Prey: por si te roban el ordenador

Es un servicio que llevo cierto tiempo utilizando y que pensé que era sobradamente conocido, pero por lo que me voy encontrando en muestreos informales no lo es tanto, así que puede ser interesante dedicarle una entrada corta. Hablo de Prey, un programa de código abierto (GPLv3) creado por la compañía chilena Fork que se instala de manera invisible en tu ordenador y que te permite, en caso de robo, monitorizar de manera inmediata su localización, recibir fotografías tomadas por su cámara, ver las redes a las que está conectado, las conexiones activas, la ruta que ha seguido en un mapa, las modificaciones de programas y archivos, etc. Puedes incluso hacer sonar una alarma para localizar el aparato si sabes que está en las proximidades, o bloquearlo completamente. El uso es simple: en el momento en que detectas que tu ordenador ha sido robado, activas el programa desde cualquier otra máquina, y tu ordenador empieza a enviar reportes con datos e imágenes a tu cuenta de correo a intervalos prefijados (el valor por defecto es cada veinte minutos, pero puede disminuirse a cada diez, o incluso a demanda si eres usuario pro). Las imágenes son almacenadas en Amazon S3. Estoy seguro de que existen otros programas de este tipo en el mercado, pero este me parece un desarrollo bastante razonable de la idea.

Sirve para Mac, Linux, PC y teléfonos Android, están trabajando en versiones para iPhone y iPad, y permite monitorizar de manera gratuita hasta tres máquinas. A partir de ahí es un modelo freemium con un pago mensual que oscila entre un mínimo de $5/mes, hasta cuentas corporativas que permiten proteger quinientos dispositivos por $399/mes. Para monitorizar el progreso de las versiones, ver preguntas frecuentes u otros avances del proyecto, puedes echar un vistazo a su blog.

ACTUALIZACIÓN: un ejemplo real y reciente del uso de una herramienta similar, en este caso Hidden, en un blog llamado «This guy has my MacBook«. El ordenador fue recuperado, y el ladrón, capturado por la policía (gracias, Salva).

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados