La era del pago móvil

IMAGE: Sinisa Botas - 123RFNo cabe duda que con Apple Pay, la compañía ha conseguido revolucionar completamente un panorama del que se llevaba mucho tiempo hablando, pero en el que la lentitud de los procesos de adopción estaba siendo desesperantemente lenta.

A partir del anuncio de Apple, los acontecimientos no se han hecho esperar: por un lado, eBay anuncia un spin-off de PayPal que llevaba muchos, muchos años rumoreándose, y que más que probablemente llegue muy tarde para convertir a la compañía en un serio contendiente con posibilidades. Por otro, Square lanza una nueva ronda de financiación en la que obtiene 150 millones de dólares del fondo de inversión del gobierno de Singapur, para un total de inversión de 590 millones y una valoración total de seis mil millones, en un verdadero éxito para la empresa creada por Jack Dorsey, que crece a un fantástico ritmo e incluso fantasea con la idea de una eventual salida a bolsa. Hasta qué punto la compañía mantiene su ambiciosa agenda o si está más bien engordando el pavo de cara a una posible adquisición es difícil de saber: lo que está claro es que, en este momento, es uno de los mejores billetes de acceso muy claro para prácticamente cualquier compañía que aspire a convertirse en una alternativa a la empresa de la manzana. Las posibles conversaciones con Google ya fueron negadas en abril de este mismo año, pero eso ni quiere decir nada con respecto al futuro (hablamos de “mundos distintos”… sin ser pretenciosos, los definidos por el antes y el después de Apple Pay) ni tiene por qué ser el único comprador interesado.

Y ahora, para redondear la faena, viene una filtración más que destapa otro tema interesante: Facebook está trabajando en un sistema de pago móvil vinculado con el uso de Facebook Messenger, precisamente la razón por la que, desde hace algunos meses, nos insiste constantemente para que nos instalemos la aplicación específica de Messenger, tema del que hablamos no hace mucho. El esquema consistiría en añadir una tarjeta de crédito o débito a la aplicación, para poder utilizarla como forma de pago en modo P2P.

Lo que parece claro es que, más pronto que tarde, y después de muchos años anunciándolo, estaremos utilizando el smartphone como medio de pago habitual. Lo cual no deja de tener su gracia considerando el papel de ese pequeño objeto que llevamos en el bolsillo: pensándolo simplemente esta mañana, el smartphone me sirvió como despertador, como linterna para moverme por la casa sin molestar a la familia, como lector de noticias y monitor de social media, como cámara de fotos, como mapa, como comunicador mediante mensajería instantánea, correo electrónico y voz, y como monitor de ejercicio, por citar unos pocos usos que se van multiplicando a medida que le instalamos más apps. Con la cartera… seguimos sumando (antes vinieron las tarjetas de fidelización). Supongo que lo siguiente será el documento de identificación, sea DNI, drivers license, o lo que sea, convirtiendo de facto al smartphone en la posesión más importante que llevaremos en el bolsillo, en un auténtico artefacto insustituible sin el cual nos sentiremos completamente perdidos. Visto con la perspectiva de unos cuantos años… sencillamente impresionante.

 

This article is also available in English in my Medium page, “The age of paying by smartphone is here

18 comentarios

  • #001
    Pablo - 6 octubre 2014 - 21:52

    Entonces ahora el NFC tiene futuro?

  • #002
    CMT - 6 octubre 2014 - 23:36

    Yo espero que no sea así. Nunca ha sido buena idea poner todos los huevos en la misma cesta.

    Que el smartphone sea una valiosíma herramienta multiusos al estilo navaja suiza nadie lo discute, pero de ahí a que hasta nuestra identidad esté alojada en uno es cuando menos arriesgado. La seguridad y la usabilidad o amigabilidad nunca se han llevado bien, porqué ahora debe ser diferente? Yo no lo veo posible.

  • #003
    Xaquín - 6 octubre 2014 - 23:58

    Joder…en tres simples líneas me acabas de mostrar (por enésima vez!) que llegó el momento de movilizarse…y para más inri en plena prejubilación… sería triste si no tuviera su coña! Eso si, que se olviden (más bien continúen!) de llamarme por teléfono!!

  • #004
    Gorki - 7 octubre 2014 - 01:33

    Y qué aconsejas, donde debemos guardar los datos en la “nube”, para que te lo robe cualquier hacker o los borre o cambie el Gobierno de turno, por haber sido considerad “disidente”, o en la memoria de la tarjeta, para que te roben el teléfono, o se te olvide en cualquier lugar y no puedas recuperar lo más importante de tu existencia, todos tus los documentos de identificación, incluido el que abre la cerradura digital de tu domicilio.

  • #005
    pepe villar - 7 octubre 2014 - 02:21

    Apreciado Enrique ..

    Como sabes .. te sigo y te republico ..

    Todo lo que dices es cierto .. pero hay que ir mas allá y pensar en un futuro . y quizás no tan lejano.
    El ladrillo, como yo lo llamo .. desaparecera .. 3 o 5 años, siendo sustituido por tela bio luminiscente, incorporada a nuestra ropa de cada día …. alguno dirá en verano que?? …ya habra algo .. tranquilos, que la tela termo adaptable ya existe hace años ..que se alimentara de nuestra bio electricidad ( esto ya existe hoy )
    Separaremos el llamar, pagar, o incluso transmitir pensamientos, desde nuestra retina, o sensores de piel, a lo que llamaremos diversion .. que dista mucho de lo que hoy entendemos, si nos hacemos echo de los experimentos de sony, de grabar el pensamiento y convertirlo en un juego en primera persona ….

    Me rio de todos esos juegos de guerra que hoy tenemos en la PS4 .. por no decir el mercado del porno …

    La pantalla es un objeto técnicamente obsoleto, como el teclado, pensar y hablar .. es lo lógico, tanto como en input .
    como en OUTPUT
    Comprar con un simple gesto de parpadear, o tener constante publicidad ibeacon personalizada en el hogar, en la calle o en nuestras oficinas, sera lo habitual para tener mas conversion.

    Lo que mas me preocupa es nuestra intimidad, y no me reduzco al ámbito intimo, sino genético o biometrico .. el que no te den un crédito con una simple mirada .. ya lo hacen ahora …el problema vendrá a la hora de la salud y las compañías aseguradoras … ¿ cuantos dice que fuma ???, o incluso en nuestras relaciones interpersonales, cuando tu pareja sepa anticipadamente que ni se lo plantea .. por que el NFC, le haya dicho que estas pa na …

    Alguno despues de leer esto .. pensara que he visto mucho Blade Runner y mucho Star Trek, pero todo lo que menciono en mi respuesta , ya existe, solo es cuestión de tiempo que este en nuestras manos.

    Sds

    PP
    https://flipboard.com/profile/pepebolas

  • #006
    Krigan - 7 octubre 2014 - 03:21

    Bueno, en unas semanas sabremos si Apple Pay inaugura la era de pagos con el móvil (ojalá), o si se queda en el enésimo intento fallido. El éxito, desde luego, no está asegurado. Estados Unidos es un país donde gran parte de los lectores de tarjetas siguen soportando solo la banda magnética, nada de tarjeta con chip, ni aún menos NFC. Por tanto, los gringos no podrán dejar la tarjeta en casa.

    A partir de ahí, pueden pasar 2 cosas. Que los compradores de un iPhone 6 (o 6 Plus) lo usen para pagar donde puedan, y solo usen la tarjeta donde no puedan usar el iPhone, que será en muchos sitios, o que simplemente tiren siempre de tarjeta.

  • #007
    Antonio Castro - 7 octubre 2014 - 06:37

    Lo que yo me cuestiono es la necesidad de intermediarios financieros para realizar la mayoría de las transacciones de pagos, cobros, emisión de recibos, transferencias, etc. Se suele recurrir a una justificación en base de garantías, pero La intermediación financiera se ha convertido en una fábrica de parásitos que se dedican a estafar a ciudadanos y a corromper políticos. Eso es pagar un precio altísimo.

  • #008
    Javi Vázquez - 7 octubre 2014 - 15:44

    Sobre Square, doblar personal no tiene porqué ser positivo. Incrementará su burn rate más allá de los $100M perdidos en 2013.

    Tras el reciente lanzamiento del mPOS de Amazon en US, y con la expansión internacional limitada por competidores como iZettle, Square se encuentra ante el desafío de crecer en valor, y rápido. Competir en precio con Amazon no será posible. Amazon se distingue por jugar con márgenes reducidos, y Square ya es deficitaria con los precios actuales.

    El upgrade a EMV en USA y el éxito/fracaso de su nuevo portfolio de servicios construidos sobre las transacciones, determinarán si acaba siendo absorvida o continúa como compañía independiente. No lo tendrá fácil.

  • #009
    Javi Vázquez - 7 octubre 2014 - 15:58

    Sobre Apple Pay, por un lado, se replica su modus operandi: Entran en una categoría ya existente, intentando revolucionar la experiencia de uso. NFC es una tecnología madura, pero sin presencia suficiente en el mercado. Por otro, para convertir Apple Pay (y por ende NFC y los wallets) en un medio de pago universal, a la altura de tarjetas de plástico VISA y Mastercard, el reto es que la mayoría de los comerciantes la acepten. Y para ello habrá que actualizar infinidad de TPVs.
    No solo hay que convencer a los usuarios, también a los que cobran (comerciantes), y no lo harán a no ser que haya un beneficio claro que justifique la inversión.
    Veremos qué les ofrece Apple Pay a los merchants. En USA podría ser seguridad, como sustitutivo de la insegura banda magnética y a modo de leapfrog a EMV, pero en el resto del mundo hará falta otra cosa.

  • #010
    Juanita Arcos - 7 octubre 2014 - 17:21

    Todo herramienta que crea facilidad para el usuario es maravillosa, pero la nube tiene sus pro y sus contras, pro todas la facilidades que nos da al usuario para la realización de pagos o busquedas ect..

  • #011
    Logeate - 7 octubre 2014 - 20:38

    No es por nada, pero el enfoque del articulo me parece ridículo. Porque no lo explicas al reves? Por ejemplo, que son todos los demas lo que están revolucionando el pago con el smartphone y demás que y Apple se apunta, tarde y mal (y con una nueva mala excusa(NFC), simplemente al carro. La necesidad que teneis algunos por elogiar a la compañía de la manzana me parece enfermiza. Que hacen cosas bien? Solo faltaría. Pero en esto son simplemente un actor mas, de los que llega tarde y que ademas, en mi opinión, y a sabiendas de lo obsesos que son con lo de tenerlo todo bajo su control, tiene mas pinta de fracasar que de llegar a buen puerto. Tiempo al tiempo.

  • #012
    Enrique Dans - 7 octubre 2014 - 20:42

    #011: Ya, ya… que sí. Y el iPod no era más que otro puñetero reproductor MP3, y había quinientos mejores. ¿Y el iPhone? Vamos, vamos… otro teléfono móvil más, hay que ver, esta Apple, siempre sacando productos chorras, vaya leche se van a dar. ¿El iPad? ¡Pero si ya había tablets en 1999, anda, pues vaya novedad…!

  • #013
    Alfonso - 7 octubre 2014 - 21:12

    Lo comenta Javi arriba, el pago móvil depende mucho más de que los comercios lo admitan y la inversión en terminales es enorme y llevará mucho tiempo. Sólo en España hablamos de más de 1,2 MM de terminales de los cuales ahora hay un pequeño porcentaje que admite Nfc, imaginad el volumen de inversión para que puedas salir de casa solo con el móvil.
    La ruptura vendrá cuando no necesites hacer lo que muestra la foto de esta entrada, cuando no necesites ‘meter’ una tarjeta en el móvil y el comercio tampoco necesite un terminal específico. Y ya hay ideas al respecto.

  • #014
    Darío Cedeño V - 7 octubre 2014 - 21:42

    Que la era del pago con el móvil. Ya está aquí. Como lo menciona en el post.

    Hay que ver lo que está haciendo el gobierno ecuatoriano, dando solución a un problema interesante donde hay más líneas de móviles activas que habitantes. Pero donde la bancarizacion de la población es muy baja.

    (Los usuarios podrán hacer cargas de dólares en sus dispositivos móviles y “descargas” o pagos inmediatos en tiendas de consumo sin ningún costo, así como transferencias o pago de servicios con costes muy bajos.)

    Más info sobre el tema. http://www.eluniverso.com/noticias/2014/09/18/nota/3987601/banco-central-prueba-sistema-dinero-electronico-campus-party

  • #015
    Krigan - 8 octubre 2014 - 03:32

    ¿NFC o no NFC? Esa es la cuestión.

    El gran problema del NFC es que lo tienen que tener tanto el móvil del comprador como el terminal de la tienda. Pero muchas tiendas actualmente no lo tienen, y muchos móviles actuales tampoco (incluido el mío).

    Por el lado de las tiendas, el problema está en vías de solución. Cada vez se emiten más tarjetas contactless, lo que ha creado una gran masa de consumidores que sí pueden pagar mediante NFC, lo cual incentiva que cada vez más tiendas instalen terminales NFC. A día de hoy, en cualquier país desarrollado que no sea Estados Unidos, la implantación de terminales NFC en las tiendas y otros negocios está ya bastante avanzada (400.000 terminales NFC de un total de 1,2 millones en España), y no está siendo por los móviles, sino por las tarjetas contactless.

    Asimismo, el móvil es esa cosa que renovamos con gran frecuencia. Los móviles NFC siguen siendo minoría, pero eso podría cambiar en pocos años. ¿Final feliz? Depende.

    ¿A la fuerza tiene que ser con NFC?. Ya tengo un móvil, aunque este no tenga NFC. Con cierta frecuencia hago pagos con él en tiendas online, usando distintos sistemas de pago.

    Pero en una tienda física el TPV necesita saber cuál es mi móvil, y viceversa. En última instancia, la finalidad de NFC es esa, que el TPV sepa cuál es mi móvil (es ese móvil que está a menos de una pulgada del lector), y que mi móvil sepa cuál es el TPV del vendedor. No es casualidad que NFC sea RFID a nivel físico. No es un problema de conexión, tanto mi móvil como el TPV ya están conectados a Internet, es un problema de identificación mutua de las máquinas del comprador y el vendedor.

    Una posibilidad sería que el tendero me preguntase mi número de móvil, lo introduce en el TPV, un código de compra se muestra en una pantalla del mismo, y a mi móvil llega una petición de pago con ese código (para que yo compruebe que la petición viene de la tienda en la que estoy). Este sistema es engorroso, pero ilustra que el problema no es tanto la imposibilidad de identificar, sino el hacerlo de una manera cómoda, sencilla, y rápida.

    Puedo comprar en la web de El Corte Inglés con mi móvil que no tiene NFC, pero no puedo hacerlo en sus grandes almacenes. Algo está fallando, y si alguien encuentra una solución antes de que los móviles NFC se generalicen se va a forrar.

  • #016
    Observador - 8 octubre 2014 - 16:30

    Krigan, ¿podrías saberse que rejuanetes haces escribiendo tú en una entrada relacionada con los pagos virtuales si te gusta más lo gratuito que a un tonto un lápiz?

    Bueno, menos los cubalibres que te debes de endiñar cada vez que coges el teclado, claro. Y supongo que alguna que otra historia que todavía no funcione en bits.

    ¿Pero qué diantres vas a comprar tú en la web de nadie ni qué gaitas?

    Comentarios en los que alguien asegura haber comprado media industria cultural por debajo de la linea…

    ________________________________________

  • #017
    Krigan - 9 octubre 2014 - 00:52

    Un caso interesante es el de la app BBVA Wallet (disponible para iPhone y Android), que es capaz de pagar con el móvil a través de NFC, o de “pagar” (con comillas) con un móvil sin NFC.

    En el primer caso no hay ningún misterio. Se requiere no solo que el móvil tenga NFC, sino también que la versión de Android sea 4.4 (posiblemente porque usa HCE). La app genera una tarjeta virtual Visa, y a pagar. Nótese que en este caso es tan sencillo como Apple Pay, solo que para compras superiores a 20 euros hay que teclear el PIN. Nada nuevo bajo el Sol, Apple Pay es NFC con lector de huellas en lugar de PIN.

    Lo más interesante es el segundo caso, “pagar” con un móvil que no tiene NFC. También aquí la app genera una tarjeta virtual Visa. Después solicitas una pegatina que no es sino una tarjeta contactless con los datos de la tarjeta virtual. Puedes pegar la pegatina en la parte trasera de tu móvil, aunque seguramente funcionará igual de bien si la pegas en un llavero, o cualquier otra superficie adecuada. Al igual que en el primer caso, el recibo del pago estará inmediatamente disponible en el móvil (a través de Internet).

    Si, vale, quien hace el pago es la tarjeta contactless (la pegatina), pero la experiencia de usuario es idéntica. Y la tarjeta virtual ha sido generada por el móvil. Cuando en el futuro cambies de móvil, y compres uno con NFC (y Android 4.4 o superior), la app será la misma, y te olvidas de la pegatina.

    https://www.bbva.es/estaticos/micros/wallet/pago.html

  • #018
    Krigan - 9 octubre 2014 - 23:50

    Otra propuesta interesante, que está en fase de prueba piloto con lanzamiento previsto para el año que viene, es CurrentC, desarrollado por MCX, una impresionante alianza de minoristas USA que incluye a Best Buy y Walmart.

    La idea es no usar NFC, sino códigos QR. En el móvil del comprador, una app compatible con CurrentC genera un código QR único para cada transacción. El tendero lo escanea, el TPV envía el pago al móvil, y el usuario lo autoriza. Ya dije en un mensaje anterior que en última instancia la función de NFC es que el TPV y el móvil del comprador se identifiquen mutuamente. Con CurrentC, es el código QR el que cumple esa función.

    Hay una guerra despiadada en curso por ver quién se hace con el control de los pagos por móvil. CurrentC es la apuesta de los minoristas USA (que si tiene éxito podría fácilmente extenderse al resto del planeta). Las operadoras móviles están apostando por sistemas NFC como SoftCard (antes llamado Isis), que usan una SIM especial como Secure Element. Están también las tecnológicas como Google, Paypal, y Apple, cada una con su propuesta.

    En cuanto a los bancos y las emisoras de tarjetas como Mastercard, están siguiendo una doble estrategia de implantar a toda prisa las tarjetas contactless (para asegurarse el control de los terminales NFC en las tiendas), y paralelamente apoyar cualquier sistema en el que el móvil use solo sus tarjetas (lo cual deja fuera a CurrentC, al menos de momento).

    Es muuucha pasta la que está en juego.Mi apuesta es que a medio y largo plazo ganará un sistema como CurrentC, creado y controlado por los minoristas, pero con NFC (lo del código QR será transitorio). ¿Y a corto plazo? Ni idea de quién ganará, o si habrá un ganador.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados