Google Grants: publicidad gratuita para ONGs, frente a la desconfianza española

Carlos J. Cabello, español que trabaja en Search Quality en Google en Dublín y que dedica tiempo de voluntariado al programa Google Grants de publicidad gratuita para organizaciones sin ánimo de lucro, me contacta para comentarme un tema la mar de llamativo:

Siendo Google Grants un programa ambicioso, con una buena dotación económica (hasta diez mil dólares al mes en publicidad y hasta cuarenta mil si se consumen regularmente los anteriores y se dan una serie de objetivos), con tradición ya de varios años en su gestión, y con amplia popularidad entre ONGs de muchos países, su uso en España es tan sumamente bajo, que el equipo de españoles que colabora con el programa ha tenido que buscar información sobre posibles organizaciones que podrían beneficiarse del mismo, llamarlas una por una, y ofrecérselo, como si estuviesen literalmente “vendiéndoles algo”. Y la situación es tan extraña, que incluso aplicando esta teoría de “si la montaña no va a Mahoma…”, muchas ONGs muestran desconfianza:

Cuando lista en mano he llamado a cada una de las entidades, las respuestas que he recibido han sido casi siempre las mismas. Básicamente durante los cinco primeros minutos de la conversación los responsables de las distintas entidades se dedican a escucharme atentamente (lo sé, tiene que resultar extraño que alguien te contacte desde una empresa en Irlanda para ofrecerte algo “gratis”). Tras ésto vienen las típicas respuestas: “¿pero al final qué queréis a cambio?”, “no me creo que ésto sea gratis o “la verdad es que suena muy bien, pero ahora mismo no necesitamos _eso_”.

Hablamos de España, un país en el que Google tiene una de las mayores cuotas de mercado del mundo, y de un programa de fines claros, evidentes e inequívocos. Pero llamémoslo desconfianza española, desconocimiento, falta de profesionalidad o lo que queramos, el caso es que, dado que me consta que lo que comenta Carlos J. es rigurosamente cierto (hace algo más de un mes me contactó personalmente otra persona de Google para pedirme referencias de una de las ONG con las que colaboro para tratar de incluirla en ese programa), he pensado que la mejor manera de apoyar el tema no era simplemente compartir la entrada de Google+ que me envía (te invito a compartirla a ti también si quieres, toda difusión ayuda), sino además, dedicarle una entrada completa al tema aquí en el blog. Si conoces ONGs, colaboras con alguna o tienes contacto con ella, por favor, infórmales y ayúdales a superar esa “desconfianza española ” o ese “miedo a lo desconocido”. Si tienes conocimientos, aunque sean básicos, de cómo funciona la publicidad de Google, esta puede ser una buena oportunidad para que te animes a colaborar con alguna ONG, e incluso para que te sirva para añadir una línea muy interesante a tu curriculum. La difusión de lo que hacen es siempre una tarea complicada para las ONGs, y aquí hay una posibilidad muy interesante de ponerse las pilas en ese sentido.

33 comentarios

  • #001
    Pululante - 10 diciembre 2011 - 09:51

    ¿Será por la cultura del subsidio y subvención que tenemos en España?

  • #002
    ismael peña-lópez - 10 diciembre 2011 - 10:09

    Desconozco qué ONG españolas han sido contactadas por el equipo de Google Grants, pero en mi (limitado pero no inexistente) conocimiento del sector, más que desconfianza yo apostaría por (a) la deficiente estrategia en comunicación y (b) la deficiente estrategia online de la mayoría de ONG (una derivada de la anterior).

    A ello habría que añadir que el tercer sector en España está compuesto por unas muy pocas organizaciones de tamaño mediano (o “casi grandes”) y por una mirada de organizaciones de tamaño francamente pequeño o exiguo. Esto último no hace sino reforzar la carencia anterior, la que se refería a comunicación y presencia online, dos aspectos que se sacrifican por no considerarse nucleares en la actividad de la mayoría de ONG (especialmente aquellas que no se dedican al ámbito de la sensibilización). Cuando no hay estructura suficiente, la comunicación (y la transparencia y la rendición de cuentas) salta por la ventana.

    Un programa como Google Grants requiere no solamente la estructura para comprender y gestionar el programa mismo, sino, por contradictorio que esto parezca, la estructura para manejar el potencial impacto positivo de entrar en el programa. Por contradictorio que pueda parecer, muchas ONG no pueden o no quieren crecer, porque el coste de hacerlo acabará siendo mayor que los beneficios, ya que el crecimiento es discreto, va a saltos: incorporar una persona más, destinar (mucho) más tiempo a tareas no centrales, etc.

    Probablemente (y me ofrezco aquí para echar una mano si hace falta) el programa Google Grants debería reformularse y no solamente proveer de forma gratuita la infraestructura de Google (lo que es de agradecer: ¡no querría que se interpretase como una crítica!) sino la capacidad para sacar de ella el mejor partido, ya sea aportando formación para adquirir competencias, ya sea creando una unidad interna que gestione esa tecnología en nombre de la ONG.

  • #003
    Miguel - 10 diciembre 2011 - 10:34

    Me vienen a la cabeza varias consideraciones.

    Por un lado factor cultural: en este país existe el refrán “Nadie regala duros a cuatro pesetas”.

    Por otro lado hay que entender la desconfianza del ciudadano medio ante el continuo bombardeo de llamadas que sufre por parte de operadores de telecomunicaciones, comercializadoras de energía y demás ofreciendo suculentas ofertas, descuentos y servicios gratuitos que luego no lo son tanto o directamente son un engaño (algo conozco de eso porque he trabajado en el sector energético).

    Y por último, como se indica en el artículo simple desconocimiento de lo que les están ofreciendo (y la ignorancia también lleva a la desconfianza).

    En resumen, yo sería algo más comprensivo teniendo en cuenta como funciona este país donde vivimos, en el que en los mismos programas de radio de máxima audiencia y seriedad (esos que con sus tertulias te arreglan el país presumiendo de independencia y honestidad) te venden pulseras magnéticas mágicas que curan todos los males.

    Lástima que este estado de cosas nos lleve a perder buenas oportunidades. Por eso le toca a usted hacer pedagogía. Gracias por su labor.

    Un cordial saludo.

  • #004
    Carlos Suárez Pazos - 10 diciembre 2011 - 11:00

    Se extrañarán de que no les pidan ni siquiera el voto, o afiliarse al partido de turno, o al menos una comisión de la ‘subvención’. Tristemente es la norma, ¿no?.

  • #005
    Albert - 10 diciembre 2011 - 11:28

    No me extraña en absoluto. ¿Qué hacemos habitualmente cuando cada dos por tres suena el teléfono para ofrecernos productos gratis?
    Slds

  • #006
    Nacho - 10 diciembre 2011 - 12:04

    Es más que obvio, a tenor de las reticencias mostradas por las ONGDs españolas, que las mal llamadas “SIN” ánimo de lucro asociaciones de este país, no crean que alguien sí pueda ver que que se puede hacer algo altruista por los demás. Por mi experiencia en el sector (el cual abandoné precisamente por eso) se podría contar con los dedos de una mano y sobrarían varios, las ONGDs que no están por beneficio puro y duro.

  • #007
    Félix - 10 diciembre 2011 - 12:13

    Yo descubrí este programa hace un año y medio apróximadamente, y como voluntario de Scouts de España enseguida me lancé a promover este programa. No me hizo falta mucho más que explicar: “¿sabéis la publicidad que muestra Google al buscar? Pues la oferta gratis para ONGs”.

    Simplemente no se adoptó antes porque no se conocía el programa. Quizá en vez de llamar a las ONG una a una, Google podría hablar directamente con la coordinadora de ONGs, o anunciarlo en webs de voluntariado. Aunque en algunas páginas de noticias para ONGs ya lo tengo visto, aunque no muy bien explicado.

    De todas formas, los recursos de las ONGs son muy limitados, y quizá no se ve el retorno de la inversión en tiempo (sea de un empleado o de un voluntario) de forma clara.

    Por otro lado, Google asigna un tutor para implementar el programa, por lo que no es necesario realizar las campañas, anuncios, palabras, etc., tú solo.

    En definitiva, animo a cualquier ONG a investigar un poco más este programa y a utilizarlo.

  • #008
    Sergio - 10 diciembre 2011 - 12:52

    Enrique:

    Me sorprende mucho lo que escribes entre estas líneas. Yo llevo meses intentando adherir a la asociación madrileña de amigos y familiares de personas con esquizofrenia, y no hay manera de registrarse o de contactar con alguien. Tanto como para grants como Google Apps for Nonprofits (Que al parecer no está disponible en Europa)

    Conoces alguna vía para contactar con alguien que pueda ayudarnos? Mi twitter: @runical

  • #009
    Gorki - 10 diciembre 2011 - 13:22

    No me extraña en absoluto, como colaborador de diversas ONG, conozco el desmadre y falta de profesionalidad que impera en casi todas ellas, pese, (o quizá debido), a estar plagadas de personas llenas de buena voluntad.

    Por otra parte se une a esto, que evidente produce desconfianza en todos los españoles, las ofertas de “duros a cuatro pesetas”.

    Como el asunto me parece realmente importante y al menos para mi, hasta hoy era desconocido, voy a avisar personalmente a la ONG con la que colaboro actualmente, (ESCUELA SANSANA http://escuelasansana.blogspot.com/ ), para que aprovechen esta oportunidad de darse a conocer y por otra parte, me haré eco en mi blog de la generosa oferta, para que otras ONG se enteren de la existencia de esta ayuda.

    Gracias a Google por esta iniciativa y a ti Emrique por ceder tu altavoz para esta buena causa.

  • #010
    Jose Miguel - 10 diciembre 2011 - 14:31

    Tienes razón, #006 Nacho. Resulta paradójico y cuando menos curioso que a organizaciones sin ánimo de lucro les cueste creer que alguien haga algo sin ánimo de lucro.

  • #011
    Carlos J. (voluntario de Google Grants) - 10 diciembre 2011 - 15:13

    Muchas gracias Enrique por la difusión que le estás dando a la iniciativa :)

    @ismael peña-lópez
    Como @Félix ha escrito: “Por otro lado, Google asigna un tutor para implementar el programa, por lo que no es necesario realizar las campañas, anuncios, palabras, etc., tú solo.”

    @Sergio
    Puedes contactarme a través de Google+ (http://profiles.google.com/carlosjcabello) o a través de twitter @carlosjcabello

  • #012
    etarrago - 10 diciembre 2011 - 15:19

    Genial ++++++++++++++++++++++

  • #013
    ismael peña-lópez - 10 diciembre 2011 - 17:09

    Félix (#006) y Carlos J. (#011), genial lo del tutor, precisamente por ahí iba mi comentario :)

  • #014
    Jaume Albaigès - 10 diciembre 2011 - 18:02

    Como asesor estratégico en TIC para ONG/ONL, conozco el programa Google Grants desde hace años y lo he difundido reiteradamente en cursos y charlas. No voy a hacer un análisis en profundidad de las causas por las que las ONG españolas no solicitan la incorporación al programa, pues ya se han apuntado algunas ideas, pero sí me gustaría añadir algunas experiencias concretas:

    1) En la línea de Sergio (#008), y sin entrar en detalles, sé de organizaciones que lo han intentado y no lo han logrado.

    2) La propia web de Google no ayuda a realizar el proceso. En mi caso, y lo acabo de comprobar una vez más ahora que escribo estas líneas, indefectiblemente termino en las páginas en inglés donde me acaban diciendo que si no soy una ONG registrada en Estados Unidos no puedo solicitar el alta. Recuerdo que una vez logré encontrar el enlace directo al formulario jugando con las URL, pero no fue fácil. Imaginaos cuando lo intenta alguien no experto de una ONG.

    Dicho esto, agradezco a @carlosjcabello su predisposición a facilitar la acogida de nuevas organizaciones al programa. Así que tomo su palabra (y su nombre y su cuenta de Twitter y su… :-)). Por cierto, Carlos, ¿está en tu mano hacer algo para lograr que Google for Nonprofits (y no solo Grants) llegue de una vez a España? Siempre me ha resultado difícil entender la lentitud en el despliegue de estas iniciativas más allá del mundo anglosajón.

    Gracias también a Enrique por ponernos sobre la pista del asunto.

    Y Nacho (#006), si tuviste una mala experiencia de verdad que lo siento, pero por favor no repartas acusaciones con carácter general de forma tan alegre. Yo conozco de cerca a muchísimas ONG y sería incapaz de nombrar a una sola que responda a la descripción que tú formulas.

    Saludos,

    Jaume

  • #015
    Anónimo - 10 diciembre 2011 - 18:33

    A mi lo que me extraña es que se llamen Organización No Gubernamental cuando reciben subvenciones del Gobierno.

  • #016
    Jose Miguel - 10 diciembre 2011 - 19:41

    #014. Jaume Albaiges.
    Sin poner en duda que las ONGs sean realmente organizaciones sin ánimo de lucro, tienes que aceptar que hay algunas en los telediarios, porque no eran precisamente eso. La más reciente y caso grave la de Ur-mangarín.

    Yo simplemente comento lo que Carlos J. nos dice de sus llamadas para ofrecer Google Grants a ONG’s: “Tras ésto vienen las típicas respuestas: “¿pero al final qué queréis a cambio?”, “no me creo que ésto sea gratis”

    Si una organización sin ánimo de lucro no se cree que un tercero haga algo sin ánimo de lucro… APAGA Y VAMONOS.

  • #017
    Oscar - 10 diciembre 2011 - 19:57

    este post es una absoluta falacia y un autobombo absurdo e innecesario hacia google. Estos mismos señores son los que van de hermanitas de la caridad y cobran el clic de apadrinar un niño a 10 euros.
    Con respecto a google grants tiene un montón de limitaciones que hacen imposible que esto sirva para algo real, aunque puedo decir que a caballo regalado no le mires el dentado..
    Si quieren ayudar que limiten la puja de este sector, que la subvencionen o que no se queden con el pedazo de trata que es el fundraising (no me parece mal ojo, pero que no vayan luego de hermanitas de la caridad), cosa que si hacen con google grants, que es lo que lo hace limitadamente atractivo, no quiere decir que sea desdeñable, pero Google ni es guay, ni son solidarios ni de lejos.

  • #018
    Alejandro - 10 diciembre 2011 - 20:25

    Oscar (#017), imagino que si Google cobra 10 € por clic es porque hay empresas que están dispuestas a pagarlo. En otras palabras, es un vertical donde hay mucha competencia y dinero en juego. No me parece mal que Google gane dinero en un vertical comercial donde las empresas ganan dinero. Esto es muy distinto de la mayoría de las situaciones en las que se encuentran las ONGs, las cuales no se suelen anunciar ni tienen una presencia sólida en resultados orgánicos por pura falta de recursos.
    En Google no son las hermanitas de la caridad, pero creo que es la empresa que más iniciativas de este tipo tiene.

  • #019
    Jaume Albaigès - 10 diciembre 2011 - 21:37

    #016. José Miguel

    Bueno el ejemplo :) Efectivamente, hay organizaciones que jurídicamente responden a figuras no lucrativas (porque son asociaciones o fundaciones, básicamente) pero que en el fondo no responden al espíritu del término e, incluso, pueden llegar a los tribunales. Pero está claro que el caso que indicas no se corresponde con lo que todo el mundo entiende razonablemente por ONG, es decir, entidades que se dedican a la acción social, a la cooperación internacional, al cuidado del medio ambiente, etc. Es más, te acepto que incluso algunas de las que en principio se dedican a “cosas buenas” también han pasado por los juzgados. Pero no dejan de ser excepciones, aunque a veces han sido casos muy llamativos porque eran organizaciones que movían bastante dinero.

    En relación a la falta de confianza ante la oferta proactiva de Google, es cierto que es lamentable, pero bueno, vamos a trabajar por cambiar sensibilidades y recelos. :)

    #015. Anónimo

    Coincido contigo que la denominación ONG es un tanto equívoca pero tiene sus razones históricas y está muy arraigada entre la población. Sin embargo no describe adecuadamente la naturaleza del sector, creo yo. De todos modos, y en relación a tu comentario, solo por ponerte un ejemplo, el sector del automóvil recibe subvenciones públicas multimillonarias y no creo que nadie las considere empresas públicas. No hay ningún, repito, ningún sector de actividad que no reciba dinero de las arcas públicas.

  • #020
    Ramon Bartomeus - 10 diciembre 2011 - 22:20

    Desde Fundación iWith.org hace mucho tiempo que disfrutamos de Google Grants, y recientemente hemos accedido a Google Grants Pro.
    La experiencia con Google ha sido siempre muy positiva, la dificultad -a mi parecer- está en que la gestión de estas campañas de anuncios requiere planificación, esfuerzo y conocimientos que no siempre son recursos disponibles en las organizaciones abrumadas por el duro día a día.
    Desde la Fundación estamos prestando asistencia a las organizaciones de la red para ayudar a gestionar las campañas.

    Gracias Enrique por ayudar a difundir este interesante recurso.

  • #021
    Sergio - 10 diciembre 2011 - 22:31

    Cierto que muchas organizaciones no tienen medios suficientes o no han apostado realmente por la comunicación en internet (y además en este caso quizás no era tan fácil emplear el servicio, como se ha ido comentando). Pero yo echo de menos tanto en la entrada como en los comentarios el dejar espacio a pensar que ese rechazo (o simplemente demora en la decisión de trabajar con google) no tiene por qué ser desconfianza por ser gratis (y me parece un razonamiento un tanto fuera de lugar el que las ONG por ser sin ánimo de lucro tengan que pensar que todo lo que alguien le ofrece gratis ya tiene que ser sin ánimo de lucro, y además que el hecho de pensar que sea con ánimo de lucro ya tiene que ser considerado como no deseable por la propia ONG). El rechazo o demora puede ser por no conocer el servicio y por la necesidad de las ONG de conocer más datos del propio servicio (y de la empresa que los contrata), precisamente por el hecho de no poder vincular su nombre alegremente con otras instituciones sin estudiarlo o incluso en muchas de ellas debatirlo con su base social de socios o voluntariado. ¿Cualquier publicidad sirve y sobre cualquier plataforma o con cualquier empresa? ¿No depende también del público objetivo y como te quieras relacionar con ese público objetivo, con lo que igual no interesa esta opción de google? ¿Son tan poco profesionales en las ONG por no abalanzarse con los ojos cerrados ante esta muestra de “altruismo” de google? Deducir de este rechazo o duda (en mi opinión, razonable) que por tanto forman parte de la enorme mayoría de ONG que solo son chupacuartos públicos y que además tienen un afán de lucro oculto me parece como mínimo simplista (aprovechando para meter en el mismo saco a “las ONG” como si todas fueran lo mismo, típica conversación del que o no sabe nada de ONG o ha tenido la mala suerte de dar con alguna oveja negra, que las hay, como #006, al que yo le podría dar una lista enorme de otras que no son como él las describe). Y es que a las ONG siempre se las mirará con más lupa que al resto (lógico, por otra parte, ya que las malas prácticas de las ONG tienen agravante precisamente por su naturaleza de solidaridad y búsqueda de justicia social, aunque luego en los telediarios que comenta #016 suelan salir en proporción muchísimo más las que hacen cosas mal, que son las menos).

    A #O15 le comentaría que el “no gubernamentalismo” de las ONG no viene dada por no recibir fondos públicos, sino por la independencia en la gestión de esos fondos (si hay una actividad que contribuye a los objetivos de la ONG y también de la administración pública que ofrece la subvención, se trabaja conjuntamente). Cierto que puede haber ONG que simplemente pidan subvenciones para mantenerse (y que además debería haber un esfuerzo del sector por buscar fondos entre su base social de personas implicadas en la ONG que aportan su cuota), pero la mayoría las pide para cubrir programas de la propia ONG (que además tiene que aportar una parte), elaborados por la propia ONG con sus propios principios y valores, que en ocasiones coinciden con las de la administración pública X. Hay muchas que ni se presentan a subvenciones cuyas líneas no estén acordes con la línea de la propia ONG, o incluso rechazan subvenciones si se pretende algún tipo de imposición. Por eso son NG

  • #022
    manuel - 11 diciembre 2011 - 00:20

    Mientras hacia el master in digtal business con Enrique, se nos ocurrio a unos compañeros participar en el google challenge, para promocionar gratuitamente la campaña de Adwords de una ONG española.

    la inmensa mayoria de las que llamamos nos dijeron que gracias, que no estaban interesadas. o que no tenian/ necesitaban eso. o que directamente no tenian pagina web.

    A lo que me pregunto, que clase de empresas no quieren promocionarse gratis? Aquellas que no necesitan atraer “clientes”. Bien por que viven de subvenciones o de gente que quiere ahorrar impuestos. Espero equivocarme.

  • #023
    Jaume Albaigès - 11 diciembre 2011 - 01:52

    #022. Manuel

    Como ya se ha comentado anteriormente, tiene mucho más que ver, por ejemplo, con desconocimiento (de Internet, de AdWords, de Grants, etc.), que con las razones que tú expones.

    Más en concreto, lo del ahorrar impuestos a través de ONG es un mito sin sentido. Siempre vas a pagar más donando y desgravando que declarando directamente el mismo dinero. Solo para empresas que vean las donaciones como una opción de hacerse publicidad institucional se podría considerar el posible ahorro y aún así, en términos estrictamente económicos, habría gasto neto.

  • #024
    ramon - 11 diciembre 2011 - 07:01

    Haber creo que hay cierta confusion en el precio de las palabras clave ya que incluso una palabra clave con poca competencia puede tener un precio alto, no hace falta gran competencia. Y ese precio sera para aparecer en primer lugar.
    Respecto a la iniciativa, sin formacion no habra nada que hacer

  • #025
    Silvia Florez - 11 diciembre 2011 - 14:31

    Muchas gracias por la referencia y explicación, yo tengo una ONG muy pequeña pero que hacemos Grandes Cosas, mi lema siempre ha sido ” El no ya lo tengo ” asi que buscando el SI , acabo de alta mi ONG y veremos si tengo suerte.

  • #026
    Luis - 12 diciembre 2011 - 12:49

    Simplemente quería resaltar el comentario #21 de Sergio y hacer émfasis en la idea que expresa cuando escribe “¿Cualquier publicidad sirve y sobre cualquier plataforma o con cualquier empresa?”. Muchas ONGs consideran incoherente utilizar la publicidad para difundir una labor de sensibilización en temas como por ejemplo el consumismo exhacerbado en nuestra sociedad. De manera que, en algunas ocasiones, el rechazo no es por dejadez o por falta de conocimiento, sino por integridad y coherencia con los principios de la entidad.

  • #027
    miriam - 12 diciembre 2011 - 17:28

    Hola, Enrique!
    Gracias por tu post! Escribo para dar fe del programa! Desde nivoria (www.nivoria.com), la agencia online en la que trabajo, lo hemos gestionado y lo estamos gestionando para diferentes clientes ONG de nuestra cartera. Así que animo a todo el que tenga poder de decisión o necesidad en este sentido a iniciarse en el programa! Si podemos ayudar, no dudéis en contactarnos!

  • #028
    Noemi - 12 diciembre 2011 - 21:45

    Pues por mi parte decir que trabajo como responsable de muchas cosas en una ONG (y digo de muchas cosas porque es lo que toca hacer) entre ellas en el área de comunicación (sí, una sola persona con un millón más de funciones) Que conste que no me quejo, cuando decidí dedicarme a ello sabía donde me metía. Quería agradecer este post y este tipo de iniciativas ya que, por mi experiencia, las ONG tenemos mucho camino por recorrer en identidad digital. Ya podéis contar con una clienta!

  • #029
    Consultor de Marketing - 13 diciembre 2011 - 10:42

    Sinceramente pensaba que su uso estaba más extendido en España.

  • #030
    Consultor de Marketing - 13 diciembre 2011 - 10:54

    Sinceramente pensaba que en españa su uso estaba más extendido.

  • #031
    almu - 13 diciembre 2011 - 18:34

    Esta es la respuesta recibida por una organización:
    Gracias por su interés en el programa Google Grants, así como por enviar su solicitud.
    Nuestro comité de concesiones revisa las solicitudes y selecciona a los beneficiarios todos los trimestres. Cuando hayan transcurrido seis meses a partir del envío de su solicitud, le notificaremos mediante correo electrónico el estado en que se encuentra. Le agradecemos su paciencia. El equipo de Google Grants
    Como es posible? Burocracia? 6 meses? Se acusaba a las organizaciones de miedo a lo desconocido pero viendo el funcionamiento que se propone como creemos que tienen que reaccionar? Parece una broma.

  • #032
    César - 14 diciembre 2011 - 20:02

    En la entidad en la que trabajo (una fundación) hace bastantes meses que estamos en Google Grants con (moderada) satisfacción. Los resultados de una campaña online, y esto lo conocen muchas empresas, a menudo tienen unos porcentajes de respuesta bajos, por lo que no hay que hacerse grandes castillos en el aire.

    Me parece sintomática la deriva que ha tomado la discusión. Quizá, al fin y al cabo, sea que la naturaleza (coherente vs chupa-subvenciones) de las ONGs de verdad interesa. Al hilo de lo que comentaba alguien más arriba, se critica con más facilidad lo que se desconoce y es más difícil criticar lo que se conoce bien. Si no hemos encontrado una entidad que haga un trabajo impresionante, o que canalice el altruismo de un contingente importante de gente, o que haga maravillas con unos recursos escasos o que se enfrente a las ideas socialmente imperantes o en el que la gente se juegue literalmente el tipo… ¿dónde hemos mirado? Por mi trabajo, he conocido casos de miles –literalmente miles, no es exageración– de entidades sociales y aunque hay chiringuitos, ha predominado de forma extraordinaria las que eran intentos honrados y altruistas al 100%. Más acertadas o menos en su funcionamiento, como sucede en todos lados, pero muy lejos de las caricaturas tenebrosas que algunos hacen.

    Si muchas entidades sociales recurren a las subvenciones es porque hacen cosas insostenibles económicamente en una mera lógica de mercado (por ejemplo, ofrecer apoyos para que personas con discapacidad puedan acceder a un empleo) y porque esas cosas que hacen son de interés general y, por tanto, apoyables desde las instituciones públicas. Es muy certero el comentario de que aquí todos los sectores están subvencionados. ¿Por qué tienen que pedir excusas solamente las ONGs? ¿Es que no crean tanto o más empleo que los demás con esos recursos? ¿No favorecen mejoras sociales en el largo plazo? ¿No crean capital social?

    Otro error habitual es suponer que una subvención compromete tu libertad de acción. Son complejas de gestionar, pero al fin y al cabo te están aportando recursos para TU proyecto. Puestos a ello, lo que realmente compromete tu libertad de acción es un contrato público, por eso de que el cliente siempre tiene razón. ¿Deberíamos, por tanto, eliminar la capacidad de la administración para contratar productos y servicios?

    Volviendo al tema original, la clave de la escasa adopción de un programa como este puede tener que ver, como se ha apuntado, con la pequeña dimensión de una inmensa mayoría de las asociaciones y, también, con la dificultad de atraer talento (sin menospreciar a nadie, empezando por mí). Es un trabajo que atrae pero, comparativamente, peor pagado para el nivel de responsabilidad que exige. Programas como este –y las estrategias de comunicación, que se han mencionado entre las carencias de origen– requieren personas muy formadas y en el sector tenemos más todoterrenos que especialistas.

  • #033
    Chus - 17 diciembre 2011 - 16:56

    Hola Enrique,

    Me paso el enlace a tu entrada una compañera y hasta este momento no he podido leerlo, me parece que es muy interesante y a la ONG con la que las dos colaboramos le vendría de perlas. Imagino que el precio a pagar sera cierta info sobre la Fundación. Revisaré las condiciones y si me parece correcto estaríamos más que dispuestos.

    Mi correo se queda registrado, te agradecería que me escribieses y me contases un poco más cuando tengas tiempo o si me busco la vida, de todas formas empezaré a buscar desde ya mismo.

    No conocía tu blog pero lo añado a mi lector de RSS, seguro que me resulta interesante leerlo.

    Gracias por difundir este tipo de iniciativas.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados