La postura como hábito saludable

IMAGE: Andrey Zaripov - 123RFRevisando novedades un día antes de la inauguración del Consumer Electronics Show (CES) de Las Vegas 2015, parece claro que se adelanta un claro énfasis en los wearables orientados a la monitorización de la salud y el ejercicio físico.

Nada especialmente novedoso si tenemos en cuenta los sucesivos avances de esta categoría a lo largo del tiempo, sujeta a la progresiva miniaturización y abaratamiento de componentes como sensores o baterías: llevar encima un dispositivo que nos permita cuantificar nuestra actividad física ya empieza a resultar habitual y muy poco llamativo, y estamos aún comenzando a explorar su convergencia con una nueva – o no tan nueva, pero recientemente relanzada – categoría: la de los relojes inteligentes o smartwatches.

Lo que sí me ha llamado la atención, y me ha permitido hilar con determinados dispositivos que conocía de antes, es el énfasis en el control de la postura como parte de la salud. Hace ya algún tiempo conocí Lumo, una especie de cinturón que avisa mediante una vibración a quien lo lleva para que corrija su postura y cuide su postura cuando está de pie o sentado, y ahora, de cara al CES, veo análisis de un par de dispositivos más: Valedo y UpRight, pensados aparentemente para personas con dolores de espalda, pero enfocados en general a la introducción de hábitos para el control de la postura. Hablamos de una categoría diferente de wearables, más centrados en la discreción que en la moda, que se llevan tapados por la ropa, pero que pueden tener un gran efecto en los hábitos saludables de sus usuarios.

Más allá del ejercicio físico, este tipo de dispositivos tratan de concienciar sobre la importancia de unos hábitos posturales correctos durante el tiempo que pasamos de pie o sentados, mediante sensores discretos que tienen en cuenta el ángulo de inclinación de las vértebras lumbares o la alineación de dos dispositivos pegados con cinta adhesiva hipoalergénica en dos puntos diferentes de la espalda. También lo he visto incorporado en un cinturón metálico, que además tiene el detalle de soltarse un poco cuando has comido demasiado :-)

No sé si veo este tipo de dispositivos de control postural alcanzando una popularidad importante en los próximos tiempos, pero sí pueden tener su importancia de cara a personas con complicaciones derivadas de malos hábitos posturales: después de todo, hablamos de comportamientos difíciles de corregir, ampliamente arraigados, que pueden llegar a tener un efecto en nuestro bienestar incluso mayor que el ejercicio físico en función del tiempo que pasamos en una y otra actividad,  y que precisan de poco más que la voluntad de introducir cambios y un leve o discreto recordatorio para conseguir cambios que pueden llegar a tener un efecto importante sobre la salud.

 

This article is also available in English in my Medium page, “Beep, beep: stand up straight” 

15 comentarios

  • #001
    victor - 5 enero 2015 - 14:59

    Me encanta, soy muy alto y según la silla me pongo en posturas muy raras, conmigo tendrán un cliente.

  • #002
    Anónimo - 5 enero 2015 - 15:01

    La postura a la hora de dormir, concretamente, tiene un enorme impacto para salud.

  • #003
    Antonio Castro - 5 enero 2015 - 19:23

    Con independencia de que sean cuestiones que repercuten en la salud o no, hay cantidad de cosas que hacemos y que sabemos que no deberíamos hacer y cosas que no hacemos y que deberíamos hacer. Creo que la vigilancia electrónica sobre nuestros propios actos es un tipo de ayuda que debería ser sustituida por la autodisciplina.

    En la mili un compañero roncaba a lo bestia habitualmente, cosa que era motivo de broncas por las noches. él se disculpaba asegurando que no podía evitarlo. Puede que simplemente no encontrara la fuerza de voluntad para cambiar, porque a los menos considerados de la compañía se les ocurrió un remedio un tanto cruel que tuvo los resultados apetecidos. Un día, mientras el infeliz roncaba a pleno pulmón, le echaron por la garganta una jarra de agua helada que fue directamente a los pulmones. El pobre estuvo tosiendo y arrojando agua un buen rato, pero no solo logró vaciar su pulmones de agua, también su voluntad se vació de excusas. Desde aquel día no volvió a roncar ni una sola vez.

    No programéis vuestros wereables para que hagan lo que vuestra mente puede lograr con un poco de autodisciplina.

  • #004
    Gorki - 5 enero 2015 - 20:29

    La Señorita Rottenmeier electrónica. Sinceramente ponerse bajo su tutela de forma voluntaria, no entra dentro de mis planes.

  • #005
    Vival Galanternik - 5 enero 2015 - 23:10

    Me parece muy interesante, aunque no compre el dispositivo, el articulo me parece un recordatorio a mejorar mi postura.

  • #006
    Fernando Cruz (@fercruz) - 5 enero 2015 - 23:55

    Si un aparato así funciona y efectivamente ayuda a corregir la postura que me vayan reservando uno

  • #007
    Pablo Roca - 6 enero 2015 - 01:15

    Pues a mi me parecen muy interesantes para cierta gente.

    #3 Antonio, no le pidas autodisciplina a un joven que anda encorvado, porque habitualmente le da pereza poner bien su espalda. Puede que con una vibración eso le recuerde que debe ponerse bien.

    Hay mas gente que por mucha autodisciplina que tengan .. directamente no se dan cuenta de que tienen las espalda mal colocada, son instintos que uno a veces no se da cuenta.

    Los problemas de espalda son un mal común .. y si esto ayuda, pues bienvenido sea.

    Tanto que se habla de los wearables, pero yo quiero que lleguen los insertables. Los wearables normalmente no son cómodos de llevar. Quisiera ver algo que se pueda inyectar o injertar y que pueda (en tiempo real):

    – medir tus niveles de glucosa
    – monitorizar tu presión sanguínea
    – ritmo cardiaco
    – seguimiento del sueño
    – control de apneas
    – desde la App de tu iPhone llamar automaticamente a tu medico si algún valor se desmadra

    Todo ello conectado por Bluetooh a tu smartphone, donde podrás ver tu (y tu medico) tu historial. Si sale algo similar, seré de los primeros en considerarlo :) Mientras tanto … me esperaré.

    Que vengan los insertables :)

  • #008
    Julio2 - 6 enero 2015 - 07:47

    No os quedéis ahí. Animaos a probar Pavlok, la pulsera que te sacude descargas eléctricas para corregir malas posturas y malos comportamientos.

  • #009
    Antonio Castro - 6 enero 2015 - 08:15

    #007 El problema de la pereza y de la falta de autodisciplina es que pronto necesitará otro wereable extra que le recuerde conectarse el wereable para corregir la espalda. Algunas necesidades corporales se ignoran porque pueden ser ignoradas pero otras no. Lo que es seguro es que para recordar a una persona cuando ir al baño a mear o a cagar no harán falta wereables. En otras palabras. Ignorar una necesidad corporal ignorable, solo es fruto de una decisión personal.

  • #010
    Jesús Ranchal Sirvent - 6 enero 2015 - 14:18

    Pues no te creas, Enrique: el dolor de espalda provocado por una mala postura es cada vez más común, así que estos dispositivos sí podrían volverse populares.

    Y hablo por experiencia… Lo malo de ser alto es esa tendencia a encorvarse, especialmente durante las horas de trabajo frente al ordenador.

  • #011
    Enrique Dans - 6 enero 2015 - 14:22

    #010: No, si a mí me encantaría y me vendría de maravilla… mido 1’93, tengo problemas posturales de toda la vida, pero con el trabajo en el ordenador, obviamente, van a peor desde hace mucho tiempo :-(

    Vamos, que estoy pensándome el probarlo…

  • #012
    CMT - 6 enero 2015 - 15:48

    #007: ” desde la App de tu iPhone llamar automaticamente a tu medico si algún valor se desmadra”

    Y su médico, que está a su disposición 24/365, le dirá que acuda al hospital más cercano porque ese valor “desmadrado” puede deberse a múltiples causas que pueden o no tener relación directa con sus antecedentes. La medicina no es una ciencia exacta, el día que lo sea viviremos eternamente :-)

  • #013
    Jesus LopezSEO - 8 enero 2015 - 09:19

    como siempre post interesantes y de actualidad Enrique, hace poco te vi en la tele, en el canal 24horas, la noche en 24h creo q se llama el programa.
    La postura es algo muy importante , sobre todo para los que trabajamos sentados de cara a una pantalla, yo ya tengo mis problemillas de espalda y tengo, treinta y 10,jeje

    un saludo Enrique, te sigo desde hace varios años

  • #014
    Jorge - 9 enero 2015 - 21:16

    La verdad es que uno no se da cuenta, andar curvado, apoyarse más en una pierna que en otra, sentarse mal al trabajar, pero todo eso repercute y mucho en nuestra salud presente y futura.

  • #015
    Cesar - 10 enero 2015 - 02:14

    Os escribo después de usar durante 2 meses el nuevo dispositivo Lumo Lift. Mido 1, 90 peso, 40 primaveras, 95 kg y la postura y los dolores de lumbares siempre me han dado un poco de guerra. El dispositivo funciona y consigue lo que te puede dar un fitbit en aquellos primeros meses de uso, motivación, para tener mayor rutina y conseguir un habito. No deja de ser su primera versión, pero es útil. Si a este dispositivo, incluís en vuestra rutina diaria, la regla de los 10.000 pasos (con @Movesapp o cualquier otra) y una mesa regulable en altura (os recomiendo entrar en la web wirecutter), o una silla Sally, vuestra calidad de vida mejorara de forma muy muy importante. Lo digo por experiencia, quizás el ultimo factor el mas importante, reducir las horas sentado, son mesas caras y no están en todavía en nuestra cultura del día a día, pero las habréis visto en Europa sobre todo en los países nórdicos.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados