La enseñanza online, mejor que la tradicional

portatil-puzzleEs un tema sobre el que he escrito mucho basándome en mi propia experiencia como profesor: a determinados niveles y con metodología adecuada, la enseñanza online puede no solo dejar de ser considerada un sustituto barato de la tradicional, sino que puede ofrecer resultados claramente mejores que los de ésta.

En mi caso, la evidencia empezó a acumularse muy poco tiempo después de iniciar los primeros cursos online en el formato denominado blended: obviamente, los resultados pueden ser diferentes para otro tipo de público, pero trabajando con directivos con experiencia, los cursos online ofrecían una experiencia de aprendizaje notablemente superior a los tradicionales impartidos en clase. Sin ánimo de pretender hacer un folleto de estos cursos, que no me dedico a eso, la sensación era como la de “un curso con esteroides”, como “multiplicar el tiempo”: las discusiones eran notablemente más profundas, los objetivos de aprendizaje se cubrían antes y en mayor medida, y la participación se gestionaba de una forma claramente superior (mientras en clase un alumno solo puede participar escasos minutos y no todos pueden tener la oportunidad de hacerlo, en online disfrutaban de todo el tiempo de exposición que deseasen y su participación mejoraba al incorporar el paso de la escritura). A poco tiempo de empezar, allá por el año 2000, muchos profesores en IE Business School nos empezamos a dar cuenta de que la enseñanza en esos formatos era la mejor manera de prepararse para la tradicional: una discusión de cualquier caso, incluso los escritos por uno mismo, en una clase online te permitía encontrarte mucho mejor preparado para la discusión de ese mismo caso en un entorno presencial tradicional.

La cosa riza ya el rizo completamente cuando compruebas que los grupos de enseñanza online no se limitan simplemente a ser más eficientes en su experiencia de aprendizaje, sino que además alcanzan una satisfacción media superior, no solo en cuanto a la calidad de la enseñanza, sino también en su interacción como estudiantes. Los grupos tienen, aunque parezca profundamente paradójico, un nivel de cohesión y un sentimiento de pertenencia mayor, se llevan mejor y son “más amigos” que en un grupo convencional presencial, debido a que la naturaleza de la experiencia online resulta cada día más inmersiva: los miembros de un grupo determinado, perfiles profesionales que por la naturaleza de su trabajo no suelen pasar demasiado tiempo alejados de un ordenador, están permanentemente conectados a través de mensajería instantánea, Skype y herramientas similares, y se sienten prácticamente como si “vivieran juntos”, con la sensación de que “no desconectan”. Muchas de estas experiencias aparecen recogidas de primera mano en el blog que varios alumnos y ex-alumnos de estos programas mantienen en IE Business School.

La idea de que la enseñanza online puede, a determinados niveles, superar en calidad a la tradicional resulta sumamente provocativa. Para instituciones como la nuestra, la evidencia lleva ahí mucho tiempo – los masters online son más caros y exclusivos que los presenciales – pero para el mercado, se trata de un estereotipo difícil de eliminar: durante muchos años, la “enseñanza a distancia” era considerada un sustituto de baja calidad para aquellos que no podían, por la razón que fueran, acceder a la enseñanza tradicional. Mi experiencia con los master online es que mis alumnos suelen ser un conjunto interesantísimo de experiencias personales que, aunque cada día más habituales, no son la norma: personas que nacieron en un país o continente, crecieron en otro, y trabajan en otro distinto, con los viajes como parte habitual de su rutina. Por el momento, el alumno “convencional”, el que pasa una media del 85% de su tiempo en un círculo de unos veinticinco kilómetros alrededor de su casa y su trabajo, sigue manifestando una preferencia por la enseñanza tradicional presencial (aunque ésta se vaya suplementando cada vez más con un mayor componente de online, gracias sobre todo a la calidad de la experiencia progresivamente acumulada por los profesores). Esto, sin embargo, no ha sido obstáculo para que, a día de hoy, la facturación de una institución como IE Business School provenga ya en un porcentaje bastante significativo de actividades que se desarrollan en la red.

Ahora, un estudio publicado por el US Department of Education (pdf, 818 KB.) pone sobre un papel lo que muchos que llevamos años metidos en este tipo de cursos ya percibíamos: que los resultados de este tipo de metodologías desde el punto de vista de vista del aprendizaje son netamente superiores a los de la enseñanza tradicional. Por supuesto, las conclusiones no aplican a todos los niveles de enseñanza ni a todas las metodologías – el estudio menciona especialmente la metodología blended, que combina períodos presenciales breves con otros más prolongados en la red – pero sí permiten avanzar hipótesis de futuro hacia una popularización progresiva de este tipo de esquemas.

20 comentarios

  • #001
    Nacho Vegas - 1 agosto 2009 - 13:45

    Desde hace algún tiempo se tiene la sensación de que la formación va a sufrir grandes cambios en los próximos años. Pero claro, todo esto siempre será positivo con un buen uso de las herramientas disponibles. El tiempo marcará las herramientas y metodologías que serán las mejores.

    De momento el camino está ahí.

  • #002
    Gorki - 1 agosto 2009 - 14:13

    Tu te refieres lógiv¡camente a lo que conoces de primera mano, la formación de posgrado, pero pienso que la enseñanza online, bien organizada y especialmente diseñada, puede competir con la enseñanza presencial si se utilizan los medios que hoy existen de contacto virtual con el profesorado y los alumnos,en cualquier nivel posterior a la enseñanza primarial.

    Puede ocurrir que la no presencia física del maestro, influya negativamente en la actitud y esfuerzo a realizar por parte del alumno, algo que lógicamente será más probable en los niveles de enseñanza escolars, que en el e postgrado. Ello puede ser en la práctica una limitacion a este tipo de enseñanzas., ..

    Hay un país, Australia,que tiene mucha experiencia en este campo, pues dado el inmenso tamaño del país y su bajo nivel de población, en muchas zonas rturales es imposible la enseñanza en escuelas y desde siempre, tiene establecida una enseñanza escolar a distancia a traves de los medios técnicos existentes, antes por radio y televisión y participacion interactiva del alumnado con cartas y teléfono.
    .
    Supongo que por lógica hoy, estos programas de enseñanza a distancia habran migrado a Internet. ¿Algunien sabe o tiene noticia, de los resultados obtenidos por este tipo de enseñanza entre los niños que se vean obligados a seguirla?

  • #003
    Dubitador - 1 agosto 2009 - 15:58

    La tele-enseñanza para personas motivadas y que saben administrar su tiempo es netamente mas eficiente y economica, siempre y cuando exija escasa o nula “experiencia de laboratorio”.

    Pero la enseñana general, en particular la impartida a jovenes escolares e incluso a universitarios, cumple una funcion no solo pedagogica sino tambien de apacentamiento y control: ocuparles el tiempo y tenerlos sujetos a una cierta disciplina.

    Con todo, toda experiencia de tele-enseñanza que se incorpore tiene que ser una eficiente via para la aplicacion de ayudas y seguimiento personalizado, asi como via practica hacia ese desideratum del aprendizaje permanente que impida la oxidacion de habilidades y rutinas que nunca está de sobra.

  • #004
    Chivi_15 - 1 agosto 2009 - 16:43

    A ver si nos das tu humilde opinión sobre esto enrique… GRACIAS!

    http://www.20minutos.es/noticia/491099/0/medio-millon-euros/multa/descarga-canciones/

  • #005
    jincho - 1 agosto 2009 - 17:43

    Así, los siguientes en pedir un canon, serán sin duda los fabricantes de sillas escolares….

    En serio, de acuerdo con la tesis que planteas. Y más de acuerdo aún en el énfasis, repetición incluida, que le dás a lo de “a determinados niveles”. Me quedó en el tintero preguntarte algo parecido cuando en un post de hace semanas planteabas que los alumnos podrían usar en los exámenes todos los recursos disponibles en la red. Y luego salió Wolframalpha y afirmabas que logicamente el alumno no podría usar la opción del paso-a-paso en los exámenes ( intuyo que pensabas en alumnos de un nivel de la ESO). Efectivamente, a determinados niveles el uso de recursos en la red es útil e incluso mejor que el presencial, a otros es contraproducente o directamente, negativo.

    Saludos.

  • #006
    Jorge - 1 agosto 2009 - 18:22

    Creo que la semilla de los diferentes modelos educativos en línea es la educación presencial y solo en la Era de Internet es posible trasladar lo esencial de esa semilla a un entorno educativo en dónde profesor y alumnos están separados por miles de kilometros o simplemente en habitaciones diferentes. Lo esencial es: verse las caras entre profesor y alumno en tiempo real, medir y un contenido programado. Si se cumplen estos tres puntos, da igual si es presencial o en línea. A mi juicio lo que diferencia estrictamente a aspectos de calidad de enseñanza entre la educación presencial y la educación en línea es el segundo punto: la medición del acto y respuesta educativo del alumno y del profesor. La técnica de medición objetiva de la educación presencial es lenta, tiene un desfase temporal entre el momento de enseñar y el momento de evaluar, imprecisa (el alumno puede llegar al examen con lagunas de conocimientos y solo son detectadas una vez revisado el examen cuando ya no se puede actual sobre el alumno) y poco selectiva (no tiene mucha capacidad de diferenciar los estilos de respuesta de dos alumnos que hayan obtenido el mismo resultado) respecto a la técnica de medición objetiva de los sistemas digitalizados. Es la experiencia, la observación y el juicio del profesor el que suple estas carencias de la técnica de medición objetiva de la educación presencial y da forma al aprendizaje de los alumnos previendo con semanas o meses el posible fracaso del alumno.

    Sin embargo, si se digitalizan las respuestas educativas de los alumnos y las acciones educativas de los profesores, estaríamos aproximandonos al paradigma de Google Analythics en dónde se conoce mucho mejor que es lo que ocurre. ¿Es importante que un profesor realice preguntas en su clase ya sea presencial o en linea?. Si, es importante. ¿Se mide el número de preguntas que realiza un profesor en una clase o al final de un curso académico?. No, no se mide el número de preguntas del profesor. ¿Porqué no se miden?. ¿Se mide el número de respuestas que responden los alumnos a una pregunta del profesor?. Exclusivamente en forma escrita y durante el examen. Sin embargo, el periodo de enseñanza y aprendizaje dura meses y el periodo de evaluación solo lo que dure el examen. ¿No estamos dejando de medir información relevante de los Procesos educativos?.

  • #007
    Julio - 1 agosto 2009 - 20:15

    Si el nivel de enseñanza es mediocre en España, no quiero ni contar el problemón que tienen en EE.UU. ¿Patrocina Microsoft ese estudio? Da igual lo que diga porque no me interesa lo que piense el Departamento de Educación de los EE.UU. porque está como para cerrar el chiringuito.

    Ahora vamos a dar filosofía a los niños en las escuelas con un ordenador delante, o matemáticas. Deberá ser algo puntual. En cuanto a las universidades, no escucharemos las conferencias de las clases que dan cientos de profesores de nivel que tenemos en ellas, lo miraremos en el Google, que es la santa biblia.

    Nada, hundamos más el fracaso escolar en este país. Los cursos a distancia, salvo que valga una buena cantidad de dinero que nadie está dispuesto a invertir para nada, son una forma estupenda de no aprender nada y obtener un título haciendo tests de exámenes desde casa con el libro de soluciones delante. A quién vamos a engañar ahora.

    Me parecería un atraso educativo y un lujo que no nos podemos permitir usar la enseñanza online en perjuicio de la tradicional, cuyo grave problema es que es PEOR que la que se imparte en Francia, sin ir más lejos, y cuyos niveles de exigencia han bajado por no promover la cultura del esfuerzo y dedicarse a decir que España es potencia mundial.

    Así le va el pelo al sistema educativo. Todo es opinable en la vida, pero pregúntenle a los profesores en las aulas, que es donde se cuece la educación, y no vayamos a cursitos online, por favor, que es de traca la cosa.

  • #008
    kiki - 1 agosto 2009 - 22:24

    la formación on-line es descafeinada y no se valora. Una pena porque es un buen método para adquirir conocimientos, pero la sociedad la estigmatiza.

  • #009
    Gorki - 2 agosto 2009 - 00:24

    ·#8 Kiki
    Lo que dices es una gran verdad. Sin embargo a mi me impresionó cuando hace muchos años visité por primera vez la Universidad de Salamanca y comparé las aulas medievales que allí se conservan con las de la Universidad de Madrid que era donde yo estudiaba.

    El aula donde daba clase Fray Luis de León tenía una capacidad de unos cuarenta alumnos, mientras que en Madrid estábamos matriculados mas de mil, sin embargo el método de enseñanza, la exposición de una asignatura de un profesor subido a un estrado con una pizarra, era el mismo que aplicaban en la Universidad de Madrid.
    ¿Como queremos que la enseñanza no se degrade?

    Si para hacer miles de coches, se inventó la fabricación en serie y la calidad de los coches, se ha hecho más que mejorar, pese a reducir precios, para sacar miles de licenciados, tendremos que aplicar nuevas técnicas de enseñanza que utilicen nuevas tecnologías con los que se de enseñanza de la misma o mayor calidad y a unos precios mucho mas reducidos.

    Pienso que el camino que ha iniciado IE puede ser un modelo a imitar en otras partes.

  • #010
    PPPerez - 2 agosto 2009 - 06:00

    Supongo que esto: “La enseñanza online, mejor que la tradicional” es un titular llamativo y no tiene la menor intención de “epitafio”.

    Como suele ser habitual, generalizar acostumbra a desvirtuar la realidad.
    Hay muchos niveles en la enseñanza y muchos tipos de enseñanza en función del tipo de alumnado y los contenidos a enseñar. Tengo muy claro que, en determinados casos, la enseñanza online no pinta nada frente a la tradicional … o, al menos, su rentabilidad formativa no tiene comparación.

    Por otra parte, los niveles de edad de los estudiantes son muy dispares y no es lo mismo la actitud frente al aprendizaje de, p.ej., un chaval de primaria o de ESO y la de un joven mayor de edad.
    Si a esto le añadimos que la misión en el campo educativo no es sólo la de hacer que los alumnos salgan bien preparados en las materias correspondientes, nos encontramos que la enseñanza online, hoy por hoy, está falta de recursos para poder tratar todos esos procesos complementarios. No todo se puede hacer sólo con un ordenador.

    No me cabe la menor duda de que, en ciertos casos bastante concretos, la enseñanza online puede ser muy rentable en cuanto a tiempo, esfuerzo y capacitación, pero eso: en ciertos casos concretos.
    Como algo generalizado, a falta de sesudos estudios fiables y globales que pudieran confirmar lo contrario, dudo mucho que se puede obtener una rentabilidad comparable con una educación presencial (siempre que esta cuente con los recursos adecuados, evidentemente).

    Otra cosa distinta sería hablar de un sistema mixto, un sistema que alternara formación online con formación presencial. En este caso, pienso que el balance podría ser más positivo en general.

    Y otra cosa que todavía más parece más dispar, es incluir en el mismo saco: “la formación online está bien para aquellos que no pueden acceder a las clases tradicionales” … porque, en este caso, no se está hablando de una comparación de la educación online con la tradicional, sino que se está hablando de la formación online frente a nada y, lógicamente, seguro que nadie discrepa en que es mucho mejor una formación online que una formación cero.

  • #011
    Consultor - 2 agosto 2009 - 11:53

    Enseñanza online y enseñanza a distancia no son lo mismo. La enseñanza a distancia puede no utilizar Internet para nada y sigue siendo a distancia.

    Y luego están los extremos: curso online frente a un buen profesor. ¿Qué tal un curso online dirigido por ese buen profesor? No es o lo uno o lo otro. Como ya he manifestado en alguna otra ocasión, desde mediados de los ochenta me dedico a la formación profesional y prácticamente desde los albores de Internet estoy interesado en sistemas de enseñanza que utilizan como herramienta el ordenador (antes incluso de la eclosión de la red). Está bien esa matización de que la enseñanza online y la enseñanza a distancia no son para todos los niveles. Ni tampoco para todas las edades ni para todas las materias. Pero eso no la invalida ni tampoco la consagra como la mejor frente a la enseñanza tradicional. Cada cosa en su sitio.

    Es frecuente el comentario de un alumno que dice que va a clase de inglés (por ejemplo) “para obligarse”. Sí porque igual los medios de que dispongo son mejores que los del grupo donde voy a clase, pero así me obligo todos los días, tengo que salir de casa y desconecto con todo y así sigo el curso con regularidad. Así son las cosas. Eso es: la enseñanza online también requiere de alumnos disciplinados que saben lo que quieren o con la suficiente claridad de ideas para “encerrarse” en su estudio de forma regular y seguir un curso que puede ser la octava maravilla del mundo pero que requiere de alumnos atentos y constantes.

  • #012
    Balaustres Martinez - 2 agosto 2009 - 13:41

    No para todo la enseñanza online o cursos son beneficiosos, pero si se parte de una base de formacion buena, siempre, como muestran los estudios, la enseñanza online esta por delante de la tradicional.

  • #013
    JC - 2 agosto 2009 - 19:24

    Enrique, nada más acertado que esto que mencionas, lo digo con total conocimiento de causa (acabo de llegar de mi graduación del GMBA ;-)….los lazos de amistad son increibles y el desarrollo de la habilidad para manejar el tiempo es inigualable….ahora siento que puedo estar en cualquier lugar y hacer una gran cantidad de cosas sin pensar en los paradigmas tradicionales de la distancia.

  • #014
    Francisco - 2 agosto 2009 - 19:39

    Soy profesor titular de Física de la Materia Condensada en la Universidad de Cádiz, tengo cincuenta y siete años y llevo treinta años dando clases de Física, además de otras cosas. Explico una asignatura (y otra más) de mecánica clásica en el tercer curso de la licenciatura de matemáticas y, la verdad, no sé como se podría explicar esa asignatura, ni cualquier otra de Física a la manera “on line”. He visto clases, supuestamente de Física, “on line”, y siempre se basaban en películas de experimentos espectaculares, pero eso no es Física, es espectaculo. La Física, incluso la elemental, es algo extremadamente difícil que necesita ser explicada por una persona a viva voz e, incluso así, la mayoría de las veces pocos son los que te entienden. Por supuesto que no descarto la posibilidad de ser una antigualla que debe ser eliminada de la moderna universidad que se nos avecina.

    Saludos

  • #015
    fernando - 2 agosto 2009 - 23:15

    En respuesta a Francisco. Soy ingeniero, he estudiado por lo tanto mucha fisica y matematicas. Al igual que JC acabo de graduarme en el GMBA. Entre otras asignaturas hemos tenido Metodos Cuantitativos o Contabilidad. Te puedo asegurar que no solo las clases online (por videoconferencia) no eran peores que las que tuve presenciales en la Universidad, sino que ganaban de largo a muchas clases que tuve que no fueron otra cosa que una perdida de tiempo.

    Siento discrepar contigo, dar clases de fisica online de calidad es posible, es una cuestion de que tanto alumno como profesor pongan su mejor voluntad, como en una clase presencial, por cierto, no cambia nada.

    saludos

    fernando

  • #016
    Fiesta y cultura - 3 agosto 2009 - 17:06

    Lo importante es estudiar…..que mas da el modo, ademas hay que lanzarse a lo que este siglo nos ofrece, para que quedarnos atras, y encima son mejores, proporcionan mas participación y son mas comodos…..que mas se puede pedir. El saber no ocupa lugar.

  • #017
    chisporretas - 4 agosto 2009 - 19:15

    Cuentaselo a los de la UNED, que tienen sistema a distancia, donde no tienes un auténtico responsable al frente.

    Donde ves a los profesores de verdad (Los de Madrid) en épocas de examen, y haciendo el examen y con suerte.

    Son como un Dios manejando expedientes y los hilos (algunos, no todos).

    Profesores “algunos” que si les llamas se molestan, que a ese porcentaje un tanto “antiguos” cuando quieren el email les suena a poco serio.

    Como me decia tu colega Varsavsky un día, lo bueno del método del IE es que a los profesores les evaluan también los alumnos, y eso en la UNED no existe.

    UNED: Universidad dependiente en myor grado que las demás del ministerio.

    UOC: Pionera en metodología on line en toda la Universidad.

    Diferencias: Como de escribir con plumilla y tientero a hacerlo con un Word 2007 o un Google Docs.

  • #018
    Nacho Giral - 11 agosto 2009 - 17:58

    Enrique, me ha encantado el post. Poca gente se “atreve” a apostar por la formación on-line. Lo fácil es “cargarsela” sin ni siquiera haber tenido una experiencia adecuada.

    El futuro de gran parte de la formación es on-line o no será.

  • #019
    Saber - 3 febrero 2010 - 09:50

    Todavía hay una generación (o 2) que no acaba de dar tanto valor a la formación online como a la off line. Problema importante es que muchos miembros de esa generación están en puestos directivos, es decir, personas con capacidad de decisión a la hora de contrataciones de alto nivel.

    Yo hago el paralelismo con la publicidad online. Hay una generación que minusvalora la publicidad online y se vuelva en otros soportes. Cuando esta generación de paso a la siguiente, que ha “mamado” el online desde mucho antes, supondrá un subidón para la publicidad en internet… y creo que con la formación puede pasar algo similar.

  • #020
    Aprendemia - 20 mayo 2013 - 12:13

    Totalmente de acuerdo con la reflexión expuesta.

    Aprovechamos para invitaros a conocer nuestra nueva plataforma de e-learning

    Aprendemia

    Un saludo!

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados

8 comentarios en Menéame

#001
Tanatos - 1 agosto 2009 - 13:43

+info Ahora, un estudio publicado por el US Department of Education (pdf, 818 KB.) pone sobre un papel lo que muchos que llevamos años metidos en este tipo de cursos ya percibíamos: que los resultados de este tipo de metodologías desde el punto de vista de vista del aprendizaje son netamente superiores a los de la enseñanza tradicional. Por supuesto, las conclusiones no aplican a todos los niveles de enseñanza ni a todas las metodologías – el estudio menciona especialmente la metodología blended, que combina períodos presenciales breves con otros más prolongados en la red – pero sí permiten avanzar hipótesis de futuro hacia una popularización progresiva de este tipo de esquemas. (www.ed.gov/rschstat/eval/tech/evidence-based-practices/finalreport.pdf) [EN] [PDF]» autor: Tanatos

#002
raul. - 1 agosto 2009 - 13:45

yo estoy haciendo un curso por internet de animacion

se llama animation mentor, y pago unos 700 euracos al mes

y mira, cierto es que no es “real” pero oiga, mano de santo, no me arrepiento nada, mehjor que escuelitas made in spain con profesores que son alumnos del curso anterior, el descojo» autor: raul.

#003
elbananero - 1 agosto 2009 - 13:49

Yo en la universidad di algunas asignaturas online, y como buen autodidacta que soy me gustó, no estás obligado a ir al mismo ritmo que el resto, en algunos momentos irás más rápido, en otros con más calma. Además no estás obligado a coger apuntes como un idiota, que es lo que suelen hacer los profesores para quemar tiempo y justificar así su sueldo.» autor: elbananero

#004
Gecko - 1 agosto 2009 - 14:45

En esta situación, y si me permiten los medios, ¿sería posible hacer una carrera universitaria a distancia en alguna universidad europea y obtener el título como si fuera presencial? Por ejemplo en carreras como informática.

Digo por si existe alguna opción aparte de la UNED.

¿Alguien me puede iluminar?» autor: Gecko

#005
orange_appled - 1 agosto 2009 - 14:54

Ahorro de tiempo y también medioambiental, si pensamos en todos los vijes que se pueden evitar a las aulas. Eso sí, las tutorías presenciales, a no ser que se mejore mucho el sitema, son inmprescindibles.

Puede que la universidad pública española se justifica en no utilizar más este método en que no puede obligar a la gente a tener un ordenador en casa, quien sabe, pero desde luego es la enseñanza del futuro. Con respecto al estudio por cuenta del alumno, se le puede obligar a seguir las clases a través de trabajos o ejercicios que entregar, lo de ir a clase para eso es una tontería, puedes estar cogiendo apuntes sin enterarte de nada.» autor: orange_appled

#006
orange_appled - 1 agosto 2009 - 14:56

#4 “Digo por si existe alguna opción aparte de la UNED.” » autor: orange_appled

#007
jumar - 1 agosto 2009 - 15:31

No Masterd… nunca… por experiencia..» autor: jumar

#008
chulonsky - 1 agosto 2009 - 16:38

Cuando se tiene la suerte de tener un profesor al que le gusta su trabajo, ningún curso online le llega a la suela de los zapatos.

Y encima tener que pagar por leer manuales en mi casa, es el colmo.» autor: chulonsky