Aviones y teléfonos móviles

ImagenLo comentábamos hace un mes, cuando yo relaté el paranoico espectáculo en el que una azafata me impedía usar una BlackBerry Pearl con la antena perfectamente apagada porque para ella, en su limitado conocimiento tecnológico, “era un teléfono”, mientras permitía utilizar cosas como una QTek o un Nokia 7710 porque “no lo eran”: esas creencias de que el uso de teléfonos móviles y aparatos electrónicos nunca sería posible porque ponía en peligro la seguridad del vuelo con sus horribles interferencias estaban tan sólidamente fundadas como aquellas otras de la Inglaterra victoriana en las que se afirmaba que las elevadas velocidades de los ferrocarriles sometían a los órganos del cuerpo a desplazamientos que provocarían la muerte del viajero entre horrorosos estertores y sufrimientos. Y lo peor, como me comentaba hace poco algún amigo, no es cuando la ignorante pero habitualmente educada azafata te pide que apagues un teléfono móvil ya de por sí apagado, sino cuando le da por hacerlo al pasajero neurótico que llevas al lado, que cree que el avión va a explotar en cuanto aprietes una tecla… En el fondo, todos los que en múltiples ocasiones nos hemos olvidado de apagar el teléfono móvil durante un vuelo sabíamos que no pasaba absolutamente nada.

Me envía Xavi Caballé una serie de vínculos referentes a las tendencias de la industria del transporte aéreo con respecto a la tecnología, sobre las que él mismo comenta en su blog (en catalán), en las que se ve como algunas aerolínesas, como Emirates, permitirán el uso de teléfonos móviles durante el vuelo a partir de Enero de 2007, y que, en total, se prevé que a finales de 2008, la mitad de las aerolíneas ofrecerán telefonía y conectividad. De hecho, Airbus se está planteando sustituir los claramente obsoletos letreros de “Prohibido fumar” (¿a quién se le va a ocurrir hoy en día encenderse un cigarro en un avión?) por otros en los que notifique la posibilidad de usar teléfonos móviles, que estarán permitidos salvo durante despegue y aterrizaje.

El problema, claramente, ya no vendrá del “mito de la interferencia asesina”, sino de algo mucho más pedestre: cómo sobrevivir en un avión en el que los pasajeros de alrededor se empeñan en deleitarte a voz en grito, como si la persona al otro lado tuviese que oírles sin necesidad de teléfono, con sus conversaciones sobre temas variopintos que sin duda alguna preferirías no oír. Me da que el llevar un aparato de música en el que al menos sea uno mismo el que pueda escoger el sonido de fondo se convertirá en norma de uso general…

 

ACTUALIZACIÓN (27/08/2014): Ya está hecho. Y no pasa nada. NA-DA. Pero algunos aún seguirán discutiendo :-)

18 comentarios

  • #001
    Javier Cuchí - 3 diciembre 2006 - 11:29

    Este tema de los móviles en el avión siempre me ha sorprendido un poco. Las interferencias puras y duras son imposibles porque las frecuencias aeronáuticas están un poco por debajo de la banda de los ‘dos metros’ (110.0 a 125.0 Mhz) en radio y rondan los 300 Mhz los demás aparatos (VOR, ILS, etc.), mientras que los móviles funcionan entre los 900 Mhz y -ya más frecuentemente- los 1.800 Mhz, que son, como se ve, frecuencias alejadísimas. El máximo riesgo podría ser el fenómeno del ‘acoplamiento de antena’ quizá no imposible pero sí muy difícil dada la distancia entre los pasajeros y las antenas de los sistemas -mayormente ubicados en la panza del aparato, aunque alguno hay en el techo-, y el aislamiento de todos. Además, hay métodos ya antiguos -que, además, se aplican- para aislar con seguridad la antena de un elemento vital para la aeronavegación o la comunicación por radio.

    Inicialmente también pusieron pegas a los ordenadores portátiles hasta que la razón obligó a permitirlos salvo en las maniobras de despegue y aproximación, lo que también es un poco excesivo, pero en estas maniobras toda precaución parecería poca.

    Yo creo que tras tanta prohibición y tanta limitación lo que se esconde más bien -aparte del recelo de las tripulaciones, que odian instintivamente el uso dentro de ‘su’ aeronave de aparatos que ellos no controlan- el estudio de la posibilidad de sacar tajada económica de este asunto, sobre todo en épocas en los que el ‘low cost’ aprieta fuerte y hay que obtener plusvalías de donde sea. Algo parecido, en sentido inverso, a lo que les pasó a los hoteles cuyo abuso -brutal, por cierto- en la tarifación de las llamadas telefónicas de sus clientes, se hundió rápidamente con la expansión del móvil.

    Es lo que tu dices con tanta frecuencia, Enrique: los modelos de negocio puestos en permanente revisión.

  • #002
    Frank - 3 diciembre 2006 - 11:49

    El tema de los moviles no es ya por interferencias con frecuencias aereas si no por las interfenciuas que podrian generar en lo cableados del avion. Se supone que esas interferencias podrian dar mensajes falsos de alarma o lecturas erroneas en cabina. Los cableados recorren todo el avion de modo que si todos los pasajeros usan el movil a la vez aumenta la supuesta probabilidad de errores de lectura.

    Es mas seguro volar sin cortauñas asesinos ? sin peligrosisimos perfumes ? No hay Aviacion Civil que de se “moje”. Sirve mas el “por si acaso”.

    Como anecdota, los pilotos de mi compañia vuelan con los moviles encendidos.

  • #003
    Etel - 3 diciembre 2006 - 12:15

    Hace unos meses, en un vuelo nacional, fui testigo de otra curiosa -cruzada- por parte de una azafata.

    En uno asiento cercano, había un niño usando una PSP como reproductor de MP3.

    La azafata le dijo, que si quería jugar, sin problemas, pero que no podía usarlo como reproductor MP3.

    ¿?

    Tuve que contener la risa.

  • #004
    Carlos - 3 diciembre 2006 - 13:08

    Contestando al razonamiento de que las frecuencias de la telefonía móvil están muy alejadas de las que normalmente se manejan (por ejemplo, para el ILS), el hecho de que la banda sea muy diferente no elimina el riesgo de que se produzca interferencia por la razón de que los sistemas de modulación/demodulación no son perfectos y señales fuera de banda podrían entrar en el sistema y mezclarse con las señales “legítimas”.

    Creo que a la hora de meternos en un avión cualquier precaución a ese respecto es poca.

  • #005
    Wicho - 3 diciembre 2006 - 13:10

    Es que ya desde hace algún tiempo se ha descubierto que el dinero tiene poderosas propiedades anti-interferencias:

    Dinero anti-interferencias
    Todo por la pasta

    Y ya se sabe que si hay pasta de por medio…

  • #006
    Gorki - 3 diciembre 2006 - 13:23

    Cualquiera que tenga un movil al lado del ordenador puede notar la interverencia en el PC de una llamada un poco antes de que suene.

    No se en que frecuencia funcionan el movil ni por qué se produce la interferencia, pero la interferencia es clara.

    Otra cosa es que sea peligrosa para un avión en vuelo. Supongo que de eso deben saber más los ingenieros aeronáuticos, que los expertos en informática.

  • #007
    LM - 3 diciembre 2006 - 14:07

    Pues claro qeu se producen interferencias, pero que es lo más que puede pasar… que un piloto observe variaciones en un parámetro de motor y realice un aterrizaje de emergencia… pues algo de emoción al tema.

    Y respecto a la demostración palpable-fisica de ‘yo alguna vez me lo he dejado encendido y no ha pasado nada’… pues claro, yo he hablado por el movil mientras conducía, he circulado a más de 220kmh, un par de veces a la ruleta rusa y aqui estoy escribiendo tonterías. El método científico vamos… no se para que se gasta tanto dinero en homologaciones y ensayos… le preparamos un modelo de noegocio y a correr.

    saludos,
    P.D.: MUy buen blog si señor… me engancho al rss ahora mismo.

  • #008
    Guillermo - 3 diciembre 2006 - 14:31

    …jeje, la semana pasada en un vuelo comercial nacional, la azafata me pidió que no usara el iPod porque “causaria interferencia con los equipos de avionica” y tal y que se yo. También pensé en la ignorancia supina del que los manda a hacer eso, aguanté la risa y lo guardé.

  • #009
    Ismael Valladolid Torres - 3 diciembre 2006 - 16:32

    No nos engañemos. En un vuelo internacional cualquiera, el problema no son las interferencias de los móviles ni de los reproductores MP3: Es el “Just for Laughs”.

  • #010
    jose luis portela - 3 diciembre 2006 - 16:38

    Hola

    Pues yo creo que es bueno no hablar por telefono en los aviones. Tampoco pasa nada por estar un ratito sin conexión y lo mejor NO TENER QUE AGUANTAR AL PESADO DE AL LADO HABLANDO POR EL MOVIL. Yo creo que es un tema de educación, en un sitio tan pequeño donde vas pegado al de al lado, es mejor no molestar

    saludos

  • #011
    pulpo - 3 diciembre 2006 - 17:16

    Apreciado E.Dans: Hace unos años viajaba hacia parís con mi antigua Zenith de fabricación rusa y jamás creo que podré tener en mi colección las instantáneas de los pirineos en un día despejado, hablo de fotografía convencional a la antigua usanza. Saludos

  • #012
    xavier caballe - 3 diciembre 2006 - 17:22

    lo que quitar el letrerito de ‘prohibido fumar’ me lo creo… pero también he visto el anuncio de alguna aerolinea que quiere volver a ofrecer ‘vuelos para fumadores’. Vuelos en los que, por descontado, no me verán el pelo ;)

  • #013
    Anónimo - 3 diciembre 2006 - 19:44

    no es por las interferencias que puedan causar.

    imaginaros a 200 personas en un avión, todas hablando a la vez por el móvil, y el avión llendo a 500 kilómetros por hora sobre españa. eso significaria que cada 5-10 segundos, 500 llamadas cambiarían de centralita a la vez.

    saturarían las centralitas ;)

  • #014
    Molusko - 22 junio 2007 - 12:54

    No tengo ni idea de porque se producen tales interferencias, pero fui testigo (y culpable) de un hecho curioso:

    Me dejé el móvil encendido por descuido en un vuelo corto. Cuando estábamos cerca del destino las azafatas pasaron y preguntaron a todos si teníamos móvil o algo electrónico encendido. Dije que no, pero lo apagué disimuladamente. Ya entonces me fijé en que tenía la pantalla completamente en blanco (cuando solía aparece el nombre de la compañía).
    Tuvimos que volver al aeropuerto de orígen, ya que en el destino (una isla) no disponían de medios para repararlo y no podría despegar. Al bajar se nos dijo que el altímetro estaba fallando. Mi móvil nunca más volvió a ser el mismo: estuvo días sin funcionar y luego siempre le salían caracteres extraños. Tengo que decir que se trata de un móvil bastante antiguo.

    Conozco algo de electrónica y sé que se trata de un suceso muy extraño. Especialmente que el aparato sufriera unos fallos “tan” grandes, que mi móvil también se estropeara y su posterior recuperación, como si de una enfermedad pasajera se tratase. Pero siendo consciente de ello no puedo dejar de pensar en la enorme casualidad q sería que todo estuviera inconexo. En definitiva, entendí porque se prohibía.

  • #015
    manu - 8 febrero 2008 - 00:41

    El altímetro “normal” es ajeno a las frecuencias en cuanto a su funcionamiento.
    Si ha coincidico, mala suerte: avión chungo con móvil viejo, pero nada que ver.
    Salvo que engañaran con la info.
    De todas formas, lo que me extraña a éstas alturas es que los ingenieros aeronáuticos no tengan en cuenta las interferencias en las bandas afectadas de los sitemas de navegación.
    Pero cómo se ha dicho por ahí, la segurirdad prima sobre todo. A pesar de que un mp3 o un portátil no emiten ninguna señal, son grandes receptores.
    Será que los aviones se controlan desde tierra por wi-fi? o blue tooth?
    Su GPS degraciadamente es muy sensible. Pero es más fácil prohibir todo, hasta que se aclare, que atender al niño con la PSP, o el adulto con la PDA.

  • #016
    PeTeR - 10 mayo 2008 - 11:48

    13: tu comentario es lo más absourdo que he leído. ¿Y que coño más les dará a los de los aviones que se saturen las centralitas, a ver? Es que no tiene sentido.

  • #017
    Marta - 17 agosto 2008 - 12:58

    Acabábamos de aterrizar y ya iba el avión caminando lento por el aeropuerto, cuando ya se empezaron a oir todos los tonos de NOKIA y sucedáneos, con el característico sonido de “encendido”. Yo iba en la última fila y justo detrás de esa fila estaba el azafato. Mi compañera de asiento encendió también su móvil, como la mitad de pasajeros y de repente oigo un enfurecido azafato que le echa una soberana bronca, eso sí, en un perfecto inglés, diciéndole que si hay unas normas es por algo, que a él le importa un bledo si no pueden acoplar bien la escalera y nos caemos todos, a causa de que no se haya podido por las interferencias de los móviles… yo estaba escuchando alucinada a medida que oía cómo su voz subía de tono, en un completo acto de psicosis total y absoluta…No entiendo qué tiene que ver el acoplamiento de la escalera con los móviles, la verdad…si alguien lo sabe que me lo explique.

    Nada, sólo quería contar esta anécdota… Un saludo!

  • #018
    Pere - 11 octubre 2011 - 22:27

    Los telefonos moviles en segun ciertas circunstancias si que pueden interferir en ciertos dispositivos, aunque las frecuencias sean diferentes los armonicos si que pueden hacer interferencia y es logico que por seguridad se prohiba su uso en los aviones

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados