Peter Jenner, la música y el copyright

En el mundo de la música, Peter Jenner es cualquier cosa menos un desconocido: descubridor, entre otros, de grupos como Pink Floyd o The Clash, se graduó como economista en Cambridge University y trabajó como Profesor de Economía en la London School of Economics. Además, pertenece a la Featured Artists Coalition (aunque en esta ocasión dejó claro que hablaba a título personal) y es Presidente Emérito de la International Music Managers’ Forum.

En una charla en el Westminster eForum, Peter Jenner ha dejado claras algunas ideas evidentes, pero que precisan ser repetidas muchas más veces para entrar en la durísima cabeza de algunos:

Attempts to stop people copying are clearly a waste of time (…) Not only are they a waste of time, they make the law offensive. It’s very similar to prohibition in America in the 1930s.”

“Los intentos por detener las copias son claramente una pérdida de tiempo (…) No solo son una pérdida de tiempo, sino que convierten la ley en una ofensa. Se parece mucho a la Ley Seca en los Estados Unidos en los años treinta”

En una lección de economía y de sentido común, Peter afirma que los clientes en la industria de la música no son consumidores, porque la palabra “consumidor” indica que algo se consume, y en el mundo de la música no “consumimos” archivos, porque no hay límite al número de veces que un archivo puede ser copiado, y porque cada vez que enviamos el archivo a otra persona, incrementamos la oferta.

I don’t like to use the word consumer in the context of the digital world. We do not ‘consume’ files. There is no limit to the number of files that can be copied. Every time you send a file to somebody else, you increase the supply.”

Además, habló de la evidente falta de adecuación del sistema actual de copyright para la situación actual, y de como el precio de la música, en entornos digitales en los que el coste marginal de un archivo es básicamente cero, acaba siendo igualmente cero:

If we rely on a copyright law – i.e. a right to copy law – we’re clearly barking down a historical blind alley. The comparison is making airline legislation based on the rail network. There aren’t many signals in the sky…”

It seems to me that in the online world, the marginal cost of a digital file is essentially zero, making it an inescapable reality that the digital world is pushing the price of music towards zero.”

Verdades claras y evidentes, a pesar de los esfuerzos de algunos por distorsionar la realidad y hacer comulgar a todos con ruedas de molino. La crisis de la industria discográfica – que no de la música – no se debe a Internet, se debe a que está dirigida por incompetentes capaces de gastar dieciséis millones de dólares en abogados para intentar cobrar menos de cuatrocientos mil con un enorme coste de imagen asociado, siguiendo una tendencia que hace enormemente felices a sus abogados y que lleva ya prolongándose durante varios años.

Lo dijimos en su momento: it’s the economy, stupid

20 comentarios

  • #001
    Krigan - 15 Julio 2010 - 08:41

    Las obras culturales se pueden comercializar de múltiples maneras: dando conciertos, emitiendo las pelis con anuncios, etc. Si nos ceñimos a la venta de copias, la propuesta de valor de la industria consiste en que el consumidor ha de abstenerse de hacer sus propias copias a coste virtualmente cero para comprar copias peores (por el DRM) a precio elevado.

    Cualquier persona puede darse cuenta de que eso no funciona, pero como la venta de copias dio mucho dinero en el pasado (por una limitación tecnológica que ya ha desaparecido) la industria se dedica a la negación de la realidad. Que si campañas de concienciación, que si campañas de represión, que si nuevos sistemas de represión (a menudo inconstitucionales) porque los anteriores fallaron… lo que sea con tal de no admitir que es inevitable.

    Han de partir de la base de que es inevitable, porque esa es la muy verdadera realidad. ¿A dónde nos lleva esto? A que la industria debería abandonar el negocio de las copias, o bien construir una nueva propuesta de valor en torno a ellas. No hay más opciones. Y si me dices, en otro empeño de negar la realidad, que no hay manera de hacer una nueva propuesta de valor, ya sabes cuál es la otra opción: abandonar la venta de copias.

  • #002
    Peque - 15 Julio 2010 - 09:53

    No me parece correcto criticar a la RIAA por gastarse 16 millones de dólares para recaudar 400.000 si no sabes antes cuáles son sus intenciones.

    Sin ser un experto, creo que es una grán campaña de bullying para atemorizar a los file-sharers. Visto desde ésta óptica, el dinero gastado en juicios es una inversión para evitar más “pérdidas” por P2P (por ejemplo: ellos gastan 16 millones, pero con eso atemorizan a la gente que evita compartir música por valor de 100 millones).

    Están igual de equivocados (dichas pérdidas no son reales, todos lo sabemos), pero se entiende un poco más porqué insisten con el tema de los juicios.

  • #003
    Enrique Dans - 15 Julio 2010 - 10:01

    #002: Es claro lo que tenían en la cabeza, de hecho, puedes ver más datos aquí, pero la decisión sigue siendo una aberración desde el punto de vista de gestión. Eso es lo criticable. Si sus decisiones son así, tomadas con ese criterio de matón de patio de colegio, merecen hundirse bien hundidos.

  • #004
    Peque - 15 Julio 2010 - 10:12

    #003: La mayor ironía posible sería que “mágicamente” lograsen acabar de forma total y efectiva con las descargas de música P2P. Entonces veríamos qué pasa con las ventas (hint: bajarían).
    Compartir música online es una forma de publicidad que en última instancia hace aumentar las ventas. Y es gratis para las discográficas!

  • #005
    Raquel Morente - 15 Julio 2010 - 10:16

    Algo parecido ocurre con los libros, hoy se inagura Libranda, pretende ser una plataforma de distribución de libros electrónicos. He estado comparando precios y siento mucho decir que creo que va a ser un fracaso, en mi opinión son caros, por ejemplo hay uno que en papel vale 18 € y el e-book 13 € , me parece de locos, y siempre es lo mismo, hay tantos intermediarios que se quieren lucrar que al final he encontrado el libro para bajar gratuitamente, yo pendaba que costarían entre 5 € a 10 € dependiendo del autor, si es novedad o no y su extensión pero mi gozo en un pozo y eso que ya había instalda el Adobe Digital Editions que es el programa para gestonar estos libros. En fin de este modo tampoco acaban con la piratería de libros, lo siento por los autores, los animo a que ellos mismo vendan sus libros en e-books a través de sus web directamente a consumidor, verán que económicos nos dalen sin tanto intermediario.

  • #006
    asmpredator - 15 Julio 2010 - 13:59

    Es que la avaricia rompe el saco, es lo que le pasa a la industria cultural, quieren seguir ganando millones en un mundo cada vez mas “economico” debido a la tecnología.
    Antes cualquier producto audiovisual no se podia practicamente ni hacer a nivel domestico, ahora cualquier persona con unas mínimas nociones puede editar, crear y publicar contenidos audiovisuales a un coste irrisorio.
    Eso le ha arrebatado a la industria cultural su monopolio sobre el entretenimiento y los contenidos.
    Las copias físicas de todo tipo han perdido su valor frente a la infinita posibilidad de replica y distribución de los contenidos digitales y encima, en lugar de adaptarse a este nuevo nivel de negocio se mantienen en sus viejas estructuras sin inmutarse y vendiendo al mismo precio de antes lo que ahora cuesta la mitad de hacer.
    Solo conseguiran seguir con su modelo si desvirtuan Internet y reprimen totalmente a sus usuarios para que no puedan ni crear ni distribuir ni compartir ningún tipo de contenido por Internet.

  • #007
    oollmmaann - 15 Julio 2010 - 14:12

    A mi parecer es un tema de formatos ligado a la calidad y al dispositivo para escuchar al música. Los vinilos (LP) siguen siendo, según los entendidos, los que mantienen el estándar de calidad más alto, mucho más que el CD.

    En la era digital la calidad es relativamente aceptable para la mayoría de los usuarios, y la distribución dejo de ser un tema relevante: teniendo la capacidad de almacenar millones de canciones en un dispositivo portatil (i-pod o similiares), al tiempo que puedes precindir de tenerlos y simplemente acudir a ellos directamente desde la nube cuando quieras (spotify y similares), el tema clave acaba siendo el tiempo.

    ¿Cuál es el valor de una canción que aunque te la bajes, nunca la vas a escuchar? Tenemos cada vez más capacidad de almacenaje, y tal y como apunta Jenner, el coste debería tender a cero. Si es así, por qué no defnir nosotros lo que tiene valor, a partir de un nivel muy pequeño, por ejemplo un céntimo.

    ¿Qué está en juego? Que se inhiba una de las herramientas de comunicación, para compartir y cooperar, por el simple hecho de querer mantener una industria que pone el valor en el formato y en mantener el precio como si nada hubiera cambiado… y aparte, criminalizando el uso de Internet con un mensaje moralino. Basta.

    No podemos retrasar el progreso del único sector emergente que puede absorber un número ilimitado de personas interactuando: Internet. La cosa es crear valor, y compensar a los que lo crean. Por qué no decir nosotros lo que tiene valor, por un bien común, para el impulso de un sector estratégico, que dinamizamos nosotros. Esta es nuestra visión en unocent.org, pero la responsablidad es de todos. Échenle un ojo, a ver qué les parece.

    Si la industría discográfica quiere seguir gastando en abogados, allá ellos. En algún momento se darán cuenta que la situación ya cambió.

    Un escenario alternativo en el que todos salgamos ganando es posible, pero todos debemos adaptarnos.

    oollmmaann
    www.unocent.org

  • #008
    EBC - 15 Julio 2010 - 14:18

    Yo trabajo en la industria editorial, a la que he dado mucho dinero y desde hace décadas me va devolviendo parte mes a mes. Ya que hemos visto las barbas de nuestros vecinos (música y películas) cortar, nos vemos obligados a poner las nuestras a remojar…¿pero dónde?
    Los músicos dan conciertos y hay cierta lógica en pensar que la difusión de su obra contribuye a la asistencia a los conciertos. Bueno, con eso comen, pero curran mucho más que antes y nada de mansiones paradisiacas a la que sacaban 2 CD con cierto éxito.
    Las pelis tienen cines y explotación por emisión en TV, además que cada vez hay más plataformas de pago por visión. Van tirando. Además muchas de las pelis generan ingresos adicionales por merchandising.
    ¿Y los escritores? ¿Deberán declamar sus textos por las calles? ¿Venderán los libros solo a las bibliotecas y estas los prestaran en papel o Ebook? ¿Desaparecerán los editores? ¿Alguien tiene respuestas mejores? Estoy con Raquel Morente, Libranda y su tremenda complicación aleja a los compradores más que atraerlos. Ya estoy viendo a los editores decir tranquilamente que lo que funciona es el libro en papel y que a pesar de sus esfuerzos los lectores no adquieren muchos libros electrónicos. Dadles tiempo.

  • #009
    Gorki - 15 Julio 2010 - 15:49

    los mismos argumentos una y otra vez, ¡ qué pesadez! – Que hagan lo que quieran unos y otros, la tierra seguirá girando

  • #010
    Paco - 15 Julio 2010 - 16:31

    #001: Muy cierto. Es más, cuando compras un CD musical o el DVD de una película ¿qué adquieres? La obra no, por supuesto. Adquieres, entiendo, un servicio expresado en un derecho de uso (escucha o visionado a perpetuidad) que el soporte sobre el que se apoya la venta de ese derecho no te garantiza pues se degrada con el uso o se vuelve obsoleto. Para mí el delito de esas compañías empieza antes: si el contenido no es de tu propiedad y no te lo reemplazan cuando el continente no garantiza el servicio, entiendo que como consumidor y como usuario estoy siendo estafado.

  • #011
    Alberto - 15 Julio 2010 - 17:49

    ¡Anda! ¿Y qué tiene de malo gastarse el dinero en abogados? Es algo sumamente recomendable.

    DISCLAIMER: Yo soy abogado.

  • #012
    Rafa Venutz - 15 Julio 2010 - 17:53

    Cuando dejemos de pensar que una canción representa una determinada cantidad económica, quizá la industria discográfica diseñe un nuevo modelo de negocio. Se ve cada canción como una unidad de negocio y el tiempo está marcando el coste de la música basándose en el tiempo que uno la escucha, no en qué canción es en particular o qué disco / conjunto de canciones.

    Spotify está marcando la tendencia sobre cómo será esa nueva configuración sobre escuchar música, que no poseerla o distribuirla. Seguiremos atentos …

    Qué razón tiene este hombre!

  • #013
    melchor10 - 15 Julio 2010 - 18:03

    #08 Estamos de acuerdo en que es cansino escuchar una y otra vez aquello de que “quieren el todo gratis y no pue ser” o “sois unos ladrones” o “la piratería acabará con la música” etc. Pero es muy importante desde el punto de vista de la efectividad del mensaje propagandístico la repetición del mismo una y otra vez… Y, frente a esta constante ofensiva machacona no queda mas remedio que responder… una y otra vez…

    Por lo demás… ¿no deberíamos preguntarnos quien gana con las leyes secas?

    Historia de la Mafia

    http://www.taringa.net/posts/apuntes-y-monografias/1541943/_Equot;Historia-De-La-Mafia_Equot;–Parte-1.html

    Drogatas de las descargas:

    http://www.libertaddigital.com/opinion/antonio-jose-chinchetru/drogatas-de-las-descargas-51940/

  • #014
    Jordi - 15 Julio 2010 - 20:50

    Para mi todo es muy confuso. Una canción tiene algo de “unidad económica” aunque sea por los costes de producción y masterización. Es cierto que con la informática musical los costes de producción han bajado muchísimo… Pero suele haber un coste, aunque sea un entorno casero.

    El gran problema para mi el desequilibrio que existe entre hábitos de uso y hábitos culturales. No nos engañemos: la gente no va a los conciertos. Aunque los ingresos por conciertos se ha duplicado en los últimos años, son un puñado de estrellas del mainstream quienes han concentrado esas ventas. Cientos de grupos -muchos de ellos con una calidad extraordinaria- se ven forzados a poner precios de las entradas por debajo de lo que cobrará una canguro esa noche o incluso gratis: y aún así no llenan ni la mitad del aforo.

    ¿Son malos músicos? ¿Hacen mala música? No y no. El problema reside en esa falta de hábito cultural: simplemente “no vamos a un concierto el jueves por la noche porque a) dan futbol b) es un coñazo salir c) no tengo espíritu trendy… Etc, etc.

    Da igual: al final el gran y primer perjudicado de esta situación siempre es el mismo: El músico. Vive entre la espada (la industria que los lleva aun callejón sin salida) y la pared (unos usuarios que no le s gusta ir de conciertos) Al final lo que se degrada es el valor de la música como algo que tienen un coste y un valor.

  • #015
    David - 15 Julio 2010 - 22:00

    Me ha dejado helado las cifras de las discograficas norteamericanas gastando la barra de pan en recuperar unas migajas.

    El resto del articulo me recordo al libro de David Bravo. Muy bueno.

  • #016
    Gorki - 15 Julio 2010 - 22:11

    #13 melchor10
    Por el contexto, supongo que te refieres a mi. Tienes toda la razón pero yo vengo a leer este blog para informarme y para distraerne, no vengo ni hacer patria, ni a luchar por el Software Libre o la Licencia CC. Sería muy bueno que viniera por esos motivos y me avergüenza no hacerlo porque esos objetivos los considero buenos y saludables, pero repito vengo a informarme y distraerme.

    Si machaconamente un día detrás de otro encuentro nuevos post pero que dicen casi lo mismo d que los de días anteriores tengo dos soluciones, protestar o no venir.

    Hubo una temporada que ponía “Hoy toca fobias”, era en mi opinión una forma fina y divertida de protestar, pero vi que eso molestaba especialmente a eDans y eso no era mi objetivo, al, revés, no solo no quiero molestarlo, sino que le estoy agradecido por los buenos ratos que me ha proporcionado y me proporciona aun este blog, así que decidí cortar con la “broma” y habitualmente cuando veo un post repetitivo, simplemente me largo en silencio, pero hoy he tenido un mal día y quizá, lo pago con quien menos se lo merece y he protestado, procuraré no volverlo a hacer, ello no quita para que en silencio, piense lo mismo.

  • #017
    Enrique Dans - 15 Julio 2010 - 23:11

    #016: Gorki, tú en esta casa tienes bula para protestar por lo que quieras, cuando quieras y con las formas que quieras :-)

  • #018
    asmpredator - 16 Julio 2010 - 14:04

    #014

    En primer lugar no tengo ninguna obligación de ir a ningún concierto,no es cuestión de habitos, es un acto voluntario provocado por una motivación, si no hay motivación no hay acto voluntario.
    Preguntemonos porque no hay motivación y encotraremos las razones por las que no se va de concierto.
    Los concietos no te engañes son caros los grandes artistas consumados cobran mucho por los conciertos y los baratos son de gente que aunque tengan una gran calidad no lo niego, no los conce nadie y eso no es bueno para que vayas a verlos.

  • #019
    Jesus - 17 Julio 2010 - 04:33

    Que mi manager diga que el copyright esté “cuestionado” no es una lección de economia, simplemente que por esa via nunca ha tenido ni tendrá beneficios. Otra cosa es que le hables de su porcentaje en los conciertos…
    Este señor dice: los “clientes” de la industria musical no se puedan calificar de “consumidores”, ya que los archivos no se consumen… y se queda tan contento, mientras vende “decibelios” en directo (alguien sabe como se consumen los decibelios??)
    Si todo aquél que consume “archivos” no puede ser catalogado como consumidor, el mismo caso puede ser aplicable a los que leen libros digitales, o los que utilzan archivos con programas… (salvo que alguien me diga si hay diferencias entre los bits de un mp3, con los de un Pdf) y considerando el coste cero de un archivo, el cero vale para 4 megas como para 400 Gigas… lo que nos lleva a considerar como “justo” pagar por la “estanteria” (disco duro) y nó por los “libros”(archivos).
    Pero lo que no tiene precio es equiparar lo que pasa con la música y la ley seca. Nunca en nuestra historia hemos tenido la facilidad con la que podemos acceder a contenidos culturales, aunque siempre estará el que piense que por pagar el pincho de tortilla, le deben dar la cerveza gratis.

  • #020
    atienza2009 - 17 Julio 2010 - 21:53

    EBC Dices que trabajas en la industria editorial.

    Lo que dices de dar tiempo a la industria editorial pues… ¡No se!
    Mira tengo el ebook que más se vende en España. El de Hasta 16 Gigas y con 16 tonos de gris.
    Por tengo cerca de 4.000 libros y hasta los 20.000 que acepta una tarjeta de 16 Gigas.
    La mayoría son novelas de todos los tiempos. Todas en Idioma Español. El problema es que en la parte de libros de “No ficción” o “Ensayo” pues en Español hay muy pocos y suelen ser algo antiguos. Elegir o encontrar alguno bueno es complejo ya que, creo, la mayoría suelen ser libros “de la carrera” esos que El Catedrático, Doctor o Profesor manda leer a sus alumnos… Y esto ya se comprende…
    Realmente entre Ensayo, Humor, Chistes, Ciencia, Técnicos, Diccionarios, etc.
    Pues tengo unos Mil Libros que no son novelas, por lo que me sale algo así:
    3.000 Novelas + 1.000 Libros Diversos = 4.000 Libros.

    Para estar al día en cosas técnicas y de trabajo hay que saber Inglés.
    Un ejemplo que puede ayudar a mucha “Gente Técnica” a tener sus conocimientos y apuntes al día es el portal: http://gigapedia.com/

    Si lo visitas puedes informarte y estar al día sobre como va el mundo del libro en Ingles.
    Ah… Lo que me he fijado es que al leer algunas “novelas” me suenan de algo, es coso si ya las hubiera leído. Algunas “novelas” son ingeniosas y además los autores parece que las hacen para que las adapten al cine.
    ¿Vosotros los del mundo editorial añadís alguna clausula para estos casos en el contrato? ¿Y si después de adaptarla al cine sacan juegos u otros productos ?
    ¡Naturalmente, también leo libros en papel!

    Saludos y… ¡Suerte!

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados

Un comentario en Menéame

#001
ErMakoki - 15 Julio 2010 - 08:53

“Los intentos por detener las copias son claramente una pérdida de tiempo (…) No solo son una pérdida de tiempo, sino que convierten la ley en una ofensa. Se parece mucho a la Ley Seca en los Estados Unidos en los años treinta”.

Esta frase en boca Peter Jenner es toda una definición de la actual y enloquecida forma de ver y gestionar la música por arte de esa industria mal llamada del entretenimiento, en la actualidad en estado obsoleta y llena de personas con métodos de gestión parecidos a los que emplea la mafia Napolitana.» autor: ErMakoki