¿Llevas un disco USB en el bolsillo?

ImagenEste de la foto es el que llevo yo desde hace bastante tiempo, de un Gb. Ayer, hablando con un amigo, me preguntó si llevaba un USB para pasarme unas fotos que iba a hacer y, cuando le dije que sí, se preguntó quién habría inventado esa pequeña maravilla que ya casi todos llevamos en el bolsillo. Me di cuenta de que es, seguramente, uno de los objetos más prácticos del mundo, algo que utilizo casi para todo, pero que no tenía ni la más ligera idea al respecto. Así que he investigado un poquito:

Los discos USB, USB drives, pendrives o flashdrives se inventaron, como tantas otras cosas, en IBM. Fue en 1998, y se plantearon como una forma de intercambio de productos alternativa a los diskettes para la línea de portátiles ThikPad. IBM publicó un disclosure al respecto el mismo año 1998, pero no patentó el invento, y contrató para su diseño y fabricación no exclusiva a la empresa M-Systems, que sí archivó la correspondiente patente, y algunas más en torno a ello. Los primneros discos USB fueron fabricados con el nombre Disgo, en capacidades de 8MB, 16MB, 32MB y 64MB. Al ser un producto simple, fue rápidamente copiado por fabricantes asiáticos, que empezaron a vender productos similares a precios cada vez menores.

Un disco USB contiene, además del conector, un pequeño número de circuitos integrados. Uno de ellos gestiona la alimentación eléctrica, que se realiza a través del propio conector, procedente del ordenador al que se ha conectado. Otros alojan elementos tales como un pequeño microprocesador RISC, memoria ROM y RAM, un chip de memoria NAND igual al utilizado en las cámaras fotográficas, y un cristal oscilador que emite la señal de reloj que controla la salida de datos. Típicamente, contienen otros elementos, como interruptores que previenen el borrado, otros utilizados para pruebas en las fases de fabricación, un diodo electroluminiscente o LED para saber cuando está leyendo, etc.

Bien pensado, son una auténtica maravilla de la técnica. Es un diseño simple, que puede almacenar ya en torno a los dos Gb. de datos y transmitirlos a través de USB 2.0 a velocidades de unos 100 Mb./s (no alcanzan los 480 Mb./s del estándar USB 2.0 debido a limitaciones de diseño de algunos componentes), y almacenar datos con seguridad en torno a diez años. Son insensibles a rayaduras, caídas, polvo, y bastante resistentes a accidentes como su paso por una lavadora, caída en líquidos, etc.). Y lo mejor: son profundamente universales. A partir de Windows 98, que al ser anterior a su invención y popularización todavía precisa la instalación de drivers externos, todos los sistemas operativos modernos incluyen soporte para este tipo de dispositivos. El disco se comunica con el ordenador, exporta al mismo una unidad lógica en forma de bloque estructurado simple al sistema operativo, y esta unidad lógica así creada puede ser utilizada con cualquier tipo de sistema de archivos. Pueden ser utilizados también, si la BIOS lo permite, para arrancar desde el dispositivo, y contener cosas como aplicaciones de seguridad y criptografía, conjuntos de programas, y hasta sistemas operativos completos y con aplicaciones, como DSL (Damn Small Linux, una distribución basada en Knoppix) y otros.

¿Que se debe valorar en un disco USB? Además, obviamente, de la relación capacidad/precio, la mayor parte de los usuarios tendemos a decidirnos por cosas como el tamaño, particularmente en la segunda y tercera dimensión, ancho y grosor. Un disco USB muy ancho o muy grueso suele impedir el acceso a los puertos USB contiguos, que a veces están ocupados o son también necesarios para enchufar otra cosa (en mi caso, típicamente, el ratón inalámbrico de las presentaciones).

En el Instituto de Empresa, el primer disco USB lo traje yo en un bolsillo allá por el 2002, y, tras comprobar que por seguridad, los ordenadores de las aulas tenían deshabilitada la conexión, lo llevé a nuestro departamento de soporte para que lo viesen. En cosa de un día ya habían habilitado su uso, y se había notificado a todo el personal y alumnos, de manera que su utilización se popularizó rápidamente. Hoy es un adminículo prácticamente imprescindible en el equipamiento tecnológico de cualquier alumno o profesor.

Para saber más, el artículo en la Wikipedia en inglés (del que he sacado la mayoría de las cosas) está francamente completo.

24 comentarios

  • #001
    Rafitax - 9 marzo 2006 - 08:45

    Hola Enrique.
    Precisamente hace un par de días mientras pasaba datos a mi pendrive (bueno, a mi me gusta llamarlo lápiz) me fije que llevaba ficheros personales, fotos, musica, ficheros de texto para el blog,etc…tambien ficheros de trabajo, copias de seguridad, incluso algunos ficheros tipo “notas” que decidí terlos siempre en el lápiz de forma que trabaje en el ordenador que trabaje siempre lo tengo a mano….en definitiva me dí cuenta que llevaba en el bolsillito pequeño del vaquero lo que hace unos años hubiese llevado en una caperta o cartera, y que se ha convertido en una herramienta muy útil y rentable, hace 3 años que lo tengo y aún recuerdo que me costo 59 euros en la FNAC….

  • #002
    Damian - 9 marzo 2006 - 08:46

    Es uno de los elementos que ha revolucionado algo tan antiguo y desfasado y tan inseguro como la disquetera. Nunca hubo realmente una solución para quitarnos los disquetes, ni las ls 120 en su momento tuvieron el éxito que se esperaba, hasta que aparecieron estas unidades. Hoy en día las disqueteras se montan en los equipos como mero resquicio histórico y ya muchos fabricantes las cambian por modernos lectores de tarjetas.

    Mañana, seguramente hasta el CD desaparecerá para dar paso a tarjetas de memoria a las que no les afecta el polvo ni las rayaduras

  • #003
    fernanblog - 9 marzo 2006 - 09:05

    Hola.

    Desde luego, magnífico invento donde los haya, ¡y cuántos nombres alberga!

    Yo lo llamo “transportín”, por el uso que le doy.

    Por cierto, en estos enlaces podéis ver un par de fotos de unos de última generación:

    http://caralblog.blogspot.com/2005/10/mpez3.html

    http://clownclave.blogspot.com/2006/01/el-autntico-memorystick.html

    El segundo parece de risa, pero ¿creéis que si algún fabricante los produjera de esa forma tendría éxito?

    Saludos, y enhorabuenas.

  • #004
    Gorki - 9 marzo 2006 - 09:53

    Pues yo no uso pendriver, me he pasado directamente al disco duro USB de 40 gigas. De menor volumen que un monedero, llevo absolutamente todos mis datos a cualquiera de los ordenadores que tengo esparcidos tanto en vienda principal como en mi segunda vivienda.

    Supongo que en futuro es la convergencia de los dos chismes. Mayor capacidad del Pen, menor tamaño en el DD externo.

    Unido a la actual migración continuada de datos a la red, Fliker, Gmail, YouTube, lo que prepara Google de almacenamiento externo etc. ¿Volveremos al PC sin DD interno?. Como indica la RUEDA DEL DESTINO del Tarot, el universo da vueltas sin parar.

  • #005
    Francisco José - 9 marzo 2006 - 09:54

    Interesante lección sobre estos chismes que todos llevamos en el bolsillo.

  • #006
    Iñigo - 9 marzo 2006 - 10:57

    Como curiosidad: los últimos routers de Cisco incorporan un slot USB desde el que se puede cargar el sistema operativo del router (IOS).

    Antes, para actualizar el sistema operativo del router tenías que cambiarle un banco de memoria flash o insertar una una tarjeta PC-Card como la que usaban los viejos PDA de Apple (esto es, prácticamente incompatible con todo).

    Ahora cualquier técnico de soporte puede llevarse en un pendrive un par de versiones de IOS por si hay problemas y tiene que dar marcha atrás. Incluso puedes copiarte la configuración del equipo como respaldo y trabajar con ella en un PC corriente.

    Lo dicho, todo un invento.

  • #007
    angelotti - 9 marzo 2006 - 11:15

    Estoy de acuierdo pero todavía más práctico es la tarjeta de memoria SD 1GB que lleva integrado mi Smartphone Treo 650. De esta forma, no llevo conmigo otro “gadgetillo” en el bolsillo y lo integro en el telf-palm.
    Lo malo y lo fatal : que los ordenadores (tanto portátiles como sobremesa) no están todavía preparados para introducir directamente tarjetas de memoria. Cuando se consiga, será la revolución !!!!

  • #008
    Yo - 9 marzo 2006 - 11:16

    Lo mejor de estos aparatitos es que si eres un poco zoquete, te los puedes olvidar por ahí y dejar al descubierto las cositas más intimas y privadas que a uno se le pueda ocurrir grabar en ellos… además siempre habrá algún graciosillo dispuesto a compartir, de forma altruista, tus intimidades con el resto del planeta subiendo tus archivos a las redes p2p.

    Que se lo digan a la pareja de estudiantes de Lleida… el chaval se dejó su pendrive cargadito de sexo casero olvidado en la universidad y a estas alturas creo que se han tenido que cambiar de ciudad.

    http://blogs.periodistadigital.com/ultimahora.php/2006/03/01/p15618

  • #009
    AMRS - 9 marzo 2006 - 11:23

    Yo no lo llevo nunca encima y casi nunca lo he echado de menos. Me parecen tremendamente útiles, pero no hasta el punto de llevarlo siempre encima. Es un artilugio que me encanta, pero sigo viéndolo como algo no tan necesario. Prefiero mi disco duro “virtual” (o sea, en Internet). Si alguna vez preveo que lo necesitaré lo llevo, si no no. Y si me hace falta repentinamente… pues ya conseguiré los datos en otro momento.

  • #010
    Wilhelm Lappe - 9 marzo 2006 - 11:29

    Como prueba de cómo se utiliza, en las salas de informática de la Escuela han tenido que poner un cable macho hembra para que se puedan conectar estos cacharros, ya que no hay conectores delanteros en muchos ordenadores y a los de atrás no se puede acceder. Cuando se hace eso es por algo, y desde luego se utilizan.

    Lo que me pregunto es sí el siguiente paso es almacenar todo en la red… supongo que nos dará un poco de miedo por seguridad y quizás falta una especie de gmail para archivos bien organizado y que se haga popular, además creo que los datos están más seguros en internet que en algo que se puede perder con facilidad.

  • #011
    Enrique - 9 marzo 2006 - 11:43

    Pues yo llevo una USB de 512 megas (me quiero comprar una de 1, 2 ó 4 Gigas -según precio-) y un disco de 2,5 pulgadas de 80 Gigas.

    Vicioso del coleccionismo de software que es uno, oyes.

  • #012
    Epaminondas Pantulis - 9 marzo 2006 - 11:52

    Yo uso GMail para estos menesteres. Cada vez es más difícil dar con un ordeandor sin conexión a Internet, así que hace las veces de disco seguro y además no se pierde.

  • #013
    Creigphor Danny - 9 marzo 2006 - 12:45

    La verdad es que yo nunca he utilizado uno de estos cacharritos, a no ser que no pudiese evitarlo.

    Siempre utilizo Gmail para cualquier menester de este tipo. Siempre tengo allí todos mis trabajos y mis apuntes.

    En mi opinión, las ventajas de almacenarlo todo en internet son 2:
    1) Máxima flexibilidad
    2) Nada que llevar a ninguna parte (y la consiguiente desventaja de poder perderlo)

    Sin embargo, tiene una gran desventaja. No se puede actualizar. Es decir, si tengo un trabajo en gmail, y luego lo modifico. Tengo que subir el nuevo archivo y borrar el antiguo. Esto sería solucionado por el GDrive, pero a ver como resulta.

  • #014
    dario - 9 marzo 2006 - 13:41

    “Lo malo y lo fatal : que los ordenadores (tanto portátiles como sobremesa) no están todavía preparados para introducir directamente tarjetas de memoria.”

    Angelotti, para los pc’s de sobremesa hace tiempo que existen lectores internos de tarjetas de memoria.

    Los externos los puedes usar con cualquier ordenador con usb.

    Otra cosa es que no todos los ordenadores vengan de serie con ese complemento.

    Pero tampoco todos los móviles llevan tarjetas de memoria.

  • #015
    Gorki - 9 marzo 2006 - 13:43

    ¿Como subis y bajais los ficheros a Gmail? Como ficheros adjuntos, o hay otro sistema.

  • #016
    paco - 9 marzo 2006 - 14:50

    ya como usb excelente y si además tiene mp3 y radio fm y grabador de voz perfecto.

  • #017
    Mauricio - 9 marzo 2006 - 15:17

    Para los que deseen guardar archivos en Internet, me parece que una buena opción es eSnips.

  • #018
    Elena - 9 marzo 2006 - 15:40

    Le llevo siempre a donde vaya. Siempre. No me desprendo de él. Y mientras he estudiado no he sabido vivir sin él. Ha sido en mis estudios de postgrado lo que fue la calculadora HP en mis estudios en la Universidad. Otra máquina a la que nos volvimos adictos los que la teníamos. Son mis dos adicciones tecnológicas (junto con el móvil, claro está)

  • #019
    teresa - 9 marzo 2006 - 15:41

    Un auténtico invento. Yo también llevo siempre encima mi Giga, que me hace la vida mucho, pero mucho más fácil. La última vez lo utilicé para guardar la presentación de Enrique del lunes sobre Web 2.0

  • #020
    Carlos del Val - 9 marzo 2006 - 19:36

    jejeje, me asombra ver el conocimiento que tiene la gran mayoría de vosotros sobre estos aparatillos, la verdad es que yo ya hace tiempo que vivo con ellos, es la ventaja de que en la familia haya alguna informática, comunmente entre sus colegas al biño este le llaman “penecillo” jejeje, la verdad es que uno de los muchos que ella tiene es del tamaño de un cigarrillo y menos mal que incorpora una cuerdecilla porque sino ya lo habría perdido, ahora lo que se empieza a llevar es el disco duro como han comentado por ahí arriba, de tamaño es un poco más grande, pero no es lo mismo llevar el ordenador en el bolsillo de la camisa que llevar parte de él.

    Entre el mundo universitario en el que me muevo está útil herramienta no se ha difundido mucho hasta que se le ha incorporado la tecnología mp3 e incluso radio, lo que ha permitido mostrar a la gran mayoría de estudiantes que pueden utilizarlo también para sustituir al “disket”

    El único inconveniente que se está empezando a solucionar es como he leido por ahí arriba es el acceso mediante alargaderas a estos dispositivos, ya que la gran mayoría de PCs tienen la conexión por detrás, resulta bastante incómoda, ahora la gran mayoría de ordenadores incorporan este tipo de puertos en la parte frontal del PC

    Un saludo y Bravo por el tema

  • #021
    ZZZZZZZZ - 9 marzo 2006 - 20:09

    Para cuando la historia del llavero??
    Tambien es buen invento, todos los llevamos en el bolsillo y los hay de muschos tipos,jua, jua, jua…

  • #022
    Igebelar - 9 marzo 2006 - 22:41

    Un invento genial con nombrecito a elegir. A mí particularmente me gusta el propuesto por un amigo: TALISMÁN.

  • #023
    Eduardo Loyola - 10 marzo 2006 - 22:06

    Otra buena utilidad de este invento es tener dentro del memory stick un certificado digital para poder reaizar transacciones seguras. Actualmente se está utilizando de este modo en el Ayuntamiento de Jun (Granada) donde se puede utilizar hasta para votar.

  • #024
    Marce - 20 agosto 2006 - 02:36

    Muy bueno el post. Viendo por ahí descubrí un blog que tiene un buen post sobre como transportar al Skype en un pendrive. Lo probé y funciona. La URL es

    http://mundoskype.wordpress.com/2006/08/17/como-llevar-al-skype-en-un-pendrive/

    Exitos!!

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados