Estado y presencia, dos variables clave en las tendencias de la web

estado-presenciaLa definición es tan sencilla como “status”, qué estás haciendo, y “presence”, dónde estás. Y la creciente competencia para convertirse en la opción que los usuarios escojan para comunicar a otros estas dos variables está convirtiendo el tema en algo muy interesante.

Twitter fue, seguramente, el primer competidor que logró configurarse como popular en la comunicación de nuestro estado, el primero que definió el microblogging como tal. A Twitter siguieron muchos y con variados sabores, pero ninguno logró igualar su popularidad por sí solo. Bien es verdad que la incorporación del estado en un modo similar al microblogging en redes como Facebook posee connotaciones parecidas y supone una alternativa para los usuarios de dichas redes, pero la versatilidad – que no necesariamente calidad – de la API de Twitter ha logrado que se consolide como uno de los servicios más populares, casi como una plataforma sobre la que actúan infinidad de clientes y servicios tanto en integración hacia atrás (actualizar Twitter desde otro servicio) como hacia delante (usar el estado de Twitter para actualizar otros servicios).

Con el tiempo, la vocación por la estandarización en torno al RSS de Twitter y del resto de servicios parecidos ha definido un panorama en el que más que hablar de “portabilidad de datos”, casi hablamos de “promiscuidad de datos”, todos se intercambian con todos. En este momento, yo utilizo GTalk para actualizar Ping.fm, que actualiza a la vez Twitter, Facebook, Plurk, MySpace, LinkedIn, Identi.ca, Jaiku, Yahoo 360 y YouAre, además de un FriendFeed que define ese concepto llamado lifestreaming, y que recibe por tanto las entradas de lo que escribo en el blog, lo que leo y almaceno en Bloglines, los viajes que planifico en Dopplr, lo que guardo en Delicious, las fotos que subo a Flickr, la música que escucho en Last.fm, las noticias que voto en Menéame, las presentaciones que subo a SlideShare o los vídeos que subo a YouTube. Decididamente, esto del status parece que no es tan simple como responder únicamente a “¿qué estás haciendo?”, puede ir un poquito más allá a la hora de entrar en detalles.

En cuanto a la presencia, o el “¿dónde estás?”, hemos pasado de aplicaciones de las que he sido usuario, como Navento o Ipoki, a ese Twitterrific que inserta las coordenadas desde el iPhone, y finalmente al lanzamiento hace pocos días de Latitude, que ha revolucionado este panorama y que lo hará mucho más en cuanto empecemos a ver aplicaciones que utilicen su API.

Sin duda, un panorama movido: las soluciones que utilizaba hace dos meses no son las mismas que utilizaba hace quince dias, ni las mismas que utilizo hoy (recordemos que en ese sentido, aunque no haga falta decirlo, no represento ni pretendo representar a un usuario “normal”, sino a uno que da clase de todas estas cosas y que, por tanto, se apunta hasta a un bombardeo :-) Dos cuestiones apuntan como especialmente importantes: el compromiso o elección entre ser servicio y ser plataforma (representado en gran medida por el uso que se hace de la API), y el nivel de control por parte del usuario. Dos variables que cada usuario manejará según lo estime oportuno, abriendo o cerrando el grifo de sus datos, mediante esquemas que no serán necesariamente sencillos. Pero sin duda, información que muchos decidirán compartir con determinadas personas y con servicios en la web, y que definirán muchos de los aspectos de la web del futuro.

23 comentarios

  • #001
    kiki - 9 Febrero 2009 - 16:02

    Tú lo dices, al final es un carajal que hay que dedicar muucho tiempo. Y no digamos cuando usas algo, este algo es comprado por otro pez más grande y se integra en otro algo.
    Quizá la mejor estrategía sería empezar por un usuario beta sin tu nombre ni nada y luego si te convence upgradear a tí mismo.

  • #002
    Dani Santi - 9 Febrero 2009 - 16:13

    En mi opinión creo que estamos asistiendo al inicio de que toda nuestra vida se comparta de una manera on-line. Es decir que todo lo que hagamos, pensemos, etc se volverá on-line en el mismo instante en el que suceda y de una manera automática. Para ello antes tendremos que definir, y este es el punto mas fuerte en mi opinión para los usuarios, la privacidad, y el que y con quien lo queremos compartir (lo que tu has llamado nivel de control).
    Asistimos al comienzo de que nuestra vida analógica se convierta en digital y compartida en la red. Entonces tendremos que traducir las reglas de nuestra vida analógica al mundo digital y en la red.

  • #003
    José Carlos - 9 Febrero 2009 - 16:16

    Imagino que tendrás un buen software que te filtre el spam…

  • #004
    Enrique Dans - 9 Febrero 2009 - 16:44

    #3: ¿Spam en dónde? Desde hace mucho tiempo, el spam de mi correo electrónico se va solito a su cubo de basura, donde lo vacío puntualmente. Y el de los comentarios del blog se lo comen entre Akismet y Bad Behavior, y lo mismo, aunque ahí tenga que mirar con algo más de cuidado para no tirar a veces lo que no debo. Ojalá todos mis problemas fuesen como el spam, que a día de hoy ya no lo es… :-)

  • #005
    Xavier - 9 Febrero 2009 - 16:45

    La verdad es que el panorama actual es fascinante, hay que estar en todo para intentar adivinar cuales van a ser las herramientas del futuro y como podremos aprovecharlas, como usuario o como empresas proveedoras de servicios tecnológicos. A mi Google Latitude, Twitter o flickr, me parece que tienen mucho más sentido en el mundo empresarial, donde integro lo que me interesa y lo que no, pues no lo uso, que las redes sociales tipo Facebook o Tuenti, que están muy dirigidas al tiempo de ocio y ofrecen algo menos de flexibilidad.

  • #006
    Silvio - 9 Febrero 2009 - 16:46

    Me pregunto qué a donde iremos a llegar…

  • #007
    David - 9 Febrero 2009 - 17:02

    Hola.

    Madre mia. Tienes cuentas en infinidad de historias de esas. Muchas de ellas no las había oido en mi vida. De todos modos, la mayoría parecen más de lo mismo y no ofrecen nada. En el caso de plurk, la diferencia es que te coloca tus stats en una especie de barra cronológica. ¿que utilidad tiene eso?. Es que veo que al final hay tropecientas historias pero sólo merecen la pena dos contadas.

    Un saludo

  • #008
    José Luis Antúnez - 9 Febrero 2009 - 18:04

    ¿No te da la sensación de que estamos reviviendo con Twitter el caso de Movable Type antes del boom de WordPress? ¿o qué llegará un momento, como pasó con Blogger al no tener ciertos features como las categorías en su día, que la gente migrará a otro sitio?

    El factor API no lo tenía MT o Blogger, pero en cambio las limitaciones que van poniendo a la API puede cansar.

    Que tenga constancia, en cuanto a Open Source, está identi.ca que hace unos días le inyectaron vitaminas de $500k, el caso Jaiku, Jisko y nosotros que esperamos liberar una versión antes de verano con los parametros de calidad que exige la situación.

  • #009
    desmadejatechiquilla - 9 Febrero 2009 - 18:05

    Lo que está sucediendo en la red es una revolución. Sociológicamente supone un cambio de gran entidad histórica. Los internautas tenemos otra mentalidad: compartir y aprovechar las aportaciones de otros, estar en contacto total. Internet, que se temió aislaba a los individuos y los convertía en “bichos raros” ahora resulta que potencia la comunicación, una comunicación global. Nos queda mucho por ver…. afortunadamente.

  • #010
    mario - 9 Febrero 2009 - 18:10

    Y los usos comerciales que ya se utilizan o se van a utilizar.
    Se imaginan con el smartphone corriendo para casa porque , por ejemplo, con el latitude, ves que el repartidor que te tiene que llevar X cosa ya va para tu casa.
    Sin duda el estado y presencia ya sirve y servirá para muchas cosas.
    Ahora sólo falta quitar los miedos de ese gran hermano al que todo el mundo teme (el estado mirará esa factura que hago en B y alojo en dropbox, mirará cuantas transferencias hago con el banco…)pero estos ya es otro tema.

  • #011
    Pau Jané - 9 Febrero 2009 - 19:06

    Enrique,
    Yo no estoy tan de acuerdo en tildar de “popular” a twitter. Creo que no ha logrado traspasar la frontera del uso generalizado a los que no son early-adopters, como por ejemplo sí ha hecho facebook.
    No dudo de las posibilidades que twitter puede ofrecer, pero por un motivo u otro, no ha convencido al grueso del personal, sigue siendo muy de iniciados.

  • #012
    Leo - 9 Febrero 2009 - 20:49

    Creo que todo no será tan complicado en el futuro, ahora estamos en un momento de pruebas y todo se asentará. Demasiadas herramientas que convergerán y las actualizaremos desde una única fuente, el movilpctelef.Y tendremos dos vidas, la on line, y la privada que se entremezclaran dando privilegios a unos si y a otros no dibujando círculos de compás en nuestro entorno social. Quien sí tendrá acceso a todo nuestro deambular será el gran hermano que en función de cómo salgamos de la crisis será el estado, o alguna multinacional en la que google estará, y general electric también. Es más esa categorización de permisos dará lugar a las nuevas clases sociales ¿Cuantos te privilegian? tanto vales.

  • #013
    kiki - 9 Febrero 2009 - 22:37

    12# que coño pintan los de GE en esta movida?
    Aparte de misiles y frigoríficos no les veo.

  • #014
    Gorki - 9 Febrero 2009 - 22:49

    Ando perdido. Solo se que no quiero fundirme en la Red, sino qu la Red esté a mi servicio.
    Quizá sea un viejo incapaz de entender los últimos cambios tecnológicos pero no me gusta Latitude ni Twiter, me gustan Skype, Word Press, Gmail, herramientas que domino y están a mi servicio, pero no exigen que me ponga en le “candelabro” que decía la Mazagatos

  • #015
    Dubitador - 9 Febrero 2009 - 23:38

    Vaya, vaya. Sugiero pescarse la novela de Cory Doctorow, titulada Tocando fondo; pues anticipa un curioso escenario similar al que describe Leo en #12 :

    “Es más esa categorización de permisos dará lugar a las nuevas clases sociales ¿Cuantos te privilegian? tanto vales.”

  • #016
    luarca - 10 Febrero 2009 - 09:40

    Yo, como siempre, con mi escepticismo, sigo viendo estas herramientas como alimentadores de egos (y coño enrique, ayer ya me censuraste, no lo digo por ti en concreto, sino en general, lo de ayer fue una broma).
    Veo que hay mucha gente que “siente” la necesidad de comunicar al mundo entero, que han abierto la pagina de un libro o que se estan comiendo un bocata de jamon. Y lo peor, es que hay miles de personas que esbozan un “ohhhhh” ante semejantes hechos.

    Por mas que todo el mundo habla de los usos “empresariales” de estas herramientas, yo sigo sin verlos, sin “palparlos” (quizas pq no compro ordenadores DELL o IBM), y por supuesto, sin aplicarlos.

    Quizas Enrique, para poder hablar en sus clases, tienes la necesidad de “probarlo todo”. Pero, un usuario normal? De verdad le reporta algo perder tanto tiempo inscribiendose en cientos de servicios solo para comunicar… ¿Que? ¿que me he hecho fan de Star Wars? ¿Que voy al cine?, ¿Que estoy en casa de un cliente, cuando deberia estar en casa de otro? ¿Que estoy haciendo unas reparaciones mientras tengo a otros clientes con urgencias esperandome desde hace una semana y me he pasado las prioridades por el forro? ¿Que me he comprado el ultimo libro o he ido a una conferencia, para que rabien mis amigos?

    No. No hay utilidad empresarial. Hay utilidad “personal” si se quiere decir de alguna manera. Vivimos en una sociedad que se esta autoaislando permanentemente, y el hombre, no puede eludir su necesidad de “contacto”, de “transmitir”. Y estas herramientas, cumplen (o suplen) de alguna forma ese objetivo.

    Yo tengo una vida fuera de internet (y es mi medio de trabajo), y la vivo plenamente. Tengo cientos de conocidos (y pocos amigos), pero contacto con ellos de forma mas personal, les cuento aquello que se tercia y ellos me responden en igual medida. No eludo el contacto “humano”, el estrechar las manos. Y me reporta mucho mas como persona, escuchar la voz de un amigo, que leerle en una ventanita o en un blog(sea micro o maxi).

    Todas esas herramientas, escapan a mi utilidad, y por mas que queramos disfrazarlas, escapan tambien a la utilidad general sea personal o empresarial.

    O Quizas solo estoy anticuado (Digamos que conservo el orgullo de que en 30 años de informatico, nadie me ha tachado aun de “friki”).

  • #017
    Enrique Dans - 10 Febrero 2009 - 10:23

    #16: ¿Alimentador de egos? ¿Pero de verdad crees que alimento de alguna manera mi ego diciendo lo que hago a cada momento? Mi ego, lo siento, no se alimenta así. Lo que pasa es que no has terminado de ver la utilidad al tema porque lo miras exclusivamente desde uno solo de sus lados: a mí me trae al fresco contarle al mundo lo que hago. No me aporta nada, salvo en casos puntuales en los que hago una pregunta o pido una recomendación (para lo cual funciona increíblemente bien, todo hay que decirlo). Lo que sí me aporta es tener un canal abierto de manera permanente donde escuchar lo que hacen mis amigos, las personas a las que me interesa seguir, personas con cara y ojos a los que veo de vez en cuando, pero menos de lo que me gustaría, que me interesa lo que piensan, lo que hacen, las películas que van a ver, lo que opinan de los temas… Es precisamente esa dirección la interesante, y no la que tú crees. Para mí Twitter es una manera de saber qué están haciendo mis amigos, como tener una ventana abierta a un patio donde están personas que conozco y con las que puedo comunicarme en cualquier momento, con cualquier excusa, saber cómo andan, si están animados o desanimados, si han escrito algo nuevo los que escriben, si han subido alguna foto nueva los que hacen fotos… Para mí, es de los mejores inventos que me he encontrado, y si con algo NO tiene que ver es con la alimentación de ese ego tan gordo y lustroso que algunos me atribuyen. Es justamente la dirección contraria la que me interesa.

  • #018
    JV - 10 Febrero 2009 - 10:39

    Supongo que soy uno de esos arcaicos usuarios de internet que sigo pensando que una página html con buena información supera a cualquier servicio de microblogging. Debo reconocer que la mayoría de los servicios que mencionas, ya no es que no los conozcan, es que me suenan a chino. No digo que deba estar orgulloso de ello. Digo que, si los conociese, seguramente no me aportaría nada.

    Twitter, puf, será que sólo conozco personas aburridas pero, aparte del que tienes en tu página que me produce cierta curiosidad de índole “profesional”, son de lo más soso que he visto en mi vida. Bueno, Gran Hermano y Operación Triunfo me parecen la misma insulsez.

    Facebook y similares tampoco me aportan nada. Aparte de un montón de “amigos” que me insisten en que me una a su club. Y, francamente, ni de coña! Prefiero tener una vida offline que una online. Para mí, internet es una herramienta profesional y prefiero pasear o ver una peli a estar chateando en mi tiempo libre.

    En cuanto a los blogs… el tuyo me gusta. Me gusta el de Paul Krugman, premio nobel de economía. Algunos de mi profesión, por supuesto. Pero la mayoría son, con todo respeto hacia los millores que desconozco, deleznables: mal escritos, cotorras que sólo repiten lo que otros han dicho, mal informados, llenos de opinión no contrastada, etc.

    Por otro lado, sigo prefiriendo un newsletter a un RSS. Entre otras cosas, porque el newsletter lo consulto cuando tengo tiempo y el RSS si no lo hago cuando me dice él, desaparece (queda oculto en realidad) el contenido antiguo.

    No digo que estas herramientas que mencionas no deban existir. Ni mucho menos. Sólo digo que estoy saturado y que no acabo de ver que pueden darme que ya no tenga. A veces son no son una mejora sino un retroceso. Pero, bueno, de todo tiene que existir para que siga la evolución.

  • #019
    luarca - 10 Febrero 2009 - 10:45

    Enrique, relajate, que he empezado el post diciendo que NO VA POR TI. Me contestas con “tus utilidades”, las cuales ni evidencio ni pongo en duda. Es mas, hablo del uso que necesitas para poder hablar de ello en clase.

    Pero yo hablo del usuario normal, de algunos de mis 5000 clientes que van desde niñatos hasta directivos. Hablo de mi madre que empieza a internetear a sus 68 años, hablo del lechero descargador compulsivo de mp3… de esos hablo. Y de mi, claro.

    Como bien ha dicho Gorki (creo), la red ha de estar a mi servicio, no yo al servicio de la red. Dicho de otra forma, yo puedo o no querer intregar la red en mi vida, pero no tengo por ello, que integrarme yo en la red.

    Sobre estas herramientas, todo el mundo habla de “servicios empresariales”, a los que yo sigo sin ver la utilidad, mas que en vagos ejemplos que por lo visto sientan catedra, porque siempre son los mismos.

    Nosotros hemos tenido que bloquear el acceso a hotmail, msn y facebook, y me temo que la cuenta seguira subiendo… a cambio la productividad ha aumentado…

  • #020
    JV - 10 Febrero 2009 - 10:50

    Por ejemplo, un servicio que podría ser muy interesante y al final es un quebradero de cabeza: bloglines (que en esta página aparece como “mis fuentes diarias”). Cada vez que quiero consultar una de esas fuentes, tengo que hacer entre tres y seis clicks para acabar llegando a la fuente original (que a veces me remite a otra fuente). ¿Es necesaria tanta proliferación para llegar a un sitio? En mis tiempos a esto le llamábamos redundancia negativa (la redundancia que enmascara la falta de información).

  • #021
    Enrique Dans - 10 Febrero 2009 - 11:09

    #19: no sé que impresión te habré transmitido, pero estoy relajadísimo (es más, estoy trabajando hoy desde casa, en zapatillas y de lo más tranquilo) Si no te lo ha parecido, lo siento, de verdad que no tenía ninguna intención de sonar crispado. Palabrita del niño Jesús :-)

  • #022
    Leo - 10 Febrero 2009 - 15:22

    multinacional. No conozco la novela que comenta Dubitador de Cory Doctorow, le echaré vistazo. Hablando de alimentar egos sugiero reflexionar sobre la gestión de la vanidad como motor que apunta Albert Ribas “No toda actividad en la red tiene como finalidad real un beneficio económico; puede que la motivación sea la pura vanidad”. De todos modos creo que el ejemplo de Enrique Dans no es de cualquier internauta, el es un iniciador, un lider de opinión y casi diría que su obligación es ser ya parte del medio, el es un trocito de la web .Digamos que es su responsabilidad social personal, “el estar ahí”.

  • #023
    bydiox - 9 Febrero 2010 - 21:06

    Justo hace un año de este articulo y hoy Google lanza Buzz, que une el estado (buzz) con la localización (que ya tenia en Latitude) y lo incluye en todos sus servicios, haciendo de Google Profiles algo mucho mas útil y tal vez haga que Google Friend Connect (pasando por Google Profile) gane a Twitter / Facebook Connect. Ya veremos.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados