La verdadera democracia es una democracia sin secretos

Mientras la clase política en España se dedica a preparar una ley de transparencia absurda, que no cumple los estándares mínimos internacionales, y que se permite responder con el silencio administrativo (en la práctica, ser cualquier cosa menos transparentes), otros países están comenzando a hacer que la intersección entre democracia y tecnología tenga por fin algo de sentido.

Una aplicación denominada Nulpunt permitirá en Holanda que cualquier ciudadano tenga acceso a todo tipo de documento manejado por su gobierno (todo documento quiere decir TODO DOCUMENTO, y las excepciones deberán estar muy  claramente sustentadas). Puedes registrarte (con tus datos completamente confidenciales y a salvo), suscribirte a los temas que te interesen, y tener acceso ilimitado a todos los documentos que traten de un tema en un formato sencillo, con una herramienta señaladora, una de comentarios, y una de publicación en redes sociales.

La idea de “democracia sin secretos” como principio fundamental de un gobierno, un principio que produce una increíble envidia cuando vives en un país que considera a sus ciudadanos como “enemigos” y se dedica a “defender” celosamente “su” información, en un espeluznante giro del concepto de gobierno como servicio público. El siguiente vídeo son seis minutos que todo español debería ver para comprobar fehacientemente la escasísima calidad de la democracia en la que vive, y sentirse con suficiente criterio como para exigir cambios:

 

 

No, por mucho que pretendan hacerte creer, la labor de un gobierno no puede sustentarse en su capacidad para gestionar información secreta a espaldas de sus ciudadanos. La democracia no puede basarse en el secreto, tiene forzosamente que basarse en la transparencia. El secreto y la no transparencia solo alimentan el abuso y la corrupción.

La legislación sobre transparencia es absolutamente fundamental. Hablamos del derecho (repetimos, DERECHO) de consultar cualquier documento, sin trabas burocráticas que conviertan el acceso en un proceso tedioso, en una especie de “favor” a los ciudadanos que es concedido “graciosamente” y que puede denegarse en virtud de las más variadas razones – o directamente, sin razón alguna, con el mero silencio administrativo. No, las cosas ya no pueden seguir siendo así. La transparencia ya no puede estar en manos y bajo el control de los gobiernos: tiene que ser algo que los ciudadanos forzamos a nuestro gobierno a hacer, sin posibilidad de elección: si pretender gobernar, si pretendes ser quien me representa, o eres transparente con los estándares que se te exigen, o no eres.

En una verdadera democracia, la tecnología no debe ser una herramienta en manos del gobierno para controlar a sus ciudadanos, sino exactamente lo contrario: una herramienta en manos de los ciudadanos para controlar a su gobierno. A nivel internacional, en democracias maduras, estamos viviendo el crecimiento imparable de la demanda por una democracia sin secretos. Mira las iniciativas que la tecnología está propiciando que surjan en otros países, estúdiatelas… y exígelas para ti. Exígelas en tu país, a tus políticos, a tu gobierno, a esos que dicen ser “tus representantes”.  Exige tu capacidad de utilizar la tecnología a tu alcance para poder vivir en una democracia en condiciones.

Pocas cosas son más importantes.

25 comentarios

  • #001
    Antonio Castro - 17 octubre 2012 - 08:44

    ¿Permite ese sistema el uso de buscadores cruzando datos de búsqueda? La transparencia tiene muchos niveles, y los detalles son muy importantes. Coincido en que lo importante es que desaparezca el carácter secreto de los mismos y que todos los documentos sean accesibles. Los movimientos de las cuentas de dinero público también deberían estar disponibles para consultas. La transparencia debería servir para dificultar la corrupción , el amiguismo, el clientelismo, los despilfarros y en resumen para democratizar el funcionamiento de la política.

  • #002
    Jose Luis Portela - 17 octubre 2012 - 09:47

    Soy de los que piensa que al final la red si cambiará realmente la forma de hacer que tienen los políticos, porque no la pueden controlar y el propio sistema eliminará a los que no lo siguen

    Esta iniciativa que comentas solo tiene el peligro para mi que la gente en general no tiene criterio para opinar de muchas cosas, y me explico. Por poner un ejemplo que me apasiona el tema de los trasvases del agua. Todo el mundo opina pero no veo entre ellos ingenieros agrónomos, o ingenieros de caminos o geólogos y gente que realmente sabe de que habla. Aparte aunque alguien este en este colectivo necesita datos y conocer en profundidad el estudio completo para poder opinar.

  • #003
    pau guix - 17 octubre 2012 - 09:49

    Estimado profesor:

    En una de las recientes películas basadas en las novelas de la sueca Liza Marklund, su protagonista, la periodista Annika Bengtzon, que está investigando un caso de corrupción y asesinato, acude a buscar unas facturas de un muy alto cargo del gobierno al registro pertinente y la oficinista le pregunta: “¿y usted es…?” a lo que ella responde: “a usted eso no le importa, la ley dice que son públicos todos los documentos” y la oficinista se la fotocopia y se la da. Llegados a este punto de la proyección yo y mi familia nos quedamos helados y una vez más tuvimos que aceptar estoicamente una vez más, comparando Suecia con España, lo lejos que estábamos de una verdadera democracia en el Sur de Europa. Ahora añadiremos también Holanda al listado de lo que deberíamos ser y no somos.

    Un saludo y gracias por sus artículos, Profesor.

  • #004
    Joaquín - 17 octubre 2012 - 10:13

    La transparencia es un derecho para los ciudadanos y un arma para los delincuentes. Incluso estando de acuerdo con que un mayor nivel de transparencia conllevaría a una mejor clase política. Es evidente que todo tiene limites. Del mismo modo que yo, como usuario exijo intimidad en mis comunicaciones es evidente que el gobierno pueda exigir intimidad en aquellos aspectos que considera “ocultables”. El terrorismo, por poner un ejemplo, requiere una red de recopiladores de información que podría aprovecharse de esta “transparencia”. Otro claro ejemplo es la información que la policía ofrece a los medios cuando persiguen a un criminal, y que, paradójicamente, también informa al criminal.

    Desde mi punto de vista, habría que definir esa transparencia y su alcance. No es sencillo, un artículo y unas cuantas opiniones, aunque cualificadas, no son suficientes. Es un problema verdaderamente complejo y no sé si finalmente sería solucionable.

    En cualquier caso, apoyo la idea del articulo ya que algo es más que nada, siendo esto último lo que ahora tenemos pero insisto, hay que darle un par de vueltas a la idea, no es tan sencillo.

  • #005
    Jaime Guisasola - 17 octubre 2012 - 10:35

    Pues creo que tienes toda la razón del mundo Enrique. Me gusta como escribes sobre estos temas porque dices lo que parece obvio pero no lo es. Yo hace ya un par de año que llevo pensando en este tema de la democracia transparente y participativa, de hecho tengo el dominio europeancitizens.org cogido para desarrollar algún proyecto interesante en el futuro.
    Un saludo

  • #006
    Eudald Puig - 17 octubre 2012 - 10:40

    En España no veo ninguna voluntad política de crear transparencia, por eso hemos iniciado una plataforma ciudadana para aportar esa transparencia.
    La tecnología ya nos da mucha capacidad, solo nos falta la ayuda ciudadana para recopilar esa información y compartirla con todo el mundo de forma gratuita.La plataforma es:

    www.wikicontrol.org

    y los últimos datos aportados muestran la diferencia de impuestos que hay que pagar en función del municipio en el que vives en Cataluña.
    http://www.wikicontrol.org/control/project-updates/cataluna

  • #007
    Jose - 17 octubre 2012 - 10:56

    De momento me conformaría con que las penas impuestas fueran equiparables a las que las fiscalías piden para el ciudadano común por delitos mucho menores y nada comparables.

  • #008
    Aloe - 17 octubre 2012 - 11:12

    En España hace siglos que gobierno y autoridades en general consideran a los ciudadanos como ganado de ordeño que hay que mantener cercado y vigilado, y al cual solo faltaba que hubiera que dar explicaciones sobre las facturas de la granja y la venta de la mantequilla.

    Esto puede parecer rencoroso y exagerado, pero creo que no lo es. Una gran parte de la población lo tiene interorizado y por eso no exige como dueño que está en su casa, sino que se resigna como “sujeto pasivo” (no por nada el derecho administrativo llamaba así a los ciudadanos hasta hace poco) y, a menudo, cuando se ve en el papel del agente público se comporta como el capataz de la autoridad, no como un servidor del contribuyente que le paga.

    En una ocasión (entre muchas anécdotas que supongo todos tenemos, pero esta creo que especialmente reveladora) yo quise saber en una oficina municipal de cierto sitio si determinado vado de vehículos (que me estorbaba un tanto) estaba vigente o no. La señal estaba, pero era muy vieja. Si estaba vigente, yo debía dejarlo libre, pero si no…
    Pues el funcionario municipal estaba escandalizado y con el cuello bien estirado me dejó claro que eso era “asunto del Ayuntamiento” y no mío. Que si el Ayuntamiento lo cobraba o no, y si la señal estaba vigente o no, era un “derecho” del propio Ayuntamiento en el cual yo no metía cuchara. ¿Había una señal? Pues punto. Si era una señal usurpada y sin derecho a estar allí, ya el Ayuntamiento la quitaría “si queria”.

    En tales ocasiones te quedas en tal estado de aturdimiento que no sabes por donde empezar a explicar que el Ayuntamiento está para servirnos, que sus “derechos” son los nuestros, y que quien debe dar cuentas de cómo utiliza sus prerrogativas legales y de su (in)eficiencia es él y no al revés. ¿Cómo va a entender alguna de tus protestas quien tiene esa concepción absolutista o feudal del poder y de la ciudadanía?

    Pues esa es la historia de nuestra vida y de por qué hemos llegado adonde estamos.
    Muy buena entrada esta. Hacen falta más así.

  • #009
    Gorki - 17 octubre 2012 - 11:48

    Nunca he estado en un puesto político, pero he ocupado puestos de cierta responsabilidad en empresas y como consecuencia he tenido acceso a datos confidenciales. Es imposible no mantener montones de datos, que si no secretos, son al menos discretos y que no deben divulgarse.

    En una empresa, lo eran todo lo relacionado con clientes, nuevos productos, planes de marketing, sueldos de los empleados, discusiones del convenio colectivo, ect. etc. Si eso es así en una empresa, no entiendo que se puedan hacer públicos y transparentes, temas como la discusión de Rajoy con Merckel, o los sobornos que estén pagando a un Jeque de Somalia para recibir información que permitan que nuestros pescadores puedan pescar tranquilos.

    Se me ocurren cientos de temas en el que la tramsparencia, si bien evitarían la corrupción, hacen imposible la defensa de los intereses del pais. Aparte que otros datos son por ley confidenciales, o es que se pretenda que veamos que es lo que declara cada cual de IRPF, o cual es su ficha médica en la Seguridad Social, o cual es su historial de multas de tráfico.

    Sinceramente, hay mucho obscurantismo burocrático, simplemente por un absoluto desprecio al contribuyente, mucho silencio administrativo, simplemente por pura vagancia de los funcionarios y realmente muchos temas que hoy se mantiene secretos que deberían ser de acceso público, pero de eso, a que todo se pueda saber, me parece que hay mucho trecho.

  • #010
    Jesús - 17 octubre 2012 - 11:50

    Con esta generación de políticos es imposible que alguno de ellos promueva esta iniciativa. Irían muchos a la cárcel.

  • #011
    Angel - 17 octubre 2012 - 13:44

    @Jesús, sí que hay alternativas políticas que promueven la transparencia. Un ejemplo (y seguro que hay más) son los Partidos Piratas, que precisamente llevan la transparencia como punto clave en sus idearios (verbigracia, las cuentas de los Piratas de Cataluña son públicas: http://pirata.cat/comptes/).

  • #012
    Aloe - 17 octubre 2012 - 14:39

    #009 Gorki, aceptando que hay asuntos que no deben divulgarse (al menos mnientras no haya pasado cierto tiempo), son esos asuntos los que deberían justificarse uno a uno como excepciones, y no al revés.
    ¿Qué asuntos queremos saber?
    Pues por ejemplo, yo quiero saber todo acerca de convocatorias de cualquier tipo, concursos, contratos, convenios, subvenciones, acuerdos, presupuestos, ejecución de presupuestos, organigramas de los servicios, remuneraciones de cualquier tipo.
    De las Administraciones centrales, regionales y locales, los Organismos autónomos, las Agencias y las empresas públicas. Todos.
    También quiero que se publiquen todos los contenidos (científicos, artísticos, educacionales y técnicos; planos, guías, manuales, instrucciones… ) que se han pagado con el dinero de los contribuyentes.
    Igualmente, quiero que sean públicos los informes, actas, conclusiones o como les llamen en cada caso, de los servicios de auditoría interna, inspección de los servicios o intervención de cuentas y de gestión. Lo que haya en cada sitio que se supone que audita cada servicio.
    Y todo eso con absolutamente todo el detalle que esté documentado y de forma accesible y que permita consultas filtradas y búsquedas.
    Y lo que sea demasiado particular o detallado para que esté publicado por defecto (por ejemplo ¿Cual es el cuadro horario de los profesores de tal centro? ¿Qué dice el Acta del último Consejo de la Gerencia de Urbanismo de Villabajo? ¿Que pone en el informe geológico del subsuelo de la presa Rioarriba) se pueda pedir y te lo den sin problema en unos días.
    (Con los datos personales que sea obligatorio mantener confidenciales blanqueados, desde luego)

    Parece mentira que predomine tanto la preocupacion por lo-que-tiene-que-quedar-en-secreto no sea que los terroristas se enteren… en un país donde cada nuevo gobierno produce un nuevo apagón estadístico (desde los años 90) y las Administraciones dan cada vez menos información y con menos detalle… incluso la que no lleva un solo dato personal ni nada “sensible” para la seguridad.

  • #013
    InforTechBlog - 17 octubre 2012 - 14:53

    Que el sistema de elecciones en España es el menos democrático posible creo que ya lo tiene claro casi toda España. Hay que cambiar este sistema ya, y sobre todo la mentalidad del español, e inculcarle que hay más partidos además de PP y PSOE.

  • #014
    Luis - 17 octubre 2012 - 15:25

    Yo supongo que el gobierno, igual que todas las empresas, tendrá informatizada su contabilidad. Pues esos datos contables que ya están informatizados, deberían estar online y accesibles públicamente, sin necesidad de darse de alta como usuario, y con todos los detalles necesarios. Así sabríamos en que se gastan nuestros dineros. Y si por ejemplo se paga una pasta para un informe, el informe debe estar accesible mediante un enlace desde la misma entrada contable.
    Las excepciones que se mencionan deberían ser pocas: inteligencia (espionaje), investigaciones policiales en curso, y secretos de sumario. Pocas más habrá. Y colar información que debería ser pública en una de esas partidas con el fin de ocultarla debería ser delito.

  • #015
    Juanmi - 17 octubre 2012 - 17:03

    ¿Me acordé del Open Government parnetship? Cómo irá aquello?
    http://www.opengovpartnership.org/countries/spain

  • #016
    Rai - 17 octubre 2012 - 18:38

    #009 Precisamente a esto es a lo que la transparencia se refiere “temas como la discusión de Rajoy con Merckel, o los sobornos que estén pagando a un Jeque de Somalia para recibir información que permitan que nuestros pescadores puedan pescar tranquilos” esto es lo que también debe ser publico.
    La discusión me afecta directamente y además me sirve para evaluar al que me gobierna, aunque no lo haya elegido yo, o esa discreción u oscurantismo ya no solo es por tramas mafiosas etc, sirve para valorar a los que gobiernan y eso si es algo que quieren ocultar tras la fachada creada por los aparatos de los partidos. Lo que se gasta el estado en proteger pescadores españoles en Somalia me afecta y directamente ya que lo pago vía impuestos y no percibo nada a cambio, a lo mejor a vosotros si os ha llegado el bono descuento para la compra de pescado.

  • #017
    Gorki - 17 octubre 2012 - 19:39

    #012 Aloe

    Teóricamente muchas de las cosas que dices ya están ya en Internet, por ejemplo las “convocatorias de cualquier tipo, concursos, contratos, convenios, subvenciones, acuerdos, presupuestos, ejecución de presupuestos” vienen escritas en el BOE, y en los boletines oficiales de autonomías, incluso de muchos ayuntamientos, de forma pública y accesible por Internet.

    También son públicos y accesibles las cuentas del estado, no se si están en Internet, pero se dan en un disco duro a los partidos y a los periodistas, en la presentación de presupuestos. Igual pasa con los planes de urbanismo, los nombramientos y ascenso tanto por escalafón y digitales, quienes se presentan a las oposiciones y quienes ñas aprueban,

    La pregunta es ¿por qué eso no vale de nada? – Porque lampedusianamente se pone mucha información anodina o confusa, de modo que lo que realmente no interesa divulgar, quede camuflado y no se encuentre.

    Nunca dirán que enchufes tenían los aprobados de una oposición, ni que las condiciones de tal contrata se hicieron a medida de una determinada empresa, ni que le nombramiento de tal señor para embajador en tal país, o como diputado europeo, es el pago de un favor político, para que se forre durante unos años, ni que tal partida que aparece pa como investigación es realmente una partida del Ejercito, y otra que dice cualquier cosa es para dedicarla a gastos de la Casa Real. Nunca veras el dinero que tiene los ministerios para fondos de reptiles, pero eso no quiere decir que no estén en los presupuestos.

    Y además de eso repito, hay mucho obscurantismo burocrático, simplemente por un absoluto desprecio al contribuyente, mucho silencio administrativo, simplemente por pura vagancia de los funcionarios y realmente muchos temas que hoy se mantiene secretos que deberían ser de acceso público, por que no hay razón para ello, añado)

    Lo cual, no quita para que crea que no es compatible la transparencia total con el ejercicio de gobierno, no se trata de ocultar sólo lo que investiga la policía, la política es el arte, del pacto con unos y con otros, pero a la fuerza, en muchos casos, en casi todos diría, se pueden explicar los pactos alcanzados, pero no las razones reales que los han motivado.

  • #018
    Hiperion - 17 octubre 2012 - 19:59

    #009 gorki: Hay una diferencia abismal entre una empresa privada y una administración, que consiste en que una empresa es privada (pertenece a una o muchas personas, pero siempre individuos concretos, y relativamente escasos), mientras que una administración es pública, es decir, la pagamos entre todos, y entre todos, decidimos lo que se hace (mediante eso que llamamos elecciones), y por ende, todos estamos en la “alta dirección”.

    En lo único que admito que pueda haber secreto alguno, es en lo referente al ministerio de defensa, y al ministerio de interior (es decir, ejercito y policía).

    E incluso, si esos ministerios van a promulgar leyes, ya que esas leyes van a estar publicadas (ya que si no, sería imposible cumplirlas), debiera ser obligatorio que su tramitación fuese 100% transparente (incluyendo cosas como este articulado procede de fulanito del partido X).

    En mi modesta opinión, la ley debiera incluir un artículo que declarase nula de pleno derecho cualquier ley, decreto, o bando municipal que no haya estado expuesta al público – con su redacción final – a través de internet, periodicos de tirada nacional, o televisión en un canal nacional al menos un mes antes de su votación, o dos meses, si entra en vigor de manera inmediata a su publicación.

  • #019
    Gorki - 18 octubre 2012 - 00:07

    #018 Hiperion
    Te recuerdo que los ministros al jurar su cargo, prometen no revelar lo deliberado en Consejo de Ministros, así que como para retransmitir los Consejos en streaming. Es posible que tengas razón, pero en mi opinión, lo que pedís es muy bonito, pero irreal.

    Por otra parte lo que dices de las empresas no es cierto, la dirección de la empresa actúa como el gobierno, teniendo por encina un consejo de Administración, que seria el Parlamento, que a su vez representa a todos los accionistas, Si la empresa es Gas natural, el Banco de Santander, la población representada puede ser más numerosa que la de paises como Irlanda, asi que de relativamente escasos, pues no.

    Pues bien de las empresas privadas, si tengo experiencia personal, y puedo asegurarte, que seria una catástrofe, que se publicara por ejemplo el sueldo de los empleados. Si se publicara, es seguro que se armaba la de Dios. También hay múltiples temas que son muy confidenciales y que solo unos cuantos empleados conocen como todo lo referente a nuevos productos políticas de ventas, acuerdos con proveedores est. (asuntos que tambien producen muchos casos de corrupcion en las empresas, (pensa poer ejemplo en Banesto y Mario Conde).

    Eso no quita para que las empresas, si cotican en Bolsa estén obligadas por ley a hacer públicos detallados informes de su situación económica, pero a un así, ninguna anticipa en uno de esos informes los planes de compra o fusión con otras empresas, solo marcan línes generales y los resultados que opinan que pueden alcanzar y los beneficios que creen que van a conseguir.

    Por ponrer un Ejemplo Aplle ha anunciado un meeting y se rumorea que presentara una minitablet, pero desde luego no ha ido publicando los distintos pasos dados hasta lanzar el producto, ni una foto, ni los proveedores y ni las características de lo que piensa presentar, tampoco han ido explicando a lo largo del tiempo las negociaciones que han culminado con la compre de una compañía estos días, sino que han publicado una nota de prensa cuando el acuerdo estaba firmado.

    Este es el comportamiento normal y lógico de una empresa, Pudiéramos creer que los accionistas tiene derecho a saber lo que hacen, pues al fin y al cabo lo hacen con el dinero que ellos han puesto, pero está claro, que los intereses de los accionistas se cuidan mejor desde la discreción que con luz y taquígrafos. Los accionistas se limitan a elegir el consejo de administración y este a la dirección, y a rezar todos para que la Dirección acierte, hasta la próxima reunión del Consejo de Administración. Algo parecido ocurre con el Estado.

  • #020
    desmon - 18 octubre 2012 - 09:47

    Hoy por hoy, la ley marca como información pública lo que se puede publicar, simplemente, creo que lo que queremos todos, es que esa información, este en un lugar de fácil acceso, como Internet. Información al día, al mes como mucho, no un año después. Quiero poder auditar las cuentas de mi ayuntamiento, la empresa pública X, mi comunidad, etc…. Hay que seguir los dineros.

  • #021
    Aloe - 20 octubre 2012 - 01:07

    #17 Eso es así teóricamente con algunas cosas, hasta que intentas encontrar algo y resulta que no, que ni siquiera esas.

    Da la casualidad de que hace unos días intenté encontrar las reglas vigentes del plan Urbanístico de un determinado pueblo no muy grande. Pues bien, fue imposible. Todas las normas encontradas se remitían a otras o a anexos no visibles, y ni siquiera había forma fácil de averiguar de qué fecha eran las efectivamente en vigor, ni cómo buscarlas.
    Hace algunos años me vi en la situación de pedir en una Concejalía las condiciones, concurso, importe y detalles de una contrata de limpieza de ese ayuntamiento. Fue imposible conseguirlo, ni pidíendolo por escrito ni de ninguna manera.
    Hace poco estuve intentando (favor a otra persona) sacar datos de la ejecucion de un presupuesto público para agregar los gastos reales por naturaleza de un tipo determinado, pensando en sacarlos de las diferentes partidas y capítulos. Imposible totalmente hacerse con los datos.

    Hablo de cosas concretas que he buscado especialmente, incluso pedido en papel y que me valían de cualquier forma. Ni siquiera es cierto que eso sí sea accesible.

    Ya no digamos si se trata de reclamar datos en formatos con caracteres extraíbles (no pdf de imágenes y cosas así), organizados, accesibles y completos, sobre los que se puedan hacer consultas filtradas on line y que sigan criterios uniformes y comparables. Eso simplemente no existe.

  • #022
    Hiperion - 21 octubre 2012 - 01:03

    #19 Gorki: Lo primero de todo, siento retrasarme, ya que seguramente mi respuesta quede en el olvido.

    A ver, yo también estoy en la dirección de una empresa (actualmente), y soy consciente de los secretos que se mueven, pero un estado no es lo mismo: Un estado no compite con otras empresas, un estado no “tiene que conseguir clientes”. Y sobretodo, un estado no tiene como vara de medir los “beneficios económicos”.

    La funcion de un estado democrático es la de atender a sus miembros, y hacerles la vida lo más facil posible. Un estado NO da beneficios (si sociales, de sanidad, educación, etc…), sino que su función es cobrar impuestos, y distribuirlos con los servicios que necesita la población (sólo lo imprescindible según unas ideologías, y más impuestos para más servicios segun otras ideologías, y segun otra ideología nada afin a mi, se trata de redistribuir la riqueza).

    Y por cierto, si usásemos la misma filosofía que una empresa, en cualquier momento los accionistas (si tienen suficiente mayoría), pueden convocar reunión de accionistas y formzar los temas que consideren necesarios: los poderes de un accionista no se limitan a cambiar la junta directiva cada x años.

    Soy consciente de que el consejo de ministros es secreto…. pero eso sólo aporta la ventaja de que el presidente puede desahogarse.

    Por mi, pase que las conversaciones de voz no tengan que ser grabadas, pero una vez se toman decisiones, y se empiezan a elaborar documentos…. eso significa que va destinado a una regulación, y ya no tiene sentido el secreto. Que se asesoren con los especialistas (y de paso, que sean especialistas, y no el hijo del cuñado de la hermana de …), pero una vez se toma un camino, es público porque afecta al público.

    No sólo es bonito, cualquier otro país de la unión Europea esta mucho más cerca de ese “bonito ideal” que nosotros. Es perfectamente posible, y perfectamente practicable. Eso si, se acabarían muchas corruptelas, y eso es lo que realmente nos aleja de que ese ideal se convierta en realidad.

    Simplemente, algunos deseamos mucha más transparencia (ya que a fin de cuentas, con la cantidad de impuestos que pagamos todos – en mi caso, entre indirectos y directos, ronda el 60% de lo que gano -, que menos que saber como conspiran contra nosotros)

  • #023
    Gustavo - 25 octubre 2012 - 10:57

    Hola, primero me gustaría dejar una sugerencia. Los comentarios estarían mejor ordenados de nuevos a viejos. Bueno, a mi me suelen resultar más interesantes los últimos comentarios porque vienen cargados de muchos más datos que los primeros ya que se van retroalimentando unos a otros.
    A parte de esto, todo lo que sea mejorar la transparencia y la visibilidad de las cosas que hacen los gobiernos no pueden ser malo. Desde luego que hay asuntos que pueden ser secretos, pero son los menos. Y la gente que opina lo contrario es que no se entera de que va esto de la democracia, o eso o que vivís con miedo. Pero a mi me da más miedo la opacidad, la mafia y sobre todo, que se rían de mi en mis narices. La opacidad en los gobiernos es el refugio de los amiguismos y los tratos de favor, de las corruptelas y las injusticias.

    Un mensaje para los que todavía defienden cosas como la opacidad de los gobiernos. Dejad de ser tan casposos, dejad el miedo a un lado, no hay nada raro detrás del manto negro. Yo quiero ser libre como William Wallace en Braveheart y la verdad te hace libre.

  • #024
    Anónimo - 23 noviembre 2012 - 10:45

    Creo que ésto lo tendremos que arreglar los ciudadanos. Desde abajo, hacia arriba:
    Hay que hacer público lo que los políticos hacen en el ejercicio de su cargo. La ley nos asiste.

  • #025
    Pablo - 29 noviembre 2012 - 10:19

    En 1962 Ferrovial publicó un manual contra el despilfarro.
    Hoy se reedita por el 60º cumpleaños de Ferrovial. Hablaba de la gestión de los recursos de una empresa de infraestructuras, pero bien se podría extrapolar a la gestión de una sociedad.
    En su definición del despilfarro habla de “UNA PÉRDIDA que no se recupera, y que a nadie beneficia y a todos perjudica“. (Tacho lo que, siendo aplicable a despilfarro no lo es a corrupción). Y con esta pequeña salvedad, propone la organización como herramienta contra el despilfarro:

    Con un personal celoso y competente, la negligencia es rara y ocasional y por ello no ha de generar mucho despilfarro. Pero si la organización es deficiente, aun no habiendo negligencia se producirá el despilfarro, que las más de las veces pasará inadvertido. Inversamente, una buena organización es el mejor arma contra el despilfarro, pues no dejará rincones oscuros donde pueda aquel disimularse. Una buena organización hace casi imposible la existencia de negligencias, ya que éstas son pronto puestas de manifiesto y a la luz del día.

    Texto perfectamente aplicable hoy por hoy, sustituyendo despilfarro por corrupción y organización por transparencia.
    Vamos, que conocemos la solución desde hace tiempo, pero falta la voluntad.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados