Ideología versus metodología, mi columna en Expansión

Mi columna en Expansión de esta semana se titula “Ideología versus metodología” (pdf), y es una reflexión sobre los factores que llevaron a la protesta masiva del #15M: un movimiento que obtuvo su éxito de convocatoria del hecho de ser ideológicamente transversal. Personas de diferentes adscripciones ideológicas que no exigían un giro ideológico, sino uno metodológico, una serie de cambios en la metodología con la que gestionamos nuestra democracia.

Los cambios metodológicos solicitados son claros: se exige una nueva ley electoral, políticos transparentes y no corruptos, separación efectiva de poderes, y controles ciudadanos para la exigencia de responsabilidad política. No son peticiones ideológicas: llevarlas a cabo no compromete el hecho de que uno pueda tener como modelo ideal de gestión de la sociedad un neoliberalismo recalcitrante que niega al Estado todo poder, un izquierdismo radical cuyo modelo sea un Soviet Supremo con omnímodo control, o algún punto razonable situado entre ambos extremos. Según su ideología, cada uno decidirá el partido al que quiere apoyar con su voto o creará uno si lo estima necesario, pero eso no impide que apoye un cambio en la metodología, en la manera en que la democracia se lleva a cabo en una sociedad que ha cambiado, que se ha dotado de mecanismos para la participación bidireccional, y que aspira a gestionarse con mejores garantías de representación, transparencia, calidad democrática y control.

El éxito del #15M, en mi modestísima opinión, será mantener claras esas peticiones metodológicas que todos apoyan, aisladas de las peticiones ideológicas que no todos pueden apoyar, y mantener la presión social necesaria para que sean puestas en funcionamiento. Si conseguimos que, como respuesta al #15M, pasemos a tener una ley electoral que garantice una mejor representatividad, un sistema transparente que impida o dificulte lo más posible la corrupción y el servicio a intereses de minorías poderosas, una verdadera separación de poderes, y herramientas que permitan a los ciudadanos un control de sus representantes políticos en tiempo real, habremos ganado.

A continuación, el texto completo del artículo:

 

Ideología versus metodología

La aparición del movimiento #15M marca un antes y un después en la disrupción tecnológica de la política. El pasado 15 de mayo, muchos se sorprendieron al ver cómo una protesta organizada en la red se transformaba en una manifestación nutrida y tangible en la calle, personas reales exigiendo cambios.

La manifestación del 15 de mayo se caracterizó por la amplia diversidad ideológica de los llamados “indignados”. A pesar del intento de algunos medios por adscribir el movimiento a un partido o por denunciar absurdas conspiraciones que supuestamente lo organizaban, la realidad era que imperaba una diversidad total: personas de todas las edades y tendencias políticas, reunidas alrededor de un conjunto de exigencias comunes. Lo que posibilitó la primera gran manifestación en España no organizada por un partido o sindicato fue precisamente eso: la ausencia de un componente ideológico definido. Era una reacción transversal, generalizada. Lo que se exigía no era un cambio ideológico: era un cambio metodológico.

El mensaje del movimiento #15M es un conjunto de puntos que pretenden adaptar la metodología de la democracia a una sociedad que la tecnología ha convertido en bidireccional. Reclamar una nueva ley electoral, políticos transparentes y no corruptos, separación efectiva de poderes o controles ciudadanos para la exigencia de responsabilidad política no forma parte de ningún mapa o programa ideológico de izquierda o derecha, sino de una propuesta puramente metodológica, asumible por cualquiera. Añadir peticiones con un componente ideológico determinado resta fuerza y divide al movimiento: la ideología se decide en las urnas. Es confundir causas con consecuencias. La crisis financiera o la ley Sinde, por ejemplo, no provienen de  una ideología, sino de un mal funcionamiento de los controles, de la metodología de la democracia.

Las exigencias de los indignados del #15M deben provocar reacciones en la política, o la indignación seguirá creciendo. Pero para entender dichas exigencias, debemos superar el análisis habitual: no es ideología, es metodología.

21 comentarios

  • #001
    Luis Miravitlles - 24 Junio 2011 - 11:19

    Eso Enrique es solo parcialmente cierto. A las peticiones de cambios metodológicos se han sumado dos cosas que, en mi opinión han desautorizado el movimiento: La primera, es un montón de peticiones de claro signo ideológico que, además, en muchos casos no son más que puros “brindis al sol” o directamente disparates. La segunda, es un actitud en muchas ocasiones que dista mucho de ser coherente con las mismas peticiones. Ya no hablo solo de laa violencia, que por supuesto es inadmisible, sino de la ocupación de espacios públicos mucho más allá del tiempo razonable, coartando la libertad de los ciudadanos, que tienen todo el derecho del mundo a pasearse libremente por sus plazas, y perjudicando gravemente a los comerciantes. También podríamos hablar de amenazar a los parlamentarios en el momento de entrar en el Parlament de Catalunya y de ensuciar los espacios públicos. Estoy totalmente de acuerdo contigo en que hay una serie de “peticiones de cambio metodológico” que son reivindicaciones llenas de sentido común pero, en mi opinión, para poder reclamarlas hay que predicar con el ejemplo. Para mi decepción, el movimiento 15M, en algunas de sus actitudes, se ha parecido demasiado a la de los políticos que dice combatir.

    Un abrazo

  • #002
    Enrique Dans - 24 Junio 2011 - 11:27

    #001: Luis, con todo el respeto que sabes que te tengo, te contesto con esta viñeta de Manel Fontdevila. Como ya he comentado en otras entradas, las acampadas y las manifestaciones han sido fundamentales a la hora de mantener el pulso informativo y la velita encendida, sino esto se habría acabado a los dos días de la primera manifestación. Y en cuanto a la violencia… habría mucho que decir sobre de dónde vino realmente.

  • #003
    Tony-tux - 24 Junio 2011 - 11:42

    Luis, tendrias que mirar menos la television, que, como se vio con el problema de los controladores, nunca dice toda la verdad, y creo que puedo quitar la palabra “toda”.

  • #004
    Pedro - 24 Junio 2011 - 12:04

    Pues bueno, en ciertos aspectos se ha pedido eso: un cambio de metodología. Pero en muchas otras no es cierto el artículo. Las peticiones que se han hecho tras las asambleas no han sido puro cambio metodológico sino con tintes claramente ideológicos… Es más pienso que si algunos políticos se interesasen realmente por el movimiento lo harían sólo por su faceta ideológica y no por su faceta metodológica… En caso contrario, en el caso de que realmente hubiese un interés por el cambio metodológico en nuestra democracia seguramente habría palos por decidir hacia qué cambiamos pues cada partido (acólitos, votantes y palmeros incluidos) analizaría con lupa si los cambios les benefician en la práctica o les perjudican electoralmente lo que volvería a ensuciar de ideología la metodología. Claro que tan sólo es mi opinión…

  • #005
    Helen - 24 Junio 2011 - 13:50

    Mi humilde opinión de ideas que he ido leyendo y rescatando de autores(especialmente de uno) de aquí y de allá:

    Los dos pilares gracias a los cuales la civilización occidental ha sido posible y en los que esta se sustenta son:

    1)la industria(el libre comercio, los mercados)
    2)la democracia(el voto electoral por parte de la ciudadanía, la soberanía popular)

    La civilización occidental se debe a esos dos pilares fundamentales.

    Bien,el problema de ahora es que uno de esos pilares, los “mercados”(la industria), dictan las normas a seguir(como el tratado de mastrich, por ejemplo, que hace que la pyme y el pequeño agricultor se vaya al garete).El problema es que nadie ha elegido democráticamente ni ha votado a los poderes económicos y, sin embargo,gobiernan; nos dicen lo que hemos de hacer en contra de nosotros mismos(clase media-pequeña empresa y clase asalariada).Es decir, que la soberanía popular ha sido robada.

    De todo esto se desprende la gravísima problemática de que uno de esos pilares(la industria) se está comiendo al otro(la democracia), es decir, NO PUEDE HABER AUTÉNTICA DEMOCRACIA SI GOBIERNA UN PODER ECONÓMICO QUE NO HA SIDO ELEGIDO DEMOCRÁTICAMENTE: esto convierte a la democracia en un pingajo, una farsa.

    Lo que quiero expresar, por tanto, es que abordar la democracia(como pretendemos y como resalta este artículo) sin entrometerse en el poder de la economía es absolutamante inútil .Pues esta última está poniendo en riesgo la democracia.La está destruyendo.

    Dentro de este cambio de metodología que se aborda en el manifiesto se debería sumar este quinto punto que estoy comentando y que compete a cualquier ideología.

    Pues abordar este tema , el de la soberanía del capital no electo democráticamente,no supone ser de una ideología concreta: ser demócrata no entiende de ideologías.Muchísimos liberales son demócratas convencidos.Jamás sustentarían a un poder no electo por las urnas.Aunque muchos otros, hemos podido comprobar, no lo son, lo cual está salpicando a su ideología de una gran mancha de hipocresía y descrédito.

    Muchos amigos me comentan que para llegar a controlar lo económico es primero necesaria la separación de poderes.Ok, de acuerdo, de acuerdo.Lo veo.Pero tengo miedo, sinceramente, a que esta medida se quede ahí como agua estancada, como mero escaparate. El poder judicial, una vez independiente, debería juzgar a parte de la banca y , por supuesto, no rescatarla con dinero público!!!!!!!

    Ya veremos lo que sucede.El tiempo pone todo en su lugar.

    Lo que no puede ser es que la banca, cuando todo va viento en popa, rechaze al Estado salvo para defender su propiedad privada y, cuando se hunde , tire de papaito Estado.Lo cual vuelve a salpicar de “mier…”y contradicción a la ideología liberal tan orgullosa de crecer gracias a su trabajo y esfuerzo sin depender de nadie.

    Inversiones de riesgo: unas veces se gana, otras veces se pierde.Ahora han perdido y tienen que asumirlo(por no decir otra palabra más hiriente)

    La democracia que tanto deseamos ,repito, es inabordabe sin abordar el otro pilar que la está destruyendo, la industria.Es que es de cajón,de puro cajón..Me resisto a taparme los ojos.

    Un saludo(perdonen la exaltación,pero mi indignación se está convirtiendo ya en cabreo)

  • #006
    Enrique Dans - 24 Junio 2011 - 13:56

    #005: de ahí, Helen, la petición de “políticos transparentes y no corruptos” y la de “controles ciudadanos”. Se exige una ley de transparencia en la que los políticos tengan que declarar no solo sus bienes, sino también sus influencias: con quién se reúnen, qué prometen, a cambio de qué, cómo se financian los partidos, etc. Se trata de desactivar los mecanismos por los que ese poder económico ha llegado a mediatizar y controlar a ese poder político, ni más ni menos, y de generar controles ciudadanos que si eso no se cumple, pueda sacar a los políticos de su cargo, echarlos a la calle si se dedican a responder a otros intereses distintos a los de sus votantes. La crisis financiera no es el problema, sino el síntoma: el verdadero problema es la ausencia de transparencia y de controles ciudadanos que permitió que pudiésemos llegar a una situación en la que el poder económico controlaba al poder político.

  • #007
    melchor10 - 24 Junio 2011 - 17:20

    Me parece muy oportuno este artículo de Dans, pero creo que la confusión entre ideología y metodología está siendo fomentada (como sugiere Tony-tux) interesadamente desde la mayoría de los medios de comunicación españoles (sobre todo televisiones y periódicos). Unos para arrimar el ascua a su sardina, y otros con un claro ánimo descalificativo de todo el movimiento. Y es que no hay que olvidar que los que mandan lo hacen primero a través de estos medios de comunicación que son, hasta cierto punto, los que ponen y quitan a los gobiernos.

    Ya sé que criticar a los poderosos medios siempre es riesgoso. Pero hay que ponerle el cascabel al gato.

    #005 Helen, interesante tu ánalisis, a ver que te parece el artículo que enlazo abajo.

    “Muchos amigos me comentan que para llegar a controlar lo económico es primero necesaria la separación de poderes.Ok, de acuerdo, de acuerdo.Lo veo.Pero tengo miedo, sinceramente, a que esta medida se quede ahí como agua estancada, como mero escaparate. El poder judicial, una vez independiente, debería juzgar a parte de la banca y , por supuesto, no rescatarla con dinero público!!!!!!!”

    VERDAD Y MENTIRA EN EL SISTEMA BANCARIO:

    http://inverlusa.blogspot.com/2009/03/martin-varsavsky-verdad-y-mentira-en-el.html

  • #008
    santi - 24 Junio 2011 - 17:40

    #5 Helen, se te ve el plumero:
    “Muchísimos liberales son demócratas convencidos.” Mande? todos los liberales son demócratas, por definición, sino no son liberales.
    ¿Cuantos comunistas son demócratas? eso tiene matices, pero si nos ponemos puristas…ninguno.

    “tratado de mastrich, por ejemplo, que hace que la pyme y el pequeño agricultor se vaya al garete” Lo qué? tu debes ser muy joven, no? yo me acuerdo cuando la gente se iba a comprar las toallas a Portugal y el azucar a Andorra, vamos miseria de la de verdad, ahora somos nuevos ricos al que se les levanta la alfombra, pero no por falta de oportunidades, sino por nuestra propia incompetencia, que algo de culpa creo que tenemos ¿o es que jugárnosla todo al negro (la construcción) es muy inteligente? que yo sepa los alemanes y franceses juegan también en esta liga.

    En cuanto a lo demás que comentas, todo tiene varias caras, pero lo que debe ocurrir es que la separación de poderes logre conseguir que las reglas se cumplan para todos igual, sino “no hay partido”.

    Para eso ya hay leyes, sólo hay que conseguir que se cumplan por todos. ¿ Te imaginas que existiera tolerancia cero? , que quien la hiciera, fuese quien fuese, de Botín al más pobre, pagara sus “pecados” ateniendose a ley?
    ¿Que la justicia fuera rápida, diligente, que cuando uno firma un contrato esté seguro de que se va a cumplir?
    Ya sólo con eso tendríamos el 80% del problema solucionado.

  • #009
    Jose Miguel - 24 Junio 2011 - 18:20

    A ver si tuviéramos suerte y leyeran esto los que han estado jodiendo el 15-M con decisiones sobre las nucleares, nacionalización de la banca, arreglando la educación, salud, etc, que por hacer asambleas absurdas y ajenas al interés del movimiento podría yo también reunirme con mis vecinos y acordar que a todo ciudadano por el hecho de haber nacido en España se le paguen 1000 euros al mes por la cara, cosa que realmente sería una bendición, al mismo tiempo que un disparate insostenible.
    El único paso a dar en el 15-M es exigir que la democracia sea real y funcione como tal, es decir, que la ciudadanía ejerza el poder y no los intereses económicos. Una vez conseguido eso nada te impide que luches por tus ideales democráticamente en las urnas. Como debe ser. Vamos a ver si leemos esto y no perdemos el norte otra vez, como por desgracia pasó en las acampadas.

  • #010
    Jose Miguel - 24 Junio 2011 - 18:33

    Y ojalá los políticos también lean esto y se enteren de una vez de cual es el objetivo del 15-M. Que estoy harto de oir a alguno de ellos pidiendo que deberíamos dejar la calle y acudir a las urnas, cuando ninguna de las opciones políticas existentes incorpora las demandas del 15-M en sus programas. Sr. político, que no, que no… que antes de que acudamos a las urnas alguno de ustedes tiene que incluir nuestras demandas en sus propuestas. Ahora mismo podemos ir a las urnas, pero a elegir “sí, trago” o “sí, trago”. Y eso no es una opción. Asi que escuche y déjese de ataques demagógicos al 15-M. O quizás cuando quiera darse cuenta y reaccionar será muy tarde.
    De hecho los partidos que han incrementado su presencia y quieren subir más aún ya están haciendo sus propuestas tomando las demandas del 15-M, como UPyD.

  • #011
    carlos - 24 Junio 2011 - 18:55

    Estimado Enrique,

    Ayer me he topado con la filosofía de Ayn Rand, el objetivismo, su impacto en Silicon Valley y en el desarrollo de internet.

    En concreto estoy viendo la serie de tres capítulos producida por la BBC “All Watched Over by Machines of Loving Grace” (aquí un reciente artículo de opinión al respecto).

    Mi sorpresa es ser hijo filosóficos de la Sra. Rand, quien influenció profundamente a Silicon Valley con la idea de que la informática nos conectaría a todos posibilitando una nueva sociedad con una ética estable fruto de nuestra búsqueda individual de la felicidad.

    Internet permite que expongamos nuestras ideas y las contrastemos con las de los demás, resultando en la construcción de un consenso de mínimos, que posibilita una ética estable en el sistema.

    Anonymous, #Nolesvotes o el 15M son una consecuencia de este consenso ético que posibilita la interconectividad de internet.

    Mis queridísimos perros flauta, todos estamos en un proceso de cambio y al sistema lo vamos a arrastrar sencillamente con el contraste de nuestras ideas que construya un el consenso de mínimos basados en la ética y la razón.

    La ciencia cambio nuestro entorno, internet va a cambiar nuestras estructuras sociales y dentro de un par de siglos, les tocara a nuestras mentes de Neandertal. ¡Qué bonito vivir en estos tiempos y participar del cambio!

    Enrique, ¿eres hijo de Ayn Rand?

  • #012
    Jose Miguel - 24 Junio 2011 - 19:05

    Perdón por el tercer comentario, debe estar en mis genes, siempre hago 3 seguidos, pero siempre digo algo en el anterior que es necesario aclarar.
    No quiero decir en #008 que UPyD esté adoptando todas las propuestas del 15-M. De momento sólo la del cambio de la ley electoral, pero a nadie engañan con eso, pues es lógicamente su propio interés y con eso sólo ya les anticipo el fracaso. Lo que quería decir es que al menos hay debate, y mueven ficha. Aún les queda camino por recorrer. Hay que ser más valientes (o más sinceros). No pueden acogerse a una propuesta del 15-M que les beneficia y dejar las demás porque les perjudicará cuando (hipotéticamente) logren el poder. Eso es hipocresía, y ya no estamos en la primera transición, sino en la segunda (algunos querrán llamarla 2.0). Ya quedan pocos tontos que vean en el paso de UPyD voluntad real de escuchar a la ciudadanía, sino oportunismo e interés propio.

  • #013
    benjalink - 24 Junio 2011 - 19:13

    ¿El #15M ideológicamente transversal? ¡A otro perro con ese hueso! El movimiento de las acampadas es un movimiento claramente de izquierdas, sin que eso sea positivo ni negativo, pero obviamente es así. ¿Qué porcentaje de movilizados por el 15M votaría al PP? Rídiculo, seguro.
    Lo de “ideológicamente transversal” es un invento del marketing político y fue UPyD la primera formación en utilizar esta entelequia con el fin de captar votos de cualquier orientación.
    Franco seguro que también se definiría, si pudiera, como “ideológicamente transversal”… y eso da miedo.

  • #014
    mili - 24 Junio 2011 - 19:41

    Enrique, en primer lugar, gracias por el artículo. Creo que el punto que mencionas es crítico: queremos que las cosas se hagan de otra forma.

    Sin embargo, me temo que no comparto tu comentario que, aunque da fuerza literaria al post, no considero preciso: (No son peticiones ideológicas: llevarlas a cabo no compromete el hecho de que uno pueda tener como modelo ideal de gestión de la sociedad un neoliberalismo recalcitrante que niega al Estado todo poder, un izquierdismo radical cuyo modelo sea un Soviet Supremo…)
    Sería más apropiado indicar que dentro de los partidarios de las economías mixtas basadas en sistema democrático el aspecto metodológico cobra más fuerza que el ideológico.

    Y por cierto, quien niega al estado todo poder es el anarquismo. El liberalismo (neo, paretiano, benthamiano o lo que sea) pone en primer plano las libertades civiles, y por tanto aboga por la limitación de los poderes públicos a ámbitos concretos y la eliminación del poder absoluto. De hecho, conforma la base ideológica de la democracia representativa y de la separación de poderes.
    Si entendemos neoliberalismo como la vertiente más economicista del pensamiento liberal, esta se centra en la minimización del intervencionismo económico o planificación central de la economía, y no aboga por abolir el poder del estado, que conserva en todo caso el poder legislativo, la administración de justicia, el monopolio de la fuerza, etc.

  • #015
    PowerBalance - 24 Junio 2011 - 21:13

    #13 “El movimiento de las acampadas es un movimiento claramente de izquierdas, sin que eso sea positivo ni negativo, pero obviamente es así. ¿Qué porcentaje de movilizados por el 15M votaría al PP? Rídiculo, seguro.” .

    Tu razonamiento parece falaz en varios sentidos. Afirmas que el movimiento del 15M se define solo “por las acampadas”. Y que estos acampados (que para ti son “el todo” del 15M) son “claramente de izquierdas”

    Pero lo mas importante del 15M no son seguramente “los acampados”, como expresión quizás necesaria y visible del fenómeno. Sino el millón y medio de votos que ha perdido el PSOE. Y el millón de votos en blanco y nulos de gente que nos es “antisistema” en un sentido radical de izquierdas. Sino que solo se trata de personas descontentas que buscan un cambio político posible.

    Personalmente, conozco gente que está a favor de los “indignados” y que así y todo ha elegido votar al PP (que, no olvidemos, ha ganado medio millón de votos) en las últimas elecciones municipales por aquello del voto útil. Me refiero también a votantes habituales del PSOE que han querido castigar a su partido de siempre. Y no son muchos los votos que ha ganado IU.

    Es además casi evidente (para el que quiera verlo) que el PSOE de Zapatero buscó deliberadamente su propio fracaso tomando medidas pre electorales absurdas, antipáticas, totalmente impopulares como prohibir el tabaco, la velocidad máxima a 110km/h, etc.

  • #016
    Anónimo - 24 Junio 2011 - 22:15

    El cambio ES ideológico. No hay metodología ajena a la idea. Y la gran novedad en este caso, en una sociedad tan estática, pasiva ante el devenir de los sucesos, es la apropiación que hicieron los manifestantes de la República, en el sentido del interés público al que se refiere el término.

  • #017
    Simón H. - 25 Junio 2011 - 00:01

    Perdonar, me apetecía explayarme un poco… :)

    A mí me parece que no puedes separar las ideologías de los movimientos político-sociales que tratan de transformar la sociedad mediante el activismo. Principalmente las ideologías dependen de las personas y de lo que han mamado en el pasado y a lo que se aferran. Creo que hablar de comunismo (1) no tiene mucho sentido hoy en día pues es un modelo fracasado y lo que estamos viendo ahora es que el modelo neoliberal ha triunfado en todo su esplendor, no obstante, le ha salido un grano en el culo que es el pueblo.

    El modelo neoliberal ha lanzado un discurso premeditado durante los últimos años a favor de la desregularización de los mercados en aras de un neocapitalismo falso (2). Esto ha provocado que se generen enormes fortunas personales en manos de unos pocos y ha generado la crisis mundial. El pueblo ya no es el pueblo de antes, de la hazada y la guadaña, es un pueblo más “sofisticado” pues ha estudiado más, sabe leer y escribir e incluso se plantea de si lo que sale en TV será verdad o mentira, además tiene un arma poderosa: internet. Lo cierto es que aún así la gran mayoría de la gente no se plantea cambiar nada o bien por pereza deja el poder en manos de otros. Una especie de ovejismo preponderante hace que hayamos estado tanto tiempo en un letargo mientras había casi 5.000.000 de parados!!. O que hubiera tantos casos de corrupción. Es curioso que todo esto ha salido a flote en muchas de las pancartas del movimiento 15M. Hemos sido ovejas mansas.

    Para mí, y esto es mi opinión, el #15M es una especie de “despertar”. La persona se despierta y puede expresar su opinión. Puede ir a una asamblea y hablar. Puede decir lo que piensa y lo que pensamos muchos es que el modelo neoliberal de que te robo y te vuelvo a robar no funciona y además me molesta porque me hace pobre mientras que a ti te hace rico. Ideológicamente se asocia desde luego con una postura de izquierdas pues estás interesado en el bien común y en el reparto comunitario de la riqueza y en que haya servicios públicos bien gestionados, no que se privatice para que unos pocos ganen y dejen de importar las personas. Ahora bien, creo que tal vez habrá que redefinir las ideologías porque los partidos de izquierda no han defendido esas premisas, al contrario han comulgado con el neoliberalismo de derechas puro y duro, aunque a veces los políticos sueltan alguna frase que les delatan, pero están en general vendidos.

    Me gusta del movimiento 15M su capacidad de organización y el hecho de que tal vez se constituya por primera vez un poder horizontal en donde no hay líder visible y que tal vez no dependa de una ideología concreta si no que se priorice los sentimientos humanos por ejemplo, tan simple, pero tan efectivo, porque somos personas y llevamos mucho tiempo siendo tratados como números. Esa idea me parece buenísima sobre todo para luchar contra algo tan abstracto y perfeccionado como es el capitalismo neoliberal que curiosamente tampoco tiene líderes ni representantes ni portavoces, pero que funciona de forma organizada en todo el mundo como si fuera un máquina perfecta que se adapta prácticamente a TODO.

    Por último decir, con la II guerra mundial el poder físico, la fuerza bruta, llegó a su máximo exponente con la bomba atómica de Nagasaki e hiroshima. Creo que ahora hemos llegado al máximo del poder económico que es el siguente nivel según la terminología de Alvin Toffler… y ahora ¿Qué nos queda? La siguiente transformación vendrá del poder del conocimiento. Lo que quiere decir esto es que si hay una revolución que va a cambiar el modelo su principal arma no va a ser ni la violencia (lo han intentado grupos terroristas y no han podido) ni tampoco el dinero (ya lo estamos viendo), el cambio vendrá por el poder del conocimiento.

    (1) El comunismo tuvo su sentido en la era plenamente industrial en donde el sector primario y secundario (las fábricas) eran los principales ejes de la economía y de la sociedad. El trabajador era un obrero. Hoy en día eso ya está obsoleto.

    (2) Digo falso porque lo que nos venden es un mercado libre, la ley de la oferta y la demanda, pero no se suele mencionar que casi todos los mercados están comprados de antemano. Se juega con las cartas marcadas y suele ser un juego sucio y en ocasiones criminal. Hemos sido muy ingenuos.

  • #018
    Helen - 25 Junio 2011 - 00:40

    Enrique, gracias por la aclaración pues estaba en un mar de dudas.
    El “síntoma” frente a la “enfermedad”.Quizá tenía mal colocados, invertidos, ambos conceptos en mi cabeza.Eso es lo que no lograba encajar.Gracias.

    Santi, solo unas cosas:
    Estoy de acuerdo con todo cumplimiento legislativo y reforma electoral.No he dicho lo contrario.Apoyo cien por cien los cuatro puntos.No he hablado de intolerancia ni nada por el estilo.Simplemente proponía sumar ese punto(el de lo económico) que me ronda la cabeza y que yo, como inexperta, no se como enfrentar.Solo mostraba mi malestar y mi punto de vista.

    En cuanto a lo de la ideología liberal sólo he puesto en evidencia las contradicciones de algunos que ostentan tal ideología dado los hechos que se han producido(“secuestrar” al poder político no es propio de alguien que dice llamarse liberal-demócrata y menos aún pedir ayuda al Estado cuando les marcha mal).(mi mensaje quizá no estaba bien explicado).Doy por hecho que los liberales son demócratas e independientes.Mi padre es liberal y es un hombre justo y un demócrata convencido.Hablaba de altas esferas, bancos y sus inversiones.

    Sí, soy joven.(no entendí muy bien que querías decir con eso).Lo del tratado de Maastrich lo leí de un escritor(no quiero dar el nombre por no hacer apología).Quizá sea su visión, bueno, en tal caso me la apropié.Quizá deba pensar eso más.No tengo mucha idea de economía, cierto.

    La izquierda, que yo sepa, en España es democrática.(tampoco he entendido tu ataque, creo que un poco desproporcionado sinceramente, hacia esa ideología).El purismo(me imagino que económico)al que aludes es tu punto de vista.Quizá otros te digan lo contrario.Yo estoy hablando de izquierda española no de soviética ni castrista.

    Lo del plumero depende de cada cual y debe ser respetado.Mientras sea una ideología democrática, no autoritaria y el que la ostente sea honrado ,justo y no hipócrita no juzgaré a nadie por su ideología y por su forma de entender el mundo.Al menos eso es lo que a mí me enseñaron en casa.

    Un saludo.

  • #019
    Jose Miguel - 25 Junio 2011 - 12:17

    #013. Aunque no te quepa en la cabeza he sido votante del PP hasta las ultimas elecciones, donde voté una opción minoritaria. Y si, soy 15-M.

  • #020
    miguelc - 25 Junio 2011 - 16:06

    Son muchos los comentarios que se oyen y se leen en los que diversa gente expone su convencimiento de la naturaleza izquierdista, o la inspiración derechista (que también los hay), del movimiento 15-M.

    Sospecho que los que así piensan coinciden en buena medida con los “hooligans” políticos, aquellos que tienen su ideología tan asumida que son incapaces de concebir la idea de que alguien pueda cambiar el voto a otro partido que no sea “el suyo”, no importa lo mal que se comporte.

    En definitiva, un ejemplo más de “cree el ladrón que todos son de su condición”… ;-D

  • #021
    Kat - 28 Junio 2011 - 23:55

    Si el 15M no funcionó es que algo fallo, y quizás sea precisamente lo que usted defiende en este articulo.Como bien dice uno de los comentarios parece que los acampados y el ruido que hicieron en redes sociales, ocuparse de cambiar los hashtags, que montaran sus propias emisoras y televisión en streaming son el todo de esta cuestión.Hay que ser critico y no abrazar todo lo que se hace solo porque estén usando nuevas tecnologías.Leamos entre lineas, esto no es un circo.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados