Los límites de la mala educación

LibretitaEra algo lógico, a lo que sin duda teníamos que llegar: la gota que colmó el vaso fueron las agresiones y amenazas verbales a Kathy Sierra hace dos semanas, pero llevábamos tiempo viéndolo venir, incluso en este mismo sitio, en el que he tenido que, muy a mi pesar, ir endureciendo progresivamente mi política de comentarios. Ahora, dos bloggers de elevada visibilidad, Tim O’Reilly y Jim Wales, inician una campaña para el desarrollo de un código de conducta que permita ir creando dinámica e intentando limpiando de basura las conversaciones en la web. La noticia la recoge el New York Times (thanks, Joe) en A Call for Manners in the World of Nasty Blogs, y cuenta con mi total y absoluta simpatía y aplauso, no puede parecerme más apropiada. Me parece fundamental que este tema, una verdadera lacra del entorno conversacional que está empezando a edificarse, llegue al estatus de preocupación y discusión colectiva. Los códigos de conducta no son más que eso: códigos completamente voluntarios que no obligan a nada ni a nadie, pero cuando son suficientemente comentados y discutidos permiten que se vaya creando un cierto y muy necesario poso de concienciación, de sensación de “quién hace mal las cosas”, de herramienta para reaccionar ante los inadaptados que no se saben comportar en el nuevo entorno. Se empieza por un comentario descalificante, se sigue con lo directamente agresivo, y se acaba en las amenazas directas, un proceso que ya tuve el disgusto de experimentar en alguna ocasión y de poner en manos de la policía, y que te lleva a repensarte muchas cosas.

Informativos Telecinco ha comentado brevemente la iniciativa, aunque en tono un tanto escéptico, y ha traducido los seis principios que Tim O’Reilly refleja en su entrada:

  1. Asume la responsabilidad no sólo por tus propias palabras, sino también sobre los comentarios que permites en tu blog.
  2. Etiqueta tu nivel de tolerancia para comentarios abusivos.
  3. Considera eliminar los comentarios anónimos.
  4. Ignora a los trolls.
  5. Continúa la conversación fuera de Internet, habla directamente, o encuentra a un intermediario que pueda hacerlo.
  6. Si conoces a alguien que se está comportando mal, hazlo saber.
  7. No digas nada online que no podrías decir en persona.

Algunos de los cuales me evocan claramente el camino que he ido siguiendo mentalmente en los últimos tiempos y que me llevaron en su momento a escribir entradas progresivamente más duras, como ésta, ésta, ésta o esta otra, y que han ido dando forma a la frase que hoy veis encima de la ventanita de escribir cuando os disponéis a hacer algún comentario. Partiendo de los seis principios definidos por O’Reilly, Jim Wales ha hecho lo que él sabe hacer y se ha hecho famoso haciendo: abrirlos a la participación en forma de wiki en su página de Wikia, donde están en proceso de reflexión y enriquecimiento. Seguiré el proceso con suma atención, porque realmente creo que hablamos de algo muy importante, de sentar las bases para crear un entorno de conversación con unas reglas razonables en la red. Me niego a aceptar el derrotismo del “siempre ha sido así”, “siempre ha habido trolls” o “es parte de la naturaleza humana”. Se trata de un comportamiento asqueroso, repugnante y de cobardes que hay que eliminar. Hay que dotar de lógica y de base los comportamientos defensivos de quienes tenemos un sitio en la web y pretendemos defendernos de aquellos que no aspiran más que a llenarlo de porquería. El código de conducta pone una necesaria discusión encima de la mesa, y en ese sentido, me parece muy, pero que muy recomendable tomar una actitud proactiva y de apoyo al mismo. Algo de lo que nos beneficiaremos todos y de lo que se beneficiará también la conversación.

53 comentarios

  • #001
    Kiki - 9 abril 2007 - 21:32

    El problema es la gestión del anonimato. El anonimato permite que la gente se muestre como realmente son, sin ataduras, sin tapujos. Si son frikis por dentro lo demostrarán, si son seres racionales también.
    Si la gente deja de percibir los comentarios como anónimos empezará a asumir la autocensura y al final tendremos un escenario “polite” .

  • #002
    RBA - 9 abril 2007 - 21:32

    La “netiqueta” existe desde antes que cualquiera de nosotros supiese lo que es Internet, y cubre todo eso que dice este “codigo de conducta” y bastante más.

    Me parece una soberana chorrada que alguien (Tim) chupe escaparate aprovechando la situación. ¿Que eso provoca que la gente hable del tema? Pues estupendo, como si no se viniese hablando del asunto desde hace muchos años. La vieja escuela sabe muy bien de que va todo esto. En lugar de reinventar la rueda más valdría hacer eso que por aquí se denomina “back to basics”… Tim es un tio caracterizado por pensar bien las cosas pero cada vez se me asemeja más a un showman que a otra cosa.

  • #003
    Gorki - 9 abril 2007 - 21:55

    Enrique yo acortaria el parrafo, me parece farragoso. Creo que es suficiente con que digas algo parecido a:

    “Eres libre, pero portate educadamente, o te bloqueo los comentarios”

  • #004
    sergio meza - 9 abril 2007 - 22:31

    Inclusive quien suscribe (yo) se ha sentido tentado a ponerse algo cáustico por ocasiones, atendiendo a estados pasajeros; cuando así lo he hecho, he recibido peores respuestas que las mías propias; algo cuidadas en la redacción, pero intrínsecamente agresivas; cuando se da, se recibe; acojo cualquier mecanismo que inclusive nos proteja a quienes nos vemos tentados de ponernos algo trolleadores en ocasiones.

    Las palabras inciden, penetran, convencen, agreden o construyen según sea el caso.

    Las palabras son poderosoas, así que a cuidar de ellas responsablemente; me incluyo como bien dije ya.

    Cuando he tenido participación en ki Blog, es increíble como los buenos comentarios a uno lo van orientando y ayudando.

    Eso sería, saludos y buena semana (acorde a lo predicado)

    Sergio Meza C.
    arquitecto

    Chile
    Sudamérica

  • #005
    austerhouse - 9 abril 2007 - 22:32

    La séptima directriz o consejo no me parece adecuada, la que dice No digas nada online que no podrías decir en persona.

    En internet tendríamos que ser libres de expresarnos tal y como somos, sin las ataduras de la vida real. Si quieres decir algo que te da vergüenza o corte decir en persona, has de poder hacerlo.

    Por otro lado, estoy de acuerdo en que habría que limitar en cierto modo el lenguaje, aunque sin llegar a extremos y rozando el puritanismo.

  • #006
    JUAN - 9 abril 2007 - 22:32

    las fotos de la derecha tiene algo que ver con el contenido?

  • #007
    Aminodes - 9 abril 2007 - 22:35

    La policia? Lo dices en serio? No habias comentado nada al respecto. Cuando paso eso?

    Nos tienes intrigados.
    Saudos,
    Angel

  • #008
    JUAN - 9 abril 2007 - 22:38

    perros y flores, i like it

  • #009
    Jorge Galindo - 9 abril 2007 - 22:48

    Mh… Buenas. Veamos. Para empezar, entiendo muy bien que te atraiga esta iniciativa, más que nada porque acabo de leer tus entradas sobre comentarios y demás, las que enlazas como “esta, esta, esta o esta otra”, y joder, como para no entenderlo. Yo tengo un blog… bueno, llamémoslo modesto, por no decir otra cosa, y no he tenido problema alguno con los comentarios.

    El tema es que con ese código no se va a arreglar nada de nada, me temo. Como apunta RBA, la netiqueta es algo que viene existiendo desde hace mucho tiempo, y, como las normas en los foros, bastante gente se pasa todo ello por el forro de los cojones, y eso cuando se paran a leerlo. El punto clave es el 7: “no digas nada online que no podrías decir en persona”. Pero si precisamente esa es la gracia para muchos de internet: construir su identidad. Las características de este medio de comunicación hacen que cada uno pueda construir la suya, o las suyas, a su medida, de una forma bastante más abierta que mediante otra comunicación como el cara a cara. El problema es cuando no se quiere construir dicha identidad, no se quiere proyectar una imagen, no se quiere actuar, en definitiva, en función de la buena educación y el respeto, conceptos que son iguales aquí que en el MundoReal™ (me encanta robar esa expresión). El problema, pues, es de educación, de base, por así decirlo, de mal uso de una herramienta. Mal uso que ningún wiki ni ningún blogger famosísimo va a lograr finiquitar. Es una cuestión de valores, en definitiva.

    Ahora, algo hay que reconocer: si con este código de conducta se consigue que, como dices, el tema pase al debate público, si se consiguen unas normas sociales férreas que hagan que las actitudes poco éticas sean realmente motivo de exclusión en internet (me refiero a exclusión grupal), perfecto. Porque esas son las normas que funcionan, y no otras: las que pasan a formar parte de los valores, cuando se interiorizan hasta el punto de que da igual que nadie sepa que estás trolleando, no vas a hacerlo porque no está bien, igual que no vas a matar a alguien, si se me permite la burda analogía hiperbólica, pero la idea es esa. Las normas de respeto en una conversación están muy poco implantadas en nuestro esquema social, pese a lo que pueda parecer: no escuchamos fácilmente, no sabemos argumentar, levantamos la voz, descalificamos al contrario casi siempre de pensamiento, y a veces no insultamos porque no tenemos valor para hacerlo a la cara y porque eso sí lo tenemos realmente interiorizado.

    Así pues, no es parte de la “condición humana”, si es que tal cosa existe, pero sí de la condición psicosocial, algo que no se puede resolver con un simple código escrito en un wiki o un blog. Pero bueno, algo ayudará.

    Ahí queda eso. Casi podría haber hecho una entrada en mi blog para contestar…

  • #010
    Pepe - 9 abril 2007 - 22:50

    Todos tenemos claro lo que es un Troll. La cuestión es que la gente va al futbol a cagarse en la madre del árbitro, para poder expulsar toda la presión aguantada durante la semana.

    Expresarse líbremente y sin tapujos puede ser una buena terapia mental en una sociedad sometida a los controles sociales.

    Que tú puedas mandar a la mierda a alguien de quien realmente lo piensas pero que en la vida real no lo harías es muy satisfactorio desde el punto de vista psicológico. El insultado debería entender que el insulto no lo es tal, y que no se corresponde realmente a una realidad sino a la explosión de una cafetera andante.

    A mí si me insultan por la web tampoco me lo tomo tan a la tremenda. Es más, teniendo en cuenta que Internet nos permite ser quién queramos ser con total impunidad, mediante este comportamiento podemos dar escape a presiones internas que si el mismo, sin ninguna duda sería sería más perjudicial.

  • #011
    PPPerez - 9 abril 2007 - 22:53

    Cuidadin con este tema … que sabemos que hay sectores muy interesados en imponer el carnet en la boca para pasearse por Internet.
    No vayamos a ponérselo nosotros mismos a webo !!!

    Como dice Sergio (#4), donde las dan las toman y de eso aprende hasta el más tonto. Creo que no hay necesidad de preocuparse por esos.
    Los realmente preocupantes son los que tienen la misión de enmerdar la red porque esos ya tienen un objetivo muy claro y no hay razón que valga.

  • #012
    Jorge Galindo - 9 abril 2007 - 22:54

    Y contsto a Austerhouse ahora porque su comentario ha salido mientras escribía mi tocho: nadie es “tal y como es”. Toda identidad es construida, en parte por nosotros mismos, en (gran) parte por la socialización, que crea el marco general. Y no tenemos sólo una (tenemos varios roles). Uno pocas veces se muestra “tal y como es”, sino tal y como quiere que le vean, proyectando una imagen. Más aún en un medio que crea una teórica pantalla y requiere una mayor reflexividad (por aquello de que es escrito el 99% de las veces y con pausa posible el 98% de las veces) que el cara a cara como es internet.

    Dios, me sale la vena sociológica…

  • #013
    Makoto - 9 abril 2007 - 23:06

    100% de acuerdo con RBA en la entrada #2.

    La netiqueta existe desde que existe la net, así, a secas. Y la mala educación existe desde que a los humanos nos dió por vivir en comunidad. Que se hable de ello está bien, pero de ahí a que sea un tema novedoso…

    Cada vez hay más gente cabreada con el mundo y con la vida que les ha tocado vivir, sólo hay que coger el metro por la mañana para verlo. Y el que no se desahoga con su jefe, con su mujer, con su marido, con sus hijos, lo hace con los internautas que se va encontrando por estos mundos.

    La solución: ignorarlos. No vamos encima a hacer apología de la censura. ¿No?

  • #014
    Banyú - 9 abril 2007 - 23:32

    Me parece una idea magnífica, pero soy bastante escéptico sobre sus resultados finales.

    De hecho, ese código de conducta ya “existe”, aunque nadie lo haya plasmado en un documento respaldado por la blogosfera. Va implícito en la altura moral de la persona. Bajo mi punto de vista, lo que se pretende con esto es “educar” a la gente: hay algunos que no necesitarán leer el documento en cuestión, o que cuando lo lean asientan ante todos sus puntos, y habrá otros que sientan limitada su libertad de expresión, o similares…

    Lo que está por ver es si realmente cambiará en algo al trol, al que se ampara en el anonimato para seguir cometiendo toda clase de afirmaciones, acusaciones, etc… que forzosamente han de quedar sin respuesta. Yo no lo tengo muy claro.

    Pienso que ocurrirá algo muy parecido a lo que pasa con el documento de Eric Raymond sobre “Cómo hacer preguntas inteligentes”. Actualmente es considerado un “estándar” para la participación en foros o cualquier lugar en Internet en el que se comparta conocimiento. Pero la realidad es que si sales a la calle y le preguntas a cualquiera de tus colegas que entra o ha entrado en algún foro alguna vez o habitualmente si conoce el citado documento, te responderá con casi total seguridad que no. Los que tenemos un poco más de tiros, sí.

    Pues, sinceramente, creo que con esto pasará algo análogo.

    El vago, seguirá preguntando vanalidades.

    El maleducado, seguirá contándonoslas.

  • #015
    Luis Caldevilla - 9 abril 2007 - 23:38

    Modera los comentarios y esto terminará siendo “La Revista de Enrique Dans”, que no estaría mal, pero parece que no quieres eso. Lo sabes desde hace mucho tiempo, por eso siguen sin moderar, aparte del tiempo que te “robaría”.
    Todos estamos de acuerdo que existen los comentarios maleducados, hirientes, etc. pero lo difícil y peligroso es decidir a que altura marcamos la línea.
    Yo particualrmente pienso que si moderas, pierdes más que ganas.

  • #016
    Carlos - 10 abril 2007 - 00:12

    Me parece algo intervencionista imponer un código de conducta generalizado, cada uno en su blog que haga lo que quiera y si en alguno se comete una ilegalidad, para eso están los tribunales, y si no se comete ninguna ilegalidad pero no es de tu agrado lo que se habla o como se habla, No lo leas y arreglado.

  • #017
    jose luis portela - 10 abril 2007 - 00:25

    Pues a mi de los puntos el que mas me gusta es el del anonimato. Yo ya lo he dicho en otras ocasiones, me gusta quien firma tanto en los mail como en los blog con su nombre y apellido, me fio mas en general de estas entradas. No es una cuestion de que no me fie o no me guste quien no lo hace, sino simplemente me parece mas valiente y transparente el hacerlo.

    Y por su puesto que tambien entiendo los anonimos en caso de que venga a cuento los mismos, pero no como escudo que en muchas ocasiones se convierten

  • #018
    Enrique Dans - 10 abril 2007 - 01:31

    @Luis Caldevilla: te equivocas, los comentarios sí están moderados. Desde el martes 5 de Diciembre de 2006, este blog pasó a ser una página que se enorgullecía de borrar comentarios. De hecho, hay personas que directamente no pueden comentar en él, aunque lo que digan sea razonable. Auténticos apestados, baneados que van directos al cubo de la basura del que nunca debieron salir. Y me alegro mucho de que así sea. Desde entonces, este blog es un lugar mucho más agradable, la conversación ha ganado bastante, y la mala sangre que me hacía se ha convertido en un orgulloso y enhiesto dedo corazón desplegado cada vez que le doy al botón borrar o que compruebo la carpeta de spam. Es como una auténtica terapia. ¿Opinas que soy un censor por haber tomado la decisión de no tolerar determinadas cosas? Si tardas tres segundos en contestar, ya has contestado. No es censura, se llama educación. Se llama limpieza. Se llama respeto. Estoy dispuesto a mantener este sitio limpio y a asegurar en él un diálogo medianamente respetuoso, a enorgullecerme del hecho de borrar los comentarios que no sigan las normas indicadas en mis condiciones de uso, y a hacer ver a los que las incumplen o incumplieron que no son bienvenidos aquí. Y seguramente, además, iré dejando de leer y visitar aquellas páginas que no empiecen a comportarse de la misma manera. Paso de convivir y conversar con maleducados. Por todas esas razones, el código propuesto me parece fantástico. Porque hará que muchos más dejen de sentirse culpables por apretar el botón “Borrar” y dejen de tolerar los abusos de maleducados e impresentables.

  • #019
    El Codigo bien entendido empieza por uno mismo - 10 abril 2007 - 01:53

    …asqueroso, repugnante y de cobardes…, Auténticos apestados, baneados que van directos al cubo de la basura del que nunca debieron salir, maleducados e impresentables.

    Estas son tus propias palabras Enrique, es el lenguaje con el que te expresas en tu blog.

    Si a este lenguaje tan agresivo e hiriente, le sumas las maneras que usas para opinar sobre determinados temas, llamando ladrones, mangantes y demás lindezas a aquellos que hacen o dicen cosas con las que no estas de acuerdo, y sal-pimentamos todo con tu cada día mas patológico egocentrismo y ausencia absoluta de humildad….Todo eso es lo que hace que en los comentarios de tu página personal te pongan a caldo con frecuencia.

    Lastima que en esta Web tan interactiva y bidereccional, el usuario no tenga tambien la legitima posibilidad de darle a “borrar” a algunas frases impropias del que se autodefine como alguien limpio y respetuoso.

  • #020
    Enrique Dans - 10 abril 2007 - 02:03

    Puedes perfectamente darle a “borrar”; se llama “no venir”. Si no te gustan mis formas, nadie te obliga a aguantarlas. El mismo derecho que tienes tú para dejar de aguantarme mediante el simple procedimiento de no venir aquí, lo tengo yo para echar a los que me molestan. Y para ser humano, también: normalmente soy una persona muy tranquila. Pero cuando me buscan, me encuentran. A lo mejor preferirías un medio bien ponderado, con su guía de estilo y su control editorial, pero ya ves, esto es un blog personal, y responde al estado de ánimo de su autor.

  • #021
    Milton! - 10 abril 2007 - 02:30

    Hay algo que no me cierra y no me deja pasar del primer punto… digamos a modo de ejemplo que yo hago un post sobre la anorexia, me pongo en contra, lo digo de buena manera… en los comentarios, una persona anoréxica, de buena manera también, defiende su punto de vista y promueve la anorexia… lo hizo de buena manera, lo que me hace titubear a la hora de borrarla… pero no me puedo hacer cargo de su comentaro! está promoviendo algo totalmente contrario a mis pensamientos…

    Visto con la anorexia es algo lógico que la borre… pero si fuera un tema diferente, en el que no está del todo mal lo que promueve, no puedo hacerme cargo porque promueve algo con lo que no estoy de acuerdo…

    Espero no haber hecho mucho lio y que se haya entendido! :P

    Saludos!

  • #022
    Juan Sevillano - 10 abril 2007 - 03:28

    No estoy de acuerdo con ningún tipo de censura y menos en Internet, pero SÍ con la buena conducta.
    Lo más simple y honrado sería firmar desde el convencimiento de su opinión o postura usando su NOMBRE y no un nic, además de como no, una buena dosis de sentido común a todos los implicados.
    Un saludo a todos,
    Juan Sevillano

  • #023
    Carlos - 10 abril 2007 - 03:30

    Me parece de una exageración tremenda. Kathy Sierra aquí, Kathy Sierra acá, si hubiera pasado lo mismo con un hombre la reacción habría sido distinta.
    Ah, y la idea de O’Reilly claramente va en contra de uno de los principios básicos de Internet y de nuestra cultura occidental: Libertad.

  • #024
    Pasaba por aqui - 10 abril 2007 - 08:04

    Lamentablemente no es suficiente con no entrar aquí. Al señor Dans se lo encuentra uno inopinadamente por los artículos de los periódicos junto a palabras como experto o analista. El mismo derecho tiene él a perturbar mi tranquilidad cuando estoy leyendo un artículo en el que nadie me avisa que me va a salir EDans con sus lock-in y sus astroturfing como los demás a venir aquí a decir lo que pensamos de sus lock-in y sus astroturfing. Y si no le gusta, que no vaya por ahí de experto.

    Y por otro lado, si yo fuese EDans me preguntaría por qué otros blogs no tienen tanto apestoso entre sus comentaristas. Para mí que #19 no va naaaaada desencaminado.

  • #025
    Peanut - 10 abril 2007 - 08:05

    Que sería de los bloggers sin un troll. Esto ya ralla el esperpento, pero no me sorprende. Cuando se llega al absurdo, se llega con todas las consecuencias. De puro aburrimiento da cosa hasta explicar lo que es la buena educación y como se consigue de los otros, porque si eso no se aprende de joven, automáticamente se sospecha de la de los demás.

    Pero ya puestos a indignarnos, porque los bloggers son victimas y tienen derecho a la sagrada indignación, podrían empezar por la autocensura y el código para evitar Flames provocados por el mismo autor del blog.

    Mucho más efectivo, y probado ¿no?

    Dejémonos de cazas de brujas y liberad a Willy y a los Trolls.

    Si quieres la pregunta maliciosa de la semana, te la hago yo mismo… ¿colegio de curas, eh?.

    Y mis amigos de fuera se quejan de mis influencias calvinistas… que lata.

  • #026
    Enrique Dans - 10 abril 2007 - 08:19

    Pero angelito, “pasaba por aquí”, corazón… ¿entonces que haces aquí? Si tanto te molesta encontrar mi nombre “de repente” en las páginas de un periódico y ¡oh, dios mío! ¡no ser capaz de retirar la vista a tiempo y evitar el terrible impacto psicológico en tu subconsciente! ¿Por qué “pasas por aquí” tan a menudo, que se diría que vives aquí? ¿Te trae acaso el deber de la mortificación? ¿El automartirio? ¿La búsqueda de la salvación? ¿No te has parado a pensar que un tipo que “pasa por aquí” un número tan elevado de veces y en TODAS, TODAS las ocasiones, de la primera a la última, emite comentarios despectivos, descalificantes y profundamente negativos hacia el dueño de la página indica un evidente problema personal? ¿Tú crees que a mí me apetece tener entre mis comentaristas a alguien que evidentemente tiene un problema personal conmigo? ¿Crees que soy masoquista, que me levanto todas las mañanas con ganas de ver por qué peregrina razón me pones a parir hoy?

    Además, te equivocas. En la mayor parte de los blogs a partir de un cierto número de visitas, tienes este problema. No soy para nada un caso aislado ni que destaque especialmente en el panorama blog hispanohablante en ese sentido. Como en tantas otras de tus percepciones, estás completamente equivocado.

  • #027
    Peanut - 10 abril 2007 - 08:34

    Enrique, con toda la buena intención, este es el punto al que no deberías llegar. Y no me refiero a que borres el comentario de “pasaba por aquí”.

    Las repuestas no están ahí afuera.

  • #028
    JavierC - 10 abril 2007 - 09:08

    Sé que aquí (y en más sitios donde se defiende la naturaleza original de Internet, su libertad, el anonimato, si dosis de anarquía etc…) se ha hablado de los inconvenientes pero, si no se debería decir nada que uno no diría personalmente (con lo que estoy totalmente de acuerdo) ¿por qué no identificar a todo el mundo con un método fiable? ¿certificados?…

    Mi opinión es que para ciertos sitios o temas serios esto será así con los años. Para otros temas seguirá siendo suficiente con un nic.

  • #029
    Nacho - 10 abril 2007 - 09:53

    Primero, y como declaración fundamental, estoy totalmente en contra de cualquier tipo de censura.

    Pero por otro lado, la libertad que tenemos para decir lo que queramos hace que en nuestra casa no toleremos algunas cosas, poruq ees nuestra y somos libres de hacerlo. Por ejemplo, a mi me parece muy bien que un señor se emborrache hasta que se le necrose el hígado, es su vida y lo hace voluntariamente, nadie le obliga. Pero no le consiento que lo haga en MI casa y me eche la pota en el portal alegando “libertad”. Señores, la libertad propia se acaba cuando empezamos a meternos en la de los demás.

    Entiendo que este blog es la casa de Enrique, no un espacio “público”, a nadie le obligan a venir ni nadie paga por que exista, y es el propio Enrique el que debe marcar lo que le gusta y lo que no. Y si no estamos de acuerdo se lo podemos decir educadamente o irnos educadamente.

    Como decía el gran Groucho Marx, “yo nunca sería socio de un club en el que admitieran gente como yo” (o algo así).

    Un saludo a todos

  • #030
    Gon - 10 abril 2007 - 10:20

    La verdad es que el punto 7 a mi también me tiene un poco perdido. No es precisamente el espíritu de la web 2.0 la comunicación bidireccional, en la que el usuario puede decir cosas que antes no tenia oportunidad de decir?. Pongamos el ejemplo, Enrique, y de verdad, sin ánimo de ofenderte, sólo que es lo primero que se me ocurre: habrías ido a decirle a Hidalgo todo lo que le dijiste en la carta abierta?. No se, sólo planteo la duda de si online sólo debes decir aquello que estes dispuesto a decir a la cara a alguien (y por favor, no caigamos en la demagogia barata, todos tenemos cosas que no diríamos a la cara, y que no tienen porqué ser comentarios descalificantes personales…)

  • #031
    McMardigan - 10 abril 2007 - 10:37

    Personalmente, como tanta otra gente, entro y leo este blog por varias razones. La principal es que me interesa su “linea editorial”. Y mientras siga pensando que aqui se habla de investigacion y opinion de sistemas de informacion seguiré entrando.

    Aprovechar la posibilidad de comentar las entradas, en mi caso, no supone ninguna aportacion. Todo lo mas adherirme a una opinion o informacion o lo contrario. Pero con unos limites.

    Cuando necesito descargar, tener un momento de catarsis, o hacer un pequeño ejercicio de compensacion freudiana, me pillo la bicicleta, me voy al monte a pasear o me voy de putas. A veces con aumentar mi dosis de litio voy que me las pelo :)))

    La oferta lúdica en el area de todos aquellos que vienen a soltar su mala leche aqui, es evidentemente escasa. O se limitan a si mismos.

    La ENVIDIA sigue siendo muchas veces por desgracia, la constatacion frustrante del techo de la incompetencia personal.

    Pero os asiste el derecho de disfrazarla. Como tantas otras cosas en vuestra vida. Es sencillo de imaginar.

  • #032
    pablo - 10 abril 2007 - 11:41

    se mezclan temas…censura y educacion.

    generalmente una persona educada no necesita censura…expone sus ideas y argumentos de forma que no ofende a nadie…puedes estar o no deacuerdo.

    aqui tenemos el tema del anonimato en internet con el que estoy encantado y no l oquitaría…tema muy complejo donde yo primaria la libertad de ser quien quieres ser por encima de los trolls.

  • #033
    Pasaba por aqui - 10 abril 2007 - 11:44

    Angelito, corazón, …. ¿Ves? Has llegado más lejos en el tratamiento despectivo en lo personal de lo que yo he llegado en cualquier comentario. Pero así eres tú, no yo, así que no te voy a menospreciar.

    Te equivocas, no es nada personal, para empezar tú no tienes ni idea de qué blogs visito ni a cuáles les dejo comentarios, despectivos o no. Tú te crees lo suficientemente importante como para creer que tienes un perseguidor loco obsesionado contigo que no hace otra cosa en la vida. Pero ni siquiera leo todas tus entradas, ni lo hago todos los días. De vez en cuando me paso y si me apetece te digo lo que pienso, pero está claro que si no te aplauden no te gusta.

    Por lo demás, no sé qué blogs visitas tú, pero conozco unos cuantos con bastantes más comentadores que este y que no tienen problemas de este tipo. Claro, que tampoco tienen la costumbre de insultar y menospreciar lo que no les gusta, y posiblemente eso haga que los comentarios sean más amables.

    Sinceramente, creo que un poco más de humildad no te vendría nada mal. Pero no me hagas caso, que yo soy un troll.

  • #034
    bmrpeal - 10 abril 2007 - 11:59

    Nacho, te equivocas totalmente. Este blog es un espacio PÚBLICO. Si Enrique lo quiere privado, que exija un nombre de usuario y contraseña como en tantos millones de foros que existen.

    Mientras tanto, y esto va para tí Enrique, te diré que me has decepcionado completamente. Existe un comentario, en el que dices que “se puede dar perfectamente a borrar”, en el que con la misma “elegancia” de la que te quejas, estás echando a un lector que ha expresado un punto de vista TOTALMENTE CORRECTO, pero, ay amigo… en contra tuyo. Pues ya se ve cual va a ser el verdadero código de conducta de tu blog: lo que no TE guste a TI PERSONALMENTE va a ser borrado, con el fin de que esa persona directamente deje de visitar el blog. Yo a eso te respondo lo que he respondido en otros blogs donde mis comentarios no hacían gracia, y se me invitaba a lo mismo: si no quieres que te pongan a caldo, NO ESCRIBAS EN PÚBLICO. Escribe en privado, y en paz. Por cierto, en esos mismos blogs sigo comentando actualmente, y con un clima excelente de intercambio de ideas, nadie me ha puesto un código de conducta en la cara.

    Por mi parte, me da soberanamente igual que publiques mi comentario o no, porque este va dedicado a ti: para mí, con estos “códigos de conducta”, lo único que haces es mostrarte como el típico españolito con complejo de inferioridad, que se cree saberlo todo y además estar en la posición de censurar lo que no le gusta, porque no es “lo apropiado”.

    Es sorprendente tu actitud, porque los trolls y los comentarios “fuera de tono” son la excepción, no la norma, y simplemente con no mostrarlos problema resuelto. Pero claro, es un trabajo que hay que hacer uno mismo. Mejor, educamos a nuestros lectores, y así nos ahorramos el trabajo a largo plazo. Una actitud muy de economista. Lamentablemente, esto es Internet, y como muy bien sabes, aquí igual que estas en la cumbre, al día siguiente no te visita nadie. Y con tu actitud parece ser lo que buscas. Yo normalmente estoy de acuerdo con todo lo que publicas, pero son tus opiniones personales, y las haces en PÚBLICO. Como tales, estás expuesto a que sean criticadas (incluso duramente), y si no te gustan, tu mismo sabes cual será el futuro de este blog. A largo plazo, Enrique. (Aunque el largo plazo en Internet es realmente corto…)

    Y para terminar, una última reflexión, ¿quién narices eres tú para ponerme a mí un código de conducta? Póntelo tú, aplícatelo, y cunde con el ejemplo. Pero no vayas de perdonavidas.

  • #035
    Lector casi siempre silencioso - 10 abril 2007 - 12:12

    #20 Perfecto, pues deja de pregonar lo contrario por todo el mundo. Enrique: no eres tan cool como pretendes hacer ver. Deja de sentar cátedra, sé humilde. En serio, deberías verte con un poco de distancia o pedir a la gente que te quiere que te lo haga ver. Cada vez suenas más endiosado.

  • #036
    jose - 10 abril 2007 - 12:30

    dime lo que quieras, pero no te pases ¿….?

  • #037
    Enrique Dans - 10 abril 2007 - 12:33

    @bmrpeal: lamento haberte decepcionado, o parecerte tantas cosas y tan horribles. Pero estás profundamente confundido. Esto no es un foro público. No tengo porqué ponerle contraseña. Es blog, mío y de los que decidan disfrutar de la conversación en él. Las reglas las pongo yo, pongo el código de conducta que me da la gana, cambio el formato cuando quiero, borro lo que quiero, hasta te corrijo los herrores hortográficos si me da la gana como de hecho acabo de hacer :-) ¿Me convierte eso en un endiosado, como dice #35? Si así lo parece, lo lamento. Nada más lejos de mi intención. Pero esas son las reglas de esta página. Una página PERSONAL en la que las reglas siempre las he definido yo.

  • #038
    Mr Negative - 10 abril 2007 - 12:48

    En la diversidad radica el enriquecimiento. Yo cada vez qeu leo a un ser de estos me ensalza mi personalidad. Hacen una función social. A mi parecer. Intentar borrar ala gente del mapa no me gusta. COmo dices ahí están, estarán, y por mucho que nos empeñemos nada a hacer. A mi como digo, me sirven para gustarme mas como persona.
    Noto tambien un cierto tono de politización en estas posturas tan puristas, me equivoco?
    A lo sumo podemos tocar madera para que una revolcuión punk no invada nuestros blogs… por que como suceda…

  • #039
    Hannibal - 10 abril 2007 - 13:12

    A Mr Negative: Pues yo te digo que ojalá una revolución punk inunde nuestros blogs y se acabe el peloteo, la corrección, los anglicismos y los onanismos grupales que se dan en algunos blogs.

  • #040
    jftamames - 10 abril 2007 - 13:26

    Perdón por el rollo pero el tema lo merece y por qué a la mierda de la censura, las moscas ha acudido prestas.
    La censura nada tiene que ver con la discusión. No se trata de pulir la libertad de expresión.
    Este tema esta generando una serie de reflexiones muy interesantes.
    La primera. Distinguir el punto de partida. Esto es un espacio público y personal. Representa la opinión de Dans. Lo sé porque el verdadero Dans no se ha quejado, por lo que deben ser la misma persona.
    La segunda. Expresa claramente un epicentro sobre las cuestiones más esenciales. La llamaremos la gestión de la nostalgia, el complejo de Edipo (quien odie a Freud que lea Hamlet) y sus soluciones. La primera de las soluciones, es la del Paraíso Perdido. Raine, poetisa, lo dice mejor que yo.
    Es la postura conservadora o la que yo denomino, la “Rubia que no me hizo caso”. Hay personas que ven como están las cosas y aceptan de mala gana, al salir de la adolescencia, que la rubia nos diga que no por uno que es 100 veces más imbécil.
    En los comentarios se ha dicho de forma más clara: En los primeros momentos de Internet (el Paríso Perdido), el éxito del que creemos que es más imbécil que nosotros. Cuesta un montón digerir que no le gustamos a la rubia.
    La otra postura referida a la Nostalgia es que, hemos salido con la rubia pero la vida pasa y acaba el Verano Azul. Es la esperanza por hacer del mundo un Paraíso. Yo lo llamo “Mama, quiero ser progre”.
    Estas nostalgias se enfrentan todos los días con la realidad y ven que no es tan mala como desean, ya para hacernos volver al Paraíso Perdido ya para que nos sumemos a realizar el Paraíso en la tierra.
    Estas posturas generaron lo que llamamos ideologías.
    Ambas bandas son sectarias y reducen la realidad a sólo lo que sus criterios admiten. Punto. Todas las demás personas e ideas han de ser destruidas. Esta claro que ambas posturas se retroalimentan porque no pueden vivir sin la existencia del enemigo.
    Estas bandas, por su puesto, nos tienen que convertir a la amarga experiencia de su vida. La realidad, verdadera, el Matriz que nos domina.
    ¿Qué pasa con los que salen de la adolescencia y tienen el coraje de madurar?
    Qué no se esconden detrás de una ideología para buscar el sobrevivir o el alquilar la seguridad en si mismos, que no les falta, a la conquista del poder social y político.
    Estas personas, que llamaremos libres, que aceptan que la vida hay una mezcla de bien y mal, que conocen sus defectos y virtudes pero que, esencialmente se aman, son los verdaderos enemigos. Lo son porque lo son para todos los borregos de las ideologías.
    Y por eso es tan asqueroso leer en este y otros blogs descalificaciones personales, juicios morales sobre la soberbia o lo que sea. NO ha nacido hijo de mujer que pueda juzgarme en mi calidad moral. En nuestra civilización esta reservado a los sacerdotes y con secreto, discreción y reservas que no pesan sobre otra actividad humana.
    La descalificación personal continúa y constante sólo pone de manifiesto la podredumbre espiritual y humana de una persona. Esto se puede deber a múltiples factores culturales o personales. Pero mucho que de lo que leo en los comentarios denota una tarea colectiva de varias personas que responden a las mismas provocaciones y filtros: no soportan la libre expresión de una personalidad que demuestra, cada día, que no le preocupa, como debe ser, el mostrarse limitado e imperfecto. No tiene miedo a mostrar su personalidad porque existe.
    Estas posiciones nada tienen que ver con la calidad moral de las personas que atacan, no tienen nada que ver con la educación o etiqueta social. Están usando la muerte civil como arma. Hacer desaparecer la reputación, difamando o injuriando para que desaparezca el crédito sobre personas. Esa muerte civil que nace de muchas covachas de nuestra sociedad en cuanto se te ocurre opinar el público sin pasar por la taquilla de la secta de turno. Esto es, a mi juicio, lo que pasa. Cerrar el paso a los comentarios que se elevan sobre el post y pasan a utilizarlo como arma para descalificar, es necesario. No se puede consentir que seguidores de fanáticos, ideologías, dioses crueles o visionarios de la última utopía, se eleven sobre los demás, otra vez, para salvarnos. ¿Quién demonios es tan listo para saber como hacernos a cada uno completamente felices y, además, a todos a la vez? ¿Quién tiene el poder absoluto sobre toda verdad para poder decirme a mí quien soy o como soy?
    Insisto. No es censura sino pura legitima defensa ante la peor de las muertes que es la de seguir vivo biológicamente pero muerto para la sociedad.

  • #041
    bmrpeal - 10 abril 2007 - 13:29

    En fin, Enrique, me sigue sorprendiendo que para unas cosas seas tan liberal, y que para aplicarte a tí mismo esas cosas seas tan conservador, pero bueno, tú elijes cómo quieres que tu blog PÚBLICO se muestre al mundo.

    Por mi parte, seguiré entrando y seguiré leyéndote, pero no esperes que aplauda actutudes cerradas, cuadriculadas y sin sentido como estas. A ti nadie te ha amenazado de muerte, por Dios.

    Lo último que necesitamos es de evangelistas que se crean con el poder de decir qué debe aparecer en la red y qué no, sólo porque a ellos no les guste. No eres un gurú, ni eres superior a nadie (ni tú ni Tim O’Reilly) como para crear un código de conducta, ¿¿¿pero quienes os creéis que sois???

    Has decidido no ser humilde, y lo respeto. Estás en tu derecho. Pero mucho me temo que sigues escribiendo en un BLOG y además PÚBLICO. Por muy “tuyo” que sea, deberías releerte la definición de blog, porque la confundes con la de columna personal (como la que escribes en Libertad Digital), en la que la crítica y los comentarios están cerrados. Aquí, repito, si lo que te comentan no te gusta, no escribas en público, y mucho, muchísimo menos en un blog. No estoy a favor de los insultos (demuestran una falta absoluta de argumentos a la hora de expresar una opinión), ni de descalificaciones personales. Yo si critico, es una actitud como la que estás pensando tomar, de echar a quien no está de acuerdo con lo que dices. (Actitud cobarde e inmadura por otra parte…).

    Yo seguiré expresándome líbremente, si no en éste, en otros blogs. Y la gente MAL EDUCADA, lo seguirá siendo, con código de conducta o sin él.

  • #042
    Enrique Dans - 10 abril 2007 - 13:50

    @ bmrpeal: con todo respeto, creo de verdad que tienes los conceptos invertidos… cuando escribo el Libertad Digital, El País, Expansión, PC Actual o el medio de comunicación que sea, lo hago en un foro público. Con mayor o menos capacidad de respuesta, pero en un foro público llamado “medio de comunicación masivo”. Cuando escribo en mi blog, lo hago en mi propio medio, en un espacio privado en el que dejo la puerta abierta para que entre quien quiera y comente (al menos, así lo haré mientras pueda seguir haciéndolo), pero según mis reglas. Un espacio privado. No me parece ni cobarde ni inmaduro echar a quien me resulta molesto, sobre todo si no es por lo que dice, sino por cómo lo dice, que es la razón por la que borro comentarios cuando los borro (o esa, o que alguien me ha tocado repetidamente las narices y lo baneo – y de esos hay uno sólo por el momento, tranquilos, por ahora no creo que me quede sólo). No creo que me haya vuelto un arrogante o un pretencioso por intentar mantener un orden y un clima razonables. Yo suelo ser enfático y encendido, pero intento no ser maleducado, lo que no puedo decir de aquellos cuyos comentarios suelo borrar. Y si parezco arrogante o pretencioso, lo siento muchísimo. De verdad. Sigo valorando mucho el diálogo y quiero que éste se produzca sin elementos molestos en medio. Con el código de conducta, la gente podrá seguir siendo maleducada, pero sus comentarios no se leerán en este blog.

  • #043
    Nacho - 10 abril 2007 - 13:52

    # Nacho, te equivocas totalmente. Este blog es un espacio PÚBLICO.

    No creo que me haya equivocado, quizá no me he explicado bien. A ver si lo consigo: cuando dije “público” (así, con las comillas) me refería a que representa un espacio de opinión de una persona, no de una colectividad. Ni tan siquiera de un cargo. Cuando el Sr. Enrique Dans opina aquí lo hace como Enrique Dans, no como el Instituto de Empresa, por ejemplo.

    Y repito, cada uno en su casa tiene la libertad de hacer lo que quiera; si yo te invito a mi casa y tu me dices que soy un ijoputa, pues te echo de mi casa. Eso no quiere decir que no respete tu libertad; es que es MI libertad de echarte de mi casa lo que yo ejerzo. La diferencia es que si eso me lo dices en la calle, no te puedo echar de la calle, nos veremos en los tribunales o a hostias. Por otro lado, si tu piensa de mi como un ijoputa, pues con no venir a casa lo tienes todo hecho.

    Un saludo a todos

  • #044
    jftamames - 10 abril 2007 - 14:07

    bmrpeal
    Insisto. El desear la muerte física de alguien no se va a evitar con controlar los mensajes.
    La muerte civil por medio de descalificaciones personales, tampoco.
    Lo que no tiene nada que ver con censuras a la libertad que tenga que compartir, en este sitio, los delirios de esas personas.
    El tema lo pone Dans, comentamos o no. Todo lo demás no tiene nada que ver con la realidad que discutimos.
    De lo que una persona dice o escribe no se puede definir o calificar en su catadura moral.
    Me desconcierta que no se vea la diferencia entre opinar y juzgar a la persona que opina.
    Cuando se insiste en venir a este lugar a descalificar, no se persigue otra cosa que torcer la voluntad del que opina, desautorizar sus opiniones, la muerte civil, en definitiva.

  • #045
    commentator - 10 abril 2007 - 14:20

    Lamentablemente, coincido también con algunos anteriores.

    Aunque me parece interesante el blog en general, he visto la censura o el entrar al diálogo con los que opinan algo que a él le parece “interesante” ignorando por completo a otros.

    Y también, un recíproco mi “amigo” fulano y mi “amigo” zutano que resulta excesivo como intercambio floral. Creo no haber visto aquí jamás una crítica abierta a ningún directivo de empresa ni persona similar.

    Hace poco, a todos los que nos pareció inapropiada o irrelevante la promesa de Miguel Sebastián, nos tachó de poco menos que de ineptos.

    Creo que el autor del blob :) haría bien en cultivarse en ámbitos diferentes abriendo un poco su mente al desacuerdo, adoptando una mente 2.0 o que de lo contrario, sufrirá bastante los rigores del desacuerdo en la red.

  • #046
    anónimo - 10 abril 2007 - 15:36

    hola Enrique,

    te leo desde hace bastante tiempo y no he comentado prácticamente nunca. Me parece que tus opiniones se exageran en muchos casos y la gente saca punta a casi todo lo que dices; pero también creo haber reconocido un cambio en tu escritura (sobre todo en tus respuestas a comentarios) desde hace algún tiempo. Ahora te tomas los comentarios mucho más a pecho, reaccionas incluso agresivamente y pareces haber creado una barrera entre buenos y malos en tu blog…y malos suelen ser los que comentan de forma contraria a tus opiniones. RBA, commentator, kiki, gorki, son comentaristas habituales tuyos y generalmente dicen cosas muy interesantes, aunque (o quizás porque) discrepan de y cuestionan tus comentarios.

    Yo leo tu blog porque me pareces un buen compilador de noticias, y me informas de muchas cosas que me interesan. Y seguiré haciéndolo, sabiendo que cuentas con otra parte muy interesante, que son los usuarios que se toman la molestia de escribir.

  • #047
    Enrique Dans - 10 abril 2007 - 16:01

    Efectivamente, valoro muchísimo la opinión de personas como RBA, commentator, kiki, gorki… y de muchos más. Dudo muchísimo que alguna vez ninguno de ellos se haya sentido censurado. Discrepamos, sí, en muchas ocasiones, pero lo hacemos con la debida educación y respeto (aunque algunos tengan el umbral del sentido del humor a niveles diferentes que otros, pero eso es normal). Por alguna razón, los comentarios de kiki suelen dar falsos positivos e irse ellos solitos muchas veces a la carpeta de spam, de donde los tengo que rescatar en cuanto los veo, pero es algo completamente involuntario. Jamás he tenido a esas personas que mencionas “en el lado de los malos”. En ese lado tengo a gente que comenta con múltiples nombres como si quisieran hacer ver que son legión, que entran desde proxies anonimizadores para saltarse mi bloqueo, que reaccionan negativamente a todo lo que digo, que insultan, que descalifican, que retuercen… Créeme, no son tantos, se cuentan con muy poquitos dedos de la mano. Estoy mucho mejor sin ellos, y creo sinceramente que el ambiente en la página también.

    Y sí, últimamente he sido más “cañero” en las respuestas a los comentarios. Es que me niego a sentirme coartado en mi propia casa. Llega un punto en que te planteas que, aún sin quererlo, los comentarios desagradables está afectando a tu elección de temas sobre los que escribir, y la manera que tengo de evitarlo es muchas veces contestando. Pero también algunas personas cuya opinión aprecio me han dicho que a veces resulta desagradable ver esas discusiones con salidas de tono, de manera que creo que me cortaré un poco más. Pero en estas dos últimas entradas, como van precisamente acerca de la participación, no tenía sentido no contestar…

  • #048
    Tolmos - 10 abril 2007 - 16:56

    Es Internet, La Red, Mundo Globalizado, todo en 2 clicks.. pero no exento de regulación normativa aplicable también a los blogs y sus contenidos (incluidos los comentarios…: por ejemplo aquellas querellas que ha habido por comentarios racistas..etc.).

    Decir: “Es mí blog, mío y de los que decidan disfrutar de la conversación en él. Las reglas las pongo yo, pongo el código de conducta que me da la gana..”… EN FIN.

  • #049
    commentator - 10 abril 2007 - 17:37

    Admito que censurado, no me he sentido en este blog… la verdad sea dicha. Aunque creo que Enrique a veces se enroca en sus argumentos porque es una apasionado y lo vive.

    Si pudiera leerme siempre a posteriori, tal vez sería yo el que me censuraría a mi mismo a veces :)

    Debe ser difícil ser leído por cientos cada día. Uno no puede ser experto en todo. Y la audiencia de este blog no es precisamente poco exigente.

    Cuando uno comenta, suele hacerlo para intentar aportar algo, si es posible, diferente. Para discrepar.

    Las buenas maneras no deberían limitar ni la pasión ni la esencia de lo que se quiere decir. Y no verse la cara, ni oirse la voz, tampoco ayudan a contextualizar. Por eso, tal vez sí debamos hacer un esfuerzo mayor en las formas. Vamos… y tampoco es que un servidor pueda erigirse en ejemplo de nada, por desgracia… :)

  • #050
    Pepe - 10 abril 2007 - 23:50

    Un espacio público que es una página personal, pero pública.

    Bueno, pues si tienes tu propio periódico y te sacas unas pelillas de hacer artículos y filosofar sobre tendencias en la red, me alegro por tí, pero como todo ser público, tiene que atenerse a las duras y a las maduras.

    Te imaginas a la famosilla de turno diciendo… oiga, que no me critique, o sólo hable para alabarme.

    Bueno, pues si vives de tu imagen pública y del candelero, tienes que aceptar que haya gente que hable mal de tí. Sólo te amparan los derechos fundamentales: Honor e Intimidad.

    Decir que tus opiniones son una p.m o cualquier cosa no es lo mismo que llamarte HdP. Ahora que tú necesites leerte las críticas de otros y no puedas aceptar las insultantes, es otra cosa.

    Y si fueses ZP y te llamasen ZP Cabrón?

  • #051
    Makoto - 11 abril 2007 - 02:18

    Pepe, y que conste que no tengo nada en contra tuya, pero es que eres el último que ha posteado, es verdad que esta es una página pública. Pero no por ser pública es una ONG, o un espacio anárquico donde todo el mundo sea libre de insultar al prójimo. Esta es una página privada y el dueño tiene que tener derecho de publicar lo que quiera en ella, ya sea en forma de entradas, como de comentarios.

    Si alguien quiere criticar las opiniones de Enrique, puede hacerlo con corrección, no todos los comentarios son favorables a sus ideas o a sus artículos (prueba de ello es esta discusión), y si quiere entrar en descalificaciones, insultos u otras lindezas, puede crear su blog (público pero privado, como este) en el que invitar a los detractores del Sr Dans a criticarle fuera de los límites de la buena educación.

    ¿O es que las columnas de opinión son iguales en El País y El Mundo? ¿O los comentarios de la SER y la COPE? Por poner un ejemplo.

    No me parece que sea necesario el famoso heptálogo de conducta, cada uno sabe lo que está bien o mal, y debería de aplicarlo todos los días, en todas sus interacciones con el exterior, ya sean a través del teléfono, cara a cara o en la red. Y tan libres son los propietarios de los medios donde escribo de banearme como yo de irme a escribir a otros sitios.

    Y en cuanto al anonimato… Es estupendo y liberador poder opinar sin estar obligado a identificarse. Los hay aquí que saben perfectamente bien quién soy, cómo soy, y a qué me dedico, pero no tengo por qué querer hacer pública esa información y uso un pseudónimo, que no un “alter ego” a lo Dr Jeckill y Mr Hyde. Yo soy yo, me llame Makoto, Angel, Pedro, Ana o Luisa.

    Supongo que si los que insultan y patalean han llegado hasta aquí estarán pensando que “ya está otro fan de Enrique dándole coba”. Y no es eso, pero la falta de educación de que hacen gala algunos me revuelve las tripas, no lo puedo remediar.

  • #052
    jose luis portela - 11 abril 2007 - 05:33

    Hola a todos

    Despues de leer todos los comentarios detenidamente me gustaria poder aportar lo siguiente

    1. Creo que queda claro que Enrique (y cualquier persona inteligente) no quiere ver comentarios que por no ser capaz de defender una postura pase al insulto o simplemente sea maleducado con su vocabulario. Por cierto hay mucho escrito sobre el tema de porque cuando uno no es capaz de inteligentemente defender algo, empieza con el insulto y la agresión…

    2. Una cosa es insultar o ser maleducado y otra muy distinta en un momento dado para enfatizar algo o bien para dar un toque de humor se utilice palabras que dentro de un contexto tengan sentido. ¿Porque digo esto?, pues sencillo, porque que Enrique cuando a veces a utilizado ciertas palabras que habreis puesto aqui entre comilladas, son dentro de un contexto ni mucho menos insultante. Es mas seguro que Enrique a una persona de aqui que entre a menudo y opine (sea a favor o en contra) por el hecho de que en un momento utilizase dentro de un contexto esto no lo borraría, y para muestra un boton de los comentarios que leo de vosotros todos los dias

    3. Es cierto que lo que esta escrito a la hora de leerlo hace que no le demos el mismo tono de entonación que el que lo ha escrito y por eso la misma frase a unos les pueda parecer superfuerte y a otros simplemente una forma de expresarse.

    4. Estoy seguro que cuando Enrique borra a alguien no es por un tema aislado sino por repeticion y por maneras generales de la persona

    Y por ultimo yo si agradezo a Enrique que no me haga perder el tiempo leyendo a gente que no sabe comportarse con Educación, y precisamente por esto leeré todavia mucho mas este blogo

  • #053
    Reboot - 11 abril 2007 - 21:15

    Creo que cada uno es dueño de su blog y como decía un conocido, “[…] es mío y me lo follo cuando quiero.”

    No veo necesario ningún decálogo del buen blogero ni unas normas con las que poder ir a alguna autoridad competente con la IP en la mano y decir “señor juez, mire, me están insultando”.

    Cada uno es libre de coger y pulsar el botón de borrar y banear cuando le brote, pues el blog es de uno mismo y de nadie más. Al igual que la gente es libre de no entrar. No entiendo a los trolls que entran como elefantes en cacharrerías y se dedican a molestar, ¿que no te gusta lo que se publica? no pases, o pasa y plantea por qué está la gente equivocada.

    Y por supuesto, ¿desde cuándo el blogero es responsable de los comentarios que se vierten? Ese punto me parece muy desafortunado.

    En fin, sigo diciendo que cada uno es muy suyo de llevar el blog como quiera y cualquier cosa que influya sobre eso me resulta una mezquindad.

    Saludos cordiales Enrique y enhorabuena por el blog, nunca comento pero te visito de tanto en cuando.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados