El fracaso de los sistemas anticopia, en Público

Miguel Ángel Criado me referencia en este artículo de Público, “El fracaso de los sistemas anticopia“, tras un intercambio de preguntas vía e-mail que tenéis íntegro a continuación:

P. En tu opinión, ¿a qué se debe la decisión de Apple?
R. Al haber conseguido demostrar a la industria de la música que el DRM no era el camino a seguir, y que no representaba más que una manera estéril de fastidiar a los usuarios y lanzarlos en manos de ofertas más ventajosas. A cambio, la industria ha obtenido una de sus demandas históricas, el establecimiento de precios diferenciales, a la que Apple tradicionalmente se había negado. Al final, hablamos de previsiones de la evolución de las ventas por uno y otro factor, de un análisis de sensibilidad, y de líneas que se cruzan en el umbral adecuado como para que la industria decida dar finalmente ese paso.
P. ¿Teniendo en cuenta el cuasi monopolio de iTunes en el negocio de las descargas de pago, esto supone el fin de los sistemas de DRM?
R. Supone la certificación de su invalidez como modelo, algo que algunos llevábamos años diciendo. Al final, se demuestra que el DRM fue un mal paso, que perjudicó mucho más de lo que pudo en algún momento llegar a beneficiar, y que empujó a muchos clientes a desdeñar los canales oficiales para optar por otros extraoficiales en los que los productos se podían obtener sin limitaciones de uso. En realidad, lo que demuestra este paso es que el DRM es una idea procedente del mundo analógico – la de bloquear el acceso a algo – que en el mundo digital simplemente carece de sentido.
P. ¿Quién pierde con la desaparición de los DRM?
R. Nadie. La industria deja de incurrir en unos costes de desarrollo absurdos y de participar en una especie de carrrera armamentística perversa, y los clientes pasan a poder comprar productos que funcionan como se supone que deberían funcionar. Si acaso, pierden los desarrolladores de este tipo de sistemas, que han visto confirmado que en la red de hoy, los bits circulan completamente libres y resulta inútil basar un modelo de negocio en oponerse a dicha circulación. Queda por clarificar el paso de iTunes pidiendo a los clientes treinta céntimos por eliminar el DRM de una canción: si previamente me vendiste un producto defectuoso, no deberías cobrarme por eliminar el defecto que tenía, deberías desbloquearlo gratis (y más cuando el hacerlo no te obliga a incurrir en coste alguno).

5 comentarios

  • #001
    Anónimo - 9 enero 2009 - 23:49

    -Yo no conozco ninguna tecnología de DRM del mundo analógico – el problema del mundo analógico era la calidad de copia, no había DRM…
    El DRM es un ejemplo de tecnología cabrona como la tecnología de los parquímetros, los codificadores de video…

  • #002
    Luis Alonso-Lasheras - 10 enero 2009 - 00:36

    Como casi siempre que escribes sobre música, derechos de autor y demás, bastante/muy en desacuerdo contigo (y te aseguro que soy el abanderado de la desaparición del DRM de una forma activa, peleando porque se haga donde trabajo, en Pixbox).
    El DRM es algo que no puede existir cuando los usuarios ya están descargando música sin él y gratuitamente. Mi ejemplo siempre es que los cds se vendieron hasta que se generalizaron las grabadoras, y en este caso se pasó directamente a la fase en que todo el mundo tiene grabadora.

    Pero no entiendo en este ni en el otro post eso de que si te han vendido algo defectuoso te lo tienen que arreglar gratis. Te han vendido algo malo, no defectuoso (salvo que no te dijeran que tenía drm). Igual que intel vende un procesador teniendo otro mucho mejor ya desarrollado. Creo que en este tipo de razonamientos te ciega tu forofismo anti industria musical, que no te ayuda nada.

    Abrazos

  • #003
    Gonzalo Maciel - 11 enero 2009 - 08:48

    Es que no se dan cuenta que el negocio de la música como lo conocíamos se ter-mi-no? Out, finish…

    Basta de llorar en vez de buscar alternativas. Basta de querer buscar cobijo en la política.

    Si yo pongo un negocio X por ejemplo en la Gran Via número 6 y vendo por miles de Euros al día y un señor ve mi idea e instala un negocio igual en Gran Via 7, ese señor está “robando” mi idea, una idea que tal vez yo desarrollé durante varios años, hice estudios de mercado y arriesgue capital en ella.

    Las cosas son así, y tengo que buscar alternativas para competir, no llorar en los despachos del político de turno.

    Cuando se inventó la cámara fotográfica, los retratistas tuvieron que buscarse otro trabajo, cuando se inventó el disco, las orquestas de los bailes desaparecieron y así ha pasado toda la vida.

    “Si se puede copiar…se puede copiar”
    Es así de claro.

    Un saludo

  • #004
    Francisco Javier - 11 enero 2009 - 14:15

    Esta muy bien la eliminacion de los DRM, pero como he leido antes en otro comentario, me parece sangrante que los que hemos comprado tengamos que seguir pagando para liberar las canciones antiguas compradas. Como siempre en las tecnologias, el uso de la misma cuando esta recién implatada supone pagar un sobreprecio. Esto, al menos para mí, supone una desmotivación para adquirir y usar tecnologia “última”.

  • #005
    Eduardo - 24 enero 2009 - 17:45

    Hace un par de días apareción un artículo en la sección de Tecnología de El País, firmado por Tomás Delclós, en el que se hablaba de la comunidad de software libre impulsada por Telefónica.

    Uno de los expertos de la compañía declara:

    Morfeo es básicamente una propuesta para crear oportunidades de negocio. “Hemos tratado de explorar y demostrar que puede tener sentido empresarial y estratégico que una empresa desarrolle software, y lo haga bajo un modelo de software libre en colaboración con otras empresas, porque el interés no reside en vender ese software sino en estimular la generación de ingresos en actividades y servicios adyacentes. El software libre elimina barreras de adopción por parte de terceros y estimula la actividad entorno a él. […]”.

    ¿Por qué el software puede y el resto no? Ya podían aplicarse el mismo cuento las gestoras y el resto de los generadores de contenidos.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados