Sobre la caída de Silk Road, la ley y el futuro de la red

EsposasEl pasado miércoles, tras casi tres años de operaciones policiales, el FBI cerró Silk Road, la página más importante de comercio de drogas y todo tipo de bienes y servicios ilegales del mundo, y arrestó a su administrador, Ross Ulbricht, conocido como Dread Pirate Roberts, acusado además de cargos tan poco ejemplares como la contratación de un asesino a sueldo para matar a uno de sus empleados. Todo indica que la detención no se debió a una vulneración del cifrado de la red Tor o del sistema utilizado para las transacciones con bitcoins, sino más bien a descuidos de otro tipo.

La operación viene a poner de manifiesto una evidencia clara: el delito es delito se cometa donde se cometa, sea en la calle o en la red. Del mismo modo que copiar una canción o un disco entero nunca fue delito en la calle, y resulta por tanto prácticamente imposible perseguirlo en la red, el tráfico de drogas sí lo es, y en cuanto alcanza una escala significativa, puede y debe ser perseguido exactamente igual en un entorno y en otro. Si monto un pequeño laboratorio para cocinar metanfetamina en mi casa y venderla entre mis amigos y conocidos, puedo seguramente organizar un pequeño negocio y mantenerme con unas ganancias discretas durante un cierto tiempo, si mi ética y mi estimación del riesgo me lo permiten. Pero si mi taller escala hasta tener escala mundial, genera una inusitada cantidad de dinero o se convierte en el punto de encuentro en el que cientos de vendedores de todo el mundo conectan con sus compradores y realizan transacciones mediante bitcoins, mi destino, sea en la calle o en la red, es acabar en manos de la policía.

Lo que la operación de Silk Road demuestra es que las leyes que deben aplicarse en la red son, básicamente, las mismas que operan fuera de la red. Hiperlegislar es una mala idea que no lleva a ningún sitio. El cierre de Silk Road no significa el cierre de la dark web, del mismo modo que una redada de narcotraficantes no significa que se detenga el tráfico mundial de drogas (y sí que, incluso, se barajen otras alternativas en algunos países), la detención de Ulbricht y el cierre de Silk Road no es más que una evidencia de que, dados los parámetros y la lógica adecuada, nada está – ni debe estar – al margen de la acción de la justicia. Las sociedades humanas a prácticamente todos los niveles siempre han necesitado reglas y vigilancia: de hecho, en este momento, el mayor problema filosófico no radica en la esencia de esa vigilancia, sino más bien a qué mecanismos balance y contrabalances podemos disponer para ver quiénes y de qué manera se vigila a los vigilantes.

La operación policial contra Silk Road provocó una importante caída de alrededor del 20% en la cotización del bitcoin en las primeras horas de la tarde del miércoles, pero una parte significativa de ese shock se recuperó en las horas siguientes. Silk Road viene a suponer en torno a un 4% de las transacciones efectuadas con bitcoins, por lo que resulta razonable que veamos una pronta recuperación. Que vendrá a ser, en realidad, positiva para el ecosistema bitcoin en su conjunto: pocas cosas buenas iban a venir de un sistema económico alternativo en el que la gran mayoría de las transacciones estuviesen vinculadas al comercio ilegal. En la red y en la calle hay delincuentes, pero la inmensa mayoría de los que transitan virtual o físicamente por uno u otro sitio no lo son. Ni la red, ni sus usuarios, ni las tecnologías de cifrado o de anonimato tienen nada de siniestros o están al margen de la ley más allá de lo que la calle o los viandantes lo están: son solo ecosistemas en los que las normas de la lógica y el sentido común deben prevalecer.

 

(This post is also available in English in my Medium page, “End of the road for the Silk Road: what are the implications for the web?“)

26 comentarios

  • #001
    David Mairal - 4 octubre 2013 - 09:09

    El signo de los tiempos.

    En términos relativos no creo que el progreso actual sea percibido de forma muy diferente a como lo fue la imprenta o el cristianismo, por poner dos ejemplos. Sí es cierto que los cambios se producen en progresión geométrica que no parece tener límite.

    Ante este panorama, creo que la verdadera ventaja competitiva está en adaptarse a los nuevos tiempos con empatía, receptividad, interacción…. el “be water, my friend” más auténtico. Y esto, se puede aplicar a todos los ámbitos: de oscuros negocios (legales e ilegales) a brillantes innovaciones.

    Bravo por el que tenga ese “swing” con los nuevos tiempos, porque llegará más lejos que el que sólo tira de otros tipo de recursos del siglo XX (y anteriores) por muy abundantes que los tenga.

  • #002
    Pit - 4 octubre 2013 - 10:01

    Como decía aquel diálogo en The wire:

    – Fighting the war on drugs… one brutality case at a time.

    – Girl, you can’t even think of calling this shit a war.

    – Why not?

    – Wars end.

  • #003
    Alberto - 4 octubre 2013 - 10:51

    Algunos partimos de la base de que el gobierno no deberia de meter las narices en lo que tu compres o consumas. es absurdo perseguir la compraventa de drogas porque siempre lo habra en la calle, cada cual que ahga con su vida lo que quiera.

    ademas los cargos que hace el gobierno contra el fundador tienen la misma credibilidad que la violacion de assange o las armas quimicas del pais que mas rabie te dé.

    muy mal enrique que te creas a pies juntillas tanto bullshit gubernamental. Que metan las narices en sus asuntos y dejen de robarnos impuestos.

  • #004
    Antonio Castro - 4 octubre 2013 - 12:34

    Creo que el tema de la legalización de las drogas es un disparate porque confunde gravemente a los ignorantes. Si no fuera un problema que se comporta de forma contagiosa y que conlleva tanto sufrimiento, diría que ya somos mayorcitos y que no necesitamos que papa estado nos sobreproteja. Por desgracia la realidad no se ajusta a criterios simplistas. La droga es una lacra que afecta gravemente no solo a quien la consume.

    Respecto al planteamiento general, es cierto que el delito en cualquier sitio es delito. Todos tenemos unas obligaciones legales, pero también habría que recordar a algunos que los derechos legales también son aplicables por igual en la calle y en Internet.

    Lo que sale gratis es inventar delitos inexistentes con el fin de coaccionar ciertos usos de Internet que atentan contra los intereses de una industria con excesivo poder.

    Lo que no sale gratis es desafiar a estos poder y denunciar las inadmisibles maniobras de los gobiernos que se saltan las leyes más sensibles de una democracia.

    La justicia mira por debajo de la venda e inclina la balanza donde el dinero le manda y en Internet hace toda clase de excepciones sin fundamento.

  • #005
    Observador - 4 octubre 2013 - 13:10

    La operación viene a poner de manifiesto una evidencia clara: el delito es delito se cometa donde se cometa, sea en la calle o en la red. Del mismo modo que copiar una canción o un disco entero nunca fue delito en la calle, y resulta por tanto prácticamente imposible perseguirlo en la red, el tráfico de drogas sí lo es,

    Doble pirueta con doble mortal y tirabuzón a medio lado. ¡Alehop! Mario se debe de estar descojonando…

    #003 El nivel de comprensión de la realidad que tú puedes tener te aseguro que no dista mucho más que el de una piedra. Estaría muy bien que deslegalizaran las drogas, pero no que un tipo use Internet para ello, de la misma forma que si alguien contrata un asesino a sueldo en una web de clasificados no será válido “porque siempre lo habra en la calle, cada cual que ahga con su vida lo que quiera.”

    Perdona que te diga, pero tú eres un pedazo de ********* y poco más(los asteriscos son míos)

  • #006
    Sunfas Tradelo ("Garepubaro") - 4 octubre 2013 - 13:13

    Antonio Castro los dos primeros parrafos lúcidos, ya a partir de ahi vuelves a retomar continuamente de “ese poder que existe que nos trajina”, te llevarias la sorpresa de que “alli arriba” no hay nadie y pasan de nosotros, nadie quiere dominarnos como los sovieticos o nazis, aqui solo existe lo de “toma el dinero y corre, desaparece como puedas, una vez obtenido” nadie se ocupa de nosotros ni de la masa ni de nadie … en cuanto la droga se venda legal perfecto para “los de arriba”, si a los políticos, funcionarios al respecto y otros adláteres, le cae un porcentaje fijo, ningun problema y seria la opcion para que la cosa fuera rápido

  • #007
    Alejo Alberdi - 4 octubre 2013 - 13:20

    Me hace gracia que Antonio Castro nos llame “ignorantes” y “confusos” a quienes abogamos por el fin de la locura prohibicionista, la única razón de que las drogas dañen a terceros. Será que, en su mundo de fantasia, tragarse como un campeón la puñetera propaganda antidroga es un signo de sabiduría y claridad. Que un mayor de edad venda drogas a otro mayor de edad no debería ser delito en ningún país que pretenda llamarse democrático. Por cierto que en 2004, la DEA anunció a bombo y platillo una operación (Web Tryp) que iba a terminar con los traficantes de nuevas sustancias psicoactivas y sólo fue el principio de la explosión que hemos visto de unos años a esta parte, y con Silk Road va a pasar exactamente lo mismo y si no, al tiempo

  • #008
    Pasando - 4 octubre 2013 - 13:27

    Hola Enrique,
    Me gustaría saber tu opinión sobre la ley francesa que pretende prohibir la eliminación de los gastos de envío en las grandes empresas (FNAC, Amazon,…) de venta de libros. En la misma línea ¿qué opinas sobre el precio fijo para los libros? ¿Estás a favor del precio fijo, o crees que es contraproducente y que debería establecer el libre mercado en el sector editorial?

    http://cultura.elpais.com/cultura/2013/10/03/actualidad/1380801703_566130.html

  • #009
    Pasando - 4 octubre 2013 - 13:37

    004 Antonio Castro.
    La legalización de la droga no acabará con los adictos (el alcohol es legal y sigue habiendo alcohólicos), pero sí con las mafias, un problema muy grave derivado de la adicción. De hecho los grandes narcos son precisamente los más interesados en que la droga siga siendo ilegal.
    La única arma contra las adicciones a las drogas, es educación, información y concienciación, amén de una buena inversión en servicios sociales en las zonas más desfavorecidas, y en creación de centros de desintoxicación en donde se investigue además sobre las adicciones.

  • #010
    Carlos (Econ) - 4 octubre 2013 - 14:00

    Ahora vendrá algún listo en plan megavideo: ¡¡Ahora donde vais a comprar vuestras drogas!!

    Y educadamente habrá que recordarle que los internautas, como los ciudadanos, no compramos drogas por norma, y que solía existir la presunción de inocencia…

    Respecto a Papa estado… La realidad es que la ciudadanía se comporta como niños grandes: nacionalistas, socialistas y populistas…

    Aceptemos que tenemos mucho mejores políticos de lo que se merece la humanidad… El milagro es que no nos estemos matando unos a otros… Raza de Hooligans…

  • #011
    Andres Schuschny - 4 octubre 2013 - 14:48

    Cerrado Silk Road aparecen nuevas oportunidades para otros y nuevos actores… ya abrieron: Blackmarket Reloaded y Sheep…

  • #012
    Miguel - 4 octubre 2013 - 17:36

    Creo que algunos no habéis entendido el objetivo del artículo. No veo a Enrique justificando o condenando la ilegalización de las drogas ahora ilegales. Lo único que hace es señalar que los delitos deben ser tratados con coherencia, se cometan online o no. No tanto por el hecho de que esos delitos merezcan o no esa calificación, sino desde el punto de vista de las “leyes especiales” de internet. En SilkRoad no sólo se vendía droga, era posible contratar un sicario o comprar casi cualquier cosa.
    El FBI llevaba tiempo preparando el golpe, había tomado posiciones en muchos sitios del darkweb y era cuestión de tiempo que llegaran a SilkRoad. Y con el cargo de intento de asesinato, se han encontrado con una pera en dulce.

    Me uno a Pasando (#8) en la solicitud de análisis para la animalada de la ley Lang francesa…

    Saludos

  • #013
    Antonio Castro - 4 octubre 2013 - 17:50

    #005 Todos sabemos quienes son los que defienden la legalización de las drogas y cuantas neuronas les quedan.

  • #014
    Alex - 4 octubre 2013 - 18:00

    Blackmarket Reloaded y Sheep Market ya estaban abiertos señor Andres. Una puntualización señor Dans, el “Temible Pirata Roberto” no contrató un sicario para acabar con un empleado sino con un vendedor prolífico de la página llamado “Friendly Chemist” que tenía una gran base de datos (o algo similar) de direcciones reales de compradores y vendedores que le habían comprado suministros para el ocio. El señor Friendly Chemist chantajeó al señor Roberto por una fuerte suma de dinero, que en caso de no pagar, haría pública la lista de direcciones físicas reales de usuarios de Silk Road. Así que al señor Roberto le salía mas barato eliminar al señor Chemist ya no solo por el precio, sino porque como en cualquier chantaje, nunca sabes si una vez pagado te volverán a chantajear. Saludos!!

  • #015
    Pit - 4 octubre 2013 - 18:24

    Las drogas ya están legalizadas… parcialmente. Se trata de ver si se añaden algunas al lado legalizado, como el alcohol y el tabaco. No hay ninguna que cause más daños a la salud pública que estas dos.

    Lo de Silkroad no pasa de lo anecdótico mirado en lo relativo al comercio ilegal de sustancias. Si es más interesante analizarlo desde el punto de vista de las redes anónimas en Internet. En este caso, una especie de agujero analógico ha jugado en su contra, y es que por muchos mecanismos tecnológicos de cifrado y seguridad, nada puede evitar las brechas en el factor humano

  • #016
    Krigan - 5 octubre 2013 - 00:33

    Yo legalizaría varias drogas cuya falta de peligrosidad está más que demostrada (cannabis, éxtasis). También conviene tener en cuenta que la forma de consumirlas influye mucho. En Perú se toman un té de coca sin pestañear, pero esnifarla no me parece que sea buena idea. Otro ejemplo sería el opio, durante siglos se consumió en Europa en forma de láudano y no pasó nada, pero los fumaderos de opio del siglo XIX fueron un desastre, sobre todo en China.

    El afán prohibicionista es absurdo, no tiene base. El alcohol, el tabaco, y el café son drogas, absolutamente todo el mundo consume drogas.

  • #017
    Jesús Raro - 5 octubre 2013 - 01:20

    #016, Krigan.
    Estoy de acuerdo con lo que dices…¡¡
    Por lo demás, lo de siempre, drogas, canciones…, Enrique…

  • #018
    Mario - 5 octubre 2013 - 08:24

    La legalización de las drogas es un debate aparte (los grados de adicción, el perjuicio a la salud pública de unas y otras drogas no son ni de lejos equiparables). Poner todo en el mismo saco es como dar el mismo tratamiento a una pistola de agua y a un fusil AK-47.

    Fascinante ver el reduccionismo nerd y el pensamiento binario de Krigan en acción: como el chocolate o el café son drogas y son permitidas, ergo el éxtasis y la marihuana también deben serlo. ¡Todas o ninguna, joder!
    Lo rescatable del artículo de Enrique es que al menos esta vez no nos regala la usual batería de apocalípticas premoniciones a raíz del bloqueo del site por parte del FBI. Ni los gobiernos han tomado por asalto internet, ni es el fin de la civilización occidental ni ha muerto la libertad de expresión. Así es señores, el FBI ha tomado el dominio de un delincuente y no se ha roto ninguna internet. Gran hallazgo el de hoy para recordar en el próximo bloqueo (¿Hotfile?).

    #005 Observador. Bueno quizás Enrique piensa sinceramente que Kim Dotcom o los fundadores de Pirate Bay antecedieron a Pirate Roberts en sendos procesos judiciales por copiar una canción que enviaron a su mamá. Ese es el tipo de falacias auto-exculpatorias repetidas para tratar de separar a las Yonquis españolas de Silk Road, ambas operaciones delictivas a gran escala y ambas con anónimos “innovadores” que nunca dan la cara.

  • #019
    Krigan - 5 octubre 2013 - 10:08

    Mario:

    Estás tan atado a tus prejuicios que ya ni lees. Donde yo escribí ” Yo legalizaría varias drogas cuya falta de peligrosidad está más que demostrada (cannabis, éxtasis).” tú leíste “¡Todas o ninguna, joder!”

    ¿A qué sabe el té de coca? A mí no me permiten probarlo.

  • #020
    Jesús Raro - 5 octubre 2013 - 11:50

    Una persona planta “Maria” para consumo propio….
    Una persona trafica con heroina…, pues no es lo mismo.
    Una persona copia canciones
    Una persona gana dinero con las canciones, libros, películas…
    Las mismas reglas Enrique??

  • #021
    Krigan - 5 octubre 2013 - 17:32

    #20 Jesús Raro:

    Yo creo que en eso estamos de acuerdo todos, incluido Enrique. Sin embargo, con la maría tú y yo (ignoro la posición de Enrique) vamos más allá, se debería poder comprar (y por tanto vender) legalmente. Asimismo, el que la cultiva para uso propio debería poder comprar las semillas (y por tanto otros deberían poder venderlas).

    Por otro lado, en diversas ocasiones has mostrado tener un concepto tal vez demasiado amplio de “ganar dinero con las canciones”, cargando contra las telecos y contra Megaupload. Vale, Megaupload estaba muy centrada en el pirateo, pero ¿cómo distinguimos a los Megauploads de los Dropboxes? Siempre dejáis esta cuestión sin resolver, probablemente porque la distinción en el fondo no existe.

  • #022
    Enrique Dans - 5 octubre 2013 - 18:54

    #021: ¿Mi posición sobre la maría o el hachís? La lógica. Cuando queráis os invito y seguimos la discusión :-)

  • #023
    Jesús Raro - 5 octubre 2013 - 19:16

    #022.
    A ver, copiar canciones lo hemos hecho con las “casettes” (que por cierto, tenian su “impuesto”…), pero una cosa era ir a casa de un amigo a copiar X disco, y otra era venderlo en la calle, y eso, estaba perseguido con una sanción o multa…
    De la misma forma que una cantidad X de hachís puede ser consumo propio, mientras que una cantidad mayor puede ser tráfico…, con su correspondiente sanción…
    Las mismas reglas Enrique??

  • #024
    Krigan - 5 octubre 2013 - 22:42

    #22 Lástima que no vivamos en la misma ciudad : -D

  • #025
    Observador - 7 octubre 2013 - 12:01

    #18 Mario, de “anónimos innovadores” poco, pues muchos de los webmasters de finales de los 90′ se conocen perfectamente y muchos saben quiénes son los que comenzaron a estafar con dialers y demás… ¡Ah, no, que eso no era estafar, era innovar! Hay muchas estafas dentro de la Historia del Internet español, como no podía ser de otra forma… Pero esto es como lo de los tarotistas: para alguien que sabe cómo funciona la realidad es una estafa, para ellos y sus víctimas es simple capitalismo.

    En realidad, el carácter binario de Krigan del “o debe ser blanco o negro” no es inherente a su personalidad. Está en el ADN del español medio -y promedio-, que es lo más parecido al texano que uno puede encontrar.

    Lo que habría que empezar por ver es por qué los héroes de todas esta tribu de nerds tienen en su haber todo tipo de delitos graves (estafas e intento de asesinatos entre otros).

    La historia que hay tras el tipo este y su contratación de un sicario para asesinar a un exsocio es espectacular. Pero imagino que el imbécil promedio pensará que son cosas de la industria… Aunque todavía no saben de cuál.

  • #026
    Pedro - 9 octubre 2013 - 19:36

    “Todo indica que la detención no se debió a una vulneración del cifrado de la red Tor”

    No parece que le quede mucho para que la NSA tenga una ventana abierta ala red Tor (en el caso de que no la tenga ya):

    Saludos.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados

4 comentarios en Menéame

#001
SalvajeVerdad - 4 octubre 2013 - 13:07

Es una mierda. Ahora para pillar drogas, como se ha hecho toda la vida.» autor: SalvajeVerdad

#002
mcfgdbbn2 - 4 octubre 2013 - 13:32

Cae uno salen 10.» autor: mcfgdbbn2

#003
AskeBosque - 4 octubre 2013 - 13:39

#1 ¿ En Ebay ?» autor: AskeBosque

#004
SalvajeVerdad - 4 octubre 2013 - 13:40

#3 Yo soy más de bajar a la calle » autor: SalvajeVerdad