Compitiendo en apertura

SymbianLas noticias de ayer nos dejaban otro interesante movimiento estratégico en el panorama de la tecnología, coherente con muchos otros que vamos viendo y que apuntan claramente una tendencia de futuro: Nokia adquiere el 52% de Symbian que le quedaba por adquirir, y anuncia su liberación mediante una licencia Eclipse. Sin duda, un movimiento interesantísimo que afecta a la evolución del mercado de sistemas operativos móviles, en el que las cartas están aún todavía por repartir: por un lado, se unifica el panorama caótico de diferentes versiones de Symbian que traía locos a los desarrolladores de aplicaciones, y por otro, se intenta generar una comunidad de intereses en torno a una plataforma que permite una adopción business-friendly, siguiendo la vía marcada por Google con su Android. Un ejemplo más de cómo intentar generar valor en base a la apertura y a intentar convertirse en plataforma.

Nokia me parece, en muchos sentidos, un clásico ejemplo de líder desenfocado. La empresa me genera todo tipo de sentimientos positivos: clásico ejemplo de flexibilidad estratégica y de reconversión valiente, con base en Europa, con apuestas interesantes, con una participación de mercado elevada… pero desenfocada. La impresión es un poco que “apunta a todo”, y que muy pocas veces lo hace con claridad estratégica o adelantándose a las tendencias. La adquisición de Plazes anunciada hace dos días me parece exactamente lo que The Register ha comentado: como mucho, adquisición de un equipo de trece personas, porque mucho más no me parece que haya en Plazes, en cuyo caso espero que la operación al menos les haya costado menos de lo que les habría costado fichar a trece personas, cosa poco probable.

La estrategia de Nokia es como sus terminales: rebosantes hasta las orejas de funciones de todo tipo… para que la inmensa mayoría de sus usuarios se limiten a hablar por teléfono. O se te acaba la batería en dos horas cuando usas el GPS, o la usabilidad no está suficientemente conseguida, o hay que hacer un cursillo para manejarse dentro de tantas funciones… Las pocas veces que he pasado por terminales de Nokia, me he encontrado con máquinas a las que sólo un segmento muy determinado de usuarios conseguía sacar partido: un segmento dentro del cual yo mismo me considero, pero que dista mucho de ser mayoritario. En ese sentido, la posición de Nokia como líder en venta de terminales me parece sumamente atacable: cualquiera capaz de ofrecer funciones que el usuario valore más que otras de una manera más razonable, menos en modo “fuerza bruta” o más basados en factores de usabilidad y/o forma puede erosionar su participación segmento a segmento, como de hecho ocurre con competidores como RIM, iPhone o, en menor medida, los basados en Windows Mobile.

Es en ese sentido es donde la liberación de Symbian me parece un movimiento interesante: en un momento en el que aparecen competidores fuertes en tu segmento, permite al menos que la adopción del sistema operativo que llevas años impulsando se pueda apoyar en algo más que tus propios esfuerzos. Pero en este sentido, la liberación no es la culminación de un proceso, sino el comienzo de otro, que tiene que apoyarse en una muy cuidada gestión sobre la que hay muy poco escrito: que una comunidad de desarrollo funcione o no es una cuestión basada en muchos y muy delicados intangibles: una simple ojeada por encima a SourceForge nos demuestra de manera inmediata que sólo un pequeño porcentaje de las iniciativas de código abierto terminan generando algo con una mínima trascendencia comercial. Con todos y cada uno de mis mejores deseos para la travesía (repito, que no me guste la estrategia no significa para nada que no me guste la compañía), esperemos a ver cómo les va.

9 comentarios

  • #001
    joaquin - 25 Junio 2008 - 11:35
  • #002
    Rew - 25 Junio 2008 - 12:25

    La verdad es que el pobre symbian estaba empezando a quedar un poco olvidado.
    De todas formas la mayoría de gente no tiene ni pajolera idea de lo que es symbian, de para qué sirve o deja de servir.
    La gente solo cree lo que se les dice.
    Todavía recuerdo cuando quería comprarme la N-gage; me decían: “bah, es una mierda, no te la compres…”.
    Me la compré y cada vez que se la enseñaba a alguien flipaba en colores, tanto que mucha gente empezo a comprarsela también.
    Incluso ahora mismo veo mucha peña con terminales de Nokia actuales, con symbian, muy potentes, pero cuando les preguntas que si tienen programas symbian… No saben ni por donde les da el aire

  • #003
    eddie - 25 Junio 2008 - 12:54

    No jodas Enrique, se te pasan las mejores, y me explico.

    Hace tan poco como una semana, Ari Jaaksi, el responsable de software de Nokia, que lleva la estrategia Linux/FOSS de la compañía, dijo en la Handsets World conference de Berlín que “Hay ciertas reglas que los desarrolladores de opensource deben aprender a respetar, como el respeto a la propiedad intelectual, el DRM, los bloqueos sim y el modelo de negocio con subsidio (…) no estamos preparados para jugar con las reglas [del opensource]”.

    Obviamente tras eso, las hordas de slashdot (entre las que me incluyo) montaron follón, con respuestas bastante acertadas de Bruce Perens y de Theodore Ts’O.

    Cuando dices que Nokia es una empresa desenfocada, yo añado que Nokia paga el desarrollo del kernel Linux, de Mozilla Firefox, de GNOME y desarrolla algo como maemo (que es en si mismo una historia interesante porque la gente hace forks de los desarollos de Nokia) y además, compra trolltech. Pero a su vez se dedica a cagarse en ogg, a pedir patentes de software y DRM. Es el típico caso del que quiere “tener la tarta y comérsela”.

    Nokia está despertando muchas antipatías porque todavía no se han aclarado a qué demonios juegan. Dan la impresión de no tener clara su estrategia. Si yo quiero un teléfono con software libre por dentro que yo pueda hackear (y tengo claro que aunque represente un nicho de mercado minúsculo, las sinergias en red de ese ecosistema son las que van a hacer triunfar al iPhone con su SDK) entonces me esperaría a comprar un android.

  • #004
    Enrique Dans - 25 Junio 2008 - 14:03

    @eddie: a esto le llamo yo un comentario atinado y certero. De esas veces que el comentario es mejor que el propio post :-)

  • #005
    ovidiov - 25 Junio 2008 - 16:03

    Que identificado me he sentido con tu visión de lo que son los teléfonos Nokia, has dado mi definición de lo que es el N95 8Gb…No me canso de repetirlo, un mar de opciones que si las usas, no puedes usar el teléfono…porque se ha esfumado la lotería. Además no es ni ágil a la hora de escribir…
    Nunca me había atraído Nokia, pero este ha sido mi primer y último Nokia.
    ¿me compraré un iphone? Mi sensación es que ya he experimentado alternativas a RIM, y sigo prefiriendo RIM

  • #006
    ovidiov - 25 Junio 2008 - 16:04

    Que identificado me he sentido con tu visión de lo que son los teléfonos Nokia, has dado mi definición de lo que es el N95 8Gb…No me canso de repetirlo, un mar de opciones que si las usas, no puedes usar el teléfono…porque se ha esfumado la bateria. Además no es ni ágil a la hora de escribir…
    Nunca me había atraído Nokia, pero este ha sido mi primer y último Nokia.
    ¿me compraré un iphone? Mi sensación es que ya he experimentado alternativas a RIM, y sigo prefiriendo RIM

  • #007
    juan - 25 Junio 2008 - 21:44

    Nokia es un proveedor de terminales para todas las gamas, por tanto no es que esté desenfocada, es que es un gran ejemplo de combinar algunos hits (pero que jamás serán los megahits) con el famoso “long tail”. Nokia ha ganado cuota de mercado mientras el Motorola V3 era un superventas por diseño, o mientras el iPhone era un superventas por diseño y algunas prestaciones.
    De todas formas, yo no creo que la solución pase por potenciar el symbian para desarrollar aplicaciones, sino por potenciar las funciones embebidas que tienen los Nokia tanto symbian como no symbian (PTT, VideoShare), y ayudar al ecosistema que busca exprimir esas funcionalidades en usos no móvil a móvil, sino creando usos mass market y profesionales mobile a server/web. Ahí de momento, los que nos dedicamos a esto los vemos lentos de reflejos :-)

  • #008
    Belén - 25 Junio 2008 - 22:41

    Llevo 7 meses usando un N95. Creo que le saco bastante partido. Estoy encantada con las prestaciones y servicios, instalo programas que desarrolla Nokia y otra gente, me gusta Symbian y como nunca he tenido un teclado qwerty en el móvil, estoy acostumbrada a escribir muy rápido con el texto predictivo y no lo necesito.

    Eso sí, como soy una simple estudiante, no se acaba el mundo si me quedo incomunicada sin batería a mitad de la tarde. (cosa que me ocurre demasiado a menudo) Si tuviera que usarlo para trabajar no podría confiar en este móvil. No lo querría ni regalado.

    Por eso creo que tenéis razón al decir que Nokia está desenfocada. Gente con gadgetofilia que esté dispuesta a pagar el precio de ciertos terminales y que no los necesite para trabajar… somos pocos

  • #009
    Max - 25 Junio 2008 - 23:14

    Enrique,

    Viniendo de ti, me ha sorprendido este comentario:

    “en cuyo caso espero que la operación al menos les haya costado menos de lo que les habría costado fichar a trece personas, cosa poco probable.”

    Diablos. Yo creo que un equipo exitoso vale muchas veces el coste de las piezas.

    Otra cosa diferente es que el equipo sobreviva a la compra, claro.

    Max

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados