El quiosco como canal de saldo

Ayer me pareció ver en la tele (no con mucha atención, la verdad, por eso no tengo muchos datos) un anuncio en el que ofrecían algo así como un coleccionable de juegos de ordenador, y el número uno se parecía sospechosamente al World War II, un simulador de guerra aérea con misiones variadas, Spitfires, Stukas y compañía que, o mucho me equivoco, o es el mismo al que recuerdo haber jugado hace no menos de diez años con mi amigo Julián, un depredador insaciable que me ametrallaba siempre antes de que yo ni siquiera hubiese conseguido salir de la pista…

Lo que me planteo es lo siguiente: ¿es posible para los publishers utilizar el quiosco, al que la online generation como un canal “de saldo” para productos que ya no tienen salida en otros canales? ¿Llega a tal punto la brecha digital como para que la combinación canal online + tienda se pueda considerar un canal prácticamente estanco con respecto a los quioscos? ¿Se acentúan este tipo de pautas con la llegada de la online generation? Curiosamente, yo debo ser el que menos se acerca por el quiosco en mi casa, y cuando voy, o es por razones sentimentales, o es para un encargo de mi hija (revistas, chuches y pijadillas variadas). El estudio de esa dinámica
de canales de distribución revela a veces pautas sociales francamente interesantes…

10 comentarios

  • #001
    Germán - 26 Septiembre 2005 - 09:22

    ¿No te gustan los tebeos? Bueno, ahora son comics. Supongo que se pueden comprar on-line, pero hojear on-line es más difícil.

  • #002
    Enrique Dans - 26 Septiembre 2005 - 09:32

    Pues la verdad es que me encantan, pero pocas veces los compro en un quiosco. Mis dos últimas adquisiciones han sido un par de Astérix que no tenía, y me los he comprado uno en la sección de libros del Corte Inglés, y otro un día que me acerqué a la Casa del Libro de Gran Vía…

  • #003
    German - 26 Septiembre 2005 - 09:53

    Por un lado Asterix, Tintin, Blake y Mortimer, Corto Maltés, etc. tapa dura, formato grande, … Pero luego están Batman, los Vengadores, Spiderman, etc. tebeos que son como culebrones de super-heroes. Quizás no tienen condiciones para estar en librerías porque son casi de usar y tirar, fugaces, y tal vez dirigidos a otro público (aunque yo consumo de todo un poco).
    Si en los quiscos se venden colecciones de sacacorchos, de dedales, de las cosas más pintorescas y extrañas ¿cómo no van a vender juegos viejos de PC?

    Iré a ver qué puedo encontrar…

  • #004
    I.S. - 26 Septiembre 2005 - 10:03

    Hoy por hoy, La realidad es que siguen existiendo “stocks” de productos varios que no tendrían más salida que la destrucción a no ser, entre otras cosas, que se llegase a acuerdos para su distribución a través del canal kiosko (La asociación de quioskeros está que fuma en pipa ;-), por el espacio que les ocupa en sus “escaparates”)

    No sólo de juegos, también de cd√?Ňús de música, DVD√?Ňús, libros, etc. Hay varios ejemplos (Cd√?Ňús Operación triunfo, libros de Random House con revistas como Geo, Muy Interesante, Capital, etc.)

    Las grandes Editoriales y Distribuidoras, ven en ello un valor añadido para su producto tradicional (Que bonito queda dicho así, también lo ven como un gancho + para aumentar el número de ejemplares vendidos), sin un gran coste adicional, al aprovechar el canal de Distribución ya establecido, a la vez que un Gadget de bajo coste, al obtenerlo de los stocks sobrantes. Entiendo que son “sinergias” temporales y que cambiarán en el medio plazo, pero hoy por hoy, representa beneficios claros para todos los implicados.

  • #005
    gallegoh - 26 Septiembre 2005 - 10:11

    Enrique tu sospecha de canal de liquidación de saldos por mi parte está más que contrastada.
    En mi caso, me gustan los relojes y la pintura, y hago un especial seguimiento a las colecciones que cada otoño aparecen sobre el tema, y para mi desgracia (o ahorro :)) se repiten con bastante frecuencia.
    Otra colección que yo he seguido es una de libros de Julio Verne, que han lanzado en varias ocasiones.

  • #006
    Javi Guardiola - 26 Septiembre 2005 - 10:24

    El kiosco es el principal exponente del llamado canal impulso (y esta palabra lo dice todo).
    Antes se vendían baratijas (muñequitos de plástico, pistolas de agua, cartas,…)ahora son juegos baratos que la mayoría acaban en la papelera en pocos días.
    Además no toda la población puede comprar un juego que vale 50 ó 60 euros.

  • #007
    losotros - 26 Septiembre 2005 - 10:39

    no todo el mundo está tan conectado digitalmente como os creeis.

  • #008
    Iñigo - 26 Septiembre 2005 - 10:42

    No subestimes el poder del kiosko de la esquina – creo recordar que las primeras versiones de Contaplus se vendían en los kiskos por unas 5000pts (30 eurillos).

    ¿Qué Pyme podía resistirse entonces (cuando no había internet) a comprar a un precio tan bajo un programa que te llevase la facturación? en este aspecto estoy totalmente de acuerdo con el comentario de Javi Guardiola: el kiosko es compra por impulso.

    Sería interesante ver qué ocurre cuando alguien aplique “la estrategia contaplus” a un juego online que se venda en el kiosko… el negocio sería algo así como ofrecer una versión “desconectada” del juego, con posibilidad de pagar una pequeña cantidad para entrar en la versión en línea…

  • #009
    Jose L Fernandez - 26 Septiembre 2005 - 12:55

    Es un buen negocio
    Para la distribuidora no hay apenas coste marginal al llevar el “Larry II” además del Marca y otras cosas.
    Los kioskos se llevan más comisión por esto que por los periodicos, los sobrantes los devuelven y tan contentos
    Aunque para nostalgicos, recomiendo esta web http://www.worldofspectrum.org/emulators.html mi P910i ha entrado en una nueva dimensión y mis reuniones de trabajo ni os cuento…

  • #010
    AMRS - 27 Septiembre 2005 - 11:13

    Libros de Julio Verne… jajaja!!!! yo he intentado seguirla alguna vez, porque querría tener bastantes de los “raros”, y es imposible. Lo mismo me ha pasado con una serie que sacaron de Cuentos Completos de Asimov. La editorial, al preguntarles cuándo iban a sacar el tercer volumen, me dijo que no tenían los derechos. O sea, que completísima. Es indignante…

Dejar un Comentario

Los comentarios est√°n cerrados