El síndrome del elevalunas

Mi columna de esta semana en Libertad Digital se titula “El síndrome del elevalunas“, y habla de las reacciones negativas de muchas personas ante la innovación, algo que vivo todos los días mucho más de lo que quisiera.

23 comentarios

  • #001
    Germán - 6 Septiembre 2006 - 21:39

    También deberíamos hacer un listado de las tecnologías que no han triunfado. El caso de la utilización de mensajes de voz en el coche, o mensajes de voz en los electrodomésticos. Quizás el hecho de que existan muchas propuestas fracasadas, o de escaso éxito, sea lo que alimenta ese escepticismo.
    Por otro lado, me has recordado el caso del metro de Bilbao; muchos pensábamos que era otra bilbainada más, y el éxito ha sido enorme.

  • #002
    Raúl - 6 Septiembre 2006 - 21:44

    No es por fastidiar, pero luddites es con dos “d” (de Ned Ludd)

  • #003
    Ottinger - 6 Septiembre 2006 - 21:49

    Interesantes síndrome y definición.

  • #004
    Enrique Dans - 6 Septiembre 2006 - 22:41

    Gracias, Raúl. Lo cambio rápidamente.

  • #005
    RBA - 6 Septiembre 2006 - 23:29

    ¿Quien ha dicho que los mensajes de voz en el coche hayan fracasado? Yo me las paso hablandole al coche todo el rato :-) Sobre todo para marcar un no. de telefono o decirle a donde quieres ir, es mucho mas comodo (y funciona sorprendentemente bien) que aporrear el tecladito en la pantalla.

  • #006
    Nerea - 7 Septiembre 2006 - 02:45

    Me ha gustado.

  • #007
    Atrus - 7 Septiembre 2006 - 09:07

    Si, es algo curioso lo de este sindrome. Yo lo veo hasta en la universidad. Pero me asalta una duda, es exclusivo este de nuestro pais o es algo comun a todos los mortales?

  • #008
    Carlos - 7 Septiembre 2006 - 09:21

    Muy interesante Enrique y con más trascendencia de lo que puede parecer a simple vista.De la lectura de tu artículo me asaltan dos preguntas: ¿qué relación tiene este síndrome en la bajísima productividad de la economía de nuestro país? y ¿ a quién afecta con más intensidad es a los que más poder de decisión tienen en la inversión tecnológica?.

  • #009
    Pablo - 7 Septiembre 2006 - 11:07

    Esto me lleva a recordar algo que ocurrió en el siglo XIX, cuando la irrupción del Tren. Prestigiosos científicos llegaron a decir que era aberrante, ya que, a una velocidad superior a 60 Km/h, las partículas del cuerpo humano tendían a desintegrarse.
    No sé si es leyenda urbana está anécdota..pero, si non e vero, e ben trovatto (o como demonios se escriba).

  • #010
    Gorki - 7 Septiembre 2006 - 11:38

    Creo que oponerse a cualquier cambio, es tan insensato como considerar que cualquier cambio es un avance.

    El único coche que queda con manivela, es una fregoneta Renault viejisima de mi hermana. Me contaba que un dia subió en la fregoneta un sobrino de otra hermana, que tiene 8 años y que nunca había visto una manivela para subir los cristales y se quedo enamorado de lo práctica que era la manivela, porque puedes regular exactamente cuanto quieres abrir el cristal.

    Recuerdo que hace unos años los coches de gama alta tenían un “ordenador a bordo” que podia darte datos como la velocidad media, el tiempo estimado del viaje y si necesitabas repostar combustible. Bueno pues ese “avance” demostró ser una chorrada y hoy nadie pide un coche con “ordenador a bordo” pero si con GPS.

  • #011
    josempelaez - 7 Septiembre 2006 - 12:07

    Sospecho que hay más coches utilitarios y compactos con “ordenador a bordo” de los que Gorki supone pero, yendo al punto de Enrique, me parece que lo de la inercia es algo muy serio y bien “embebido” en los genes de nuestra especie.
    Hoy no he podido dejar de acordarme de lo que decía el ingeniero de IT referido por Enrique hace poco: √?¬ęGoogle’s philosophy is that choice is always better than control. Tightly centralized control gets in the way of innovation.√?¬Ľ
    Creo que la sensación de sentirse al mando y la inercia/resistencia al cambio son muy humanas, pero también lo es el mirar al lado del monte cuando esquías, pero los que lo hacen bien miran hacia abajo… (es decir, hacia el futuro). ;)

  • #012
    stb - 7 Septiembre 2006 - 12:37

    Las tecnologías que triunfan son las que responden a un interés general, y consiguen adaptarse a los “skills” de esa población.
    Así, el móvil ha triunfado (sólo para voz) porque el interfaz era conocido: teclas con números; pero debeis recordar lo que costó que los mayores aprendieran que la tecla roja era para colgar y la verde para marcar. Incluso les sorprendió que, al pulsar la tecla de marcar, no sonaba el pitido “de toda la vida”.
    Esto ya lo teníamos desde el MoviLine; después vino el GSM, el GPRS, el UMTS… Y el ARPU de las operadoras sigue siendo casi 90% la voz. En todos estos años han intentado introducir muchos avances, pero pocos son de la categoría “elevalunas” (cosas útiles de verdad que cualquiera sabe aprovechar).

  • #013
    Juan Carlos - 7 Septiembre 2006 - 13:05

    Yo no quiero que se me encuadre entre los “apocalípticos” de la tecnología, porque los tengo que sufrir, y mucho, en mi entorno inmediato, pero tengo que decir que he tenido que sufrir en mis carnes esas desventajas del elevalunas que predicaban los escépticos. Mi coche, en el plazo de cinco años, ha sufrido tres averías en el elevalunas de la ventanilla del conductor. En alguna ocasión, la reparación ha sido rápida y sencilla. Pero en otra la ventanilla bajada me obligó a tener que cubrirla con un plástico para evitar la lluvia (estaba de vacaciones en Cantabria) mientras el taller de turno me encontraba un hueco para reparármela. Ah, y en cuanto al precio de las reparaciones, no, no es demasiado caro, unos ciento cincuenta euros.
    Dicho todo esto, sí, lo cierto es que también yo tengo que bregar con la molestia de los aquejados por el “sindrome del elevalunas”, aunque como comprendereis, no puedo emplear el simil cuando discuto con ellos sobre los beneficios de cualquier tecnología.

  • #014
    zinkiki - 7 Septiembre 2006 - 15:02

    … realmente la pereza del hombre no conoce límites.

    Al principio el elevalunas eléctrico parecía un capricho para vagos, y ahora te joden los elevalunas en los que tienes que mantener pulsado el botón y que de un solo toque no suban o bajen la ventanilla del tirón.

    zinkiki

  • #015
    delibertadnada - 7 Septiembre 2006 - 23:12

    ¿Podrías, Enrique, duplicar la columna aquí?
    No seré yo quien le dé un solo click a una web vinculada al Losantos.

    Si no puede ser, prefiero quedarme sin saber de que va la columna.

  • #016
    Enrique Dans - 7 Septiembre 2006 - 23:31

    No, no puedo. Es una cuestión de justicia: Libertad Digital me ofrece un espacio para escribir, y lo publica en su página. Si yo lo republico aquí, estaría quitándole visitas a la suya, lo que no sería en absoluto de recibo. Con los medios en papel, previa autorización, sí lo hago, y aún así, suelo hacerlo al día siguiente de la publicación. Pero con un medio exclusivamente online, entiende que no tendría ninguna lógica hacer algo así…

  • #017
    Alex - 8 Septiembre 2006 - 00:54

    Este es un tema del que se puede profundizar mucho, en algunas empresas existe la figura del change manager. De hecho mi trabajo es justamente ese y claro tenia que opinar. Haciendo memoria , en el entorno multirracial de la compañía puedo afirmar que la reticencia al cambio tiene mucho que ver con el carácter de la persona y no con su nivel de inteligencia (y mas variables), y también tengo claro que es un rasgo muy Europeo, no solo Español . Leí hace poco y no recuerdo donde alguien que decía que mas importante que las innovaciones tecnológicas son las relaciones entre las personas ante los avances. De hecho que sentido tiene incorporar mejoras si nadie las quiere adoptar… Yo siempre incorporo los cambios tratando a los demás con la máxima consideración , vamos la gente no es tonta y si atisba que el cambio también incorpora problemas se van a cerrar en redondo a aceptarlo (a quien se le ocurriria comprar hoy un robot para limpiar los suelos? , pero de aquí a 10 años? …

  • #018
    BenGrimm - 8 Septiembre 2006 - 14:20

    Tienes razon por un lado, Enrique, pero por otro lado no me queda mas remedio que quitártela. Si bien tienes toda la razon en que los coches de hoy día tienen el elevalunas electricos casi en su totalidad, tambien es cierto que los primeros elevalunas fallaban mas que una escopeta de feria.

    Por otro lado, TODOS los elevalunas de los VW Golf de la serie IV, y supongo que algunos de otros modelos de VW, Seat, Audi y Skoda tienen un fallo de diseño que hace que una pequeña pieza de plástico se rompa, rompiedo tambien uno de los tirantes metálicos y obligando a pasar por el taller a solucionarlo. Eso pasa con TODOS los Golf de esa serie. VW vende una pieza de sustitución similar pero de construcción metálica. Eso si, la sustitución la tienes que abonar tú si está fuera de garantía. Y creeme, es cara, a no ser que hagas como hicimos mi hermano y yo, que desmontamos la puerta y lo arreglamos nosotros mismos.

    Puede parecer por mi comentario que estoy en contra del elevalunas, cuando no es así. Es mas, el elevalunas que mas me gusta del coche es el de la puerta del acompañante, porque me permite hablar con un peatón que vaya por la acera o con otro conductor sin tener que bajarme del coche. Pero los avances y las mejoras demuestran su importancia cuando están plenamente desarrollados y sus fallos son mínimos.

    Tambien puedo mencionar que la mayoría de las piezas de repuesto de los automóviles actuales valen un ojo de la cara y precisan ademas que se le meta el ordenador al coche para que las “dé de alta” en el sistema (36, 40 o 50 euros mas así, “by the face”). O de ciertos rumores que he oido sobre que si le cambias tu el aceite a tu BMW, en cuanto se pasa un n√?¬ļ determinado de kilómetros desde el tope del cambio de aceite te va reduciendo las rpm maximas del motor para “no dañartelo por el aceite pasado de uso” y tienes que ir a la BMW a pasar por la maquinita (y por caja) para que tu coche funcione en condiciones (fuente: http://www.forosmart.com/modules.php?name=Forums&file=viewtopic&t=2893 )

  • #019
    Ivano - 8 Septiembre 2006 - 20:45

    Os cuento una que no tiene desperdicio.Mi oficio esta relacionado con las calderas de gas domesticas , de las cuales muchos de nosotros tenemos una en casa para calentarnos. debeis saber que existen principalmente dos tipos de calderas , atmosfericas y estancas. Las atmosfericas son tecnologia pasada y meno segura sin embargo la estanca es totalmente segura. Ahora bien cuando hay que hacer un cambio de caldera observando las nuevas exigencias de seguridad hay muchos instaladores y hasta usuarios que puentean el chip revelador de monoxido que bloquee la caldera (de tipo atmosferico )para asi no tener que complicarse con la instalacion de una caldera estanca , mas segura (porque la combustion se realiza en el exterior de la vivienda) pero con unas exigencias de instalacion de la salida de humos un poco mas costosa y compleja.
    Asi que por pereza y inconciencia hay muchas personas que emplean tecnologia antigua en detrimento de una nueva y repito totalmente segura.
    Asi que Enrique , creo que ademas de resistencia psicologica al cambio es tambien cuestion de pereza y inconciencia de algunos.
    saludos y permitirme aconsejaros cambiar vuestra caldera atmosferica por una de tipo estanco.
    Un saludo

  • #020
    Diohbioh - 9 Septiembre 2006 - 16:37

    El caso del elevalunas es bueno, e ilustra la resistencia al cambio. Pero hay una explicación para esa inercia del comportamiento humano. Y es que sabemos que en todo cambio hay un riesgo, y somos aversos al riesgo.

    Sí, es verdad, los elevalunas llegaron y se instalaron. Pero hay cientos de artilugios que supusieron el mismo avance tecnológico que el elevalunas y se han quedado en el olvido. Por ejemplo, el sistema que Renault introdujo en el R-25 y que era una señora dando instrucciones habladas respecto al estado del coche.

    Cuando yo compré mi coche actual, tuve que volver TRES veces al concesionario en una semana porque una tecnología fantástica como son los captadores de presión de los neumáticos no funcionaban y, además, desinflaban las ruedas poco a poco. Cada dos días al taller.

    Por otro lado, esos captadores hacen que revise mucho menos la presión de los neumáticos pero a posteriori he descubierto que sólo detectan variaciones superiores al 20% aproximadamente, con lo que me he tirado 10.000km con las ruedas un poco flojas de presión. Los neumáticos duraron 30.000km en vez de 50.000.

    En definitiva, que las innovaciones tecnológicas suponen un riesgo puesto que, cuando se introducen en el mercado, debe pasar un tiempo hasta que se comprueba su eficacia. Y, por eso, la mayor parte de las personas somos reticentes a adoptar tecnologías desconocidas.

    Recomiendo encarecidamente: The Diffusion of Innovations (1962). Everett Rogers. The Free Press.

    http://en.wikipedia.org/wiki/Diffusion_of_innovations
    http://en.wikipedia.org/wiki/Everett_Rogers

  • #021
    Enrique Dans - 9 Septiembre 2006 - 16:49

    Rogers es, efectivamente, el auténtico profeta de dios en la tierra en temas de difusión de innovaciones. La característica curva sigmoidea que todo el mundo utiliza es cosa suya. Un verdadero clásico muy, muy recomendable.

  • #022
    danitool - 9 Septiembre 2006 - 16:52

    no es oro todo lo que reluce, y a veces se implantan tecnologías de peor calidad, el mercado a veces manda y no el que la tecnología sea mejor o peor, más avanzada o más atrasada (esto solo en la línea del tiempo), la creencia de que todo lo nuevo es mejor, o que todo lo antiguo es mejor, es más bien algo subjetivo y que tiene que ver con la inercia de quedarse uno cómodamnte donde está y en el otro caso de seguir la moda.

    Voy a poner el ejemplo del móvil, el cual vemos como ha evolucionado mucho, sin embargo estas nuevas pantallas LCD a color tan maravillosas son peores que las de blanco y negro en ciertos sentidos, uno saca a la luz del día un móvil con pantalla a color y no ve absolutamente nada (no creo que sea una apreciación subjetiva, o tal vez el síndrome del elevalunas me ha cegado la visión). Cuando se usa un móvil de gama baja ligero únicamente para recibir y hacer llamadas, esto más que un avance es un atraso y una incomodidad.

    El síndrome del elevalunas es muy acertado, pero no hay que olvidar de que no todo lo que reluce es oro a pesar de que ciertas tecnologías se impongan.

    un saludo

  • #023
    Elevalunas Ecléctico - 12 Febrero 2010 - 18:33

    ¬°Oh! Creo que me han descubierto.
    (Lo malo es que el artículo está escrito en 2006 y yo lo leo en 2010, me descubrieron antes de nacer)

Dejar un Comentario

Los comentarios est√°n cerrados