The Huffington Post: nuevos tiempos para el periodismo

Quédate con la figura que ves sobre estas líneas, tomada del propio Huffington Post: es la definición de todo un nuevo modelo de comunicación. Fíjate en las cabeceras, en su estructura, en el origen y la naturaleza de cada uno de los nombres que ves ahí. Funcionará o no, saldrá bien o mal – nunca fue AOL un ejemplo de buen saber hacer en el tratamiento de sus adquisiciones, y una adquisición mal hecha significa una destrucción de valor – pero por el momento, dice lo que dice: que un medio creado en 2005 aprovechando todos los nuevos elementos sociales y comunicativos que proporcionaban las nuevas herramientas de la web, vale hoy trescientos quince millones de dólares para un conglomerado mediático que intenta establecer su posición en el nuevo entorno, y que pretende utilizarlo como modelo.

La adquisición sitúa a Arianna Huffington, fundadora del medio, como cabeza visible (presidenta y editora en jefe) de todas las publicaciones de AOL, incluyendo las procedentes de adquisiciones anteriores de las que ya hablamos en su momento como Weblogs, Inc. (octubre de 2005) y TechCrunch (septiembre de 2010). Esto es lo que hay. El periodismo del futuro debe construirse con los elementos propios de publicaciones cien por cien digitales como el Huffington Post, Weblogs, Inc. o TechCrunch: periodistas vocacionales que escriben desde cualquier sitio sobre los temas que les gustan e interesan, como puedes encontrar en cualquier blog bien entendido. The Huffington Post está construido por más de tres mil bloggers y especialistas que colaboran en tiempo real cubriendo temas de todo tipo, que escriben sobre lo que quieren escribir y sobre aquello de lo que saben, por invitación o de manera habitual. Contenido original, generalmente bien documentado, y con unos costes de producción dignos, pero con una estructura decididamente diferente a la existente en los grupos de comunicación tradicionales – sí, esos que se hunden cada día más a pesar del intenso maquillaje de sus resultados hasta que ya no queda nada que maquillar.

La adquisición de The Huffington Post es lo que es: una descomunal llamada de atención al negocio de los medios. Quien quiera ser alguien en el futuro de la comunicación, que vaya pensando en abandonar el papel o en darle la importancia que tiene, puramente residual, y en concentrarse en una nueva manera de hacer las cosas, de producir información, de estructurarla y de transmitirla. Si crees que periodismo consiste en redacción física, en lugar de ser un combinado de uso de medios sociales, de proporcionar experiencias activas y de generar comunidad, prepárate, porque eso es lo que hay. ¿”Periódico”? Si pretendes seguir teniendo un “periódico”, cuyo nombre implica periodicidad, cuando ya toda la actualidad se mueve de manera continua, es que aún no has entendido nada.

ACTUALIZACIÓN: Vanesa Rodríguez me entrevistó sobre este tema para RTVE.es, y publicó un artículo titulado “AOL y el Huffington Post: ¿contenidos a granel o nuevo periodismo?

7 comentarios

  • #001
    Franck - 7 Febrero 2011 - 09:21

    De vez en cuando una buena noticia viene bien.

    Hay más de 30 redes de blogs comerciales que operan en España (¿para cuando la consolidación del mercado?), ¿cuantas sobre el modelo del Huffington Post?

    Enhorabuena para la dueña, por lo demás Wait & See. Pelotazos & Fracasos forman una gran pareja

  • #002
    Victor Verges - 7 Febrero 2011 - 09:55

    En esta compra y en su futuro veo más nubes que claros.

    1. Es muy difícil que dos organizaciones tan diferentes se entiendan, no creo que baste con poner al mando a Arianna Huffington, para que el modelo siga funcionando.

    2. Al lector del Huffington Post, desde hoy mismo ya le gusta menos este medio, por pertenecer a quien pertenece. Un ejemplo, Donde iran a leer los lectores de hunffington info de esta compra???

    3. La historia nos dice, que es bastante probable que pase como con otras compras de AOL, como en su dia Netscape, o de otros muy sonadas como Ebay comprando Skype. Que compran algo interesante, pero no saben que hacer con lo comprado.

    4. Oportunidad para que nazca y crezca otro Huffington independiente, y para abrir los ojos a otros medios de comunicacion.

    Tendremos que esperrar a ver como se desenvuelve todo.

  • #003
    Se busca emprendedor - 7 Febrero 2011 - 10:06

    A ver como sale la apuesta, pero parece que los de AOL han entendido como funciona esto. Más de alguno por aquí tendría que aprender, en vez de lloriquear porque ha llegado internet… Disrupción… Disrupción…

    Saludos ;-)

  • #004
    Montadito - 7 Febrero 2011 - 12:14

    Pareciéndome una muy interesante iniciativa, te diré Enrique que eres más papista que el papa. La propia Arianna Huffington es menos extremista que tu en la visión que tiene del fututo de la prensa. Extracto de la entrevista “EL FUTURO DEL PERIODISMO DIGITAL: ARIANNA HUFFINGTON” en EL PAIS del 11/07/2010:

    EL PAIS: ¿Cómo ve el panorama mediático dentro de cinco años, cuál es el futuro del periodismo?

    A. HUFFINGTON: Yo veo una convergencia. Los medios tradicionales harán cada vez más cosas online, involucrarán a sus lectores cada vez más, y los medios online, como The Huffington Post, harán cada vez más periodismo tradicional.

    EL PAIS: ¿Desaparecerán los periódicos?

    A. HUFFINGTON: No. Adoramos los periódicos, hay algo en nuestro ADN que nos hace amar los periódicos. Yo estoy suscrita a siete periódicos. No creo que vayan a desaparecer. Van a tener que ajustarse: algunos desaparecerán, pero los mejores se ajustarán y sobrevivirán. (…)

    Sobran los comentarios.

  • #005
    Raul Garcia - 7 Febrero 2011 - 14:34

    Todavia en 2011 y a ver como funciona esto, y en EEUU a 6000 km … bueno y AOL lleva 30 años osea desde los 80s como el gigante, pero hoy enano en comparacion de los “negocios oline”, es para no creerse nada ya

  • #006
    Bolsa - 7 Febrero 2011 - 23:32

    Este es un modelo en el que creemos en Financialred, el de micro medios especializados que conforman un medio de comunicación. Un medio que se hace desde abajo hacia arriba, donde es el publico el que da importancia a los colaboradores y los pone en su lugar. Donde el talento es el driver principal de una organización con un desestructurado criterio editorial. Donde se ficha talento de la red.

    Medios por otra parte mucho mas independientes, por su idiosincrasia, por su estructura de guerrillas.

    En definitiva medios de comunicación, muy diversos y donde cada vez es mas dificiles de controlar el mensaje, y dirigidos por la búsqueda de talento.

  • #007
    proaonuiq - 9 Febrero 2011 - 14:48

    Los medios de comunicación son el interfaz de los agentes sociales con el mundo que les rodea. Les permiten situarse, tomar decisiones y actuar.
    Actualmente hay tres “interfaces” disponibles: medio tradicional en formato papel y on-line, medio on-line tipo Huffpo y medio a la carta (selección personal de blogs y otras fuentes).

    ¿ Puede un medio tradicional competir en velocidad, profundidad (poder ver que relevancia tiene un determinado evento y sus consecuencias; esto sólo pueden aportarlo expertos), extensión (poder ve una misma noticia desde diferentes angulos), calidad (atractiva redacción) y credibilidad con un medio a la carta ?. Quizás en en credibilidad.
    ¿Y un medio tipo Huffpo ? Según y cómo. Cuanto más se aproxime a un medio a la carta, mejor. Pero estos son muy dinámicos, exigen esfuerzo por parte del usuario y no son predecibles; el “marcom” necesita ritmos son más lentos y medios más predecibles.

    Otra cosa es que una integración vertical ISP / creador de contenidos tenga sentido empresarial. En mi opinión no lo tiene y todo indica que AOL venderá en un futuro más o menos próximo su linea de negocio ISP, ya en vía de obsolescencia. Interesante el artículo del Economist sobre este tema.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados