¿Realmente importa la blogosfera?

Imagen¿Tienen algún efecto las acciones sobre la blogosfera? ¿No estamos en realidad hablando de cuatro colgados con mucho tiempo libre que se dedican a aporrear las teclas sin parar? ¿Debemos hacerles el más mínimo caso a semejante panda de sujetos, sin duda de marcada peligrosidad social?

Vamos con la segunda cita de hoy de Hugh MacLeod y su Gapingvoid: en un interesante experimento, similar salvando las distancias al de Nokia con su 7710, tuvo la idea de regalar botellas de un vino sudafricano, Stormhoek, a todo blogger que se lo solicitase a través de e-mail. Aquí está la entrada original. Los requisitos eran vivir en alguno de los mercados objetivo de la marca (UK, Irlanda y Francia), tener un blog actualizado con regularidad durante los tres meses anteriores (independientemente de su audiencia), y superar la edad legal para consumo de alcohol. No strings attached, es decir, ninguna obligación de hablar sobre el vino, o de hacerlo bien o mal.

¿Qué pasó? Pues que acabó enviando alrededor de un ciento de botellas. Y que, como no podía ser de otra manera siendo como somos, muchos de los bloggers que las recibieron decidieron comentar sobre ello (tenéis un ejemplo de un envío de una botella y la correspondiente entrada generada en la foto, y muchos más en el wiki). Se convirtió de alguna manera en un meme, que rodó por la blogosfera una temporada, y que acabó provocando que Stormhoek vendiese MÁS DEL DOBLE en los mercados seleccionados (no es una marca mayoritaria, pero por hacernos una idea de magnitud, hablamos de varias decenas de miles de cajas de vino).

“I have been saying this for years, and still not everybody believes me: blogs are a good way of making things happen indirectly. No, bloggers and their friends didn’t start suddenly descending on supermarkets, buying the wine in large numbers. That’s not how it works. What happened is that by interfacing with the blogosphere, it fundamentally changed how Stormhoek looked at treating their primary customers (the supermarket chains) and the end-users (the supermarkets’ customers)”

Es el principio de la membrana porosa, que el propio Hugh explicaba magistralmente de forma simplísima pero convincente en esta entrada: tienes un producto, un grupo de gente que lo hace, y un grupo de gente que lo compra o es susceptible de comprarlo. Una coversación interna y una externa, separadas por una membrana. Lo que quieres es que el entusiasmo de las personas de dentro se transmita a las de fuera, de la manera más directa posible. Quieres una membrana porosa, que alinee las percepciones de los de dentro y los de fuera. Los que trabajan en Apple están convencidos de que el iPod es una pasada, y lo mismo piensan sus clientes. Están alineados.

Simple, sencillo de verdad. En una sociedad que cada día conversa más, lo importante es estar en la conversación. Y si lo sabes hacer, hasta funciona.

ACTUALIZACIÓN (17/01/2006): Anil Dash escribe sobre Stormhoek y su campaña en la blogosfera. Y una de las revistas más prestigiosas del mundo del vino, Decanter, también lo hace.

14 comentarios

  • #001
    Enrique Aguilera - 29 diciembre 2005 - 16:39

    Bueno, como comentaba en un reciente post en mi blog, algo sospechoso a pasado con un dominio que quise registrar, que presuntamente de forma fraudulenta alguien registro y que despues de denunciarlo en mi blog, todo volvio a la normalidad.

    No se que pensar, pero algo paso.

    http://enriqueaguilera.blogspot.com/2005/12/la-estafa-de-los-dominios.html
    http://enriqueaguilera.blogspot.com/2005/12/cachondeo-con-los-dominios.html
    http://enriqueaguilera.blogspot.com/2005/12/urkiolacom-y-3.html

  • #002
    Enrique Gracia - 29 diciembre 2005 - 17:30

    Por si te sirve de algo:

    Cuando hablaste de Recapte le comenté el tema a mi mujer. Visitó la página y decidió, junto con nuestra cuñada, apuntarse al tema y probar.

    No sólo ambas están encantadas con el producto, el servicio, etc. Sino que se han vuelto agentes comerciales encubiertas de Recapte y la difusión ha sido casi “piramidal”. Ahora quieren apuntarse al recapte las suegras respectivas, las chicas del Naturhouse, su peluquera….

    La cosa llega a tal punto que ya están evaluando las empresas de distribución de naranjas y de marisco que también mencionabas.

    También se han asegurado cierto cachondeito rebautizándose a telecuñada-1 y telecuñada-2 :lol:

    Estoy pensando en proponerle a estos de Recapte hacernos agentes comerciales suyos y obtener así alguna comisión basada en la “alfabetización internauta de su clientela potencial” (para que puedan relacionarse con ellos a través de Internet) :lol:

    Creo que esto ilustra cláramente el poder de difusión de los blogs.

  • #003
    Sergi - 29 diciembre 2005 - 18:15

    Enrique,

    La pregunta que yo me hago es cuántas promociones similares se pueden hacer.

    Veamos: el coste de la idea para Hugh es de 75 botellas (creo que ese fue el número, puedo estar equivocado), a las que les imprime una etiqueta personalizada más gastos de envío. A nadie le amarga un dulce, y recibir una botella de vino gratis, pues yo me apunto sin dudarlo…

    A cambio de eso consigue, aunque no fuera una obligación y no todos escribieran sobre el tema, que 75 bloggers escriban sobre el vino, lo cual genera a su vez que los lectores de esos 75 blogs sepan de la existencia de ese vino. Visto así es fantástico, marketing viral, bajos costes de promoción, incremento de ventas, etc.

    Ahora bien, si a 10 bodegas españolas se les ocurriera regalar botellas de vino ahora mismo con esas mismas condiciones, es posible que nuestros blogs se inundaran con reseñas sobre botellas de vino, pero es difícil pensar que todas duplicarían sus ventas en decenas de miles de cajas.

    La blogosfera no son cuatro colgados, pero no son la totalidad de los internautas ni la totalidad del país, sobre todo en uno como el nuestro donde la penetración de Internet es la que es.

    Resumiendo, este tipo de acciones suele tener exito las primeras veces, por la originalidad, porque es simpático, etc. Pero a partir de ahí, es como cualquier otro mercado. Siguiendo con el ejemplo, imaginemos a 10 bodegas españolas luchando por el control de la blogosfera en el tema de vinos. No creo que nos gustara, salvo porque algunos beberíamos vino gratis.

    Y ojo, la idea de Hugh me parece magnífica. Es un buen caso de éxito, pero lo único que dudo es que sea replicable en general.

    Respondiendo al titular del artículo diría: ¿Realmente importa la blogosfera? Por supuesto, pero no nos demos tanta importancia.

  • #004
    Enrique Dans - 29 diciembre 2005 - 18:32

    Totalmente de acuerdo. Es una economía de la atención. El primer tío que viene hablándote de X te puede llamar la atención, en enésimo te puede torrar profundamente. Por eso tienes que tener algo que contar, no puedes hacer exactamente lo mismo que otros. A eso me refiero con “si lo sabes hacer…” En cualquier caso, de acuerdo contigo. No somos la última cocacola del desierto. Sólo somos gente que conversa en público, y por ahora, simples pioneros en una sociedad que llevaba siglos la mar de calladita.

  • #005
    RBA - 29 diciembre 2005 - 18:36

    Buen ejemplo, no lo niego. Ahora bien…

    Preguntale a Jeff Bezos cómo montar una empresa con éxito. Te dará unas pautas sencillísimas que a él le llevaron al éxito rotundo con Amazon. ¿Funcionará con cualquiera? No.

    ¿Qué quiero decir con esto? Dos cosas.

    Una, que cuando algo sale bien, es muy fácil dar lecciones “a seguir”, aunque luego se la peguen doscientos, pese a haberlo hecho igual de bien.

    Dos, que en ocasiones es muy fácil hacernos eco de las historias de éxito, pero se pierden muchas, muchísimas historias de fracasos, y no necesariamente porque sus autores lo hiciesen mal.

    ¿Has ido a Ikea ultimamente? Están sus tiendas abarrotadas.

  • #006
    Sergio Hernando - 29 diciembre 2005 - 18:53

    Lo primero felicitarte por tus siempre acertados contenidos en el blog, Enrique.

    Este post, y perdonadme si me voy por las ramas, a mi me suscita un debate interesante. ¿Mienten los bloggers al calificar obsequios? No, en ningún caso doy por sentado que esto es lo que pase, pero no sé, al igual que es obvio que nadie en su sano juicio se va a vender por un obsequio de poco valor económico, a mi me surgen dudas de que si “te juegas” (nótese el entrecomillado) que te manden más consolas, móviles o cualquier otro obsequio caro, se acabe siendo del todo imparcial :)

    Igual os parece una chorrada, pero bueno, a mí es un tema que siempre me ha rondado la cabeza … Me gustaría saber qué piensan los promotores de estas ideas … “quiero obtener feedback valioso”, “quiero que el efecto viral me beneficie” “doy por sentado que nadie pondrá verde mi producto” … a saber :)

    Saludos ;)

  • #007
    Eremita - 29 diciembre 2005 - 18:56

    La gente suele leer habitualmente los mismos blogs y eso acaba creando un vínculo entre el lector y el que escribe. Le otorga cierta credibilidad al escribiente y le infiere la capacidad de prescriptor.

    Si sientes alguna clase de respeto hacia el autor o coincides normalmente en gustos y opiniones es muy probable que el efecto boca-boca (o blog-blog en este caso) sea más que efectivo.

  • #008
    Anónimo - 29 diciembre 2005 - 20:18

    ¡Cony! Pues la gente de Microsoft siempre parecen entusiasmados con sus productos “mediocres” (lo pongo entre comillas porque algunos son bastante buenos), pero sin embargo, parece que no consiguen transmitir ese entusiasmo a los clientes.

    ¿Será por eso por lo que la base de usuarios de Windows 2000 sigue siendo superior a la de Windows XP, tras casi 5 años desde su lanzamiento?

    No lo sé, sólo sé que a mi Apple me entusiasma, en todos los productos que sacan, pues son de calidad y funcionan muy bien. Microsoft, por el contrario, dejó de entusiasmarme hará ya más de 5 años y, de momento, no lo consiguen (y tampoco creo que lo hagan).

  • #009
    gorki - 29 diciembre 2005 - 21:20

    Esto es como la web del millon de $ http://www.milliondollarhomepage.com/ al que se le ocurre la idea y acierta, se forra, pero los imitadores fracasan. La idea se quema.
    A mi me parece que eso es una característica típica del marketing viral de ahí la dificultad de conseguir un campaña que genere el boca a boca

  • #010
    Antonio Ortiz - 29 diciembre 2005 - 21:27

    A mí hace poco me mandaron un producto y mi crítica fue más bien desfavorable (al menos comparada con el resto de bloggers). Creo que mantener el espirítu crítico es un elemento importante de cara a que tus lectores no te acaben leyendo como a un abrazafarolas y los fabricantes como un hombre anuncio gratuito

  • #011
    Carlos - 30 diciembre 2005 - 04:24

    Bueno, la pregunta trae trampa. ¿Como medimos la importancia? ¿En la capacidad de influencia? ¿En la valoración que recibe? ¿Vale lo mismo la valoración de fulano que la de mengano?. No es nada sencillo de responder a ninguna de las preguntas. Y ello es debido a que estamos pasando de un sistema de información con topología predominantemente arborescente a otro con topología en red. Estamos acostumbrados al primero, donde dichas preguntas pueden tener contestaciones univocas, pero en el sistema-red las cosas son más complicadas, y nos encontramos en que puede ocurrir que hallemos varios conjuntos de respuestas para las preguntas muy diferentes todos ellos validos. Vamos a pasar de un sistema en el que el valor de una información es único y más o menos determinado a otro en el que este será multivaluado, y posiblemente muy fluctuante. ¿Que papel jugará la Blogocosa en ese mundo? Ni idea, a lo mejor dentro de 5 años todos calvos y la Blogocosa idea del pasado superada por LaProximaIdeaQuePasadaLastimaQueNoSeaMiaPeroYoTambién MeMetoAhí. Pero si tengo algo claro, y es que siendo la blogosfera una criatura del propio sistema-red, esta mucho mejor situada que otros para el reto del futuro. ¡Larga vida a la Blogocosa!

  • #012
    Sergio Meza - 6 enero 2006 - 21:15

    realmente la claridad de este Post apabulla; la considero una clase de desdén académico; tu pedagogía se esconde tras tu ironía, pero está latente y evidente. Realmente felicitaciones. Te incluiré en mis visitas semanales pues pues es de asertividad que nos alimentamos algunos.

  • #013
    Luz - 30 marzo 2006 - 21:55

    Enrique,

    Antes de hacerte agente de Recapte, ten en cuenta lo que puede suponer apoyar un producto que raya la legalidad (o la ilegalidad)

    Esta gente insinua que los productos que venden son ecológicos sin llegar a decirlo claramente, ponen en sus cajas “producto libre de hormonas, plaguicidas y productos químicos” y dicen “elaborados en campos ecológicos”, pero NUNCA dicen “Producto ecológico”, porque supondría una violación directa de la regulación (y por tanto un delito de estafa).

    Las cajas van sin certificado y si les preguntas, con toda su cara te mandan un certificado por correo de un terreno que tienen.

    Esto viola la directiva 97/55/CE del Parlamento Europeo sobre “publicidad engañosa” y podría suponer un delito mucho más grave por vender un producto como ecológico, que no lo es.

    Creo que los negocios deben llevarse con ética, y engañar no lo es.

    Si el producto no es ecológico, deberían poner, como ocurre con los falsos BIO, “Producto NO procedente de la agricultura ecológica”, en ese caso venderían fruta y verdura, que puede estar muy buena o no, pero no sería un engaño.

  • #014
    Enrique Dans - 30 marzo 2006 - 22:41

    Luz, nunca he sido agente de nada ni nadie, y esa frase en la que lo aseguras me resulta ofensiva. Me limito a hablar de un producto del que llevo tiempo siendo cliente, que NUNCA me ha dado ningún privilegio o trato especial, con el que estoy muy contento, y que además de exhibir en su web los correspondientes certificados, no me da razón alguna para dudar de su veracidad. No digo que no tengas razón, digo que lo tuyo son suposiciones baasdas en cosas que no has visto, y lo mío suposiciones basadas en cosas que sí he visto y en una experiencia como cliente satisfecho durante mucho tiempo. Tan facil es afirmar sin pruebas como negar sin pruebas, que es lo que haces tú, amparada además por el anonimato. Si no te lo crees, no les compres. Pero no montes una campaña si no puedes demostrar lo que dices fehacientemente. No tengo nada que ver con Recapte aparte de mi relación como cliente, pero de entrada la que parece estar cometiendo aquí una difamación eres tú.

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados