Hablando sobre Chromebook, en Cinco Días

Marimar Jiménez me pidió que le diese mis impresiones acerca de las nuevas Chromebook de Google, y ayer publicó en Cinco Días un artículo titulado “Google crea su propio ‘Mac’ y busca rehacer el negocio del PC” (ver en pdf). A continuación, como hago habitualmente, el texto completo que envíe a Marimar, que posteriormente ella enriqueció con mi entrada publicada sobre el mismo tema:

El pasado febrero tuve ocasión de probar uno de los Chromebook que Google distribuyó como prueba en beta a un grupo de usuarios voluntarios, el conocido como Cr-48. No soy en absoluto un usuario típico: hace mucho tiempo que la inmensa mayoría de mi trabajo tiene lugar en la nube, utilizo muy pocos programas convencionales, y mi sensación fue de total familiaridad y comodidad: un portátil que arranca de manera inmediata nada más abrir su tapa, que te pide tu contraseña de Google, y que se inicia automáticamente con el navegador abierto. A partir de ahí, si tienes tus servicios correctamente configurados, cualquier ordenador es automáticamente tu ordenador: tienes tu correo, tu agenda, tu lector de noticias, tus fotos, tus documentos… todo. En tu navegador están nada más abrirlo todos tus favoritos y tu historial, incluyendo, si así lo configuras, tus contraseñas almacenadas. Esa sensación, en un ordenador que acabas de empezar a usar por primera vez, resulta enormemente curiosa para quien no la haya vivido. Al cerrar la sesión, simplemente deja de ser tu ordenador y pasa a ser del siguiente que se autentique. Para quienes han vivido en un mundo ordenador-céntrico, una sensación extraña, incluso agridulce. Para quienes llevamos tiempo viviendo  en modo red-céntrico, de manera independiente al dispositivo que tengamos entre manos en cada momento, la sensación es de “nada de particular”.

¿Nos dirigimos a un mundo en el que este tipo de sistemas sean regla y no excepción? Tengo muy pocas dudas en ese sentido. Las ventajas de que la información esté almacenada en el ordenador son escasa o nulas: un ordenador es un sistema por principio enormemente más vulnerable que un servidor en la nube dotado de redundancia, de sistemas de seguridad y de  prevención de desastres. Podemos arguir qué pasa si nos quedamos temporalmente sin conexión o si nuestro servidor en la nube cae, pero eso son situaciones de excepción cada vez menos frecuentes, y las ventajas de la nube en todos los sentidos sobrepasan con creces este tipo de excepciones. Los ordenadores red-céntricos de Google no son exactamente estándar: varían en la configuración de algunas teclas de su teclado, en el que desaparecen por ejemplo las teclas de función sustituidas por funciones típicas del navegador (avance o retroceso del navegador, recarga de página, etc.), pero son cuestiones a las que uno se acostumbra automáticamente. El no tener programas convencionales es todavía mejor: salvo que te dediques a la maquetación y las artes gráficas, las funciones que te ofrece un simple Google Docs a la hora de escribir son muchas más de las que necesitas: ¿quién ha dicho que una persona deba centrar su trabajo en “poner bonito” un documento en lugar de centrarse en su contenido y, si es preciso, en la colaboración con otras personas para su confección? El lugar de un proceso de textos o de una hoja de cálculo es la nube, no un disco duro, y rediseñar nuestro trabajo de esta manera nos hará indudablemente más prácticos y productivos, aunque ahora le pueda parecer que no es así.

El modo de trabajar que vivimos en los ordenadores tradicionales fue diseñado cuando este tipo de máquinas eran autocontenidas, aisladas, cuando vivían naturalmente desconectadas. El mundo ha cambiado: hoy un ordenador es otra cosa, algo que no se concibe sin la red, hasta el punto que si no está conectado, decimos que “no funciona”. Esa nueva situación conlleva una nueva filosofía de trabajo. El modelo de uso que Google lanza con Chromebook es indudablemente el futuro, aunque ahora mismo muchos escépticos piensen que echarán de menos su Word y el tener sus documentos en su disco duro. Pero para entender el cambio bastan únicamente unas horas de trabajo, y la sensación de que todo lo que hacemos está automáticamente a salvo aunque el ordenador se caiga, le derramemos un café encima, nos lo roben o se estropee. Que podemos acceder desde cualquier sitio, y que cualquier máquina pasa a ser automáticamente “nuestra” máquina. Una sensación sin duda diferente. Pero indudablemente más lógica.

36 comentarios

  • #001
    Manuel - 14 Mayo 2011 - 12:56

    Puede que iniciando sesión la máquina parezca mi máquina.

    Pero mi trabajo ya no me parecerá tan mío, si lo guarda otro.

    Sólo podré usarlo con lo que google disponga, formatos y aplicaciones.

    Sólo podré usarlo mientras tenga conexión a “la nube”

    Con generosas raciones de publicidad: siendo usuario perfectamente geolocalizado y monitorizado en usos y visitas.

  • #002
    Alejandro De Las Heras - 14 Mayo 2011 - 13:13

    Aunque coincido contigo en la esencia de lo que aporta el cloud computing, disiento en que esta forma de trabajar vaya a imponerse a corto plazo. Es un problema social más que tecnológico. No se trata de si tus ficheros están a buen recaudo, sino de dónde están, y eso, la mentalidad de los usuarios normales aún no puede asimilarlo. Servicios como el correo y la web que son esencialmente descentralizados se admiten “in the cloud” casi sin cuestionarse, pero dónde se alojan nuestros ficheros que podrían contener información sensible y privada… es otro cantar.

    Y no se trata de la disponibilidad. Todo el mundo puede llegar a entender que es mucho mejor guardarlos en un servidor en la nube, por todo lo que comentas. Se trata de que en un momento dado alguien puede tener acceso a nuestros ficheros sin que nos enteremos y que puede estar haciéndolo de manera continuada. Tener tus datos en una unidad de disco local y salvaguardados en otro disco en nuestra casa es más seguro que en la nube. Y no todo el mundo dispone de conexiones a internet 100% fiables ni redundadas. Si un día se te estropea la línea te quedas sin ordenador literalmente. No es lo habitual, pero seguro que te pasa el día que más falta te hace. Si te vas de viaje al extranjero no siempre se dispone de conexión en todas partes, y mucho menos usarás la 3G fuera de tu propio país. Y si nos vamos de veraneo a una casa donde no tenemos conexión a internet ni tenemos 3G ni queremos pagarla… mal asunto.

    Yo tengo clientes que no pueden alojar sus datos en “la nube” porque sus políticas no lo permiten. En la nube tus datos pueden estar alojados en un servidor en otro país y hay empresas que no pueden tener sus datos fuera del país.

    El Chromebook es un vano intento de Google por entrar en algún mercado después de sus últimos fracasos en telefonía. Se quiere meter en otro mercado donde no tiene nada que aportar porque para hacer eso mismo no es necesario un Chromebook de 500 dólares ni un sistema operativo nuevo. Con lo que existe tenemos las mismas posibilidades y muchas más. Lo raro es que Google no haya querido sacar un tablet, que encajaría mucho mejor en esta filosofía de cloud computing.

  • #003
    Gervasio - 14 Mayo 2011 - 13:16

    Coincido bastante en la impresión de que el trabajo en la nube es el futuro (incluso el presente para muchos), y más aún en esa magía que citas, de coger un dispositivo por primera vez y tener disponible inmediatamente toda tu información. Por ello hay una cuestión que me preocupa especialmente. La privacidad.

    Desgraciadamente, la inmensa mayoría (por no decir todos) los servicios disponibles en la nube se pasán totalmente por alto este punto y almacenan nuestro contenido en claro, o en el mejor de los casos cifrado con algún sistema propio, gestionando por su software, y en general del lado servidor. Esto hace, que por muchos controles de acceso que existan, como mínimo el contenido este accesible para el propio gestor del servicio, y personalmente no me parece aceptable. La mayor parte del trabajo que se realiza en empresas es (o al menos debería de ser) confidencial, ya no solo por una cuestión “de negocio” de la propia empresa, sino por que, si no me equivoco, incluso se podrían incumplir leyes de protección de datos por almacenar información de personas/empresas en servidores extrangeros (sujetos a leyes de otros paises) y sin la protección adecuada.

    Me gustaría que este tipo de servicios comenzasen a tomarse el tema en serio y plantearse la posibilidad de utilizar algún sistema de PKI como PGP o similar, de forma que la información se almacene cifrada en los servidores y solo se descifre en los equipos cliente. Con un sistema PKI no habría ningún problema en compartir información con los demas, si así de desea, simplemente intercambiando las claves públicas de los usuarios.

    ¿que opinión te merecen estos temas?

  • #004
    Jose Miguel - 14 Mayo 2011 - 14:00

    Te va a parecer un poco fuerte, pero hay archivos muy personales que yo jamás pondría en la nube. Tu lo miras todo desde el punto de vista empresarial o de trabajo, pero el ordenador tiene un uso personal, y a veces íntimo.
    Si fueras Pamela Anderson confiarías a la nube ese video porno donde Tomy no-se-que se la cepillaba? Cualquier administrador de Google podría verlo, aunque no lo hiciera público, digamos… uso personal.
    Lo siento, pero no.

  • #005
    Jose Miguel - 14 Mayo 2011 - 14:21

    #3. Eso mataría el concepto de nube. Porque lo que se pretende es acceder a tu trabajo desde cualquier ordenador, si dependes de que el ordenador tenga tu llave privada, te lo acabas de cargar. No podrías acceder a tus propios contenidos salvo desde tu propio ordenador, a menos que llevaras tu clave privada en un stick, lo cual ya de por si, es inseguro. Si sólo puedo acceder los datos desde mi ordenador, para qué cojones querría tenerlos en la nube en vez de en mi disco duro y un sistema de backup? En mi opinión, donde el tema de la nube no me parece consistente es precisamente en este aspecto, la inseguridad de privacidad de los datos.

  • #006
    Jose Miguel - 14 Mayo 2011 - 14:43

    Perdón por el tercer comentario. Pero como en todas partes cuecen habas, te puedo decir que yo trabajo para una gran corporación, como pueda ser Google o Microsoft. Y si bien es cierto que mis días de trabajo son normalmente ocupados, hay esos días que no hay nada que hacer y te aburres. Así que me puedo imaginar un día de esos en un administrador de Google… vamos a curiosear los archivos de los usuarios. Especialmente videos y fotos.
    Otra vez. Lo siento, pero no.

  • #007
    José A. - 14 Mayo 2011 - 15:23

    Mientras dependa del servicio de Timofónica para conectarme, seguiré conservando mis archivos a buen recaudo. Además, bastante información tiene ya “la nube” sobre mi…

  • #008
    Cristian G. Orozco Villagrán - 14 Mayo 2011 - 15:49

    Discrepo Enrique cuando dices “Las ventajas de que la información esté almacenada en el ordenador son escasa o nulas” y coincido plenamente con el primer posteo de José Miguel, me aprecio de ser una persona que está constantemente conectada pero porque tengo los medios para hacer eso, recuerda que hay mucha más gente que no tiene acceso a internet de la que sí la tiene, el planteamiento que tienes es utópico, y finalmente lo que dice Jose Miguel es cierto, mas que un uso laboral o empresarial, la gran mayoría (seamos realistas) tiene un notebook porque es PERSONAL, es tuyo, no está en casa porque te lo quieres llevar a todas partes, ese es su objetivo, llevarlo siempre contigo. El Chromebook es al menos algo contradictorio ¿para qué quiero algo movible, algo transportable, si supuestamente está en todos lados? en ese caso no es mejor un pc de escritorio con Chrome OS?

    Por otro lado, SI estoy de acuerdo contigo Enrique cuando planteas que es exquisita esa sensación de que puedes tener tu información en cualquier parte. Eso no tiene precio (sin hacerle publicidad a Master Card O_o)

    Mi intención no es debatirte en mala onda, sólo expresar mi punto de vista distinto.

    Saludos cordiales.

    Cristian.-

  • #009
    Carolus - 14 Mayo 2011 - 16:46

    Con el debido respeto, lo que usted cuenta parece muy razonable y bonito, pero vamos camino del Gran Hermano y del control total. Además,si se cuelga la red, o no hay cobertura, estamos perdidos. Todos sabemos que esto de que “se ha caído la red” ocurre muy a menudo, tal vez demasiadas veces y no tiene visos de que se arregle. Bastante se cuelgan los PC,s para añadir sobre ello un cuelgue de la “nube”. La nube me parece muy bien como medio alternativo, como copia de seguridad o como acceso desde cualquier sitio (CON COBERTURA) pero fiarlo todo a ella me parece cuando menos peligroso y una mala estrategia.

    En fin, el futuro dirá.

    Saludos

    Carolus
    http://www.elartedelaestrategia.com/

  • #010
    Gervasio - 14 Mayo 2011 - 17:44

    #5 yo no le veo tanto problema a eso, es decir, efectivamente no podrás (o será mas complicado) acceder desde cualquier dispositivo del mundo, mundial, pero sinceramente, yo creo que eso no es lo que se persigue (en general, o quizás tenga una visión muy sesgada del tema), sino más bien poder acceder desde todos tus dispositivos a todos tus datos, desde cualquier lugar. Para lo que un sistema de tipo PKI (o algo similar) creo que podría funcionar. O al menos, aliviar parte de ese problema y hacer la nube mucho más útil que ahora, donde ni siquiera puedes hacer eso con un mínimo de privacidad.

    Desgraciadamente, no creo que nada de esto se imponga, solo hay que ver el tiempo que lleva PGP para correo, y como prácticamente nadie, ni siquiera para las comunicaciones de empresa, lo utiliza. Es verdad que la gestión de claves es compleja pero… pero el que algo quiere… algo le cuesta no?

  • #011
    Gorki - 14 Mayo 2011 - 17:44

    Vuelvo a repetir lo dicho otro dia. Trabajar o no en la “nube” es cuestión de gustos y yo personalmente creo que ya trabajo en la “nube” sin proponérmelo en mas de un 85% de los casos.

    En este sentido es cuestión de tiempo, que personas y negocios normales, (es decir los ciudadanos más o menos anónimos, y que trabajamos o tenemos negocios que no necesitan una protección especial en sus datos como albañiles, dentistas, maestro, vendedores etc. etc.), que tanto en lo particular, como en lo profesional, pasemos a utilizar mayoritariamente los servicios en la “nube” pues nuestros datos no son “secretos” sino “discretos” que no es lo mismo.

    La dirección de mi domicilio no es secreta, sino “discreta”, no la publico, pero tampoco la guardo bajo siete llaves y quien tenga las listas electorales la puede encontrar si problema. Igual que utilizamos el teléfono sin cifrar, algo que no usará un embajador para informar a su país, utilizaremos la “nube”, con un mismo nivel de riesgo asumible.

    Otra cosa es que por ello desee una “caja tonta” que solo tiene un navegador, pues por muy poco más, tengo un PC completo que puede trabajar de caja tonta cunado convenga y que además hace otras cosas aparte de “poner bonito” documentos, por ejemplo acabo de scanear dos fotografías antiguas. ¿Como hago eso con un equipo que solo tiene un navegador?

    Otro punto de discrepancia, es opinar que Google Docs se puede comparar en calidad con la Office, aunque la distancia ha disminuido, aun la diferencia entre esos dos conjuntos de programas, si no abismal, es aun muy grande.

  • #012
    Gervasio - 14 Mayo 2011 - 17:47

    Por otro lado, que se me olvidó, no solo estaríamos hablando de guardar tus datos (entendiendo por ficheros, etc.) sino las propias redes sociales. De forma que lo que pones en facebook, que es para ti y tus amigos, se guarde realmente cifrado del lado del servidor, y sea solo descifrable por quien realmente tu quieres que vea eso.

    De nuevo esto tampoco tiene mucho futuro… pues la gente en general no parece tener mucho aprecio por su privacidad, solo hay que ver como utilizan facebook y cia. la mayor parte de sus usuarios.

  • #013
    Julio - 14 Mayo 2011 - 18:59

    Lo que he visto hasta ahora es que el concepto de nube se identifica en que un tercero ya sea Google, Microsoft o IBM, etc. se pone en medio de mis datos y me ofrece un servicio estupendo. Estés donde estés si tienes conexión tendrás acceso a tus datos y sólo tus datos.

    Entonces alguno de vosotros se pregunta, ¿qué pasa con mi “porno” o mis datos sensibles?, y que va a ser que no. Que si la confidencialidad de mis datos, que si su servidor está en otro país y por lo tanto sujeto a otras leyes que no se deben asumir etc.

    Otros dicen que vale y que los prestadores de esos servicios son muy pero que muy profesionales y tienen más medios que tú, que si el backup del proveedor es mejor que tus sistemas, que si tienen un sistema de redundancia estupendo y que tú no te lo puedes permitir, o unas líneas de comunicaciones de primer nivel, etc.

    Así pues todo se basa en que la nube te la ofrece un tercero.

    Nadie comenta que la nube te la fabriques tú mismo y poder obtener lo mejor.

    ¿Qué ventajas tienes si pasas de “Google” y te fabricas tu propia nube?, ¿qué desventajas tienes si haces esto?.

    Yo desde luego lo tengo claro ¿qué os parece a vosotros?.

  • #014
    minipunk - 14 Mayo 2011 - 19:07

    Me queda la duda sobre escanear un documento, por lo demás yo si que lo veo de utilidad.
    No debemos entender l”la nube” solo como el alojamiento y software de google.
    Comparto con hermanos un servidor privado al que únicamente accedemos por ftp y en el que alojamos presupuestos, facturas y demás.
    Con las herramientas de google y otras que se ejecutan “online” podemos modificar fotografias, crear presentaciones y documentos para posteriormente gurdarlas en “nuestro servidor” y al que solo nosotros tenemos acceso.
    Destacar, por último, que esos Chromebooks se alquilarán a estudiantes de EEUU por tan solo 20$ al mes (50$ a empresas) al alcance de todos los bolsillos.

  • #015
    Miguel Ángel Cruz - 14 Mayo 2011 - 19:34

    Desde mi punto de vista hay que diferenciar lo que realmente ofrece Google y lo que necesitamos en un momento dado. La nube hoy por hoy no ofrece un sin fin de necesidades que tenemos muchos de nosotros:

    · Edición de vídeo
    · Almacenamiento masivo de decenas de gigas de fotos
    · Entornos de programación/desarrollo/diseño
    · Edición de fotografía (aunque ya hay servicios para esto)
    · Juegos de jugones
    · etc

    Pero también es cierto que esas tareas las hacemos de manera puntual, específica y con premeditación. Lo que desde mi punto de vista me ofrece Google con este sistema es una extensión más simplista de mis datos en movilidad. Quiero decir con esto que en itinerancia habitualmente no realizo esas tareas para las que sí necesito una máquina de escritorio o portátil decente. Google ofrece acceso a tus datos de una forma sencilla y sin complicaciones. Quitando mucho hierro y complejidad al sistema y con una máquina sencilla y “barata”. ¡Como un iPad, sí!

    Lo complejo del asunto es encontrar la forma de que ambos entornos trabajen de forma estrecha y colaboren lo suficiente entre sí para que se sincronice todo lo importante. Me refiero a que automáticamente mis ficheros, contactos, música, y últimas fotografías las tenga en ambos lugares de forma transparente para no tener que estar continuamente decidiendo donde salvo un fichero en función de su contenido (en mi hd local, dropbox o google docs).

    La empresa que consiga la convivencia perfecta entre el trabajo en escritorio y la movilidad ganará una gran batalla, creo yo… y Apple lleva la delantera con su iPad/iPhone y MobileMe… Lástima que sea un ecosistema cerrado y caro :(

  • #016
    Pedro Fortuny - 14 Mayo 2011 - 20:20

    Como todo,

    está muy bien, pero serán los usuarios los que decidan si “el lugar de operación natural es la nube” o no. Y terminará como todo: “depende” (todo tan gallego, al final, pues gallegos somos todos). Como manera de funcionar está bien, pero resumirlo todo en “dedicarse al diseño o a las artes gráficas” para decir que con Google Docs “tienes de sobra” es el típico reduccionismo utopicista.

    Cito:
    “dotado de redundancia, de sistemas de seguridad y de prevención de desastres”
    Cfr: a) las decenas de usuarios que quedaron sin algunos datos de gmail. b) Los múltiples servicios que quedaron “sin servicio” y que perdieron datos con el fallo de la nube de amazon…
    A todo esto… ¿Sony? ¿seguridad?

    “Son muy pocos”… Uno ya es mucho. ¿No? Imagina que eres tú.

  • #017
    diego - 14 Mayo 2011 - 20:54

    fast question:
    para las ponencias/clases/varios…
    ¿qué porcentaje de presentaciones “en la nube” utilizas frente a las de tu pc (powerpoint, keynote o similar)?

    y no me refiero a que las descargues de la nube y las ejecutes, porque si no tienes posibilidad de instalar tu software -es el caso de estos ordenadores- eres cautivo de google.

  • #018
    josepzin - 14 Mayo 2011 - 20:57

    Sin entrar en la privacidad de datos, comparto las ventajas de tener cosas en la nube pero me reservo el derecho de tener una copia sincronizada en mi disco duro.
    En este sentido me gusta mucho Dropbox, ya que tengo ambas cosas, pero hay otras que estan solo en “la nube” y no queda otra alternativa que bajar al disco de vez en cuando, los correos (Gmail) por ejemplo.

    Sobre la privacidad de los datos almacenados en internet, todo un tema… si mis datos fueran realmente importantes no creo que los dejara tan alegremente en Dropbox, aunque contradiciendome a mi mismo tengo un archivo cifrado (Keepass) con todas mis contraseñas metido en Dropbox :D

  • #019
    Darth - 14 Mayo 2011 - 23:23

    en realidad a mi me parece que el futuro pasa por otro tipo de solución en lo que se refiere a sincornización de nuestros datos y poder disponer de ellos desde cualquier parte.

    Un servidor casero, con Windows Home Server, donde sincronizamos con él nuestros documentos a través de herramietnas como Live Mesh.

    De esta manera, con cada ordenador que tengamos, se sincronizarán nuestros docuementos de forma automática. E incluso prodemos acceder a nuestro server y por ende a cualquiera de nuestros documentos desde cualquier dispositivo vía web (como de hecho ya se puede hacer en Windows Home Server).

    Incluso una mayor integración con los móviles Windows Phone nos hará disponer de esos mismos documentos en nuestro móvil.

    Todo ello con privacidad.

    Todo ello sin que nuestros datos pason por los servidores de una multinacional que escudriña en nuestros datos para saber más de nosotros y así mandarnos publicidad.

    Para mí, ese es el futuro.

    Y simplificando aún más la idea. Incluso una videoconsola como Xbox , que cuenta con un disco duro de gran capacidad, podría funciona de servidor casero.

    Por lo tanto, para mí, Microsfot tiene la baza ganada en este aspecto.

  • #020
    Gorki - 14 Mayo 2011 - 23:38

    Pedro Fortuny

    Respecto de la seguridad en la nube, tienes razón no es absoluta, pero, no sabes cuantos datos he perdido en soportes de respaldo, de los que ya ni tengo forma de leerlos y ademas si tuvieras se levantaría la pista magnética. Conservo soportes de respaldo en cintas de una pulgada, “data cartridges”, diskettes de 8″ 5″ y 3,1/4″ que ya no tengo aparato capaz de leerlos,y si los leyera, la pista magnética probablemente se reduciría a polvo y si aun no fuera así, no tendría los programas de software que los soportan.

    ¿Que crees más probable que es rompa un disco duro externo o que se borren los datos de los servidores de Google?

    Si mis e-mails están en Gmail, fue porque con el cambio de Pc perdí mis e-mails descargados con Outlook.

    Estoy seguro que el 90% de quien entra aquí, no tiene respaldo de su disco duro de su PC, (aunque sea un Pc de trabajo), de lo hecho en esta última semana, en Dropbox puedo perderlos, claro, pero indudablemente están más seguros que en mi ordenador y ademas conservo automáticamente las versiones anteriores, por si la picio y destruyo sin darme cuenta algo importante.

  • #021
    Carolus - 14 Mayo 2011 - 23:48

    Tras leer todos los post, es evidente que hay muchas ventajas e inconvenientes. Lo que no cabe duda es que constituye otra opción nueva sobre lo que hay y todo lo que aumenta opciones da mas libertad. Sea pues bienvenido y que decida el público.

    Saludos

    Carolus
    http://www.elartedelaestrategia.com/

  • #022
    asmpredator - 15 Mayo 2011 - 08:55

    Si el prestador de servicios cierra,¿donde me va a parar mi información en la nube?,¿puedo confiar TODA mi información a una empresa en la nube?,¿realmente quiero tener un ordenador que dependa totalmente de conectarme o no a Internet?.
    La nube tiene ventajas no lo discuto, pero yo como persona ya no como usuario aprecio mi intimidad.
    Otra cosa es que me digas que las aplicaciones vengan de esa nube, que puedas por ejemplo suscribirte a un servicio de Office y puedas utilizar sus herramientas sin necesidad de instalarlas en tu ordenador, pero los datos ,MIS datos me los manejo yo, llamame anitgüo pero los datos son mios no de una corporación que puede utilizarlos sin mi consentimiento.

  • #023
    Pablo - 15 Mayo 2011 - 09:22

    Puedo ver las ventajas de la nube……. lo que no alcanzo a ver son las ventajas de no tener disco duro ………

  • #024
    Pit - 15 Mayo 2011 - 12:50

    Si hablamos de usuarios finales o microempresas, ¿es recomendable la nube? Sí, sin duda. Pero esta nube pública que se nos propone (que paradójimente quiere decir que en realidad está bajo el control de Google) es una amenaza seria, tanto o más que el software mayoritariamente propietario o el monopolio del escritorio de Microsoft. Con el conocimiento no sólo de qué nos interesa comprar o leer, sino con quien hablamos, como nos sentimos y el dinero que tenemos, el poder de Google sería mayor que el que ninguna empresa haya tenido jamás.

    Si alguna lección histórica puede extraerse sobre el poder es que todo el que tiene la opción de ejercerlo durante el tiempo suficiente, lo acaba haciendo.

    Las grandes y pequeñas empresas caminan decididamente no sólo a la computación. sino también al alojamiento y escritorios en la nube, están “privatizando” esa nube cada vez más. La nube privada debería ser el futuro más deseable en este sentido.

  • #025
    Samuel Perez - 15 Mayo 2011 - 15:41

    Creo que con este concepto pasara como con google wave, es un concepto demasiado innovador y que la gente normal no esta preparada para poder usarlo. He pulsado el ambiente entre mis compañeros de trabajo y amigos y esa es la impresión que tengo.

    Aparte de eso el concepto me parece magnifico y espero que tenga exito

  • #026
    Ubeda14 - 15 Mayo 2011 - 18:33

    #23 El disco duro es ya un lastre del siglo pasado. Ahora con la nube puedes dejar toda tu información privada y sensible en cualquier sitio y sin saber donde (ni falta que hace) pues detrás siempre habrá una gran empresa que se hará perfectamente responsable y la cuidará con mucho mimo para que no se pierda. Y ten por seguro que no la utilizarán jamás ni urgarán en ella para sacarle provecho y comercializarla directa o indirectamente. Todo es cuestión de confiar ciegamente y lanzarse a la nube.

    La nube es como la banca. Y es el futuro. Todos saben que sin los bancos la sociedad no podría funcionar y que lo mejor es dejar todo tu dinero en los bancos para que ellos lo administren muy bien y obtengan beneficios.

    La gente quiere tener casa propia, coche propio y ordenador propio (con disco duro) pero es mucho mas rentable, mas ecológico y sostenible alquilar sin poseer y permitir así que el dueño de todo sea otro, y que el control real quede en manos de los expertos pues ellos sabrán gestionar todas tus cosas mucho mejor que tu. Pero esto no es comunismo, es distinto.

  • #027
    Jomaweb - 15 Mayo 2011 - 19:50

    en mi opinión, confiar en las nubes es estar un poco en las ídem, y una soberana sandez.

    Estamos suponiendo demasiadas cosas, entre otras, por no mencionar demasiadas:

    – que los países en los que se presta servicio son libres y democráticos y no acceden a la información de sus ciudadanos salvo razones legalmente aceptadas por un juez.

    – que las empresas prestadoras del servicio siguen criterios éticos y protegen los datos de los clientes frente a los intentos del poder por controlarlos. (hablemos de China, por ejemplo)

    – que solo escribes cartas, documentos o usas hojas de cálculo. No llega al 25% de mi trabajo semejantes tareas. Para todo lo demás se precisa un pc potente con enormes archivos locales

    – mis mas de 500 gb de datos personales nunca estarán en la nube aunque solo sea por el tiempo que tarda en transferirse arriba y abajo. Impracticable e ineficiente

    – el porcentaje de población mundial con acceso suficientemente bueno a este tipo de servicios es mínimo y residual. Estamos hablando de una clase rica de élite en países desarrollados. Los millones de potenciales usuarios de esta nube virtual andan mas pendientes de que las nubes reales hagan su trabajo, que es traer agua de vez en cuando a sus yermas tierras, y no morir de cualquiera de las enfermedades evitables que acarrea el consumo de agua en mal estado

  • #028
    Jomaweb - 15 Mayo 2011 - 20:20

    Y olvidé mencionar que seria interesante saber la opinión de los usuarios de blogger que estuvieron dos días sin poder acceder por fallos en el servicio hace unos días.

    Ya me los imagino ciscandose en la nube.

  • #029
    Gnx - 15 Mayo 2011 - 21:03

    Todo lo que comentas que brinda Google con su ordenador lo puedo hacer yo con el mío simplemente usando un navegador. Basta introducir tu cuenta de Google en Google Chrome (puede no ser tan sencillo con Firefox, hay que introducir una clave segura) para que tengas automáticamente todos tus marcadores, historial y contraseñas. La parte de docs ni me la planteo como una ventaja, en cualquier navegador donde inicie sesión los tengo de igual modo.

    Entonces, ¿qué me aporta chromebook? Para mí, básicamente nada. De hecho me resta potencia se algún día me salgo fuera de un posible y exlusivo trabajo habitual con (digamos) Google Docs para ponerme con un editor de vídeo y editar un triste vídeo que he hecho con mi móvil y su cámara de 2mpx.

    Y si nos ponemos a hablar de conexiones, ya lo han comentado. ¿Qué pasa con mis miles de fotos de varios MB? ¿Y mis vídeos caseros? Solo de pensar lo que tardo en subir una canción con una conexión decente (para este país) se me quitan todas las ganas para siempre. Si surge alguna avería de la línea en alguna “caseta” te quedastes sin ordenador. Y no hablemos de si usas una conexión 3G, un completo abuso en cuanto a calidad/precio.

    Y no hablo de series o películas, porque los sistemas de pago ahora mismo son una risión. ¿Alquiler de películas por internet? ¿Pagar 4€ cada vez que quiero ver mi película favorita, por volver a descargarme los mismos datos? Me parece una estafa.

  • #030
    alucinada29 - 15 Mayo 2011 - 23:57

    #28 Es cierto que hubo algunos problemas con Blogger. Fue como un Viernes 13

    Intentabas acceder a tu Blog y no podías. Y si buscabas en Google información sobre el problema no encontrabas nada y tenías entonces que recurrir a Bing.

    Blogger detalla por qué suspendió el servicio:

    http://eleconomista.com.mx/tecnociencia/2011/05/13/blogger-detalla-que-suspendio-servicio

  • #031
    Maria - 16 Mayo 2011 - 01:31

    Esto viene a ser como lo que ya tenemos en cualquier ordenador pero quitándole el disco duro y la posibilidad de instalar lo que quieras. Y te lo venden como una ventaja… ¡hay que ver lo que hace el marketing!

    “El no tener programas convencionales es todavía mejor” Ésta es para las chirigotas de Cádiz; sólo se le puede ocurrir a alguien que se dedique a vender humo a base de powerpoints. Con un ordenador se pueden hacer, y se hacen, muchas cosas más. Y me estoy refiriendo al común de los mortales, no sólo a informáticos, diseñadores gráficos, matemáticos, arquitectos, etc.

  • #032
    S. Alberto Pérezlucio - 16 Mayo 2011 - 03:00

    Pensando en la todo lo que implica tener información en la nube pienso que esto debería de verse tan solo como otra más de las opciones para tener información almacenada y no como la única. Es como tener la opción de disponer de la información en el HD de la computadora o el el HD externo.

    Creo que se esta convirtiendo en una opción pero como una tendencia que desemboque en un destino único para nuestra información.

    Por otro lado es una opción solo para personas que les acomode, por las características de los datos que manejan (no muy confidenciales, no muy grandes, etc).

    Lo de privacidad y la confiabilidad de tener siempre el acceso a los servicios sin interrupción lo dejo de lado ya fue muy tratado aquí.

    Saludos.

  • #033
    Anónimo - 16 Mayo 2011 - 18:53

    Yo me he quedado mas veces colgado sin Internet, que veces he derramado un cafe sobre mi ordenador.

    Todo lo que planteas gira entorno a pros y contras colocados ambos a uno y otro lado de la balanza. Y si es de esta forma como hemos de valorar esta nueva forma de entendimiento persona-pc, yo llego sin muchas complicaciones a considerar que, hoy por hoy, siguen siendo mas las ventajas de mi “disco duro” que de tu “nube”.

    Tengo la sensación de que quitas hierro a problemas de cierta entidad (que caiga Internet, que te rebienten las cuentas desde a saber que lugar, que no tengas cobertura 3g en tu portátil,…) y por otro lado planteas como cotidianas situaciones que en la práctica dudo mucho que lo sean tanto (que te roben el ordenador, que se rompa,…).

    Creo Enrique, con el debido respeto, que te dejas llevar fácilmente por aquello que nos dicen que debemos hacer. Si fueras un poco mas critico, y te lo digo sin grandes conocimientos tecnológicos, creo que te darías cuenta de que últimamente se plantean un sin fin de nuevas formas de acceso a la tecnología para las que la sociedad en la que vivimos no está preparada. A estas nuevas formas de relación “hombre-máquina” la podriamos bautizar como la tecnológía buenista, propia y hecha para una sociedad idilica y perfecta que dista años luz de la que nos toca vivir. Si a un mandril le das una sierra, no se fabricará una silla, lo que puede que pase es que sin querer se corte un brazo o que se cargue a su mejor amiguito.

    En definitiva creo que la gente se está lanzando con los ojos cerrados a todo aquello que se circunscriba dentro del término tecnológico (cualquiera se arriesga a decir hoy por hoy que no domina internet: repudiado de por vida), sin valorar que en la mayoría de los casos existen verdaderos agujeros a los que preferimos mirar para otro lado, y asó nos va (véase Sony y su paltaforma de juegos, datos que se roban de tarjetas en internet,…). El lema parece ser: mas vale estar a la moda aunque lo pagues caro que no estar “in” y ser un… ¿Cómo lo llaman? Ah si: analfabeto. Por cierto, hablando de analfabetismo ¿A ver quien escribe correctamente hoy por hoy la lengua de Cervantes?

    Quien a dicho que la tecnología siempre es buena, lo que es bueno es el Progreso, y éste no tiene por que ir sine qua non acompañado de un exceso tecnológico desmedido (que es lo que se está suscitando en estos tiempos), ya que, de ser así, a la postre, la tecnología no será de verdadera utilidad para el Hombre (que es para quien estrictamente tiene que servir), sino será de utilidad para a saber quién y a saber para qué fines. El Progreso es para todos.

    Un saludo muy grande Enrique.

  • #034
    Giu - 17 Mayo 2011 - 11:24

    En absoluto. No voy a ceder mis datos y mis documentos a Google, Facebook o IBM, por ejemplo. Faltaría más.

  • #035
    Alvaro Montes - 25 Mayo 2011 - 20:32

    Comparto su afición por la nube, pero es poco serio decir que casi nadie necesita “poner bonito” un documento. Tal vez usted como profesor no tenga otras necesidades en la gestión de documentos que el texto mismo que escribe, pero millones de usuarios de informática necesitamos comunicar a través de los documentos, y comunicar no es sólo un problema de contenido. Mejor dicho, la vieja diferenciación entre “forma” y “contenido” ha sido abandonada, incluso en las ciencias de la ocmunicación, en los estudiso lingüísticos y en muchos otros campos. Formatear un documento no es sólo un asunto decorativo y en ese punto, Google Docs está apenas en el pre-escolar, mientras la suite de Microsoft, nos guste o no, está en la Universidad.

    Adicionalmente, la nube es funcional y deliciosa en los países más desarrollados de Norteamérica, Europa y Asia, pero en Latinoamérica, grandez zonas de Asia, algunas regiones de Europa y Africa, la disponibilidad de acceso a Internet no es permanente, los anchos de banda no son suficientes aún, por lo que – lamentablemente – la experiencia nube todavía no podemos disfrutarla en plenitud.

    Aprovecho para felicitarlo y decirle que Latinoamérica admiramos y seguimos sus reflexiones.

  • #036
    Jose San Emeterio - 31 Mayo 2011 - 15:10

    Me encanta ver tanta controversia sobre este asunto… Esto es un indicador claro de que algo está cambiando en nuestra forma de ver el mundo. Este cambio todavía cobra más relevancia si tenemos en cuenta la inminente incorporación de HTML5 que potenciará nuestras experiencias móviles sin dispositivos con grandes capacidades de procesamiento.

    Si bien estoy convencido de que lo que hoy conocemos evolucionará también me invaden las lógicas preocupaciones de la seguridad frente a la flexibilidad de la nube pública, de las aplicaciones generales frente a las más específicas… ¿Cómo hacer una tabla dinámica con Google Docs? ¿Qué nos dice la letra pequeña si se pierden nuestros datos?¿Quién garantiza la continuidad del negocio en versión “gratis” de Google?

    Estamos en una fase muy inicial de este proceso y es importante que las lagunas técnicas y legales se vayan aclarando.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados