“Política sin ciudadanos”, en Libertad Digital

Mi columna de esta semana en Libertad Digital se titula “Política sin ciudadanos“, y pretende reflejar lo que ocurre en el escenario político actual – en modo genérico, sin referirme expresamente a ningún gobierno o país en concreto – con la desconexión imperante entre los políticos y los ciudadanos. En mi opinión, es un reflejo que proviene de la adopción mal entendida de determinadas técnicas del mundo de la empresa y del área de marketing en particular al escenario político, lo que conlleva un desarrollo de “la política como producto a posicionar”, en lugar de su primigenia función participativa. Sólo en un entorno así cabe pensar, por ejemplo, que un lobby determinado podría, a cambio de financiar la campaña de un político, obtener posteriormente favores en la adaptación o desarrollo de determinadas leyes a favor de sus intereses. Sólo en un escenario así puede un gobierno montar una pantomima de comisión de estudio sobre el tema de los derechos de autor en la que no están representados los ciudadanos, y pasarla por el parlamento rápidamente para que entre en vigor algo que saben que está marcadamente en contra del interés general y que la mayoría de los ciudadanos abominan por los contrasentidos que contiene.

La columna está levemente basada en temas comentados en mi charla del pasado domingo en Santiago de Compostela.

15 comentarios

  • #001
    JodyDito - 30 marzo 2006 - 00:36

    Si, he leído tu columna en “Libertad Digital”…llena de sentído comun, de hechos verídicos y de soluciones muy probables.
    Pero…y siempre hay un pero, creo, en mi humilde opinión que se llega tarde, ese tren que mencionas acaba de salir de la estación, ¿rumbo?…pues pienso que rumbo al desastre. No, los ciudadanos estamos, no sé a causa de que mala arte, adormilados, drogados, anestesiados, estamos mirándo a no sé donde. Cualquiera que se preocupe de mirar un poco lo que está pasando en la política, verá que es algo así como una pesadilla nocturna con sudores frios incluídos. Es difícil de creer lo que está pasando. No puedo dar crédito a esa entrevista entre los dos principales líderes políticos, a la ¿tregua?, a lo que dice ZP, a la oposición…es algo que deja al ciudadano petrificado, y ¿la justicia?…
    Creo que todas tus ideas, actualmente, han dejado de tener sentído, vivimos el comienzo de algo que con el tiempo será el punto de partida donde se hayan de situar los historiadores para hablar de lo que un día fue España y lo que pudo haber llegado a ser, pero dejo de existir.
    Es más, pienso que a los ciudadanos de hoy en día en España, yo, se nos juzgará con la misma vara de medir que nosotros juzgamos a los ciudadanos del periodo 1935-1942 en Alemania.

    ¿Donde esta la dignidad de ser ciudadano de pleno derecho en un país gobernado por incompetentes?

  • #002
    Jose Miguel - 30 marzo 2006 - 00:36

    A las barricadas. Lo de ser educados debe acabar. Hay que reaccionar con firmeza. Chuparnos las pollas y darnos la razón a nosotros mismos, comentario tras comentario debe acabar. Porque nos sentimos enardecidos, apoyados, alimentamos nuestro abundante ego. Pero conseguimos una mierda.

    Hay que pelear esto de otra manera, diferente a la DE APORREAR UN TECLADO.

  • #003
    Randle P. McMurphy - 30 marzo 2006 - 00:54

    Estoy muy de acuerdo con lo que señalas. El nivel político está por lo suelos y hace falta hacer algo ya. Un cambio que creo que podría ayudar a una política más cercana son las listas abiertas, en las que el orden de los candidatos de un partido lo definen los votantes.

    Hace unos días empecé un blog para discutir sobre listas abiertas. La idea es llegar a una propuesta y luego lanzar una campaña de comunicación y recogida de firmas. El sistema electoral no puede cambiarse por iniciativa legislativa popular, pero quizá con el sufiente ruido algo se pueda hacer. Aún está muy verde, pero agradeceré las aportaciones de cualquier tipo.

    http://listasabiertas.wordpress.com

  • #004
    Elbier Minks - 30 marzo 2006 - 06:55

    Enrique,

    Creo q en la blogfera tenemos el problema de la endogamia, y tenemos tendencia a pensar que lo que ocurre en la blogfera es el reflejo de la sociedad.

    Pero es un error. En la calle no hay una oposición a la nueva ley, por que ni siquiera se tiene el conocimiento de que se estaba debatiendo en las Cortes.

    En cuanto a que los políticos no representan a la sociedad es una perogrullada. ¿Acaso no es del dominio público que “los políticos sólo se fijan en nosotros cuando son las elecciones”?

  • #005
    jose m pelaez - 30 marzo 2006 - 08:37

    Si la política va copiando ciertas ‘técnicas de comunicación’ (¿manipulación?) con un retardo, y algunas empresas (empleados y directivos) van entrando en la dinámica conversacional, creo que hay esperanza… Mi pequeña contribución está siendo el animar a mis amigos y familiares a que se conecten más y mejor. Si los cuidadanos y consumidores vamos aprendiendo, entonces los empresarios y políticos tendrán también que hacerlo, ¿o no?

  • #006
    Anonimo - 30 marzo 2006 - 08:40

    Si por lobby te refieres a la $$$$ del impuesto revolucionario, esperate a lo que se nos avecina. Por ahora han llegado a otro acuerdo con asimelec (parece que no escarmentaron del último) para crear un registro de las torres de grabadoras. Si por ahora consiguen leyes a su medida, al ritmo que estan creciendo dentro de poco pondran poner y quitar a los gobernantes que estimen oportunos.

  • #007
    Daniel - 30 marzo 2006 - 11:33

    Son como el lobby del armamento en EEUU.

    Aplaudo la decisión de listas abiertas, mira lo que está pasando en Marbella, alguién se cree que en su ayuntamiento no ha pasado nada parecido??

  • #008
    febles - 30 marzo 2006 - 14:10

    Saludos Enrique y comentaristas!

    En lo referente a tu artículo, creo que planteas algo que es de sentido común pero que obviamente está fuera de lugar en el panorama actual: la realimentación(feedback). Cualquier persona al realizar una acción por primera vez obtiene un resultado de la operación, valora la bondad del mismo a través de un torrente de sistemas de información y busca sistemas de mejora para la corrección del error.
    Sin embargo en el panorama político no creo que se busque hacer las cosas bien; creo que lo que se pretende es asegurarse de poner en funcionamiento la estrategia más correcta para asegurarse la permanencia en el poder… triste, pero cierto (supongo que habrá alguna excepción, pero de momento hacen poco ruido).
    El único punto con el que discrepo de tu exposición es en lo referente a la asunción de que todo ciudadano con derecho a voto tiene actualmente un ordenador, o internet, o los conocimientos para hacerlos interactuar. Si la conversación en ése Ágora política sólo se produjera con los que sí disponen de estosmedios, creo que la percepción de la realidad también estaría sometida a un sesgo muy considerable.
    Por desgracia todavía estamos un poco lejos para que llegue el día de una integración total en la red, pero espero que sigamos en la brecha para conseguirlo.

    Un saludo

  • #009
    Elbier Minks - 30 marzo 2006 - 14:51

    Enrique, vas ganando en popularidad. Cada vez tienes más trolls en los comentarios!! :D

  • #010
    David Allen - 30 marzo 2006 - 14:51

    Enrique,

    Has tocado un tema que va a ser crucial en los próximos años.
    Desafortunadadmente, el éxito durante unos años de los “spindoctors” nos ha conducido a un momento en el que parece que los políticos hayan superado el famoso dicho de Abraham Lincoln y realmente ya creen que pueden “fool all of the people all of the time”.

    Dado que el mucho no es así, vemos este paralelo universo virtual en el que las personas expresan sus opiniones y sus frustraciones. Las empresas que entienden este “nicho de mercado” empiezan a prosperar. A veces, llamamos este espacio “responsabilidad social corporativa”, pero es algo mucho más amplio, un espacio en el cual los clientes miden la sencillez y la claridad del mensaje de la empresa y aprecio que el producto y/o servicio promete solamente lo que sabe hacer.

    Todavía este espacio es un nicho. La mayoría de los clientes sigue atraído por otros variables — la marca, el ruido, la promesa de algo grande.

    Pero hay razones para la esperanza. ¿Quién hubiera pensado que habría huelga en Francia por un cambio en los normas de los contratos laborales que es más simbólico que real? ¿Es posible que haya un movimiento social mucho más importante que mueve la gente? De la disconformidad viene las nuevas ideas más importantes.

    Saludos,

    David

  • #011
    elektroduende - 31 marzo 2006 - 09:39

    eso si, el futbol si que es de interes general
    la cultura no

    vaya pais :(

  • #012
    Pedro - 31 marzo 2006 - 12:10

    La verdad que lo de los políticos es una pasada, y lo digo yo que a menudo tengo que “sufrirlos”. Desde el momento que los partidos políticos consideran botín de guerra electoral,para colocar amiguetes y afines, las administraciones públicas que se supone van a gobernar éstas van de mal en peor. Alguien se imagina una empresa en la que los altos cargos cambiaran cada cuatro años, los directivos fueran elegidos en virtud de amiguismos, pelotilleos y afinidades políticas sin tener en cuenta el mérito y capacidad?, por supuesto en alguna empresa se podría dar, pero si esto fuera generalizado, cuanto tiempo el mercado se encargaría de ponerla en su lugar?. Pues bien las administraciones públicas y sus dueños los políticos (los ciudadanos? jaja que risa), actualmente están funcionando de ésta forma salvo honradas excepciones, ello conlleva que cada vez éstas funcionen peor, la carrera administrativa ha dejado de existir y ahora la última tomadura de pelo la reforma del estatuto de los funcionarios, otra vuelta de tuerca para que los políticas puedan “introducir” sin cortapisas personas que no son funcionarios, pero sí amiguetes, sin necesidad de pasar por el filtro de control en cuanto a mérito y capacidad, mediante una oposición.
    Perdón por la extensión.

  • #013
    Endika - 31 marzo 2006 - 14:20

    Enrique,

    El tema que tratas en tu columna, la política, es algo con lo que cada día que pasa me siento más defraudado. Y ello me ha animado a hacer este comentario, que es el de mi estreno …

    Voy a tratar de seguir el esquema de tu columna, ya que si no corro el riesgo de irme por lo cerros de Ubeda.

    Para los políticos somos evidentemente meros votantes. Su interés fundamental es que mediante nuestros votos les entreguemos una cuota de poder que luego ellos explotarán en su propio beneficio, pero no en el de la Sociedad. Para mi aquí está el gran problema, me parece que la política se ha convertido en un gran Problema de Agencia, donde cada uno actúa para aumentar su cuota de poder personal y su influencia, sin que le importe si sus acciones reportan un verdadero beneficio a la sociedad. La falta de transparencia es su gran aliado en este sentido, y para comprobarlo no hay nada más que intentar conseguir en el ayuntamiento más cercano una información que se supone pública y comprobar que no es tan fácil como ir, pedirla y que te la den …Pero de esto los mayores culpables somos los ciudadanos, cero que somos un país con muy poca memoria o muy poca crítica política y al cabo de 4 años corremos a volver a votar al mismo que nos ha estado robando los últimos 4 años. O quizás es que las alternativas tampoco prometen mucho …

    Respecto a la comparación con las empresas, realmente no se si los partidos las imitan o no, evidentemente en las empresas también existe el problema de agencia (sobre todo en las grandes corporaciones). La diferencia es que la empresa juega con su propio dinero, o con el de sus accionistas, que siempre tienen la posibilidad de vender y poner su dinero en otro sitio. Sin embargo, lo duro, lo realmente indignante de la política es que juega con dinero público, dinero que les damos los ciudadanos de nuestros salarios todos los meses, y que ellos utilizan para alimentar sus intrigas.

    Sin embargo, no creo que los políticos hagan un mal marketing. Creo que un buen marketing es aquel que consigue vender (simplificando mucho), y retener a los clientes. Seguro que han analizado su mercado y saben qué segmentos de la población son los que mayor número de votos proporcionan, y me temo que consiguen llegar a mucha más gente a través de medios masivos (TV, Prensa, Radio) que a través de la Red. Creo que por eso se vuelcan en los primeros y tienen una presencia testimonial en los segundos. Y no les veo muy interesados en una comunicación franca con los ciudadanos, eso supondría transparencia y creo que con ella trabajar en política sería mucho menos atractivo. Quizás si alguno se atreviese a romper el hielo …, pero a lo mejor nadie está libre de pecado y todos tienen grandes barreras para iniciar ese camino.

    Lo siento, soy un descreído de la política. Aunque a veces pienso que conmigo han conseguido exactamente lo que querían: que por puro hastío “pase” de ellos, y poco a poco quedarse sólo el rebaño, que votará al más mono, al que mejor chistes hace, etc.

    Creo que me he extendido mucho, tendré que ir aprendiendo para próximas veces :-)

  • #014
    kalamar - 31 marzo 2006 - 18:28

    No es que haya una desconexión mayor entre políticos y ciudadanos sino que la idea imperante es que da igual de que signo sea un político, porque al final dicho político sólo trabajará para su propio interes y para sus “grupos de presión”. Caso reciente es el de Marbella, en el que la teniente alcalde, una señora que era la bandera contra la corrupción cuando el señor Gil mandaba por esas tierras, ha sido detenida con 300.000€ encontrados en su casa. Al final, como dijo El Padrino, todo el mundo tiene un precio…

  • #015
    Javier - 2 abril 2006 - 16:21

    Enhorabuena, una columna muy interesante y que la mayoría suscribimos.
    Es indignante comprobar, día tras día, lo alejado que están los políticos de los problemas reales de la sociedad y lo que es más importante lo poco que les preocupa. Elos a chupar del bote y a vivir bien y a los demás que nos jodan.
    Lamentablemente, los políticos, sus amigos, familiares y gente a la que dan/o le dan de comer (militantes, cargos de responsabilidad, prensa, mundo empresarial, etc.), tienen bien agarrado el negocio.
    Lo único que nos queda es luchar en todos los frentes que podamos contra la nefasta clase política que tenemos, intentar nuevas formas de movilización y sensibilización hacia los problemas reales que nos acucian y no votar (eso es mejor que votar a otro, porque lo que falla es el Sistema que hace a todos los políticos iguales).

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados