La ley como arma de destrucción masiva

ImagenPor un lado, Universal lleva a juicio a MySpace por vulneración de la propiedad intelectual, pero no toca ni un pelo de la ropa a YouTube, con la que ha firmado previamente un acuerdo. Por otro, Microsoft firma un pacto de no agresión legal con Novell y empieza a retomar su dialéctica falaz del tipo “Linux se apropia indebidamente de nuestra propiedad intelectual“, intentando crear de facto un “Linux legalmente seguro” frente a otros que no lo son y que podrían presuntamente ser objeto de demandas.

¿Pero esto que es? ¿Es lícito emplear la ley como arma de destrucción masiva dentro de la competencia empresarial? ¿Puede un juez razonable aceptar el argumento de “denuncio a este porque hace una cosa, pero a este otro que hace exactamente lo mismo o peor no lo denuncio porque es mi amiguito”? ¿Será un uso falaz de la ley, una utilización indebida de la misma o fraude de ley, o será simplemente que la ley que se usa ya no es adecuada, ha perdido su sentido, y es preciso revisarla para evitar este tipo de abusos absurdos?

ACTUALIZACIÓN: Mientras escribo esta entrada, veo que el CEO de Novell, Ron Hovsepian, se desmarca completa y claramente de la actitud chulesca de Steve Ballmer en este sentido (vía Slashdot):

“No estamos de acuerdo con las afirmaciones hechas recientemente por Microsoft acerca de Linux y las patentes. Es importante reseñar que nuestro acuerdo con Microsoft no es en modo alguno un reconocimiento de que Linux viole ninguna propiedad intelectual de microsoft. Cuando firmamos el acuerdo de cooperación de patentes con Microsoft, Novell no afirmó ni admitió que Linux o alguna otro producto de Novell violasen las patentes de Microsoft”

Más claro, agua.

5 comentarios

  • #001
    LGA - 21 Noviembre 2006 - 09:59

    El principio de justicia rogada hace que una empresa pueda elegir contra quién se dirige, al menos en el ámbito civil; no sólo es lógico, sino que incluso resulta conveniente que cada uno pueda pactar con sus competidores o aliados un acuerdo extrajudicial para evitar pleitos y que acuda contra el resto de infractores o contra quien le interese estratégicamente.

    En la mayoría de procesos por vulneración de marcas, patentes y derechos de autor me encuentro este tipo de argumentos por parte de la defensa “es que hay 20 más que hacen lo mismo que yo” y la contestación del juez suele ser siempre la misma: Usted preocúpese por su defensa, que la actora ya decidirá a quién demanda.

    Cosa distinta es lo que yo opine sobre las normas que regulan la propiedad intelectual, pero eso es harina de otro costal…

  • #002
    ADM - 21 Noviembre 2006 - 12:50

    La ley, y más allá de la ley, la justicia penal, es algo que SIEMPRE se usa en el combate empresarial. Hay dos formas de ganar: en el mercado y en el juzgado. Hay consultorías americanas, afincadas en España, que cobran sólo por poner una querella y llamar acto seguido a los medios de comunicación para destruir la imagen de marca del oponente.

    El mundo real, que se llama.

  • #003
    LGA - 21 Noviembre 2006 - 15:22

    Te puedo asegurar que esas “consultorías americanas” de las que hablas no son las únicas que cometen este tipo de tropelías; yo trabajé unos cuantos años en una de estas consultoras en Barcelona y mis clientes sufrieron muchas más de las que iniciaron -ninguna, por cierto-.

    Yo no veo el problema en las leyes adjetivas -¿por qué no puedo demandar a quienes incumplen mis derechos reconocidos legalmente?- sino en algunas leyes sustantivas, como la LPI o el código penal.

    E.g. si no existiese el canon, nadie podría reclamármelo, y si me lo reclamasen, me alegraría porque me llevaría un buen pico en costas.

  • #004
    Jordi Sabaté - 21 Noviembre 2006 - 20:58

    Podrías citar también el caso de Adobe con Microsoft, que aunque tenga sus razones, viene a ser tan macarresco como los demás porque, al fin y al cabo, ¿por qué puede openoffice tener conversor a .PDF, o Google Docs, y no tenerlo Office 2007? Por mucho XPS que tenga incluido Microsoft.
    Saludos.

  • #005
    NoSoftwarePatents - 22 Noviembre 2006 - 15:35

    Estimado Jordi:
    No es que Adobe sea precisamente santo de mi devoción, pero
    Microsoft no puede seguir añadiendo nuevas características superfluas en su Sistema Operativo porque es culpable de prácticas monopolísticas segun varios tribunales internacionales. A ver si ahora resulta que nos agarramos a la legalidad para lo que nos interesa (patentes contra Linux) y para lo que no, como si no hubiese leyes.(todo lo demás)
    Microsoft controla el 90% de ordenadores de usuario del planeta y usa esta situación de predominio para acaparar otros mercados y desbancar a otras empresas y tecnologías que sobrevivirían perfectamente si hubiese más equidad en los sistemas de escritorio.
    Además el PDF es un estandar abierto ISO 19005:
    http://www.iso.org/iso/en/CatalogueDetailPage.CatalogueDetail?CSNUMBER=38920&scopelist=PROGRAMME
    funciona igual de bien o de mal en todos los sistemas operativos (Windows, MacOS, Linux, FreeBSD) y hay como muy bien apuntas varios programas capaces de generarlos y leerlos que no son propiedad de ni estan controlados por Adobe.
    Ahora veamos el caso del falso nuevo “estandar” que microsoft quiere hacernos tragar:
    ¿Crees que funcionará con algo que no sea Windows, no ya Windows, sino la última versión? Linux, etc: Olvidaos. Crees que Microsoft permitirá que lo use OpenOffice? ¿que salgan al mercado lectores de documentos de este tipo que no estén plagados de DRMs y puertas traseras?¿que no presionara por todos lados para que el estandar de facto deje fuera del mercado al estandar de iure?

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados