Donaciones, medios de pago y tasas de conversión

Al hilo del reciente terremoto de Haití, resulta sumamente interesante la experiencia de la Cruz Roja en el campo de las donaciones, que viene a demostrar la todavía escasa madurez de la red en el campo de las transacciones económicas.

Esta noticia en CNN, Haiti quake relief: How technology helps, deja claro que el volumen recaudado tiene una enorme dependencia del método elegido para llevar a cabo la donación: mientras la mayoría de las campañas en Internet tienden a generar lo que se ha dado en llamar despectivamente slacktivism, gestos de apoyo que cuesta muy poco hacer (unirse a un grupo, hacer clic en un botón, etc.) pero que no generan efectos prácticos de ningún tipo y que típicamente tienen tasas de conversión en dinero real muy bajas, la experiencia de Cruz Roja demuestra que basta con eliminar de la ecuación mecanismos de pago como la tarjeta de crédito o PayPal y sustituirlos por un elemento tan familiar como la factura del teléfono para multiplicar automáticamente el volumen de donaciones. Para esta campaña, Cruz Roja pidió a los usuarios que enviasen un mensaje de texto con la palabra “Haiti” al número 90999 para añadir diez dólares a su factura mensual del teléfono móvil: el resultado han sido, por el momento, más de cinco millones de dólares, una tasa de conversión notablemente superior a las campañas habituales, como la propia Cruz Roja ha confirmado a través de Twitter en un mensaje que además ha sido retwitteado por todas partes, incrementando así el efecto de difusión viral.

La web, como elemento difusor y popularizador, unido a la televisión, al apoyo de figuras conocidas y a todo lo que haga falta para hacer ruido. Pero a la hora de soltar dinero, si quieres de verdad eficiencia, estarás mejor si sustituyes la web por otro método. En este caso, diferir el pago a fin de mes y vincularlo a un vehículo conocido como la factura del teléfono ha permitido elevar la cantidad donada por persona (diez dólares en el contexto de la factura del teléfono no suponen una cantidad diferencialmente importante) y proporcionar un elemento de confianza que, tras más de quince años desde el inicio de su popularización, la web obviamente parece no haber conseguido todavía.

18 comentarios

  • #001
    Xabier - 19 enero 2010 - 18:58

    A través de la tienda iTunes Store también puedes hacer una donación de una de las cantitades predefinidas que tienen fijadas, desde 5 euros hasta 150.
    Como si compraras un disco o una aplicación para el iphone.
    Me ha parecido muy cómodo. A fin de cuentas, cuanto menos esfuerzo suponga hacer una donación, más gente hará donaciones.
    Lo que me hace pensar que si muchos (aquí me incluyo) no hacemos donaciones más a menudo no es por falta de voluntad, sino de comodidad!
    saludos

  • #002
    sergiopasra - 19 enero 2010 - 19:15

    Off topic

    No creo que pueda hablarse de “catástrofe humanitaria”, sino de “catástrofe humana” o “catástrofe para la humanidad”. En español, humanitario solamente tiene connotaciones positivas. Es uno de esos términos que los periodistas usan mal y que se le acaban pegando a todo el mundo.

    Definición de humanitario: http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=humanitario

  • #003
    Enrique Dans - 19 enero 2010 - 19:18

    #002: Gracias por la corrección, Sergio. Lo cambio y me lo aprendo para otras veces :-)

  • #004
    el pingue - 19 enero 2010 - 19:28

    Mira:

    http://www.elpais.com/articulo/cultura/Competencia/critica/posicion/monopolistica/entidades/gestion/derechos/elpepucul/20100119elpepucul_4/Tes

    Un saludo

  • #005
    Oscar - 19 enero 2010 - 19:40

    A mi se me rompe el alma no poder donar algo aun, después de 19 meses en paro, por fin he encontrado trabajo, empiezo el lunes. cuando cobre el 1er sueldo entero donare algo,pero por el momento no puedo.

    Buen articulo Enrique

  • #006
    Howard - 19 enero 2010 - 20:17

    ¿”Slacktivism” es entonces todo lo que se está montando en torno a la disposición final primera de la Ley de Economía Sostenible?

  • #007
    Miguel Ángel - 19 enero 2010 - 22:57

    Es un problema grande este para el comercio en la red, no hay una buena forma de pagar por internet, algo fácil y que ofrezca garantías, que ofrezca privacidad y anonimato si se desea, en la calle tenemos el pago en metálico del que no queda ningún registro y se recibe un simple tique de compra que ofrece la garantía deseada, pero no existe forma similar de pagar en la red, el que invente tal forma de pago y lo lleve a la practica se forra.

  • #008
    Luis Caldevilla - 19 enero 2010 - 23:45

    Siempre he criticado las adhesiones virtuales tipo Facebook, donde sólo has de dar unos cuantos clicks de ratón. Me recuerda a cuando instalamos un programa: continuar, continuar, finalizar. Y sin leer el texto de los mensajes. Es tan fácil.

    Cuando a un manifiesto se pueden “adherir” tropecientas mil personas en la red, pero luego cuando toca movilizarse en el mundo real hay 4 gatos, algo no me cuadra…

  • #009
    Pedro - 20 enero 2010 - 08:45

    Y de esos $10, ¿cuanto llega a la cruz roja y cuanto se quedan las operadoras, bancos y demás?

  • #010
    Joseba - 20 enero 2010 - 09:13

    Dudo que el problema de las donaciones sea por la web en sí, sino porque en general se asocia la web con lo gratuito, y la telefonía móvil con algo de pago. Es más fácil asociar dinero a una factura que asociar dinero a algo entendido como gratuito…

  • #011
    Miguel - 20 enero 2010 - 09:52

    ¿Desde España qué número hay que marcar para mandar dinero? Y respecto al 009, estaría bien que las operadoras y bancos aportasen su granito de arena no cobrando comisión cuando el pago es para una causa humanitaria. Aunque más que granito sería toda una playa.

  • #012
    Ernesto - 20 enero 2010 - 10:51

    Pues ya esta tardando la Cruz Roja de España en pedir a los operadores moviles que hagan algo asi, estoy seguro que esa comodidad dispararia las donaciones

  • #013
    Anónimo - 20 enero 2010 - 12:44

    No se debe olvidar que además la cruz roja ha potenciado el modo de hacer donaciones via mensaje telefónico mediante el uso de anuncios: puedo constatar que en todos los partidos de futbol americano profesional (que tienen cifras de audiencia espectaculares) desde que ocurrió la catastrofe aparece en varios momentos sobreimpresionado el anuncio de Cruz Roja indicando el modo de hacer donaciones via SMS.

  • #014
    Pablo Roca - 20 enero 2010 - 18:11

    Hilando con esto, Los ‘granjeros’ de Facebook donan un millón de dólares a Haití

    http://www.elpais.com/articulo/tecnologia/granjeros/Facebook/donan/millon/dolares/Haiti/elpeputec/20100120elpeputec_5/Tes

  • #015
    Carlos Bitar - 21 enero 2010 - 00:31

    Bastante curioso el dato.

    En todo caso pareciera una respuesta obvia, del tipo ¿por qué no se nos ocurrió esto antes?. Al relacionar que las personas son mas propensas a dar dinero a través de algo que ya es cuasi-publico como el numero de telefono, opuesto a la tarjeta de credito o pay pal que implica una exposicion mayor. CRM básico.

    Se me ocurre como ejercicio, que pasaría si este coste lo puedes debitar de algo mas universal y que no tenga las limitantes de los operadores telefonicos. Como Skype!?? debitar directo a tu saldo de Skype. No vaya a ser que se convierta en un monopolio de medios de pago (CC por la idea y 5% de comisión si se llega a concretar ;) )
    En fin, vale la pena dar una vuelta de como aterrizar las ganancias casi llendo para atrás, ¿la cuenta de teléfono?, vamos que solo las usamos para internet.

  • #016
    Jaume - 21 enero 2010 - 13:24

    Estoy de acuerdo en que ofrecer alternativas de cómodo acceso puede facilitar la donación por parte de ciertos grupos sociales (gente mayor, por ejemplo) y, en este sentido, la opción del móvil, con una tasa de penetración en nuestro entorno prácticamente universal, puede llegar más allá que la web.

    De todos modos, la web está teniendo un papel muy importante en la recaudación, por lo menos en España (ya lo tuvo en el tsunami de 2004 y va a más). Las ONG más grandes han recogido varios millones de euros cada una, la mayor parte por Internet (en el caso de MSF e Intermón Oxfam, por lo menos).

    Enrique, dices que “el resultado han sido, por el momento, más de cinco millones de dólares, una tasa de conversión (TdC) notablemente superior a las campañas habituales, como la propia Cruz Roja ha confirmado a través de Twitter”. Creo que el redactado es confuso: no queda claro si CR confirma la recaudación o confirma la TdC. La fuente (el twit de CR) sólo habla de recaudación. Estaría bien que, si los tienes, dieras más datos sobre la cuestión de la TdC en comparación con otras campañas, dado que es interesante y porque dicho así sin más suena un tanto gratuito.

    #001 “Lo que me hace pensar que si muchos (aquí me incluyo) no hacemos donaciones más a menudo no es por falta de voluntad, sino de comodidad!”. Una persona que tiene la capacidad de comentar en este blog no puede decir que no dona por incomodidad cuando ir a la web de Médicos Sin Fronteras o Intermón Oxfam y hacer un donativo no lleva más de un minuto. Si quieres das y si no quieres no das. Vamos, me parece… ;) Y, por supuesto, siempre que tengas dinero.

    #011 Si quieres donar dinero puedes hacerlo a muchas ONG en España con gran facilidad (http://www.ayudahaiti.es), incluida la Cruz Roja; no hace falta mandar un SMS a USA.

    Bueno, para ser mi primer comentario, cortito no ha sido. Enrique, gracias por escribir. Te leo hace tiempo aunque hasta hoy no haya comentado.

    Saludos a todos.

  • #017
    Jaume - 21 enero 2010 - 14:08
  • #018
    Belén - 22 enero 2010 - 10:38

    Desde que llevo proyectos sociales he llegado a algunas conclusiones en este sentido. Cuando se trata de catástrofes o sucesos puntuales, con emergencias como las de Haití, lo más importante es la inmediatez y la comodidad para donar el dinero. La transparencia, la cantidad de información y todo lo demás, en estos casos pasa a un segundo plano.

    Sin embargo, cuando pides dinero para algo más a largo plazo, aunque sea igual de necesario (gente muriendo de hambre y de falta de atención sanitaria nunca falta, por desgracia), el impulso primero siempre es buscar más información y comprobar la fiabilidad de las ONGs, aunque sean las mismas que en los casos de emercencia. Curioso: si es una emergencia, cuando hay más desorganización, se confía más en que llegue el dinero, y por tanto, se dona más, que cuando está planificado para optimizarlo todo.

    En el caso de las donaciones contra factura de móvil, a tener en cuenta algo muy importante: igual que para la compra de ringtones etc, una parte muy grande de las facturas al final no las paga el que tiene el teléfono en la mano, sino la empresa. Cuando el dinero no es tuyo, lo donas y lo gastas mucho más alegremente, si sabes que no están controlando al detalle en qué ;-)

    A veces el slacktivism se convierte en activismo de verdad. La gente que se unió al grupo de apoyo con la protagonista del 21 días en la mina se movilizó tanto que han hecho posible una recaudación y un proyecto bastante gordo. Que la forma de reunirse sea tendente a hacerse fan y desentenderse no quita que si se monta bien, al final salga algo de eso. Lo mismo puedo decir de Hugo, donde además de crearse comunidad online, la gente ha comprado el producto solidario hasta agotarlo.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados

Un comentario en Menéame

#001
BLT - 19 enero 2010 - 17:52