Google Glass: el producto que no resistió la prueba del uso

Google Glass droppedTwitter retira su aplicación de la tienda de Google Glass, dando lugar a algunas protestas aisladas de usuarios que no la encuentran al intentar reinstalarla, y dejando un hueco abierto para cualquier desarrollador independiente que quiera llenarlo… suponiendo que alguien tuviese algún interés en hacerlo.

La gran verdad parece ser que, pese a la total ausencia de datos oficiales de ventas para el producto procedentes de la compañía, las grandes proyecciones que se esperaban no solo no aparecen, sino que tampoco parece que se las espere con demasiado entusiasmo.

En su actual iteración, Google Glass es un producto que, pese a sonar originalmente bien, no resiste la prueba de un uso mínimamente serio: mi interés inicial ante la idea de superponer una capa de información a la realidad e interactuar con ella de manera sencilla resistió las primeras pruebas ocasionales de escasos minutos, pero se apagó completamente en cuanto tuve la oportunidad de tener las gafas unos días en casa para interactuar con ellas con total libertad.

Lo que inicialmente parecía una buena idea y deslumbraba en una prueba casual y rápida, se convertía en un aparato incómodo, con una interfaz de voz muy poco práctica y una táctil que te obligaba a llevarte continuamente el dedo a la sien, que fallaba en un buen número de ocasiones cuando intentabas llevar a cabo tareas sencillas, con una duración de batería completamente absurda, que terminabas usando relativamente poco, y que para algunas tareas, como conducir, se volvía una distracción que podía llegar a ser potencialmente bastante más peligrosa que accionar un GPS convencional o manejar el teléfono.

¿Por qué no se venden las Google Glass? Básicamente, porque como prototipo, llegan al punto de despertar un interés limitado en un grupo no muy grande de personas, pero que además lo pierden en cuanto tienen la oportunidad de probarlas seriamente o de hablar con alguien que las haya probado. Son “un prototipo demasiado prototipo”, con demasiadas limitaciones para ser considerado un producto serio. Los casos de uso son poco convincentes, y tienen más aspecto de ser un juguete (muy) caro que termina guardado en un cajón sin superar la prueba de un uso mínimamente serio. Demasiados temas que resolver. Al final, el resultado es el que es: pocos usuarios, poco nivel de uso incluso por los muy convencidos, y poca atención en torno al tema. Sinceramente esperaría más desarrollo y una etapa subsiguiente que generase más esperanza en un producto que parecía prometedor, pero empieza a parecer caad vez menos factible..

Tras el abandono de Twitter, una de las aplicaciones que podía plantear cierta comodidad para usuarios recalcitrantes pero que, igualmente, no ha llegado a pasar de un uso anecdótico del tipo “mira, tengo unas Google Glass”, pasaremos seguramente a una fase en la que los escasos usuarios que se hicieron con unas gafas vivirán el desesperante proceso de abandono en una Google ya tristemente acostumbrada a dejar caer sus productos cuando el mercado no responde. Para los proyectos de Google X, el primer fallo.

 

ACTUALIZACIÓN (16/11/2014): parece que TechCrunch tiene la misma opinión que yo

ACTUALIZACIÓN (17/11/2014): otro que se borra. Esto va más rápido incluso de lo que pudimos predecir…

ACTUALIZACIÓN (26/11/2014): MIT Tech Review publica Google Glass is dead; long live smart glasses

ACTUALIZACIÓN (1/12/2014): Google anuncia un cambio de procesador, Intel en lugar de Texas Instruments, y un nuevo modelo para el año que viene.

ACTUALIZACIÓN (15/01/2015): Google cancela el programa Explorers de Google Glass, deja de vender el producto, da por terminada su fase experimental en Google X, y pone el proyecto en manos de un Tony Fadell cuyo ascendente en Google no deja de subir…

ACTUALIZACIÓN (6/02/2015): Why Google Glass broke, artículo de Nick Bilton en The New York Times

ACTUALIZACIÓN (23/03/2015): que dice Eric Schmidt que Google Glass isn’t dead, it’s being ‘made ready for users

ACTUALIZACIÓN (30/07/2015): Google Glass se relanza atacando esta vez el segmento corporativo e industrial

 

This article is also available in English in my Medium page, “Google Glass: it truly seemed like a good idea at the time…” 

20 comentarios

  • #001
    Ferran Muñoz - 28 octubre 2014 - 12:55

    Si es que está más que claro, hemos pasado a un estado en que Google Glass están siendo calificadas por la gran mayoría de críticos como VaporWare (y a los hechos del último Google I/O me remito).

    Hemos pasado de mostrar nuestro avatar con las gafas puestas (a modo de parecer supercool) a un estado en que incluso da hasta grima ponertelas debido la escasa penetración que están teniendo.

    Un fallo garrafal de Google. Han tardado demasiado en sacarlas a la luz, y no solo eso, sino que el día que lo hagan será demasiado tarde.

    Espero el día en que admitan que han cometido un error…

  • #002
    Jos - 28 octubre 2014 - 13:05

    Google Glass no ha empezado. Lo que se ha vendido hasta ahora es la Explorer Edition que es un prototipo.

    Sinceramente dudo mucho que Google Glass vaya a ser cancelado después de la compra de la firma de diseño “Gecko Design” este mismo agosto, la inversión de más de 500 millones en “Magic Leap” hace una semana, la creación del programa “Glass for Work” también la semana pasada con muchos socios de la salud, la logística etc, la apertura de un campus en londres para el desarrollo de aplicaciones para Glass también la semana pasada y otros acuerdos y actualizaciones.

    Seguramente estemos más cerca de la presentación de Google Glass (la versión comercializable que no tiene porque parecerse a la Explorer) que de la desaparición. ¿Que Explorer no lo compraría nadie? de acuerdo, tampoco pretenden que se venda, el precio y la distribución está pensado para que solo lo prueben los desarrolladores y los periodistas.

  • #003
    jose luis portela - 28 octubre 2014 - 13:25

    En el IE, como bien sabéis enseñamos en el área 31 a crear empresas o desarrollar ideas y productos.

    Hay dos puntos fundamentales

    1. ¿Qué resuelve el producto/idea/servicio?. A mi me gusta poner de ejemplo Instagram, que ha sido tan exitoso porque resolvía dos problemas básicos que todo el mundo tiene. Los móviles hacen malas fotos, y subir una foto a la red consume tiempo. En el caso de las gafas, no veo que resuelva un problema que la gente tenga, ni aporte una nueva necesidad que antes no se tenía.

    2. Realizar pruebas reales de usuarios antes de lanzar nada. Aquí es donde creo que han fallado. Una cosa es el diseño en un papel y otro muy distinto la realidad. Y no vale con hacer una prueba con clientes dejándolas utilizar 10 minutos. Hay que hacer pruebas reales y es cuando uno se da cuenta si realmente son “utilizables”

  • #004
    Ignacio - 28 octubre 2014 - 13:27

    Lo mismo tiene que venir Apple a redefinir el concepto.

    Posiblemente para Google pueda ser un fracaso, pero tarde o temprano esta idea volverá con fuerza.

  • #005
    Paul Gailey Alburquerque - 28 octubre 2014 - 13:53

    Equivocado.

    Google no está ni mucho menos abandonando las Glass. Actualmente estan organizando varios eventos para desarrolladores quienes sirven el mercado de Glassware enterprise y acaban de anunciar partners certificado para ello.

    Lo del dedo pegado a las Glass continuamente, tampoco es cierto. Se puede habilitar el modo “glance”, que detecta el movimiento de la pupila y demuestra las tarjetas sin tener que tocar nada. Ademas ahora con notification sync de Android los tweets siguen incorporados en Glass y cada vez hay mejoras en el software y el hardware. Es cierto la estrategia comercial aún no está en marcha, pero recordemos que Google no tiene la presencia de Apple en la calle.

    Y recuerda que aún no hemos visto el salto que la alianza con Luxottica (Ray Ban, Oakley, Prada, Chanel) va a dar a Glass en 2015.

  • #006
    Ivan - 28 octubre 2014 - 14:22

    Simplemente, falta pulir el producto. Las tecnologías en las que se basa, particularmente el reconocimiento de voz en ambientes no de laboratorio, aún no están suficientemente maduras.

    Creo que a Google le ha pasado como a Apple con Newton. Han tenido la idea buena antes de contar con la tecnología para implementarla suficientemente bien.

    Por cierto, creo que con Wave les pasó lo mismo: crearon una herramienta muy buena, pero mucho antes que haya empezado a cambiar la cultura de trabajo colaborativo. La gente lo abandonó porque era más fácil intercambiar correos con ficheros adjuntos…

  • #007
    Top Webseries - 28 octubre 2014 - 15:00

    Nosotros rodamos una webserie con las gafas: El resultado, desastroso.

    Incómodas para los actores, pq se caían todo el tiempo, ya que una lado pesa mucho más que otro. Batería escasísima. Grabación en HD muy floja. Órdenes por voz, fallan como nadie imagina. En fin, un resultado nada profesional. Tuvimos que falsear toda la webserie. Este fue el resultado: http://topwebseries.tv/?mid=19306A1E

  • #008
    Martin Coronado - 28 octubre 2014 - 15:43

    Creo que es un producto que suena bien en los libros de ciencia ficción pero que en la realidad no tiene sentido o que trae más problemas que beneficios.

  • #009
    batch4j - 28 octubre 2014 - 15:58

    Las probe y pense que eran demasiado complicadas para utilizarlas. El concepto esta bien, resuelve problemas como evitar sacar el movil o quitar la vista al hablar con alguien, pero creo que son todavia futuro.

    Para mi el producto son los smartwatch, pero todavia no se ha dado con la solucion.

    El siglo pasado existia un reloj de bolsillo, grande, se veia bien, pero o se perdia o era incomodo para ver la hora. Lo mismo para ahora con el movil, quiero ver la hora, mis mensajes, … pero no quiero cargarlo todos los dias, ni pagar una pasta.

    Vendra el smartwatch luego las Oculus o algo parecido, jugar ver la TV sin pantalla y cada uno lo que quiera, y luego vendran las Glass pero vendran por el mundo profesional y no por los consumidores.

  • #010
    ana - 28 octubre 2014 - 17:35

    Ahora es el momento de la Realidad virtual. Recuerdo que en los 90 había muchas ganas de conseguir este producto, pero los requerimientos técnicos eran insuficientes.

    Hoy en día esos requerimientos ya se han conseguido sobradamente, solo es necesario implementar un producto adecuado. Y aquí es donde el genio de Steve Jobs sería necesario. No entiendo como Apple ó Google sacan adelante la realidad virtual, en serio.

  • #011
    Antonio Castro - 28 octubre 2014 - 17:48

    Yo no he llegado a probarlas y me quedaré con la curiosidad de como una imagen formada a tan escasa distancia de la retina puede ser enfocada correctamente sin provocar cansancio visual. Además me resulta obvio que obliga a trabajar a ambos ojos de una forma diferente y eso no puede ser bueno.

    1) Lo mencionaste la primera vez el 5 de abril de 2012 “Project Glass, de Google”
    Te limitaste a anunciarlo.

    2) En tu artículo “Las posibilidades de Google Glass” (2 de marzo de 2013)
    Digiste cosas como:Algunos de los usos son verdaderamente inspiradores:(…)
    Las ideas son ilimitadas, como lo es la imaginación de la comunidad cuando decides pulsarla. Me muero por probar esto.(…)

    Mi comentario fue entonces de incredulidad. Concretamente pregunté. “¿No estará la imagen un poco cerca del ojo? ¿Como demonios hace el ojo para enfocar a esa distancia? Y sobre todo ¿Podremos usar esas gafas los que tenemos ya vista cansada?”

    3) Tu mismo el 16 de abril de 2014 Publicaste un artículo “Google Glass a la venta por un día: qué significa”
    Me pareció un cacharrito simpático para un uso ocasional, cómodo para algunas cosas, pero no lo suficiente como para usarlo de manera consistente.

    Es decir, se trata de un producto de una compañía que durante dos años nos estuvo vendiendo humo. El producto logró que se hablara de Google. Vendieron la piel antes de cazar un oso que era imposible de cazar, pero eso no importaba. Como operación de marketing funcionó. Siempre hay suficiente número de entusiastas de los cacharritos tecnológicos dedicados a anticipar de buena fe cualquier posible novedad.

    Enrique, creo que tú fuiste más cauto que ingenuo en tus valoraciones iniciales, pero ¿no tienes ahora la sensación de que Google ha utilizado descaradamente a la gente como tú para que se hablara de ellos sin existir un producto perfectamente acabado?

    Lo digo porque en mi humilde opinión hicieron pasar un prototipo por un producto milagroso destinado a revolucionar el mundo.

  • #012
    Jordi - 28 octubre 2014 - 19:56

    Yo creo que es tan simple como que a Google le sobra el dinero para sacar productos y que no importa que no tengan éxito. Ya sabemos que viven de la publicidad, esto es un extra que, si les funciona, bien, si no pues han recogido suficiente información de los usuarios para cuando sea el momento relanzar el producto más adelante.
    Además tampoco tiene porque ser un fracaso, yo si que le veo más mercado en ciertos puestos de trabajo que requieran tener las manos ocupadas y a la vez mostrar información en pantalla.

  • #013
    Vival Galanternik - 28 octubre 2014 - 21:05

    Si mejorasemos las cosas y tecnologias existentes primero, para que funcionen como la seda. Portatiles de 2Tb de HDD de con autonomia de 24 horas.
    Smartphones con autonomia de 72 horas.
    Correo electronico fiable y “seguro”
    Una Tableta, bien sincronizada con los otros dos y que duplique su autonomia.
    Dicho esto, acaso no es posible con la tecnologia actual sin tener que fabricarlo a precios exorbitados.
    Si en los 60´s el hombre fue a la luna con menos.

  • #014
    Alexis - 28 octubre 2014 - 23:21

    Bajo mi punto de vista,pienso q Glass, es un producto muy innovador el cuál generó mucho impacto y del cuál ahora apenas se habla. Ese impacto fue generado sin tener todavía Android Wear o ls primeros dispositivos wearables.. Pienso que Android Wear es el intermediario a Glass.

    Todo es cuestión d costumbres y el principio de los wearables con Android Wear, Iwatch, etc.. Costará de arrancar entre la sociedad debido a que la gente hoy en día está acostumbrada a utilizar un smartphone. A partir de que la gente no use el móvil para depende que situaciones ( poder ir a correr con el reloj, contestar llamadas, enviar whats,correos sin necesidad de usar el smartphone) entonces los wearables empezarán a funcionar. Después de esa costumbre wearable, al principio relojes inteligentes, es cuando las gafas inteligentes entran en acción.

    Pienso que todo es cuestión de acostumbrarse a utilizar algo. Seguramente haya más motivos por el No lanzamiento de Glass a un usuario final, pero seguramente uno de ellos sea ese. Google busca que su producto sea y sirva para muchas cosas, toda la información que recoja de los exolorers es beneficioso para ellos a causa de tener diferentes opiniones sobre el uso del producto. Google tiene un producto innovador y con un abanico abierto de posibilidades y ellos saben que más vale esperar que sacar un producto cuando el mercado esté preparado a sacarlo y que no funcionen ( por poner un ejemplo, primeros relojes Galaxy Gear).

    Supongo que este año 2015 se sabrá algo más pero incluso no descarto que salgan diferentes modelos para diferentes usos.

    http://gglassday.com/6521/google-glass-diferentes-versiones-para-diferentes-usos/

  • #015
    Edgar Chimal - 29 octubre 2014 - 00:00

    004: Ya lo veo venir: Apple Glass “See different”

    Personalmente, desde el primer anuncio hecho hace años donde decían que las posibilidades de uso son prácticamente ilimitadas, me limité a compararlas con un visor como el que usa Vegeta, en Dragon Ball Z, para medir el poder de pelea de sus adversarios (que me lluevan las piedras).

  • #016
    Gorki - 29 octubre 2014 - 00:28

    Admitamos que es un fracaso, algo que aun esta por ver, No es el primer fracaso de Google

    Quien se acuerda de Wave, Google+, Buzz, Orkut,Reader, …

    Google es una empresa que fracasar en algo asi no le supone mucha perdida, para mi el fracaso de Googe está en lo polarizados que tiene los ingresos en la publicidad contextual donde desde el triunfo de Facebook ha pasado de ser el único a ser uno más.

    Realmet Google es el buscador Youtube y Google Maps, en los tres los ingresos se basan en la publicidad contextual.

    Si Google no consigue diferenciar sus fuentes de financiación y continúa solo basado en la publicidad contextual, el riesgo de fracaso esta planeando sobre su cabeza a cualquier crisis publictaria que pueda haber, o que tenga que bajar los ingresos por anuncio para poder competir, al haber perdido el monopolio de la publicidad contextual

  • #017
    Luis - 29 octubre 2014 - 08:16

    La idea es buena pero desastrosamente implementada. ¿Porque diablos todo esto me suena al imposible éxito continuado en el tiempo de las peliculas 3D?…….llevan más de 20 años en el intento.

  • #018
    line - 29 octubre 2014 - 08:47

    Será que no estamos preparados? Que Google se ha adelantado a nuestra capacidad de asumir los avances tecnológicos? Cuántos más competidores habrá por el mundo que también tienen sus Gafas pero que no lo quieren lanzar aún?

    Aunque no sea un producto para todo el mundo todavía, creo que Google hizo bien en lanzar sus Google Glass para demostrar su capacidad de desarrollo e inovación. Y creo que dentro de poco aparecerán versiones más baratas que igual serán las que las introduce en el mercado. Porque pasó lo mismo con los smartphones, no? Quién necesitaba consultar su cuenta de twitter en la calle pudiendo hacerlo en su ordenador de mesa? :-)

  • #019
    Ignacio - 29 octubre 2014 - 21:10

    Teniendo en cuenta que las gafas no están a la venta, me parece que hablar de fracaso de mercado es poco exacto. Sin embargo, sí coincido en que la batería tiene una duración muy corta, y que no son cómodas de usar.
    Se supone que se hizo un lanzamiento limitado para que algunos pocos intentarán sacarles partido, desarrollar aplicaciones y favorecer otra generación de gafas que pudieran atraer al público.

    Ya veremos

  • #020
    Miguel Ángel Balsas - 31 octubre 2014 - 00:47

    El problema de todos los wearables es la batería sin excepción. Hoy se financian desarrollos tecnológicos poniendo a la venta productos inacabados funcionalmente; me parece bien, por algo se empieza, pero a la hora de fijar el precio de salida, deberían tener en cuenta esa tara.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados