“Como un rey”, mi columna de esta semana en Expansión

Mi columna de esta semana en el diario Expansión se titula “Como un rey” (pdf), y es simplemente un intento de jugar con las reacciones que surgieron a raíz de la publicación de una carta del Rey en la página de la Casa Real, los comentarios acerca del “Rey blogger”, etc. para intentar hacer ver a las muchas empresas que todavía realizan una comunicación centrada en lo tradicional y unidireccional, que si una institución tan habitualmente prudente y conservadora como la Casa Real opta por una cierta – aunque muy moderada – bidireccionalidad, ellos también pueden (y deben) hacerlo.

Convertirse en bidireccional empieza por tener un esquema comunicativo que te permita evaluar la respuesta de terceros a lo que tú dices. La página de la Casa Real no es social, pero al menos, se ha dotado de boca y de orejas, lo que supone un paso más que simplemente emitir comunicados y notas de prensa. El paso siguiente, que dudo que veamos en el caso de la Casa Real, ya es el de permitir que ese canal de retorno se exprese en tu propia página, seguido por el de contestar y fomentar la conversación (sea en tu página o a través de otros canales).

Sin ánimo de entrar a juzgar para nada el contenido de la carta o la figura del Rey, sí resulta llamativo que la Casa Real haya optado finalmente por un modelo de comunicación algo más directo que las apolilladas y caducas notas de prensa, y, sobre todo, que le permite obtener información inmediata acerca de la repercusión de sus mensajes mediante enlaces entrantes, estadísticas de acceso, menciones, etc. En algunos círculos se comentó que durante la fuerte crisis de imagen que se produjo el pasado abril tras el accidente del Rey durante una cacería en África, las reacciones ciudadanas expresadas a través de las redes sociales se convirtieron en un termómetro fundamental a la hora de evaluar y tomar decisiones sobre las posibles respuestas que debían darse. Que la Casa Real haya optado por reforzar así el papel de su página web en su comunicación tras esa experiencia es algo que no deja de tener toda su lógica. A ver si las empresas van animándose a ello.

A continuación, el texto completo de la columna:

 

Como un rey

El pasado martes, el Rey Don Juan Carlos publicó una carta en la recientemente rediseñada página web de la Casa Real. Así contada y sin entrar en el contenido de dicha carta, la noticia no parece especialmente sorprendente: ¿para qué debería servir la página de la Casa Real si no es para publicar en ella una carta del Rey?

Lo sorprendente, si cabe, es que dicho uso haya tenido lugar a mediados del año 2012:  la explosión de las herramientas de publicación sencillas en la red y el uso bidireccional que tuvo lugar tras el resultante descenso de las barreras de entrada datan del año 2003, auténtica arqueología en términos de internet.

Que prensa y red se poblasen de comentarios sobre “el Rey blogger” refleja lo anclada que está la sociedad en un modelo de comunicación ineficiente. Hasta ahora, el Rey emitía mensajes mediante notas de prensa, comunicados o discursos. Tras su emisión, la única forma de medir su repercusión era viendo las reacciones de los medios de comunicación masivos: una medición defectuosa, dependiente de factores como la línea editorial del medio o su agenda específica, sujeta a ciertas normas y, sobre todo, sin una necesaria correspondencia con la opinión ciudadana.

Ahora, el Rey puede emitir un mensaje de una manera ágil y directa. Pero sobre todo, puede medir su repercusión y las reacciones al mismo de manera prácticamente inmediata mediante múltiples herramientas: enlaces entrantes, tráfico originado por los mismos, menciones en redes sociales, tweets… Escritos tanto por los medios como por cualquier ciudadano provisto de un ordenador o un smartphone. Una bidireccionalidad muy moderada, pero sin duda un paso. Y para la monarquía como institución, sin duda, una herramienta interesante.

Para su empresa también debería serlo. Si la monarquía, con toda su prudencia y mesura, puede hacerlo, ¿por qué su empresa no? Así que, en lugar de sorprenderse,  modernice su comunicación… y quede como un rey.

10 comentarios

  • #001
    Goomer - 21 septiembre 2012 - 12:59

    No sé dónde he estado metido esta semana, pero es la primera noticia que tengo del asunto. Esta parece ser la comunicación: http://www.casareal.es/ES/FamiliaReal/rey/Paginas/rey_cartas_detalle.aspx?data=51, por si hay más despistados como yo, que no tenía ni idea de la actividad del Primer Bloguero del Reino :)

    • Enrique Dans - 21 septiembre 2012 - 13:05

      Buen punto, añado el vínculo de la carta a la entrada. Gracias!

  • #003
    Gorki - 21 septiembre 2012 - 13:14

    Sin embargo de siempre el poder se ha rodeado de sombras, precisamente para ocultar que quien lo ejercen es un ombre igual que los demás. Quizá lo que ocurre es que el Rey ha dejado de tener “poder real” y ahora tiene que tratar no de vencer, sino de convencer.

  • #004
    Javier - 21 septiembre 2012 - 13:23

    He visto que la web casareal.es tiene instalado el código de Google Analytics. Así podrán ver los picos de visitas y si están relacionados con acontecimientos oficiales, sociales, judiciales… y la repercusión de publicaciones serias o satíricas. Todo lo cual “me llena de orgullo y satisfacción” ;-)

  • #005
    David - 21 septiembre 2012 - 14:28

    Y tu que crees que harán con el feedback ? Se bunkerizaran mas o irán buscando casa en Lisboa o algún otro lugar ? Es decir, en el mundo real ya sabemos que los de la CT se cubren las espaldas y alaban y se dicen imprescindibles para la democracia y bla, bla, bla entre ellos y eso (aunque el evidente resquebraje que ha comenzado hace tiempo es imparable), pero en Internet no hace falta estar online todo el día para saber lo que la gente (en general) dice de los borbones y de Campechano I en particular.

  • #006
    Carlos González - 21 septiembre 2012 - 15:47

    ¿Orejas? Solo encuentro direcciones de correo ordinario.

    Me he reido mucho con este programador que analiza el código de la web: http://ksesocss.blogspot.com/2012/09/casareal.html

  • #007
    Alberto - 21 septiembre 2012 - 17:05

    Por más que se modernice, la casa real (en minúsculas, por supuesto) demuestra en su ahora famosa página la esencia de su idiosincrasia. En cualquier página de opinión que se precie (y no lo olvidemos, la carta del rey no es más que una opinión, sin más peso que su declaración de intenciones) cualquier publicación ofrece la posibilidad de dejar comentarios.
    ¿Medir las reacciones de la gente es realmente contabilizar visitas o retuits? Dudo que les importe lo más mínimo. Como tampoco les ha importado recabar la opinión de los lectores, sus “súbditos” como dirían algunos carcamales de este país. Lo único que pretendía la polémica carta es intervenir en la actualidad política, y poco más. Que el mero hecho de que para ello haya utilizado la web (me abstendré de usar el término blog pues, como decía, está privado de la posibilidad de comentar, base fundamental de la web 2.0) sea noticia demuestra (y mucho) la modernidad de la institución a la que este señor representa.

  • #008
    Raskolnikov - 21 septiembre 2012 - 17:12

    Entonces, ¿acabaremos sustituyendo el mensaje de navidad por el post de navidad? sería de agradecer…

    Sin entrar en valoraciones políticas creo que el tenor del mensaje requiere un poco más de seriedad institucional. No me parece correcto opinar sobre la soberanía de un pais por su maximo mandatario en algo tan fútil como un post (no quiero ser peyorativo pero esta forma de comunicación a fuerza de ser masiva, puede devenir en banal)

    A este paso le van a montar al Borbón un programa de tv “Aló Majestad” o algo de este tipo…

    Por cierto, este blog nunca va a ser bidireccional(si el Rey es penalmente intocable, menos va a ser criticable) ni falta que hace, total ya tienen al troll dentro, ¿eh Iñaki?.

    saludos.

  • #009
    Miquel Collado - 23 septiembre 2012 - 11:53

    casareal.es en Chrome 22 en Linux se ve mal maquetada. Es lo que pasa por hacer cosas baratas… ¿ por que es barata, no?

  • #010
    Francisco George - 6 octubre 2012 - 17:57

    Ahora solo les falta crear usuarios de Twitter @JuanCarlosI_Rey @Felipe_Principe @Letizia_Princesa @Sofia_Reina @Elena_Infanta @Cristina_infanta etc… :-) e instalar la App SpotBros, en Android y Iphone, con encryptacion AES 256 bits para chatear, crear un spot “Casa Real” y un grupo restringido “Familia Real” para comunicarse entre ellos :-)

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados