El cambio de papel

Llevaba un tiempo dándole vueltas a la crítica a la Wikipedia que me llevó a escribir la entrada de hace unos días (que ha recibido muchas más visitas de lo habitual gracias a una cita en El Mundo). La crítica que mi interlocutor me hacía se fundamentaba en asumir que cuando una persona se dirige a una enciclopedia, lo que quiere era solucionar la duda que le lleva a ella de una manera fácil, cómoda y rápida. No quiere meterse a investigador, eso de la investigación está muy bien para los académicos, pero el común de los mortales, el que consulta la enciclopedia, no quiere complicarse la vida. Lo que quiere resultados.

Puede ser. Posiblemente, esa es la motivación que lleva a alguien a acercarse a una pared de su salón a consultar una enciclopedia clásica, o incluso, como afirman muchos estudios de mercado, a adquirirla en primer lugar: esa “inversión en tranquilidad de conciencia que calma la sensación de que no le hacemos suficiente caso a nuestros hijos cuando hacen los deberes”. Dado que necesitan información, nos gastamos un dinero para “sentirnos mejor”, para saber que ya hemos “hecho nuestra parte” poniendo la enciclopedia a su disposición en la pared del salón. Asumimos que la relación entre nuestro hijos y el conocimiento acaba ahí, en la pared del salón, y que éstos lo que querrán es, simplemente, solucionar sus dudas de una manera eficiente. Encontrar lo que buscan, que la entrada tenga una longitud adecuada y no excesiva, y que no contenga errores.

¿Qué representa la Wikipedia en todo esto? Simplemente, lo que ocurre cuando el usuario cambia de actitud. Cuando, de repente, ese usuario no quiere limitarse a consultar la enciclopedia y que ésta sea un “monumento al saber”, una parte más de la decoración del salón. Cualquier padre asesinaría a su hijo si a éste le diese por pintarrajear la enciclopedia, por apuntar cosas en sus márgenes… no está pensada para eso. Y aunque lo estuviese, el esfuerzo de una sola persona, incluso de una familia, apuntando cosas al margen de la enciclopedia, no daría como para mejorar la enciclopedia demasiado. Sin embargo, el esfuerzo colectivo de millones de usuarios apuntando cosas sobre las entradas de una enciclopedia, moderado por el de unos cuantos miles de editores apasionados, acaba dando lugar a una obra que posiblemente haga que las ventas de enciclopedias disminuyan. Ahora tengo una enciclopedia que en lugar de quedarse quierta en la pared del salón, se mueve, se corrige, se actualiza y, lo más importante, me permite asumir ese papel.

Es ese cambio de papel lo que creo que está detrás de muchos cambios que estamos viviendo. A medida que maduramos en la red, queremos tocar, ser parte implicada, asumir un papel activo. ¿Leer un periódico? Está bien para saber lo que pasa, pero quiero poder contestar, poner un comentario, entrar en una discusión, decir algo… Si lees esto y no estás de acuerdo, te bajas al final , clicas y contestas, y así ocurre todos los días en esta página y en veintitantos millones de páginas como ésta. Si lees la enciclopedia y tienes algo que decir, también. No es que queramos usurpar el papel de los investigadores, es que ahora queremos participar. En todo. Es el fin del papel pasivo, del “oráculo de la pared”. Tal vez, como dice la Ley de Sturgeon, el 90% de lo que digamos sea una porquería, pero queremos poder decirlo.

No se puede leer la Wikipedia como se lee la enciclopedia del salón. Exige una lectura algo más atenta, más crítica, alerta a posibles temas que hayan escapado al ojo del editor. Una lectura capaz de descontar posibles sesgos, de seguir algunos de los vínculos provistos o de contrastar con fuentes adicionales. Una actitud dispuesta a trabajarse unas entradas que son, como media, 2.6 veces más largas que las de la enciclopedia habitual. Y una lectura atenta, que nos permita corregir algo, desde un typo hasta un dato si vemos que no es correcto.

Y el caso es que nos gusta. La Wikipedia tiene más de novecientas mil visitas por día, y subiendo a buen ritmo. Con todos sus problemas, es un proyecto notablemente exitoso y que llama la atención de todo el mundo. Decididamente, hemos cambiado de papel.

10 comentarios

  • #001
    troll - 21 diciembre 2005 - 09:06

    Buenisimo el articulo.

    El problema de todas las fuentes que necesitan una lectura critica o de una persona adulta para leerla, es que la lectura critica es resultado de la madurez y de la enseñanza.

    Dado el grado de fracaso escolar, el botellon y el futbol como cultura, y los politicos actuales como dirigentes, es muy peligroso poner una fuente de este tipo a una persona sin formacion.

    Por desgracia, los niños utilizan mas internet que sus padres y los buscadores, chat etc pueden llevar a puntos oscuros.

    Parece que la unica manera de que la wikipedia sea neutral es entrando todos a trabajar porque sino sera de unos pocos.

    La educacion es la mejor inversion.

  • #002
    Goomer - 21 diciembre 2005 - 09:18

    Estando de acuerdo en general con el primer comentario me gustaría añadir que el aspecto más interesante de la wikipedia me resulta el relacionado con la continua actualización y la globalización de contenidos. Las enciclopedias de pared de salón, correctas en general tenían el problema de que no se actualizaban. Mis primeros contactos con la wikipedia se han producido con temas relacionados con la tecnología y la informática. En general claros y válidos como un primer acercamiento. Encontrar eso en otra enciclopedia es complicado.

  • #003
    pululante - 21 diciembre 2005 - 09:48

    Toda lectura de Internet requiere una actitud crítica, ya que falta el elemento de confianza en la fuente. Eso es lo primero que debe tener en cuenta cualquiera. Los sitios más populares son los que se han sabido ganar esa confianza. En este sentido la Wikipedia es un éxito y merece la confianza de muchos miles de usuarios. No obstante, nunca hay que perder el punto de crítica y escepticismo.

  • #004
    AMRS - 21 diciembre 2005 - 09:50

    El principal beneficio de la Wikipedia es que nos permite “tener la conciencia tranquila” sin pagar una pasta por unos cuantos centímetros lineales de libros y unos cuantos centímetros cuadrados de casa. Al precio que está, un ahorro considerable.

    O sea, que es una alternativa cómoda. De más o menos calidad, pero cómoda. He visto enciclopedias que nadie critica pero que eran lamentablemente malas. Y encima eran incómodas y costaban un dineral.

  • #005
    Serlio - 21 diciembre 2005 - 10:09

    No sé, yo al ritmo que voy me voy a gastar más en la Wikipedia que en una enclipedia “física”. Eso sí, sarna con gusto no pica…

  • #006
    Enrique Gracia - 21 diciembre 2005 - 10:31

    Enrique, totalmente de acuerdo con tu planteamiento.

    Creo que algunas de las críticas hacia la Wikipedia tienen como fondo un desconocimiento o poca comprensión del nuevo escenario en el que se está moviendo la Web, en el que la participación del “usuario” está modificando la forma en la que fluye la información.

    Lamentablemente los altos índices de participación llevan parejos incrementos de los niveles de ruido. Este es un peligro sobre el que se debe de seguir trabajando para encontrar mecanismos que permitan, como mínimo, que los sitios de calidad que siguen modelos de publicación estilo Wikipedia, blogs, etc. no peligren en su existencia ni decrezca su calidad por culpa de trolls, vándalos, spammers y otras hierbas.

    Personalmente me parece positivo que se hable de Wikipedia y que se saquen a debate temas como la reciente denuncia y el modelo de publicación/moderación. A ver si entre todos (y de forma colaborativa al más puro estilo Web 2.0 :-) ) podemos aportar ideas para crear estos mecanismos de autodefensa.

  • #007
    Arriaz! - 21 diciembre 2005 - 11:19

    Estoy de acuerdo con el artículo de Enrique y con la mayoría de los comentarios aquí expuestos. Sin embargo, la forma en que cambie o se translade de un “papel” a otro, aún queda tiempo para ejecutarse. Para ello debemos hacer un esfuerzo educacional grande y concienciación social. Estoy seguro que muchos de nuestros políticos piensa que la wikipedia es un “bicho” que existe en “jagüay”.

    La plasticidad de la mentalidad de una persona adulta y hasta nayor no se cambia tan fácilmente porque ni han vivido ésto ni probablemente quieren vivirlo (aunque habrá un porcentaje que si lo haga). La solución es invertir en los valores educacionales de los jóvenes de ahora para que ellos puedan educar a sus futuros hijos de otra forma para adaptarles hacia el futuro, la innovación y la mentalidad emprendedora.

    La wikipedia es un gran instrumento y debería ser capaz(aunque sea en contra de muchos intereses) de aparecer en periódicos y a ser posible en la tv. Aunque sea difícil sería la mejor forma de publicitarla. Aunque visto el último anuncio del Ministerio de cultura contra la piratería seguro que dicen que esos documentos son un fraude y son líneas asesinas que se quieren introducir en nuestro cerebro para hacernos que explote. En fin…aún nos queda mucho que hacer :P

  • #008
    troll - 21 diciembre 2005 - 13:59

    Me gustaria conocer si hay manera de consultar la wikipedia desde un movil o en formato no HTML.

  • #009
    Juan Luis Boya - 21 diciembre 2005 - 14:39

    Wikipedia al contrario que una enciclopedia de pared, la hacemos todos los que queremos, y eso hace que aunque puede que cometamos errores como humanos que somos, la información sea más rica.

  • #010
    troll - 21 diciembre 2005 - 15:09

    Voy de dejar de leer a Enrique, dia a dia me esta convenciendo de las bondades de lo libre frente a lo propietario y voy a tener que dejar de ser un “troll” y pasar a ser un “gnomo” ?

Dejar un Comentario

Los comentarios están cerrados