Consumo de contenidos y tamaño de pantalla

iPhone screen size chartEl progresivo incremento en el tamaño de pantalla de los smartphone está determinando un interesante fenómeno: una modificación en las pautas de consumo de contenidos.

Un estudio de Pocket, The screen-size debate: how the iPhone 6 Plus impacts where we read & watch, viene a demostrar, dentro de la limitada representatividad de los dispositivos de la marca de la manzana, que los usuarios que adoptan un smartphone más grande pasan, de una manera general, a consumir más contenidos en sus terminales, una relación directa que vendría a decir que a mayor tamaño de pantalla, más consumo de contenidos. Sin embargo, existe también un fenómeno de sustitución que lleva a que el principal dispositivo damnificado por el cambio a un smartphone más grande sea el tablet, que a partir de la adopción es relegado a un uso mucho más secundario.

Un tamaño de pantalla más grande determina también cambios en las pautas horarias de consumo, que llevan, por ejemplo, a que se consuma menos en franjas horarias como la del desplazamiento al trabajo por la incomodidad que supone, por ejemplo, sujetar un terminal más grande. Los tablets de gama media, en cambio, pasan a convertirse en dispositivos relegados al uso en el hogar, lo que lleva también a alteraciones en los patrones comparativos entre días de semana y fines de semana.

Obviamente, Apple no fue el primero en poner en el mercado smartphones con pantallas por encima de las cinco pulgadas. El cambio en el criterio de la marca, derivado según ellos de una evolución en los patrones y preferencias globales de consumo, fue saludado por marcas como Samsung con extraordinario escepticismo y hasta con sarcasmo, pero la realidad es que los phablets representaban un porcentaje muy pequeño del mercado antes del iPhone 6 Plus, y ha sido Apple quien les ha dado el empujón definitivo que necesitaban. Básicamente, llevar un teléfono de más de cinco pulgadas era visto como una especie de extravagancia antes de que Apple pusiese en el mercado su iPhone 6 Plus, y parece haberse convertido en algo cool inmediatamente después.

Visto así, la tendencia hacia terminales cada vez más grandes parece clara y sin vuelta atrás, lo que representa toda una paradoja que refleja el cambio de concepto que ha sufrido este dispositivo. En los ’90, el teléfono móvil era lo único que un hombre presumía de tener más pequeño. Ahora, llevado por un patrón de uso completamente diferente en el que la voz se reduce muchísimo frente a la importancia de los datos, el uso de navegador o apps, y el consumo de contenidos, la preferencia general parece decantarse claramente hacia pantallas más grandes. Un cambio que tendrá que reflejarse, lógicamente, en el diseño de esa oferta de contenidos: mientras estamos aún pasando de simples adaptaciones a la pantalla del móvil de unos contenidos originalmente diseñados con la pantalla del ordenador en la mente, a diseñadores que empiezan a pensar ya en modo mobile-first o incluso mobile-only, vamos a ver como esas pantallas van incrementando su tamaño, dando lugar a cambios y a nuevas posibilidades. Diseñar para el móvil ya no se reduce simplemente a cambiar el ancho de las columnas o el tamaño de la letra: requiere “pensar para el smartphone“, teniendo en cuenta las preferencias de interacción y de consumo que esa plataforma conlleva. Como el estudio de Pocket demuestra, pantallas más grandes determinan nuevas preferencias, y serán aquellos que de verdad las tengan en cuenta los que consigan consolidar y fidelizar a sus usuarios. Es el momento de replantear nuestra oferta, de repensar nuestra interfaz y, sobre todo… de echarle imaginación.

 

This article is also available in English in my Medium page, “Which comes first, screen size or content?” 

17 comentarios

  • #001
    majarete.com - 29 noviembre 2014 - 19:51

    Soy un consumidor de apple y hace tiempo esperaba un celular más grande, pues mi vista no es 20/20 y para leer se me hacia muy difícil. Y si aumentaba el tamaño de las letras se me reducir el espacio de visión. Por eso cuando salió el 6 plus lo adquirí de inmediato.

    Aunque se quiera negar, apple impone las preferencias, aun no siendo los primeros. Y es que todo lo que hace la compañía es fácil de usar para la mayoría de nosotros que sabemos muy poco de tecnología. Reconozco que android es un sistema muy bueno, pero muy complicado para usarlo para el común de las personas. Yo no me fanatizo con ninguna sistema ni compañía porque ninguna me regala los celulares y tabletas. Ambos sistemas son buenos.

  • #002
    Daniel Terán - 29 noviembre 2014 - 20:14

    “Reconozco que android es un sistema muy bueno, pero muy complicado para usarlo para el común de las personas.”

    Te refieres al 80% común de la población mundial con móvil, no?

  • #003
    Hugo - 29 noviembre 2014 - 21:53

    ¿Quieres decir que los usuarios de iphone compran y los de Android no?

  • #004
    Gorki - 29 noviembre 2014 - 22:24

    Indudablemente el soporte condiciona el contenido, lo sensato es tener dos versiones diferentes de contenido según sal la pantalla del smartphone que te hace la petición.

    De todas formas, el sector viejo de la población, el mercado que mas crece, (y según dicen, el mejor pagado como media), agradece pantallas más grandes, pues normalmente hay una correlación entre la edad y la agudeza visual. A mi me resulta penoso utilizar el smartphone tradicional para leer largos textos y supongo que algo mejoraría con una pantalla algo más grande, (que no tengo porque odio entrar en el corralito de Apple).

    El problema es el tamaño de los bolsillos, si la pantalla crece, no te cabe ne los bolsillos normales, y, o los hacen más grandes, algo que en si, no supondría especial dificultad, o volvemos a utilizar las “mariconeras”, de infausto recuerdo, pues al menos yo, tenía tendencia a olvidarlo en todos los sitios, quien no tiene desde joven la costumbre de llevar bolso, siempre se le olvida recogerlo cuando te vas a ir.

  • #005
    Krigan - 29 noviembre 2014 - 23:25

    Ciertamente los móviles de pantalla grande están siendo una pequeña revolución (a la que Apple ha llegado más bien tarde). Pese a su popularidad, yo nunca le vi sentido a los tablets de 7 pulgadas frente a los de 10. Ahora se va a aclarar el panorama. El tablet (de 10 pulgadas) para casa, y el móvil para fuera, con la salvedad de que hay gente con unas necesidades informáticas tan reducidas que no necesita ni tablet.

    Gorki:

    Mi móvil es de 6,1 pulgadas, y lo llevo en el bolsillo del pantalón.

  • #006
    Gorki - 30 noviembre 2014 - 00:05

    #004 Krigan
    Indudablemente nuestras anatomías son diferente, en los bolsillos de los lados del pantalón, sentado me molesta, se me clavan y en el de detrás lo aplasto. Siembre llevo el teléfono en el bolsillo delantero de las camisas o camisetas, lo cual es una servidumbre, pues cada vez fabrican menos camisas y polos con bolsillos, y para mi, es una condición “sine qua non” para que las compre. Si continúan creciendo las pantallas, tendremos que llevarlos en plan escapulario, en una funda en el pecho colgando de de una cintita al cuello.

    En cuanto al tablet, al menos en lo que veo a mi alrededor se esta transformando solo en un aparato donde solo se lee, ebooks y paginas web, pero no se escribe, la gente prefiere un teclado normal para escribir o el teléfono. Los que están quedado fuera de juego son los ebooks que nunca tuvieron mucho sentido, aunque tuvieran tiene e-ink y se vieran en la calle, eran PC’s capados

  • #007
    Vival Galanternik - 30 noviembre 2014 - 03:42

    Eso me pone a pensar, si debo adaptar mi blog personal al movil, pues aunque es bien simplista no es mobile, aveces reviso y solo el 30% lo lee desde movil, y veo referentes como Enrique que carece de esta version, y me pregunto, sera realmente necesaria?

  • #008
    Krigan - 30 noviembre 2014 - 12:29

    Gorki:

    Yo lo llevo en el bolsillo delantero, y sí, es verdad, sentado resulta molesto. Yo lo suelo sacar y ponerlo encima de la mesa.

    Es la era post-PC, lo cual no quiere decir que deje de haber PCs, sino que estos pierden gran parte de su importancia relativa, y en esta era el móvil es el rey, solo limitado por el tamaño de pantalla. Un móvil actual tiene un procesador potente, abundante RAM, algo de “disco duro” (SD interna), conexión de red (wifi o 3/4G), y un sistema operativo lleno de prestaciones, además de una gran abundancia de aplicaciones disponibles.

    Como el móvil es ese aparato que todos tenemos y que siempre llevamos encima, el resto de los aparatos (tablets, PCs, smart TVs, e-tintas, consolas, etc) es algo que se queda para tareas que en el móvil no se pueden hacer bien, generalmente por el tamaño de pantalla. Y tiene que ser que estés en casa, claro.

    Yo lo veo como una especie de “asedio al PC”. Antes leías y contestabas el correo, el Messenger, y el Facebook en el PC, al llegar a casa, ahora lo haces en cualquier sitio y momento con el móvil. El PC sigue siendo mejor para escribir… pero ya lo has escrito en el móvil antes de llegar a casa.

    ¿Y cuando ya estás en casa? El pobre PC tiene que competir con el tablet para tareas que antes le eran propias (navegar, Youtube), o “nuevas” (leer libros). Lo de navegar es además especialmente sangrante para el PC, dado que cubre un amplio repertorio de tareas distintas, incluso después de que el navegador se haya visto sustituido por las apps en muchas otras.

  • #009
    Aitor - 30 noviembre 2014 - 18:27

    #008 Krigan

    Cuando has escrito que ves a personas que leen ebooks en el Móvil, en el Phablet, Tablet y por supuesto en PC, me ha venido a la cabecera un dicho que habla de:
    ” Llorar sin llorar.” En este caso sería ” Llorar sin poder llorar.”
    Esto me pasa en el metro. Voy leyendo en mi Kobo Aura de 6″ y levantando la cabeza miro y veo cosas como estas:
    – Personas, jóvenes la mayoría, leyendo algún libro en su móvil. La letra es tan pequeña que me da miedo apartó la vista inmediatamente, no quiero verlo, pero aunque siga leyendo… levanto de vez en cuando la vista de mi Kobo y… “Mentalmente, lloro sin poder llorar.
    – Personas que leen en lectores electrónicos de tipo TFT, con una luz blanca o azulada de fondo que me recuerdan a rayos láser, gamma, etc.
    – Otras personas, Algunas con lector de tinta electrónica que leen con el texto con una letra minúscula. Otras, además de lo anterior leen libros con la letra en negrilla fortísima. El colmo, para mi, es cuando usan una font con adornos como la Times New Román. ¿Os imagináis el blog de Enrique Dans con ese tipo de letra? ¡Pues los hay, y alguno hasta se preguntará el porque tiene tan pocos lectores!

    En fin. Creo que la inocencia, la incultura, el analfabetismo y la pobreza forma un cóctel muy malo.

    Respeto totalmente a estas personas, pero a veces me dan ganas de gritarle que se están destrozando la vista.
    Comprendo también que hay personas que lo hacen porque sí, porque les apetece y lo saben.
    Al final, como psicólogo dd mi mismo, resulta que mi problema está en que no sé si esas personas son o no son conscientes de ello. Y por eso el dicho de Seneca:

    ¡ No hay mayor causa de llanto que no poder llorar.”

  • #010
    majarete.com - 1 diciembre 2014 - 03:21

    Hay personas que son fanáticas tanto de apple como el sistema android, y tratan de denigrar tanto a la compañía como a sus usuarios. Por eso comenté que apple no me rebaja ni me regalas sus productos para estar echándola rayos y centellas a la competencia. He tenido ambos productos y escojo a apple porque me hace la vida fácil, pues el celular hace parte del trabajo por mí. Pero reconozco que el sistema android es muy bueno. Este comentario es un aclarando.

  • #011
    Dan - 1 diciembre 2014 - 06:35

    La verdad es que es insoportable y ofensivo que sean los tristes usuarios de la marca más atrasada y más cara los que marquen tendencias en el mercado.

    Hace mucho tiempo que los iPhone y iPad ofrecen muchas menos cosas y de peor calidad por mucho más precio, pero su masa de analfabetos tecnológicos necesitados de falso estatus social resultan ser los que marcan las tendencias y de ello se hacen eco los blogs y revistas de tecnología posta que tengamos que leer tremendas cosas agrediendo nuestro intelecto.

    Comparar un Note con un iPhone+ es ridículo, el Note es tan superior en funciones y tecnología que no puede haber debate siquiera. Y así siguen haciendo sus colas y pensando que marcan tendencias y que tienen clase y estatus.

    Por favor, basta. Basta de dar eco a la aberración social que supone Apple y sus patéticos compradores. Las publicaciones y profesionales serios deberían darse cuenta de que hacen el ridículo de la misma manera que si los periodistas del sector del automóvil escribieran sobre coches soviéticos o hindúes.

  • #012
    Miguel Bugallal - 1 diciembre 2014 - 08:40

    A mí se me cayó la tableta el sábado y feneció en el acto. Analizando el destrozo convine en que ya casi no la usaba, únicamente en casa y para leer prensa y correos, que además solía responder desde el portátil por comodidad. El Ipad I que aún tenemos a quien les gusta es a mis hijas de 4 años, pero a nadie más, mi mujer tiene un Lumia 1520 elefantiásico, y está enganchada a él todo el día, y es posible que adquiera algo similar, aunque en Android.

  • #013
    Begoña - 1 diciembre 2014 - 11:48

    Lo siento Enrique, hoy no estoy de acuerdo contigo en todo.
    Que muchos hayan descubierto las bondades de un mayor tamaño en el terminal con los productos de la manzana, no quiere decir que ahora sea tendencia. Es tendencia desde hace ya como dos-tres años, pero hasta que la manzana no lo lanza parece que no existe.
    Los que nos negamos a “morder la manzana” llevamos disfrutando de estos terminales algunos añitos y efectivamente hacen que se nos olviden las tabletas.

  • #014
    Aitor - 1 diciembre 2014 - 17:19

    #011 Dan
    Tienes y te doy toda la razón.
    Con los iphone es para llorar…

    El otro día una persona decía que tenia problemas para acceder a un sitio público de Internet. Un sitio de compartir libros, algo legal en España.
    – Le dije que usara Firefox. Y me dice.
    – ” Mi iphone no puede, ni me deja usar Firefox. No puedo instalarlo.

    Esto más que para llorar es para pensar en Campos de Concentración, en George Orwell, en Kafka y en El Gran Hermano o Tío Sam que vigila y controla todo lo que hacemos… Y encima pagando por ello cuando compramos sus carisimos productos.
    La escusa clásica es decirnos, darnos a entender y convencernos de qué…
    ¡ ES POR NUESTRO PROPIO BIEN.!

  • #015
    Alberto - 2 diciembre 2014 - 16:03

    Seguro que hay modistos que ya están diseñando bolsillos más grandes. No digo más

  • #016
    kevin jeronimo - 2 diciembre 2014 - 21:00

    Soy un consumidor de apple y hace tiempo esperaba un celular más grande por eso cuando salió el 6 plus lo adquirí de inmediato. te leo desde Guatemala
    visita mi pagina web de GPS en Guatemala

  • #017
    Sansa - 3 diciembre 2014 - 10:07

    Vamos a ver. Leo en el artículo:

    “Obviamente, Apple no fue el primero en poner en el mercado smartphones con pantallas por encima de las cinco pulgadas. El cambio en el criterio de la marca,derivado según ellos de una evolución en los patrones y preferencias globales de consumo, fue saludado por marcas como Samsung con extraordinario escepticismo y hasta con sarcasmo, pero la realidad es que los phablets representaban un porcentaje muy pequeño del mercado antes del iPhone 6 Plus, y ha sido Apple quien les ha dado el empujón definitivo que necesitaban. Básicamente, llevar un teléfono de más de cinco pulgadas era visto como una especie de extravagancia antes de que Apple pusiese en el mercado su iPhone 6 Plus, y parece haberse convertido en algo cool inmediatamente después.”

    Me parece un poco absurdo decir esto y aún es peor creérselo.

    Estoy de acuerdo con que el tamaño de estos terminales cambia los hábitos de consumo de contenidos, esa parte del artículo es cierta. De hecho, yo teniendo dos tabletas en casa he acabado usando mucho más el móvil desde que compré un Samsung Galaxy S4 que “sólo” tiene 5,1” y dejé de usar las tabletas de 7″. O uso el teléfono o mi tablet PC (ThinkPad X230T). Ahora desde que tengo un Note 3, aún más.

    Pero vamos a la cita que he copiado.

    También estoy de acuerdo que Apple tiene la capacidad de crear tendencias o potenciarlas… pero en este caso sólo puede ser lo segundo y con matices.

    Apple ha acabado sucumbiendo al mayor tamaño de pantalla de los teléfonos (algo que antes criticaban) justamente porque ya es una tendencia y se estaban o iban a quedar descolgados.

    Recordemos que el primer atrevimiento de Apple de salir de lo que para ellos eran las medidas perfectas fue el iPhone 5 con 4” y bien que se empeñaron en insistir en su publicidad que se podía utilizar con una mano y demás…

    Es que el último lanzamiento de Apple no es ya el Iphone 6 plus, es el propio iPhone 6 que pasa a 4,7” (la medida que tenía el Galaxy S3)

    No se trata sólo de Phablets, también los teléfonos normales han crecido, incluyendo el iPhone 6 y eso para consumir y simplemente manejar el teléfono es una ventaja, y se agradece en el uso aunque suponga un tamaño exterior mayor.

    Por cierto, ya que se nombra a Samsung. Fue Samsung quien sacó el Galaxy Note con las “risas y excepticismo” del sector y después fue un gran éxito de ventas. A ellos se les debe atribuir el mérito de la aparición y desarrollo posterior de la categoría Phablets. Y eso que Dell ya tenía un teléfono de 5” anterior al Note.

    El Note además, no sólo es un teléfono con pantalla grande, es mucho más. De hecho su pantalla viene determinada por su característica principal que es el lápiz S-Pen y todo lo que se puede hacer con él.

    Tanto cuando salió el iPhone como más tarde el iPad, yo esperaba algo similar al Note, porque Apple ya tuvo un dispositivo super-adelantado a su tiempo que fue el MessagePad Newton que tenía esto y más.

    Claro que como hay que dejar de escribir… para qué va a ser esto una ventaja (modo irónico ON)

    Una cosa está clara. Esta vez Apple se ha enganchado al tren, no al revés.

    También es cierto que si Apple se engancha a un tren, este irá más aprisa, de eso no me cabe ninguna duda. Pero el tren ya marchaba bien y Apple, conocedor de ello, se ha subido en marcha para no quedar atrás.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados