AOL y la evolución

ImagenCuando en clase quiero hablar de la evolución de los modelos de negocio, un tema que siempre desata mucha y muy interesante discusión, tengo una serie de diapositivas en las que intento ilustrar, en modo “taxonomía pseudohistórica”, como éstos han ido pasando desde los primeros, consistentes en el cobro por el acceso a la red y por una serie de contenidos cerrados en modo “bundling” (lote), a otro como la publicidad, el comercio electrónico sensu stricto, el comercio electrónico instrumental, etc. La clase suele salir muy bien, porque aún existen empresas en las que queda un poco de cada cosa, y se visualiza muy bien una evolución para la que, por supuesto y como debe ser, el final permanece completamente abierto.

AOL es uno de los ejemplos utilizados para explicar esa primera parte, esa prehistoria de la red. En sus primeros tiempos, AOL (o CompuServe, a donde pertenece la mayoría de mi experiencia) no eran ni siquiera Internet, sino redes cerradas basadas en estándares propietarios que cobraban en función del tiempo que el usuario pasaba conectado a ellas y del consumo de determinados contenidos o servicios, que podían ser basic o premium. Con la aparición y pujanza de Internet como red abierta y la creciente competencia en ISPs, este tipo de modelos “de taxímetro” perdieron completamente su atractivo, y AOL evolucionó hacia una tarifa plana, un all you can eat de $25.90 que cautivó, en su momento álgido, a mediados de los noventa, hasta un total de treinta millones de estadounidenses. En Estados Unidos era casi imposible pasar un par de días sin cruzarse con un CD de AOL, literalmente inundaron todo con sus CDs. Al instalarlos, configuraban el acceso telefónico, y llevaban al usuario a una Internet “de juguete”, en la que teóricamente podía hacer lo que quisiera sin peligro, porque estaba dentro de los protectores muros de AOL. Si quería salir al World Wild West, podía hacerlo, pero al principio recibía un warning en rojo a toda pantalla advirtiéndole de la peligrosidad de su acción y de que había “una jungla ahí afuera”… Por supuesto, los temores iniciales se fueron calmando, y AOL ha sido para muchos estadounidenses, la única forma de usar Internet que conocen. Sin embargo, desde ese pico de treinta millones, la caída en usuarios ha llegado ya a menos de dieciocho, con bajas de 976.000 personas sólo en el primer trimestre de 2006. Una indicación clara de que el modelo mostraba síntomas de profunda caducidad. Claramente, AOL sigue viviendo el la Internet del siglo XX, en donde cosas como un catálogo tenían todo el sentido del mundo.

Posiblemente el fichaje de Jason Calacanis haya tenido mucho que ver con esos intentos por revivir una marca ligada al acceso telefónico y al pago por suscripción. Hoy (C|Net, Slashdot), AOL anuncia precisamente el fin de su modelo cerrado “sólo para suscriptores”, y afirma que intentará buscar un modelo basado en la generación de ingresos publicitarios.

“This is the next logical step for AOL to capitalize further on the explosive rise in broadband usage and online advertising”

La transición se completará en Septiembre, y significará que AOL seguirá ofreciendo sus servicios de dial-up (si dieciocho millones de estadounidenses son felices pagando $25.90 al mes por un acceso telefónico a Internet, echarlos no tendría demasiado sentido), aunque de manera mucho menos agresiva, y que ofrecerá de manera gratuita todos los servicios que antes la hicieron populares entre sus suscriptores: e-mail, mensajería instantánea, un número de teléfono local con llamadas entrantes ilimitadas, y prestaciones de seguridad. El movimiento acerca mucho más a AOL a modelos como el de Yahoo!, con quien pasará a competir en su oferta de contenidos y comunicaciones gratuitas.

A pesar de la contínua caída de suscriptores, AOL ha visto como sus ingresos por publicidad continuaban creciendo (un 40% en el primer trimestre del año), en gran medida debido al acuerdo con Google que le permitió salpimentar con publicidad contextual todos sus contenidos. Pero triunfar con ese modelo, lógicamente, implica eliminar todas las barreras posibles y poner el contenido delante de cuantos más pares de ojos, mejor. El paso de AOL, por tanto, parece completamente coherente. Eso sí, sin duda, con unos cuaaaaantos años de retraso.

ACTUALIZACIÓN: Además de cambiar de modelo de negocio, AOL acaba de anunciar que envía de un plumazo a cinco mil trabajadores a la calle.

7 comentarios

  • #001
    Richard - 3 agosto 2006 - 13:56

    Better late than never

  • #002
    Ernesto - 3 agosto 2006 - 15:07

    Interesante, pero eso depende de las realidades.

    Lamentablemente en Peru no se ha salido completamente de las realidades del dial-up (RCP y CPIs originalmente basados en Infovia, estos luegos fueron comprados por Terra) para dar el salto a los servicios de banda ancha, quedando solo las cabinas como alternativa de uso masivo.

    Ironicamente cuando en la RCP se trato de ir mas alla del modelo de proveedor de conexion y apostar por el valor agregado caimos arrastrados a una mezcla de mala gestion y crisis dotcom. Esos pasos de expansion deben hacerse con vision clara que si no…

  • #003
    Anonymous Rider - 3 agosto 2006 - 15:28

    Enrique, no entiendo cuál es la falla de cobrarle a 30 millones de personas U$s 30. ¿No fue desde el punto de vista estrictamente empresarialun buen negocio? ¿No sigue siendo con 18 millones d esuscriptores? ¿Acaso esa gente no constituye un “nicho” bien definido?

    Mis 2 centavos.-

  • #004
    Enrique Dans - 3 agosto 2006 - 15:49

    Ningún fallo, y así lo digo. El problema viene del denominado “lucro cesante”: si crees que realmente tu negocio y tu crecimiento va a venir de un modelo tan claramente descendente. Cada mes, habrá menos personas dispuestas a pagar esa cantidad por ese tipo de acceso, y por tanto AOL, que debería ver venir estas cosas muy bien, debería haberse puesto las pilas hace mucho tiempo y haber iniciado cambios mucho antes.

  • #005
    Gorki - 3 agosto 2006 - 17:39

    Echo en falta hablar de su matrimonio de conveniencia con TimeWarner (yo pomgo los expectadores y tu el espectáculo), que en su momento dio lugar a la formación de la empresa de más valor de la historia y como estuvieron en un tris del fracaso total.

    La historia de AOL y de Internet, me recuerda la diferencia de la gabadería y la evolución natural de las especies. A corto plazo un ganadero, mediante la seleccion de características del ganado. eligiendo los sementales, llega a producir un ganado altamente rentable, mientras que la seleccion natural parece que pierde el tiempo. Pero a largo plazo la seleccion natural encuentra siemprre el mejor camino y el ganadero cres una raza cada vez mas enfermiza y delicada que al final hay que sacrificar por no ser rentable.

  • #006
    Vincent Ferrari - 3 agosto 2006 - 18:13

    Ooppssss, I’ve just cancelled my account…maybe that guy was rigth when he told me “some day when you calmed down you√?¬?re gonna realize that all I was trying to do was help you…. and it was actually in your best interest to listen to me”

    How right he was!

    :-)

  • #007
    Enrique Dans - 3 agosto 2006 - 23:54

    Beltrán, eres un cachondo… ;-)

Dejar un Comentario

Los comentarios est√°n cerrados