Una cuestión de tiempo

tiempoUna interesante entrada de Michael Arrington en TechCrunch tras una comida con un ejecutivo de la industria musical, Big music will surrender, but not until at least 2011, deja las cosas más que claras: no estamos hablando de lo que es bueno o lo que es malo, de lo legal o lo ilegal. Eso no son más que estupideces contra natura, de alambicados razonamientos judiciales que no van a ningún sitio. De lo que hablamos es, simplemente, de una cuestión de tiempo.

La industria de la música, a estas alturas, ha entendido ya perfectamente que no existe ninguna posibilidad de seguir cobrando por la música grabada, porque hacer una copia ya no vale nada, y está simplemente esperando a tener a la mayoría de artistas atados mediante contratos 360º que le permitan extraer beneficios de todo lo que hagan éstos, sea una actuación en público, ventas de merchandising, participación en un fan site, una esponsorización, un anuncio, o cualquier fórmula que esté aún por inventar. El sistema actual se revertirá: a estas alturas, existen ya múltiples sitios de streaming que pagan a las discográficas por el derecho de uso, pero que pasarán a recibir pagos de la industria musical a cambio de promocionar a sus artistas. La música grabada será simplemente una inversión en marketing, una forma de llegar al público para que éste quiera gastarse dinero en otras actividades relacionadas.

A día de hoy, los contratos 360º son aceptados únicamente por artistas noveles que no ven posibilidades de promoción al margen de las discográficas, mientras muchos artistas consolidados prefieren mantenerse al margen de dichas fórmulas y prefieren asegurarse las ganancias derivadas de conciertos y otros modelos sin tener que repartirlas con la empresa discográfica en cuestión. El tema nos retrotrae a la vieja discusión acerca de la cadena de valor de las discográficas: si en la selección ya no aportas valor, ni lo haces tampoco en producción o en distribución, ¿qué te queda? Convencer a los artistas de que serás suficientemente bueno en marketing  como para que les compense firmar contigo, en lugar de hacerlo con un especialista o de intentarlo directamente por tu cuenta. A día de hoy, con unas discográficas aún completamente inexpertas en las posibilidades de la red de cara al marketing, este valor está, en el mejor de los casos, por demostrar.Lo que las discográficas esperan es haber llegado a demostrarlo y encontrarse suficientemente redefinidas como compañías en el tiempo que le queda al reloj, que se mueve con una velocidad de un 20% de descenso en los ingresos por venta de discos cada año.

Mientras llega este escenario, calculado entre 2011 y 2013, la industria seguirá haciendo lo que hace hasta ahora: insistiendo en ganar dinero por vía judicial, denunciando a compañías que hagan uso de sus materiales, recibiendo dinero de sitios de streaming, redes sociales y otros que utilizan la música para obtener una atención que intentan monetizar de maneras diversas, y prolongando un modelo de negocio caduco. Aunque no esté de acuerdo con todo lo que dice Arrington, su entrada es una lectura interesante: lo que llevamos años diciendo, pero ahora en boca de un ejecutivo de la industria.

38 comentarios

  • #001
    Gorki - 9 Marzo 2009 - 11:56

    Pues me parece una buena noticia que la industria discográfica sepa por donde van los vientos de la historia y se prepare para tomarlos buscando solo ganar tiempo,

    Respecto de los contratos 360º, no me parece ni bien ni mal, allá cada cual con el contrato que firma. Por ejemplo, el fútbol ya los tiene y a Beckham no le va mal.
    Todo sera que veamos a los cantantes cantando contra un fondo lleno de logotipos de marca, anunciando teléfonos móviles y relojes de lujo, o que cada año cambien el vestuario con el que salen al escenario para que los papas se los puedan camprar a los nilos por reyes para que den envidia akl hijo del vecino.

  • #002
    aultranza - 9 Marzo 2009 - 12:01

    Y llegado ese momento en que las discográficas renuncien a la posibilidad de ingresar dinero a cambio de las grabaciones, ¿cuánto habrá que esperar para que la SGAE deje de cobrar por el canon? Porque digo yo que si dejan de cobrarnos por el original, no querrán seguir cobrándonos por la copia, ¿no?

  • #003
    Sergio Meza C. - 9 Marzo 2009 - 12:45

    Creo, yo, que esto de cautelar que te plagien por medio de las leyes es cosa del pasado. Me gustaría y creo que es justo eso; de hecho todo lo que escribo lo registro, pero estoy rendido al hecho de que la tecnología logró derribar todo eso, como la vaina de los discos de vinilo, y eso de los matrimonios por pacto entre los padres.

    Y claro, ¿quienes son los que pueden vivir de estas cosas y defenderse?; los grandes, que por su parte fagocitan a todos lo s que persisten en subsistir de sus creaciones.

  • #004
    Alberto - 9 Marzo 2009 - 12:52

    Typo en la segunda línea (“201”, en lugar de “2001”).

  • #005
    Alberto Aliaga - 9 Marzo 2009 - 13:06

    Que ganas de que llegue ese futuro y se quede fuera de la discusión sobre la “piratería” lo de la música y las discográficas. Ya sólo quedarán las películas, los libros y el software.

  • #006
    josecastrop - 9 Marzo 2009 - 13:11

    Les costo aprender la lección, ahora espero por el bien de los verdaderos artistas que no se dejen explotar por las discograficas, ya no las necesitan, pueden explotar ellos solitos todas las posibilidades que da la red.
    Espero que el gobierno no ceda, ante el lobby y las entidades de gestion y no nos jodan aun mas hasta el 2011.

  • #007
    ElDeLosPalotes - 9 Marzo 2009 - 13:21

    “Que ganas de que llegue ese futuro y se quede fuera de la discusión sobre la “piratería” lo de la música y las discográficas. Ya sólo quedarán las películas, los libros y el software.”

    #5: En el caso de la música, el negocio para el artista es claro: tus discos son el marketing para que la gente acuda a tus conciertos.

    Pero en el caso de un escritor, si se ofrece el libro gratis, como se va a ganar la vida?

  • #008
    Alberto Aliaga - 9 Marzo 2009 - 14:19

    >>Pero en el caso de un escritor, si se ofrece el libro >>gratis, como se va a ganar la vida?

    Es su problema, no el nuestro, los bytes son libres, puertas al campo, acceso a la cultura, vender aire, modelo de negocio caduco, tan natural como hacer clic en un vínculo, ministro dimita, etc.

  • #009
    Angel Ochoa - 9 Marzo 2009 - 14:43

    Pues a los productores de contenidos les va a pasar lo mismo que a los vendedores de hielo y a todos los que viven de brindar un servicio que se basa en la dificultad que tengan los posibles clientes de autoprestarse. Porque al fin y al cabo lo que hacen es eso, brindarte el servicio de recibir el contenido de forma que te sea facil consumirlo, sino cada vez que quisieramos oir una canción tendríamos que ir a un concierto o cantar nosotros ( o no era asi antes del disco ?), sucede que ahora es facil obtener el servicio asi que no hace gracia pagar por que otro me haga lo que yo puedo hacer. Y lo mismo va a pasar con los libros y en algún grado con el software también.

    #7, Los escritores que vivan del volumen de venta de sus libros van a escribir menos ( o nada ). Es la vida, no hay nada que hacer. Es como las células madre o la bomba atómica, no es cuestión de si es bueno o es malo, si existe la tecnología se hará y lo que queda es aguantarse.

  • #010
    Gorki - 9 Marzo 2009 - 14:43

    ··#7
    Si el fútbol se ofrece gratis por television ¿De qué viven los futbolistas?
    Si la radio se ofrece gratis ¿De qué viven los guionistas y locutores?
    Si los periódicos se regalan ¿De que viven los periodistas?
    Si las óperas se retransmiten gratis por television. ¿Cómo es que engordan los divos del bel canto?
    Si las carreras de bicicletas se ven desde las cunetas ¿De qué viven los ciclistas?
    Si ver un edificio o un cuadro es gratis ¿De què viven los pintores y los escultores?
    Si el guardia que dirige el tráfico no cobra a los automovilistas ¿De qué vive?

    El mundo esta lleno de misterios.

  • #011
    Sergi - 9 Marzo 2009 - 15:28

    En el caso de los libros lo que pasara, supongo yo, es que la descarga o copia del libro no se pagara y se pagara por la copia fisica, o cuando surja una plataforma viable como iTunes para los libros y dispositivos de fácil acceso a bibliotecas, con obras a un precio simbólico, los autores ganaran con ello.
    Yo creo que nos acercamos a modelos mas ricos en cantidad de autores disponibles, de mas fácil acceso y una promoción mas sencilla, al perderse intermediarios, lo que se acerca es una época con modelos no restringidos por editoriales, como lulu, y cuando plataformas aun no maduras como kindle se acerquen a la facilidad de un iTunes móvil o un App Store y dispositivos e-ink mas sencillos, baratos y con mayor definición, con búsqueda integrada en el texto, memoria y acceso a redes y repositorios.

    Creo que en general vamos a mercados de valor añadido:
    Pagas por soporte de una aplicación no por la aplicación.
    Pagas por el concierto o por ediciones de coleccionista o copia fisica.
    Pagas por la copia encuadernada del libro o una comentada.
    O sino hay que pensar que el mercado al que puedes acceder gracias a la globalización es mayor, lo que tienen que surgir son plataformas de acceso para las masas que simplifiquen y eliminen los intermediarios, véase modelos como AppStore o iTunes Store, obviamente menos restringidos.

    Un saludo!

  • #012
    Carlos Bitar - 9 Marzo 2009 - 16:43

    Creo que el tema va por que todavia no existe una discografica (ex-discografica) adaptada a este cambio.
    No veo a una empresa grande dedicada a la promocion de artistas sin CDs, es mas, por que los artistas no contratan a una de las grandes empresas en promocion y mercadeo?? P Ejem BBDO.
    Esta claro que el negocio de la distribucion en medios fisicos vale 0 o menos de cero a la tasa en la que va.

    ¿Por que no hacen los artistas su propia publicidad y eventos?

    Si soy un buen artista prefiero una buena campaña de mi material (a costo mio inclusive) en vez de que alguien me ponga a parir discos,que a las finales van a quedar olvidado en los anaqueles.
    Luego el consumidor vera que medio le parece mas facil para llegar a mi.
    Lo mejor es que el ingreso es mio 100% menos los gastos obvio.

  • #013
    ElDeLosPalotes - 9 Marzo 2009 - 16:49

    #10:

    1-. No se emiten gratis, lo paga la marca X (Eso sin contar el PPV)
    2-. Idem.
    3-. Idem.
    4-. Entradas para ver en directo.
    5-. No se emiten gratis, lo paga la marca X (Eso sin contar el PPV)
    6-.Los escultores hacen edificios? Ver un cuadro es gratis pero el artista vive de venderlo, no de que lo vean. Ademas tampoco es gratis verlo, la gente paga por verlo.
    7-.Por supuesto que cobra a los automobilistas… pero bueno, es estaras conmigo de acuerdo que es un ejemplo desafortunadisimo.

    Para que seguir, tu respuesta es un tanto demogoga, mas demagogia, no por favor.

    Vuelvo: mi pregunta iba sin segundas, por si acaso, lo aclaro por el tema de ironias graciosas y tal… no soy un defensor de los derechos de autor, ni mucho menos, de hecho bajo muchisimos libros.

  • #014
    ElDeLosPalotes - 9 Marzo 2009 - 16:59

    9#: Totalmente de acuerdo, no hay nada que hacer… el problema que yo veo es que, como ya esta pasando en el cine o en la música, el listón bajara hasta mas allá del suelo, la novela tal y como la conocemos desparecerá, como ha pasado con el formato LP, dejando paso a otros formatos, a otro lenguaje… algo asi como mininovelas en formato SMS con publicidad incrustada, a 0,99 el capitulo, redactodos en idioma SMS y tal o Twittear novelas o yo que se…

    Afortunadamente, aun hoy en día mucha gente sigue comprando libros físicos, mañana ya se vera.

  • #015
    PPPerez - 9 Marzo 2009 - 17:25

    Siempre se mira la cosa como nos inducen a verla: “el autor” … y el autor es el que menos problemas tiene de la cadena … en todo caso, quien tiene el problema gordo será el editor, el promotor, el distribuidor, etc.
    Una obra que no ha sido publicada, es prácticamente imposible que pueda ser pirateada … por lo tanto, sólo puede existir pirateo de aquellas obras publicadas.
    Entonces, el autor (antes de publicar nada) tiene la sartén por el mango … cobra lo que estime oportuno por su trabajo (como hace la mayoría de los currantes) y adiós muy buenas … ¿dónde tiene el problema el autor?
    Claro … alguien dirá: ¿y si, en vez de un cobro único, va a comisión en las ventas? … y digo yo: ¿quiere asumir ese riesgo? … si lo quiere asumir, allá él … pero no es algo que no tenga más remedio que hacer así, hay otras alternativas … que las aplique !!!
    Si nos fijamos, se habla continuamente (e intencionadamente) de “los derechos de autor” para hacernos creer que son exclusivamente a los autores a quienes les afecta el tema … pero, los derechos de autor, sólo en un porcentaje ínfimo están en manos del propio autor y, por dicho concepto, percibe beneficios irrisorios.
    Que no nos confundan, de los derechos de autor el que menos come es el autor.
    El tema de fondo de toda esta cuestión no es ‘¿de qué va a vivir el autor?’ … sino, ‘¿de qué va a vivir toda la cadena de explotadores e intermediarios?’

  • #016
    kiki - 9 Marzo 2009 - 18:56

    Yo ya lo he dicho, nos espera un futuro de música aleatoria, generada por ordenador, sin derechos, sin nada. La música como señal de música ratonera. A nadie le va a interesar componer música.

  • #017
    Gorki - 9 Marzo 2009 - 19:48

    #13
    Gracias por aclarame de queviven todas esas profesiones. Me tenía muy preocupado su porvrenir,

    Resuelto eso, me pregunto, ¿No podrían vivir los escritores vivir de cosas parecidas a los que vien las profesuiones que he indicado ? `De la publicidad, de un sponsor o mecenas, de dar conferencias, de vender sus originales o del erario publico?

  • #018
    Javier - 9 Marzo 2009 - 20:37

    En mi opinión hay que ver el mercado audiovisual con una perspectiva más largoplacista, casi pensando a lo Darwin y su evolución natural: el tiempo y la naturaleza del mercado pondrá a cada uno en su lugar; los que puedan/quieran adaptarse al nuevo ambiente social y tecnológico sobrevivirán (evolucionarán), los que se resistan al cambio se extinguirán, aunque durante un tiempo puedan utilizar determinadas estrategias para prolongar su agonía (SGAE?).
    Esto mismo le habrá pasado, por ejemplo, a las empresas que fabricasen locomotoras de vapor y viviesen la invención de los motores eléctricos. Algunas se habrán adaptado y se subirían a la ola de la innovación, otras se habrán resistido, habrán dicho que la electricidad es obra del demonio (o alguna tontería similar a que bajar música es piratería) y ya no existirán.
    Por lo tanto, en mi opinión la cuestión no es si desaparecen o no las empresas discográficas, o si los autores ingresan más o menos dinero, ¿alguien se pregunta ahora que ha pasado con las empresas que fabricaban locomotoras de vapor?
    La cuestión es como accederemos y disfrutaremos de la música (siguiendo con el símil del vapor: cómo viajaremos de un punto a otro). En el largo plazo este aspecto no me preocupa. Sencillamente, mientras exista una demanda por la música alguien encontrará la forma de ofertarla y además obtener un beneficio razonable por ella.

  • #019
    Rodolfo Llanos | www.soloingles.com - 9 Marzo 2009 - 20:59

    Si la publicidad esta manteniendo a la misma internet, por ser un medio tan competitivo, ha crecido mucho y cada dia hay un poco menos de basuar, intercambiada por mejores ofertas. Porque no la musica ( una gran pata de internet, en su momento una isp vendia su servicio diciendo que ibas a poder bajar TODA la musica que quieras gratis ) no va a seguir el mismo modelo ;)
    Saludos!

  • #020
    luigi - 9 Marzo 2009 - 21:03

    Ya ha sido pronosticado hace tiempo:
    Acabarán por pagarnos por escuchar sus músicas.

  • #021
    xulio ferreiro - 9 Marzo 2009 - 23:33

    interesante planteamiento, que pese a aclarar enfoques obvios (no podían ser tan obtusos, caray), no obstante abre otras interesantísimas cuestiones: por ejemplo, la de quien va a sustituir al fulano que, en las discográficas, elegía al artista/s a promocionar (y, por ende, los criterios -en teoría “musicológicos” que debían guiar tales decisiones)… serán ahora las marcas quienes decidirán quien se ajusta más a sus cánones de belleza?? y lo más intrigante: en ese caso, qué harán los músicos marginados, los feos, los obscenos….. será será que no serán las marcas quienes fijen esos criterios?? será será que los musicólogos seguirán currando como siempre pero en entornos más independientes que los actuales de las discográficas??

    entretanto, uno de los outliners abandona: http://www.fabchannel.com/blog/2009/03/the-reasons-why-we-stop.html

  • #022
    Krigan - 10 Marzo 2009 - 00:45

    #13 ¿Qué cuesta más dinero? ¿Producir un número de “20 minutos” o escribir un libro? Si los periódicos gratuitos pueden vivir de la publicidad, y sacar cada uno 365 números al año, resulta obvio que la publicidad incluida en libros electrónicos podría financiar la producción de miles de libros al año tan sólo en España, y de centenares de miles anuales en el mundo.

    ¿Qué cuesta más dinero? ¿Producir un sólo capítulo de serie televisiva o escribir 10 libros? Que luego la gente dedique más tiempo a ver series que a leer libros ya es otro tema, pero eso ya pasaba antes de que se inventasen los libros electrónicos.

    Lo más barato de producir es siempre un libro. Pensar que los escritores de éxito no van a poder vivir de la publicidad es ser muy corto de miras. Y los que no son de éxito tampoco pueden vivir ahora del euro pelado que reciben por libro vendido. A ti te cobran 20 euros por el libro, pero a ellos les dan sólo un euro.

  • #023
    Krigan - 10 Marzo 2009 - 01:56

    Esto tiene gracia. La SGAE británica le pedía mucho dinero a YouTube por poner vídeos con música de sus compositores y letristas, YouTube impide que se pueda acceder a esos vídeos desde Gran Bretaña… y la SGAE británica se queja:

    http://news.bbc.co.uk/1/hi/technology/7933565.stm

    Si pones su música sin pagarles la burrada que piden, les parece mal. Si no pones su música, también les parece mal. En realidad, les parece mal cualquier cosa que no sea el pagarles la burrada que piden.

    Con YouTube han topado con un hueso duro de roer, porque el principal negocio de YouTube no son los vídeos musicales, sino los vídeos de aficionados. Dentro de nada será YouTube quien empiece a cobrarles a ellos por poner sus vídeos musicales en lugar destacado.

  • #024
    Carlos Bitar - 10 Marzo 2009 - 03:46

    Y Bueno paso hoy lo que comente hace poco (entrada #12)

    La tienda de ropa Banana Republic contrato a traves del blog al artista Tommy Torres para hacer su nueva campaña.
    La musica de Torres estara en las tiendas asi como en la publicidad.
    Es decir B Rep. se salto a las disqueras, directo a una realacion ganar ganar.

    Yes we can change…

  • #025
    ElDeLosPalotes - 10 Marzo 2009 - 09:48

    #13 ” ¿Qué cuesta más dinero? ¿Producir un número de “20 minutos” o escribir un libro? Si los periódicos gratuitos pueden vivir de la publicidad, y sacar cada uno 365 números al año, resulta obvio que la publicidad incluida en libros electrónicos podría financiar la producción de miles de libros al año tan sólo en España, y de centenares de miles anuales en el mundo.”

    Publicidad incluida en los libros? Dentro del texto? Entre pagina y pagina? Si me lo puedo bajar gratis, para que voy a pagar por un libro con molesta publicidad dentro?

  • #026
    Krigan - 10 Marzo 2009 - 11:49

    #25 A ver, hombre de Dios, que si incluyes publicidad en el libro entonces no se pagaría por él. La idea es que el libro sea gratis, igualito que “20 minutos”.

    Andar quitando la publicidad sería trabajoso, así que la gente no se iba a tomar la molestia de hacerlo, y al autor le daría lo mismo que su libro con publicidad ande corriendo por las redes p2p porque cuanto más gente lo lea mayores ingresos obtendrá por la publicidad.

    Tú sabrás si la publicidad incluida en periódicos y revistas te molesta al leerlos, a mí no. Y lo mismo con las páginas web, mientras la publicidad no sea agresiva (estilo ventanas emergentes, gritos de ultratumba, animaciones “flaseando” y cosas así). No incluyas publicidad agresiva en tu libro y la gente no tendrá ninguna motivación para quitarla.

    Otra cosa más, hay cientos de miles de libros que están en el dominio público, y hay webs especializadas en ofrecer esos libros gratis y sin anuncios dentro. Algunas son webs sin ánimo de lucro (universidades, bibliotecas, fundaciones culturales, etc), y otras incluyen publicidad en la web, pero no en el libro. De momento la principal oferta está en inglés:

    http://manybooks.net/

    http://www.e-book.com.au/freebooks.htm

    Esto de los libros no es como la música y el cine. Debido a la excesiva duración de los derechos de autor, apenas hay canciones grabadas ni películas que estén en el dominio público, pero sí hay una inmensa cantidad de libros así, por lo cual está surgiendo en Internet todo un sector especializado en ofrecerlos gratis.

    Esto implica que los modelos de negocio de los libros libres van a poder evolucionar libremente, sin cortapisas de dinosaurios. Páginas como Manybooks van a acabar ofreciendo libros “no libres”, alcanzando acuerdos con las editoriales, financiándose con la publicidad de la web (Manybooks muestra publicidad en la sección específica de cada libro), y a las editoriales, les guste o no, no les va a quedar más remedio que firmar tales acuerdos tan pronto como comprueben que no es viable vender un libro electrónico por 15 euros.

    Pero para ello, debido a la cerrazón de la industria de contenidos, pasarán antes varios años de piratería masiva, acompañados de las correspondientes campañas de culpabilización y criminalización de los internautas amantes de la cultura. Y todo para que las editoriales acaben en el mismo lugar que ahora están las discográficas, ofreciendo gratis sus canciones en webs como Imeem a cambio de un porcentaje de la publicidad, u otros acuerdos de partnership.

  • #027
    ElDeLosPalotes - 10 Marzo 2009 - 12:21

    No creo que sea tan dificil de entender: para que voy a leer un libro con publicidad, hombre de dios, (Sea gratis o no, eso da igual) si lo puedo leer sin ella?

    “¿Qué cuesta más dinero? ¿Producir un número de “20 minutos” o escribir un libro?”
    Por otro lado, que tiene que ver PRODUCIR un diario gratuito con ESCRIBIR un libro? Como cuantificas escribir un libro?

    Todo eso que comentas esta muy bien para la cultura basura, lo que el 20minutos es al periodismo, o lo que un disco de Upa Dance a la música, vamos…

    “Andar quitando la publicidad sería trabajoso, así que la gente no se iba a tomar la molestia de hacerlo”

    Para nada, tambien es trabajoso traducir una serie en 24 horas y fijate, la gente se toma la molestia, y ademas, cuante te bajas un capitulo de la mula… MAGIA, no tiene publicidad! quien iba a anunciarse en un medio tan débil?

    “Tú sabrás si la publicidad incluida en periódicos y revistas te molesta al leerlos, a mí no.”
    Venga por favor… a ver quien la dice mas gorda. No es que me sangren los ojos al ver publicidad en una revista, pero si tengo que decidir entre si o no, pues tu veras…

  • #028
    Dancerelo - 10 Marzo 2009 - 15:35

    Sobre este tema David Bravo hace una interesante aportación en Espacio Filmica:

    http://www.filmica.com/david_bravo/archivos/009173.html

    Realmente, este mundillo de los derechos de propiedad intelectual es un caldo de cultivo para que muchos no solo vivan del cuento, sino también para que exploten a los artistas más débiles con contratos leoninos …., de esos que constituyen un autentico robo de guante blanco.

    Es decir, de esas actividades que algun día deben estar en el Codigo Penal bien claritas.

    Lo que hacen esas discograficas es algo parecido a lo siguiente: Imaginen que un currante trabaja por la mañana en una empresa [que le paga poco o nada] y le exije además un porcentaje de los ingresos que obtiene en su segundo curro de por la tarde.

    Si eso sería una práctica abusiva contraria al Estatuto de los Trabajadores ¿cómo es posible que se permita dentro del mundo de los contratos artísticos?

    Alguien se lo debiera plantear al desinformado ministro de Cultura. Alguien debia de comentarselo al más sensible y sensato ministro de Trabajo. Y sería bueno que alguien sentara en un debate a los señores Corbacho y Molina para ver si pueden mantener una misma postura sobre este punto.

  • #029
    Jumosol - 10 Marzo 2009 - 21:06

    ¿Habéis visitado spotify? www.spotify.com
    Una gozada, el catálogo de EMI, Universal, Sony BMG, Warner Music y otras más pequeñas con artistas de todo el mundo… gratis, radios online, y superconfigurable. Un itunes en “la nube”.
    Hace falta descargar el programa y que un amigo te invite… y a disfrutar.

    Lo dicho una gozada de programica, parece que cambia totalmente el enfoque de las grandes discográficas…

    www.jumosol.com

  • #030
    Mario - 10 Marzo 2009 - 22:35

    En la película “Demolition Man”, un action flick de Stallone y Wesley Snipes, donde ambos son trasladados a un futuro ridículo, la parodia incluye que la única música que queda es la de los jingles sosos de los comerciales porque es la única música pagada que existe. Entonces se enciende la radio y se escucha la cancioncita de las lavadoras X, se enciende el ordenador y se escucha que los cereales Y son los mejores, etc. Uno se ríe por supuesto ante tal idiotez hasta que encuentra en un blog, y dicho con toda seriedad, que al oyente le pagará el autor por escuchar su música. Bueno cuando llegamos a tal nivel de irracionalidad la parodia ya no es graciosa sino que vale la pena discutir el tema de fondo: hasta qué punto es posible o deseable reemplazar el gasto del público por la publicidad como medio de financiamiento de las obras artísticas, sean música, películas o libros.

    Eldelospalotes plantea una objeción de forma totalmente válida: para que el modelo de financiamiento vía publicidad reemplaze al modelo basado en el gasto público, el anuncio deberá estar integrado a la obra (caso clásico: las películas de Bond con la marca BMW). De no ser así el usuario preferirá el libro o la música sin publicidad a aquella que contenga cualquier elemento intrusivo.

    Quiero plantear sin embargo una objeción de fondo y no de forma a este modelo que me parece más importante: al depender de la publicidad y no del gasto del público para su financiamiento, el contenido de la obra se supedita a los intereses de su anunciante. No podrá existir, por ejemplo, un libro que denuncie el daño ecológico de una explotación minera financiada por ninguna minera, sus bancos, sus proveedores de servicios y bienes, ni mucho menos el Estado. En el Perú más de la mitad del PBI responde a intereses mineros y ninguna otra empresa se compraría el pleito con enemigos de este calibre.

    Una de las más importantes ventajas de un modelo de negocio donde el financiamiento proviene del gasto del público es que permite la mayor neutralidad en la adopción de contenidos, supeditándolos únicamente a razones de rentabilidad y no al tipo de mensaje. Es por eso que documentales claramente anti-stablishment y anti corporativos como los de Michael Moore pueden existir y hasta distribuirse a través de las propias compañías que el documentalista ataca. Desde “Tiempos Modernos” de Chaplin hasta “W” de Oliver Stone, Hollywood ha producido de buen grado series y películas que van desde la parodia hasta el más duro libelo contra los gobiernos, las empresas y hasta contra sí mismos (“Tropic Thunder”), y esto no por masoquismo sino porque lo importante era que el público lo demandase y fuese autofinanciable vía consumo. Los “Sex Pistols” o “Rage Against the Machine” no tenían que ser políticamente correctos (y de hecho no lo son) para ser grabados y distribuidos, bastaba que hubiera demanda suficiente por sus obras.

    Al desaparecer el gasto del público y trasladar este poder de decisión a los directorios de las empresas anunciantes la situación será distinta pues quienes decidirán qué se filma o no se filma, o qué se publica o no se publica, no tienen que considerar en absoluto los deseos de nadie ni la demanda posible, sino sólo la imagen y los intereses de la empresa que es la que paga sus sueldos.

    No sé que tan “neutro” sea el mensaje televisivo en España o en Europa ni si su televisión es financiada por empresas o por el Estado. Pero el modelo de la televisión comercial en América Latina financiada por publicidad (similar al que se propone para la música, películas y libros) presenta hoy un panorama deprimente donde su vertiente periodística ha perdido toda pertinencia y objetividad, sujeta a censuras provenientes no de la televisora (a la que sólo le interesa el rating) sino del pool de anunciantes que amenazan con retirar publicidad si el mensaje se opone a sus objetivos.

    De tal manera que cuando se busca es un modelo alternativo de financiamiento que ya no recaiga en el usuario lo más importante será no redirigir este poder decisorio a manos del anunciante tan alegremente como se plantea hasta ahora. Este sería el peor futuro imaginable, una especie de versión perversa de la economia renacentista donde el arte dependía de Papas y Reyes pero reemplazados hoy por banqueros y directorios o juntas de notables elegidos a dedo que tampoco podrán chocar contra el interés empresarial.

  • #031
    Get22 - 11 Marzo 2009 - 02:06

    Ví hace unos meses que en Estados Unidos algunas discográficas ofrecen su música gratuitamente por sus páginas web, recaudan dinero por la publicidad insertada, más visitas más cotización de la publicidad..en fin: más consumo, más dinero.
    No está mal la idea, no? saludos

  • #032
    Krigan - 11 Marzo 2009 - 02:56

    #27 Con lo cual volvemos a la respuesta que te dio Gorki. Es un misterio insondable porqué se siguen haciendo series de televisión, y también son misterios insondables todos los demás que Gorki mencionó. Solo que no hay ningún misterio, simplemente la mayoría de la gente no se molesta en quitar la publicidad del “20 minutos” antes de leerlo, de la misma manera que la mayoría de la gente no se molesta en grabar primero los programas de la tele para verlos después sin publicidad, a pesar de que es posible hacerlo desde que se inventó el VHS.

    Hablas del p2p como si fuera algo opuesto a los ingresos por publicidad, cuando las webs que más están cargadas de publicidad (y de la agresiva) son precisamente las de elinks y torrents. Si la industria de contenidos no ha recogido esa cosecha es simplemente porque no ha querido, está ahí madura, lista para ser recolectada.

    Ahora bien, si eres una productora de tv, y cada vez las series se distribuyen más por Internet (con tu permiso o sin él), y tú sigues emperrado en distribuir sólo por tv, pues normal que tus ingresos disminuyan. Tú mismo te estás limitando los ingresos. El mercado no ha disminuido, simplemente se está transformando, pero si tú no evolucionas con el mercado pasará lo que tiene que pasar.

    El coste de escribir un libro está claro. Si un escritor tarda 300 horas en escribir un libro, y hubiera ganado 10 euros la hora de dedicar ese tiempo a otro trabajo, entonces el coste de escribir ese libro es de 3.000 euros. Si el escritor gana 3.001 euros con el libro, entonces le sale mas rentable dedicarse a escribir que trabajar en otra cosa.

    Ahora intenta sacar adelante una tirada de “20 minutos” (repartidores incluidos) con un presupuesto de sólo 3.000 euros. O un capítulo de “El Equipo A”, que no era precisamente una serie de alto presupuesto.

    #30 Ya, claro, una objeción muy importante. Tan importante que a casi nadie le ha importado eso un carajo hasta que la tecnología ha puesto en entredicho la capacidad de la industria para seguir con el modelo de pago. Entonces todo son objeciones.

    No sólo hay pelis anti-sistema, también hay series de tv. ¿Necesito recordarte dónde trabaja Homer Simpson? ¿Y qué me dices de South Park?

    ¿Por qué si el contenido es de pago habría de ser más independiente? De pago o por publicidad, las preferencias del público son lo que va a determinar los ingresos.

  • #033
    Mario - 11 Marzo 2009 - 19:37

    Hola Krigan: estamos hablando de un financiamiento que precede a la obra pues en tu teoría el púbico no va a pagar por ella. Quienes financiaron “Los Simpson” fue la cadena Fox, interesada en el rating por sobre el contenido para poder venderlo. Es un programa que responde al modelo “anterior” donde una empresa (usualmente vilipendiada en este blog) arriesga por un contenido audaz no porque le simpatize Homero sino porque cree que va a tener rating. Algunas veces aciertan y ganan y otras se equivocan y levantan la serie a pérdida, pero su norte está siempre en que guste y recuperar su inversión.

    Si crees que el objetivo de Monsanto, Nike, General Electric o la Shell es financiar algo que guste a la gente y no el velar por los intereses de su propia industria estás siendo muy ingenuo sobre cómo funcionan las empresas.

    En todo caso repito, lo relevante es mantener la importancia del público como elemento decisorio. El querer cambiar a un modelo nuevo no significa destruir lo más valioso del modelo previo. Pasar de la carreta al automovil no implica destruir la rueda.

    Saludos,

  • #034
    Krigan - 12 Marzo 2009 - 00:48

    #33 Los Simpson se crearon para obtener ingresos con la publicidad. Igualmente se pueden financiar así películas y libros. De hecho, hay películas creadas para la televisión (telefilmes), y en algunos casos son muy buenas.

    Así surgieron Hight School Musical (de la cual la cinematográfica High School Musical 3 ¡es su segunda secuela!) y Pirates of Silicon Valley (que después de su estreno en tv tuvo cierto éxito en el mercado del DVD, y que no deja en buen lugar a Bill Gates ni a MS, pese a que MS es un importante anunciante en muchos medios).

    Vale que antes (cuando hicieron HSM) el Canal Disney era de pago, pero resulta que ahora es un canal en abierto, financiado a base de publicidad, y siguen produciendo telefilmes. En cuanto a PSV, ni idea de si se estrenó en un canal de pago, pero ¿qué más da? Creo que podemos dar por demostrado que un canal de televisión se puede financiar con publicidad, ¿no crees?

  • #035
    Mario - 13 Marzo 2009 - 21:19

    Hola Krigan. Repito. Los Simpson no “se” autogeneraron, ni a los de High School “se” les antojó existir. Fueron financiados por una empresa (Fox/Disney) que en tu esquema has desaparecido de la ecuación. Usa el transitivo para saber quiénes y con qué criterios de inversión van a financiar los productos en el futuro.

    Saludos,

  • #036
    jincho - 13 Marzo 2009 - 22:19

    Interesante la idea que leo en:
    http://www.guardian.co.uk/technology/blog/2009/feb/09/kindle-ipod-books-piracy
    Según su autor, los ebooks no han triunfado aún ( kindle incluido), debido a que aún no hay suficiente masa crítica de material “pirateado” ( expresado así según su autor), ni de “piratas”, lo que no obliga a las editoriales a “moverse” hacia lo digital. Justo lo contrario que en la música, donde la tienda iTunes y el iPod triunfaron exactamente cuando las discográficas se vieron forzadas a aceptar el movimiento de Apple, todo un extraño para ellas, precisamente por la abundancia de música ciruculando en las redes p2p.

    Saludos.

  • #037
    Krigan - 14 Marzo 2009 - 12:24

    #35 Mario, cualquiera puede escribir un libro sin más que invertir su tiempo en ello. Luego puede obtener ingresos por publicidad, y ni siquiera necesita buscar él mismo los anunciantes dado que estos le pueden ser proporcionados automáticamente por algún sistema similar a Google Adsense, tal y como sucede actualmente con infinidad de webs.

    Las series cuestan más de producir, pero el principio es el mismo. Una productora crea la serie con la expectativa de obtener ingresos por publicidad, directa o indirectamente (siendo ella misma una cadena de tv, o vendiéndole los derechos a diversas cadenas). Y ese mismo esquema que se aplica a las series se puede aplicar a las películas. De hecho, los telefilmes han existido desde que se inventó la televisión.

    No estamos hablando de esponsorización, estamos hablando de un modelo de negocio que es como los que ya existen para series y webs, solo que las productoras de series han cometido el error de no ofertar sus series también en Internet (no sólo en la tele). Recientemente es cuando han empezado a subsanar parcialmente ese error, de forma muy limitada, pero el modelo de negocio es esencialmente el mismo.

    #36 Estoy de acuerdo. Los lectores de tinta electrónica existen desde el 2004 (al principio sólo en Japón), pero es ahora cuando las editoriales se empiezan a preocupar de sacar sus libros en edición electrónica. La industria de contenidos va siempre a remolque, y luego pasa lo que pasa.

  • #038
    Juan Andrés Cano - 17 Marzo 2009 - 01:08

    Parece cierto. Será un cuestión de tiempo.

    Sin embargo, hay algunos asuntos que me preocupan, como la ley que propone el presidente Sarcosy, de que sean los proveedores de servicios de banda ancha anda los que adviertan al usuario sobre bajar música.

    La pelea es difícil de ganar, pero resulta interesante dejar de pelear con Internet y aliarse con los creadores de contenido. Qué opinas?

    Otro punto que nos has considerado es la posibilidad de que exista saturación de la banda ancha.

    Con esto sólo quiero decir que no es sólo cuestión de tiempo.

    El blog de ALejandro Delgado en la Revista Poder toca estos dos temas que te pongo: http://www.poder360.com/blogs/web35/?p=69

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados

6 comentarios en Menéame

#001
cafeina - 9 Marzo 2009 - 13:00
#002
Grissom - 9 Marzo 2009 - 13:06

#1 Si estuvieras mas atento te fijarias en los tiempos de publicacion. Prueba con los lacteos que el cafe irrita.» autor: Grissom

#003
Caballo_Loco - 9 Marzo 2009 - 13:15

#1 De dupe nada, ésta ha sido enviada antes. La otra es la duplicada, aunque ya la he meneado también porque no había visto ésta.» autor: Caballo_Loco

#004
cafeina - 9 Marzo 2009 - 13:17

#2 Tienes razón, discúlpame.» autor: cafeina

#005
Grissom - 9 Marzo 2009 - 13:20

#4 No pasa nada, solo que de ser posible prefiero los enlaces en español.» autor: Grissom

#006
Caballo_Loco - 9 Marzo 2009 - 13:24

#5 Igual que yo. Siempre que se pueda, en español. Y si no hay ninguna fuente en español, entonces sí, se pone en el idioma que sea y con el tiempo, si sale alguna traducción, añadirla en los comentarios.

La pena es que era una noticia para portada (factible de llegar a la portada), pero entre unas cosas y otras, ni una ni otra toman del todo el camino, por el motivo que sea. Ésta quizás por el titular poco atractivo, y la otra por los comentarios avisando de que es duplicada. Pero como ya he dicho en la otra, para mí lo razonable es apoyar ésta (la enviada antes). Aunque he meneado ambas.» autor: Caballo_Loco