La clave está en la Y

Ayer tuve la oportunidad de compartir unas cuantas horas con unas ciento ochenta personas (Aula Magna del Instituto de Empresa a tope y con algunas personas sentadas en las escaleras) hablando de plataformas móviles y de la dinamica de ese mercado en el Mobile Monday Madrid, MoMoMa para los amigos, que se ha consolidado como un foro interesantísimo para pulsar el mercado de la movilidad y para conocer startups e iniciativas en ese ámbito. En mi presentación, que precedió a las de los representantes de Yahoo! (Alex Romero), Microsoft (Iván Lozano) y Google (Jose Antonio Rodríguez Aguilar), por un lado, y a las elevator pitch de Solaiemes (Juan Mateu), Ta with You (Diego Bartolomé) y Tooio (Rafa Casado), intenté hacer un resumen de los factores que están desencadenando el que nos aproximemos a esa “tormenta perfecta” de la movilidad, factores que muchos interpretaron como parecidos a los que ya vivieron en épocas pasadas como la del WAP, y que desencadenaron en general en grandes decepciones.

Entre los factores que cité, se encontraba la llamada Generación Y, también conocidos como Millennials, esos adolescentes para los que, en muchos casos, Internet es algo que siempre ha estado ahí y el móvil una prolongación más de su anatomía en la que hacen de todo, desde mirar la hora hasta usarlo como despertador, radio o linterna. Dediqué a la Generación Y una diapositiva, pero pensándolo, bien podría haberles dedicado toda la presentación: cada vez tengo más la impresión de que la clave del mercado de la movilidad está en la Y, y que el problema de su lento desarrollo viene del hecho de estar manejado por personas de cuarenta años lanzando productos para personas de cuarenta años cuyo mercado en realidad desarrollarán personas de quince años. Me explico: si analizamos estrategias recientes de lanzamiento, como las del iPhone o la BlackBerry Bold en España, ¿qué vemos? Un posicionamiento claramente orientado al mercado adulto, al del ejecutivo, al de la persona que se gasta sin pestañear doscientos euros o más en su factura de móvil… y, en muchos casos, tristemente, al que considera el teléfono como un símbolo de estatus o un objeto de moda y quiere presumir de teléfono. Un mercado sin duda rentable y poco sensible a un precio que en muchas ocasiones es pagado por terceros, pero que curiosamente desencadena, en un número sospechosamente alto de ocasiones, un fenómeno por todos conocido: el de la persona que reconoce abiertamente que “él, el teléfono lo usa para hablar por teléfono”, un auténtico desperdicio en el caso de terminales sofisticados como los citados.

En realidad, la clave para el desarrollo del mercado está en conseguir que esos terminales aparezcan en manos de quienes no tienen ni la más mínima duda a la hora de sacarles partido, y en quienes se puede desarrollar sin problemas el hábito de pagar una tarifa plana por conectividad. El caso de iPhone o BlackBerry es sorprendente: ponlo en manos de cualquier adolescente, y en cinco minutos estará enganchado a la mensajería instantánea o a una red social, intercambiando mensajes, escribiendo en tablones, subiendo fotos, actualizando su aplicación de nanoblogging, leyendo páginas web y probando cuanta aplicación nueva le comenten sus amigos. Sin embargo, y especialmente cierto en el caso de BlackBerry, ven ese tipo de terminales como algo “típico de mayores”, lejano, inalcanzable o incluso aburrido.

Por un lado, la Generación Y es tecnófila y disfruta del nivel de gasto discrecional más elevado de todos los tiempos: una tarifa de datos plana de veinticuatro euros como la que yo pago por mi servicio BlackBerry es algo perfectamente razonable dentro del presupuesto del adolescente de hoy. Por otro, ni se plantean acceder a la gama de terminales cuyo uso podría realmente dinamizar el mercado de la movilidad, porque simplemente ni las operadoras ni los fabricantes los consideran un target válido para ellos, a pesar de que ya hace años dieron “el campanazo” protagonizando el desarrollo del mercado del SMS, que sorprendió a todas las operadoras y se convirtió en una fuente de ingresos impresionante para ellas. Si de verdad quieres desarrollar el mercado, no pongas a ejecutivos de cuarenta años a vender terminales a otros ejecutivos de cuarenta años. La clave está en la Y.

32 comentarios

  • #001
    Pablo - 30 septiembre 2008 - 14:06

    Estoy completamente de acuerdo con lo que has dicho acerca de como se ha presentado el iPhone y la BlackBerry. Tan solo hay que ver como son los anuncios de las televisiones, especialmente el del iPhone.

    Ya, fuera del tema, no me gusta la foto con la que has ilustrado el post, verás el cachondeo que va a generar, especialmente por menéame XD.

    Saludos!

  • #002
    Piotr - 30 septiembre 2008 - 14:39

    Me temo que en la inmensa mayoría de los países del mundo, el enorme gasto discrecional de los jóvenes se trata en realidad de un enorme gasto de unos pocos jóvenes, más concretamente los de pelas. Me parece que se gana mucho más dinero con los mayores, la verdad.

  • #003
    Konamiman - 30 septiembre 2008 - 14:58

    Un amigo mío vino recientemente a mi casa a enseñarme su flamante iPhone. Mi hijo tardó unos cinco segundos en descubrir que se podían pasar las fotos arrastrándolas con el dedo… y también descubrió que con un movimiento de dedo se puede hacer zoom a las fotos, cosa que mi amigo no sabía.

    Mi hijo tiene, por cierto, dos años. :-)

  • #004
    Víctor Gallego - 30 septiembre 2008 - 15:41

    Absolutamente de acuerdo en que las nuevos usos de las comunicaciones vendrán de targets ignorados. Los más jovenes, y en un futuro no muy lejano quizás también de los más viejos.

    Un pequeño gráfico sobre el uso que hacen de Internet los más jovenes: http://victorgallego.wordpress.com/2008/09/30/mas-de-24-dinosaurio-net-generation/ (de verdad, que tenía este post en la churrera, no está hecho a propósito, pese a que esté publicado después)
    La información proviene del INE, más que interesantes las encuestas sobre el uso de las tecnologías.

  • #005
    enhasmen - 30 septiembre 2008 - 15:48

    Hola,
    La clave esta en la Y y en encontrar terminales con precios para la Y, porque si 24 pavos ya me parece una barbaridad para un adolescente, el precio de terminal actual no es ni por asomo asequible pague quien pague.
    En un cosa si estoy de acuerdo y es que tecnologicamente son los perfectos early adopters de este mercado.
    Un saludo.

  • #006
    Fede Arreola - 30 septiembre 2008 - 16:03

    Enrique,

    ¿qué tal? Me parece de lo más interesante este post. Sobre todo porque conozco a gente de esa generación y son así como dices…y desgraciadamente al no poder adquirir estos productos, proque no están diseñados para ellos, los consideran productos de lujo. bueno, eso pasa en México…

  • #007
    Makoto - 30 septiembre 2008 - 16:34

    También yo estuve en el MoMoMa. Fue una edición muy interesante, por lo que se dijo y por lo que no.

    Igual que Yahoo! o Google hablaron de facilidad de uso, de acceso, de innovación, de plataformas abiertas de desarrollo, y, sobre todo, de usuarios, Microsoft me pareció un tanto desfasada, y fuera de la realidad de los consumidores. Es verdad que tienen algunos productos de enorme éxito, pero tengo la sensación de que han perdido el pulso al mercado.

    ¿Alguien más se fue de allí pensando lo mismo?

  • #008
    Belén - 30 septiembre 2008 - 16:35

    Enrique. Mientras que estoy totalmente de acuerdo con tus conclusiones, también creo que no hay que olvidar la parte demográfica del asunto. En términos absolutos, los Y podemos ser un filón de consumo, eso está claro. Y los Z más aún. Pero ¿Cuántos somos? La pirámide de población de la mayoría de países del primer mundo está ya invertida desde hace tiempo. Japón, Alemania y Rusia ya tienen crecimiento negativo. La desaceleración enconómica a nivel mundial también afectará, como lo hizo en los años 30. Cada día estamos más cerca de tener menos jóvenes que jubilados. Entonces, ¿centrarse en la juventud es un buen plan a largo plazo? ¿O más bien convendría ir adaptándose cada época al segmento mayoritario?

    La premisa básica de cualquier análisis demográfico, como bien dice el Profesor Foot en sus magníficas clases/conferencia, es que cada año que pasa, eres un año más viejo. Simple, pero demoledor. Mirando la pirámide poblacional hoy y subiéndola unos años hacia arriba, se ve claramente quiénes serán más y tendrán más dinero para gastar. Insisto en que estoy de acuerdo con la entrada, pero siempre sin olvidar otros factores no tan cortoplacistas.

    Mi opinión de las BlackBerries es que simbolizan la esclavitud de los adultos. Sabemos que dentro de poco tiempo estaremos obligados a usarlas porque nuestros empleadores nos las darán como una forma de control y trabajo 24/7 y aunque pudieran servir también para la misma o más diversión que nuestros smartphones, no tenemos prisa por tenerlas.

    PS: me ha encantado la imagen de que acompaña al texto.

  • #009
    UPD - 30 septiembre 2008 - 16:37

    Verdades como puños, sobretodo el que todavía estemos enfocando el correo electrónico en el móvil para gente adulta, comerciales y autonomos.

    Es un error garrafal cuando, mismamente en Blackberry, con una tarifa plana completa para usar en territorio nacional (18€ en Vodafone creo recordar) puedes usar tanto el Correo como los distintos programas de mensajeria instantanea (Windows Messenger, Yahoo, Gtalk) y las aplicaciones nativas de redes sociales (ahora mismo me viene a la mente la de Facebook).

    Y adicionalmente, si tienes mas gente que usa Blackberry, tienes también el Blackberry Messenger.

    Pero la gran verdad es que 18 o 24 euros para un chaval es demasiado, al menos en las edades que nos estamos moviendo, y teniendo en cuenta que no están acostumbrados a usar el email en el movil.

    Existe un paso intermedio, al que finalmente las operadoras llegarán en un futuro proximo, que es el correo electrónico gratuito en el movil, mediante una aplicación especifica para estos, creada por las propias operadoras, y con publicidad dentro de la aplicación, muy al estilo como hace Vodafone en la Republica Checa con su aplicación de SMS’s.

    De esta manera, quienes soportan los gastos de los datos son los anunciantes, y no los jovenzuelos, que podrían tener su cuenta de “toda la vida” en el movil.

    Mas adelante, sobre los 20 años, donde ya se dispone de algo mas de dinero, ya se migraran ellos mismos a un servicio realmente potente de correo electronico si van a hacer uso de todo lo que un “Smartphone” les da. (Entrecomillo Smartphone ya que en unos años todo Terminal movil tendra caracteristicas de lo que hoy en dia llamamos Smartphone)

  • #010
    A - 30 septiembre 2008 - 16:39

    Que no cunda el pánico, parece que algunos están espabilando al fin

  • #011
    Pablo - 30 septiembre 2008 - 16:43

    Y no solo debería enfocarse mucho más a los más jóvenes (aunque creo que 24 euros no es un gasto razonable para muchos de ellos, o al menos su percepción de gasto razonable). También hay otros mercados que podrían ser importantes. Las estadísticas muestran que personas de nacionalidad extranjera hacen mayores usos de otros servicios como videoconferencias, Messenger, telefonía a través de Internet, etc, etc.

    Precisamente a esto dediqué una entrada en mi blog hace un par de días.

    También hay que pensar que aunque los jóvenes sean posiblemente menos que la población de 30 o 40 años también han crecido en la sociedad de consumo actual, lo que puede suponer un uso mucho más intensivo y compulsivo, lo que podría implicar mayores ingresos aunque sean menores en número.

  • #012
    Manuel Benet - 30 septiembre 2008 - 16:53

    Aunque estoy de acuerdo con parte de tu planteamiento, también lo estoy con el de muchas otras propuestas, principalmente en lo que a precio de terminales y pirámide demográfica se refiere.

    Por otro lado, lo que comentas de que se ve el teléfono “como un símbolo de estatus o un objeto de moda y quiere presumir de teléfono”, es tremendamente común entre los adolescentes.

  • #013
    Gonzalo - 30 septiembre 2008 - 17:11

    Hola Enrique. Estando bastante de acuerdo con la esencia de tu post, creo que no deberíamos olvidarnos de la Generación V definida recientemente por Gartner de la que yo hablaba en este post de nuestro blog en agosto.

    Creo que, si bien es verdad que la mayoría de los V´s son Y´s y, por tanto, serán ellos los impulsores del mercado, empieza a haber montones de gente en la treintena (o más) perfectamente al día de las posibilidades tecnológicas de todo tipo de “cacharritos” y con economías suficientemente fuertes como para permitírselos. Desde esa premisa, constituyen también parte del mercado potencial al que las compañías no deberían obviar en sus planes de marketing.

  • #014
    Ivan - 30 septiembre 2008 - 17:23

    totalmente de acuerdo
    quizá sería bueno replantearse cosas,y que muchas de las empresas incorporen como sus consejeros a estos jóvenes,quizá ayudarían a dar visiones más abiertas en tanto plan estratégico diseñado por vacas sagradas
    un saludo
    Iván

  • #015
    Javier González - 30 septiembre 2008 - 17:51

    Creo que resulta lógico que operadoras y fabricante enfoques sus servicios y productos a la parte más rentable del pastel. Yo soy un profesional que usa una Blackberry (con una tarifa plana como la tuya) y mi factura telefónica rarísima vez está por debajo de los 400 euros. Y creo que mi aso es extrapolable a mucha otra gente. Es cierto que muchos jóvenes tienen capacidad adquisitiva grande, pero son más los que tienen prepago, trampean con el saldo y se envían perdidas para quedar. Si los SMS triunfaron, entre otros motivos, fue porque eran más baratos que una llamada.
    La tecnología tanto en servicios como en terminales, podría ofertar auténticas diabluras para los más jóvenes. El problema es encontrar un modelo de negocio rentable que permitiera un desarrollo de ese mercado. Y estoy hablando tanto de una rentabildad en cada servicio como una rentabilidad a largo que permita que los clientes en el futuro usen más servicios y sean más rentables, aunque en cada servicio actual los números no salgan excesivamente bien.

  • #016
    joe di castro - 30 septiembre 2008 - 18:22

    Soy el único que piensa que el marketing orientado a críos y adolescentes es claramente perverso y deleznable?
    Vale, lo pagan los padres… y nos servimos del chantaje emocional y de sus complejos para criar niños consetidos y consumistas…

    …cuando hemos perdido el norte? alguien lo recuerda?

    Saludos

    P.D. Cuando se trata de que Disney, la compañía que convirtio a los crios en cuentas de resultados, emplee su presión para que el ratón de los cojones siga conservando su copyright… son malos, malosos… ahora, cuando se trata de que las compañías se centren en la cuota de consumo de los críos… hasta hacemos presentaciones y todo… un día no nos ahogaremos entre tanta incoherencia?

  • #017
    jose luis portela - 30 septiembre 2008 - 18:41

    Con toque de humor miran que han pasado modas raras, recuerdo los pantalones subidos enseñando los calcetines, la moda de los pantalones campana, pero sin duda la mas horrible es la moda de los pantalones bajos enseñando la Y.

    mas en serio, estoy de acuerdo con tu punto de vista, los dispositivos que manejamos la gente de mas de 30, tienen mas cosas que las que requerimos, o al menos que lo que la mayoría requiere

    saludos

  • #018
    Roarson - 30 septiembre 2008 - 18:48

    General y con mención al caso de #16:

    Si las operadoras pusieran por ejemplo tarifa plana de acceso a internet con un smartphone barato todos los chavales tendrían uno.

    Ahora, prefieren usuarios como #16 que gastan 400 euros. Un chaval cogería la suscripción de internet y llamaría a través de VOIP con tarifas de 7 cts minuto IVA incluido cualquier hora y fijos gratis y sin estblecimiento de llamada.

    Por tanto,con tus 400 euros mensuales si llamaras por VOIP se te quedarían en 60 tirando muy alto, y eso las operadoras en España no lo quieren. Te estás gastando 400 euros al mes porque quieres.

    Resido temporalmente en el Reino Unido y aquí toda la genración Y aludida por E. Dans tiene un smartphone con acceso a internet y están todo el día chateando,en bebo,facebook, email,buscando direcciones en google maps,recibiendo flyers por bluetooth de comercios/discotecas…en fin un mundo diferente. Estamos a años luz de esta gente en conectividad y en trabajo de movilidad,así como en capacidad de adaptación de la clase empresarial,mucho más anquilosada en España.

    Aquí en todos los Smartphones aluden claramente a su uso con redes sociales y VOIP.

    Os dejo unos links comparativos de la situación:

    Para el N958GB (que aquí se considera ya desfasado,lo tienen los críos de teta por al calle) tienes por ejemplo esta oferta:

    http://threestore.three.co.uk/dealsummary.aspx?offercode=18M300D041

    Por 24 libras (30 eur) al mes tienes:

    – 300 minutos de llamada cualquier hora,cualquier móvil o fijo
    – SMS
    – 200 min más de llamadas entre móviles 3.

    – POr 5 euros más le metes el internet. A veces salen ofertas en el periódico METRO o en la web que son mejores,como al mismo precio llamdas ilimitadas.

    Desde que estoy aquí he visto multitud de Iphones 3G. N95,viewtys,toccos,omnia los he visto a miles, ejecutivos y chavales jóvenes.

    Y luego está el skypephone:http://www.three.co.uk/personal/products_services_/skype_phone.omp Orientadísimo a Jóvenes. Tienes uso ilimitado de skype,aún sin saldo y sin gastar minutos de contrato.Sin conexión internet. con minutos de llamada y sms por 15 euros al mes.

    Another completely different world.

  • #019
    kiki - 30 septiembre 2008 - 18:51

    La generación Y está bien JodYda. Tendrán terminales, pero con los sueldos que van a tener no van a tener para mucho más….
    menos terminales y más adoquines joder.

  • #020
    Gorki - 30 septiembre 2008 - 19:01

    Habría que aclarar que es la generación Y, entiendo que no son niños, sino jóvenes, es decir gente entre 18/30 años.´

    Quizá yo me mueva entre pijos, no o creo, más bien entre clase media alta, en este ambiente 24 euros no es ni un depósito del coche y todos lo tienen y lo usan sin tasa, pueden pagarlo perfectamente.

    Estoy de acuerdo. Yo no tengo móvil ultramoderno, porque solo lo uso para hablar, los pago de mi bolsillo y ya jubilado no tengo que demostrar a nadie lo bien que me va en la vida, pero estoy rodeado de gente, que el supermovil se lo compra la empresa y no sabe usarlo nada mas que para hablar u algunos hasta saben mandar SMS..

    Mi hijo, (29 años). se compró uno, (con algo de sacrificio), y se paso 15 días, manual en mano, aprendiendo a usarlo. Hace virgerias con él y no lo abandona ni para dormir, Yo no estoy dispuesto a pasar por el aprendizaje, pues soy menos nómada y lo que el consigue hacer con el móvil en la calle, yo lo consigo más cómodo con el PC en casa, que es donde estoy el 80% del tiempo, el resto estoy de paseo o de compras y no pienso en leer entonces emails ni eDans. ¿para que quiero movilidad?,

    Creo que en efecto, quien lo usa son los jóvenes (18/30), que se pasan el día fuera de casa o viajando, pero quien lo puede comprar, (por ahora), son las empresas para darselo a los maduros (30/50). Una cosa es por tanto el marketing de venta del hard y otra sera el marketing fomente de uso del soft.

    Un último dato, en la emporesa de mi sobrina se los han dado a todos los que andan por la calle, vendedores, montadores de equipos, choferes, etc., los llaman los tamagochi y estñab hasta el gorro de ellos, porque constantemente tienen que meter datos on ellos, para mantenerlos contentos,(a los jefes claro, que los tiene ahora mas fichados que la poli los Latin King)..

  • #021
    Rorro - 30 septiembre 2008 - 19:11

    En Uruguay estamos implementando algo que llamamos el plan Ceibal, que es la implementación del proyecto OLPC, por lo que los niños de escuela primaria ya se están alfabetizados tecnológicamente, y es común verlos con los XO por las calles buscando alguna WIFI. (se les entrega de forma gratuita)
    Sin duda esos niños van a llegar a adultos con la sensación que un dispositivo conectado es parte de su ser, creo que hacia ahí vamos. http://www.ceibal.edu.uy

  • #022
    Valentín Pedrosa - 30 septiembre 2008 - 19:34

    de 18 a 30 años? Yo vivo con uno de 15 y os puedo asegurar que es Y.

  • #023
    juan - 30 septiembre 2008 - 20:08

    #15 Javier González
    Javier, disiento de tu perspectiva, aunque haya facturas de 400 euros, el ARPU medio son 30-35 €, por tanto, el elevar el segmento de 10-15 sólo voz/sms 10 euros con una tarifa plana (con sus límites pero suficiente para navegar a cualquier lugar desde el movil y algo como modem), elevaría ARPU medio bastante. Los operadores han de ser capaces de encontrar su long tail, pero ese long tail tienen que buscarlo, con aplicaciones o mejor aún funcionalidades propias del terminal que conquisten para los datos un nicho de mercado.
    Si se baja el precio de los datos, (cosa que la tendencia parece que está pasando, ver SIMYO) el coste del terminal no es un problema. Si la tarifa de “hacer cosas” es razonable, 150 euros por un terminal que lo permita es razonable comparado con lo que cuestan las deportivas, o las camisetas oficiales de los equipos de futbol, que no solo llevan los adolescentes de clases media y alta :-)

  • #024
    imode - 30 septiembre 2008 - 20:30

    Enrique,
    No te has leido el libro “the imode incident” no?

  • #025
    Gerard - 30 septiembre 2008 - 22:26

    Es cierto que estos ultimos años los terminales de gama alta o smartphones han sido desarollados con el objetivo de hacerse un hueco en el mercado laboral del adulto medio.
    Sin embargo, en los ultimos tiempos ( y principalmente gracias a la introduccion al mercado del iphone ) esta tendencia esta cambiando.
    Terminales que antes ofrecian conectividad permanente o servicios de push mail han evolucionado; aumento de su capacidad de almacenamiento, pantalla tactil, servicios de redes sociales moviles como facebook o twitter en el movil, y sobretodo adciquisición de capacidades multimedia son caracteristicas enfocadas hacia otro mercado, y no hacia el del adulto medio (ejecutivos, etc…). Terminales como el propio iphone, el samsung omnia, el htc touch HD, el G1 son prueba de ello.
    Paradigma de este cambio de tendencia es el modelo de negocio de bb, quien pasó de fabricar terminales gprs con servicio push mail a secas, a fabricar modelos hsdpa (enfocado a la navegacion internet) con reproductor de musica, widgets para gmail o facebook, capacidades de 2gb o 4gb, ¡y ahora pantalla tactil! (que levante la mano el ejecutivo que trabaje con un movil de pantalla tactil)
    Y este giro viene dado precisamente a este aumento del gasto medio de los jovenes (entre los que me incluyo) quienes no les importa contratar tarifas de 25 euros mensuales y dos años de permanencia con tal de tener el tan ansiado telefono de apple. Yo con 19 años, gasto 50 euros al mes de movil que yo mismo me pago.
    Que las tarifas sean abusivas? seguramente
    Que dichos terminales siguen siendo caros y a menudo inalcanzables para el joven medio? cierto, pero no por mucho tiempo.
    La tendencia a abaratar el coste de produccion de los terminales o a buscar formulas de contratos de permanencia largos y caros para abaratar el precio inicial del terminal son la tonica general (hoy en dia el iphone de los 400 euros libre cuesta 35 con contrato) en busca de un mayor numero de ventas.

  • #026
    Belén - 30 septiembre 2008 - 22:30

    #18 Roarson
    La verdad es que es otro mundo. Mi contrato de teléfono el en Reino Unido era, ya en 2006, mucho más avanzado de lo que hay hoy en España. Por 25 libras al mes (12,5 los primeros 6 meses) tenía 400 minutos, 400 mensajes, 60×1 minutos por las tardes y findes, tarifa plana en el extranjero (75p por llamada y luego gastar mis minutos) e Internet por +7,5 al mes ilimitado. Ah, el “establecimiento de llamada” no existe y el contrato me vino con un móvil gratis y de los buenos.

    Sobre marketing para adolescentes, (en general, no sobre productos tecnológicos) Frontline de PBS tiene un documental del año 2001 llamado The Merchands of Cool, que está muy bien. Lo tienen puesto íntegro aquí.

  • #027
    Manuel - 30 septiembre 2008 - 23:13

    Off topic para despedir el día, el número al que hay que llamar en Movistar (con coste) si quieres saber tu consumo es el 666, sí señor, ¡el de la bestia!. Emocionantes noches a todos

  • #028
    Mr. Prado - 30 septiembre 2008 - 23:43

    24 euros al mes no será mucho pero yo, joven, nivel económico medio, universitario, estudiante de telecomunicaciones y usuario activo en todas las aplicaciones y tecnologías de la web 2.0 habidas y por haber, no puedo permitírmelo.

  • #029
    Pau - 1 octubre 2008 - 00:56

    Siento llegar tarde (Diada de les Telecomunicacions).
    En efecto, opino que los marketinianos de las operadoras están desfasados y ahí lo demuestran (como ejemplo, el anuncio del antropólogo y los autónomos. Lo único que demuestran es topicazo tras topicazo).
    Son estos jóvenes, y su manera de usarla la tecnología, la que va a desarrollar el negocio de la movilidad, como lo ha hecho antes con la web 2.0. Más que nada, porque tras 10 años de intentarlo con nosotros los de más de 30, casi todo está como al principio.
    Y cuando ellos le hayan encontrado aplicaciones que nosotros ni siquiera sospechamos, lo que sí seremos capaces de hacer es adoptarlas (porque no somos más tontos, simplemente nos enfrentamos de forma distinta a esta tecnología), y esto es lo que desarrollará el mercado.
    Pero claro, es más fácil para los de desarrollo de producto de los operadores seguir con el trilerismo de los planes de precio de voz (establecimiento de llamada, precio por minuto, números frecuentes, llamadas on-net, …).
    Hacer lo otro sería apelar a fuentes externas para ver por donde evolucionar el producto (open innovation, algo por otro lado muy recomendable, pero mmmuuuuuyyyy tabú a la hora de la verdad, especialmente en empresas grandes).
    A #8, Belén, con cariño. La rentabilidad de un cliente se mide como el gasto que me deja multiplicado por su vida media. Así que sí, los jóvenes son un buen mercado, más que los jubilados. Lo que pasa es que llegar a ellos se hace de forma distinta a la que se sabe hacer: los anuncios de la tele no funcionan con ellos (bueno, y patrocinar conciertos tampoco, de verdad). Porque no se trata de que sólo se sabe usar el móvil cuando se es joven. Cuando la generación Y envejezca/madure, conservará sus facultades. Los jubilados les cuesta más no por ser jubilados, sino por haber llegado más tarde a estos avances tecnológicos.
    Y las Blackberries no simbolizan ninguna esclavitud. A los trabajadores del conocimiento nos permiten seguir siéndolo a todas horas. La Esclavitud no la proporciona el dispositivo, sino la actitud con que reaccionamos ante él. Un correo del jefe puede motivas que dejemos de ver Dr. House para ponernos a buscar lo que pide, o que le contestemos “ok, jefe. Mañana es lo primero que hago” y le dejemos más tranquilo.

  • #030
    nillo86 - 1 octubre 2008 - 02:48

    Los datos y la tecnología están ahí… y la gestión de las empresas también.

    Desde dentro de los omnipotentes Vodafone, Movistar, Microsoft, Yahoo, Google, Blackberry, etc.. se pelean los managers para ponerle el logo a su producto o servicio, y si no, no llegamos a un acuerdo. Se puede comprobar rápidamente al mirar los terminales customizados para las grandes operadoras. En la mayoría de los casos, absurdos.

    Es curioso el tema de los terminales: ¿cuántos proveedores diferentes, bien sean de contenidos, sistemas operativos, o de operador utilizado se encuentran en estos aparatitos? Sin duda, es un caso muy peculiar que no ocurría con los ordenadores de sobremesa o portátiles. Y es por esto mismo, que nada sale adelante con la rapidez que debería.

  • #031
    Belén - 1 octubre 2008 - 02:58

    #29 Pau. Con amorrrrr :) Cuando se investiga cuánto de rentable es un segmento para venderle un producto (teléfono) o servicio (de telefonía) no se pueden tener los mismos planteamientos que cuando se compra una vaca. Yo la vaca la seguiré teniendo y puedo calcular cuánta leche me va a dar mañana, pasado… hasta que muera, o la mate. Pero un teléfono es algo con una vida media de.. no sé, ¿12 o 18 meses? Un contrato de telefonía o una tarifa de prepago, depende más del proveedor, pero tampoco duran mucho sin modificaciones. No puedes fidelizar a un cliente en este sector, conseguirlo para el resto de su vida. Le vendes hoy un Ericsson, mañana un Nokia y pasado un Apple. Te contrata hoy a Vodafone, mañana a Orange y pasado a Yoigo. Yo he cambiado de móvil casi una vez al año, y de compañía de prepago 4 veces. (me cabreo con una y me cambio a otra aunque sea con otro número, o me ofrecen un móvil que me gusta barato y le pongo los cuernos a mi proveedor)

    No demando lo mismo yo hoy, estudiante de 24 que dentro de 11 meses, trabajadora de 25. En cualquier caso soy de la Y, seguiré queriendo un móvil-nave espacial, porque me encanta que tenga de tó. Pero estoy 100% segura de que el N95 no lo seguiré usando en el momento en que quedarme sin batería no suponga simplemente quedarme sin ocio o conexión con mis amigos. La misma persona, con los mismos gustos y costumbres necesita móviles distintos según pasan los años. No se trata de hacer target a una persona o a una generación para ir siguiéndola y ofreciéndole productos adaptados a cada momento, sino de cubrir unas necesidades que puede tener gente de muy diferentes edades. Si cubres las necesidades de diversión, las de trabajo, las dos, las de bajo precio, etc.

    Sin embargo, importa que a la hora de calcular tus clientes no sólo te quieran comprar, sino que además puedan. Hoy hay mucha gente de 20 que quiere y no puede y mucha gente de 40 que puede y no quiere (no entiende la necesidad de cambiar de móvil para poder hacer cosas que igualmente no quiere hacer con él). Por mucho que identifiques bien al cliente y tengas el producto perfecto para él, si no te lo puede comprar o no compra ni el tuyo ni el de tu competidor, algo falla. Si soy Motorola y busco fabricar teléfonos que se vendan cuanto más mejor, quizá me conviene más convencer a los de 40 de que sí quieren cambiar de móvil, dado que ellos se lo pueden permitir y no intentar diseñar teléfonos que a los jóvenes les encantan pero no pueden pagarse. Está claro que venderles a los de 40 los teléfonos soñados de los de 20 no es muy buena idea. Pero son los que HOY tienen más capacidad de ser rentables. Les das un teléfono más simple, con menos cosas, y les puedes cobrar más. Mientras que a un Y le tienes que ofrecer algo con muchas funcionalidades y encima barato. Mal negocio, no? Mejor esperar a que el Y tenga un poder adquisitivo mejor y mientras tanto, adaptar las innovaciones a aquellos que pueden pagarlas. Y convencerles de que las quieren, porque las diseñas para ellos. Mi madre sigue sin saber hacer fotos con el móvil 3G que le regalé. De hecho tiene problemas para acceder a la bandeja de entrada de SMS. ¿Acaso no hay mercado también para móviles que sólo sirvan para llamar y que te llamen? Hoy por hoy, mucho. Dentro de unos años, probablemente no tanto. Por eso las empresas deberían aprovechar hoy que aún pueden sacar dienero fácil a ese segmento. No digo que dejen la I+D para cuando mi generación deje de ser mileurista, pero sí que no dejen pasar hoy la oportunidad de sacarle todo el potencial a los baby boomers, que ese tren de gente pasa ahora por última vez. Tantos millones de personas de la misma edad no se van a volver a repetir en la historia. Sin descuidar a los más jóvenes, por todas las muy buenas razones que expresa Enrique en el post, creo que tampoco se pueden centrar tanto en la generación Y, cuando los de la X son más y tienen más capacidad de gasto.

    Lo de la BlackBerry lo dije como estrictamente mi opinión personal, por ver a mis amigos, sobre todo los metidos en finanzas, recibir emails que tienen que contestar hasta a las 12 de la noche. Y NO, no pueden pasar de ellos. Ya el hecho de decir “sí, buana, mañana a 1ª lo hago”, cosa que no siempre es admisible, implica que te han molestado en horas fuera de tu horario, para algo que podría esperar hasta mañana, y por lo tanto no necesitas saber a tiempo real. Bastante es que estos amigos que tengo están físicamente sentados delante de su terminal de broker sin moverse 14 horas al día como para que encima cuando están de vacaciones o el fin de semana también tengan que ser interrumpidos cada varios minutos sin poder apagar la BB. Es más una manía personal que tengo yo, por un novio que tuve con este problema, algo personal.

  • #032
    alex - 3 octubre 2008 - 09:55

    24€ de tarifa plana no creo que esté al alcance de muchos jóvenes y ni siquiera de muchos adultos. Para que haya un despegue aun mayor de la movilidad, las tarifas deberían ser más contenidas. No se puede pagar una conexión de internet en casa a precios desorbitados y que el niño te pida dinero para otra conexión para el móvil…

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados