Global Communities MBA

ImagenAyer sábado, a las once de la mañana, tuve mi primera sesión con el Global Communities MBA. Para esta primera, y posiblemente para la segunda, aún me acercaré al Instituto de Empresa para dar la clase, pero la idea es que en cuanto mi familiaridad con la herramienta sea suficiente, las dé tranquilamente desde mi casa o desde cualquier lugar con una buena conexión y una cámara de calidad. La diferencia con un MBA online de los que llevo varios años impartiendo (con resultados para mí impresionantemente buenos, algo de lo que he hablado en otras ocasiones) viene, aparte de por el nivel de experiencia de los alumnos, de la metodología empleada: lo que en el International Executive MBA son sesiones de foro en las que se desarrolla un constante e hiperactivo intercambio de mensajes, y un wrap-up final en el que en algunas ocasiones se incluye una presentación que el alumno ve en modo asíncrono, en el GCMBA se suplementa con verdaderas conferencias online mediante Breeze, algo que había probado ya en modo conferencia, pero no en modo clase. La diferencia radica, lógicamente, en el nivel de interactividad: un alumno en una clase no espera una conferencia – y al ser la primera, algo de “exceso de conferencia” creo que se me fue – sino una sesión interactiva, en la que el profesor pregunte y pinche la cámara de cualquier alumno, pida voluntarios, interactúe en el chat a la vez que habla, o use encuestas en tiempo real para ver opiniones de la clase.

La herramienta dispone de ventanas denominadas pods, que se convierten en contenedoras de objetos de todo tipo. En un momento dado, tienes el pod en el que está situada tu cámara y al que subes la cámara de un alumno o alumnos cuando les das la palabra (algo en lo que me ayudaban mis queridas Regina y Paloma, que andaban al quite por si me liaba con tantas posibilidades), otro pod con tu presentación, otro con el chat, otro – en mi caso – con vídeos, algunas encuestas preparadas y una sesión de navegación compartida por si quieres ilustrar algo con un ejemplo. Como host de la sesión, puedes ir decidiendo que pods compartes en cada momento. Por ejemplo, puedes parar tu presentación, pasar a un vídeo (ni Flash permite la inserción de vídeos en las presentaciones, ni PowerPoint la integración del formato .flv, de ahí que haya que situar vídeo y presentación en pods diferentes… si ambos fueran software libre, este problema no existiría :-) y tras el vídeo, preguntar a la clase que opina mediante una poll preparada anteriormente o en el momento. La verdad es que la herramienta es bastante potente, aunque tiene puntos manifiestamente mejorables y un consumo de ancho de banda en el host muy elevado.

La verdad es que la experiencia me ha parecido interesante. Por lo que me cuentan personas que ya han desarrollado más sesiones con la herramienta, la curva de experiencia es dramáticamente eficiente, de manera que en poco tiempo te mueves entre las pods y las diferentes opciones de interactividad como Pedro por su casa. Hay una tableta digitalizadora que se puede usar como encerado, y que me quedé con ganas de probar, y múltiples opciones más con las que quiero hacer la prueba. En cualquier caso, encender la cámara a las 11:00AM hora de Madrid y saber que tienes a treinta personas en todos los sitios del mundo, cada uno en su huso horario, metidos en una clase virtual y conversando en tiempo real, es una de esas sensaciones que te dices a ti mismo que si te hubiesen contado hace unos pocos años, habrías mirado a tu interlocutor con cara de “pero tú… ¿de que vas?”. Y lo de los diferentes países no lo digo ni mucho menos por decir… tengo alumnos en (voy a ver la orla) Hawaii, Jeddah (Arabia Saudi), Londres, Hamburgo, Barcelona, Hong Kong, Trondheim (Noruega), Moscú, Mumbai (India), Munich, múltiples sitios de Estados Unidos, Singapur, Madrid, West Yorkshire (UK), Zurich, Tsjobaden (Suecia), Stellenbosch (Sudáfrica) y hasta en las Islas Vírgenes…

Una clase “de verdad”, con interacción verdaderamente bidireccional, y con personas situadas en veintitantos puntos del globo. Hay días en los que verdaderamente te das cuenta de que hoy las ciencias adelantan que es una barbaridad…

11 comentarios

  • #001
    Greg - 25 junio 2006 - 13:35

    Y eso que por ahora, tanto el profe como los alumnos han de estar frente a un tocho informático más o menos lleno de cables en casa o en la oficina. Porque pronto aparecerán los beach pulpils :-) con tablet, Wi-Fi y iSight. También es probable que les sigan algunos beach teatcher :-). Ya no hablarás entonces de trabajo desde casa sino de vacaciones continuas con interrupción para dar clase: “Cariño, iremos a las pirámides por la tarde que ahora tengo que dar clase”.

    Medias coñas aparte, el buen profesor de hoy en día ya no puede ser sólo una enciclopedia con patas y mayor o menor calidad pedagógica sino que también se ha de volver bastante geek. Pero ocurre que este tipo de dominio es de los que suelen requerir cualidades personales y no profesionales (interés por las nuevas tecnologías) con lo cual es bastante probable que se crea un abismo entre unos cuantos profesores a la vez altamente competentes & tecnológicos y los demás no high-tec y/o no high-competence ;-).

    Pero todo tiene solución: bienvenida sea la nueva profesión de “auxiliar tecnológico del profe”. Algunos alumnos espabilados ya pueden empezar a ganarse unos euros – para pagarse los estudios en el I.E. ;-) – preparando apuntes/clases high-tec para sus profes. Incluso darles clases: el enseñado enseñante.

  • #002
    Diego - 25 junio 2006 - 16:00

    ¿”[…] la curva de experiencia es dramáticamente eficiente […]”? ¿Dramáticamente eficiente? ¿Una eficiencia como para echarse a llorar? Las malas traducciones sí que son dramáticas, o más bien trágicas, o incluso tragicómicas. Ésta está muy extendida. Cuando traduzcas “dramatically” como “dramáticamente” y suene rematadamente absurdo, prueba, según el contexto, con “extraordinariamente”, “espectacularmente” o “drásticamente”. Casi siempre acertarás.

  • #003
    Peanut - 25 junio 2006 - 21:51

    Llegas con unos años de retraso al el tema, sobre todo cuando en España fuimos pioneros en ese asunto. …para una vez…:)

    http://isabel.dit.upm.es/index.php?option=com_content&task=view&id=16&Itemid=34

    Admito que yo lo empecé a seguir en el 96…

  • #004
    Gorki - 25 junio 2006 - 22:07

    Y que tal volver a Galicia, ¿que te va a retener en Madrid?

  • #005
    Zach Skyles Owens - 27 junio 2006 - 02:08

    Como uno de los estudiantes en este clase… puedo decir que la experiencia es bastante rica.

  • #006
    Enrique Dans - 27 junio 2006 - 05:53

    Hola Zach!! Qué bueno verte por aquí! Creo que debes ser mi primer lector desde Hawaii, qué envidia!! :-)

  • #007
    RBA - 27 junio 2006 - 07:01

    Bueno Enrique, yo te he leído estando en Hawaii, en Kawai concretamente, hace como un año, y me parece que pronto va a volver a suceder de nuevo, jeje…

    Creo que aquella vez hasta te dejé un comentario por aquí, aunque entonces creo que todavía estaba usando lo de Pasajero de la Red :-)

    Osea que tu primero lector de Hawaii no soy, desafortunadamente (digo desafortunadamente por lo que significaría serlo), pero desde Hawaii me voy a autocolocar el título mientras no salga otro que se me haya adelantado :-)

  • #008
    Natalia Manso - 21 julio 2006 - 10:29

    Estoy de acuerdo con Zach, como estudiante del Global Communities debo decir que es una experiencia fascinante. Yo soy Química, de las que se quedó en la tecnología de los matraces y las destilaciones… sin embargo, siempre he tenido esa sensación del Teniente Mulder: “La verdad está ahí fuera”. Y ahí está, esa “verdad” toma forma de una camarita que me permite sentir a 30 compañeros como colegas y a muchos como amigos….
    He trabajado con este grupo online. Cuando nosreunimos en persona, 3 meses más tarde, fue increible pero en sólo unos minutos, ya me sentí como en casa, realmente eran “mis compañeros”. La mayoría se ajustaba al perfil que había ido imaginando después de tantos trabajos, emails, skype…. ¡no eramos desconocidos!. El nivel de interacción no sólo profesional sino personal es mucho más profundo y sincero de lo que nunca hubiera imaginado…
    Y aquí estoy, escribiendo en un Blog por primera vez en mi vida… creo que ya no hay marcha atrás….
    Natalia

    Pd: no os fieis de ese tal Dans, en clase nos recomienda tomar píldoras…. :-)

  • #009
    Natalia Manso - 21 julio 2006 - 12:02

    Por otro lado, la flexibilidad que te permite este programa es infinita… puedes ir dónde quieras, allí donde haya una conexión a internet podrás continuar tu MBA.. esto es muy importante para la gente que viajamos o cambiamos de residencia a lo largo del curso. Yo lo comencé en España, ahora lo continúo desde Suiza y quién sabe si dentro de unos meses me iré a otro país. Esa libertad de movimiento te permite ser ciudadano del mundo. Será interesante ver qué ocurrirá con este programa en 5 años, yo le auguro un éxito rotundo…

  • #010
    Enrique Dans - 21 julio 2006 - 12:03

    Un gusto leerte aquí también, Natalia… :-)

  • #011
    Natalia Manso - 13 agosto 2006 - 09:39

    No es por dar envidia :-) pero he estado de luna de miel el Hawai y he visto allí a Zach…Tengo compañeros del Global Communities MBA repartidos por 18 países así que es una maravilla viajar a cualquier parte del mundo y tener un amigo local!!

    Aloha
    Natalia

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados