Twitter: el desarrollo de un género comunicativo

No es habitual tener datos concretos acerca de Twitter. Por eso, la reciente entrada de Kevin Weil, analista de la compañía, en el blog corporativo me ha resultado muy interesante: casi cincuenta millones de actualizaciones emitidas diariamente por sus usuarios, descontando spam. El alcance, o número de actualizaciones enviadas a éstos, es obviamente muy superior dada la naturaleza asimétrica del canal.

La gráfica permite observar las primeras fases de una curva de difusión tecnológica de las que salen en los libros de texto. Mi primera entrada sobre Twitter, en marzo de 2007, viene a caer casi a la izquierda de todo del eje de abscisas. En aquella época, la totalidad de la comunidad de usuarios de Twitter producía unas cinco mil actualizaciones al día. Desde entonces, he dedicado toda una larga secuencia de entradas a lo que entiendo como el desarrollo de un nuevo género comunicativo, que ha devenido en la creación de esa real-time web que hoy cada vez más personas consideran de vital importancia y por cuyo control e indexación estamos viendo cada día más interés. De una actividad que muchos juzgaban banal y una empresa que era tildada de poco seria, a las permanentes discusiones sobre su modelo de negocio, y a una fase ya de franca popularización con usuarios famosos, portadas de revistas de management y rentabilidad obtenida gracias a haberse convertido en el verdadero pulso de la actualidad, en la respuesta colectiva a esa pregunta de “What’s happening?”, “¿Qué está pasando”?

Una empresa que nació de manera casi accidental, tras ver la herramienta que los empleados de Odeo habían creado para simplemente saber dónde estaba y qué estaba haciendo cada uno y poder poner reuniones, y que creció con la idea de que aquello debía servir para algo y tener una viabilidad económica, sin saber exactamente cuál sería el modelo para ésta. La historia ya casi nos resulta familiar. Hoy hay más de cincuenta mil aplicaciones corriendo sobre todo tipo de dispositivos y servicios web, y una empresa que forma parte de la vida cotidiana de cada vez más gente.

Trepa un poco -escala, mejor – por la curva de la gráfica. Es la historia reciente, solo tres años, de una compañía tecnológica. Revisa cuáles fueron tus percepciones sobre ella, tus primeras impresiones, tus sensaciones al probarla, tus análisis más o menos acertados al respecto… hay mucho que aprender ahí.

15 comentarios

  • #001
    Viper - 23 febrero 2010 - 10:19

    Pues esta claro que como analista no tengo futuro, yo hace relativamente poco que estoy en el mundo Twitter, y me ha costado entrar, no le acababa de ver la utilidad y su uso.
    Ahora lo uso básicamente para dos usos: otro canal mas de publicar las actualizaciones de mi blog y como “sucedáneo” de conversaciones, o conversaciones 2.0 (comentar lo que estoy viendo por TV con otros amigos/conocidos en Twitter que están viendo lo mismo es una experiencia interesante)

  • #002
    Jaime Cuesta - 23 febrero 2010 - 10:41

    Curioso reto el repasar nuestra actitud hacia twitter. Parece que fue hace un montón y como bien dices no hace ni tres años.

    Mi caso fue de resistencia inicial “otro ruido más” para, llegado el momento (finales 2008) decir “si lo sigue usando gente que aprecio y sigo, es que aporta”.

    Twitter me aporta mucho personal y profesionalmente. Me ha supuesto un gran salto hacia delante en mi propia cabeza.

  • #003
    Andreu - 23 febrero 2010 - 11:14

    Hago estudios de mercado cualitativos (y por tanto no representativos cuantitativamente, está claro) sobre tecnología -servicios, dispositivos, webs, etc.-, y chico, a juzgar por mi experiencia en infinidad de grupos y entrevistas, Twitter en España es poco más que una anécdota geek, totalmente desconocida por el gran público, y usada apenas pasivamente por los más tekies.

    No juzgo el futuro de la aplicación, porque lo mío es la investigación, no tirar las cartas, pero está claro que al menos en España Twitter recibe muchísima más atención mediática que pública, algo que me recuerda mucho a SecondLife… ¿os acordáis?

  • #004
    Albert - 23 febrero 2010 - 12:07

    Yo creo que hay gente/entidades que no entienden Twitter. Simplemente han visto que ahí hay gente y han pensado “eh, no puedo quedarme sin ese altavoz, voy a meterme”. Y ahí tenemos por ejemplo el Twitter del Barça con unos 500 followers y 0 following, o el del Dalai Lama (auténtico o no, lo ignoro, pero podría ser) con 22000 followers y 0 following. Para mí estos guarismos son los de quien no se ha enterado que Twitter es conversación, los de quien no tiene el más mínimo interés en la conversación y busca solo un altavoz más, un canal para enviar sus notas de prensa como quien envía spam desde una dirección no-reply.

  • #005
    Sergio Meza C. - 23 febrero 2010 - 13:01

    Desde que supe de la existencia de twitter pensé dos cosas:

    1º La gran mayoría de ususarios lo ocupará para hablar inconsistencias y banalidades (“En Tarragona. De tapas con Manuelita”). Una pequeñísima minoria dirá cosas de interés mundial (“Desde aquí, en la trinchera, percibo que se nos vienen con todo estos afganos. Creo que no saldremos de esta”), otros expresarán cosas de una profundidad considerable, pero que no le interesan a nadie (“La Nada es infinitamente ausente de atributos ” o “La metáfora es una cápsula conservadora de esencias que desean revelarse en su más plena potencia inspiradora”, o “Supongo que la formulación matemática específica hizo despegar desde la filosofía hacia la ciencia a la tesis de Humberto Maturana”[hablando de la Autopoiesis])

    2º Será tanta la masa de usuarios enganchados, que el vector de idioteces se convertirá en una tendencia de la percepción del mundo instantanea de las personas.

    Lo que puede llegar a hacerse en twitter es muchísmo, pero el que no tenga muchas ocurrencias dirá que solo se usa para decir estupideces.

    El resto, los ocurrentes, incluso se harán de dinero con esta herramienta.

    Desde un comienzo encontré genial a twitter.

    Todo lo que ha ocurrido me ha dado la razón. Lo malo es que no soy un As para los negocios, así que me adcribí a una de las otras dos tendencias.

    Saludos.

    SmcArq

  • #006
    Javi Guembe - 23 febrero 2010 - 13:58

    Impresionantes cifras. Te estoy personalmente muy agradecido de habernos descubierto Twitter en una de tus charlas, sin lo cual no me habría registrado entonces en Twitter (seguramente sí más tarde) ni habría creado esTwitter.com .

  • #007
    Mere - 23 febrero 2010 - 15:09

    Hola

    Más que el pasado y el presente, la cuestión es donde está su límite??

    Un saludo

  • #008
    Yadira - 23 febrero 2010 - 16:32

    Quiza tambien por mi experiencia cualitativa encuentro muy similar el uso y la persepcion de twitter en Mexico como la hace Andreum

    El poder de los medios tradicionales aqui es avasallador por jugadores como Televisa y la popularidad de twitter se ve magnificada mediaticamente por el uso de este en TV; ahí es cuando se vuelve nota algo que sucedio en un tweet.

    Pero tengo serias dudas de que el publico piense igual que los medios.

  • #009
    Eduardo Ortega García - 23 febrero 2010 - 19:27

    Del artículo me quedaría con el último párrafo donde explica que en el nacimiento del proyecto, no se sabía muy bien que modelo de negocio para esto.
    Creo que algunas veces menospreciamos las ideas surgidas de la intuición, como algó que no tiene fundamento lógico o racional.
    No hará poco meses Eduardo Punset, en su programa Redes, trató el tema de la intuición en su cápitulo El experto y el sabio inconsciente y tengo la impresión de que sí sabían como funcionaría, pero en multiples ocasiones, sobre todos cuando tenemos un verdadero sentido de la modestia, no creemos que pueda llegar a tanto.

  • #010
    Benjamin Frugoni - 24 febrero 2010 - 02:29

    Sinceramente no tengo el tiempo para microbloguear y menos aún para seguir la ingente cantidad de datos que producen los que si disponen de ese tiempo. A decir verdad se me ocurren pocas personas sobre las que me gustaria saber que hacen o donde se encuentran en un determinado momento y se reduce a un ámbito privado del cual ya conozco su ubicación y actividades de una forma aproximada.

    En el fondo estoy de acuerdo con Sergio Meza C. en el hecho de que poca gente escribe cosas interesantes de seguir o leer. Lo que aquí se refleja es un gigantesco escaparate de la vida privada de alguien que quiere publicitarla. La gente se preocupa mucho de sus datos privados pero son capaces de saltarse esta orientación conservadora en Twitter. Lo comento porque a mi entender esto es solamente un espectáculo para aquellos que les guste ser actores y aquellos que quieran ser fans. El problema radica en la falta de privacidad, escogida por los propios usuarios. ¿Se meterá la Agencia de Prot. de Datos algún día aquí a controlar a sus ciudadanos? ¿Se puede usar para investigaciones criminales? ¿Se puede considerar “espionaje” el hecho de que alguien te “siga” en Twitter?

    Respecto al modelo de negocio solo digo que es más de lo mismo: Toda internet es una cultura de la publicidad y de la información conjuntado con una gran dosis de captación de interés por parte de esta. Lo que importa de Twitter es que los millones de usuarios reciban una información determinada (publicidad) y se decanten por los productos que ahí se exponen en lugar de otros similares. ¿Funciona esto? Esta pregunta sigue abierta y aún habría que hacer un estudio en profundidad al respecto pero al final en internet casi todo se monetiza en anuncios ya que los usuarios están acostumbrados, para bien y para mal, a la cultura de lo gratuito. Por tanto si los ciudadanos de a pie no financian directamente los contenidos que consumen, alguien o algo ajeno deberá de hacerlo. Twitter es gratis para los usuarios, solo quedan para pagar las corporaciones.

    A título personal me parece que es un método de comunicación nuevo y fresco pero que caerá en desuso a medida que se ajusten los precios de las llamadas telefónicas y que avance la mensajería instantánea en dispositivos móviles. Pero al igual que los anteriores medios de comunicación (Libros, Radio, Periódicos, Mensajería Virtual, Email…) coexistirá con ellos y será una opción más en el conjunto cada vez mayor de posibilidades de comunicación.

  • #011
    jose luis portela - 24 febrero 2010 - 12:05

    A mi me parece una herramienta perfecta para gestionar y controlar a una red de ventas que en todo momento actulizan cuales son sus visitas y que estan haciendo. Dicho esto creo que ahora tienen que ir mas alla y empezar a dar otras funcionalidades

  • #012
    Gorki - 24 febrero 2010 - 13:25

    Como muchos otros comentarista, al principio me pareció una gilipollez, posteriormente me entro curiosidad de porque señores que tengo por inteligentes como eDans apostaban por él y entré a probarlo, y hoy es una parte consustancial de mis comunicaciones.

    Le he encontrado, (por ahora), dos usos, la de megáfono, anuncio los post que escribo en mi blog, y la de email instantáneo con personas de mi equipo de redacción.

    Algo parecido me paso con Facebook, otro medio de comunicacion que de parecerme, puro exibicionismo, hoy forma parte de mis sistema de comunicacion habitual y sospecho que me pasará con Buzz en el que estoy en la fase de que me parece una gilipollez, (pero claro ya con menos convencimiento).

  • #013
    Belén - 24 febrero 2010 - 16:02

    Fui escéptica al verlo al principio pero acabé cayendo en verano de 2007. Ahora manejo 5 cuentas diferentes y lo tengo tan integrado como el email en mi rutina diaria. Si me lo llegan a decir en su día no me lo creo :)

  • #014
    Hotel Rimini - 11 mayo 2010 - 02:07

    Pues yo la verdad siempre miro twiter en todo y no se para que se usa, si alguien podria darme mas informacion al respecto.

  • #015
    hotel 3 stelle riccione - 22 agosto 2011 - 15:33

    Twitter es el futuro, hay poco que decir. El auge en el uso así lo confirma.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados