Viñedos y tecnología

Ayer pase un día apasionante en la zona del Ribeiro, coincidiendo con una de las vendimias de comienzo más temprano de la historia reciente del lugar. Es un tema con el que me une abundante historia familiar: mi tatarabuelo, Rafael Santoro, era viticultor en esa misma zona, y persona a la que le gustaba mucho experimentar: fue el primero que elaboró Tostado de Ribeiro (delicioso y recuperado hace pocos años por la Cooperativa Vitivinícola del Ribeiro), escribió sobre algunas de las enfermedades de la vid y su tratamiento, importó algunos tratamientos, y era en general conocido como un “científico del vino”. Tengo recuerdos de ver las etiquetas de sus vinos y libritos suyos en mi casa y en casa de algunos familiares desde muy pequeño.

En los paseos por los viñedos me llamaron la atención alguno de los usos de tecnología con los que se está experimentando en el cultivo de la uva: lo que se ve en la foto es una hoja electrónica, un sensor que se utiliza para medir el nivel de humedad en las hojas de la vid. Plantados en postes en el medio de los viñedos y complementados con sensores en el suelo, con instrumentos de medición ambiental – temperatura, presión, fuerza y dirección del viento, humedad del aire, radiación solar, etc. – y con colectores de polen y esporas, se dedican a la monitorización de muchos de los temas vitales en el cultivo de la uva, tales como la aparición de plagas de hongos, nivel de stress hídrico y otras variables, y los datos son transmitidos a través de una red inalámbrica de sensores (WSN) mediante postes con antena en determinados puntos de los viñedos unidos en una red mesh. Una plaga de Botrytis, por ejemplo, puede detectarse y predecir su alcance de manera temprana observando la abundancia y difusión de sus esporas y monitorizando la humedad en las hojas y en suelo. La orografía y características del cultivo en Galicia dan lugar típicamente a variaciones muy grandes en muy poco espacio de terreno, y poder mantener un registro de los datos proporciona una gran ventaja a la hora de tomar decisiones sobre el tratamiento de la uva, irrigación, minimizar intervenciones o detectar problemas diversos. Tras la vendimia, la trazabilidad de las uvas desde el viñedo a la bodega se lleva a cabo mediante RFID.

Es un proyecto coordinado por la Universidad de Vigo, y permite ver usos interesantes de tecnologías de información y comunicaciones aplicados a un entorno en el que tendemos a no considerarlos tan habituales. Seguro que a mi tatarabuelo le habría gustado verlo… :-)

14 comentarios

  • #001
    Raúl Prieto Conde - 3 Septiembre 2011 - 09:35

    Hola Enrique, tengo un amigo que siempre me comenta sobre la aplicación de la tecnología en el campo. Últimamente hablamos de un identificador de posición para las reses, ya que se pierden muchas y es un alto coste y así se evitarían muertes de animales.

    Un saludo y a disfrutar, que de las agujetas no cuentas nada…

  • #002
    joan bustos - 3 Septiembre 2011 - 12:54

    Hola Enrique una compañera me recomendó el blog y auí me tienes ,yo represento a una pequeña cava del penedès y estoy interesado en aprender y escuchar en todo lo referente a este mundo ,saludos y deseo compartir contigo conocimientos,saludos

  • #003
    Ignacio - 3 Septiembre 2011 - 13:31

    Recomiendo a todos un libro muy bueno, sobre las infinitas posibilidades de tratar datos con RFDI en el ámbito agricola y otros. Lo lei hace unos años 2006, pero sigue siendo totalmente válido: “Inescapable data” de IBM Press. Además ahora es muy barato (10$)

  • #004
    nacho - 3 Septiembre 2011 - 18:23

    Nosotros trabajamos con aviones de aeromodelismo y microdrones. Les acoplamos cámaras de infrarrojo y obtenemos vuelos de gran detalle sobre la fenología de la planta.

    Por otro lado, la incorporación de GPS en los tractores es un adelanto indiscutible. No me refiero a la posibilidad de que el tractor se conduzca de forma autónoma por los planteles, sino porque añadiendo ciertos sensores complementarios se puede obtener un mapa de seguimiento de las zonas con más o menos producción en el momento de la recolección, y utilizar esos datos como información de contexto para actuar en la siguiente campaña.

  • #005
    Juan Carlos Pazos Carrillo - 3 Septiembre 2011 - 19:27

    Hola Enrique, comentarte que hay un proyecto Life + financiado por la UE sobre #viñedos & #tecnología que se está coordinando la Diputación de Pontevedra en la zona de las Rías Baixas denominado “Viñas Atlánticas” en el que se trata de reducir la utilización de productos fitosanitarios en las viñas. Para ello se ha diseñado y desarrollado de un Sistema Integrado de control para la optimización medioambiental.

    El S.I.C.O.M. es un Sistema Integrado de Control para la Optimización Medioambiental, diseñado para controlar el clima en los viñedos del proyecto, y de este modo conocer cuándo existe una alta probabilidad de que se produzcan ataques de hongos.

    El sistema está basado en una red de sensores meteorológicos localizados en los viñedos que recoge datos de temperatura y humedad de la zona a lo largo del año. Esa información es enviada, mediante tecnología inalámbrica, a un ordenador central para su procesado. Mediante el tratamiento de dichos datos (junto a la predicción meteorológica), se selecciona el rango de temperatura y humedad en el que se incrementa la posibilidad de un ataque por hongos, de forma que el sistema informará inmediatamente al viticultor de las probabilidades que existen de que sufra un ataque de hongos en sus viñedos.

    En consecuencia, el uso de productos químicos se optimiza, ya que sólo se usarán para tratar los viñedos cuando es estrictamente necesario. Para más información puedes consultar la web http://www.vinasatlanticas.depo.es/presentacion.html

  • #006
    Marta Alonso - 3 Septiembre 2011 - 19:37

    La tecnología de redes de sensores ha crecido y madurado mucho en los últimos años y puede ser aplicada en entornos que tradicionalmente han sido “atecnológicos”. Además del caso comentado en este post, nosotros, desde SAYME, hemos trabajado en aplicaciones tan dispares como la rehabilitación de un edificio histórico-artístico, en el que se pueden monitorizar el comportamiento de grietas, o las variaciones de la inclinación de una fachada frente a una excavación próxima por ejemplo; la automatización de forma inteligente e eficiente la iluminación de un edificio de oficinas; o la optimización de la recogida de residuos, entre otros. Sin ser una universidad, llevamos más de 7 años trabajando en ese ámbito vemos aplicaciones mucho más allá del ámbito de las smart-cities – algo de lo que actualmente se habla mucho-, en las que se pueden proporcionar mejoras sustanciales en funcionamiento de instalaciones y procesos de muy diversa índole.

  • #007
    Fernando - 3 Septiembre 2011 - 20:30

    Si Enrique, la verdad que la tecnología a mi me sorprende también. Lo que realmente me ha sorprendido, es que trabajando y armando uno de mis planes de negocios, justamente para que todos esos pequeños y medianos productores de vino, puedan vender sus vino por internet, me he encontrado con una de las peores trabas que puedo encontrar.

    Resulta, que desde España, puedo comprar vino a cualquier parte del mundo, pero desde España no se puede vender, el envío por una parte, mas los impuesto que cobra el estado Español, es muy alto y esos productores no pueden vender a particulares unas simples botellas de vino.

    Es una lástima, ya que la calidad del vino Español, es excelente y tenga tantas trabas impositivas para poder desarrollar mas el mercado.

  • #008
    Gorki - 3 Septiembre 2011 - 20:51

    Es curioso que el marketing del vino incida en la idea de tradición y métodos ancestrales de cultivo y crianza, y que la realidad sea que nos están vendiendo tecnología punta embotellada.
    Pero esa es la realidad que ha hecho mejorar la calidad de los vinos españoles, sean de la denominación de origen que sean.

  • #009
    pak - 4 Septiembre 2011 - 14:33

    como te sale la vena de Biologo, Enrique…

  • #010
    Amando - 4 Septiembre 2011 - 17:47

    Hola Enrique:
    Gracias por asomarte a mi blog y por el link que estableces en el tuyo hablando de n/antepasado (era hermano de mi tatarabuela Eudosia) Rafael Santoro. Precisarte que Rafael Santoro no “fue el primero” que elaboró vinos tostados del ribeiro; en absoluto. Puede, eso sí, que fuese el primero en embotellarlo ‘etiquetado’.

    Un cordial saludo

    Amando

  • #011
    Ramon Sas - 8 Septiembre 2011 - 09:44

    Puedes ver nuestro trabajo relacionado con tu post en www.siegasystem.com. Saludos.

  • #012
    José Luis Peinado - 9 Septiembre 2011 - 13:33

    Los viñedos, y más áreas de la agricultura hacen también uso de otras tecnologías. Os hablo de la teledetección, que mediante software de análisis de imágenes satélite de diferentes bandas, ayuda a conocer datos como enfermedades de las plantas o el momento óptimo para la cosecha, entre otras muchas cosas. Nosotros somos especialistas en este tipo de tecnología, que combinamos con los Sistemas de Información Geográfica. www.eptisa.com

  • #013
    cessione del quinto - 27 Diciembre 2011 - 13:32

    No cabe duda que la tecnologia debe aplicarse a la agricultura y no solo a ella. En este post vemos como este sensor puede enviar tanta informaciòn al ordenador y con ello determinar soluciones para mejorar el cultivo de la uva.Hoy en dia no basta solo la sabiduria de un buen agricultor si esta no va acompañada de los adelantos tecnologicos

  • #014
    Francesc - 8 Marzo 2012 - 20:36

    Os invito a visitar www.growtube.es una web dedicada a la venta de tubos invernadero (grow tubes), con los cuales es posible la conservación de todo tipo de plantaciones agrícolas y forestales. Grow Tube crea unas condiciones óptimas (micro-clima) para un mejor crecimiento y protección de las plantas. Garantiza un crecimiento rápido y mejor, evita la ramificación de la planta provocando en su interior el desarrollo del tronco. También protege de roedores así como de otros animales mayores.
    Espero que sea de vuestro interés.
    Saludos,

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados