Nanoblogging: la segunda etapa

Twitter-GapingvoidMenos de una semana después de haber anunciado que borraba su cuenta de Twitter para concentrar su tiempo en otras cosas, Hugh Macleod (Gapingvoid) decide restaurarla y volver a escribir actualizaciones regularmente. ¿La razón?

“Muchas de las personas con las que hago negocios están también en Twitter. Estar fuera era imposible. Fue un error.”

La entrada (y la viñeta, dibujada el año pasado) resumen muy bien lo que está pasando con el progresivo crecimiento del fenómeno del nanoblogging: empezar a responder con una cierta regularidad a la pregunta de “¿Qué estás haciendo” delante de una serie de seguidores en público o en privado, era algo que tenía que tener, lógicamente, sus efectos. En algunos casos, como reflejaba Hugh en su viñeta, se trata de efectos en el tipo de cosas que escribes en tu blog: para mí, por ejemplo, mirándolo en perspectiva, Twitter ha significado una caída importante del número de entradas del tipo “mi querido diario”, de las de “estoy aquí, voy allá o hago ésto”, que ahora son recogidas de manera puntual por ese “diario constante” que es Twitter, un protagonismo que no pensé que alcanzaría cuando empecé a jugar con esa herramienta. Pero además, se ha convertido en un elemento importante de la vida cotidiana: como en el caso de Hugh, muchas personas que tienen relación habitual conmigo utilizan Twitter para localizarme, saber de mi vida, decidir si utilizan medios síncronos como el teléfono o la mensajería instantánea, o si en su lugar me escriben (o me dejan por imposible), etc. La evidencia de ese uso, comunicado por muchas personas de mi entorno, es tan clara que desembocó en la decisión de, aprovechando que se me acababan las tarjetas de visita, poner en las nuevas la dirección de mi página de Twitter: cuando das una tarjeta a alguien se supone que es para que te pueda contactar, y contactarme a mí es decididamente más sencillo teniendo en cuenta lo que dice mi página de Twitter. Sin olvidar, por supuesto, de la función que valoré originalmente en la herramienta: mantenerme mucho más en contacto con mis amigos (y puedo asegurar que mi distancia con aquellos a los que sigo en Twitter se ha reducido de manera importantísima, tanto como lo que conlleva saber, en cada momento, lo que tus amigos te dicen que están haciendo, o recibir comentarios sobre lo que estás haciendo tú).

Biz Stone business cardDe manera natural, una herramienta tan flexible tenía que favorecer una amplia variedad de usos. Más allá de los idiotas que se dedican a criticar eso de “la página de Twitter de Fulanito es muy aburrida, fíjate qué ególatra, se dedica a contar su vida, y eso no le interesa a nadie…” (¿y qué quieres que se dedique a hacer en una página diseñada precisamente para eso?), y sin llegar al divertido extremo autorreferente de Biz Stone, en cuya tarjeta de visita pone “¿What are you doing? Giving out my business card”, lo cierto es que el nanoblogging empieza a alcanzar una madurez de lo más interesante, al tiempo que van apareciendo alternativas que extienden sus prestaciones, compiten con los actores iniciales, o plantean prestaciones relacionadas: aplicaciones como Jaiku, adquirida por Google, en pleno traspaso al nuevo Google App Engine y que extiende el concepto de agregación RSS; Pownce, que incorpora nuevas posibilidades en la definición de los receptores de los mensajes, o las españolas Twitxr, con posibilidad de geolocalización e incorporación de fotos; o Jisko, desarrollada mediante código abierto y que avanza en una muy interesante lista de funciones que van incluyendo casi todas las que poseen sus precursores.

Un modelo, el de nanoblogging, que se extiende además apoyado por una gran compatibilidad: toda la información producida genera un feed RSS que permite consolidarla usando otros servicios a modo de contenedores, o las aplicaciones ofrecen APIs que posibilitan la integración. Ahora mismo, tiendo a alimentar mi Twitter porque me resulta cómodo hacerlo así, fundamentalmente por la posibilidad de uso de GTalk o TwitterBerry en movilidad y por la existencia de Twitterrific en el Mac, pero puedo usar tambien Jisko (si hago una actualización en Jisko aparece automáticamente en mi Twitter) o en Twitxr si quiero subir una foto (que igualmente es trasladada a mi página de Twitter con el correspondiente vínculo). Un panorama de aplicaciones combinadas donde cada usuario encuentra su forma óptima, y que parece estar llevando el fenómeno del nanoblogging a una incipiente madurez, superadas ya la explosión mediática inicial y la cara de haba de quienes no alcanzan a entender qué tipo de razones llevan a alguien a mantener un diario de sus actividades de ese tipo. Algo más de un año después de su puesta de largo oficial en el SXSW de Texas, el nanoblogging sigue aquí, se extiende su uso y se diversifican cada vez más sus ofertas y posibilidades.

27 comentarios

  • #001
    Rubén Díaz - 17 abril 2008 - 08:30

    Hola Enrique,

    En primer lugar, gracias por nombrar a Jisko. Lo has descrito bien y, en efecto, añado lo mismo que sueles decirme: no es una alternativa real a Twitter.

    Faltan muchas cosas, entre ellas, una muy importante: desarrollar una API. Hay una gran comunidad detrás, e invitaciones por repartir no faltan, pero para personas como tú, que la mayoría de los mensajes los envía utilizando dispositivos móviles, no es una opción tener API, es una obligación.

    En cualquier caso, es cuestión de tiempo – y no mucho – de poder contar con eso y otras características que lo hacen realmente interesante y alternativa a los otros. Además de ser libre, claro.

    Dejando a parte el SPAM, el microblogging es un invento que, a primera vista, parece algo inútil… incluso yo mismo lo pensaba, pero, ¡ay cuando lo descubres! Al final te acabas programando tu propio CMS ;-)

    ¡Un saludo!

  • #002
    Yabu - 17 abril 2008 - 09:02

    Pues no sé… a mi es que siempre me ha dado igual qué es lo que hacen mis amigos, al menos durante el 99% de su tiempo, así que me acaba saturando. Me gusta más la forma tradicional de blogear porque es selectiva: sólo posteas lo que es importante. Es información. Twitter son sólo datos.

    Pero bueno, para gustos colores. Sí que es verdad que sigo a algún twittero de los que no sufren de incontinencia.

  • #003
    JavierH - 17 abril 2008 - 09:42

    Pues yo lo dejé después de más de 600 twitteos, con cierto alivio y la sensación de que me había aportado poco o nada. De hecho, cuando ya tenía claro que me había “desenganchado”, lo primero que se me venía a la cabeza era: ¿cómo no lo hice antes? ¡Cuantos “estoy comiendo”, “a la cama”, “buenos días”, etc, se hubiera ahorrando el mundo!

  • #004
    Iñigo - 17 abril 2008 - 09:59

    Hola,
    ya que estais hablando de Jisko, me gustaría probarlo pero no tengo ninguna invitación. Si alguien puede enviarme una mi correo es wiinigo@gmail.com

    Muchas gracias.

  • #005
    jftamames - 17 abril 2008 - 10:02

    Desde la perspectiva de la convergencia Twitter ha marcado una frontera.
    Desde las necesidades que pretende cubrir ha sido definitivo.
    Aún recuerdo mis criticas en este lugar cuando nos puso Dans sobre la pista y recuerdo también el reconocimiento de mi falta de vista para ver sus proyeccción.

  • #006
    Iñigo - 17 abril 2008 - 10:06

    Yo mismo me respondo.

    http://beta.jisko.net/

  • #007
    kiki - 17 abril 2008 - 10:10

    Tengo cuenta de twitter. La mantuve todo el verano y la volví a actualizar a principios de año. No me hago a él.
    Yo francamente tampoco entiendo que valor tiene que E.Dans nanoblogée que está comiendo pulpo en casa de sus tios, pero lo peor es que yo me lea el twitter de él y me entere de que esté comiendo pulpo en casa de sus tios.
    Creo que en muchos casos los usuarios de twitter necesitan medicación contra la ansiedad.

  • #008
    Andres - 17 abril 2008 - 13:43

    Estimado Enrique,
    Me parece excelente el blog, ciertamente me encanta!!! Tiene muy buenos contenidos.
    A pesar de no tener que ver con el tema, quería aprovechar para recomendarte un excelente sitio donde se puede acceder a los mejores documentales del mundo, en español o subtitulados (http://humanismoyconectividad.wordpress.com/humanismotv/), de esos que nunca se podrán ver en los canales de aire y cable del “establishment” por su compromiso con la realidad. Contiene acceso a videos de larga duración sobre las más interesantes temáticas. Realmente, vale la pena darse una vuelta por alli, por eso lo difundo, con el fin de concientizar. Espero te guste y lo quieras difundir.

    Mucha suerte y saludos
    Andres

  • #009
    kiki - 17 abril 2008 - 15:24

    Aquí el ejemplo de Enrique “Acabo de aterrizar en Fuenteventura” dice su twitter…
    Yo puedo decir acabo de comer… no es lo mismo. Una entrada en twitter tiene sentido e información y la otra es una gilipoyez…

  • #010
    marius roman - 17 abril 2008 - 15:56

    Me llama la atención que llamas idiota a los que no piensan como tú. Eso es de idiotas, ¿Lo sabías?

  • #011
    Consultor Anónimo - 17 abril 2008 - 16:08

    A mí he de reconocer que, desde mi escepticismo inicial, he pasado a ser un devoto confeso. Me gusta soltar cosas en pildoritas más pequeñas y “casuales” (si luego hay a quien le interesen o no, es cosa de ellos… ). Y también me gusta leer esas pildoritas por parte de personas a quien, por unos u otros motivos, me apetece seguir; me hace “virtualizarlos” mucho más, tenerlos “controlados”, saber qué es de sus vidas…

    Lo que sí echo en falta es que más amigos “de la vida real” tuviesen twitter. Porque al final acabas sabiendo muchas cosas de los “conocidos de internet”, y perdiendo el hilo de las vidas de los amigos de verdad… pero es una batalla perdida, me temo.

  • #012
    Kenzo - 17 abril 2008 - 17:44

    Tamames, eres el mejor. Tu no tienes twitter?

  • #013
    Martín Vivas - 17 abril 2008 - 18:20

    Nunca me atrapó twitter. Ni me interesa contar las cosas que se escriben allí. Pero entiendo que cada vez mas gente lo elija, aunque a decir verdad no son tantos. Ademas para mantener atendidos tantos flancos virtuales, hay que meterle mucha energía y yo prefiero el sms y la cerveza con amigos.

  • #014
    Pekata - 17 abril 2008 - 21:50

    Resulta triste ver cómo en la era de las comunicaciones, la gente tiene cada vez menos amigos “corporales” y más amigos “virtuales”.

    De comunicarse por carta (email) ya se ha pasado a comunicarse por post-its (twitter).

    En 5 años la gente ya no se comunicará. Se mandará a tomar por C. mentalmente con un punto y coma.

  • #015
    kiki - 17 abril 2008 - 23:19

    Enrique está ahora mismo (23 horas) luchando contra un buffet de hotel. Eso dice su twitter. Yo me pregunto que coño hace Enrique posteando esa información y que coño pinto yo leyendo esa información. Creo que el futuro es montar una clínica de desintoxicación de esto.

  • #016
    Prognatis - 17 abril 2008 - 23:48

    Es que el twitter es so adictive

  • #017
    Observador - 18 abril 2008 - 00:01

    Opino lo mismo que Kiki. Más allá de la localización por parte de una de sus amistades, es absolutamente irrelevante si Enrique Dans se está dando una panzada de comer. Incluso para sus amigos diría yo.

    Estas herramientas tienen sentido para un perfil muy concreto de personas, como él, absolutamente absorbidas por la red en virtud de ser su trabajo y hobby, y de altos directivos, pequeños empresarios, etc. con un nivel de ocupación importante y cosas que contar que merezcan la pena. Para la INMENSA mayoría, es absurdo, es algo que cogieron y dejaron. Enrique Dans no está en la media ni sirve de referente para el uso de twitter.

    La cara de haba no significa que no veamos el matrix de twitter Enrique. Es sólo que no todos le encontramos uso. Y tu twitter, lo dejé porque no me interesa cuando te levantas, te acuestas y comes. Por eso, también para la INMENSA mayoría, ser seguidor de alguien sólo sirve si cuentas algo que te aporte.

  • #018
    Laz - 18 abril 2008 - 00:25

    Por eso es que no puedo de pasar por aqui. Siempre hay algo que aprender. Gracias.

  • #019
    Berserker - 18 abril 2008 - 10:38

    No se puede escribir mas para decir menos, pero la verdad es que sigues siendo bueno vendiendo humo.
    Los twitiriteros sois de mofa, todo el puto dia mirandoos el ombligo sin tiempo para ver el de los demás, que a su vez pasan del vuestro como es lógico, por que ¿a quien le interesa cuando te vas a la cama o que mierda has comido?
    Twittea que te has lo has hecho con una morenaza tetona o que al acostarte te tiraste una follarda tremenda e hiciste la cabaña canadiense con las sabanas, eso si molaria.

  • #020
    Enrique Dans - 18 abril 2008 - 11:13

    #19: ese es el problema, que existe una serie de gente como tú que se ha creído que mi Twitter está hecho “para entretenerles”, o para que “se lo pasen bien”, como si fuera la tele. Es más: se creen que todo en la web, o incluso en el mundo, está puesto para mantenerles entretenidos. Y después me llaman a mí egocéntrico, hace falta huevos: mira, mi Twitter es para mí y para aquellos a quienes les interese seguirme, no para entretenerte a ti. No cuento ninguna de esas groserías que me dices que cuente porque no las hago, porque seguramente serían el culmen de tus deseos en tu vida, pero fíjate, no lo son en la mía. Tengo una vida normal de persona normal, y resulta que a mis amigos y a un grupo de algo más de dos mil cien personas les interesa, sea por lo que sea, aunque no haga ninguna de esas cosas que tú dices que tengo que poner en Twitter y aunque a algunos de los que se dedican a criticar les fastidie obviamente una barbaridad. ¿De verdad creías que yo escribía para ti? ¿Para mantenerte entretenido? ¿Para divertirte? Háztelo mirar, tío, de verdad…

    Es genial: llega alguien, pretende decirme si debo o no debo twittear, pretende decirme lo que tengo que escribir, pretende decirme cómo le tengo que entretener, y luego resulta que soy yo el que se mira el ombligo…

  • #021
    Consultor Anónimo - 18 abril 2008 - 12:01

    La cuestión es… ¿por qué tanta gente quiere adoctrinar? Quiero decir; si no te gusta lo que tuiteo, no me sigas. Si no te gusta twitter, no entres. Si no te parece bien tener “amigos virtuales”, no los tengas. Hay miles y miles de cosas alternativas que uno puede hacer; escoge la tuya y hazla, pero deja a los demás que hagan lo que quieran, que no hacen daño a nadie.

    A mí me gusta tuitear. Me gusta seguir los tuits de las personas a las que sigo. Si alguna no me gusta, dejo de seguirla. Así de sencillo. Cada uno a lo suyo, no es tan difícil.

    #14 Pekata, creo que no son cosas excluyentes (mi comentario ha crecido tanto que se ha convertido en un post en mi blog)

  • #022
    Gorki - 18 abril 2008 - 21:12

    #Enrique, me ha encantado tu respuesta en #20.
    Absolutamente de acuerdo, no estamos para entretener a nadie, sino para hacer cosas que a nosotros nos entretienen. Me has aclarado en una frase lo que intuía pero no sabía definir.

    No vengo a hacer payaso para entretener a otros, a mi me divierte hacer payaso, que es distinto.

  • #023
    kiki - 18 abril 2008 - 21:24

    A mi me gusta seguir el Twiter de Mr Dans. Yo si lo sigo, me parece interesante. Lo que no me parece interesante es MI VIDA no el twiter. Si fuera Paris Hilton ya veriaís que twiter os daba…

  • #024
    Gorki - 18 abril 2008 - 22:50

    #Kiki
    ¡Y por qué no cambias de vida? , no es tan difícil, comienza dedicando al menos una hora, a hacer lo que te apetezca hacer, Desde ahí, intenta conseguir más tiempo a hacer lo que quieres hacer robando tiempo a hacer lo que no quieres hacer.

    Te aconsejo que veas un discurso de Steve Jobs en una entrega de diplomas de la universidad de Stanford. A mi me ha ayudado.

    1ª Parte http://es.youtube.com/watch?v=ykUyVFkizfQ
    2ª Parte http://es.youtube.com/watch?v=ksoo-G_YB2o&feature=related

  • #025
    Observador - 19 abril 2008 - 15:06

    Enrique, insistes en confundir en #20. Lo que decimos algunos es que la UTILIDAD es para un perfil concreto. No tiene nada que ver con lo que queramos ver escrito (que por eso algunos no leemos que alguien se levanta o que disfruta de una puesta de sol… habrá libros que leer antes que perder tiempo así), ni con te entretenga si lo haces, ni con el modelo de negocio, ni con nada.

    Se trata de ver su vertiente útil, esa que tantas veces te venden, tu incluido. Y eso sirve para un sector determinado de personas. Como reconociste en una conferencia, a cuenta de recibir una Blackberry creo que era, y de ponerlo como ejemplo de las virtudes de la red (explicando la participación empresarial en “la conversación”), acto seguido comentaste, “claro, yo no soy la media”

    Y eso pasa con twitter.

  • #026
    Berserker - 21 abril 2008 - 12:20

    20# Hola de nuevo, lamento la tardanza en contestar, he estado disfrutando de un finde en Salamanca cojonudo, que buenos pintxos ponen oye. Como mola la vida real.
    Yo no busco entretenimiento, ni siquiera escribiendo en estos momentos. Busco contenidos interesantes, busco aprender constantemente.
    Es a eso a lo que me refería, el publicar vacuidades como la hora de levantarse es seguir llenando el ciberespacio de morralla. Tú necesitas publicar constantemente (sacrificando calidad por cantidad muchas veces), eso mantiene pendientes a tus seguidores: “mi Twitter es para mí y para aquellos a quienes les interese seguirme”

    Dices que no haces esas groserias… osea que no tienes sexo ni te tiras pedos. ¿Eres humano? ¿quizá eres un Dios? a lo mejor es que proyectas la imagen que te interesa, si no, no se porque no twiteas eso pero sí lo que estas comiendo.

    Coincido con #25 en que Twitter es de utilidad para un perfil muy concreto. Yo cuando quiero saber lo que hace un amigo o que tal está, utilizo una tecnologia espectacular, que además me permite un feedback inmediato mediante reproducción modulada de voz usando General Packet Radio Service. Comunmente denominado Móvil.

    Por último, no pretendo decir a nadie lo que debe hacer, sólo era una critica constructiva. No te mosquees Enrique, no tengo nada personal en tu contra y, alabo el que aqui se puedan hacer comentarios con libertad.

    Saludos.

  • #027
    David Diego D. - 22 abril 2008 - 20:21

    Hola Enrique:

    Me he sentido aludido directamente cuando hablas de <<los idiotas que se dedican a criticar eso de “la página de Twitter (…) se dedica a contar su vida, y eso no le interesa a nadie”>>

    Echa un ojo a esta entrada en mi blog, pero por favor, leela hasta el final (buen rollito, lo prometo). ;-)

    Supongo que no te haya influenciado para nada en tu blog, pero desde luego la casualidad es graciosa, ¿no crees? ;-)

    Por cierto, el otro dia estube unas cuantas horas en la T4 y me conecté al Twitter a ver si estabas allí. Hubiera sido un puntazo… “Hola, soy David y te sigo en el Twitter” :-D ¡eso sí que sería una relación entre dos mundos (virtual vs. real), y no lo del gato de Schrödinger (cuántica vs. newton)!

    Un saludo

    David D.

    PD: Aprendo mucho leyéndote, pero todavía me tienes que contar cómo lo haces para poder escribir tanto!

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados

Un comentario en Menéame

#001
la_desheredada - 17 abril 2008 - 18:10

¿Interesante? Lo único que hace es justificar su propio uso de twiter…

» autor: la_desheredada