograr implementar un sistema informático capaz de predecir todo ese tipo de estupideces peligrosas.

    Cuando uno circula por una autopista y un burro al volante hace una maniobra ilegal, se adapta a las circunstancias para poder sobrevivir y si es necesario hace otra ilegalidad que puede no ser del todo inofensiva. No me parecen problemas necesariamente triviales y mucho menos predecibles o automatizables.

    Para tener el mismo tipo de comportamiento “estúpido/inteligente” que un humano haría falta un tipo de inteligencia artificial que aún estamos muy lejos de conseguir.

    Me hacen gracias este tipo de bravuconadas tecnológicas cada vez que uso algo tan “avanzado” como el Google translator, o cada vez que busco algo en Internet, o cada vez que contesto a un robot que ejerce de operador telefónico .

    El inmenso interés económico en estos temas no está sirviendo para acelerar sus logros. Vamos de decepción en decepción. Es un camino muy largo con multitud de tropiezos. Tropiezos que serán inasumibles en el caso de existir vidas en juego.

    Creo que Enrique está demasiado ilusionado con este tema. En cuanto a lo de estar informado, lo admito yo lo estoy mucho menos, pero yo creo que no hay que dar crédito a todo lo que se lee por poderosa que sea la fuente.

    El doctor Markram cree poder replicar un cerebro humano (86.000 millones de neuronas con 100 billones de interconexiones) con lo 1000 millones de euros que ha conseguido. Dudo que se consiga, pero podría ser un comienzo más realista para afrontar un tipo de cuestiones que tiende a infravalorarse de forma sistemática desde que surgieron los primeros ordenadores electromecánicos.

  • #015
    Guido - 23 marzo 2015 - 13:35

    Un elemento que no se suele mencionar es el impacto que tendrá esta nueva forma de transporte sobre sectores económicos muy importantes: el transporte de mercancías por carretera, el sector de la industria del automóvil… Por ejemplo, Mercedes ya ha ha hecho pruebas de trasnporte por carretera con un camión autónomo, cosa que en principio parece más sencilla que abordar el tráfico en una ciudad. http://www.elmundo.es/motor/2014/07/09/53bd6ff622601d9a118b4595.html

  • #016
    Miguel Merrill - 23 marzo 2015 - 17:39

    La idea de un auto autónomo esta a muchas décadas de su completa realización y funcionalidad, tan solo nos guiamos de acuerdo a visiones futuristas y damos como una posibilidad o muy cercana o muy lejana, la verdad nadie puede saber a ciencia cierta el tiempo que tome que estos autos fantásticos sean una realidad, me atrevo a decir la sociedad no esta preparada para que esto suceda, ya que la base de la economía mundial sigue siendo el petroleo.

    El desarrollo y libre venta de coches autónomos estará ligada a la proliferación de autos eléctricos en el mundo , y de la mano con el petroleo , cuando esta fuente de recursos no renovable mundial se agote , podemos empezar realmente empezar pensar en autos eléctricos que se conducen solos.

    Aun no estamos preparados para ellos.

  • #017
    Marga - 23 marzo 2015 - 18:42

    Llevo timepo siguiendo este tema y tengo clarisimo que terminara imponiendo, empezara como opcion en coches de alta gama y segun se vaya abaratando llegara a todos los consumidores

  • #018
    JL - 24 marzo 2015 - 00:37

    #014 Completamente de acuerdo contigo Antonio. Como tu dices, parece que Enrique está demasiado ilusionado con el tema y tambien muchos de los comentaristas.

    Si te preocupas en leer los links en los que que se supone que todos los fabricantes están trabajando en coches autónomos te encuentras con que Toyota está hablando de un control de curcero adaptativo, que además necesita que todos los coches que circulan lo lleven para ser efectivo, porque se basa en comunicaciones C2C (Car to Car). Mercedes presenta una maqueta que no se mueve y que lo que demnustra es lo agradable que es hacer un viaje viendo pantallas con las fotos de tus vacaciones . El link de Audi si está mas relacionados.

    Creo que la Industria Automovolística que estaba acostumbrada a ciclos de desarrollo mas largos y tranquilos está ya en el siglo XXI y cada vez veremos mas y mas “bloatware” pero aplicado a los coches. Parece que si no estás todo el día hablando de coches autónomos no eres nadie en este mundo y en este momento. Hace 15 años era la telemñatica aplicada al automóvil, y 15 años después todavía no es obligatorio instalar eCall en los coches.

    Todo lo que sea investigar en sistemas ADAS , que como su nombre indica son ayudas al conductor, y que vengan impulsados por los coches autónomos, bienvenido sea, pero de ahí a tener coches autónomos en un periodo corto de tiempo me parece que hay un trecho.

    Un tren sin conductor es bastante más sencillo que un coche autónomo y de momento los vemos en los aeropuertos para conectar terminales. Los coches autónomos de aqui a muchos años se moverán unicamente en ese tipo de ambientes, mas o menos controlados.

  • #019
    Hugo - 24 marzo 2015 - 02:58

    No es para hacer drama, claro que estarán con nosotros pronto, quizá no en 4 meses; habrán retrasos pero la adopción de los mismos será lenta, tan lenta o mas como ha sido con los carros eléctricos por la simple e imposible barrera económica, en los paises con más riqueza serán una pequeña moda de los famosos o adinerados pero solo llegaran a las masas en medid en que baje su costo de fabricación y los gobiernos incentiven su compra. La transición será lenta y no creo que mucha gente sufra por el desempleo que esto genere.

    Lo cierto es que yo vivo en Guatemala y si imagino a alguien transportándose a la escuela en un hermso bus eléctricosinnconductor ese alguien no seré yo ni mi hijo, quizá mis nietos o mas, aunque el otros países sea en ese momento un factor común.

    Además. Faltan muchos detalles por afinar que solo la práctica descubrirá, no es lo mismo un auto de Costa a Costa en EE.UU. qué en una ciudad con cientos de personas a centímetros de los autos en las esquinas intentando cruzar la calle, no dudo que un buen software no mejorará al volante pero para ese momento aun faltan muchas pruebas por hacer.

  • #020
    Gabriel Crespo - 24 marzo 2015 - 05:09

    #014 Creo que o subestimas la tecnología que tienen o pueden llegar a tener estos autos o sobre-estimas lo que significa manejar y los factores que participan en dicha actividad, estamos hablando de sensores de movimiento que detectan y siguen el movimiento instantáneamente de cualquier objeto en un rango de aproximación, estamos hablando de cámaras con un campo de visión total, estamos hablando de comunicación en tiempo real de sistemas inteligentes que pueden enviarse cualquier tipo de datos que faciliten la respuesta en un momento dado.

    Yo creo que el mercado de los automóviles personales, si esta tecnología sigue su curso natural, va a prácticamente desaparecer, quien va a preocuparse con el tema de los repuestos, el combustible, seguros, licencias, estacionamiento, cuando en cualquier momento del día, tienes a solo un click de distancia la posibilidad que te recoga un coche autónomo y te lleve a cualquier lugar mientras mirar las noticias con tu smartphone, o concretas una reunión con un socio.

  • #021
    Petersam - 31 marzo 2015 - 09:40

    En este tema hay que seguir en especial a Elon Musk, es con toda seguridad el mejor alumno del genial Carlo Ponzi. Este mes presentara una “solucion” mas para que las baterias que encargo a los ingenieros de Panasonic no resulten tan economicamente pesimas montadas en sus coches.

    Y es que estamos un poco huerfanos de genios, pero me alegra saber que hay una pizca de ese genio italiano entre nosotros todavia.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados