Hablando sobre Spotify, en El País

Joseba Elola, con quien mantuve una conversación larga por teléfono, publica hoy en el suplemento de Cultura de El País este artículo, “Napster, iTunes… ¿y ahora Spotify?“, en el que me cita en varias ocasiones.

Spotify es la prueba de que las cosas tienen que cambiar. Un modelo interesante, con un lanzamiento impecable y un modelo freemium bien realizado, pero en el que los rendimientos son demasiado escasos, porque la cosa no da mucho más de sí. ¿Quienes son los responsables de que la cosa no dé mucho más de sí? Ni más ni menos que las discográficas, accionistas de Spotify (participación que Spotify prácticamente regaló a cambio de un acceso al catálogo de las cuatro majors en unas condiciones ventajosas), que insisten en mantener prácticamente idéntica su estructura de ingresos cuando, en realidad, han pasado a aportar verdaderamente muy poco en la cadena de valor de la música. En esas condiciones, algunos artistas empiezan a rebelarse, lo que puede acabar provocando problemas en un modelo que, por el lado de los usuarios, está adquiriendo mucha popularidad.

15 comentarios

  • #001
    Emilio - 17 octubre 2009 - 22:46

    Hola,

    A mi spotify me parece un servicio increíblemente cómodo y bien hecho.

    Es cierto que el acceso premium es caro. Pero aunque se ofreciera a un tercio de su precio ¿hay realmente suficientes usuarios dispuestos a pagar por ello? ¿y en España? De ¿hay datos publicados sobre % de usuarios de pago y distribución? Sería muy interesante conocerlos..

    En fin, espero que encuentren más modelos de negocio (hilo musical, tarifas semi-planas..). Por el momento sus pérdidas son durillas.

  • #002
    Frank - 17 octubre 2009 - 22:46

    Spotify me parece interesante para conocer el contenido de algún disco concreto. Se da el caso de que a veces conocemos un par de temas y nos gustaría saber cómo son los demás. Para los clientes freemium, es cierto que se ha ido incrementando el número de cuñas publicitarias, pero a mí personalmente me parece excesivo el precio que se pide para pasar a ser cliente premium, y más aún considerando que no se permite la descarga del contenido, y que aunque en un futuro se permitiera para los clientes de pago, los archivos descargados serían loosy, es decir, con pérdida.

  • #003
    Ardic - 17 octubre 2009 - 23:37

    Hola,
    Si en los sitios públicos, como por ejemplo tiendas, bares, pub, etc se pinchase música mediante Spotify, se podría dejar de pagar la licencia musical, ya que se supone que Spotify ya esta pagando esos mismos derechos de autor.

    Esto implicaría una reducción sustancial en la tarifa que se paga por poder poner música en dichos lugares, además de otras numerosas ventajas y estrategias que se me ocurren para implementarlo…
    ¿Es posible evitar el pago de la licencia de esa forma?, ¿Algún abogado en la sala?.

  • #004
    Moisés - 18 octubre 2009 - 03:08

    Ardic, el problema es que haces comunicación pública, que es por lo que también cobran de las televisiones en bares etc, pese a que las cadenas hayan pagado derechos.

  • #005
    jose - 18 octubre 2009 - 13:37

    Me parece importante explicar aqui tambien el modelo de negocio de spotify: esta basado en una mezcla de streaming y P2P (para poder utilizar el servicio hay que baharse un software). El modelo P2P permite ahorar muchos gastos de servidores. Se trata de una ventaja competitiva respecto a deezer y demas. Ya sabemos que Youtube no es rentable por estos motivos, Facebook tampoco aunque anunciaron que si, pero todo el mundo sabe que es falso…

  • #006
    JT - 18 octubre 2009 - 16:02

    Totalmente de acuerdo. El problema no es el modelo que quieran usar las discográficas, sino que las discográficas quieren sacar demasiado de él. De modo que si se trata de cobrar por escuchar la música, lo que hay que hacer, sin tanto lío, es minimizar los intermediarios. Y claro, no podemos porque nos tienen cogidos de… ahí, porque la música que queremos la tienen ellos, no los artistas.

    Y es que todo viene a ser lo mismo: qué hacer con la música convertida en industria. Aquí el verdadero cambio de modelo viene de la mano de Jamendo.

  • #007
    Angel - 18 octubre 2009 - 17:52

    Veo en vuestros comentarios, que aun se tiene la percepción de que en éstos temas hay que consultar a las discográficas. ¡Error! Poniendo un ejemplo ligeramente parecido, ésto es tal y como fue en la Revolución Francesa.

    En el momento en que los usuarios, pudieron ver que tenían poder y capacidad de librarse del monstruo de las discográficas, lo han hecho. Hemos decapitado a las discográficas. Por todos los abusos que han cometido en el pasado. Y ahora creen estar en capacidad de decidir, como será el futuro del negocio. Me repito, craso error. Solo nosotros decidiremos que es el negocio de la música. Por que tenemos el poder. Decidimos si pagar o no pagar. Y ninguna ley nos obligará a ello. Quien crea lo contrario, es practicamente un analfabeto tecnológico.

    Por cierto, es solo un ejemplo.

  • #008
    Jevi Metal - 19 octubre 2009 - 18:31

    Yo no entiendo como alguien de una escuela de negocios puede ser tan vacuo a la hora de hablar de modelos de negocio. Lo fácil es siempre apuntar a los mismos y echarles la culpa sin aportar nada. Lo difícil es plantear modelos viables que sirvan. Hace poco Google ha admitido que ni siquiera ellos han encontrado aún la forma de monetizar YouTube (.. y no es que sean tontos..). MySpace tiene los mismos problemas. El número de usuarios, las comunidades y/o los “ingresos por publicidad” no son la panacea.
    ¿Conoces una cuenta de resultados de una discográfica? ¿sabes cuánto cuesta grabar un disco? ¿cuánto cuesta el marketing y dar a conocer un artista? Porque es fácil hablar de que los greedy bastards de siempre, aferrados a sus poltronas que no quieren adaptarse a los nuevos tiempos. Y no es así. Las discográficas buscan desesperadamente cualquier modelo de negocio que presente una propuesta viable. Pero como no resulta nada fácil desarrollar artistas, y, como en todo negocio, se busca un retorno de la inversión que permita subsitir, no vale todo (porque eso del ROI o del ROS te suena, ¿no?)

    Por otro lado, Internet no va a eliminar la necesidad de intermediarios. La facilidad de la tecnología lo que provoca es mucho ruido, y pocas nueces… Y para destilar las nueces del ruido, hace falta o mucha suerte o mucha pasta.

    Y sí, trabajo en una discográfica en las que hay muchas familias que intentan vivir de esto de la música (lamentablemente cada vez menos y de forma más precaria) con hipotecas, hijos, colegios, y con los mismos problemas que los demás. Las discográficas no son una entelequia compuesta por millonarios. Somos personas de carne y hueso.

    El problema es que en este país hay mucho listo que cree que tiene derecho a todo por nada.

    Por cierto, si el Instituto de Empresa bajase los precios de sus masters (a la mitad, como mínimo) seguro que también ganarían el doble… ¿no crees?

  • #009
    Aloe - 19 octubre 2009 - 21:06

    8# Hombre, las discográficas buscan desesperadamente un modelo de negocio que les siga dejando a ellas el mango de la sartén y unos márgenes igual de altos. Si no, no les vale.

    ¿Por qué motivo van a tener que ser las que “desarrollen artistas” (traducido: los fabriquen o domestiquen)?
    ¿Por qué se va a tener necesariamente que montar la distribución de música sobre enormes gastos de marketing al estilo de los últimos decenios?
    ¿Por qué va a seguir siendo el modelo dominante el suyo de apuestas tipo lotería?: apostar a sacar de algunos artistas o grupos unas ganancias enormes en plan pelotazo, que den para sostener el tinglado del marketing y los demás gastos con los otros de “la cuadra” que no resultan ganadores, o sólo dan la pedrea.
    Ese modelo sólo tiene sentido porque es el que ha funcionado equis años para ellas, y lo que funciona no se toca… hasta que deja de funcionar, y se ve que no era metafísicamente necesario o algo así.

    Puedes concebir otros modelos en los que las empresas especializadas den servicios a los artistas, según diferentes convenios de pago por servicio o de compartir el riesgo. Y otras empresas, o las mismas (pero a estas alturas seguramente otras, vista su obcecación), distribuyan al público, rentabilizando tipo Spotify, iTunes o de otras formas, a partir de convenios o con aquellas o con los artistas o con artistas sindicados en grupos, o vete a saber.
    Y si no hay para gastar en enormes campañas ni hay para fichar docenas de “promesas” ni hay para comprar espacios de radio, TV o lo que sea que hagan ahora, pues no habrá, y punto. No va a desaparecer la música por eso, ni va a dejar de distribuirse, habiendo canales que no necesitan esos gastos.

    No presumo de saber cómo se estabilizará el tinglado. Pero si las discográficas han dejado de ser un intermediario necesario, desaparecerán o se convertirán en otra cosa, probablemente más pequeña y menos engreída.
    ¿Y los costes de grabar qué pasa, que siguen siendo tan altos como hace veinte años? Ni de coña, y más con la calidad mediocre que se gastan: … Pues resulta que es el único coste imprescindible a estas alturas, de todos los del tinglado.

  • #010
    esto no es disneylandia - 21 octubre 2009 - 11:53

    Esta visión ‘romántica’ de ‘las discográficas son maaaaaaaaalas’ ‘pobrecicos los artistas que les roban’ es muy bonita pero es un poco de peli de Disney. La realidad es muy distinta. Pongamos un ejemplo: El Canto del Loco, un grupo que empezó a ser rentable para su dicográfica ¡a partir de su tercer álbum! Eso significa que hasta entonces la discográfica estuvo invirtiendo cientos de miles de euros en: promoción, producción, marketing, publicidad, videoclips y el sueldo de muchas personas que dedican 8 horas al día a que todos nosotros sepamos quién es El Canto del Loco y conozcamos sus canciones (lo que incluye solta un mínimo de 60.000 euros a la Cadena Ser o sea, los 40 para ser disco rojo en la fórmula ¡por cada uno de sus singles! lo que se llama payolas y que merecería un aparte…porque si las discográficas son malas, las radios y los medios musicales dejarían a los Soprano como hermanitas de la caridad). Gracias a todo este trabajo e inversión se llenan los conciertos de El Canto del Loco y el grupo además gana derechos de autor y royalties, y además les caen unos patrocinios muy jugosos. Si ECDL no hubiera tenido esa multinacional detrás, ni esas inversiones en grabar discos, en más publicidad, promoción, videoclips, carteles, etc…¿de verdad podeis creer que gracias a internet estarían comiendo de la música y llenando un estadios??
    Cuando el grupo va a una tele o una radio a una firma se discos ¿quien creeis que les paga el viaje, hoteles, comidas, etc?
    Si ECDL empezaran hoy su carrera no habría discográfica que tuviera recursos suficientes para aguantar la inversión de tres discos hasta ser rentables.
    No nos engañemos: la inversión de las dicográficas en los artistas es lo que llena sus conciertos Por eso cuando se habla de lo que hizo Radiohead (oooh , regalan su música o piden que les des lo que quieras) hay que pensar que estos tipos se lo pueden permitir pues había una multinacional llamada EMI detrás currando e invirtiendo para ellos durante mas de 10 años. Inversion que les permitió decicarse a componer, ensayar, ect y gracias a la cual no tenían que compaginar su carrera artística con un trabajo que les diera de comer (como es el caso del 90% de grupos nuevos que surgen ahora).
    Y Dans el domingo dijo sobre spitiffy la mayor verdad: ¡puñetas ¡pónganlo a 2 euros y a nadie le importará pagar!

  • #011
    juan pablo - 21 octubre 2009 - 22:24

    Interesantes comentarios pero es más de lo mismo. Ni las discográficas son monstruos malos, ni los artistas necesitan como antes a estas discográficas, ahora salen artistas de OT o se dan a conocer por Youtube. Es un problema de que los negocios cambian y las formas de hacerlos tambien. Por muchas familias que dependieran hace 30 años de una fábrica de máquinas de escribir, si esa empresa no pasó a fabricar pc’s, esas familias no duraron mucho en tener que buscar otros ingresos.
    La posición de Enrique es la que no puede dejar de tener alguien que cree firmemente en esto de internet y las revoluciones tecnológicas/sociales que se derivan de la Red. Lo que no podemos permitir es que los Tedis de turno nos llamen ladrones y nos impongan cánones abusivos y absurdos, con la excusa de mantener un modelo tradicional de negocio que hay que estar ciego para no ver que se ha acabado.

  • #012
    Aloe - 21 octubre 2009 - 22:57

    10# Todo cambio trae ganadores y perdedores, incluso si en conjunto se gana.
    ¿Que El Canto del Loco o cualquier otro no hubiera ganado lo que han ganado? Pues puede que sí o puede que no, pero eso no es un argumento.Con calidad similar a El Canto el Loco igual hay treinta grupos que no ganan eso porque no se ha invertido en ellos ese pastón, o por cualquier otra razón, porque de antemano no se sabe quienes van a a tener más éxito (si no las discográficas solo invertirian en ellos).
    El razonamiento correcto es en el orden contrario.
    ¿Van a seguir teniendo la posibilidad las discográficas de funcionar igual que hasta ahora? Cada vez menos.
    ¿Es eso un mal, porque no hay canales alternativos para distribuir música? Los hay, y pueden desarrollarse todavía más.
    ¿Va a desaparecer la música porque la tecnología se cargue las discográficas? No, porque la propia tecnología ofrece ventajas en otros sentidos, y de hecho hoy la música tiene más protagonismo y más salud que nunca.
    ¿Los mecanismos para conseguir atención y éxito serán los mismos y favorecerán a los mismos? Pues al menos parcialmente serán distintos y al menos parcialmente cambiarán los favorecidos.
    ¿Va la cosa de ver quien es más malo, si la TV y la radio o las discograficas? No, eso es irrelevante. Si la TV y la radio ven negocio o que pueden cortar el bacalao como hasta ahora, o de otras formas, lo harán. Si pierden influencia, pues la perderán.

    Si se mira la cosa con algo de perspectiva, el sistema y negocio vigentes tienen unos decenios de existencia, no son de toda la vida. Había vida antes de las discográficas, y habia música, y seguirá habiéndola después.

    ¿Que quizá no se vuelvan a crear megamillonarios a base de vender millones de discos a 20 euros y fabricar megaestrellas? Pues igual sí o igual no. Pero tampoco eso es un fenómeno muy antiguo. Y también desaparecieron miles de orquestas, bandas y orquestillas de variedades, de cámara, de teatro… cuando llegó el reino de la música grabada, y también eso quitó miles de puestos de trabajo. Y las discográficas no lloraron entonces por ellos, que yo sepa.

  • #013
    Novata - 23 octubre 2009 - 00:15

    Lo que no veo claro es la historia de sólo escuchar música en la red, el día que nos quedemos sin ADSL, va a ser de coña; no poder “mover” la música en mp3……agobia un poco. Para primitivas como yo ¿qué pasa con los catálogos, encotraremos joyitas antiguas o será todo lo último? Que soy novata no seais crueles….

  • #014
    Eduardo - 27 diciembre 2009 - 12:23

    Yo no veo tan caro spotify. 10€ por permitiros acceder a millones de discos, de autores mas que reconocidos, creando listas, teniendo los contenidos en tu ordenador sin necesidad de conexion. Vale, no los tendras en mp3, pero estaran en tu equipo y los podras reproducir en cualquier momento con spotify. Yo veo que es un coste bastante aceptable, teniendo en cuenta que por el precio de 2 discos accedes a varios millones de ellos. Encima, siendo premium, si tu movil es compatible, puedes utilizar la misma cuenta en el ordenador y en el telefono y escuchar tu musica favorita sin necesidad de conexion. Creo que el precio es justo. Si, podemos pedir mas, pero ya seria demasiado pedir. Saludos.

  • #015
    Eldegar - 30 diciembre 2012 - 17:47

    Veo muchos comentarios con razón por ahí arriba, por ejemplo comentaré mi caso.
    Soy músico y por tanto amante de ella. En mi caso las discográficas que más se llevan ahora son las pequeñas, los sellos “económicos” que usan CC o CopyLeft. A mí no me gustaría que alguien tuviese que pagar por escuchar mi música, o que si lo tenga que hacer sea al menor precio posible. Hoy día el único gasto que tienen que hacer las bandas (amateurs) es pagarse o costearse la grabación del disco o maqueta, que aún así lo podemos hacer nosotros mismos y con buenos resultados gracias a la tecnología que está a nuestro alcance. La publicidad puedes hacerla de forma gratuita a través de redes sociales, sin necesidad de inversiones monstruosas. Si eres bueno tendrás la mejor publicidad, el boca a boca, el problema es que si no vales te pondrán en tu sitio, no como hacen muchas grandes empresas a día de hoy.

    Por varios motivos más veo las discográficas, las grandes, como a punto de extinguirse.

    Por cierto, tengo Spotify Premium, para nada considero caro 10€ por todo lo que ofrece, considero más caro un disco de ECDL por 20€, que bajo mi opinión no vale nada musicalmente.

    Un saludo

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados