El blog y el eco

echochamber-hughmacleodEl eco es, en su primera acepción de la RAE, la “repetición de un sonido reflejado por un cuerpo duro”, y en su acepción octava, que también podría resultar de aplicación, la “resonancia o repercusión de una noticia o suceso”.

En Internet, el eco se suele interpretar en forma de cita, de manera habitual y deseable provista de un enlace, aunque en muchas ocasiones sin él. El eco incrementa la visibilidad de un contenido en función del número adicional de personas a las que es capaz de hacerlo llegar: en muchos casos, el eco ha sido utilizado como medida de relevancia, como cálculo de la influencia que un medio determinado posee, tanto mayor cuantos más sitios “se hacen eco” del contenido que publica.

De manera habitual, el trackback recoge algunas de las citas que se hacen a una entrada, aunque no lo hace en todas las circunstancias. En mi caso, muchos trackbacks en una entrada son indicativos de relevancia, aunque para saber realmente el número de referencias que ha cosechado tendríamos que irnos a un motor de búsqueda como Technorati o BlogPulse, y en ocasiones ni eso funciona. Poniendo como ejemplo una entrada reciente como ésta, en la que podemos ver doce trackbacks al pie de la misma, podemos ver cómo Technorati nos devuelve únicamente seis resultados, mientras el Conversation Tracker de BlogPulse  nos ofrece resultados similares. Sin embargo, podemos hacer un ejercicio adicional utilizando Google: tomemos el título literal de la entrada, suponiendo que no sea una frase de uso común, entrecomillémoslo, y lancemos una búsqueda. El resultado es, si hiciésemos caso al número que proporciona el buscador (que hay que tomar con natural cautela), de unas 1430 apariciones. Tras recorrernos hasta el final, llegamos hasta un total de 292, que tras marcar “repeat the search with the omitted results included” se convierten en 832 comprobables recorriendo hasta la última página de resultados (aunque el buscador siga afirmando que existen 1430). En los últimos tiempos, este efecto resulta mucho más pronunciado: un examen de las últimas diez entradas del blog ofrece una media de alrededor de 650 resultados comprobables mediante este mecanismo.

Cualquiera que sea el resultado entre 292 y 1430, la evidencia es clara: el eco generado por una entrada en el blog es muy superior a lo recogido por los trackbacks o por los buscadores especializados. Muchos de dichos resultados adicionales son los llamados “blogs copy&paste“, que se limitan a generar una página a partir del feed de un tercero o terceros y, típicamente, suplementarlo con publicidad de relleno o con AdSense, esperando obtener algunos ingresos de visitantes despistados. Se trata de una práctica que va en aumento, que en ocasiones aparecen en los trackbacks, pero que habitualmente, al no aportar valor añadido de ningún tipo, son calificados como spam y consecuentemente eliminados. Otros resultados son generados automáticamente por herramientas de diversos tipos, o sirven como repositorios personales o para diversos colectivos. Y si tienes suerte, puede que incluso tengas algún anti-blog, resultado inequívoco de la popularidad, que recoja tus entradas con el fin de criticarlas, ridiculizarlas o de incluir supuestos comentarios censurados, intentando servir como punto de encuentro para pobres y patéticos resentidos en pos de una supuesta “justicia divina”. En su conjunto, unos y otros conforman “el eco del blog”, algo que juega un papel fundamental en el impacto del mismo: amplifica los resultados en las búsquedas, aproxima los contenidos a quienes de manera natural no los habrían visto, y colaboran a la hora de dotarlo de relevancia. En ocasiones, cuando en algunos de esos sitios, como es el caso de Menéame, se desarrolla una conversación que puede aportar algunos elementos interesantes, hasta se puede capturar para mostrarla dentro del propio blog si ellos resulta interesante, dotándola de los mismos mecanismos de control que el propio blog tiene.

De un tiempo a esta parte, el número de C&P blogs se ha disparado. Dada la naturaleza ilimitada y no espacial de la red, la cosa tiene entre poca y ninguna importancia: Internet no “se llena”, e incluso cuando explotan los contenidos de terceros mediante publicidad, el impacto en las cuentas de resultados de los blogs comerciales objeto de la copia es entre poco y nulo. Independientemente de la licencia que el blog original utilice para sus contenidos, la idea de perseguir semejante insignificancia mediante los correspondientes mensajes a Google, a las redes de publicidad, a quienes hospedan los contenidos o incluso a abogados especializados resultará seguramente en un conjunto de frustraciones poco recomendables, a cambio de una eficiencia más bien escasa. En mi caso, ni puedo hacer nada, ni mucho menos me interesa: la licencia de mis contenidos es un CC BY, por convicción y porque, siendo profesor de una escuela de negocios, tiene poco sentido intentar limitar los ingresos que otros puedan generar con mis contenidos (y más aún cuando el ruido generado me beneficia claramente). Los ingresos económicos directos vía publicidad no son ni mucho menos la razón de ser de esta página, e incluso suponiendo que dichos blogs me restasen ingresos de alguna manera (cosa más que dudosa), el papel amplificador que juegan compensa con mucho dicho efecto.

¿Tiene importancia esta creciente proliferación de C&P blogs? Desde mi punto de vista, ninguna. Ni creo que se deba hacer nada para evitarlos, ni que siquiera se pueda hacer. Mi preocupación vendría precisamente al contrario, si en el futuro, cuando haga búsquedas como las arriba descritas, obtengo páginas de resultados escasas o vacías en lugar de obtener varios cientos de impactos como ocurre hoy en día. La naturaleza de Internet requiere de un importante reajuste mental a la hora de considerar este tipo de temas. ¿Nos dirigimos a una web en la que determinados contenidos aparecen repetidos hasta la saciedad por todas partes? Pues sí, puede ser. ¿Y qué?

13 comentarios

  • #001
    Gorki - 22 marzo 2009 - 19:05

    En efecto el copy/paste es tan imposible de silenciar como el P2P, todos lo podemos realizar sin problemas y no hay policía que nos pueda proteger de la copia de lo que ponemos en la red, Por tanto, lo inteligente es aprovechar ese efecto a tu favor y lo tonto, pretender pararlo amparandose en tus derechos de autor..

    Como bien dices, aparte de que poco o nada te quitan de publicidad, puedes aprovechar las ventajas de la difusión de tus ideas, En el tu caso te aumenta tu caché como conferenciante y profesor, en mi caso, intento hacer llegar mi forma de ver la vida al máximo de personas, ¿Qué mejor medio que facilitar la copia de mis post en muchos blogs?

  • #002
    kiki - 22 marzo 2009 - 19:18

    Yo ya lo dije, mantener un blog sin pasta por medio es de lo más cansino. El ego se cansa de ver que desde Cochabamba alguién busco una parida en google y salió el blog de uno.
    Yo ya he dejado de escribir en blogs, y algunos amigos tambien.
    El eco puede llegar hasta el 75% del tráfico yo creo.

  • #003
    alberto sanz - 22 marzo 2009 - 20:04

    una de la ventajas de escribir un blog, para mi, es ordenar mis pensamientos y recibir feedback y comentarios, lo que otros hagan con ello me trae sin cuidado, vivir en la red nos obliga a reconsiderar nuestro propio sentido de la propiedad

    el contenido es libre, puede que joda, a mi también, pero son las reglas del juego, estoy contigo enrique

    que te tengan envidia y te copien, en la red, es al final un síntoma del triunfo merecido

  • #004
    Rafa - 22 marzo 2009 - 23:23

    ¡Impresionante!. Me refiero al resultado de la búsqueda. No hay nada como la curiosodad. He hecho una búsqueda literal del título de mi última entrada y me he sorprendido con los 1.180 resultados que arroja. Me he encontrado con algunos blogs que me enlazan (enlaces que desconocía), así como algunos copy&paste. Y, sinceramente, lejos de molestarme, después de leer tu post, casi diría que me han agradado también.

    Nunca había probado esto.

    Gracias por el post

  • #005
    Enrique Dans - 22 marzo 2009 - 23:33

    #4: Quédate con 246, que son las que puedes comprobar (y que en cualquier caso, son un montón!!). El primer resultado, el de las mil y pico, corresponde a una estimación que lanza Google en función de las palabras contenidas en la frase, pero el resultado real – o al menos el que yo uso a efectos de contabilización – es el resultante de llegar hasta el último resultado que se muestra, activar la búsqueda con repetición y repetir el proceso de llegar hasta el último resultado disponible. Lo que Google dice pero no me permite ver, no me lo creo, vamos.

  • #006
    Rafa - 22 marzo 2009 - 23:48

    Por supuesto. Era ya consciente de ello, y más tras leer tu entrada. Gracias de nuevo.

  • #007
    Macia - 23 marzo 2009 - 00:19

    Con la busqueda por título en google te aparecerán también aquellos Blogs que tienen enlazado tu Blog con un pequeño lector de feeds para indicar el título y fecha/hora del último post (como el mio)

    Eso no creo que deberías considerarlo eco… claro que, ¿como diferenciarlo de los demás? ¿Tal vez buscando otra parte del texto relevante pero que no sea el título?

  • #008
    Enrique Dans - 23 marzo 2009 - 00:31

    #7: Puede ser. Yo lo considero eco porque aunque no sea permanente, sí creo que contribuye a la amplificación, a traer visitas y a elevar la visibilidad durante el tiempo que dura el enlace, pero es un criterio perfectamente discutible…

  • #009
    David Alayón - 23 marzo 2009 - 10:44

    Una de la formas más dinámicas y fiables de visualizar los trackbacks, y no se nombra, es en Bitacoras.com. Sólo contempla la blogosfera hispana y sólo trackbacks de blogs pero lo hace mejor que cualquier otro servicio.

    Por ejemplo el post de Stephen Fry:

    http://bitacoras.com/anotaciones/referencias/www.enriquedans.com/2009/03/stephen-fry-sobre-internet-y-su-control.html

  • #010
    Isabel - 23 marzo 2009 - 11:04

    “¿Nos dirigimos a una web en la que determinados contenidos aparecen repetidos hasta la saciedad por todas partes? Pues sí, puede ser. ¿Y qué?” Esta es una característica de la información web, antes presente y ahora reforzada por el entorno web 2.0.

    Conscientes de este nuevo entorno, ahora queda en nuestra mano proponer otros indicadores de calidad o de evaluación en concreto para la información en blogs. Sería un renovado “Citation Index” pero en el que desde luego no entrarían los copy&paste.

  • #011
    Enrique Dans - 23 marzo 2009 - 11:15

    #10: Isabel, es interesante esto que comentas, porque en gran medida ya se produce. El C&P blog busca al paracaidista de Google que lo encuentra por descuido, pero no obtiene relevancia salvo en raras excepciones, porque no suele aportar prácticamente valor, sino limitarse a copiar y pegar. Sin embargo, el blog original sí se beneficia de la existencia de un número elevado de C&P blogs a su alrededor, porque eso se interpreta como muestra de relevancia.

  • #012
    Isabel - 23 marzo 2009 - 11:32

    Por supuesto que nos beneficiamos de los C&P (y por muchos años…). Sobre lo que reflexiono es sobre esta traducción última: el beneficio al post traducido de manera directa en relevancia.

    Relevancia es el grado en el que se ajusta el contenido del post a las necesidades del usuario. Si los C&P son de calidad, pueden coincidir pero hoy por hoy son distintos.

    C&P sí, pero no traducido a relevencia y ni mucho menos a calidad.

  • #013
    Superanuncios.net - 24 marzo 2009 - 00:31

    Creo que los blogs Cut&Paste son la clara evolución del medio online. Está ocurriendo como en la prensa escrita. Al fin y al cabo todos los periódicos se nutren de 4 ó 5 agencias de noticias y luego dan sus giros a la misma o simplemente cortan y pegan.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados