Activismo y redes sociales: efectos directos e indirectos

twitteriranInteresante y pragmático artículo de Business Week, Iran’s Twitter Revolution? Maybe Not Yet, en el que se intenta dar una justa medida de la implicación de los medios sociales en la llamada “revolución verde” de los seguidores del candidato Mousavi: si bien resulta hasta casi romántico imaginarse a los activistas tirando piedras e incendiando barricadas mientras twittean y suben a la red fotografías y noticias de sus andanzas co sus teléfonos móviles, la realidad es que muy pocos usuarios de estas redes están haciendo uso de ellas desde dentro del país, y que el verdadero núcleo de la revolución se coordina y organiza mediante herramientas convencionales: teléfonos, SMS o simple transmisión de boca en boca. Si la insurgencia iraní tuviese que contar únicamente con los usuarios de Twitter para salir a la calle, el resultado no serían las enormes marchas de apoyo que cubren avenidas enteras, sino más bien un grupo pequeño.

A pesar de que el candidato Mousavi hizo un importante uso de medios sociales en su campaña (fundamentalmente como recurso al encontrarse cerrado el acceso a los medios tradicionales de comunicación), el bloqueo y vigilancia al que el régimen iraní está sometiendo a la red hace que, en realidad, la inmensa mayoría del apoyo que se percibe en redes como Facebook o Twitter provenga del exterior del país, bien de expatriados o de simpatizantes. Como bien comenta Ethan Zuckerman en el articulo, las redes sociales tienen muy poco que ver con lo que ocurre a pie de calle dentro del país, aunque sí tienen un muy importante valor a la hora de esparcir las noticias y lograr seguimiento y apoyo fuera del mismo, sobre todo en una situación en la que la prensa internacional encuentra dificultades para informar. De la totalidad de entradas en Twitter referentes a la revolución iraní, la inmensa mayoría son retweets de personas no relacionadas directamente con ella, lo que proporciona una indudable capacidad de amplificación del fenómeno. Por otro lado, la interpretación directa de lo que se recibe a través de los medios sociales no deja de ser relativamente peligrosa en este caso: no se trata de que el país entero apoye a Moussavi ni de que Ahmadinejad no tenga seguidores, sino de que los seguidores de éste último no tienen smartphones, no hablan inglés y no usan Internet.

Las conclusiones son evidentes: los medios sociales pueden adquirir una gran importancia en un proceso de insurgencia y pueden ser muy necesarios para difundir los hechos y suscitar apoyo internacional, pero en realidad, eso puede obtenerse con un número muy bajo de usuarios activos, dispuestos a arriesgarse para saltarse los bloqueos que se intenten imponer. El hecho de que herramientas como Twitter tengan a su alrededor un vasto ecosistema de aplicaciones de terceras partes y medios de acceso a la red de todo tipo dificulta indudablemente los intentos de bloqueo y proporciona un arma potente a los insurgentes que cualquier régimen encontrará mucho más difícil bloquear. Pero de ahí a una “revolución Twitter”, va un largo trecho: en la calle, una revolución sigue siendo una revolución, y Twitter sigue siendo Twitter. Las revoluciones se siguen organizando como toda la vida, logrando poner de acuerdo el apoyo de un montón de personas a una causa común. Personas de las cuales un porcentaje muy escaso usa Twitter o siquiera sabe lo que es.

18 comentarios

  • #001
    dreig - 28 junio 2009 - 13:31

    Gracias por el aporte de realidad, Enrique. Creo que es cierto que vivimos en “la nube 2.0” pensando que estamos cambiando el mundo cuando es pronto, muy, muy pronto para que nada de lo que estamos haciendo aquí apenas roce la realidad.

    Lo de Irán y twitter puede servir, como mínimo, para que los social media sean percibidos como un arma más y por tanto adoptados por todos. Eso en estados democráticos….el resto seguirán limitando durante un tiempo las comunicaciones, algo mucho más fácil y rentable a corto plazo.

    Un saludo

  • #002
    enjuto_mojamuto - 28 junio 2009 - 13:41

    (OFF-TOPIC)

    Enrique, me tendrás que perdonar que me salga tanto de los temas haciendo tanto “off-topic”, pero es que todavía estoy flipando con la entrevista a la ministra de cultura Ángeles González Sinde que he escuchado hace rato en la programación catalana de la Cadena Ser. Creo que era el programa “Tot és comèdia”. Ante las acusaciones de la Asociación de Internautas va la lista y responde, entre otras cosas, que lo que pasa es que los internautas no entendemos como van y como funcionan las ayudas al cine y todo eso. También ha hablado previamente de lo malvados que somos los que destruimos sectores económicos y puestos de trabajo con nuestras “descargas ilegales”, y el daño que hacemos a la cultura y las industrias culturales, de contenidos o como las queramos llamar (cine, música, editoriales, contenidos audiovisuales, publicaciones, etc.).

    En fin, estaría bien que escucharas la entrevista (si puedes) porque no tiene desperdicio.

  • #003
    kiki - 28 junio 2009 - 17:06

    Las TIC son complementarias a las otras tecnologías para realizar un golpe de estado como Dios Manda.
    Hacen falta tanques y ametralladoras más que nada para acojonar, el resto de la tecnología es puro rollete.

  • #004
    Carles Sulé - 28 junio 2009 - 17:45

    Mi opinión sobre este asunto es que los nuevos métodos de comunicación on-line, pueden facilitar y servir de apoyo en casos como el que nos ocupa. Pero también hay que tener en cuenta, que la realidad como bien decía el usuario “Dreig”, es muy distinta, y aun es pronto para pensar o imaginar que actualmente sirven o se utilizan con estos fines.

    Es cierto que sin Twitter, se perdería mucha información verídica y actualizada que obtenemos de la fuente común que forman los propios implicados, estos aun con sus diferencias de ideología política, son una parte importante del hecho, que puede ayudar a entender mejor la situación actual en Irán.

  • #005
    Juan Carlos, ciclog.blogspot.com - 28 junio 2009 - 17:49

    Toda evolución necesita una revolución, hoy toca iniciar la revolución del conocimiento, y los nuevos heroes portaran moviles, camaras de video, y el testimonio para hacer valer su voz, los lideres del pasado seguiran manipulando los medios convencionales, Iran, Venezuela, y tantos que no podrán cambiar las conciencias de las nuevas generaciones, hay que seguir y abrir camino sin importar que las instituciones mundiales miren para otro lado, siempre existiran valientes cada vez más inteligentes

  • #006
    Carles Sulé - 28 junio 2009 - 18:23

    Siempre existiran valientes cada vez más inteligentes

    Me ha gustado mucho esta frase. Te felicito Juan Carlos.

  • #007
    Oriol - 28 junio 2009 - 21:14

    Con la muerte de MJ, Twitter ha batido su récord de twitts.

  • #008
    kiki - 28 junio 2009 - 21:32

    A ver que cojones twitean en Honduras…contra las tanquetas no hay twitter que valga

  • #009
    Gorki - 28 junio 2009 - 21:33

    Siento discrepar de tu valoración de las TIC en la lucha contra los déspotas. No creo que las TIC estén muy introducidas entre los nativos de Chiapas, ni que funcione bien el SMS en la Sierra Lacandona, sin embargo, en Mexico el FNL mantuvo a raya al ejercito Mexicano mediante comunicados en Internet, más que con balas en la selva,

    La razón es, que hasta a los mayores tiranos les molesta la opinión pública adversa, ninguno se siente cómodo torturando bajo los focos o fusilando con la prensa internacional en el palco, lo prefieren hacer en los sótanos de las cárceles y en la obscuridad de la noche.

    La existencia de medios que hacen de testigo de cargo que se les escapan a sus sistemas de control, les frena, no importa si se trata de una tortura de un americano a un preso iIrakí, si se sofoca un levantamiento popular en Irán, o se masacra a estudiantes que han levantado una estatua de la libertad en forespan en un Inmensa plaza china,

    La existencia de las TIC hacen que los encargado de ahogar las manifestaciones populares, se lo piensen dos veces antes de soltar los perros. Con ello estamos consiguendo salvar muchas vidas.

    ¿Solo habría un puñado de muertos en Irán, si no tuvieran la seguridad de que de una forma u otra, las imágenes de esas masacres iban a atravesar las redes de su censura? Lo dudo.

    En la Cuba del Coma-andante un solo blogger, Yoani Sanchez, esta liderando la oposicion desde el interior de la Isla, entrar en su blog y ver el efecto demoledor de los nuevos medios de comunicación.

  • #010
    kiki - 28 junio 2009 - 21:59

    9# En Cuba seguirá mandando Fidel hasta que se muera. La política cubana no se maneja por el internet ni por los blogs, más bien se maneja por la santería.
    En él próximo manual del golpista ya incluirán que aparte de tomar emisoras para poner música militar hay que enterarse donde está el canuto gordo de internet del país y coger una sierra eléctrica y cargarse la fibra o pegar un pepinazo al uplink de satélite y se acabo el tema. O mejor tomar las Telcos y ya está.

  • #011
    jftamames - 28 junio 2009 - 22:18

    Gracias por el post y por el baño de realismo.
    Me interesa más hacer notar la relación ente los pocos que tienen acceso a las nuevas tecnologías y la capacidad de que los movimientos socialistas y religiosos, en la actualidad, tengan capacidad de manipulación clásica. Ilustra bastante que el contar con medios cada vez potentes para dar soporte a la sociedad del conocimiento hace grande nuestra cultura occidental y más impresionante la capacidad de progreso que es capaz de generar.
    Ahora es necesario ir dejando la caspa de la demagogía del XIX y ponerse las pilas. ¿Qué sería de Irán sin esta presión de las nuevas tecnologías? Una dictadura más en medio del desierto y de la que no podíamos saber nada.

  • #012
    Krigan - 28 junio 2009 - 23:28

    #1 No es lo mismo un país atrasado como Irán que un país desarrollado. ¿Qué porcentaje de la población iraní conecta a Internet?

    En los países desarrollados sí están cambiando algunas cosas. Por ejemplo, Internet es precisamente la causa de la crisis de los medios tradicionales, y en especial de los periódicos. Esta crisis ocurre porque un número creciente de personas ya no se informan en los medios tradicionales, sino en la mucho menos manipulable Internet.

    Otro ejemplo sería el nivel de descrédito alcanzado por la SGAE. Incluso viejecitas que jamás en su vida han conectado a Internet opinan que la SGAE es mala malísima. La SGAE está haciendo lo que ha hecho siempre, pero es a raíz de su enfrentamiento contra los internautas (por el canon y por las descargas) cuando su imagen pública ha quedado por los suelos.

    Asimismo, hay ya un partido pirata en el parlamento europeo y otro (por transfuguismo) en el parlamento alemán, y los temas “de Internet” forman parte cada vez más de los programas políticos de los partidos.

    Por último, cada vez más gente realiza trámites administrativos y compras a través de Internet, o bien se informan en Internet antes de comprar en una tienda física. Cada vez más gente compra en eBay a alguna tienda de Hong Kong, saltándose un buen puñado de intermediarios.

    Naturalmente esto es sólo el comienzo, sólo unos débiles reflejos de lo que está por venir. Por estar mejor informados, y por haberse acostumbrado a participar en el debate público, cada vez más ciudadanos están insatisfechos con la democracia representativa y cada vez más desean alguna forma de democracia electrónica.

    Andando el tiempo, mucho me extrañaría que la propia estructura de nuestro sistema político no acabase sufriendo un cambio radical por causa de Internet, cambio tendente a eliminar total o parcialmente a esos intermediarios de la voluntad popular que son los políticos. ¿Se ha quedado obsoleta nuestra constitución?

    Otro tanto cabe decir del sistema económico. ¿Acabaremos comprando directamente de la fábrica? ¿Para encontrar la tienda online de cada fabricante de cada producto usaremos Google Factories? ¿Habrá un Google Farmers? ¿O irá todo junto en un Google Providers?

    ¿Nos regalarán un kilo de patatas para que veamos publicidad en la web de alguien? Si dar gratis las series de televisión a cambio de publicidad sale rentable, ¿por qué no las patatas y los llaveros USB una vez eliminados los intermediarios? ¿Viviremos en una sociedad en la que sólo se pagará por los productos más caros y (en algunos casos) por los gastos de transporte?

    Una vez pagada la vivienda, ¿se podrá vivir sin demasiados problemas en el gratis total? ¿Ya no será necesario trabajar para ganarse la vida? ¿Los vagos estarán bien vistos porque contribuirán a disminuir el paro de los que sí desean trabajar? ¿Qué otros cambios en la moral pública nos esperan?

    O tal vez estoy siendo demasiado conservador, y el cambio sea todavía más radical, algo que no podemos ni imaginar. Sea cual sea el futuro, tengo bastante claro que Internet va a cambiar nuestras vidas tanto como lo hizo la imprenta.

  • #013
    Simon - 29 junio 2009 - 16:50

    En toda guerra, y desde siempre, es tanto o más importante la inteligencia o guerra de la información como la propia guerra física. Las TIC lo que hacen en una guerra o convulsión social es generar más instrumentos de intermediación, manipulación y expresión que terminan conformando un escenario si cabe más complejo a la vez que es una oportunidad para los que “luchan con piedras” de hacer una contraofensiva en el nivel de inteligencia.

  • #014
    Paul - 29 junio 2009 - 21:09

    Me parece que el calificativo ese de “Revolución 2.0” es uno de los excesos que se están produciendo en relación a las capacidad que ofrece internet para la participación. Quienes participan y se movilizan todavía emplean mayoritariamente los métodos tradicionales. Las movilizaciones por internet son muy puntuales y la participación está restringida a una minoría que pone el altavoz en internet pero que no deja de representar a una parte pequeña de la ciudadanía. Otra cosa es que internet ofrece grandes posibilidades pero no hay que olvidar que un 50% de la población no está acostumbrada a utilizar este canal como medio de participación.

  • #015
    Urbana Radio. - 29 junio 2009 - 22:55

    Pues yo pienso que transmitir información mediante twitter y redes sociales, es simplemente para eso, transmitir información y dar testimonio de lo acaecido. La presión política no se consigue solamente con eso. Escribir cartas o mails a las embajadas, plantear el tema a los dirigentes vía electrónica. Creedme, es más directa la presión y la concienciación si llega directamente a la fuente que deseamos que llegue. Aún así tampoco se pretende descartar la función de twitter y redes sociales de transmitir información al instante.
    Un saludo.

  • #016
    Gorki - 30 junio 2009 - 12:30

    #14 y ·#·5

    Eso que escribis aqui de lo poco importantes que son las TIC, se lo cuentas a los de la calle Genova que tuperdieron unas elcciones gracias a las concentraciones hechas con SMS delante de su sede.y todavia, seis años despues no se han repuesto pese a tenr enfrente un inepto como Zapatero, ..

  • #017
    Paul - 2 julio 2009 - 14:43

    @Gorki, yo no he dicho que las TICs no sean importantes. En mi opinión ofrecen grandes posibilidades para la participación ciudadana combinadas con métodos de participación presencial. Además, me he referido a internet, los móviles son otro canal de difusión, igual que el email o las cartas, totalmente unidireccionales.

  • #018
    mariolacorega - 1 agosto 2010 - 08:43

    Hola Enrique!
    Ayer participe en una mesa redonda en el #cpValencia sobre activismo y Redes Sociales y creo que no he sentido mas verguenza en mi vida, eso si te puedo asegurar que no se me noto, creo ;)…
    A mi me enseñaron de pequeña que lo que des con la “mano izquierda no se entere la mano derecha”. Y traicione mis principios, contando cuan “guay y buena gente somos mi equipo y yo” invirtiendo nuestro tiempo en RSC.
    Mi incomodidad hizo que de repente cambiase de actitud, pero creo que fue tarde, para ser una mesa de activistas fue la mesas mas sosa del planeta, era una mera exposición de muy buenos proyectos enfocados a generar recursos por simpatia y empatia al estar apoyando causas necesarias para el equilibrio social. Si yo hubiese sido una verdadera activista, transgresora, y buena gente, me tendria que haber levantado, sentado entre el publico y empezar a microbloguear en twitter lo que ahi se esta diciendo, pero no me atrevi. ahora ya he aprendido la lección y me han quedado las cosas mas clara.

    Estoy deacuerdo contigo en cada una de las palabras que dices en este post.
    Yo soy una mas de la masa, soy activa y aporto mi granito de arena a cualquier proyecto que considere que puede hacer del mundo o la sociedad un buen legado para nuestros hijos. Y como tu dices la gente que se manifiesta en la calle o que esta dentro de verdaderos conflictos o problemas no esta en Redes sociales, no tiene esas herramientas, son los que lo viven los que lo vivimos desde la barrera impulsados por alguna institución o personaje los que damos notoriedad y movimiento a una acción, pero la accion verdadera esta en la calle.

    Un saludo.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados