Technorati, los problemas y la calidad

TechnoratiLeo en Denken Über una entrada titulada «Technorati está en problemas«, y la verdad, no puedo estar más de acuerdo, y añadir además mi particular visión al tema: soy un usuario enormemente intenso de Technorati. En muchas de mis sesiones de clase y conferencias lo uso para argumentar temas relacionados con la intensidad informativa vinculada a una marca, para hablar de reacciones de la blogosfera ante determinados temas, para hacer seguimientos de noticias, en cursos in-company para dar una imagen comparativa de la reputación de una empresa con respecto a otras, y por supuesto en la propia monitorización diaria de algunos términos en forma de watchlist… Pues bien, desde hace ya un cierto tiempo que no podría precisar pero que está sin duda por encima de los tres meses, he notado una caída espectacular en la calidad de los resultados de las búsquedas que ofrece. Y es que en un buscador como Technorati, que afirma ser «the recognized authority on what’s happening on the World Live Web, right now», la frescura y la velocidad de los resultados lo es absolutamente todo. Sin embargo, hace tiempo empecé a notar «fenómenos extraños», y el tema ha ido empeorando cada vez más: primero fue la desaparición del «número mágico», la cifra en tiempo real que daba cuenta del número total de blogs recogidos. De estar prominentemente a la vista en la portada, pasó a un discreto lugar en el About, y a actualizarse tan sólo cada pocos días en lugar de permanentemente. Después, la desaparición de los gráficos de frecuencias, una utilidad que resultaba espectacular para asociar un término a su frecuencia de menciones, y que creo han desaparecido completamente – o no soy capaz de encontrarlos, si alguien sabe de su paradero, se agradecen pistas. Finalmente, y ya más grave, lo que ha caído ha sido directamente la frescura del buscador.

En una búsqueda, por ejemplo, de la marca «Instituto de Empresa» – no por nada, sino porque es una de las que hago siempre en clase para evitar la «timidez» de los asistentes y un cierto «efecto demo» – puede verse como, en el momento de escribir estas líneas, el resultado más reciente data de nada menos que ¡hace dos días! ¿Qué fue del mítico «30 seconds ago» o «Five minutes ago» de los primeros resultados de las búsquedas ? En ocasiones, los resultados obtenidos en medio de una clase han sido incluso de tipo «no results», cuando yo sabía positivamente que sí los había. Al comparar la búsqueda con resultados de la competencia de Technorati, como Google Blog Search, obtenemos la respuesta: existen como mínimo media docena de resulatdos conteniendo «Instituto de Empresa» en los últimos dos días que Technorati, simplemente, no muestra. Comparando con otros buscadores parecidos, como el Blogpulse de Nielsen, los resultados son parecidos: varios resultados recientes de los últimos dos días, de los que el otrora meteórico Technorati no se ha dado por enterado aún. Y claro… ¿cuál es la finalidad de un buscador que se supone opera en tiempo real utilizando los pings suministrados por los propios blogs, si estos pueden tardar un tiempo aleatorio en mostrarse?

Los problemas citados por Mariano en Denken Über son de abandono de varias de las personas que integraban el abandono de varias personas clave en el equipo técnico de la compañía: Tantek Celik, Liz Dunn y Adam Hertz; Responsable de Tecnología, Jefa de Producto y Vicepresidente de Ingeniería respectivamente. Detrás de la salida de las personas de una organización puede haber todo un universo de razones, pero todo parece indicar, en este caso, algún tipo de vínculo causal en uno u otro sentido. Parece que a David Sifry, persona admirable por lo que tuvo de heroicidad ser capaz de montar una herramienta como un motor de búsqueda y enfrentarse a un gigante como Google en su propio terreno haciéndolo mejor que él, le han surgido problemas difíciles de solucionar. Una pena, de verdad: conozco a Dave de varios congresos, me cae fantásticamente bien, y es una persona próxima, siempre preocupada de la opinión de los usuarios, siempre con tiempo para recibir opinión y críticas sobre lo que va bien o mal en su buscador… Pero los resultados son los resultados, y en el caso de Technorati, una de esas compañías a las que tengo verdadero cariño, parecen haber caído seriamente en calidad, lo único que un buscador no puede permitirse. Una verdadera pena.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados