Google y el despliegue de su estrategia de hardware

ChromebookLa contabilización final de las ventas de portátiles durante el pasado año 2013  dejan una muy interesante sorpresa: el fuerte ascenso de los Chromebook, que pasan de una participación de mercado prácticamente testimonial a casi un 10%, superando las ventas de los MacBook de Apple en casi cinco a uno en el mercado norteamericano.

La primera sorpresa surgió en las navidades de 2012: un Chromebook fabricado por Samsung se hizo con el liderazgo de ventas de la categoría en Amazon. Desde entonces, resulta cada vez más normal ver buenas reviews de diferentes modelos de Chromebook con precios sumamente agresivos y competitivos, e incluso hemos visto aparecer aparatos destinados a la parte alta del mercado con prestaciones y precios elevados.

El fuerte crecimiento sorprende a todos excepto a Microsoft: cuando la compañía de Redmond comenzó a hacer un especial y agresivo enfoque comparativo de los Chromebook en sus anuncios utilizando a los protagonistas del popular docu-reality Pawn Stars, estaba claro que algo se olía en ese sentido: el ascenso de los Chromebook supone un ataque directo a la línea de flotación de dos productos fundamentales de la compañía, Windows y Office, a cambio de un riesgo muy escaso o nulo para Google. Sin embargo, el viejo concepto de “no es un ordenador de verdad, porque si no tienes conexión no sirve para nada” resulta cada vez más trasnochado. Decididamente, no es la máquina que debes comprarte si pasas tiempo en un entorno de escasa conectividad, pero sí resulta una opción muy razonable, sobre todo considerando su precio, en un mundo con conectividad cada vez más ubicua (mayoría del tiempo en la WiFi de casa, de la empresa, o conectado mediante la tarjeta de un proveedor de telecomunicaciones).

La estrategia, en realidad, presenta un fuerte paralelismo con la que Google ha seguido en segmentos como los smartphones o los tablets: en los primeros, el desarrollo de una plataforma con una licencia relativamente abierta que promueve la competitividad entre diferentes fabricantes ha posibilitado un apabullante y envidiable dominio del mercado mundial, mientras la compañía se permite el lujo de hacer descuentos agresivos en su serie Nexus o en los primeros modelos de Motorola, Moto X y Moto G, que provienen ya de la colaboración fluida de ambas compañías. Mientras, en tablets, otra sorpresa inesperada: en la muy significativa cita navideña de 2013, tanto Samsung como la serie Nexus superaron holgadamente en crecimiento a los iPad de Apple, que además se vieron prácticamente igualados por los Kindle Fire de Amazon.

El hardware es para Google un negocio, en principio, entre lo marginal y lo accidental. ¿Podemos, por tanto, hablar de “estrategia de hardware” en una compañía en la que el hardware es un negocio completamente secundario? El dominio del mercado de hardware es interesante por las posibilidades de dominio que otorga, pero no como una fuente de ingresos en sí misma para la compañía, lo que posibilita una forma de competir mucho más agresiva. Google actúa fomentando la competencia entre fabricantes cediendo a estos el margen que les corresponda en función de cómo sean capaces de hacer las cosas, ganando a cambio base instalada para tus productos de software. El hecho de que Motorola pertenezca a la compañía corresponde más al ámbito de las compras defensivas, para hacerse con una cartera teóricamente amplia de patentes, que a una orientación estratégica en sí misma, mientras que en el resto de los casos hablamos mucho más de una colaboración con fabricantes que de un desarrollo de productos propios como tales.

Para Apple o Microsoft, sus verdaderos rivales, competir con una compañía así que se apalanca en fabricantes poderosos como Samsung y muchos otros resulta sumamente difícil. Para Google, todo indica que la estrategia está funcionando a las mil maravillas y dando lugar a dominios cada vez más consolidados en este segmento, que por otro lado resultan muy difíciles de combatir si no es aplicando estrategias similares. Como estrategia, aunque no parece agresiva porque no se basa en una confrontación directa con sus competidores, sí lo es en realidad, porque resulta un ataque muchísimo más difícil de contestar. Y sin duda, a juzgar por los resultados, está siendo verdaderamente eficaz para la compañía.

 

(This post is also available in English in my Medium page, “Google’s crafty hardware strategy“)

20 comentarios

  • #001
    Antonio Castro - 4 enero 2014 - 09:35

    Parece que Microsoft les ayudó con su ridículo intento de desprestigio. La gente pensó que nadie patea a un perro muerto y surgió la curiosidad.

  • #002
    Humberto - 4 enero 2014 - 10:27

    La puesta en circulación de hardware”propio” a bajo precio por parte de Google tiene una virtud añadida: presionar al resto de fabricantes a mejorar sus productos, la facilidad de actualización del SO y promover una mejora generalizada de la integración entre hard y soft.

    Si no tienes pasión por las cámaras de fotografía de los móviles y te decides por un Android de menos de 300 €, no tiene mucho sentido mirar otra cosa que no sea un Motorola Moto G por menos de 200€. Un teléfono más que suficiente para más del 90% de los usuarios. Así que la única alternativa de los fabricantes de móviles es mejorar, hacer productos diferenciados y/o reventar precios. En cualquier caso, una situación muy adecuada para los intereses de Google.

  • #003
    Goomer - 4 enero 2014 - 11:17

    Hardware como suelo donde crecer su software, pero a la vez dejando negocio para sus socios. Microsoft tiene mucho dinero, pero sus ingresos pueden empezar a bajar.

    Por cierto, esta entrada no se ha publicado en FB. La he visto en Twitter únicamente, no sé si es algún experimento, o algún fallo en la publicación.

  • #004
    Jos - 4 enero 2014 - 12:20

    Y se te olvida el ChromeCast que se vende como rosquillas.

    Por otra parte el 2014 si que va a ser el año del despliegue del hardware de Google: Google Glass, el SmartWatch, el Nexus TV, la tableta de Motorola, Asus y Dell que se unen a los ChromeBooks y por descontado nuevas versiones de los Nexus ya existentes, la linea Droid de Verizon y las nuevas versiones del Moto X y Moto G.

    Y de 2015 en adelante el hardware de Google ya no será marginal: Motorola Ara, Coches, Robots…

  • #005
    Gerardo - 4 enero 2014 - 13:01

    Google ha crecido como un proveedor experto en la gestión de información, de forma imparcial y ecuánime. A medida que incrementa su poder, al tener intereses creados, ¿no hace peligrar este valor? Google presenta una cierta tendencia a la endogamia… ¿no aburre la ya la machacona promoción de Gmail o Google+ cuando compras un hardware Google?

    Pienso que estamos escarmentados de monopolios, y hemos cogido el gusto apostar por modestos genios minoritarios. Será sumamente interesante ver como gestionan el éxito y como reacciona el mercado.

    ¿No se parece a la disyuntiva que planteaba Maquiavelo: ser temido o ser amado?

  • #006
    Alberto Marcos - 4 enero 2014 - 13:06

    Sorprende ver como Google ha diversificado tanto su negocio en tan poco tiempo desde su creación, y de manera tan eficaz. Da miedo el poder que puedan llegar a tener, manipulan muchísima información y controlan muchos mercados =S

  • #007
    El Enano - 4 enero 2014 - 14:40

    Creo firmemente que Satanás, Sadam Hussein, la Reserva Federal, Google y el Tío Camuñas son la misma persona. Hay que huir de la G como de la peste…

  • #008
    Francisco José - 4 enero 2014 - 17:15

    Bueno, si el hardware es estándar y tiene buen precio siempre se puede instalar cualquier otro sistema operativo. Tal vez algunos hagan eso.

  • #009
    Krigan - 4 enero 2014 - 23:34

    Lo que le faltaba a MS. Los tablets desplazando al PC en el hogar, los móviles colonizando nuevos usos gracias a sus crecientes pantallas, ¿y los chromebooks empiezan a tener éxito en USA? El bastión de MS era el PC, esa máquina con teclado, y ahora no solo es un bastión menguante, sino que el enemigo se le ha metido dentro.

    “Mi reino por un teclado”, bien podría decir MS. Si la gente empieza a preferir pagar solo 200 dólares por una “máquina con teclado”, MS se queda sin mercado, al menos en el hogar.

  • #010
    Alberto Lozano - 5 enero 2014 - 09:35

    Me han llegado rumores que los chromebooks son los artículos que más devoluciones están teniendo.
    Enrique, ¿puedes confirmar si el dato es cierto?
    Si lo es ¿Indica eso que quien o compra no recibe lo que esperaba?.

  • #011
    Jose Carlos Agrela - 5 enero 2014 - 12:35

    No me extraña nada este crecimiento. De hecho, el Chromebook es mi elección para cuando tenga que cambiar mi equipo personal. Al no tener disco duro magnético no pesa nada, la batería le dura mucho, y todo está en la nube (en google principalmente).. solo necesitas Internet. Y si no hay, accedes compartiendo el acceso de tu móvil.
    La única pega que le encuentro es el precio, que me parece excesivo.

    La estrategia es clásica y muy buena, porque cuando todos usemos estas herramientas y Google decida cobrar el módico precio de 1 USD al mes a todos los usuarios de sus herramientas (pongamos que pagan 500 millones de usuarios), tendrá unos ingresos de 500 millones de USD/mes.

  • #012
    Rafael Espejo - 5 enero 2014 - 14:05

    Hola Enrique,

    Me ha sorprendido la noticia, increíble!! Y como han dicho más arriba, me está empezando a dar miedo Google, está absorbiendo mercado de todo tipo y con éxito. Esto conlleva riesgos muy importantes, espero que no se convierta en la próxima Umbrella! ;-)

    Saludos!!

  • #013
    Alberto - 5 enero 2014 - 14:09

    ¿Cuál es la diferencia entre el hecho de que Google ofrezca Google Chrome OS junto con el navegador Chrome y el caso ocurrido en 1998 en el que Microsoft fue denunciado por monopolizar los navegadores al imponer IE con su Microsoft Windows?
    Simplemente quiero poner de manifiesto que la voluntad de Google de “acabar” con sus competidores está haciendo que monopolicen el mercado. ¿Universo Google, virus Google?

  • #014
    Alex Bolea - 5 enero 2014 - 15:52

    Me parece genial. Teníamos la sopa y nos faltaba la cuchara.

    Creo que es el paso firme para avanzar hacia la nube de verdad. Lo único que desconozco el hardware y me parecería mal que no hubiese nada de memoria para guardar tu información en el caso de que por el motivo que sea el equipo se quedara sin conexión a Internet. Pero lo dicho, desconozco si no dispone ni de un pequeño espacio SSD para guardar en casos de emergencia.

    Por otro lado hay mucha gente reacia a guardar “sus cosas” en la nube. Son capaces de tener tres discos con copias de seguridad antes que guardar nada “allí arriba”. Por eso creo que esto es una buena manera de ir abriendo el camino hacia lo que pienso será el futuro: Streaming y archivos en la nube.

  • #015
    Jordi - 6 enero 2014 - 00:50

    #13 Alberto

    La diferencia se basa en un pequeño detalle: la cuota de mercado. MS en el 98 disponía de un share del segmento Desktop/Laptop PC abrumador, sobretodo comparado con el que tenían los ChomeBooks en el 2013.

    Hablo a nivel de SO. Que los Chromebooks impongan el browser de Google, a día de hoy, no se puede considerar una imposición monopolística sobre el mercado, por su reducido market share. Claro que…, todo va cambiar, y puede que mañana nos encontremos con un escenario muy distinto. Pero eso está por ver.

    Jordi

  • #016
    Krigan - 6 enero 2014 - 12:45

    Cabe preguntarse por qué los chromebooks están teniendo al menos un éxito parcial (en USA), si todos los numerosos intentos anteriores de batir a MS en su propio terreno (el PC) han sido un fracaso. En mi opinión, la razón está en que otras máquinas (móviles y tablets) han asumido ya muchas de las tareas que antes se hacían en un PC.

    Por eso importa menos la relativa escasez de aplicaciones para los chromebooks. En el hogar, para casi todo lo que no requiera un uso intensivo de teclado, es mejor un móvil o un tablet, según el caso. Y MS aquí no puede competir en precio, salvo que empiece a regalar (o casi) las licencias de Windows. Un chromebook cuesta 200-250 dólares, una licencia OEM de Windows cuesta 100 dólares, lo cual encarece notablemente el precio de cualquier PC barato.

    MS podría repetir la jugada que ya hizo con los netbooks (inicialmente máquinas Linux), y casi regalar la licencia de una versión anterior de Windows (pongamos Windows 7), pero sospecho que esta vez el tiro le saldría por la culata, precisamente porque ahora están los tablets y los móviles asumiendo tareas que en la época de los netbooks se hacían en el PC (el primer netbook fue lanzado en el 2007, el primer iPad en el 2010).

    Para manejar un procesador de textos, una hoja de cálculo, y poco más, un chromebook es suficiente. MS necesita que los PCs se sigan usando en tareas más pesadas que eso, dado que su objetivo es seguir cobrando 100 dólares por licencia. Una cosa es casi regalar las licencias en el extremo bajo del mercado (lo que hizo con los netbooks), y otra muy distinta que ese extremo bajo se convierta en la norma.

  • #017
    mercadder - 6 enero 2014 - 13:19

    Comparar un ChromeBook con un MacBook es un intento deliberado para encender el patio, vamos un desacierto total.

    Que Google está incursionando tardíamente en el hardware no es una estrategia original, y desde mi perspectiva está inflando aún más la compañía de negocios laterales, lo cual evidencia que Google esta implosionando: su negocio central, enfocado en la web HMTL, está perdiendo fuerza porque Apple cambió el paradigma del uso de Internet.

  • #018
    CMT - 6 enero 2014 - 23:26

    A ver si lo entiendo. Google se adentra en el mundo del hardware con este intento de revitalizar el fenecido netbook pero los etiqueta con los nombres de otras marcas? Samsung, por ejemplo…

    Según tu criterio entonces Microsoft ha estado siempre en este negocio, no Enrique?

    Google ya no es una empresa tecnológica, es simplemente la mayor agencia publicitaria del mundo que se sirve de medios radicalmente distintos a los que utilizan las demás empresas de ese sector.

    Un saludo.

  • #019
    Marco FLORES - 7 enero 2014 - 05:35

    Google+ aprovecha la sinergia de todos sus productos para convertirse en la red social en la que hay que estar (los medios ya probaron lo que es estar fuera y la soberbia de tuiter los dejo sin los ingresos de Google) para tener presencia en Internet, ya sea que necesites una cuenta de correo, publicar un video, editar un documento o compartir archivos tendrás que recurrir a Google y sin darte cuenta serás parte de Google+.

  • #020
    Krigan - 7 enero 2014 - 08:32

    Marco Flores:

    Google+, esa red social de mil millones de usuarios que en realidad usan Facebook.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados