Facebook: nuevos tiempos

Facebook: nuevos tiempos - Expansión (pdf)El imparable crecimiento de usuarios de Facebook, que supera ya los 1.317 millones de personas, parece estar apuntando un problema importante en la base de su pirámide demográfica: los jóvenes, como ya se había avanzado anteriormente, están abandonando la red social de una manera cada vez más evidente. Un estudio de PiperJaffray, Taking stock with teens – Fall 2014, muestra una impresionante caída desde el 72% al 45% en el porcentaje de usuarios en la franja de edad que va desde los 13 a los 19 años, tan solo entre el trimestre de primavera y el del otoño. 

Obviamente, Facebook tiene un serio problema en la percepción de los jóvenes, una cuestión completamente veleidosa que en unos pocos meses ha pasado la compañía del HOT al NOT, y que, de no ser por movimientos como la adquisición de WhatsApp o la de Instagram, supondrían un verdadero desastre Porque son precisamente esas aplicaciones, la mensajería instantánea por un lado, e Instagram por el otro, las que están llevándose de calle el planteamiento de las relaciones sociales de los jóvenes: aplicaciones que no son percibidas como una especie de “almacén permanente de información” o “historia de mi vida y milagros para que otros la miren y la critiquen”, y en las que no corren el riesgo de que aparezcan sus padres y hasta sus abuelos para poner comentarios en sus fotos. En el mismo período de pocos meses, el uso de Instagram ha pasado del 69% al 76%, y el de apps como Snapchat, que la compañía intentó adquirir por tres mil millones de dólares, ha pasado a convertirse en prácticamente generalizado.

Estas “nuevas” herramientas tienen características muy interesantes: o bien directamente no tienen publicidad y han prometido seguir sin tenerla, como es el caso de WhatsApp, o bien están sujetas a modelos publicitarios completamente diferentes a los conocidos, en los que las marcas tratan de publicar contenido atractivo para obtener un seguimiento voluntario por parte de los usuarios, en lugar de perseguirlos, molestarlos o saturarlos. La ecuación de poder cambia completamente: el usuario pasa a poder bloquear a una marca en concreto si ésta se pone especialmente pesada en la reiteración, o puede optar por seguirla cuando, por el contrario, su contenido le resulta atractivo, abriendo así un canal de contacto permanente que, eso sí, tampoco puede ser objeto de un uso especialmente agresivo.

Se me ocurren muchas marcas que van a tener auténticos problemas adaptándose a canales así. Y sin duda, marca la transición a los nuevos tiempos… tiempos que, posiblemente, tengan mucho más sentido. Y muy posiblemente, con una Facebook completamente redefinida.

A continuación, el texto completo de mi columna:

 

Redes sociales: nuevos tiempos

Un nuevo estudio sobre los usos y costumbres de los adolescentes norteamericanos viene a confirmar una fortísima caída en la popularidad de Facebook, desde el 72% en primavera de este año hasta el 45% en este otoño: ya menos de la mitad de los jóvenes afirman ser usuarios habituales de la red social.

Quedan ya pocas dudas: la plataforma social de uso más universal, la que supera los 1.300 millones de usuarios activos en todo el mundo, está perdiendo el favor de la juventud, lo que para muchos podría ser equivalente a un problema de viabilidad futura.

Obviamente, nada que la empresa ignore: algunas de sus recientes adquisiciones están precisamente destinadas a tratar de capturar a este público mediante otras ofertas, tal y como ocurre con Instagram, cuyo uso crece y se sitúa ya por encima del 75% en esta franja de edad, o como esa WhatsApp en la que la compañía se ha gastado veintidós mil millones de dólares, líder de una categoría, la mensajería instantánea, que parece convertirse en tendencia imparable en las preferencias de comunicación.

Los jóvenes se han hartado de dejar huella. Con respecto a una Facebook a la que, como decía el jugador de béisbol Yogi Berra, “ya no va nadie porque está siempre demasiado llena”, la mensajería instantánea protagoniza la comunicación personal, con atención a lo que se dice y a la persona a la que se le dice, no a lo que va a parecer o a lo que otros van a pensar cuando lo vean en nuestro muro.

Un cambio de tendencia enormemente relevante, en muchos sentidos. La atención de los jóvenes, monopolizada por un medio que ha jurado mantenerse libre de publicidad.

Vienen nuevos tiempos.

 

This article is also available in English in my Medium page, “Facebook: new times

25 comentarios

  • #001
    Garepubaro - 10 octubre 2014 - 15:37

    Pero como sera internet tras la caida de un Facebook o Twitter? seria ya la enesima burbuja, y a partir de ahi, viendo que captar miles de millones de usuarios sigue significando ausencia de beneficios y pérdidas, vendria la descapitalizacion de internet, osea ya nadie sera el guapo que quiera invertir pues esto ya tiene mucha Historia conocida, experiencia de sobra. Se hartaron. Veremos un internet descapitalizado, las inversiones se iran a las patas de jamon ya que estas no pueden convertirse a bits y devaluarse por ahi, y en definitiva un internet gris que es lo que asoma por el horizonte. Ahora sabemos que internet tiene un futuro gris.

  • #002
    Krigan - 10 octubre 2014 - 17:18

    Tiene su lógica. En su día Facebook (red social) destronó a MSN Messenger (mensajería instantánea), y ahora está siendo destronado por otra aplicación de mensajería instantánea.

    Twitter es otra historia, pones en Twitter lo que quieres que todo el mundo pueda leer. Pero, ¿una red social para comunicaciones privadas? ¿De verdad tiene sentido eso existiendo la mensajería instantánea? Es posible que el éxito de Facebook no haya sido nada más que una anomalía histórica, causada por las limitaciones del Messenger, que en su día no tenía acceso a la agenda del móvil porque se usaba desde el PC. Facebook siempre ha sido muy bueno (y muy pesado) buscándote amigos. Whatsapp simplemente no necesita hacerlo, ya tiene tu agenda.

  • #003
    Gorki - 10 octubre 2014 - 17:29

    Los lugares que como mayor atractivo ofrecen el expectáculo que da la aur diencia con su presencia, tienen exito si en la audiencia estan tus amigos y su éxito dur mientras están de moda, Esto es aplicable, a una bar, un lugar de veraneo, o una red social. Si tus amigos no van, ¿para qué vas a ir tu?.

    Me hace la impresión, al menos por lo que observo en mi entorno, que los jóvenes (menores de 40 años), hoy se comunican con sus amigos principalmente por Waths App y con los desconocidos, es dercir con los “amigos digitales”,a través de Facebook.

    En mi opinión, Facebook está cambiando de ser un punto de encuentro, a ser un escaparate, donde te exhibes ante desconocidos. Esto es útil a efectos de crear “marca personal” o por motivos comerciales, pero en mi opinión, a los más jóvenes ( menores de 25 añoos), esto no le interesa en exceso, si no que buscan más el contacto entre “amigos reales” que le da Wahts App que entre “amigos digitales” que le daa Facebook.

    Por otra parte, el nuevo algoritmo que aplica Facebook para elegir lo que expone en TL, prima la presencia de mensajes de personas desconocidas, (especialmente si han pasado por la taquilla de Facebook), en detrimento de presentar lo que elaboran tus amigos. Es por tanto el propio Facebook quien fomenta transformar su RRSS de un lugar de encuentro, a un escaparate, y eso lógicamente tiene sus consecuencias en la audiencia.

    Yo que no soy joven, cada día encuentro en mi TL menos interés y más publicidad que no me interesa en absoluto, pues mu mientras no se demuestre lo contrario, la “publicidad contextual” es aun un buen deseo de los medios anunciantes que una realidad.

  • #004
    Vival Galanternik - 10 octubre 2014 - 17:55

    Como jóven me he apuntado a esa tendencia, el fb para abrirlo una vez por semana y solo para revisar si algun despistado o conocido lejano me envio un mensaje. Para comunicacion sea con amigos, trabajo, o grupo Whatsapp.

  • #005
    Mariano Marcos - 10 octubre 2014 - 18:12

    Supongo que en la misma línea, están alguos anunciantes (de los que se dejaban mucho dinero en anuncios) abandonando Facebook.

    Es el caso de Eat24:

    http://blog.eat24hours.com/breakup-letter-to-facebook-from-eat24/
    http://blog.eat24hours.com/eat24-life-after-facebook/

  • #006
    David el Bueno - 10 octubre 2014 - 19:35

    Me encanta. Todo gratis y sin publicidad. A ver quién es el guapo que pone un duro. La web arruinándose por sí misma, ya comienza el fin de la sinrazón.

    Es decir, habrá que volver al sentido común: pagar por lo que consumes, como es debido.
    Y a ver si lo siguiente es esto:

    -¡Hola soy Google! Que vengo a llevarme tus contenidos…
    -Pues paga, majo.
    -No verás es que yo te voy a enviar tráfico…
    -¿Tráfico? Bueno, pues mándalo, pero primero me pagas por lo que te llevas, como debe ser.
    -Pero es que tú puedes darte de baja…
    -Yo no me he dado de alta para que tú me quites nada, ni tengo por qué mover un dedo para quitar nada que no he solicitado. Paga.
    -Pues ahora me enfurruño y te quito de mi sitio.
    -Pues a ver si nos unimos todos y en todos los países y te dejamos sin contenidos y te hacemos un buen roto que es lo que te mereces por listo. Y por cierto, por no pagar tasas son cincuenta mil…
    -¿Euros?
    -No, millones, que se te han acabao los resquicios legales aquí en España, guapete de cara… Y ahora si quieres pones una oficina para difundir tu ideología, adelante.

    Saludos para todos.

  • #007
    Krigan - 10 octubre 2014 - 22:47

    David el Bueno:

    Whatsapp no es gratis. Son 89 céntimos al año, e incluso menos si pagas más de un año a la vez. Apuesto que no son estos los precios que teníais en mente los del paga-paga.

    En cuanto a eso de “volver al sentido común: pagar por lo que consumes, como es debido”, me parece que en la radio y la TDT siguen sin saber qué es eso que tú llamas sentido común.

  • #008
    Gorki - 10 octubre 2014 - 23:19

    Supongamos que dispuestos a todo por tener más ingresos, los diarios deciden cobrar un canos a los kioskeros por mostrar la primera página en su establecimiento. Al fin y al cabo, lo pueden hacer, porque los contenidos son suyos y el kioskero no solo muestran el título, sino toda una página del periódico. ¿Seria sensato el canon?

    Si además el gobierno para apoyar a os periódicos decidiera que el cobro del canon a los kioskeros es irrenunciable por parte de periódicos y en vista de eso, los kioskeros decidieran para no pagar el canon, no enseñar los periódico al público, y a cambio enseñar las otras cosas del kiosko, los semanarios, los tebeos, los fascículos, los bonobuses y los caramelos para la tos ¿Habría hecho un favor el Gobierno a los periódicos? ¿Quien perdería más, los periódicos o los kioskeros?

    ¿Cómo unos directores de periódicos pueden tener una idea tan absurda sobre cómo se lleva su negocio?

  • #009
    Anónimo - 10 octubre 2014 - 23:32

    A ver señores, sensatez. Que Google no viene a llevarse nada, lo que hace Google es decirle a alguien dónde está la información por la que está preguntando. Personalmente soy escéptico con los firewalls del estilo de wall street journal, pero incluso eso tiene mucho más sentido que “cobrarle” a Google por decirle a alguien que tú tienes el contenido que él está buscando.
    Es como si alguien te preguntara en la calle que dónde puede comprar una botella de agua y tu le dijeras que hay un supermercado a la vuelta de la esquina, y ahora viniera el supermercado a pedirte dinero por haber dicho donde están, es absurdo.

    Lo que tendrán que aprender a hacer las páginas a las que enlaza Google es a monetizar ese tráfico de alguna manera. Si eso es posible o no es otra cuestión, pero que tiene poco que ver con Google..

  • #010
    Observador - 10 octubre 2014 - 23:52

    #007 Wow! ¡¡¡Son 0’89 céntimos al año!!! ¿Te recuerdo la que se montó en España con los famosos 89 céntimos AL AÑO, Krigan? Si no estáis dispuestos a pagar eso, ya me contarás cómo vais a sostener sobre lo que luego os quejáis que es de mala calidad. Porque hay que ser rematadamente gilipollas para quejarse de algo sobre lo que no se aporta ni hay la mínima intención. Me recuerda a toda esa retahíla de imbéciles que se quejan de los impuestos, o no les dan importancia y luego se echan las manos a la cabeza cuando leen que los hospitales o los juzgados no tienen medios… Y es que el nivel de gilipollas por metro cuadrado en España es ya mucho más preocupante que los 89 céntimos de Whatsapp o él más reciente ébola; claro que Dans seguirá con su cantinela de “España es un gran ejemplo”. Como no. Todos lo estamos comprobando desde que soltó ese gran aforismo por el que será recordado.

    Y no, Facebook no caerá, aunque sí es muy posible que se deshinche con el tiempo.

    De la frase que le dedicas a David se extrae la paja mental que tenéis los que no tenéis NI PUTA IDEA de temas de contenido. Porque Whatsapp tenga X usuarios, donde X es un número muy grande, no significa que 0’89 pueda costar leer todos los libros que uno quiera al año ni ver todas las películas o similares. Lo primero puede ser sostenible porque se reduce a unos cuantos tipos (creo que menos de 50) trabajando en una oficina, unos servidores y 0 contenido. Como comprenderás, que alguien piense que eso es trasladable a otro nicho roza la idiotez supina. Sólo hay que hacer unos números muy simples.

  • #011
    Liborio - 11 octubre 2014 - 00:16

    A ver… A ver… Según lo que leo…

    Si me conecto a Facebook yo no pago nada Facebook y si me conecto a Google tampoco pago nada a Google… Por lo tanto todo el dinero de mi tarifa plana se lo queda mi compañía de Internet.
    ¡Qué lista y que caradura es mi compañía de Internet!
    ¿Qué hará y qué líneas usará para conectarme a Facebook, Google y otros sitios?
    ¡Que tontos son google y otros sitios, quieren ponerse de pagína de inicio de Internet no ganando ni una milésima de Euro.

    Pues yo quiero lo mismo para el teléfono…
    ¿Alguien sabe el truco?
    Quiero una línea gratis y, si es posible, sin tarifa plana.
    ¿Alguien me lo puede explicar?

    En fin… ¿He entendido mal, lo he explicado mal o me he equivocado en algo?

    Saludos

  • #012
    Julio2 - 11 octubre 2014 - 01:46

    Mal ejemplo has ido a poner, Gorki. Los kioskeros pagan a los periódicos por cada ejemplar que venden.

  • #013
    David el Bueno - 11 octubre 2014 - 06:51

    Krigan y Gorki:
    No se pueden mezclar las churras con las merinas. Estáis hablando de modelos de negocio diferentes. En la radio no puedes entrar a un contenido ajeno completo gratis todas las veces que quieras. Lo escuchas una vez y los contenidos no son leídos de cabo a rabo, no puedes ver fotos, no es una cosa diaria… etc.
    Lo de los kioscos es una chorrada. Los kiosqueros hacen de intermediarios, cobran al usuario y luego pagan al proveedor. Si Google se las ingeniara para cobrar a sus usuarios primero, seguro que luego vería lógico pagar por los contenidos.
    El modelo de la gratuidad es como jugar a las sillas: ver quién le puede pasar el “marrón” de cobrar al siguiente… hasta que no hay siguiente y el que se queda de pie eres tú.
    Me enferma que el mundo en general se haya tragado este engaño, porque al final alguien lo paga y lo hace con su trabajo, con su salario, con su estabilidad, con su vida al fin y al cabo. Y lo pagamos aquí, los tontos que nos lo tragamos todo riéndonos porque “¡¡¿¿pagar yo por que me informen y me protejan de los chorizos y de los manipuladores cuando lo puedo leer “igual” en internet??!!!
    Así vamos…

  • #014
    Gorki - 11 octubre 2014 - 11:04

    #012 Juio2
    Si crees que el lector paga lo que vale el perióodico, sabes del negocio de prensa, más o menos, lo que conoces de Internet. El lector paga mas o menos el soporte, (periódico, distribución y punto de venta) en prensa, como paga el soporte, (linea y PC en Internet), las noticias en ambos medios, las pagan los anunciantes, como as pagan en Radio y Televisión.

  • #015
    Krigan - 11 octubre 2014 - 13:08

    David Bueno:

    Eres tú el que lo mezcló todo, churras y merinas incluidas. Dijiste “la Web”, y ahí lo metías todo en el mismo saco, incluido Whatsapp, que ni es web ni es gratuito.

    Puedes soltar todos los rollos que quieras sobre que si la gratuidad de la radio viene por esto y lo otro, y olvidarte de la TDT al mismo tiempo, pero lo cierto es que los precios de las cosas tienen mucho que ver con sus costes en cualquier mercado en el que haya un mínimo de competencia. Ya ves tú, ahí están los de Whatsapp tan felices cobrando solo 89 céntimos al año, después de haber dado durante años gratis su producto, y todavía cobrarían menos que esos 89 céntimos si no fuera por el efecto red que limita la competencia (todos tus amigos están en Whatsapp, pero muchos no están en Telegram).

    Por tanto, no esperes que Google empiece a cobrar por Gmail (que no tiene nada que ver con contenidos), de la misma manera que MS nunca cobró por Hotmail. El coste por usuario de dar un servicio de correo es tan bajo, y para los usuarios es tan fácil migrar de un servicio a otro, que te sale más a cuenta darlo gratis, y ganar dinero con los anuncios, que pretender cobrar 89 céntimos al año y perder a 3 cuartos de la clientela.

    Tampoco esperes que Google empiece a cobrar por Youtube, pese a que eso sí son contenidos, porque el coste de hacer un vídeo doméstico es virtualmente cero, y los propios usuarios suben gustosamente muchos de sus vídeos para que la gente los vea. Mucho mayor es el coste de hacer un vídeo musical, y también eso lo suben a Youtube las propias discográficas, y tan contentas que están del dinerillo que se sacan por los anuncios.

    Hacer un canal de TV, contenidos incluidos, siempre fue caro, muy caro, y ahí siguen los canales de la TDT dándolo todo gratis. Y es que lo que importa es el coste por usuario. En cuanto a los periódicos, eso ni siquiera son contenidos, sino información de actualidad. Parece mentira que los propios periódicos no sepan ni en qué negocio están. ¿Y Netflix? Ojalá llegue pronto a España.

    Como puedes ver, los usuarios sin prejuicios sí que diferenciamos entre unos casos y otros, e incluso estamos deseando poder pagar por algunas cosas. Los del paga-paga, sin embargo, os creéis que todo es lo mismo, y que por todo hay que pagar por narices. Os habéis pasado toda la vida disfrutando gratis de la radio y de la tele, en los últimos años incluso habéis estado leyendo periódicos impresos gratuitos como 20 minutos, pero estáis tan ciegos que lo único que sabéis hacer es entonar el paga-paga.

    Hablas del “modelo de la gratuidad”. ¿Cuál de ellos? Porque hay varios. Tienes el “gratis con anuncios”, el freemium, el ganar cuota de mercado mediante la gratuidad (que es lo que al principio hizo Whatsapp, y siguen haciendo muchos escritores en la Kindle Store), el “modelo Gillette” (dar gratis las maquinillas para ganar dinero con las hojas, dar gratis Android para ganar dinero con los servicios de Google preinstalados), etc. Sí, etc, no los he dicho todos. Nada que ver con las sillas musicales.

    Ocurre además que la tecnología sigue avanzando, a un ritmo monstruoso, y una de sus consecuencias suele ser la reducción de costes. Prepárate para ver en los próximos años más servicios gratuitos, y no menos. Pero si quieres pasarte el resto de tu vida nadando contra corriente, tú mismo.

  • #016
    Liborio - 11 octubre 2014 - 15:03

    #015 Krigan
    Muchas gracias por tus aclaraciones y explicaciones. Siempre he aprendido algo de tus comentarios, sigue así.
    Algunas personas parece ser que hay dos cosas básicas en el mundo de Internet:
    – Las páginas o sitios de Internet. (Gratuitas o de pago)
    – Las operadoras fisicas, las que nos la línea, cable o aparatos para conectarnos a Internet. (De pago, sea tarifa plana o variable)
    – Los aparatos y/o software que permiten conectarnos a internet: Ordenadores, Tablets, Televisores, Teléfonos móviles, Modem, Router, Repetidores, Robots y otros dispositivos o caprichos tecnológicos. (Pagados por el usuario final)

    Sabiendo esto podemos ver muchas cosas. El ejemplo más fácil de ver es el pataleo de algún directivo del antiguo monopolio de Telefonica queriendo que Google les pague. La verdad es que viendo la cara de estrés de este directivo uno no sabe si está ya en la edad de jubilación o ha tenido un lapsus de chocheo.
    Uno no sabe si es gilipollas o nos trata de gilipollas. Las viejas costumbres del monopolio le hacen olvidar que existen más compañías que movistar (El monopolio español privatizado): Vodafone, Orange, Jazztel, etc. Por no hablar de los operadores virtuales.
    Olvida, o no quiere saber, que Google, Facebook, y otros sitios de Internet, al igual que nosotros, pueden y podemos usar y contratar la Operadora que nos salga de los c… o del c… (Y es que es para enfadarse: La cantidad de pueblos, zonas y regiones que hay en España donde, por narices, se tienen que conectar a movistar si quieren tener Internet o, peor todavía, teléfono. )

    Creo que estos datos pueden contribuir a evitar los errores de mezclar churras con merinas.
    Ya lo decía mi abuelo: Todo tiene su tiempo, negocios, trucos y cosas pasadas no garantizan beneficios futuros.
    Lo que me remueve el alma son las personas jóvenes que con ilusión de ganar algún sueldo me oferentes subscriptores a ONGs. Hace muchos años, las ONGS subcontrataron empresas para que les buscará socios. Y parece ser que, hace muchos años, les fue bien s todos e incluso estas personas jóvenes ganaban un sueldo. Esto hasta lo enseñan en las escuelas de negocios, pero fue hace muchos años. Y como decía mi abuelo: Beneficios pasados, no son garantía de…

    En fin… Ahh… Por cierto…
    ¿Habéis visto que ahora “El País” nos deja ver los comentarios que antes eran “solo para usuarios”?
    ¿Por qué será?

    Saludos

  • #017
    Observador - 11 octubre 2014 - 16:55

    #15 Krigan,

    ¿para ti sería un modelo gratuito el que no tengas que pagar pero te cobren con otras cosas? Porque parece que no tengas NI PUTA IDEA de lo que hablas y tú de tonto no tienes un pelo. ¿O más bien te gusta hacerte el tonto? ¿De verdad esperas que el contenido sea de calidad a este ritmo? ¿Por qué os quejáis entonces de la calidad del contenido? ¿Sois así de hipócritas o sólo sabéis haceros el tonto?

    ¿Entiendes que el modelo de Whatsapp no puede ser trasladable a otros, de la misma forma que alguien no puede hacer una superproducción esperando ganar unos futuros clientes para la siguiente película? Y lo más importante, ¿entiendes la diferencia entre un producto trabajado y algo únicamente dispuesto para sacar cantidades míseras a muchos usuarios? ¿Entiendes que las plataformas en las que el usuario pone el contenido no pueden aspirar a cobrar lo mismo que algo cuyo contenido es especializado? ¿Entiendes que la publicidad puede subvencionar unas cosas pero otras no debería?

    Claro que lo entiendes, lo que sabes que hacerte el tonto te viene muy bien, y además te sale mucho más rentable. Cuando el dueño del bar retire la máquina de refrescos porque habéis descubierto un sistema para no pagarlos diréis que la culpa es de él porque no supo descubrir otros modelos…

    Porque no dudes ni un segundo de que la calidad también emigra. Vosotros os acabaréis quedando con extracto de jarabe… Con todas sus consecuencias.

  • #018
    ana - 11 octubre 2014 - 17:21

    Lo de 1.317 millones usuarios de Facebook hay que cogerlo con pinzas. Yo nunca me he creido sus cifras, precisamente porque es Facebook quien las propociona y es la mayor interesada en inflarlas. No es una consultora INDEPENDIENTE quien proporciona los datos.

    Es como si Bankia (en sus buenos tiempos) dijera que tiene unos beneficios de 10.000 millones de euros y nadie se lo cuenstionase. Pues vale.

  • #019
    David el Bueno - 12 octubre 2014 - 12:34

    Yo me olvidaré de la TDT y de modelos que “parece” que funcionan (no sabemnos las pérdidas de muchas de esas empresas que mencionas), pero tú te olvidas de que si muchas de ellas ganan dinero es a costa de no pagar impuestos en la mayoría de los países en los que están implantadas.
    Y volvemos al paga-paga, que la esencia de la sociedad avanzada industrial en la que nos hemos criado y que muchos sólo queréis ver derribada por vuestros propios intereses de las empresas o las marcas personales que os trabajáis relacionadas con ellas.

  • #020
    Enrique Dans - 12 octubre 2014 - 12:42

    #019: David, me estás tocando la moral MUCHO: vamos a ver… yo soy un PROFESOR. Estudio estas cosas, doy clase de ellas, y escribo mis conclusiones. Y me pagan por ello. Si tienes algún problema con lo que hago, ya sabes a dónde te tienes que ir. Si insinúas que me paga alguien además de la institución académica para la que trabajo, da la cara, pon tu acusación en un puto papel, y nos vemos delante de un juez. Y si no, cállate y deja de decir estupideces y de hacer insinuaciones sin base alguna. Si en doce años escribiendo en la web NADIE ha expuesto NUNCA ninguna evidencia de esos “intereses” que insinúas, será por algo, ¿no? ¿O no sabes eso de que “se puede engañar a unos pocos durante mucho tiempo, o a muchos durante poco tiempo, pero es imposible engañar a muchas personas durante mucho tiempo”? Así que si vas a estar ahí haciendo comentarios e insinuaciones sobre mis supuestos intereses oscuros, venga, sácate la careta, y expón esos “intereses”. O eso, o cállate y deja de decir tonterías.

  • #021
    Krigan - 12 octubre 2014 - 23:52

    David el Bueno:

    Te olvidas de muchas cosas, no solo la TDT. En los impuestos te olvidas de Zara, Cemex, y las sicav, de la familia Botín, las Koplowitz, y la infanta Cristina. Algunos de los que he mencionado son ilegales, otros son como Google, perfectamente legales. ¿Por qué será que no cambian la ley? En cualquier caso, me parece una hipocresía de traca hablar de los impuestos de las tecnológicas, y olvidarse de los de todos los demás.

    Tú te criaste viendo la tele gratis, así que menos lobos, Caperucita. Y esto del “gratix total” va a ir a más, no a menos, en Internet, por la sencilla razón que ya mencioné: el avance tecnológico hace que los costes no paren de caer, a velocidad de vértigo en algunos casos. Así que vete acostumbrándote.

    Hubo un tiempo en que el sistema operativo no era gratis, o lo pagabas o lo pirateabas. Ahora todo el mundo se muere por darte gratis su SO (salvo MS, e incluso ella solo te cobra en el PC). Antes los juegos no eran gratis, ni el compilador, ni la suite de ofimática, ni toda clase de aplicaciones. Con el soft había que pagar por casi todo, ahora el Whatsapp es casi el único programa importante por el que hay que pagar. Y ya ves qué precio.

    Las telecos han conseguido seguir cobrando por la conexión, pero a base de pasar de 56 kbps a 100 megas (multiplicar por casi 2.000) en cosa de 15 años. Espérate a ver qué pasa con ellas en los próximos 15, sobre todo si tenemos en cuenta que con los 100 megas actuales ya hay de sobra para cualquier necesidad concebible.

    ¿Libros gratis? Los tienes a montones, en promoción. Y otros muchos a menos de un euro, sin promoción. Si quieres música gratis, solo tienes que ir a Youtube. Esto de piratear se está volviendo cada vez más difícil, ya casi no quedan cosas que sean de pago para poder piratearlas. Y pensar que hace no tantos años incluso el porno era de pago…

    ¿Seguirá habiendo en Internet cosas que sean de pago? Sin duda. Pero abandona toda esperanza de que el futuro de Internet sea el paga-paga, porque la tendencia es justo la contraria.

  • #022
    Observador - 13 octubre 2014 - 20:33

    Tú te criaste viendo la tele gratis, así que menos lobos, Caperucita.

    ¿A qué tele te refieres con esa respuesta a David, Krigan? ¿Pública o privada? Porque aparte de en tu cabeza ninguna de las dos variables es “gratuita”. En una se pagaba vía impuestos y en la otra por soportar publicidad, lo cual a ti te puede parecer gratuito, pero no, no lo es. Si te refieres a que tú no tenías que pagar por encender la tele, ni siquiera eso, porque pagabas electricidad. Si te refieres a que podías obtener información sin tener que sacar una moneda del bolsillo, sí, pero como has visto, de gratis nada más allá de tu cabeza.

    Tú te quedas en las lucecitas de neón que los listos ponen en “GRATIS”. Así que menos lobos, caperucita.

    Claro que habrá pago-pago, Krigan, y tú serás muy libre de obtener un gratis-gratis. Eso también te lo adelanto: el que quiera cosas pago-pago por vía gratis-gratis lo va a tener más jodido. Más que nada porque si tú quieres gratis-gratis, y la calidad que eso conlleva, no deberías por qué coger el pago-pago. Es economía básica que incluso un merluzo puede entender.

    Recuerda este comentario cuando la “tendencia” que dices vire hacia donde yo te digo.

  • #023
    David el Bueno - 13 octubre 2014 - 21:00

    Enrique yo no he hecho ninguna insinuación en ESE sentido. Simplemente defiendes la web porque vives de dar clase sobre ella y también porque estás convencido de que es lo mejor y eso no lo niego y eso NO ME PARECE MAL. Te has tomado como algo personal un comentario general para todo el personal que está aquí reunido, y lamento que haya sido así. PERO:
    -Si quisiera decir algo contra ti, lo diría, no te quepa ninguna duda, porque yo no me escondo, al contrario de otra gente que hay por aquí. Y lo diría con o sin juez, que te quede claro. Creo que tú sabes quién soy y no me importa en absoluto que lo sepas. Y si no lo sabes y lo quieres saber, házmelo saber y yo te lo digo, no tengo problema.
    -¿Estupideces? YO A VECES TAMBIÉN CONSIDERO QUE TÚ LAS DICES, pero yo no llego al nivel del insulto contra tí.
    -Creo que muchos de los que aquí escriben viven de lo que he dicho Y LO DIRÉ TODAS LAS VECES QUE QUIERA EN DONDE QUIERA, excepto aquí si me lo impides, claro, pero eso NO IMPLICA que haya nadie pagando por detrás en base a ningún “interés oscuro” a ninguno de ellos como tú dices. Te digo con el corazón en la mano que me sorprende esa conclusión, ni siquiera había pensado en ello, ni por ti, ni por nadie. Debe ser que yo no soy así.
    -¿Irme? No, gracias me divierto mucho. Y como la web es proclive a esto, yo vengo aquí a usarla en mi favor. USO tu espacio para hacer contra-proselitismo. ¿No te gusta? Pues vétame y todos estaréis de acuerdo y os aburriréis mucho asintiéndoos unos a otros. Vétame y te quedarás sin alguien que intenta ofreceros -de una forma sincera y sin tapujos- otra visión a tí y a todos los que visitan tu blog, vétame y empobrécete.
    Y ahora te digo, entiendo que pueda haber malentendidos. Esta “comunicación” lo permite. Pero también te digo que me siento ofendido, como lector habitual, como seguidor. Pero da igual. Si crees que sacando la lengua a pasear te vas a librar de mí estás equivocado. Tendrás que vetarme.
    Hasta la próxima.

  • #024
    Krigan - 13 octubre 2014 - 21:12

    Observador:

    Por esa regla de tres, tampoco Google es gratis. Deberías aclararte las ideas. No tiene mucho sentido andar criticando lo gratuito porque no te parece sostenible, para al instante siguiente decir que lo gratuito no existe, y un momento después decir que lo gratuito es de baja calidad. Si vas a contradecirte, espera un año antes de hacer la afirmación contraria, para que la gente pueda olvidar qué fue lo primero que dijiste.

  • #025
    Karlos - 14 octubre 2014 - 17:24

    Habéis comentado sobre el modelo de software y es interesante como ha evolucionado para adaptarse y conseguir mejorar en disponibilidad y precio, aunque también con excepciones.

    En PC la plataforma Steam permite comprar juegos desde casa descargándolos a través de Internet y sin tener que desplazarse. Los precios de cualquier juego van bajando a lo largo del tiempo y hay ofertas puntuales que permiten la compra de grandes juegos por 4 o 5€ cuando eran juegos TOP que costaban 50€ o más. También hay juegos gratuitos basados con compras internas opcionales, y un apartado para proyectos de juegos que obtienen financiación si los vota la suficiente gente. Por otro lado cada vez hay más aplicaciones gratuitas para todo tipo de utilidades: desde el Sistema Operativo, a suites ofimáticas como Open Office, descompresores, editores de video, etc.

    También tenemos las Apps en Google Play y la Apple Store: disponibilidad inmediata y precios muy ajustados. Hay aplicaciones gratuitas, aplicaciones con compras internas, aplicaciones freemium, juegos gratuitos y juegos de nivel de PC o consolas por 10€.

    Con estas facilidades resulta preferible pagar que piratear: por comodidad y precio.

    Por otro lado tenemos grandes corporaciones como Microsoft o Consolas que tienen una política de precios con la que el desembolso económico supone un esfuerzo que suele ser mayor que el de copiar.

    Aunque el post era sobre el pago de impuestos he dejado esta reflexión relacionada con otros comentarios.

    En cuanto a los impuestos, comentar que puede ser perfectamente legal la ingeniería financiera para no pagar impuestos, pero es inmoral cuando se trata de corporaciones o lobbies que presionan al gobierno para que haga las leyes en su beneficio en vez de para los ciudadanos. Al final la mayor presión fiscal recae sobre los trabajadores, que además tienen que pagar el IVA, IBI, sucesiones, canones, impuestos sobre los beneficios en un misero plazo fijo… y todo para que políticos y amiguetes se llenen los bolsillos para después recortar los servicios públicos.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados